Tuesday, September 30, 2008

EL ENIGMA INSONDABLE DEL DESEO...






*ILUSTRACIÓN de Mónica Russomanno. russomannomonica@hotmail.com






RONDA DE LAS ESTACIONES*



Un coro de ranas saluda al que viene desde lejos.
Tres rosas trae, para la reina,
Cubierto de cenizas llega, como el tiempo,
La espada reposa en el zaguán,
Verde amanece en la colina del estero.


Bajo la sombra serpentean los recuerdos,
Nadie les dio cobija en el otoño.
La reina duerme al conjuro de su encierro,
El vientre cubierto de hojas muertas,
Ay, del que acuda a perturbar su sueño.


La puerta de cristal se quiebra como hielo,
Él, tornándose manjar de bestias,
Saborea el placer de ser veneno,
Ausente de colores y de afanes,
Perdida memoria de otro invierno.


¿Dónde quedó el aroma de los velos,
El beso prometido, el hálito del polichinela?
Nadie lo recuerda, todo se torna cruel boceto.
La reina abre los ojos y sonríe,
De su capa caen flores de embeleso.


El coro calla, brota el agua del venero,
Fluye del ramaje una oscura eufonía…
Renace en el marjal la sombra del destierro,
Verano sabe más de lo que esconde,
El enigma insondable del deseo.



*de Marié Rojas tgrafica@cubarte.cult.cu
(indicar "PARA MARIÉ" en el asunto del correo)







EL ENIGMA INSONDABLE DEL DESEO...





Transparencia*



Hoy pude al fin
Ser cristalina
Sin presiones
Alcanzando a ser yo
Con mis errores
Fui navegando
A tientas
Como en un sistema
Sin pensar en los demás
Desabroché mis culpas
Dejé de lado la crueldad
De fingir y pude ser
Más azul con mis miedos.



*de Azul. azulaki@hotmail.com




*


Un sábado por la noche no es un día más,
es cuando sueño que entre las jangadas y el rio nos besa el agua.

Hay un irupé que flota en el vientre
y un par de medusas moviendo el silencio.
Es que esa luna que está sobre el agua,
es una rodaja o una rebanada
y te veo calmo,
y te llamo luego,
y te necesito tanto que te alcanzo.
Es cuestión de piel,
me visten palabras,
sus palabras calmas me llaman llovizna
y sus versos claros amigos del sueño,
vienen con su vino y durazno costero.
Muerden en silencio postales de noches
y plegarias dichas entre los abrazos.
Dejaré en mi sueño el tenerte pronto
dejaré un espacio breve de domingo
porque si no llegas
mi lágrima inquieta
buscará tu boca despierta
despierta...
Esta adolescencia de sábados locos
recorren mi sangre
con la furia fresca del beso y la boca.




*De Ana Lía Gattás. analia_gattasz@speedy.com.ar





*


Aprendí que morir será dulce
cuando el dolor sea un camino calmo
y mi sangre emigre al viento y los pájaros.
No sos una mujer que piensa
Sos un ángel que ama.
Bajo párpados
la memoria convoca
y los pájaros de tu lágrima
lloran cabizbajos.
Hay paredes y tormentas.
Hay montañas y cinceles.
Hay país y hojas y suburbios.
Hay una pena en cada batalla
amor.
En cada bandera.
Pellizco el borde del mantel
para ver si la mesa está dormida
o es la noche que al llorar baja espinas
y amarga eucaristía.
Mi último poema habitará la noche despeinada.
Tomaré del vino
sarmientos de viejas amalgamas
y un viento despreocupado
hará humedad en un recodo.
No expiro mi última palabra en lluvias urbanas,
sólo un sol perezoso fecunda en mi mano una nota descanso.
La larga brevedad de mis nostalgias
hace tormentas inacabables.
Le digo buenas noches en mi costado
cuando la sábana arruga cada noche.
Ya sin crédito
busco monedas y semillas
y frutas
y notas en la canción
y en las cejas de mis oídos
cabe un pájaro,
cabe su mano.
Esto dice que ya no hay más memoria,
entonces
abro mis brazos
y una bandada de ángeles gravita susurrando
amor...



*de ricardo mastrizzo.








Duelo oculto*



Su incipiente amor se vio cercenado por aquel trágico accidente. Ella quedó sola con trece años y una pena enorme. Todos su sueños y proyectos se esfumaron en un instante y a pesar del consuelo que intentaron darle sus padres y amigos, se encontró sola e impotente.

Se consideró viuda desde el primer instante y por tanto quiso guardar luto por él, pero en aquel pequeño pueblo no sólo sería mal visto, sino que la tomarían por loca. Decidió hacerlo de forma testimonial pintándose de negro la uña del dedo meñique con lo que, de esta manera, se ocultaba a las
preguntas indiscretas y podía llorar su pérdida.

Nunca se recuperó del trance y a medida que pasaban los años iba enfermando de pena deviniendo cada vez más enjuta y delgada. La familia la llevó a muchos médicos, pero ninguno sabía encontrar el motivo de su enfermedad.
Llegó un momento en el que, a causa de su debilidad, los desmayos eran cada vez más frecuentes y en uno de ellos, tuvieron que internarla porque no se recuperaba.

Cuando despertó vio con sorpresa que tenía una mano vendada y al consultar a los médicos el motivo de ello le contestaron muy sonrientes que al fin habían encontrado la causa de su enfermedad. Era por un hematoma que tenía en la punta del meñique imposible de curar, pero los doctores estaban seguros de que, al haberlo extirpado mediante una amputación, recuperaría la salud.



*de Joan Mateu joan@cimat.es








BAÑÁNDOSE CON LA MUERTE*

Historia policial



En los anales de sucesos policiales argentinos, este hecho figura no sólo como irresuelto; sino también como uno de los más misteriosos y macabros que se registren en tiempos recientes.
La señora Juliana vivía sola en un populoso barrio de la Capital, y se puso muy contenta cuando pudo alquilar el anexo de su propia y antigua casa, sin tener que hacer refacciones onerosas, sólo un repaso de detalles y una mano de pintura a las viejas paredes; a dos jóvenes estudiantes llegadas del interior, bonitas ambas y gentiles, que significaran en cierta forma una compañía para ella misma. Con el tiempo vio que ambas le resultaron chicas muy simpáticas, aunque quizás un poco introvertidas. Estudiaban en silencio, no hacían reuniones molestas ni ruidosas, entraban y salían sin molestarla, utilizando el pasillo de ingreso que compartían en parte, y casi todos los días se cruzaban y tenían algún breve comentario, o le pedían alguna cosa que ella les proveía con gusto.
La dueña de casa se fue encariñando con ambas, pero ese fin de semana, le reclamó a una de ellas por un atraso en el pago del alquiler, y que se conformó cuando le aseguró que ambas iban a recibir dinero dentro de un par de días; e iban a normalizarlo, a más tardar para el martes, o miércoles. Ocurrió que por alguna razón desde allí no volvieron a coincidir, ni en el pasillo, ni en la vereda, e incluso le llamó la atención el silencio del departamento, si bien nunca habían sido ruidosas para nada. El lunes y el martes vivó pendiente, a ver si se encontraban o las escuchaba, pero le pareció que no se justificaba golpearle la puerta; pero más de una vez se sorprendió pensando si las chicas no se habrían mudado en silencio y les habrían dejado los dos meses de alquiler de clavo.
El miércoles tampoco supo de ellas, así que siendo más de la media tarde se animó a llamar a la puerta, y por más que insistió no obtuvo respuesta. Ofendida sintió que confirmaba sus sospechas, y las muy mosquitas muertas la engañaron como a una tonta. Buscó la llave que guardaba en el llavero de la casa, y cuando iba abrir, pensó que quizás hacía algo que no debía; así que llamó a su vecino para que la acompañara, por cualquier cosa.
Sintiéndose más respaldada, abrió la puerta con decisión; pero la cerró inmediatamente dando un escalofriante chillido histérico de mujer horrorizada… El hedor era inmundo, denso, irrespirable… Ambos con los ojos desorbitados se miraron a punto de caer al suelo, con la boca abierta, jadeando, sin poder pronunciar una sola palabra.
Cuando llegó la policía, encontró los cuerpos de las dos chicas desnudas en la bañera, en avanzadísimo estado de descomposición. Según el forense hacía mucho más de una semana que habían muerto, si bien no podía precisar la fecha ni horario con exactitud.
Pero la señora juliana había visto ambas y hablado con una de ellas, ese sábado o domingo. Ahora lo precisaba mejor, fue el domingo antes del medio día, ya que estaba cocinaba un buen puñado de ravioles, con la intención de compartirlos con ellas, y luego quedó en nada, ya que le pareció incompatible con el reclamo tan material que le había hecho, y terminó comiendo parte de los ravioles sola como otros domingos… Pese a lo macabro de la situación, ella estaba en el fondo eufórica por ser el centro de atención de los investigadores policiales, y del mismo forense, que no podía entender lo que ya iba engendrándose como un caso misterioso.
El forense estableció que si era así cómo decía la mujer de la casa, podría haber ocurrido sólo dos cosas que justificara el grado de descomposición tan avanzado de los cuerpos, que llevaban sólo setenta y dos horas y tenían un estado equivalente a ocho o diez días de haber fallecido. Uno: envenenamiento; o dos: choque eléctrico.
En la primer hipótesis; ¿Podrían haber tenido un pacto suicida entre ambas? ¿Una araña venenosa u otra alimaña podría haber anidado en las viejas paredes, y picado inesperada y mortalmente? Lo que no era posible que eso le pasara a ambas. Revisaron exhaustivamente todo el pequeño departamento buscando algún recipiente, jeringas, o algo con que pudieron haberse envenenado. Nada. Ni residuos, ni rastros. Ni una pista.
Pasaban los días y la prensa, la televisión, iban agrandando el misterio, el país estaba pendiente y se sumaba ejerciendo presión sobre los investigadores, compuesto por distintas ramas de la ciencia policial.
Se fue haciendo fuerte la única hipótesis que se mantenía en pié, pero no alcanzaba a concretarse; una descarga eléctrica. No se encontró cables, alambres o metales que hubieran podido conducir la corriente fatal hasta la bañadera. Corría el tiempo, y no avanzaban mucho, estaban entrampados. Se fue ganando una nueva y novedosa idea; la de un salto por arco voltaico, donde la corriente, sin necesitar ningún cable o metal, saltara desde una caja de conexiones, que en la parte alta del baño azulejado se mostraba con la tapa desprolija, donde se apreciaban las puntas de los cables expuestas, con las viejas aislaciones de cintas resecas. El agua caliente de la ducha a la bañera, tras un buen rato, podía causar una saturación en el espacio por vapor, y eso ser el conductor que hizo posible la descarga. El arco voltaico habría cruzado el aire densamente vaporizado, electrizando la bañera, y las chicas; descargándose a tierra, y así consumado la tragedia.
Pero tampoco. Estudios posteriores demostraron que para producir un salto de más de dos metros, se hubieran requerido cientos de miles de voltios, y allí no había más que la familiar corriente de doscientos veinte.
El caso se fue olvidando, y tras años quedó en el olvido, o por lo menos con la investigación cerrada, como caso irresuelto.
A todo el misterio se le agregó algo que nadie pudo confirmar si era cierto: que de la morgue policial donde estaban depositados los restos, alguien había retirado los corazones. Algún rito satánico? Si bien se habló insistentemente de eso; también es cierto que terminó desestimándose.
A mi me sorprendía que no vieran la solución, que para mí estaba como un víbora a punto de picarlos. Pero no la vieron. Ganas tuve más de una vez de hacerles conocer a alguien de ellos, o a la prensa; que yo tenía una versión muy simple y que no podía creer que ellos no la hubieran visto.
Años después, Enrique Sdrech; un conocido periodista de la Tele visión, y analista policial, volvió a refrescar aquél triste y misterioso suceso. En varias audiciones, durante semanas. Yo tardé en decidirme, ya que en verdad no me animaba, hasta que conseguí su dirección de E-mail.
Escribí mi observación, tan elemental, que no podía creer que nadie la hubiera visto:
El vapor del agua caliente había, lógicamente mojado y empañado los azulejos, como cualquiera de nosotros ve en nuestro baño, máxime cuándo permanecemos un largo rato, tanto en el espejo, como en los recubrimientos de cerámica; produciendo una verdadera película de agua que chorrea por la pared. Lo que hizo, necesariamente, conducir la trágica descarga, desde las puntas peladas de los cables, hasta el agua de la bañera. Así de sencillo y suficientemente mortal.
Pero Enrique Sdrech no recibió nunca ese correo; porque lamentablemente, había muerto justamente aquella noche.



