Wednesday, January 28, 2009

DEL DOLOR DE CADA HOGUERA...



ILUSTRACIÓN DE RAY RESPALL ROJAS.


33*


En las partículas del éter que respiro
Hay algo del aliento de otras islas.


En la semilla que siembro
Está impresa la memoria de los bosques,
La risa
De cada espíritu de la tierra y de los aires.


Las velas que enciendo a mis fantasmas
Son la suma inconclusa
Del dolor de cada hoguera.


*De Marié Rojas.





DEL DOLOR DE CADA HOGUERA...





LAS PERENNES LLAGAS*



Has golpeado a la puerta del sosiego y se ha abierto
Ay no corazón mío, se ha abierto.
La hembra en celo y el niño muerto se han encontrado.
Mamando ciegamente de mis pechos como la vez primera.
Ay como la vez primera.
Y no hay sustancia material, ni cabalas, ni posibles hechizos.
Un pucho se apaga lentamente.
La desnudez, la tuya, la mía desvelan las perennes llagas.
Solo hay vida en la humedad de mi lengua y de tus ojos.
Vienen desde los cráteres dormidos del deseo
Prendes de nuevo el pucho, aspiras desesperadamente.
Se apaga, como se acaba el tiempo.
Queda el humo.
El olor a hierba, la humedad y la memoria. Fragmentadas
Restos del animal y el hombre
Un caracol abandonado, abandonado queda en el lecho vacío.
La puerta del sosiego se cierra lentamente.


*de Amelia Arellano. arellano.amelia@yahoo.com.ar







Los fantasmas*


Sus padres le habían encerrado en aquella habitación como castigo por sus malas notas. De nada habían servido sus súplicas y sus gritos de miedo implorando que no le encerraran "porque la estancia estaba llena de fantasmas", únicamente habían arrancado unas sonrisas despectivas.

Llevaba veinte minutos en la penumbra de la habitación y ya comenzaban a manifestarse. Pequeños ruidos en el armario, movimientos de las cortinas y ráfagas de aire caliente en su nuca lo llevaban a un estado de pánico irracional. Acurrucado en un rincón se sentía paralizado, incapaz de pensar en otra cosa que no fuera huir, salir de la habitación, escapar.

De pronto, notó que algo le estaba tocando un brazo. Con el rabillo del ojos percibió una sombra humanoide que flotaba a su lado. Alocadamente saltó por encima de la cama intentando escapar y corrió hacia la puerta cerrada. No se detuvo.

Se encontró en el pasillo, al otro lado de la puerta. ¡Había pasado a través de ella!. Suspiró aliviado. Por fin había conseguido atravesarla. Había valido la pena fijarse durante los otros castigos en como lo hacían los fantasmas de la maldita habitación.


^de Joan Mateu. joan@cimat.es






Vientos*




*Por Rodrigo Fresán
Desde Barcelona



UNO
La luminosa mañana del domingo pasado salí a caminar para comprobar los efectos del ciclón del sábado. La calle parecía el campo todavía fresco de una batalla invisible. Carteles caídos, buzones volados, un perro muerto, una peluca huérfana, cables de alta tensión por el suelo, macetas rotas y árboles caídos. El asunto -lo leí en el diario, junto con el listado de víctimas mortales y estructuras arrasadas- se había llamado "ciclogénesis explosiva" o "vientos perfectos" que llegaron a alcanzar los 200 kilómetros
por hora y que sacudieron la torrecita donde yo escribo todas estas cosas.
Ya pasó. Pero las cosas siguen temblando. Y no van a dejar de temblar, parece.


DOS
Y es que los idus de este enero vienen siendo climatológicamente complicados: no hace mucho aquella nevada que colapsó casi todo y ahora este vendaval que puso todas las cosas en el aire, demostrando lo mal atadas que estaban y que están. Y sí: las fuerzas de la naturaleza en acción suelen ser uno de los símiles metafóricos más antiguos y eficaces a la hora de retratar simbólicamente las acciones desatadas de hombres desenfrenados que no saben para dónde soplan los vientos de la historia y de la histeria.
Así, en el Partido Popular, un huracán de rumores se desató sobre las revelaciones del diario El País acerca de una trama de espionaje interno.
Todos contra todos y nadie del todo seguro de quién es quién. Una especie de cruza de El hombre que fue jueves con Watergate íntimo y privado que ha vuelto a poner en evidencia la guerra por la conquista de Madrid y el escaso control que tiene Mariano Rajoy sobre subalternos que aspiran a sucederlo
cualquier día de estos. Zapatero, por su parte, disfruta de la situación y aspira a que distraiga a la ciudadanía toda de las últimas y crecientes cifras de desempleados y de los pronósticos de recuperación cada vez más distantes en los calendarios, diga lo que diga su cada vez menos optimista ministro/vicepresidente en trance Solbes. Se anuncian medidas, planes (el nuevo juguete de Zapatero es algo llamado Plan E, E de España, sin darse cuenta de que semejante nombre hace pensar, automáticamente, que ya han fallado los planes A, B, C y D), se explica sin explicar por qué los bancos
no hacen llegar a la gente los dineros que les concedió el Estado, abundan los nuevos programas-testimonio de televisión pertenecientes al género "gente que llora porque no puede pagar su hipoteca", las revistas aconsejan abrazar mucho a los seres queridos y recluirse a leer ("leer es barato") La
guerra y la paz o En busca del tiempo perdido, porque lo que van a sobrar van a ser las horas, los días, las semanas, los meses, los años libres.
Mientras tanto, el Real Madrid (superado un escándalo que expulsó de la cancha a su presidente) fantasea con la creación de un comando para secuestrar a Messi y las tribus okupas vuelven vencidas a la casita de los viejos: se suponía que eran ellos quienes iban a acabar con el capitalismo, pero jamás imaginaron que quienes finalmente conseguirían llevar a cabo semejante empresa serían los propios capitalistas y me pregunto a qué cuernos le cantará Manu Chao en su próximo disco. Canciones sobre banqueros clandestinos y desaparecidos, supongo.


TRES

Y con el Perfecto Ciclón ocurrió lo mismo que con la Gran Nevada. Tanto los meteorólogos como el Ministerio del Interior volvieron a coincidir en que "las previsiones se quedaron cortas". Así, el lenguaje de la climatología es el mismo que se aplica al de la crisis: se veía venir el temporal, pero
nadie podía prevenir que los efectos serían tan contundentes y todo eso.
Algo así fue lo que afirmó Zapatero durante la noche del lunes en RTVE, durante su segunda comparecencia en vivo y en directo -dos años después- en el interrogatorio video-verité Tengo una pregunta para usted. El problema -a diferencia de 2007, cuando España era el centro del universo y ejemplo de modelo de país, etc., y todo quedó en una gracia por el precio del café- es que Zapatero no tenía demasiadas respuestas. Frente a 100 ciudadanos anónimos (varios de ellos sin trabajo o, seguro, a punto de perderlo), el presidente de gobierno no pudo decir mucho más que "hay que tener confianza"
(palabra que repitió más de 50 veces) y que "hay que consumir. La economía no es sólo dinero, es un estado de ánimo". Varios de los participantes -sólo hubo tiempo para que 40 de ellos hicieran lo suyo- lo miraban con desconfianza y se preguntaban a sí mismos cómo voy a consumir si no tengo dinero o puedo llegar a no tenerlo cualquier día de éstos. Alguien bostezó en primer plano y Zapatero también dijo: "Pude equivocarme, pero no engañé", en referencia a su hasta hace poco evangélico optimismo en cuanto a que la crisis apenas rozaría a la hipotéticamente invulnerable España. El momento de la noche tuvo lugar cuando una madrileña con síndrome de Down le preguntó cómo era que no había discapacitados trabajando en el Congreso; Zapatero la felicitó por su intervención y la chica, veloz como el rayo, le encajó: "Luego le doy mi currículum".
Y yo vi todo eso de a partes, compaginándolo con un episodio de Fringe, la nueva serie estilo Expedientes X de J. J. Abrams donde todos se miran sin entender muy bien lo que pasa. Y, yendo y viniendo, poco y nada me costaba a mí aceptar a Zapatero como una entidad casi paranormal llegada desde una dimensión alternativa y mejor: su corbata roja à la Obama, su gesticulación vehemente estilo Sarkozy tan de esas nerviosas comedias francesas donde todos se juntan el fin de semana a gritarse en una casita de campo. Y la verdad que a mí me sigue cayendo bien Zapatero y está claro que es de lo
mejor que hay en el gallinero de la política española. Yo lo voté. Yo volvería a votarlo. Pero lo de "la economía es un estado de ánimo", a la mañana siguiente, ya es motivo de carcajadas en bares y fondas.
Al menos, por ahora, el viento ha dejado de soplar, pero los noticieros siguen mostrando imágenes del fin de semana que nunca he comprendido: las de personas riendo a carcajadas mientras el huracán los arrastra, o arrimándose a muelles y espigones para torear olas de más de 12 metros. Algunos, claro,
no regresan a sus casas; y me pregunto si no se tratará de un impulso ancestral, la fantasía de que serán arrastrados -como Dorothy en El mago de Oz- a tierras más coloridas y brillantes.
Quién sabe.
O tal vez sea que se tienen mucha, demasiada confianza.



*Fuente: Página/12
http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-119013-2009-01-28.html







¡NO!*



Parimos hijos
para que gocen amaneceres,
no para que mueran
quemados en la hoguera.
Ni en nombre de Dios
se avala la infamia,
no hay perdón que absuelva,
no hay lluvia que lave
la condena a muerte
hecha por encargo.
No parimos hijos
para que desmembrados
rueden por las calles
porque alguien dijo.
¿Quién junta las lágrimas?
¿Quién cura la herida
que adentro nos sangra,
que en vida nos mata?
¿Quién devuelve a casa
lo que ya no vuelve
porque alguien dijo...?


*de Emilse Zorzut. zurmy@yahoo.com.ar








*







Queridas amigas, apreciados amigos:

El domingo 25 de enero de 2009 presentaremos en la Radiofabrik Salzburg (107.5 FM), entre las 19:06 y las 20:00 horas (hora de Austria!), en nuestro programa bilingüe Poesía y Música Latinoamericana, música de la cantautora argentina Natalia Pérez. Las poesías que leeremos pertenecen a Juan Carlos Galeano (Colombia) y la música de fondo será de Darío Robayo (Colombia). ¡Les deseamos una feliz audición!




ATENCIÓN: El programa Poesía y Música Latinoamericana se puede escuchar online en el sitio www.radiofabrik.at (Link MP3 Live-Stream. Se requiere el programa Winamp, el cual se puede bajar gratis de internet)!!!! Tengan por favor en cuenta la diferencia horaria con Austria!!!!








REPETICIÓN: La audición del programa Poesía y Música Latinoamericana se repite todos los jueves entre las 10:06 y las 11:00 horas (de Austria!), en la Radiofabrik de Salzburgo!

Cordial saludo!

YAGE, Verein für lat. Kunst, Wissenschaft und Kultur.
www.euroyage.com


Schießstattstr. 37 A-5020 Salzburg AUSTRIA
Tel. + Fax: 0043 662 825067








Convocatoria*


El trilingüe Magazín Cultural Latinoamericano XICóATL "Estrella Errante" (impreso y digital), que desde hace 17 años se edita en Salzburgo, Austria, convoca a ensayistas, narradores y poetas a colaborar con el trabajo de difusión cultural que llevamos a cabo.

Las colaboraciones deben tener una extensión máxima 4 páginas para ensayo y cuento. Para poesía se ruega enviar una selección de poemas de un máximo de 10 páginas. Los escritos deben acompañarse de un breve curriculum vitae (que contenga la dirección postal) y una foto digital del escritor a la dirección euroyage@utanet.at
Los textos seleccionados serán traducidos al alemán y publicados de manera digital e impresa.

Más informaciones sobre nuestra labor cultural sin ánimo de lucro en Europa encontrarán en nuestra página de internet www.euroyage.com
Cordial saludo,



*Dr. Luis Alfredo Duarte-Herrera
Director de YAGE, Verein für lat. Kunst, Wissenschaft und Kultur.
www.euroyage.com

Schiessstattstr. 37 A-5020 Salzburg AUSTRIA
Tel: ++43 662 825067


InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/

Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por Yahoo, enviar un correo en blanco a: inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar

INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a: inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar

Para visitar:
www.walkala.priv.at
http://incoiroencias.blogspot.com
http://www.metroflog.com/Lunanoconquistada
http://urbamanias.blogspot.com/
http://remontandosoles.blogspot.com/
http://zonamutante.blogspot.com/
http://www.metroflog.com/Exducere

Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.
Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.
La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor. Inventiva solo recopila y edita para su difusión las colaboraciones literarias que cada autor desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre el escritor y el editor, cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura.

Saturday, January 24, 2009

UNA IDEA QUE TE SALVE DEL ABISMO DEL CORDERO Y DE LA FLOR...


*Ilustración de Ray Respall.



UNA IDEA QUE TE SALVE DEL ABISMO DEL CORDERO Y DE LA FLOR...







EGGBERT*



Su hijo lo trajo de una de sus inspecciones previas a derrumbes de viviendas inhabitables… era solo un huevo, pero varias cosas en él llamaban la atención; decidió colocarlo en una cesta, al lado de la lámpara de su mesa de trabajo. Warren, el cachorro de labrador no paraba de ladrarle, Humphrey el loro le echaba miradas de reojo, Lauren, la gata barcina, arqueaba el lomo y emitía peculiares maullidos cuando pasaba por su lado…

¡Es solo un huevo, dejadle en paz!, les gritaba al entrar cada noche a reanudar mis lecturas, y ellos hacían caso, pero algo intrigante había en él, de eso no cabía duda. Algo más grande que el de pato, no tan enorme que el de avestruz, con la cáscara gruesa – tanto que no dejaba ver el embrión a trasluz a pesar de la enorme bombilla del escritorio -, de color crema con manchas carmelitas y una suerte de pelusilla recubriéndolo (podía ser un hongo, a saber el tiempo que llevaba en el sótano de la vieja casa donde lo encontraron). En su manía de poner nombres en inglés, y para no ofender a ningún actor, le puso Eggbert.

Pasados tres meses, le pareció advertir extraños bultos que aparecían y desaparecían en su cáscara, como los movimientos de un feto en avanzado estado de gestación. ¿Estaría aún vivo? Decidió colocar la cesta bajo estricta observación, pasando más tiempo que de costumbre en su estudio.

Esa noche su curiosidad se vio colmada, el huevo comenzó a agitarse, primero lenta y luego febrilmente; la cáscara, revelando una elasticidad no sospechada, se resistía a romperse, como si en vez de tal, fuera un saco vitelino. Decidió ayudar a la criatura que se debatía en su interior y con la ayuda de un abrecartas hizo una ligera incisión en el huevo… si es que se le podía seguir llamando así.

Lo que emergió de su interior fue algo repugnante, sin forma definida y al mismo tiempo adoptando las formas donde iba posando sus enormes y múltiples ojos, ora tomaba la apariencia de Humphrey, ora, sin haber borrado del todo el plumaje y las alas, comenzaba a transmutarse en un Warren sin cola de donde emergían las alas de una mariposilla nocturna colada en el estudio, o incluso el pelaje rayado de Lauren…

Horrorizado, levantó el abrecartas para abatirlo sobre el engendro, cuando algo inesperado congeló su gesto. Aquello se volvió hacia él y, mientras borraba poco a poco los pelos, plumas, picos, alas y hocicos anteriores, comenzaba a semejar un monstruoso feto humano, cuyo absurdo parecido hacia él aumentaba por segundos, un insólito feto anciano, con su calva manchada de setenta y cinco años, su nariz prominente y sus rodillas reumáticas…

En un momento dado, él y su copia en menor escala se miraron fijamente. Aún con el afilado objeto en la mano, se resistía a matar a algo que si bien le infundía un desconocido terror, cada vez tomaba más de su esencia, perfilando hasta las arrugas de la frente, aún enorme y abombada como la de los recién nacidos, pero cada vez con más forma humana, el lunar en el hombro en forma de clavel, la cicatriz de apendicitis, casi invisible por los pliegues del abdomen…

Eggbert seguía mirándolo, dejándolo paralizado ahora ante el nuevo fenómeno de verlo crecer, agrandarse centímetro a centímetro, a una velocidad inaudita, hasta alcanzar su estatura en menos de media hora.