*Celso H. Agretti. celsoagr@trcnet.com.ar

27/09/08. Avellaneda, Sta.Fe








ORFANDAD*



Llegaste como un árbol gigantesco
antes de la anaconda y del caimán.
Te amparaba la noche, la penumbra y la sed de padre.
No lo sabía aún , pero venías de la idílica raza de la infancia.
Un soplo tembloroso
me arrojó a la umbría sombra de tus ojos.
Traías la fuerza del cardón y la obsidiana .
La pasión del monte enardecido.
Remolinos sedientos encendieron en vino
un circulo de sangre olvidado ,
la música de antaño, el canto mas antiguo.
Quedaron estaciones en blanco.
Un país de aguas turbias, rojos ríos de llanto.
Esa región ignota ¿Dónde estaba?
¿Quién encendía el vino?
¿Quién bebía en al aire los musicales sorbos?
¿Quién soplaba la consumida brasa de la piel de mi madre?
¿Quién eras cuando no eras?
Hechizo, incendio huracanado, quemazón en la roca
insólito esplendor de la rosa mosqueta.
Amanecer,
insaciable sed de gorriones morunos trasnochados.


¡Ah, tus ráfagas! Dionisio. Violento y apacible.


Atropella ciegamente la noche.
Su grito de orfandad es un cuchillo
que degüella los pájaros nocturnos.
Y estremecidamente, entiendo:
No tenemos arraigo,
ni padre,
ni madre.



*de Amelia Arellano arellano.amelia@yahoo.com.ar






Homenaje*


Los amigos y la familia de Horacio Rossi invitamos al acto de homenaje que le realizaremos el próximo sábado 4 de octubre a las 11 hs, frente a su domicilio, Bvard. Pellegrini 2936, en el cantero central del boulevard. Haciéndonos eco de uno de sus poemas

Ese árbol no tiene hojas
¡las flores!
lo sostienen en el aire.

plantaremos un lapacho rosado acompañado por una placa con el poema citado.
Comparten esta invitación SADE Seccional Santa Fe, ASDE, Taller literario La Madeja , El Arca del Sur, Taller Literario Paula Albarracín, La Urdimbre , Grupo Alephianos, los colegas y todos quienes disfrutaron de su cálida presencia.


*Enviado para compartir por Oscar A. Agú. cachoagu@yahoo.com.ar



*


Queridas amigas, apreciados amigos:


El domingo 28 de septiembre del 2008 presentaremos en la Radiofabrik Salzburg (107.5 FM), entre las 19:06 y las 20:00 horas (hora de Austria!), en nuestro programa bilingüe Poesía y Música Latinoamericana, música del compositor español Tomás Garrido. Las poesías que leeremos pertenecen a Christiano Withaker (Brasil) y la música de fondo será de Marcelo García (Argentina).
¡Les deseamos una feliz audición!


ATENCIÓN: El programa Poesía y Música Latinoamericana se puede escuchar online en el sitio www.radiofabrik.at
(Link MP3 Live-Stream. Se requiere el programa Winamp, el cual se puede bajar gratis de internet)!!!! Tengan por favor en cuenta la diferencia horaria con Austria!!!!


REPETICIÓN: La audición del programa Poesía y Música Latinoamericana se repite todos los jueves entre las 10:06 y las 11:00 horas (de Austria!), en la Radiofabrik de Salzburgo!


Cordial saludo!


YAGE, Verein für lat. Kunst, Wissenschaft und Kultur.
www.euroyage.com

Schießstattstr. 37 A-5020 Salzburg AUSTRIA
Tel. + Fax: 0043 662 825067



InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/

Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por Yahoo, enviar un correo en blanco a: inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar

INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a: inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar

Blogs para visitar:
http://incoiroencias.blogspot.com
http://www.metroflog.com/Lunanoconquistada
http://urbamanias.blogspot.com/
http://remontandosoles.blogspot.com/
http://zonamutante.blogspot.com/
http://www.metroflog.com/Exducere


Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.
Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.
La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor. Inventiva solo recopila y edita para su difusión las colaboraciones literarias que cada autor desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Monday, September 29, 2008

EN UN LENGUAJE QUE NADIE ENTIENDE...





*Ilustración de Freyja. freyja_walkyrien@hotmail.com













DESENCUENTRO*





Lentamente aprendo
a desencontrarme con la vida.
El universo está allí,
sé que soy parte de él
pero aún es oscuro
el espacio que me contendrá
definitivamente.
Estoy y no estoy con el otro.
Entre mi casa interna
y el afuera hay desajustes.
He comenzado a expresarme
en un lenguaje que nadie entiende.
Estoy rodeada de ojos asombrados
y de signos de interrogación fluorescentes.
Por momentos me da miedo
el arco iris de sorpresas
que bailotean delante de mí.







*de EMILSE ZORZUT. zurmy@yahoo.com.ar









EN UN LENGUAJE QUE NADIE ENTIENDE...







LA BUSQUEDA*



Los ojos de los hombres tras las rejas del viejo y derruido edificio miraban con resignación un mundo que les estaba vedado. Nadie sabía para que eran las rejas: para que no salieran o para que no entraran. Lo que debió ser un pomposo cartel de madera, ahora lucía descascarado, con algunas letras de bronce ennegrecidas por el tiempo y en el cual rezaba: C-INICA - EURO-SIQUI- T – ICA _ ORTE.
Un parque donde se confundía la vida vegetal de hombres y alamedas. Entre ellos Juan. Juan. La ficha con su diagnóstico era incompleto, con correcciones, nadie sabia desde cuando estaba, de donde venía, solo un nombre que alguien colocó por no dejar el espacio en blanco. Juan, el loco, el de mirada de asombro, el que cuando había sol miraba la luna y que cuando había luna dibujaba extraños soles verdes.
Juan, el profeta. El que predecía el futuro. Juan el de los rizos desordenados de oro y plata que era mirado por los cuerdos con conmiseración y por los locos con respeto. El que en invierno llevaba sandalias y en verano gruesas camisetas de frisa.
Los cuerdos miraban con preocupación, casi con desconfianza el círculo que formaban los locos alrededor de él, que, confiados, le escuchaban. Les hablaba de otro universo, de otro planeta, allí los hombres eran iluminados, de sus ojos salían melodías, de sus oídos azucenas y de sus bocas rojas rosas sangrantes de pasión.
“Todo lo que sea materia se transformará. Tendrán luz propia y serán inmortales eternos. Todos podrán ir pero deben encontrar su mitad.”
Cuando me contaron la historia los locos estaban serios y los cuerdos reían.
Juan, expectante al lado de ella.
Juan está loco de amor decían los gorriones, están enamorados maullaban los gatos. Está loco de remate decían los cuerdos.
Todo el día y muchas noches Juan estaba con ella, hablándole despacio o escuchándole.
También yo la observaba. Casi sabía de memoria su cuerpo duro, muslos largos y prietos, pechos que desafiaban al viento, Cabellera de oscura jungla ocre. Los brazos siempre abiertos, como esperando. Cara de virgen antigua. Leve comba en su vientre y un pequeño sol en la parte superior de su pubis.
La nieve comenzó a caer de noche, los pétalos helados cubrieron el parque, los gorriones volaron alborotados y los gatos no salieron a cazar ratones.
Los cuerdos, serios, no entendían el porque de la alegría de los locos. Juan yacía al lado de ella, cubierto de nieve, parecía una estatua más, su mano como al descuido, descansaba sobre el pubis de mármol.
"Al caerse, debe haberlo apretado" -Dijo el director.
Cuando quisieron levantar la estatua, la pequeña explosión asustó a los hombres. Sus muslos largos y prietos, sus pechos que desafiaban al viento, sus brazos abiertos, su cara de virgen antigua, volaron en mil pedazos, desintegrándose en partículas brillantes que parecían bichitos de luz.
En la mesa de la morgue, Juan, con su flaco cuerpo desnudo, iluminado por una extraña luz, parecía un niño. . Sorpresa y estupor en médicos y enfermeras.
El impacto me golpeó como un rayo.
No me sumé, por lo tanto, al desconcierto de médicos y enfermeros, al observar el pequeño sol que resplandecía como un amanecer en la fronda ingrávida de su pubis.
Me uní con tal desenfreno a la danza de los locos, que regresé en el tiempo; la risa, el baile y el llanto salían incontrolables, como lo fue el impulso que hizo que me sacara la chaqueta y me dirigiera al parque. Comencé la búsqueda... Me sentí invulnerable, inmortal, todo el tiempo era mío.




*de Amelia Arellano arellano.amelia@yahoo.com.ar








Penicilina*



*Por Sonia Catela. soniacatela@yahoo.com.ar




¿Y si se hubiera muerto por ese brote mortífero en la base de la nariz?
Antrax, diagnóstico el médico, ántrax, se admiró la tía Titi y agregó con dramatismo que una prima suya, Amanda, había sucumbido por la infección, sentencia de muerte antes de la penicilina, así que ella, la Nena, (como ominosamente la bautizan) respira y camina gracias a ese invento, Fleming, el primer antibiótico; se sube al ómnibus atestado, el gobernador ha firmado su indulto y ella liberada de la cuenta regresiva y la silla eléctrica, navega calle Córdoba renegando por los piropos que se abren como pajonales a medida que los atraviesa, y ya apenas si le queda una mancha rojiza en la zona cercana al labio, pero la mejilla se le ha deshinchado, directo al cerebro un escuadrón de soldados mortales, liquidados por el general Fleming, "viniste a horario, milagro" la abraza Marcos, y le da un empujoncito, frotándola ligeramente, "pensé que no llegaba con vida para el examen. Que no sé si de verdad estoy viva", "demasiado olor a Cortázar, querida", "si todavía no lo leí... Según la devaluación que nos aplica la profesora, Cortázar nos excede", se despiden, vuelven a encontrarse a la salida del colegio, un par de días seguidos, caminan abrazados: "A veces creo que todos estamos muertos, y me incluyo", "Dejá de abusar de la jerga cortazariana, Nena". Marcos ni siquiera recuerda lo que ella le mencionó. Lo
aburre. Lo irrita. Eso no la disuade de perseguir a tía Titi tras el identikit de Amanda. Morena, enamorada, aunque, mejor le caía "estado de noviazgo con fecha de consumación en boda", con quién, con un señor vecino del barrio, Rivas, del que consigue una entrevista con propósitos difusos, para un inexistente periódico escolar. El hombre la está invitando a pasar.
Se cree poeta. Todos se creen poetas. La acomoda en el living, a TV encendida, poca luz, hay que vigilar la cuenta de electricidad. "¿Quiere que le hable de Amanda Rojas? Francamente..." Rivas no la recuerda. Piensa que se trata de: "ah, sí, esa autora de mala literatura...". La Nena humilla a Amanda cediéndole al señor todo tipo de precisiones, la croquiñol con la que intentaba no parecer tan criolla, las acuarelas de rincones del barrio que pintaba, muerta en julio, ¿o se olvidó que iban a casarse en setiembre? Ah, ésa Amanda. Pasaron treinta años, señorita, se disculpa Rivas y se le van los ojos tras el partido de la Selección. "Cuénteme algo que yo no sepa sobre ella" le reclama pero, ¿y el poeta y su creación? ¿en qué quedan? ¿o no se concertó al encuentro para que él se loara con sus propias rimas?
Rivas exhibe el librito de autoedición encima de la mesa ratona, frente al sofá; lo enfoca significativamente. La Nena no acusa el mensaje. "¿Que le hable de Amanda? Pasaron treinta años", reincide Rivas y se desliza hacia un punto del asiento donde puede fingir que la atiende, pero no descuida el gol que mete la Selección. Ya no se acuerda de Amanda. ¿Y en su muerte? ¿Qué se
le daba en el hospital cuando no había penicilina? ¿Y el entierro? ¿Qué le escribió en la corona? El hombre hace tremendos esfuerzos. Empieza a inventar. Aprovecha para abrir el librito y leer una de las vulgaridades a las que llama poesías. Pero la Nena no lo atiende. La atrapa una foto de la colección que Rivas despliega sobre una chimenea de uso decorativo, (no hay que ensuciar la sala de hollín). "Es ella"; marca la cabeza que sobresale entre las de un grupo de muchachas. "¿Sí? Claro. Amanda". Ya no lo aguanta, planta la conversación, "¿y el artículo?" balbucea Rivas, "señorita, se olvida el libro que le autografié" trata de detenerla; ella mantiene el paso.
En La Piedad la aturde el epitafio que Amanda se creó para sí misma, "Antes o después", aquel mensaje último que resalta en la chapa oxidada y el florerito vacío.
Esa noche, en la vereda, toma cerveza con la tía, sentada cada cual en un sillón tijera. Titi le confía algo. "Para mí, ésos no se casaban. Amanda andaba en dudas. Y yo siempre la había cargado con..." y cuando va a ponerle rostro y sílabas a la identidad del otro amor de Amanda, lo guillotina: "sí, ...la cargaba con un muchacho del barrio" No aclara quién, se olvidó, asegura, pero se aleja con sus pensamientos como si los metiera en globos que volaran, distanciándose. El otro enamorado había decidido un encuentro definitivo, empujar a Amanda para que no la atropellara el error de ese matrimonio que venía a demasiada velocidad e iba a chocarla, pero entremos que se puso fresco, interrumpió la tía y plegó el sillón, chau hasta mañana.
Como si el fresco fuera una cuerda floja y caminar sobre ella entrañara peligro.
Tras días de acoso, Titi le confiesa, se le escapa la indiscreción. "Porque tu padre sí que se hallaba enamorado... "¿Mi padre?" La tía se sofoca, se retracta en lo que puede: "A lo mejor... ese romance coagulaba. A lo mejor no. Pero punto. No se puede pensar en lo que hubiera pasado. No pasó. Y no
se hable más el asunto". Portazo.
Por eso la Nena también se llama Amanda, salió como hija de nombres. ¿Y si lo interroga al viejo? Pero el pasado se cierra sobre sí mismo, hermético.
Cuando manipula a propósito viejas fotografías de aquella veinteañera delante del ex candidato, él pasa de largo, asunto que no le concierne. La Nena anuda las tapas del asunto y enfría especulaciones. Antes o después. ¿A qué se refería la otra Amanda con ese epitafio? ¿A la arbitrariedad de la muerte? ¿A un reencuentro con su padre? Antes o después. Sin embargo, muerta de largada.
A los abrazos, en el parque Independencia, se desahoga con Marcos sobre las llamativas coincidencias. Lo escucha: "Serías encantadora si no..." Si no hablara.
"Sabés qué. Ya no quiero seguir con esto, Marcos" .
"Me estás mirando con los ojos de ella; de aquella Amanda".
"Probablemente".
"Como sea, piba; me tenés podrido". La suelta.
La Nena alza el bolso. Se acomoda la blusa. Le permite que se quede con la última palabra, una donación que Marcos no se merece. Qué importa.
Tomando por Córdoba, se abre paso entre malezas de ardores verbales. Algunos le cosquillean casi un sí. "Gracias, Fleming", se le dedica por última vez al investigador, de cuerpo entero. Y tiene que leer a Cortázar, de todos modos. Pronto.
...