- Hola, papá – le dijo echando la cabeza hacia atrás en una risa diabólica.
- Pero… ¿quién eres? – apenas pudieron balbucir sus labios temblorosos.
- La historia sería demasiado larga y acabo de nacer, padre, no seas desconsiderado… digamos que soy una especie extraterrestre que lleva tiempo colonizando tu planeta.
- ¿Acabas de nacer, y hablas perfectamente? – esta vez a pesar del miedo pudo articular mejor la pregunta.
- Hablo tan perfectamente como tú, puesto que he tomado todas tus pautas físicas y mentales. Venimos al mundo con la memoria de nuestra especie, sabemos quienes somos y por qué estamos aquí, sabemos que debemos transmutarnos en la especie superior para sobrevivir, a pesar de sus limitaciones, conocemos nuestra única enfermedad: creernos humanos al paso del tiempo y no ser capaces de recordar nuestra esencia, pero no será mi caso, he nacido con setenta y cinco años, artritis reumatoide, inicios de catarata y tos de fumador que revela un avanzado enfisema… no creo que viva cinco años más.
- Entonces… ¿por qué? – su cuerpo entero temblaba como la llama de una vela.
- No me dejaste opción. Fuiste el único humano a la vista, pasé por las criaturas vivas presentes hasta encontrarte, no más verte supe que eras tú a quien debía mimetizar. Tengo tus recuerdos, sé dónde fui encontrado por Kirk, tu hijo mayor, sé que no le hablas hace dos años a Ingrid, la menor, por casarse sin tu consentimiento, conozco tu pasión por el cine, tus manías de filatélico, los insomnios que pasas leyendo… Creo que ya puedo matarte.
- Pero – las lágrimas le nublaban la vista, nunca pensó amar tanto la vida a pesar de su pasión por el encierro -, alguien notará la diferencia, en algún momento has de fallar.
- Claro, y usaré mi sentido del humor para salir airoso de la situación. Tus amigos se reirán y aplaudirán al “nuevo Claude renacido” que hay en mí. Incluso puedo hacer las paces con tu hija, digo… mi hija. Magnífica oportunidad para dejar mis huevos en su casa, además de en ésta que compartes con Kirk y su esposa, en el club de fumadores, en el alquiler de videos y en la biblioteca municipal por donde pasas cada semana a renovar tus lecturas. Hay que dejarlos en varios sitios porque no todos llegan a término, ni todos nuestros anfitriones son tan amables de colocarnos bajo una bombilla. Para no parecer malagradecido, te mataré de modo limpio, un ligero golpe en el sitio adecuado y, ¡au revoir, Claude!

Intentó retroceder y cayó en el suelo, presa de agudos temblores.

- ¡Alguien encontrará mi cadáver y pagarás tu crimen!
- Olvidé decirte algo – aquella aberración soltó de nuevo esa risa que helaba el alma -, no sé si has escuchado esas historias de insectos que se alimentan de sus madres, de arañas que se comen a sus parejas… el acto de reproducirse y el de nacer incrementan de modo salvaje el apetito. Hoy estoy que me comería a mí mismo si pudiera. Afortunadamente, tu Dios ha puesto en mi camino una copia, no muy apetitosa, pero a quien extrañarán menos que al perro, al loro o a la gatita con nombre de belleza americana. Querido padre, tu Eggbert tiene hambre.

Pero ya el viejo no lo escuchaba.



*de Marié Rojas.







Mudanza*



Sale arrastrándose por la puerta que se está desplomando sobre él. Tiene que abandonar su hogar porque algo caído del cielo lo ha destrozado, aplastando la mayor parte de la vivienda. Se aleja despacio, meneando la cabeza de un lado al otro en una negación continua mientras va dejando un rastro de espuma que marca una huella larga y espesa.

Llevaba toda su vida en aquella casa y ahora, solo y desnudo, camina por los bosques y prados en busca de una nueva morada. Se desplaza muy lentamente, pero no se distrae mirando el paisaje porque se sabe vulnerable y precisa encontrar refugio lo antes posible. Su vida peligra.

Inesperadamente se encuentra una casa abandonada y aunque es algo más pequeña que la que tenía hasta ahora tiene que conformarse ya que no puede arriesgarse a pasar más noches fuera debido a los peligros del frío y de los depredadores. Sabe que ha arriesgado mucho y de estar más tiempo al descubierto seguramente no llegaría vivo al día siguiente

Suspirando profundamente se conforma y se prepara para entrar en la nueva casa, ahora vacía. Se arrastra decididamente encarando la puerta, y plegando los cuernos se introduce en la pequeña concha.