*Un episodio similar a éste se vivió en la década del 60, en el vecindario del barrio rosarino de Zona Sur.


*Fuente: Rosario-12
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/14-15393-2008-09-29.html








El niño*




Había una vez un niño
que era rubio como el sol,
con los ojillos azules
y con todo su candor,
nacido de una familia
feliz y un tanto precoz.


El padre era político,
de aquellos de profesión,
de los que tienen amigos
hasta debajo el colchón.
De los que hacen y deshacen
y arreglan la población.


La madre un ama de casa
de misa y de polisón,
de rosario los domingos
y de obras de caridad.
Con un alma tan sencilla,
¡Ay! que penita que da...
Y una tía de esas que hay
en toda familia unida,
que nadie sabe quien es
pero está en casa metida.


Nuestro niño, era muy bueno.
Iba a un colegio de curas
y como un Nazareno
evitaba las locuras.
Y era toda su afición
dibujar cosas bonitas:
Caminitos con casitas,
leones entre la selva,
camellos sobre la hierba,
señores con coche
de lujo y derroche,
señoras morenas
con ojos de penas...


El dibujo era toda su vida,
su forma de hablar.
De ahí el desastre
que voy a relatar:


Un día el buen niño
pintó un arbolito,
y en lugar del verde,
que era muy bonito,
las hojas pintó
de un rojo violento
que a nadie gustó.


Y al preguntarle
porque de aquel cambio,
el niño callaba,
y así preocupaba
más a la familia,
¿Tendrá un trauma oculto
pobre criatura?
¿Tendrá alguna fobia?
¿Una depresión?
¡ No es normal pintar
de rojo las hojas,
eso ha de indicar
cosas horrorosas... !


Ante tal problema
la familia unida,
Toma la medida
de afrontar el tema.
Buscar un psiquiatra,
alguien que lo oriente,
hay que ser paciente,
no meter la pata.
Un profesional
que muestre el camino
y que con buen tino
corrija su mal.


Se busca un doctor
sabio y afamado:
Para el bienamado
todo lo mejor...
Y empieza un buen día
la terapia ansiada,
buscando el motivo,
la desviación
y salvar al niño
de la situación.


Una sesión por semana,
aunque parece bastante
al ser una lacaiana
quizás el niño no aguante.
Pero al menos buscaremos
la razón de esta cosa.
¡Pintar de rojo las hojas!
Debe ser por un mal lance.


Al cabo de 100 sesiones
no encontramos el motivo
y tras muchas reuniones
escuchamos opiniones
de otro médico en activo


Eso es un trauma freudiano
de primera juventud,
que es cuando se fragua todo
y sale en la senectud.
Hay que buscar los motivos
al principio de la infancia.
Y el niño está hecho un lío:
Ahora ni pinta ni canta.


La culpa es de la niñera,
o la madre descuidada,
o de una cocinera,
o de una tata muy alta,
y también podría ser
de una tía
que vivía
en la casa con los tres.


La madre, preocupada.
El niño sin pintar.
El medico de almohada
sólo hace que facturar.
El padre desesperado;
¡Vaya trauma tiene mi hijo!
Ya no sé a quien me dirijo,
estoy todo despistado.


Hasta que un día, la tía,
toma al niño en un aparte,
y sentándolo en la silla
le pregunta por su arte.
“Mira niño, ¿que ha pasado
que antes pintabas de verde
las hojas del arbolito
y ahora usas el rojo?
¡Eso es que estas malito!
¿Qué es lo que ocurre mi bien?
El niño la mira fijo:
“¿ Era éste el gran problema?
Podían haber preguntado...
Pinto las hojas de rojo
porqué el verde se ha acabado”




*De Joan joan@cimat.es







Pensemos en "Playboy"*



Playboy en el caso de la valija, o cómo en los temas menos pensados se deja ver una derrota en la batalla cultural.



*Por Sandra Russo


Al escándalo de la valija no podía faltarle una chica Playboy. Ya había pasado con una pulposa compañera de los sin techo brasileños. Y aunque María Luján Telpuk tenga techo y un ex trabajo seguro pero embolante, comparte con la sin techo brasileña haber lanzado señales de humo erótico desde las
páginas de política de los diarios de sus respectivos países. En el caso brasileño, es posible una lectura específica, ya que la marca Playboy tiene connotaciones muy fuertes. Aunque debe haber habido algunos compañeros de la pulposa que le deben haber advertido que estaba prestándole el cuerpo a un sistema de signos en el que también se inscriben todas las pestes capitalistas, la mayoría de ellos debe haber festejado "llegar" a la tapa de Playboy. "Mostrar" qué hembras hay en sus filas. Cierto orgullo confesado o no debe haber recorrido a muchos sin techo que estaban siendo representados en la tapa de una revista erótica norteamericana por una de sus mujeres, desnuda, vuelta objeto de deseo de hombres capitalistas. La lógica de barrio aplicada. Los movimientos políticos no le prestan mucha atención a la idea que tienen de los cuerpos de sus mujeres. Hombres y mujeres. Eso implica otros debates. Pero sobre los movimientos o partidos políticos
latinoamericanos. Porque nuestras hermanas latinoamericanas son nada menos que las latinas, el nuevo objeto de deseo yanqui.
En el caso de Telpuk, las cosas son muy distintas. Comparten sí la vía a través de la cuál "llegan" a Playboy, esa usina que Playboy tiene abierta siempre, y que le permite ofrecerle al lector las fotos de desnudos "cuidados" más famosas del mundo, pero con el plus de que estos cuerpos arrancados de otros ámbitos son cuerpos virginales en el sentido de estar desnudos a cuatro colores para consumo opcional de millones de lectores. La mayoría de las chicas Playboy ha estado desnuda desde mucho antes. Estos
cuerpos traen no sólo una primera vez, sino también y sobre todo la idea de que una oferta económica de Playboy y su tapa pueden cambiarles la vida: son cuerpos cuyas dueñas necesitan que sus vidas cambien. No es una aspiración femenina generalizada salir en pelotas en la tapa de Playboy. Es un síntoma, más bien, de un tipo de mujer que busca un atajo. Playboy, así, "compra". La operación simbólica es prostibularia.
El caso de la valija debe tener para los norteamericanos una connotación como la que tenían esas películas de Emilio Disi haciendo de detective. La estructura narrativa de una porno sin sexo. Ya tenemos dos personajes femeninos: la secretaria y la policía aeronáutica. De eso se ocupa Playboy:
de captar situaciones con un morbo invisible, y hacerlo un desnudo.
Lejos de los tiempos de Para leer al Pato Donald, que se devoraba en las universidades de los '70, el imperio no ha dejado de tender sus increíbles tentáculos disciplinarios sobre episodios menores o mayores del mundo hispano, poblado de hembras latinas con curvas y tetas igual de hechas que las norteamericanas, pero con mejor caída.
Esto es probablemente causa del protagonismo hispano en Estados Unidos. Ya ha creado un dialecto, el spanglish. Pero también como grupo mayoritario imponen estándares de belleza. Hemos perdido innumerables batallas culturales frente al discurso imperialista, y nuestras relaciones con el cuerpo y el erotismo no escapan a lo que fue entregado en esas derrotas. Los ciudadanos urbanos de las grandes ciudades de América latina somos sujetos identificados con los habitantes de Nueva York. Sus gurúes sobre el bienestar son best sellers, mientras los ataques de fobia y de pánico llueven como garúa. En materia del respeto por nuestros cuerpos y de nuestro erotismo, hemos perdido incontables veces en la famosa batalla cultural.
Pero ahora, lo latino es bello. Los latinos viven pobremente, pero se han colado en Hollywood. El estándar latino de belleza hechiza por su desmesura, por su promesa de descontrol, por romper el modelo de la hembra andrógina de la moda, ése que le propone cuerpos sin carne y sin deseo. El hecho es una buena oportunidad para ponerse a pensar en estas cosas. Avisé.



*Fuente: Página/12
http://www.pagina12.com.ar/diario/mitologias/27-112429-2008-09-29.html







Homenaje*


Los amigos y la familia de Horacio Rossi invitamos al acto de homenaje que le realizaremos el próximo sábado 4 de octubre a las 11 hs, frente a su domicilio, Bvard. Pellegrini 2936, en el cantero central del boulevard. Haciéndonos eco de uno de sus poemas

Ese árbol no tiene hojas
¡las flores!
lo sostienen en el aire.

plantaremos un lapacho rosado acompañado por una placa con el poema citado.
Comparten esta invitación SADE Seccional Santa Fe, ASDE, Taller literario La Madeja , El Arca del Sur, Taller Literario Paula Albarracín, La Urdimbre , Grupo Alephianos, los colegas y todos quienes disfrutaron de su cálida presencia.


*Enviado para compartir por Oscar A. Agú. cachoagu@yahoo.com.ar



*


Queridas amigas, apreciados amigos:


El domingo 28 de septiembre del 2008 presentaremos en la Radiofabrik Salzburg (107.5 FM), entre las 19:06 y las 20:00 horas (hora de Austria!), en nuestro programa bilingüe Poesía y Música Latinoamericana, música del compositor español Tomás Garrido. Las poesías que leeremos pertenecen a Christiano Withaker (Brasil) y la música de fondo será de Marcelo García (Argentina).
¡Les deseamos una feliz audición!


ATENCIÓN: El programa Poesía y Música Latinoamericana se puede escuchar online en el sitio www.radiofabrik.at
(Link MP3 Live-Stream. Se requiere el programa Winamp, el cual se puede bajar gratis de internet)!!!! Tengan por favor en cuenta la diferencia horaria con Austria!!!!