*de Joan Mateu. joan@cimat.es







Las imágenes terribles de El pequeño príncipe*




*Julio Pino Miyar. isla_59_1999@yahoo.com

19/1/2009


El piloto de la Segunda Guerra Mundial, Antoine de Saint-Exupery pudo habernos dejado escrito un tratado filosófico sobre la soledad, la incomunicación humana y el valor de la virtud, pero prefirió escribir "El pequeño príncipe":
"- ¿Dónde están los hombres? - preguntó el pequeño príncipe - se está un poco solo en el desierto.
- También se está solo entre los hombres - respondió la serpiente. (.)
A quien toco lo devuelvo a la tierra de la cual ha venido. Pero tú eres puro y vienes de una estrella".
El pequeño príncipe habla con la serpiente la lengua de los seres del desierto; el lugar axiomático de la más completa soledad. Su último recurso, inscrito en la ley implacable del Sahara, será hacer valer la promesa de la serpiente, el animal más sinuoso, falaz y lesivo de la Creación. "Soy más poderoso que el dedo de un rey", le advierte sutilmente a su joven interlocutor. "Puedo llevarte más lejos que un navío. puedo ayudarte algún día si extrañas mucho tu estrella." Le dice finalmente para tentarlo y
seducirlo.
Cuando el pequeño príncipe encontró a su amigo, el piloto con su aeroplano averiado en medio del desierto, se cumplía el aniversario de su llegada a la Tierra y rondaba por el mismo lugar donde le había hecho una promesa la maligna serpiente. ¿Buscaba la muerte, entendida como una forma básica de
ensoñación y misterio? ¿Era, de este modo, la muerte la única vía practicable para regresar a su estrella, el diminuto asteroide?
Preguntas como estas nos puede inducir la lectura de ese breve volumen perteneciente, por derecho propio, al compendio de la literatura universal; una de las fábulas del siglo XX que mayor prosecución ha tenido entre los lectores, sensibles e imaginativos, de narrativa juvenil del planeta.
Existe, sin embargo, una gran fábula matriz de la cual surge, en buena medida, el constructo ideológico y moral de la cultura en Occidente. Dicha fábula ha devenido en una doctrina que contiene toda una serie de pliegues imaginarios, atribuciones simbólicas y un corpus dogmático, sobre los cuales se ha asentado un credo milenario, una tematización incluso de alcance artístico y filosófico: La predicción y genealogía (convenientemente establecidos según las antiguas escrituras religiosas hebreas) de la encarnación en Palestina de la vida - pasión, suplicio - muerte y resurrección - exaltación de Jesús, el Verbo; el Cristo de los cristianos.
Tal vez no nos damos suficiente cuenta hasta qué punto nuestra estructura mental -nuestra muy subjetiva existencia-, moldeada en la persona occidental por el paso de los siglos, ha sido preestablecida por los predicados psicológicos de la paciencia y la espera; la esperanza por el "próximo" advenimiento de un ser que no sabemos con certeza qué "buena nueva" nos trae, o de quién se trata en realidad.
Dos finas líneas trazadas a lápiz por Saint-Exupery ilustran esta circunstancia mental culturalmente adquirida: un dibujo infantil que esboza,
al final de la narración, el lugar donde se realizaría el hipotético regreso del pequeño príncipe y que posee, en el borde inferior, una leyenda que consuma, ante el lector, el carácter testimonial del libro propuesto por el autor: ((.)Para mí, este es el más bello y el más triste paisaje del mundo):
"Escríbanme pronto que él ha regresado".
En "Crónicas marcianas", del escritor norteamericano Ray Bradbury, reaparece un tema muchas veces soslayado por la ciencia y el pensamiento filosófico: la naturaleza básicamente emotiva de aquello que buscamos; la fundamentación última del conocimiento en nuestra perentoria estructura mental. Un
personaje de Bradbury, concebido como una entidad alienígena, pudiera explicar muy bien la razón de la universalidad del pequeño príncipe: en él vemos lo que necesitamos ver, el reflejo idealizado de nuestras necesidades afectivas. Esta señalada entidad producto, en este caso, de la imaginación libérrima de un creador de ciencia ficción, deviene así, ante el lector, en curiosidad anfibológica: un sujeto recreado por las emociones en el que una pareja de abuelos cree haber encontrado al nieto perdido; un hombre, a la novia amada de su adolescencia; la policía, a un prófugo de la justicia (por ejemplificar al azar).
Cuando la escritora Elena White publicó hace mucho, el libro que se convertiría inmediatamente en un bestseller mundial, "El deseado de todas las gentes" estaba, por su parte, sintetizando comercialmente el modo psicológico en que las multitudes tienden a relacionarse con la figura emblemática de Cristo.
La cultura occidental, sustentada por una psicología y un lenguaje previamente configurados, ha sido originalmente edificada como una cultura mítica, fundada en la esperanza de un Advenimiento. Por su parte, aquello que hace de "El pequeño príncipe" un libro esencial en medio del trasiego de los días, un ejemplar bibliográfico al que acuden -para citar a Borges con su recurrente definición de lo clásico- "las generaciones de los hombres con idéntico fervor", es porque ha sido capaz de estremecer los mecanismos de relojería de nuestra muy condicionada alma occidental.
Partiendo del hecho que la narración de marras es un fenómeno estético establecido, cabe entonces citar estas palabras del poeta Goethe: "En el símbolo lo particular representa lo general, no como un sueño ni como una sombra, sino como una viva y momentánea revelación de lo inescrutable".
Ignoro si en la vida agitada y aventurera de Saint-Exupery tuviera, en algún momento, la experiencia del contacto con una verdad esencial. Aunque de lo que no debería dudar es que él llegó a entender la vida como algo constituido del más hondo e impenetrable misterio. Un libro como "El pequeño príncipe", para llegar a constituirse como hecho literario, tuvo primero que rondar un sentimiento, una percepción en particular, que en religión se le da el nombre de Epifania. O sea, ese encuentro con una persona única, una realidad fundamental, que sólo a los verdaderos artistas les es dado acceder, y en el que el sentimiento religioso se nos aparece como la forma más aguzada - sin oropeles y sin dogmas- de sensibilidad.
Según nos lo narran las escrituras bíblicas, Jesús, como el pequeño príncipe, habitó una temporada en el desierto; la parábola del Nuevo Testamento coloca al "Hijo de Dios" en una situación extrema, hambriento, flagelado por los golpes de arena lanzados por el viento sobre su carne desnuda y finalmente tentado por el demonio. Estos "hechos" se encuentran incorporados a la tradición religiosa; lo ilusorio, o fantástico, de esa narración se disuelve en la fe del creyente; en la severa constricción que realiza el individuo religioso mediante la obliteración de su razón frente a lo que algunos teólogos han llamado la locura de Dios. Pero si somos partícipes de una de las interpretaciones de Borges, la Biblia debería ser leída como una suerte de literatura fantástica y, junto a ella, libros como "La Fenomenología del Espíritu" de Hegel y "Los siete viajes de Simbad, el marino", también lo serían indistintamente. Sin embargo, el volumen que nos ocupa se ofrece para traernos a colación una relación hasta ese momento
obliterada, una experiencia extraviada en los anales de la historia y en los primeros testimonios Neo - testamentarios.
¿Quién sería, para el piloto que fue siempre Saint-Exupery, ese gran amigo que le inspirara a escribir esta extraordinaria crónica, ese inusual documento humano? Redactado con la brevedad y simpleza de un parte de batalla y salpicado de dibujos.
Bien pudo ser el judío León Werth, "cuando era niño"; como el autor enmienda en la dedicatoria, para hacer entendible que un texto como ese fuera dedicado a una persona mayor. "Es que mi amigo puede entenderlo todo, incluso los libros para niños"; nos explica. Mas sobre todo, este amigo padece de hambre y frío en un campo de refugiados y "tiene necesidad de ser consolado." ¿No es acaso esa dedicatoria el hermoso símbolo de una amistad que, como afirma Goethe, se nos muestra como "revelación de lo inescrutable"?
Testimonio que tuvo el poder de convertir la vida del piloto en leyenda y su desaparición física, casi sin dejar rastro, en pura indagación poética: ¿Se habrá ido con su aeroplano en busca del pequeño príncipe?
¿Qué relación tan absolutamente radical puede contraerse con las verdades más íntimas y cotidianas de la existencia, capaz de renovar en nosotros las fuentes más originales de la vida y la religión? De esta relación fundamental con la existencia y el destino humano nació, sin ribetes religiosos, el pequeño príncipe. Lo engendró Saint-Exupery en su sedienta caminata por el desierto en pos de una fuente:
"El agua también puede ser buena para el corazón -le dijo el pequeño príncipe al despuntar el alba".
En esta narración abunda una aguda crítica al marco figurativo del arte, a la verdad formalmente entendida como estricta realidad sensorial. Para el escritor, en cambio, lo verdadero tiene visos de abstracción, porque llegamos a ello por vía de una intelección. Esa parece ser la verdad enunciada por el personaje del zorro que hace de esa historia un libro de aprendizaje, una curiosa epopeya del conocimiento moral y estético: "Es el tiempo perdido por tu rosa lo que la hace importante." No obstante, el mismo transfondo conceptual parece disolverse en aras de la sensibilidad interior;
en aras de aquello que, a pesar de estar más allá de las formas elementalmente descriptivas, no es un concepto puro, sino una intuición lograda al nivel de las emociones, carente, por tanto, de severos
condicionantes teóricos, que la convierte en una verdad subjetivamente constituida y en una intelección sentida, percibida.
Fue el pensador Federico Nietzsche quien escribió que -en última instancia- la verdad era sensual; entendiendo con esto que existe una unidad indisoluble entre aquello que se expresa por medio de la vida y aquello que la vida esencialmente expresa. Las múltiples y variadas formas de la vida sólo se perciben si son comprendidas, si son aprehendidas mediante la sensibilidad. Por tanto, en nuestra comprensión conceptual del bien y la belleza se manifiesta la presencia de un modo en especial de sensibilidad,
la cual es siempre correlativa, aunque esto pueda parecer contradictorio, al mundo de las ideas.
Cuando el pequeño príncipe contempló por primera vez a su cordero dormido en el dibujo de una caja cerrada estaba arribando, ante su amigo el aviador, al corazón mismo de la intuición, poniéndose intencionalmente al abrigo de una idea que hacía posible la existencia invisible de un cordero. Colocando además en juego su alma, pues la idea del cordero implicaba el peligro de la flor y la enorme responsabilidad del pequeño viajero que había dejado su asteroide inmerso en ese conflicto insoluble: la estrella que necesita un cordero, el cordero que, con su presencia, pone en peligro la supervivencia
de la flor que, a su vez, es la esencia intelegida de su estrella. "Yo pintaré un bozal para tu cordero; yo pintaré una idea que te salve del abismo del cordero y de la flor." Parece balbucear el autor, como si se
esforzara por comprender la idea que ata el mundo invisible de los conceptos con la naturaleza original de las cosas. Es en ese preciso instante, en que las ideas parecen conducirnos a una nueva relación con la realidad y apuntan al corazón subjetivo de la verdad, que el pequeño príncipe se nos muestra -como una radiante aparición en medio del desierto- en toda su grandeza, tragedia y postulaciones.
El hecho real del recusar invariable de las agujas del reloj revelan la íntima soledad de la conciencia abandonada en el fondo del tiempo; su primitiva y justificada ansiedad: ¿Qué es lo que esperamos de la vida? ¿Hacia dónde vamos? ¿Por qué persistimos en olvidar que lo definitivo nos espera siempre al final del viaje? Esa es la parábola cruel del guardavías: trenes que parten y regresan invariablemente de uno a otro lugar; ¿hacia dónde se dirigen? ¿qué buscan o qué necesitan? Pregunta extrañado el pequeño
príncipe:
"No persiguen nada -dijo el guardavías-. Ellos duermen dentro o bostezan.
Sólo los niños aplastan su nariz contra los cristales".
No creo que el aviador francés haya tenido ocasión para leer a Eugène Ionesco, -ni siquiera coincidieron los dos en una misma época literaria- pero hay mucho de teatro de la paradoja, la crueldad y el absurdo colocado en el oculto intersticio de esas páginas: Un niño trashumante en el desierto, enfebrecido debido a su imaginación desbordante, y que fundamenta, en su lealtad incondicional a una flor -a esa estrella-, la renuncia ética a los valores del mundo; su crítica más esmerada a los presupuestos
corrompidos de la existencia.
En su periplo por varios asteroides el pequeño viajero visitó los diversos estereotipos humanos. Aprovechó para evadirse de su propio asteroide una migración de pájaros salvajes y cuando llegó finalmente a la Tierra, en vías de completar su misión, se encontró con altos cerros montañosos que
convertían en meros ecos sus palabras. "¿Qué tierra es esta - se pregunta asombrado- donde los hombres no tienen imaginación y repiten lo que se les dice?" Una flor silvestre, descubierta por azar en el camino, le habló entonces irónicamente de los hombres, -la flor había visto un día pasar una
caravana: "deben existir cinco o seis, los pobres no tienen raíces y el viento los esparce de un lugar a otro".
En un breve apunte el autor finalmente nos relata la caída del pequeño príncipe mordido por el ofidio:
"Sólo hubo un relámpago amarillo cerca de su tobillo. Se quedó inmóvil un instante. No gritó. Cayó suavemente, como cae un árbol en la arena. Ni siquiera hizo ruido."
De todas formas, no creo que nos encontremos ante la idea de la muerte del pequeño príncipe, sino ante un hecho que justifica, ante el lector, su inevitable ausencia; su partida irremediable. El sentido lógico del texto opera generalmente por elipsis: su ausencia es la garantía de su presencia invisible, alojado ahora en el corazón de nuestra intimidad; su visita a la Tierra supone, por paradoja, una misión que la desborda; y su misión ultraterrena contiene el significado de su fugitiva existencia. Lo realmente
curioso es llegar a entender que el autor escribió un texto de tanta capacidad poética que no sólo nos muestra su privilegiado sentido, sino que parece ofrecer nuevas perspectivas al arte y la literatura, como si en el terreno de la pura recreación simbólica irrumpiera un mensaje hasta ahora sólo patrimonio exclusivo de las religiones.
Según la tradición de Occidente existen tres grandes textos sagrados: La Biblia, La Divina Comedia y el Quijote. El primero es un texto esencialmente religioso, el segundo oscila entre lo religioso y lo profano, el tercero es esencialmente profano. En el marco general de esa profanidad cultural, inaugurada en el siglo XVII por Miguel de Cervantes, se inscribe perfectamente El pequeño príncipe. Lo novedoso en él es que nos implica en una nueva interpretación de la experiencia cristiana, aunque de raíz prominentemente mundana. Hay en el texto un culto a los valores sensibles de la vida, pero sin dejar de entender que el bien y la belleza operan en nosotros como resultado de una intelección, de una gestión del pensamiento abstracto, que a la vez incorpora las verdades del corazón como las verdades
fundamentales de la existencia.
Debido a esta vocación mundana en busca de un sentido que clarifique la vida, es que el pequeño príncipe permanece fiel a la esencia intelegida de su flor, -el tiempo dedicado a ella que la hizo importante y única. Por esa razón, es que la esencia y la existencia van juntas y producen de consuno el significado real de lo humano; porque el hombre es ese ser a quien mediante su existencia le está permitido aprehender el concepto de su esencia. Y también por esa razón, es que el cuerpo de verdades invisibles que nos acompañan - entre otras, las "pascalianas razones"- se vuelve tangible, singular y único, como los símbolos que un día creara, para cada uno de nosotros, la pasión innegociable del artista.










ESPERANZA*





Una obsidiana
despechada de la entraña
rozó
en sus ínfulas
a tu ultrajada ingle
Pero
una guagua guinda
esplendorosa
ante lirones imperturbables
en palcos impostores
será cosecha
de la siembra del
casal
Epilogando.




*de NOELIA JUDITH GUIÑAZÚ. judith.guinazu@hotmail.com









*







Queridas amigas, apreciados amigos:

El domingo 25 de enero de 2009 presentaremos en la Radiofabrik Salzburg (107.5 FM), entre las 19:06 y las 20:00 horas (hora de Austria!), en nuestro programa bilingüe Poesía y Música Latinoamericana, música de la cantautora argentina Natalia Pérez. Las poesías que leeremos pertenecen a Juan Carlos Galeano (Colombia) y la música de fondo será de Darío Robayo (Colombia). ¡Les deseamos una feliz audición!




ATENCIÓN: El programa Poesía y Música Latinoamericana se puede escuchar online en el sitio www.radiofabrik.at (Link MP3 Live-Stream. Se requiere el programa Winamp, el cual se puede bajar gratis de internet)!!!! Tengan por favor en cuenta la diferencia horaria con Austria!!!!




REPETICIÓN: La audición del programa Poesía y Música Latinoamericana se repite todos los jueves entre las 10:06 y las 11:00 horas (de Austria!), en la Radiofabrik de Salzburgo!

Cordial saludo!

YAGE, Verein für lat. Kunst, Wissenschaft und Kultur.
www.euroyage.com


Schießstattstr. 37 A-5020 Salzburg AUSTRIA
Tel. + Fax: 0043 662 825067








Convocatoria*


El trilingüe Magazín Cultural Latinoamericano XICóATL "Estrella Errante" (impreso y digital), que desde hace 17 años se edita en Salzburgo, Austria, convoca a ensayistas, narradores y poetas a colaborar con el trabajo de difusión cultural que llevamos a cabo.

Las colaboraciones deben tener una extensión máxima 4 páginas para ensayo y cuento. Para poesía se ruega enviar una selección de poemas de un máximo de 10 páginas. Los escritos deben acompañarse de un breve curriculum vitae (que contenga la dirección postal) y una foto digital del escritor a la dirección euroyage@utanet.at
Los textos seleccionados serán traducidos al alemán y publicados de manera digital e impresa.

Más informaciones sobre nuestra labor cultural sin ánimo de lucro en Europa encontrarán en nuestra página de internet www.euroyage.com
Cordial saludo,



*Dr. Luis Alfredo Duarte-Herrera
Director de YAGE, Verein für lat. Kunst, Wissenschaft und Kultur.
www.euroyage.com

Schiessstattstr. 37 A-5020 Salzburg AUSTRIA
Tel: ++43 662 825067


InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/

Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por Yahoo, enviar un correo en blanco a: inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar

INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a: inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar

Para visitar:
www.walkala.priv.at
http://incoiroencias.blogspot.com
http://www.metroflog.com/Lunanoconquistada
http://urbamanias.blogspot.com/
http://remontandosoles.blogspot.com/
http://zonamutante.blogspot.com/
http://www.metroflog.com/Exducere

Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.
Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.
La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor. Inventiva solo recopila y edita para su difusión las colaboraciones literarias que cada autor desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre el escritor y el editor, cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura.

Friday, January 23, 2009

ANTE UN SOPLIDO DESDEÑOSO DEL AZAR...



*Ilustración de Ray Respall.




PÁJAROS*




Los pájaros, amor, no hablan, pero se comunican.
Condenados amor, estamos condenados al invierno.
Sella tu boca primavera. Amordázala.
Hablemos con el lenguaje indescifrable de los pájaros.
Vos sabrás, que cuando mi boca muerda las cerezas,
Es tu boca la que muerdo. Yo sabré, que cuando tus labios
Húmedos rojo vino, es mi boca la que te deleita.
Estamos condenados al silencio, amor.
Más, podemos hablar con los ojos.
Rozarnos con las alas y con ellas gemir, y con ellas gozar.
Cuando en la muchedumbre, la gente mire, absorta.
Luciérnagas doradas, sabré que han escapado de tus ojos
y tu vuelo viril se hará suspiro y mi cuerpo se cubrirá de……..
Cuando en formal saludo nuestras alas se encuentren,
y tu vientre galope, palpitando salvaje,
yo, impávida, diré:
¡Qué hermosa está la noche!



*de Amelia Arellano. arellano.amelia@yahoo.com.ar





ANTE UN SOPLIDO DESDEÑOSO DEL AZAR...






La Felipa*



A la belleza del lugar nadie le daba importancia por lo habitual. Las trece calas de arena blanca y gorda que componían el litoral del pueblo eran de sobra conocidas por los pocos habitantes, la mayoría pescadores, que componía el censo del pueblo.

Además no alcanzaba ni la categoría de "pueblo". Se limitaba a ser una de las tres Playas de un pueblo principal que estaba a tres kilómetros en el interior y cuya industria taponera era muy reconocida en todo el país.

Esta playa, con 17 pescadores era tranquila por obligación. No había en ella un aspaviento y eran tan pocos sus habitantes y tan pobres que no tenían ni las ganas ni las fuerzas para mantener discusiones. Cada uno iba a su interés y nadie negaba la ayuda a nadie. Esas cosas que son tan aceptadas por la gente de mar.