REPETICIÓN: La audición del programa Poesía y Música Latinoamericana se repite todos los jueves entre las 10:06 y las 11:00 horas (de Austria!), en la Radiofabrik de Salzburgo!

Cordial saludo!


YAGE, Verein für lat. Kunst, Wissenschaft und Kultur.
www.euroyage.com

Schießstattstr. 37 A-5020 Salzburg AUSTRIA
Tel. + Fax: 0043 662 825067



InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/

Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por Yahoo, enviar un correo en blanco a: inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar

INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a: inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar

Blogs para visitar:
http://incoiroencias.blogspot.com
http://www.metroflog.com/Lunanoconquistada
http://urbamanias.blogspot.com/
http://remontandosoles.blogspot.com/
http://zonamutante.blogspot.com/
http://www.metroflog.com/Exducere


Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.
Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.
La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor. Inventiva solo recopila y edita para su difusión las colaboraciones literarias que cada autor desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Sunday, September 28, 2008

HAN HECHO NIDO LOS ADIOSES...





*Ilustración de Ray Respall Rojas tgrafica@cubarte.cult.cu
-Indicar "para Ray", en el asunto del correo.






EXODO I*




En mi casa pueblo han
hecho nido los adioses,
aleteos de pájaros sombríos
desdibujan al sol en una aureola gris.
Se han marchado todos. Los hombres, los pájaros, el río.
Los árboles en desdichada sed, con su alma de niño,
sin preguntas, los siguen.


En mi casa pueblo anidan en escombros
herencias del ayer.
Algunas flores quedan sobre las tumbas quietas
abonadas por el polvo de los que no se van
porque se fueron.


En mi casa pueblo ya no queda nadie.
Solo las calles, largas avenidas de lamentos.
Allá, a lo lejos, donde acaban los sueños,
el viento, piadoso, desliza sobre el pueblo
la señal de la cruz.



*de Amelia Arellano arellano.amelia@yahoo.com.ar







HAN HECHO NIDO LOS ADIOSES...






PASTEL DE NATA*




Hay quien dice que Dios no juega a los dados, que vengan y me lo repitan ahora, después de lo que acabo de vivir.

Me encontraba en casa con una de esas amigas que nos tocan por karma, de las cuales no sabemos ni cómo nos las ganamos ni cómo podremos desembarazarnos de ellas algún día. A veces se pierden un tiempo y decimos "ya, nos libramos", pero qué va. cuando menos lo esperamos, o mejor, cuando decidimos tomarnos una tarde libre para escuchar música bien bajito y leer ese libro tan requetebueno que estamos aplazando, nos tocan el timbre y nos anuncian que vienen para quedarse hasta la hora de la cena.

Para colmo esta amiga es pavosa en toda la extensión posible de La Pava. Gafe a la máxima potencia. Hay que tener mucho cuidado con ella, porque llega observando todo y si descubre algo nuevo, digamos, mi equipo de audio - el que había encendido para escuchar música bien bajito -, me suelta "¡Qué reproductora más soberbia!" y añade "Ojalá que la disfrutes, porque a veces salen un poco falsas". ahí mismo para el equipo de funcionar. Es de aquellas personas a quienes les comentas que tienes una salud de hierro y terminas ingresado, o a quienes les dices que en la cama con tu marido te va de maravillas y te tornas frígida de la noche a la mañana. Una vez - fue de esos errores imperdonables que a veces cometemos y que no tienen vuelta atrás - le dije que en mi familia todos eran longevos y ya sé, desde entonces, que me aguarda una muerte temprana.
Volviendo a la escena, estaba en casa con mi amiga, pesando muy bien las palabras de la conversación para no ser víctima de sus agüeros, cuando llaman de nuevo a la puerta. Era mi tía Finita, la persona más dulce, amable e inocente que pueda imaginarse; portando una fuentecita con un trozo de pastel de nata.
Le abro, la abrazo con cuidado de no volcar el contenido de su fuente, que se ve muy apetitoso, la invito a pasar, entra ella y, sin percatarse de la presencia funesta de Isolalia - mi amiga, no podía llamarse de otro modo -, me dice con la mejor de sus sonrisas:
- ¡Ay, mi sobrinita! ¡Si ves lo que me ha pasado! Estaba en la casa pensado "tengo ganas de comer dulce, tengo unas ganas desesperadas de comer cake de nata" y se me ha aparecido el vecino de los altos, el panadero, nada menos que con un cake de nata de regalo. Le digo que no es mi cumpleaños ni estoy celebrando nada y ¿sabes que me dice? Pues que al ir a cerrar la panadería vio en la vidriera de la dulcería de al lado el pastel y pensó en mí; como todo el mundo sabe que me gustan los dulces finos y yo era tan amiga de su difunta madre - toma un respiro y prosigue, emocionada -. Se cumplió mi deseo y
vine a hacerte el cuento y compartir contigo un pedacito de mi buena suerte.
- Perdiste el millón de dólares - dijo Isolalia, sin inmutarse, dejando a mi tía de una pieza y a mí pensando en qué sucedería al comernos el pastel.
Lógicamente, no explicó nada, a pesar de nuestras miradas interrogantes; por tanto nos vimos obligadas a preguntarle qué era aquello del millón de dólares y qué diablos tenía que ver con el pastel de nata de mi tía.
Ella, muy parsimoniosa, nos explicó:
- A todas las personas nos llega un día en que somos escuchadas por Dios, una especie de cita con él. A la mayoría los coge por sorpresa, pero si estamos preparados, nos concede un deseo. Y fíjate que no hablo de los místicos ni los santos, sino de nosotros, los comunes. Nunca se sabe cuándo nos va a tocar, es una vez en la vida y nada más, lo importante es que a todos nos llega, sin previo aviso, y hay que estar preparados.
- Iso, ¿quieres decir que el pastel de nata de mi tía se lo regaló Dios y no el vecino? - le solté, bien molesta, mientras mi tía se persignaba y daba las gracias al Altísimo por el milagro.
- Eso digo. Hoy, a esa hora en que ella estaba concentrada pidiendo un dulce, le tocó su turno para la entrevista con el Altísimo. Claro, perdió prácticamente su oportunidad, imagina cuántas cosas pudiera haber pedido en ese momento, lo que fuera, le hubiera sido concedido por la gracia divina.
- Yo estoy muy feliz con mi cake - dijo mi tía, ya no tan sonriente, buscando mi aprobación con la mirada.
- Claro que sí - fulminé a Isolalia con la mirada, ya no iba a hacer falta comernos el dulce para indigestarnos, lo que comiera ese día era seguro que me iba a caer mal - ¿No ves que está contenta con su cake?
- Puede ser - siguió doña Pava -, pero imagina por un momento, Josefina, ¿no te hubiera gustado tener algo más? No me digas que no tienes sueños, ambiciones, algo que siempre has deseado hacer y no has podido.
Mi pobre tía pensó por unos instantes.
- Me gustaría pasarme una semana en un hotel en la playa de Acapulco, o viajar a París, o arreglar las goteras de la casa. es que son muchas las cosas que uno desea, si se pone a verlo así.
- ¡Exactamente! - gritó Isolalia poniéndose en pie y caminando hacia su víctima, que por poco deja caer la fuente - Son muchas cosas, pero todas, o casi todas, se resuelven con dinero. Por eso, si uno está todos los días pensando "Quiero tener un millón de dólares", cuando te llega tu cita con el Todopoderoso, él te escucha y te lo da, lo mismo da que te aparezca una herencia, que te ganes la lotería, que un concurso de belleza, pero el millón de dólares viene y con él te sobra para arreglar la casa, ir a la playa, a
París, o a donde te venga en gana. Por eso yo todos los días me mantengo firme en el mismo pensamiento, si tengo deseos de comerme un dulce, por urgentes que sean, pienso "Ojalá tuviera un millón de dólares para comprarme un dulce", si quiero ir a Acapulco es "Ojalá tuviera ya el millón de dólares." , y así
sucesivamente. No importa cuándo me toque: yo estoy preparada.
- O sea que. - aún mi tía quería que se lo confirmaran, de veras que hay gente masoquista en este mundo.
- ¡Nada, mi amiga! - soltó esa risita sarcástica que usa cuando me rompe un efecto electrodoméstico con la mirada - ¡Que acabas de perder el millón de dólares que te tocaba!
Ahora díganme que hago. Por un lado tengo a mi tía Finita, con lágrimas en los ojos, todavía con el trozo de pastel de nata en la mano - total, ya nadie quiere ni probarlo -, murmurando acerca de los millones de cosas que pudiera haber hecho con el millón de dólares; creo que anda en este momento por la necesidad de cambiar de quiropodista, porque a este sólo va porque le queda cerca, pero hay uno mejor que si ella tuviera un auto, o pudiera pagarse un taxi, "todo por ser tan glotona y pedir el maldito cake".
Por otro lado, Isolalia, la súper Pava que no sé en qué momento me gané en otra rifa celestial destinada a jugarte malas pasadas, anda farfullando "Lo mejor de todo, o lo peor, es que nada más te conceden la entrevista una sola vez".

La verdadera jugarreta de Dios no estuvo en darle el pastel de nata a mi tía, sino en colocarle a Isolalia en el camino.




*De Marié Rojas tgrafica@cubarte.cult.cu
(indicar "PARA MARIÉ" en el asunto del correo)
-Del libro Tonos de verde. Editorial Drac, Mallorca, 2004 y 2005 (reedición)







EXODO II*



Guarda esa congoja, amor. La rosa está de luto.
Ellos se han ido.
Quedan sus nombres y un territorio ausente.
No hay nada.
Ni siquiera el miedo en la pupila muerta de la tarde
No hay ancestros ni dioses,
solo adioses.
Está el sol, siempre el mismo, pero otro sol.
Es tibia caricia que desgrana el alba
pero también castigo que deshace la luna y la memoria.
Está el viento, otro viento, el mismo viento
Pero la brújula del tiempo ha enloquecido
y rota, gira, en un círculo sin edad,
y sopla el viento, piadosamente sopla.
Es en vano.
Para que las sendas caminen deben saber al menos
adonde van los pies.
Guarda esa congoja amor. Ellos ya no están.
Tampoco yo.



*de Amelia Arellano arellano.amelia@yahoo.com.ar







CHRISTIAN ARNSPERGER FILOSOFO Y DOCTOR EN ECONOMIA

"Las vías de salida a la economía capitalista son, sobre todo, existenciales"*



El capitalismo actual se presenta como una nueva forma de espiritualidad errónea y las personas buscan en el consumo y la competencia, compensar la conciencia de la finitud.



*Julio Sevares. jsevares@clarin.com



La economía capitalista no es, al menos no solamente, un sistema de relaciones sociales o un ámbito de intercambio de bienes. Es una realidad existencial. Y en esa dimensión de la realidad hay muchas cosas que no funcionan bien, que conducen a las personas a una frustración sin salida. En esta línea reflexiona Christian Arnsperger, Doctor en Ciencias Económicas belga de la Universidad de Lovaina, dedicado al estudio de la filosofía de la economía, la ética económica y la economía institucional.Para Arnsperger las personas buscan, infructuosamente, satisfacer necesidades existenciales a través del consumo y la competencia, dos caminos que no conducen hacia el objetivo buscado. ¿Es un problema del sistema o de las personas? ¿Existen otros caminos más apropiados? Sobre estos temas se explaya, en perfecto castellano, el economista-filósofo, que visitó la Argentina para asistir a varios encuentros con economistas y empresarios y a presentar su libro "Crítica de la existencia capitalista", editado por Edahsa.

¿Qué significa que la economía es una cuestión existencial?
Las cuestiones más importantes relativas a la economía muchas veces no son cuestiones económicas, sino existenciales; o sea, la economía es un lugar en el que se puede vivir la búsqueda del sentido de la vida. De hecho es un lugar más, en el cual se busca, para bien o para mal, el sentido de la vida. Es decir, no se busca dinero por sí mismo, sino para lograr algo más, para desarrollar un sentido existencial.

Algo que no es de lo material.

Creo que sí. Porque el capitalismo no es materialista, es un intento espiritual. No en el sentido religioso solamente, es espiritual en el sentido de tratar de superar la materialidad. El problema es que en la vida económica tratamos de superar la materialidad del cuerpo, del disfrute, con la fabricación y la distribución de cosas materiales y eso nos lleva a una frustración. Después de esa búsqueda, siempre queda esa impresión de que falta algo. Es decir que tratamos de lograr una completud, de llenar un vacío existencial con la acumulación de objetos, con el consumo.
Exactamente. Yo pienso que el sentido profundo de la vida es tratar de llenar este hueco. No soy de los que dicen: Es imposible, el hombre tiene que aceptar la finitud de una vez por todas, no tiene otra salida. Pero sí creo que esa manera económica, capitalista, de tratar de llenar el hueco no funciona. Todas las tradiciones espirituales plantean esto. Pero lo notable es que el capitalismo actual se presenta como una nueva forma de espiritualidad errónea y creo que es urgente replantear ese tema, esa frustración.

Una corriente de interpretación, como la de Weber, sostiene que para el protestantismo, al menos para una parte del mismo, es posible la realización personal y espiritual a través de la participación en el mundo de la economía. Así es, pero la parte más oriental y latina del cristianismo no siente de esa manera. La idea de que la salvación pasa por el mundo está mucho menos presente en el cristianismo ortodoxo y católico que en el protestantismo. En el catolicismo hay una idea de que tenemos que estar en el mundo pero no ser del mundo. Y mientras en el protestantismo hay una valoración del enriquecimiento, en el catolicismo impera más bien una valoración de la pobreza. pero de una pobreza elegida.Y en el capitalismo hay pobreza pero no elegida. ¿Cómo ubicarse ante ese problema?

Esto es muy importante. El capitalismo produce pobreza, miseria. Una pobreza espantosa. ¿Por qué? Porque la gente que genera la riqueza pone adentro de esa riqueza tanto sentido existencial, es su razón de vivir, que no quiere compartir eso.

¿Compartir es como resignar una parte de la vida?

Exactamente. Tanto el cristianismo como, por ejemplo el budismo, están a favor de una pobreza elegida. Es algo completamente diferente de la pobreza inevitable. La pobreza elegida supone que dejamos de lado la búsqueda de completud a través de lo material. Y fíjese, uno ve gente rica que en realidad son pobres: son pobres ricos. O ricos pobres. Somos cada vez más pobres espiritualmente y psicológicamente porque esa huida hacia adelante nos empobrece, porque esa lógica de llenar el vacío con el consumo no da lo que promete.

¿Es una forma de alienación, de extrañamiento de la conciencia, para usar un viejo término?
Atención, porque el concepto de alienación presupone que yo como filósofo, no estoy sujeto a esa alienación, y que por lo tantopuedo ser conciente del problema y que conozco la verdad. Y entonces, como no alienado, se lo que es mejor o por para la gente. Yo no estoy de acuerdo con esa posición. Pero, por otra parte, si suponemos que no hay alienación, tenemos que decir que todo lo que pasa es natural, y adoptar una posición fatalista o cínica. Por eso, aunque no podamos decir, desde una hipotética verdad, que es lo que es bueno o malo para unos y otros, creo que puede plantearse la cuestión: ¿es esta la manera justa de vivir o no? Y también creo que si la actitud ante los problemas existenciales fuera otra, si no se buscara en el consumo o la competencia la respuesta a esos problemas, no habría tanta desigualdad, tanta violencia económica, tanta destrucción de vidas.

Otra de las dimensiones del problema existencial, que Ud. trata en su libro, es la de la alteridad, el tema de la relación con el otro.

En relación a eso creo que el temor de la muerte, de la finitud, y el temor del otro son dos componentes característicos y vinculados. Tememos que el otro viole mi esfera de existencia. Hobbes y otros en el liberalismo vieron a la desconfianza y el miedo del otro como una elemento central de las relaciones humanas y sociales. Por eso, en la concepción liberal, el sistema económico tendría que mantenernos a distancia. Un dicho francés dice, "tenemos que estar a mano y en paz". Y, de hecho, el sistema económico promete la separación de los seres humanos, pero no lo realiza. Por el contrario, hay una relación de violencia, de subordinación. En esta órbita entra el problema de la competencia. Por ejemplo, se sostiene que la competencia es una forma equilibrante relación, pero la lógica última de la competencia es destruir al otro. También se sostiene que triunfar en la competencia es prestigioso, pero compitiendo en lugar de obtener prestigio se obtiene odio. La lógica de la acumulación competitiva tiene algo contradictorio. No puede dar lo que se busca.

¿Entonces Ud. plantea una crítica del capitalismo?

Sí, pero mire, mi crítica del capitalismo no es una crítica clásica, del tipo el sistema es culpable de todo. Creo que tenemos que hacer una crítica antropológica del capitalismo. O sea, nosotros somos los que le pedimos al capitalismo, o al sistema económico en general, que nos dé esta ilusión de satisfacción. En lugar de resolver nuestro problema de fintitud a nivel particular. El capitalismo es un sistema genial si sabemos manejar nuestro problema de finitud sin buscar la completud en el consumo o la competencia. Si es así, el capitalismo es el menos malo de los sistemas, como la democracia es el menos malo de los sistemas políticos.
Ud. plantea también el dilema del deseo de reconocimiento en las relaciones humanas.
Claro, ese deseo de reconocimiento es un punto central en las relaciones humanas. Un antropólogo francés, René Girard, trabajó sobre el tema del deseo mimético, sobre el hecho de que hay, claramente, un aspecto especular en la mirada del otro. El caso es que buscamos en ese otro un reconocimiento que nos cubra el vacío. Pero, como sucede con la búsqueda a través de los objetos materiales, esa búsqueda conduce a la frustración, porque el otro no me puede dar la infinitud.
Yendo a algo más concreto y reciente. Las sociedades de los países de Europa del Este que salían del socialismo se lanzaron hacia el capitalismo en busca de un mundo mejor. ¿Cómo ve este fenómeno desde su sistema?

Creo que el problema con los países del Este, es que el modelo marxista que trataron de desarrollar es tan materialista como el capitalismo. Si creemos que el hombre es un productor o trabajador que vive de la materia, el marco existencial es el mismo. Salvo que el capitalismo funciona mejor en el aspecto productivo y genera más oportunidades, más ilusiones. O sea, esa búsqueda de los países del Este no es una sorpresa en sociedades que vienen de un sistema económico planificado económicamente, pero que nunca promocionó el desarrollo de una trascendencia no materialista. Además promovió una trascendencia espiritual en forma autoritaria, a través del dogma.

Entonces, ¿que se puede hacer para elaborar esa angustia constitutiva adentro del capitalismo?

Eso todavía no lo termino de escribir. Lo único que puedo decir por ahora es que no va en la dirección clásica de la militancia de izquierda porque creo que además de una militancia política, lo que necesitamos, y esto no suena muy moderno, es volver a prácticas al estilo de los ejercicios espirituales, para desconectarnos de la búsqueda del sentido de la vida a través de la riqueza, o del reconocimiento del otro. O sea, tendremos que encontrar un equilibrio entre el activismo político y lo que yo llamo el activismo existencial, que es trabajar sobre sí mismo, pero no para desarrollar una pequeña esfera individualista sino para crear ejemplos de una vida post-capitalista posible. Yo pienso que el sentido profundo de la vida es tratar de llenar el hueco existencial y que procurarlo a la manera económica capitalista conduce a la frustración. Todas las tradiciones espirituales plantean esto.

Copyright Clarín, 2008.


Señas particulares
Doctor en Ciencias Económicas se especializó en epistemología y filosofía de la economía y en ética económica.
Nacionalidad: Belga
Actividad: Profesor en la Universidad Católica de Lovania.

Textuales
"Las cuestiones más importantes relativas a la economía, muchas veces no son cuestiones económicas, sino espirituales"
"Tememos que el otro viole nuestra esfera de vida. Como plantea el pensamiento liberal, el miedo y la desconfianza son elementos centrales en las relaciones humanas"
"Si creemos que el hombre vive de la materia, el marco existencial es el mismo, en el socialismo y en el capitalismo. El socialismo es tan materialista como el capitalismo"


Capitalismo, inmigración y xenofobia

El temor a la inmigración que se ha instalado en Europa, ¿es una manifestación del temor al otro?
El economista belga Christian Arnsperger responde: "Para las empresas no, porque la inmigración las beneficia porque les proporciona una mano de obra poco costosa, y les permite presionar a los demás trabajadores, convirtiendo su fuerza de trabajo en un flujo "flexible" y "adaptable". Por ese mecanismo, la lógica del capitalismo crea competencia entre los trabajadores y, haciendo abstracción de los factores de pura identidad cultural que también influyen en el comportamiento de la gente, induce un temor del otro en los trabajadores. Es que los trabajadores temen perder lo que lograron, ya que están también obsesionados por el consumo, porque tienen un sentido materialista de su vida. Otra manifestación del temor del otro es la xenofobia. Creo que para ser justos, debemos decir que el capitalismo no crea la xenofobia, pero sí que la refuerza cuando hay poco trabajo y mayor temor por la pérdida de los bienes con los que se intenta cubrir el vacío existencial. Es sintomático que el temor por la inmigración es más fuerte en las regiones más ricas, donde hay menos inmigración pero donde el acervo de riqueza "amenazada" es mayor".



*Fuente: Clarín
http://www.clarin.com/suplementos/zona/2008/09/28/z-01769489.htm









XIII*




En el cielo
rugían los aviones
sin pájaros
sin nubes.
Sólo esos pájaros
de acero refulgente
que obstruían el sol
y enceguecían
rostros
asombros
miserias
pajaritos.


*De Jorge Isaías. jisaias46@yahoo.com.ar
-Fuente: El vuelo de la abeja. Ciudad Gótica. 2008






Correo:


ARTE Y ARTISTAS EMERGENTES II*

(Octubre 2008)

En virtud del éxito de público, crítica especializada y calidad en la participación artística de la edición anterior.
Atelier-Espacio de Arte Ponce Boscarino, convoca interesados a participar de la muestra multidisciplinaria

“Arte y Artistas Emergentes” II

Su objetivo es la promoción de nuevos artistas y tendencias, estimulando la participación y la creatividad.
Considerando asimismo que la apertura y democratización de oportunidades permite al público y expertos actualizar sus evaluaciones en el ámbito de las artes plásticas.

“Solo la OBRA define al autor”

-Basándose en esta premisa se realizara la curaduría de la muestra que no exige presentación curricular-.

Lugar

Salas A y B del espacio de Arte Ponce Boscarino Buenos Aires
(“Bartolomé Mitre 1575 local “A” Pasaje la Piedad ) TEL. - 43724518

Recepción de obras 16 de Octubre de 2008 de 15 a 20 hs.

Inauguración: 22 de Octubre 2008 a partir de las 19 hs.
Clausura: 7 de Noviembre de 2008 a 17 hs.

Visitas con entrada libre y gratuita de lunes a viernes de 15 a 19 hs.


Curadora: Esc. Daniela Ponce Boscarino
Mayor Información, Bases y Condiciones:
www.ponce-boscarino.blogspot.com

contact@ponceboscarino.com



*


Queridas amigas, apreciados amigos:


El domingo 28 de septiembre del 2008 presentaremos en la Radiofabrik Salzburg (107.5 FM), entre las 19:06 y las 20:00 horas (hora de Austria!), en nuestro programa bilingüe Poesía y Música Latinoamericana, música del compositor español Tomás Garrido. Las poesías que leeremos pertenecen a Christiano Withaker (Brasil) y la música de fondo será de Marcelo García (Argentina).
¡Les deseamos una feliz audición!


ATENCIÓN: El programa Poesía y Música Latinoamericana se puede escuchar online en el sitio www.radiofabrik.at
(Link MP3 Live-Stream. Se requiere el programa Winamp, el cual se puede bajar gratis de internet)!!!! Tengan por favor en cuenta la diferencia horaria con Austria!!!!


REPETICIÓN: La audición del programa Poesía y Música Latinoamericana se repite todos los jueves entre las 10:06 y las 11:00 horas (de Austria!), en la Radiofabrik de Salzburgo!

Cordial saludo!


YAGE, Verein für lat. Kunst, Wissenschaft und Kultur.
www.euroyage.com

Schießstattstr. 37 A-5020 Salzburg AUSTRIA
Tel. + Fax: 0043 662 825067



InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/

Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por Yahoo, enviar un correo en blanco a: inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar

INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a: inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar

Blogs para visitar:
http://incoiroencias.blogspot.com
http://www.metroflog.com/Lunanoconquistada
http://urbamanias.blogspot.com/
http://remontandosoles.blogspot.com/
http://zonamutante.blogspot.com/
http://www.metroflog.com/Exducere


Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.
Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.
La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor. Inventiva solo recopila y edita para su difusión las colaboraciones literarias que cada autor desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Saturday, September 27, 2008

Y SI LA VERDAD NO ESTUVIERA EN ESTE DÍA...