Las barcas de pesca, ordenadas en la cala del centro, se subían a la arena cada tarde en el mismo sitio y se bajaban a la mar cada mañana por la misma escala, dando después tres paladas de remo y poniendo el viejo motor en marcha.

La "Aurora", adusta, añorada de barnices y de un fondo y quillas que en su días fueron verdes, era de la Felipa (la mujer del Felip) y ocupaba el tercer lugar por la derecha junto a un escaso embarcadero improvisado en su día sobre las rocas negras que la separaban de la otra cala y que se usaba una sola vez al año: Cuando el cura se empeñaba en hacer la procesión de la virgen por mar. En la festividad de la virgen del Carmen.

La Felipa había olvidado su nombre igual que lo habían hecho los demás componentes de la comunidad, el día de la boda. Las cosas eran así, pero por contrapartida desde aquel momento era la propietaria de todo, porque en este mundo los propietarios de las cosas eran las mujeres y los hombres se limitaban a usarlas y trabajarlas. Podías ir a casa la Felipa a comprar el pescado que el marido pescaba, los mejores remiendos de redes eran los de La Felipa a pesar de que fuera él quien los hiciera, las reuniones al amor de la lumbre en los largos días de tormenta, cuando no se podía uno hacer a la mar, eran en casa de Felipa, incluso el emigrante que se había ido más lejos era "el hijo de la Felipa" que a la vista de las pocas oportunidades que había en la zona un buen día se fue a Cuba a hacer fortuna.

Irse a Cuba estaba considerado como el súmmum de las cosas. De la desesperación y de la suerte. De la locura y de la ambición. Irse a Cuba eran promesas de sol y mujeres de amplios y fáciles favores, de mulatas esplendorosas con poca ropa, de palmeras cargadas de dátiles y de noches de ron a la orilla de la playa. Nadie conocía a ninguno que hubiera estado en Cuba, pero estaba claro que era un paraíso, que era el lugar al que todo el mundo deseaba ir y al que todo el mundo temía ir; por lo lejano y quizás también porque en el fondo no se acaban de creer estas cosas que nadie había contado pero que todo el mundo sabía a ciencia cierta.

Hoy he visitado a la Felipa. Han pasado más de veinte años desde la última vez que fui a pescar con el Felip y desde que nos comimos el pescado de roca, aquel que no tiene salida en la plaza, frito después de quitarle las tripas en el rompiente de las olas.
La Felipa estaba igual de vieja, igual de sola e igual de silenciosa. Sentada a un lado del portalón, en una silla baja y tomando la fresca.
En los pueblos, cuando se oculta el sol, en "la hora baja" la gente saca sus sillas a la calle y calma los calores del día con el frescor del atardecer. Eso es " tomar la fresca" y mientras lo hace , comenta las cosas del día, hace correr los rumores y saluda a los que aprovechan para dar un paseo.

Me he puesto delante de ella en cuclillas, y la he mirado a los ojos, grises y un poco aguados. Me ha mirado sin hacer nada que me hiciera pensar que me hubiera reconocido. He entrado en la casa y he sacando otra silla baja la he puesto a su lado y me sentado.

Hemos tenido una conversación de silencios, interrumpida únicamente con alguna mirada larga, y han pasado las horas. Un mundo. Una vida...

He puesto mi mano sobre la suya y levantándome, después de una larga mirada a los ojos, he empezado a subir la cuesta.

A mis espaldas su voz: "No tardes tanto en volver, siempre me gustó hablar contigo".




*de Joan Mateu. joan@cimat.es








DOS FORMAS DE UNA PASION*




*Por Jorge Isaías. jisaias46@yahoo.com.ar




Una pasión futbolística, es decir el amor a una camiseta es algo irracional. Y diré más, dura toda la vida.
Se puede cambiar cualquier sentimiento, cualquier color político, pero la casaca de la infancia –con su carga de sinrazón- no se cambia.
Uno se lleva a la tumba esa pasión excluyente.
Tan raro es el corazón humano, quiero decir, el corazón del varón al menos, porque es el único que tengo estudiado.
De aquellas pasiones primarias que consigue o hereda el varón pequeño quiero relatar aquí.
¿A que otra cosa deberíamos habernos aferrado nosotros, pobres almitas, solitaria en un pueblito perdido?
Conste, pero ni cabe aclarar que no es lo mismo haber habitado aquellos pueblitos polvorientos de entonces “donde toda incomodidad tiene su asiento” y éstos de hoy, tan solitarios pero conectados en esta aldea global que navega la estelar noche de los tiempos.
Las cosas en aquellos tiempos eran lentas, estaban siempre revestidas con pátina de lejanía, con un color ocre que hace bastante similares todas las estaciones, aunque fuera en nuestra percepción de entonces. No solo trizaba el límite entre el otoño y el invierno, o entre la primavera y el verano, sino que pintaba de otro color los mismos objetos, difuminaba los rostros y los gestos volverían impredecibles, en ese esplendor a que nos sometía el estertor de un recuerdo. La tendencia era agruparnos para formar un equipo, en el barrio, en la escuela, dentro del mismo club donde participábamos, en la parroquia donde el cura nos seducía con sus canchitas de arcos de caños, sus áreas marcadas con buena cal legítima, la buena pelota de cuero número cinco, siempre bien lustrosa, esperándonos.
También con los buenos juegos de camisetas, flamantes, que parecían estar esperándonos sólo a nosotros.
Todo esto era negociable en el comercio de lo social, en los agrupamientos primarios, pero cuando se trababa de colores, la cosa pasaba por otro lado.
De aquel club lejano y querible, digo lejano en la distancia, nunca en el corazón, pudo tener para nosotros la importancia absoluta que no ocupaban ni la escuela ni la vida de los propios próceres, cuyas peripecias nos relataban las maestras abnegadas de entonces.
Y cualquier juego que armáramos tenía siempre en cuenta sólo dos colores: el rojo y el blanco.
De todos los chicos que vivían en el barrio “Jazmín” de entonces, eran indefectiblemente huracanistas. Los colores del propio barrio y no por casualidad eran el rojo y el blanco y estaban los mayores para corroborarlo. Para trajinar esa pasión cuando declinara.
En primer lugar: Tuto Vega y Juicho Becerro. El primero como zaguero invencible, perseguidor, mordiendo la espalda al adversario, siempre. El segundo más dúctil, más hábil, más pensante para jugar, pero la pasión y la entrega siempre en alto.
Juan Becerro a quien todos llamábamos Juicho podía aceptar cualquier puesto que quedara vacante. Aunque mi recuerdo siempre lo pega a esa camiseta número cuatro, de marcador de punta que él llevó mejor que nadie en toda la gloriosa historia del club.
A Juan además de este puesto que se ganó para siempre, incluso con él se ganó también a la hinchada, lo vi jugar de dos en un clásico y no cualquier clásico sino el del siete a dos.
Lo vi de cinco, de seis, y hasta de nueve.
Pero la hazaña mayor que puedo relatar es un partido en Gödeken donde llegó a cubrir los tres palos.
Fue así. Se lesiona el arquero, a la sazón, el casildense Hernán López y como en ese tiempo no se podían hacer cambios, él se puso –metódico- la camiseta y fue al arco.
Ganábamos uno a cero y todos creímos que nos llegaba la noche. Miramos el reloj: faltaban veinte minutos y en esos eternos minutos nos podían “llenar de pepinos”, tal la expresión de moda por entonces. Pero no. Juan “Juicho” Becerro se dio el gran lujo de mantener la valla invicta, y además divertirse con los adversarios a quienes incitaba al grito estentóreo de: -Tiren gringos, tiren gringos.
Es decir, alentándoles a que probaran puntería, cosa que ellos hicieron toda vez que pudieron pero sin resultados concretos como consignan las crónicas deportivas de entonces.
A los ochenta años, Juan Becerro, quien todos llamaban Juicho, sigue casi con el mismo cuerpo de sus años de futbolista, con el cabello íntegro, casi tan negro como entonces, con algunas líneas plateadas que no disimula con pintura alguna, siempre dispuesto a conversar de fútbol. Charlas que matiza casi sin ademanes pero rubricando cada frase con una gran carcajada que exalta sus grandes dientes parejos.
El otro personaje, Horacio Vega a quien lamamos “El Tuto”, siempre vistió la memorable número tres.
Dueño de una garra visceral y plena de pasión, la racionalidad no entraba en sus cálculos, era puro instinto y espontaneidad.
En un partido lleno de interferencias, complicaciones y lesionados, cuando el delantero “Chañarense” rompió el tabique nasal de nuestro arquero, Hernán López, “El Tuto” en un arranque emocional que nos saldría caro, tiró su camiseta a un costado y se colocó la amarilla de arquero.
Todos pedían que se la pusiera el mismísimo “Juicho”.
Por la anécdota referida más arriba, pero ya Tuto Vega estaba saltando dentro de los tres palos.
Como era de esperar ante tanta improvisación, nos metieron tres goles más de los dos que ya llevaban de ventaja.
Porque el golazo del Negro Cornejo, con un puntazo desde fuera del área, apenas descontó para la indignidad del cero.
Ese día realmente estuvimos para el cachetazo por más que el amor pasional que “Tuto” tenía por nuestra camiseta se diera de bruces contra la realidad de ese partido que había nacido envenenado.