*Ilustración de Ray Respall Rojas tgrafica@cubarte.cult.cu
-Indicar "para Ray", en el asunto del correo.






XXIX*



¿Y si la verdad
no estuviera
en este día
claro
con el cielo
alto
y azul
que los breves
pájaros
surcan
insolentes?



¿Y si todo
fuera un engaño
de los sentidos
y yo no fuera
este hombre
inútil
que borronea
estos papeles
que nadie leerá?
¿Y si esta paz
y este silencio
y esta plenitud
no fueran verdaderos
que haría yo
con todas las
certezas
que mi corazón
alegra
ensanchándose
hasta el fin?



*De Jorge Isaías. jisaias46@yahoo.com.ar
-Fuente: El vuelo de la abeja. Ciudad Gótica. 2008







Y SI LA VERDAD NO ESTUVIERA EN ESTE DÍA...





LA LABOR IMPOSIBLE*




Cacho no quiere terminar el té que nos regaló en Euskadi Amaia. Amaia trajo el té desde Ámsterdam, un té con pimienta negra y cardamomo, con lúpulo y canela, con jengibre y cáscara de naranja, con albahaca y regaliz. Un té picante y dulce, un té con las especies de oriente y el largo viaje desde otros mundos a los nuevos mundos, hasta este lugar al final del globo donde los ríos son anchos como mares y albergan peces de estatura prodigiosa.
En esta noche en que la brisa es dulce y se perfuma con las flores millonarias del jazmín del Paraguay, en que la noche es negra y se aromatiza con el óleo fragance, en esta noche en que hablamos del Yuyo y de Hernández, de la serie de Fibonacchi y del devenir de las bolsas.
Cacho no quiere acabar con los saquitos que ya casi no quedan en una caja de cartón que promete con su nombre la “Felicitá”. Porque después ya no habrá, porque toda felicidad es pasajera, porque la historia, lo dijo Borges, crece, atroz, sobre nosotros. Porque Ámsterdam queda muy lejos, porque el hermoso gesto de Amaia sacando de su bolso la cajita con papel de mariposas ya fue, ya se perdió en la acumulación de días, y no habrá más tés con nombres engañosos y sin embargo tan certeros.
Cacho, como todos, como todos los hombres que fueron y serán, quiere prolongar la delicia, el pasado que se termina, lo que está próximo a desaparecer en la nebulosa frontera, en la difusa zona de los recuerdos.
Cacho, como Atget, como ese fotógrafo que era viejo cuando nuestro mundo conocido era joven, quiere rescatar la vida de la muerte. Quiere conservar lo que es perecedero, lo que es fugaz, lo que por destino propio e impuesto debe morir.
El fotógrafo Atget en París, con técnicas que ya estaban perimidas, sumando sin saberlo muerte a la muerte, con placas de vidrio, con cámaras perimidas, con el ansia inconducente de extraer imágenes a la decadencia, el fotógrafo Atget fotografiaba incansablemente, o cansado quizás, quizás muy cansado, quién sabe, pero el fotógrafo Atget con su trípode y su cámara negra y aparatosa tomaba las imágenes finales de una París que se difuminaba en la sombra negada de un siglo, que nuevo y hermoso se daba a derruir las viejas edificaciones para crear una París eficiente y moderna.
Cacho duda frente al saquito de té que puede ser último. Atget incansablemente, cansado quizás, muy cansado, ya un hombre viejo, fotografiaba hermosos pasajes de una historia que se derruía, que se despedazaba, que se sustituía en nuevas construcciones sin fantasmas. Al dorso de un cartón escribió con hermosa letra inclinada hacia la derecha “a derruir”. Y era un edificio sin interés, una ventana, una puertecita, un empedrado, un cielo en blanco y negro. Apenas un testimonio de los que vivieron, odiaron, murieron, lucharon. Todos muertos.
La imposible necesidad de los guardadores, de los historiadores en fin, de los memoriosos, de los que congelan en su mente perecedera un momento perecedero.
Y las pirámides que se desgastan con el viento del desierto, y las murallas que momento a momento pierden una piedrecita insignificante pero decisiva, y los ejércitos que se despeñan en la sucesión del mar que embate sin tregua ni sosiego.
Cacho paladea el té que puede ser último, Atget sacó la última fotografía de los ladrillos que hoy son relleno de calzada, el mundo cambia, la tierra se estremece, los continentes gritan en la noche. El hombre se pierde, también, en la noche.
Benditos los que creen en la belleza de resguardar por un breve, maravilloso, necesario momento, la mínima llama de una candela en el inconmensurable universo.




*de Mónica Russomanno. monicarussomanno@yahoo.com.ar








DESTIEMPO*





Le escribo esto por las santas dudas, pero mi denuncia ya está hecha y ya estoy más tranquila.
Nunca se lo dije a nadie pero mi odio por los relojes empezó a los 16 o 17 años. Si por mí fuera, los haría desaparecer de la faz de la tierra.
Pero a todos, ¿Si? Los de arena, los de sol, las clepsidras, en fin, todos.
Cuando cumplí 15 años me regalaron un absurdo regalo para una niña tan joven: un reloj con malla de oro., la trama era de un entretejido muy vistoso. Me decía que en cualquier momento, por él los chorros me cortaban la mano.
Me las ingeniaba para no ponérmelo, me parecían grilletes o esposas.
Me casé muy joven, quizás no fue casual, pareciera que una fuerza infernal hizo que me casara con un hombre que colecciona relojes.
Están por todas partes y los hay de todos tipos, de madera, de piedra, de porcelana, de distintos colores y diferentes formas y sonidos. Es increíble lo que puede hacer un hombre obsesionado por los relojes: en el quincho había un gran tronco e incrustado en, el un reloj!
Nos sentábamos en la mesa del comedor y al frente, el famoso reloj.
Íbamos al living y lo que podría haber sido una hermosa caja de madera tallada estaba arruinada por ese círculo ridículo con dos varillas tiesas que parecen flacas patas de arañas.
Usted dirá que es cosa de locos, pero ¡hasta en el baño había un reloj!. Había, así, en pretérito imperfecto. Por supuesto imperfecto, no podía ser de otra forma. Era de porcelana blanca con flores rosas y estaba en la repisa de vidrio frente al inodoro. ¡Pavada de vigilante en nuestra intimidad! ¿No? Cuando me disponía a hacer palabras cruzadas, como era mi costumbre, me anunciaba que ya habían pasado diez minutos, con lo que no podía hacer otra cosa que levantarme y salir del lugar.
Por todas partes estaban y todos los años aumentaban, claro, como también la manía de mi marido.
Cualquier ocasión era buena para regalar un reloj. Hasta en nuestro aniversario nos regalaron uno de mármol negro. Muchas veces dejé de tomar mate en la cocina al sentir en la nuca la presencia de ese alcahuete con cara de sol. Mirando retrospectivamente, creo que mi pobre de mi marido primero intentó avisarme, pero yo no me di cuenta.
Un día se levantó cantando esa canción tan vieja que casi no recuerdo:
“...reloj no marques las horas...”
Otra vez insistió que viéramos esa película cuyo género él sabe que no me agrada, “La hora señalada”. Otras veces me mandaba a discar el 113... ¡Y cuando me regaló el libro de la Bulrich “¿A qué hora murió el enfermo?”!
Recién empecé a sospechar cuando mi cumpleaños me regaló otro reloj de oro. Las mallas eran dos serpientes que se entrecruzaban y en ambos ojos tenían piedrecillas rojas. ¡Casi me muero cuando me encontré con la mirada de... esas bichas!, mire, no me atrevo ni a nombrarlas.
Desde allí comenzó una persecución implacable. Los relojes se ingeniaban para estar donde yo estaba, me perseguían. No podía escapar a su control.
Recuerdo cuando una tarde fresquita de abril me senté en un banco de la plaza, pensaba que por fin había logrado eludirlos, cuando el reloj de la torre del campanario dio las 11 hs. Me estremecí, y no de frío puedo asegurarle.
El escalofrío se acentuó cuando una mujer se sentó a mi lado ostentando un reloj en la mano derecha y si quedaba alguna duda se encargó de disiparla mirando a cada momento la hora. Se debe haber dado cuento que yo la miraba porque disimuló diciendo:
-“¿Qué le habrá pasado a mi prima que tarda tanto?”
¡Si usted hubiera escuchado la voz!, metálica, de ultratumba. Pegué un salto y me fui a casa. Cuándo estaba abriendo la puerta de calle, un hombre con anteojos me preguntó la hora. Adiviné que él sabía que no llevaba reloj, es más, percibí una velada amenaza en su
-“¿Tiene hora señora?”.
No me salió ni una palabra por lo que negué con la cabeza. El hombre se alejó con una sonrisa sarcástica.
La cosa se complicó cuando sentí que me miraban y que la mirada me perseguía por toda la casa. Empecé a cubrir los relojes. Paradójicamente, estaba pendiente de la hora en que se iba mi marido para comenzar con la tarea. Un día noté algo raro en su mirada (claro, ahora me doy cuenta, pobrecito, ya lo habrían metido en la conspiración) al irse miró la hora y me preguntó con expresión helada
-“¿Te sentís bien?”
Apenas se iba parecía que me acometía un acceso de fiebre. Transpiraba, tenía calor y frío al mismo tiempo. Comenzaba a cubrir los relojes con toallas, repasadores, con cuanto trapo tuviera a mano. Pero no había caso, podía tapar los relojes pero el tic-tac exasperante y diabólico me perseguía.
Prendía la radio y los locutores, todos, de cualquier radio, me anunciaban la hora. Prendía la tele y lo primero que aparecía en la pantalla, en su costado superior derecho, era la hora.
Un día, lo recuerdo como si fuera hoy., había tapado los aparatos y estaba sentada, sin saber qué hacer, cuando el sonido del timbre me alertó. Miré por la mirilla (ya no contestaba el portero, por las dudas que alguien viniera y viera los relojes tapados) y horrorizada vi a un hombre con un portafolios en la mano que miraba atentamente su reloj. Cuando nuestras miradas se encontraron, mirilla mediante, ahí me asusté realmente. Sentía que el hombre me miraba a través de la puerta. Esperé un ratito paralizada, tocó nuevamente el timbre y se fue, no sin antes dirigirme una mirada indescifrable.
Creo que fue ese mismo día cuando mi marido llamó por teléfono (Para saber cómo estaba, dijo...) me preguntó si había salido a realizar las compras y cuando le respondí que no, dijo:
- “¿Sabés la hora que es?”
Casi me desmayo. Allí comprendí, confirmé, lo que venía sospechando: él estaba en la conspiración.
También a mi pobre vieja la metieron.
Ella me decía que me encontraba cada día más pálida, más demacrada, más silenciosa, insistió que fuera al médico de la familia, es más, me acompañó. ¿Puede creerme que hasta él estaba metido? Pasó por el pasillo y mirando su reloj le dijo a mí vieja:
-Esperen un minuto, ya las atiendo.
Los enfermeros igual, pendientes del reloj y del teléfono. Al darme cuenta que eran parte del complot, por supuesto no entré al consultorio y volví a casa con mi madre que me miraba con cara medio rara. En ese tiempo aún no me daba cuenta que ella no había podido zafar. Por otra parte, ¿cómo creerlo?. Mi madre... ¿Entiende usted? ¡Mi madre! Fue otro día cuando me avivé, me dijo que eran ideas mías, que estaba enferma, que tenía que descansar. Como no le contestaba, (imagine usted como me sentía, uno puede esperar cualquier cosa de cualquier persona pero…¡De su madre!) Se volvió loca, tipo exorcista, pero en vez de tener una cruz en la mano levantaba un reloj.
“No hacen nada, ¿ves?. ¡Es solo un reloj!”.
No sé cuanto tiempo me quedé quieta acurrucada en el sofá, en posición fetal. Después me di cuenta que le había contado a mi marido por que él suspendió sus eternos ¿qué hora es?. A veces jugaba conmigo, mire usted qué cruel, comenzaba con la frase: ¿qué...? y se interrumpía o cambiaba el sentido de la frase.
Ya no sabía qué hacer, sentía que no había ningún lugar en el mundo en donde descansar, para colmo un día, mi marido volvió de sorpresa y cuando vio los relojes tapados, no dijo nada, me miró con ojos inescrutables y se fue sin saludar. Me sentí descubierta, expuesta.
¡Ay! ¿Y mi suegra? Esa viejecita de apariencia dulce y de cabellera cana ¿quién lo hubiera creído? Comencé a sospechar de ella el domingo. Estábamos los tres comiendo cuando el horrendo pajarraco saltó para dar la hora, me asusté tanto que de un manotazo derramé la copa de agua. Cuando levanté la vista, descubrí una mirada cómplice entre ambos. Otro día, en misa, me agarró un acceso de tos y me ofreció un caramelo al desenvolverlo lo dejé caer con horror. En el envoltorio rezaba “Caramelos media hora”. La vieja me miraba con ojos burlones. Salí de la Iglesia y regresé a casa sola.
Desde allí, el hombre con el que nos habíamos jurado amor eterno, no se preocupó por fingir más. Me miraba hosco. A veces su amenaza era explícita, aunque no verbalizada. Miraba al reloj y a mí simultáneamente. En una oportunidad me invitó a dar un paseo en auto, no sé cuanto tiempo hacía que no salíamos por que él “no tenía tiempo para nada”. Por supuesto el reloj del tablero me asechaba con un guiño maligno, cuando no aguanté más le pedí regresar.
Una noche que pasaba al lado del piano, sobre él observé algo que fue una revelación. Un portarretratos, en el costado izquierdo, mi fotografía; en el derecho, la suya. En medio, una mujer desnuda sosteniendo una manzana, a sus pies una serpiente. Alrededor, el círculo maligno. Cuando daba la hora la serpiente iniciaba un movimiento hacia la manzana. Lo que hasta ese momento era una curiosidad pasó a ser una amenaza siniestra. ¡Y allí tomó sentido todo! “Menage a trois” dije en voz alta, casi resignada.
Esa noche no dormí. Creo que era de madrugada cuando una premonición me alertó. Me di vuelta y en la oscuridad, los ojos de mi marido, convertidos en círculos pendulares fosforescentes me observaban. Me volví de nuevo y me quedé tan quieta que las piernas se me acalambraron. Fue una noche eterna hasta que sonó la famosa musiquita. Cuando él me tocó, me hice la dormida, pero quizás se dio cuenta por que no pude evitar estremecerme. Sentí en el brazo la viscosidad y el hielo de la serpiente.
Las cosas se complicaban cada vez más, los relojes comenzaron a robarme los pensamientos e iban conmigo a todas partes. Un día no pude más. Demasiado me controlaba para no estallar ¿sabe?, cuando él burlándose me preguntó:
-“¿Qué hora es?”
Sentí que el calor se me subía a la cara. Me levanté violentamente de la silla de algarrobo que cayó estrepitosamente y parada, con las dos manos apoyadas en la mesa le espeté en un arrebato:
-“¿Por qué, tenés algo qué hacer?”.
Me miró sintiéndose descubierto y balbuceó:
-“Nada, preguntaba, no más...”
Sentía que ya estaba al límite de mis fuerzas.
La mañana del miércoles (¿o era el lunes?) Descubrí cuando desperté que me habían puesto un reloj dentro del cuerpo, en el costado superior izquierdo. Su tic-tac acompasado me seguía a todas partes.
Al otro día me pusieron dos más. Uno en cada oído, por lo que casi no podía escuchar. Ese día estaba en el baño, tomé el reloj de porcelana y lo tiré con todas mis fuerzas al piso, los fragmentos se desparramaron y cuando escuche el tic-tac infernal que seguía sonando, supe que no podía hacer nada. Me parecía que era como haber matado a alguien y que el corazón le saltara del pecho y le siguiera palpitando. En ese momento descarté el suicidio que venía planificando ¿para qué si estaba segura que me seguirían en el más allá?
Nadie dijo nada, ni mi madre, ni mi marido, ni esa mujer que habían contratado supuestamente para que me ayudaran. A la tarde el baño lucía impecable. Del reloj, ni rastros. Desde el primer momento dudé de la mujer, busqué en su bolso y encontré una credencial de enfermera y un reloj colgante. Me perseguía con su cantinela:
“Señora, es la hora de su medicamento señora, es la hora de su té”, etc. etc. Una mañana, por el reflejo de la puerta, observé que ponía algo en mi taza. No dije nada. Nadie supo, porqué se secaron los geranios del ventanal.
El jardín era uno de los pocos lugares donde los relojes me dejaban en paz. Sentada en la reposera observaba al jardinero que con cuidado cortaba los gajos de un rosal. Parecía no importarle la hora de llegada, ni de partida por lo que se acordó pagarle por la tarea realizada. Al principio desconfié de él, decían que era un alcohólico recuperado, después pasó a formar parte del parque, como el cedro, por ejemplo.
La enfermera llegó sigilosamente trayéndome una taza de té. Dirigiéndose al hombre le dijo: “Don Pedro, son las cuatro y usted no ha almorzado”.
El viejo estaba inclinado, se paró y dijo solemnemente:
“Yo ya he escapado de la esclavitud del tiempo”.
Cuando la mujer se alejó, tiré el té en la maceta de los pobres geranios. Fui donde el hombre y le pregunté cómo había hecho para escaparle al tiempo y esperé con una esperanza nuevita y pequeña la respuesta:
“Me ayudó el doctor Enrique”.
Lo demás fue fácil, conseguir la dirección, salir de casa con una excusa. Cuando llegué al lugar me tranquilizó no ver placas ni carteles. Entré al consultorio, me llamó la atención el desorden que reinaba en el cuarto, papeles dispersos, libros aquí y allá. Busqué en el desorden un reloj, no lo encontré. Ni en las paredes ni en las manos del hombre. Alto y flaco. Su barba terminada en punta, me recordó al Quijote.
Me dije “no tengo otra alternativa” y le conté toda la verdad. Toda. Por primera vez conté todo. Le hablé de la persecución de los relojes, de cómo los cubría, de mi marido, la enfermera, de cómo tiraba la medicación, de los relojes que tenía adentro del cuerpo. Todo. Absolutamente todo.
A medida que hablaba intentaba descifrar en su expresión, sorpresa, estupor o incredulidad. Pero el hombre, cuya pipa se había apagado, me devolvió una imagen serena y una escucha con afecto y respeto.
Asintió con la cabeza y cuando me dijo que éramos dos para luchar, sentí que había encontrado la punta del otro ovillo, el de la contraconspiración.
Cuando salí del consultorio me sentí otra. Me miré en una vidriera y mis ojos opacos ya habían recuperado el brillo. Detrás de la misma, una remera colorada me cautivó. Entré y me la compré. Ya no me preocupó la persecución, esa muchacha con el reloj colgante no me importó. La denuncia estaba hecha y alguien ya la había receptado. No sabía que vendría ahora pero, confiada, me entregué a la sensación tibia de no estar sola. Caminé descansada disfrutando la brisa fresca que venia del este.






*de Amelia Arellano arellano.amelia@yahoo.com.ar







De 1907 a 2008*






*Por Osvaldo Bayer



Después de la trágica experiencia argentina de la desaparición de personas y del robo de niños, tendríamos ya, sus ciudadanos, que preguntarnos por qué nos pasó todo eso. Creo que en algunos sectores se siguen viendo las cosas, la vida diaria, la historia, con los ojos de siempre. Por ejemplo, la huelga
de conventillos de 1907 se volvió a repetir en este 2008, y hemos seguido con sorpresa cargada de desazón, impotencia y dolorosa ira cómo algunos jueces y la policía de siempre actúan de la misma forma con un hecho similar ocurrido un siglo después. Aquí cabe el razonamiento obligado: no hemos aprendido nada. Miremos, comparemos, estudiemos, sin alejarnos de la verdad histórica. Año 1907, los dueños de los conventillos del barrio Sur deciden aumentar los alquileres. Los trabajadores que habitan esas verdaderas cuevas de ladrillo se niegan a pagar los aumentos que consideran exorbitantes para esas villas miseria de aquellos tiempos. Familias con seis hijos viven en cuartos de tres por cuatro. Un excusado para 120 inquilinos. Con un cartel: "Prohibido, de 5 a 9 de la mañana, a las mujeres y los niños hacer uso del excusado". Porque, claro, en ese horario formaban colas los hombres que salían a trabajar. De pronto, suba exagerada de los alquileres de esas pocilgas. Los inquilinos dicen ¡basta! y se niegan a pagar los aumentos. Y van a resistir todos los ataques de la policía que trata de desalojarlos por orden del juez. Comanda a los uniformados nada menos que el jefe de Policía, el coronel Ramón Falcón, el mejor oficial del general Julio Argentino Roca en la matanza de pueblos originarios de la denominada Campaña del Desierto.
Pero la presencia del temido militar no causa miedo en los inquilinos de los conventillos. Protagonistas de esa ocupación van a ser las mujeres, ya que los hombres salen a trabajar. Resisten, resisten, resisten con una entereza digna de un aplauso histórico. El coronel Falcón utiliza el agua fría, el sablazo, los palos, el golpe de furca para reprimir. Las mujeres y los niños gritan de dolor pero no ceden. Utilizan para defenderse escobas, piedras, maderas y calderos llenos de agua hirviendo. La FORA de los anarquistas pone a la Sociedad de Resistencia de los Conductores de Carros a disposición de los inquilinos desalojados con sus trastos para que acampen en las plazas.
Las crónicas de la época cuentan cómo se atropellaron los mínimos derechos de los trabajadores y sus familias. A muchos de ellos, españoles e italianos, se les aplicó la Ley de Residencia, de Roca, la 4144, y se los expulsó del país; para otros, la cárcel. Triunfó el coronel Falcón.
Año 2008. Los conventillos de San Telmo y Constitución se llaman ahora "hoteles". Sí, la imaginación argentina no tiene límites.
Un solo baño para quince personas. Y dos fogones en total, para cocinar. De pronto, en el "hotel" llamado nada menos que "Carlos V", de San Juan y Bernardo de Irigoyen, los dueños exigen un aumento de los alquileres de 400 a 1200 pesos. Ni más ni menos. Los inquilinos se reúnen en asamblea y se
resuelve no pagar el aumento. Llegan los patrones y exigen el abandono de las habitaciones. Hay gritos, insultos y empujones. Los dueños se van del "hotel", pero cierran las rejas de entrada con un candado de manera que nadie pueda retirarse. Tema para una pieza teatral de Florencio Sánchez. Los dueños harán una denuncia ante la policía de que fueron golpeados. Llega entonces el momento culminante. Como en los tiempos del coronel Falcón, cae de inmediato la policía con efectivos de la comisaría 16ª, ayudada por el llamado Grupo Especial, GEO, y el Grupo de Combate de la Guardia de Infantería de la División de Asuntos Extranjeros. Entran a las 5 de la mañana del 5 de agosto armados hasta los dientes y detienen en forma violenta a los inquilinos. A la policía la acompañan los dueños que hicieron la denuncia. Marcan de inmediato a inquilinos que, dicen, los hicieron objeto de violencia. La policía detiene con brutalidad a los marcados, entre ellos a una mujer que sufre epilepsia, a otra con cáncer, a tres menores de edad -de 1, 7 y 9 años- y a dos personas insulino-dependientes. Del total, quedarán presas 23 personas, a las cuales se les inicia juicio. Los niños fueron retenidos durante ocho horas en la comisaría. A los detenidos -8 mujeres y 15 hombres- el juez de primera instancia De Campo, Juzgado Nº 5, les aplica prisión preventiva y los acusa de delitos que los podrían llevar a doce años de prisión. Se les toma declaración a los dueños del hotel y se aceptan todas las acusaciones de éstos, entre ellas agresiones. Algo que en
ningún momento pudo comprobar ni la policía ni el juez. Los detenidos son llevados a las cárceles de Ezeiza, Devoto y Marcos Paz "en las peores condiciones de hacinamiento", de acuerdo con la denuncia pública que realizó las asamblea de vecinos de San Telmo. Esa misma asamblea ha denunciado que
se trata en el fondo de un negociado de "mafias inmobiliarias y de la construcción que están desalojando a centenares de familias de edificios de los barrios de Montserrat, San Telmo y Constitución". En otro comunicado, dicha asamblea hace una nueva y grave acusación: "Resulta vergonzoso, pero no extraño, constatar que la comisaría 16ª, seriamente cuestionada por su connivencia con la red de prostitución que opera en el barrio de Constitución, haya procedido sin ningún criterio de humanidad ni respeto por
la dignidad de las personas detenidas pasando por alto situaciones de extrema gravedad (como la de los detenidos enfermos), al tiempo que efectuó graves violaciones a los derechos humanos y a los Derechos del Niño".
En el recurso de apelación contra el procesamiento que inició el juez De Campo, los abogados defensores de los imputados sostienen que el juez se basó exclusivamente en los dichos de los propietarios del hotel y en los de una empleada de ellos. Es increíble el racismo que destila la resolución del juez, que sostiene, textual: "Corresponde valorar también que se trata de personas extranjeras (los detenidos) sin situación migratoria conocida e indocumentados". En su escrito, los abogados defensores de los presos
señalan: "En definitiva, todos los 'extranjeros sin situación migratoria conocida e indocumentados' del juzgado tienen su situación regularizada o en proceso de serlo". Y agregan "seamos sinceros: el problema no es que sean europeos indocumentados, sino latinoamericanos limítrofes, sobre estos últimos recaen todas las demonizaciones y desgracias". La ironía, penetra. Y deja todo al desnudo.
Por último, la conclusión de los abogados defensores es tajante: "Estamos ante una escalada judicial en contra de inquilinos que reclamaban sus derechos vulnerados. La causa es ni más ni menos que eso: un avasallamiento de derechos de gente débil e indefensa por parte de comerciantes inescrupulosos en fraude a la ley, con apoyo de las estructuras administrativas y policiales".
Esta apelación tuvo éxito. El jueves fue modificada por la Cámara la resolución del juez De Campo. Veintidós de los presos salieron en libertad.
Uno de ellos, el peruano Rosalino Pascual León Fernández, sigue detenido por un pedido de extradición del gobierno peruano. Rosalino pasó doce años de prisión en el Perú por ser militante político de izquierda que luchó contra los regímenes de Montesinos y Fujimori, pero ingresó a la Argentina en forma legal, con su propio documento de identidad y sin restricción alguna de su salida del Perú. El dictamen el juez De Campo que llevó a la prisión a tanta gente humilde quedará en la historia como veredicto cargado de un posesionamiento de ideologías basado en el poder. Y aquí se asoma de nuevo la figura del coronel Falcón. El juez De Campo da cursos -según sus propias declaraciones escritas- en la escuela de cadetes de policía Ramón Falcón.
Sí, el mismo de la represión de la huelga de conventillos de 1907 y feroz represor de la manifestación obrera del 1º de mayo de 1909.
¿Aprendemos de las enseñanzas de nuestra historia los argentinos?
Los 23 detenidos por cuarenta días del "hotel-conventillo" no es el único caso de presos políticos. Una vez más debemos llamar la atención aquí por los seis campesinos paraguayos presos políticos en la cárcel de Marcos Paz que se hallan actualmente en huelga de hambre ya por más de cuarenta días.
El informe del médico que los visitó ayer señala que el estado en que se encuentran es muy preocupante. Es un deber de la Justicia, de los representantes políticos, de los organismos de derechos humanos, de toda la población, encontrar una solución para devolver la libertad a quienes ya pasaron más de dos años presos, por pedido del anterior gobierno paraguayo de Frutos Duarte, nada democrático, por cierto. Sabemos que ahora el problema está siendo estudiado en el Ministerio del Interior.
También nos preocupa la suerte de los presos de Las Heras, en Santa Cruz. Ya hace más de dos años que están en prisión. Darío Cuatrihuala, Hugo González y José Rosales, en Pico Truncado. Alexis Pérez, Ramón Cortez y Juan Pablo Bilbao, en Puerto Deseado. Todos tienen hijos pequeños. Fueron acusados de
la muerte del suboficial Sayago. Nunca se demostró la culpabilidad de ninguno de ellos. La democracia aquí tendría que habilitar otros medios cuando existen dudas, por ejemplo convocar a una comisión investigadora integrada por miembros de la Justicia, políticos y representantes de organizaciones de derechos humanos. La detención por sospecha trae consigo una posible injusticia que la historia no perdona. El caso Sacco y Vanzetti nos tiene que servir de medida para saber en cuánta injusticia una sociedad puede caer. Es hora de que este caso de Las Heras se discuta abiertamente.
Por último, otro caso: el de los trabajadores del puerto porteño Francisco Montiel y Bernabé Naranjo. Acusados de un delito que sus compañeros de trabajo señalan que ha sido pergeñado por mentes interesadas en anularlos en su lucha gremial.
Casos en que la democracia debe resolver lo más pronto posible a través, como decimos, de mentes neutrales y resueltas a crear una verdadera sociedad que no origine lagunas de injusticia.