EL CERDO*







El cerdo postmoderno

delibera.

Atípica incertidumbre

Le confiere la inocencia.

Andante de pureza

Enigma de niveles.

Elíptica razón.

Frescor de círculo azular.

Áurea apertura.

Erizado jazminero.

Estremecido

de

Amor.





*de NOELIA JUDITH GUIÑAZÚ.














Vivir para contarlo*







*Martín Caparrós
23.01.2009

Hay ciento cincuenta personas que lo saben y no nos lo cuentan. O quizá no lo saben, pero estamos convencidos de que sí. Hay –hubo hace diez días– ciento cincuenta hombres y mujeres a los que les dijeron, con menos palabras, que se iban a morir en uno o dos minutos, que pensaron lo que pudieron, que se prepararon si es que alguien puede prepararse, que se sorprendieron por lo rápido y lo lento que pasaba al mismo tiempo el tiempo, que se agarraron desgarrados de una manija inútil y esperaron el choque y sintieron el choque y después, de repente, notaron que vivían y que flotaban sobre un río casi helado y que muchos llegaban a salvarlos y que los periodistas les preguntaban cosas y más cosas y los parientes cosas y más cosas y los amigos cosas y más cosas porque todos queremos saber cómo es morirse –y ellos no nos lo cuentan. Yo lo seguí con brío: los leí en diarios americanos y locales, los escuché en radios y televisiones, y no hay manera: no lo cuentan.

Nos dijeron, sí, banalidades: no, no tuve pánico, sólo me dio tristeza, recé, recé mucho, tenía como un frío, pensé que no iba a ver más a mi marido y a mis hijos, miré las instrucciones en caso de accidente, me acordé de una noche en la playa, se me puso dura la mandíbula, me sorprendió darme cuenta de que me iba a convertir en la clásica historia trágica del muchacho que tiene todo por delante y muere en un accidente: ese tipo de cosas. Pero nadie nos dijo lo central, lo decisivo, lo que queremos oír. Los toqueteó la muerte: tuvieron esa experiencia extraordinaria de saber que se iban a morir, de estar muriendo –y de vivir para contarlo. No la historia a la sueyro de ángeles y luces en medio de un desmayo, no: un encuentro perfectamente consciente con la muerte, pero no hay modo de que nos lo cuenten porque, supongo, no saben cómo decirlo o, incluso, no tienen qué decir.

Queríamos oír lo extraordinario. Son los dos últimos minutos, carajo, algo tremendo tiene que pasar: tendrían que ver algo, pensar algo completamente distinto, sentir un terror o calma o éxtasis extremos, pero no. Y lo tremendo es eso: que probablemente no pase nada sorprendente, que sea así, que sea tan tonto como en los relatos de los sobrevivientes del avión sobre el Hudson. Lo tremendo es que, probablemente, morirse –ese hecho extraordinario, que a la mayoría nos sucede una sola vez en la vida– sea tan banal como vivir, y por eso no tienen nada que contarnos. Y que no nos lo digan con todas las letras porque recién lo están entendiendo y porque es aterrador y porque, pese a todo, no quieren asustarnos más aún: privarnos de esa última esperanza.

(Ni siquiera el capitán ha hablado todavía. El capitán del hidroplano se transformó en un héroe porque supo que aterrizar y acuatizar son palabras distintas, y a partir de ahora su vida va a ser completamente diferente: ya tiene ofertas de libros, películas, publicidades, cataratas de dólares. Todo porque tuvo la mala suerte de que le sucediera algo que sucede una vez en millones –que sus dos motores se empajararan al mismo tiempo y su avión se apagara– y la buena suerte de que le sucediera al lado de un río donde bajar sin mayores obstáculos. En un país que inventa héroes todo el tiempo –donde este martes asumió la jefatura un abogado centrista al que muchos saludaron como gran héroe del cambio y la esperanza aún después de que hubiese designado ministro de Defensa al ministro de Defensa de Bush y ministro de Economía a un ex jefe del Fondo Monetario, aún después de que insistiera en que su objetivo es restablecer “el liderazgo americano en el mundo”–, el piloto Sully va a ser uno de ellos, por lo menos hasta que se sepa qué pasó: si tuvo que acuatizar tan bien porque hizo algo muy mal unos minutos antes, por ejemplo, o si los dos pájaros en las dos turbinas fue tanta mala suerte que fue su mejor suerte. En cualquier caso, su vida ya es distinta para siempre. El accidente es eso: la evidencia de que todo puede cambiar en un segundo. El accidente existe para que uno recuerde que nada vale nada y por lo tanto todo vale muchísimo. El accidente es un refinamiento: la irrupción bruta de lo innecesario, ese hecho impensado que define como ningún otro la ligereza, el caos del mundo, la imposibilidad de cualquier previsión, lo iluso de las causas; el accidente es ese momento en que el laborioso edificio que levantaron las ideologías –religiones, moral, ley– se derrumba ante un soplido desdeñoso del azar, y nos permite pensar de nuevo el mundo).

La pregunta es, como siempre, cómo, con qué pinches palabras. Porque, además de todo, decir es muy difícil: lo confirma, si fuera necesario, una pequeña historia de ese mismo vuelo. Cuando el capitán les dijo que estaban a punto de estrellarse, una señora Collins, empleada de 37 años, sacó su celular para mandar a su marido y a sus hijos el último mensaje. Agitada, tecleó su primera frase: “Mi avión se está estrellando”. Quería terminar, diría después, diciendo “los quiero mucho”, pero no tuvo tiempo porque el avión cayó en el agua. Así que su mensaje se limitó a lo obvio, la información que ellos tendrían de todos modos, y no llegó a decir lo que trataba de decirles: que los quería, que los pensó muriendo. Decir es mucho más difícil de lo que muchos creen. Yo creo que lo sé, y nunca sé cómo decirlo.











Desilusión*




El hombre le gustaba, tenía luz. Un resplandor la envolvía cuando estaban juntos. Las amigas pensaban que se estaba enamorando, ella tan reacia, tan racional parecía iluminada. Se habían despertado juntos por primera vez. Las noches pueden ser maravillosas pero las mañanas ponen negro sobre blanco. Cuando el le dijo que le iba a preparar el desayuno sonrío, esta vez parecía que el brillo no se iba a extinguir. Pan de campo, dulces caseros, quesos y el omelette casi listo. Dejó el diario, su pasión de los domingos, se acercó a su nueva pasión. El olor del café le abría la nariz, su cuerpo se cubría de un misterio nuevo. En el momento en que él agregó, al dorado intenso de los huevos, el puñado de luciérnagas, comprendió el secreto y se fue.




*de Cristina Villanueva. libera@arnet.com.ar









Convocatoria*


El trilingüe Magazín Cultural Latinoamericano XICóATL "Estrella Errante" (impreso y digital), que desde hace 17 años se edita en Salzburgo, Austria, convoca a ensayistas, narradores y poetas a colaborar con el trabajo de difusión cultural que llevamos a cabo.

Las colaboraciones deben tener una extensión máxima 4 páginas para ensayo y cuento. Para poesía se ruega enviar una selección de poemas de un máximo de 10 páginas. Los escritos deben acompañarse de un breve curriculum vitae (que contenga la dirección postal) y una foto digital del escritor a la dirección euroyage@utanet.at
Los textos seleccionados serán traducidos al alemán y publicados de manera digital e impresa.