*Fuente: Página/12
http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-112332-2008-09-27.html





*


Queridas amigas, apreciados amigos:


El domingo 28 de septiembre del 2008 presentaremos en la Radiofabrik Salzburg (107.5 FM), entre las 19:06 y las 20:00 horas (hora de Austria!), en nuestro programa bilingüe Poesía y Música Latinoamericana, música del compositor español Tomás Garrido. Las poesías que leeremos pertenecen a Christiano Withaker (Brasil) y la música de fondo será de Marcelo García (Argentina).
¡Les deseamos una feliz audición!


ATENCIÓN: El programa Poesía y Música Latinoamericana se puede escuchar online en el sitio www.radiofabrik.at
(Link MP3 Live-Stream. Se requiere el programa Winamp, el cual se puede bajar gratis de internet)!!!! Tengan por favor en cuenta la diferencia horaria con Austria!!!!


REPETICIÓN: La audición del programa Poesía y Música Latinoamericana se repite todos los jueves entre las 10:06 y las 11:00 horas (de Austria!), en la Radiofabrik de Salzburgo!

Cordial saludo!


YAGE, Verein für lat. Kunst, Wissenschaft und Kultur.
www.euroyage.com

Schießstattstr. 37 A-5020 Salzburg AUSTRIA
Tel. + Fax: 0043 662 825067



*

ICREA –Instituto de Creatividad Aplicada- lanza la convocatoria para participar de la próxima Bienal Multidisciplinaria de Arte Erótico, a realizarse desde el 10 al 13 de Diciembre de 2008 en el Foro Cultural Universitario (9 de julio 2150 - Santa Fe).
Bases y condiciones en: www.icrea.com.ar



3ra BIENAL MULTIDISCIPLINARIA DE ARTE ERÓTICO
“Eros Ludens”

Fundamentación:

Eros juega en todos los deseantes y, en tanto tales, también en los artistas. Y es precisamente sobre los juegos de Eros en los humanos que se propone indagar esta tercer bienal de arte erótico organizada por ICREA. Para convocar a los artistas a esta bienal temática, hemos decidido apuntar articulaciones, zonas de contacto entre el erotismo y el juego, que supusimos podían ameritar preguntas, balbuceos, zozobra, convicciones y seguramente arte.
Constituir una temática y convocar desde ella, (nos) aclaramos, dista de cualquier intención de restringir la participación, porque de eso seguimos convencidos: la diversidad es erótica. Antes que cercenar, pretendemos que un eje temático organizador: 1-Sea un desafío para el artista; 2-Contribuya a que las obras dialoguen entre sí, promoviendo vinculaciones múltiples entre artistas y entre estéticas; y 3- Resulte una propuesta integral para el espectador.
Respecto de la temática en sí, y exentos de la intención de conceptualizar, podemos decir que las dimensiones erótica y lúdica del humano cualquiera, comparten una serie de notas características como el sentido de celebración y festejo de la vida, la búsqueda de encuentro y contacto con los demás y con uno mismo, el compromiso de los sentidos, la capacidad de abstraernos temporalmente de lo cotidiano, como así también la de despertarnos a la pasión, posibilitándonos de tal modo la experiencia de lo extra-ordinario. Hasta aquí congeniamos, y sobre el resto apuntamos “nudos” que comprometemos a otros artistas para desentrañar, anudar aún más, o tejer otras cadenas que hagan llegar hasta ellos.

-Una erótica del juego y los juegos eróticos: ¿Y si lo erótico es una capacidad de mirar, antes que una cualidad de lo que se mira?

-Los lindes de lo erótico: ¿Lo tácito y lo explícito son una medida de la sensibilidad actual o una sensibilidad hecha canon?
¿Cómo se ligan la exhuberancia de la experiencia “ero-lúdica” y las palabras/imágenes que alcancen para dar cuenta de ella?
“Aquello que es el juego en su profundidad, el juego que se opone al trabajo y cuyo sentido consiste, en primer lugar, en obedecer a la seducción, en responder a la pasión.” (Bataille, 1970)

-Tiempos y espacios de juego: “No es la vida corriente, o la vida propiamente dicha, más bien consiste en escaparse de ella a una esfera temporal de actividad que posee su propia tendencia, que puede absorber por completo, y en cualquier momento, al jugador” (Huizinga, 1990).

-Principios y fines del juego: El erotismo implica “una doble condena del sujeto: a morir y a desear” (Bossi, 2003).

“Al juego se invita con ciertas actitudes y gestos ceremoniosos, (...), jugando fluye el espíritu creador del lenguaje constantemente de lo material a lo pensado: (...). De esta manera la humanidad se crea constantemente su expresión de la existencia, un segundo mundo inventado, junto al mundo de la naturaleza” (Huizinga, 1990).

“El hombre, a quien la conciencia de la muerte opone al animal, también se aleja de éste en la medida en que el erotismo sustituye el instinto ciego de los órganos por el juego voluntario, por el cálculo del placer.” (Bataille, 1970).
-Poder jugar / poder para jugar / jugar al poder: “El juego oprime y libera, el juego arrebata, electriza, hechiza” (Huizinga, 1990).
“El juego alternativo de lo prohibido y la transgresión aparece muy claro en el erotismo. Sin el ejemplo del erotismo, sería difícil tener una justa impresión de ese juego.” (Bataille, 1957).

Damos por supuesto que los nudos apuntados no agotan nada. Y es mejor así, porque nos erotizan las sorpresas.


Cómo participar

Los artistas interesados tienen a su disposición las bases para participar de la Bienal de Arte Erótico en el sitio Web www.icrea.com.ar
La recepción de las obras cierra el 21 de noviembre. La selección será el miércoles 3 de diciembre con la publicación del fallo de la Curaduría.
Cinco son las modalidades: 1- Modalidad Arte Visuales: plástica en el plano (pintura, dibujo, grabado, fotografía) y en el espacio (esculturas, instalaciones, objetos) 2- Modalidad Arte Digital y Net Art: aquellas obras que operen dentro de las lógicas de los medios de producción y/o comunicación de dispositivos digitales. 3- Modalidad Arte Audiovisual y Video Art: aquellas producciones que se encuadran en la lógica de los soportes del audio y el video, pudiendo intervenir medios digitales para su producción y donde sólo hayan sido empleados como una herramienta entre otras. 4- Modalidad Artes Escénicas: Perfomances, Clown, Circo, Teatro, Danza, Teatro/Danza. 5- Modalidad Literatura: Poesía y Cuentos Cortos.
Para más información dirigirse a contacto@icrea.com.ar


Curaduría

La curaduría está integrada por: Norma Cabrera, Silvia Debona, Estela Figueroa, Raúl Ishikawa, Raquel Minetti, Isabel Molinas, Abel Monasterolo.


Organizadores

La Bienal está organizada por ICREA -Instituto de Creatividad Aplicada- Asociación Civil sin fines de lucro conformada hace seis años. Somos un grupo de personas motivadas en promover la creatividad y su relación con el arte y otras disciplinas. ICREA es un espacio abierto a la manifestación de diversas inquietudes culturales; trabajamos interdisciplinariamente a través de equipos con un fin común: incentivar, desarrollar y difundir la creatividad en sus distintas expresiones.

Integran ICREA: Belén Barbotti, Leonardo Bortoloto, Gabriel Cimaomo, Silvina Mones Ruiz, Hann Pared, Sergio Peralta, María Claudia Rodríguez.




InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/

Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por Yahoo, enviar un correo en blanco a: inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar

INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a: inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar

Blogs para visitar:
http://incoiroencias.blogspot.com
http://www.metroflog.com/Lunanoconquistada
http://urbamanias.blogspot.com/
http://remontandosoles.blogspot.com/
http://zonamutante.blogspot.com/
http://www.metroflog.com/Exducere


Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.
Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.
La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor. Inventiva solo recopila y edita para su difusión las colaboraciones literarias que cada autor desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.