Más informaciones sobre nuestra labor cultural sin ánimo de lucro en Europa encontrarán en nuestra página de internet www.euroyage.com
Cordial saludo,



*Dr. Luis Alfredo Duarte-Herrera
Director de YAGE, Verein für lat. Kunst, Wissenschaft und Kultur.
www.euroyage.com

Schiessstattstr. 37 A-5020 Salzburg AUSTRIA
Tel: ++43 662 825067


InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/

Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por Yahoo, enviar un correo en blanco a: inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar

INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a: inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar

Para visitar:
www.walkala.priv.at
http://incoiroencias.blogspot.com
http://www.metroflog.com/Lunanoconquistada
http://urbamanias.blogspot.com/
http://remontandosoles.blogspot.com/
http://zonamutante.blogspot.com/
http://www.metroflog.com/Exducere

Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.
Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.
La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor. Inventiva solo recopila y edita para su difusión las colaboraciones literarias que cada autor desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre el escritor y el editor, cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura.

Wednesday, January 21, 2009

COMO ESOS PAISAJES IMPOSIBLES DE MAGRITTE...








EL GUARDIÁN*




Supe reconocer al momento que me hallaba dentro de uno de esos sueños especiales que nos parecen tan reales que atemorizan incluso horas después de despertar, donde si corremos se nos corta la respiración y nos late más de prisa el corazón, la comida sabe a comida, la rosa huele a rosa y el frío nos corta la piel. Cierta vez un estudiante de tensegridad intentó enseñarme el modo de despertar, pero no le hice caso, me gusta soñar.

Me hallaba en una enorme roca flotando en el vacío, como esos paisajes imposibles de Magritte. Más allá de ella no se distinguía tierra, ni mar, ni siquiera niebla. fue entonces que lo vi, con su aire cansado, su cetro y aquello que semejaba un perro, durmiendo a sus pies.

No duró mucho esta sensación de reposo que emanaba del conjunto, el perro olfateó mi presencia y comenzó a ladrar. Uno de sus rostros despertó y me escudriñó lleno de curiosidad, el otro continuó su siesta.

- ¿Quién eres? - me preguntó.
- La verdadera pregunta es ¿quién eres tú, y por qué estás en mi sueño?
- Soy el guardián - respondió, como si eso fuera suficiente.
- Guardián. ¿de qué? ¿de un trozo de piedra flotando en la nada?
- Del centro de la creación - el segundo rostro despertó a medias, mostrando cierto interés por la conversación -, en este punto exacto convergen todos los universos, los mundos, los reinos, todas las posibles realidades. Yo soy el encargado de velar porque nadie cruce de una a otra, aún desconocemos los resultados de tal mezcla. es mejor evitar aquello cuyo final no se puede siquiera suponer. Mi sola presencia en este sitio es suficiente, soy la variable que rompe el balance de la ecuación.
- Pero. - dudé -, yo estoy soñando, ¿de qué realidad hablamos?
- Esta es ahora tu realidad, y en este momento forma parte de las que convergen en esta isla.
- Claro - pensé en voz alta, en definitiva era mi sueño -, hasta la irrealidad puede ser una realidad alternativa cuando se trata de abarcarlas en su totalidad, seguro incluyen los mundos imaginados en la literatura, en las artes, en la mente de los locos. tiene su encanto saber que en algún sitio está La Tierra Media, el Mundo del Espejo, los Súper Héroes y la Federación Galáctica.
- No vas errada, desde tu punto de vista. Desde el mío, es tan válido el mundo onírico en que estás ahora como aquel en que te mueves cuando despiertas; sucede que has sido condicionada para encontrar uno más real que el otro.
- Imagino que, si lo dices con tanto énfasis, es porque vienes de un mundo que yo consideraría imposible, o fantástico, quizás alguien te soñó, o te imaginó, alguien que ya no existe y de quien fuiste solo una fracción de pensamiento, ¿voy descaminada?
- Para nada.
- Y, ¿cuánto tiempo llevas aquí?
- Una infinitud - suspiró, expresando un cansancio sin límites - si aquí el tiempo se midiera con tus variables.
- Es decir, ¿que vives en una suerte de ahora eterno?
- Como tú, solo nos diferencia que yo soy consciente de ello.
- Es cierto, el futuro no existe hasta que no lo convierto en presente, y el pasado ya no está. pero, más allá de la cuestión temporal, ¿no estás agotado por el peso de la responsabilidad?
- No puedo quejarme, no tengo a quién - soltó una risita sardónica -, no creas que todos los días cae alguien en este punto. Ni siquiera sé quiénes son mis superiores, si los hay; me limito a repetir las
palabras de mi predecesor.
- ¿Es mucho preguntar si te toca algún relevo?
- Lo estoy esperando - respondió lacónicamente.

Recordé aquellos cuentos en que el barquero de la Estigia, el gigante Atlas, o el guardián de alguna caverna piden al incauto que le sostengan por un instante el remo, le ayuden a acomodarse el mundo a sus espaldas, o respondan ciertos acertijos. me cuidaría bien de no caer en la trampa.

- Puedo leer el pensamiento, en donde vengo es más común que el lenguaje hablado.
- ¡Ah! - me cuidé bien de volver a pensar algo coherente.
- En fin, que no te equivocas. Pero no creas eso de aguantar el cetro o el remo, es demasiado pueril suponer que el hábito hace al monje, no es tan fácil elegir al próximo guardián - me miró de reojo -; si bien lo del acertijo pudiera ser cierto.

Asentí con la cabeza, desviando la mirada para que no adivinara mis temores.

- Como tenemos tan pocas visitas, me está permitido evaluar a los postulantes no solo por sus respuestas, sino también por sus preguntas.
Imagina quién acaba de sacar "sobresaliente".

Se levantó riendo, desplegó las alas, dio dos cachetadas al segundo rostro, que terminó de despertar, y colocó el cetro en el suelo.

- Te dejo al animal, era viejo ya cuando llegamos, no está para trotes. No confíes mucho en él, pero siempre será mejor que no tener compañía; por lo visto, en tu mundo tienen una sola alma dentro de un solo cuerpo.
- Pero. ¡Oye! ¿Te vas sin más ni más? - le grité a pleno pulmón, sabiendo que no me escuchaba.

Y aquí estoy, en esta ínsula en medio de la nada, o justo en el medio del Todo, ¿qué más da?, comenzando un turno de guardia que puede durar media eternidad, o quizás un poco más. Ni siquiera vale la pena estallar en sollozos.

En mi mundo dirán que he muerto en sueños, y yo viviré esta infinitud pensando que no voy a morir, precisamente por mi afición a los sueños.



*de Marié Rojas.
-Dibujo: Ray Respall




COMO ESOS PAISAJES IMPOSIBLES DE MAGRITTE...






LA ASUNCIÓN DEL PRESIDENTE NEGRO*




Empezó con un comentario del periodista argentino que conducía la transmisión del acto de jura presidencial de Obama. Dijo este periodista que Barack Obama es el mejor presidente de la historia de EEUU.
No era un astrólogo ni un vidente; quien afirmó eso era un señor entusiasta que se dejó llevar por la intensa propaganda que nos está traspasando constantemente desde hace meses, y que ha instalado la idea de que los EEUU pasarán en un minuto, por la mágica jura de un hombre negro sobre la biblia de Lincoln, a ser un país acorde con la fábula de adalid en la lucha de la libertad, igualitario y un lugar donde los sueños se cumplen y defiende las causas humanitarias en los confines más extremos de la
tierra. Todo eso porque la mano de un señor negro se posa por unos segundos en una biblia antigua, y como en los cuentos mágicos, la gente se abraza, los enemigos se reconcilian, y una luz rosada envuelve desde hoy y para siempre al imperio renacido.
A Hollywood no se le puede negar la suprema capacidad de elaborar discursos sentimentales. Y no ahorran recursos. Estará la invocación a Dios, la canción popular de Aretha Franklin, la música de cámara para darle categoría, la arenga serena de un líder firme y bastante fotogénico, el
poema de una poetisa de barrio bajo.
Ahora bien.
Obama recalca la diversidad religiosa del pueblo norteamericano, pero es un pastor el que oficia la bendición, y reza el padre nuestro. Está bien ganarle a la derecha, pero no hay que hacerla enojar demasiado. Nos informan que ese pastor está contra el casamiento gay y contra el aborto. No había un
imán ni un sacerdote ni un monje budista ni un rabino ni nadie más que el pastor. Me pregunto si en un Estado no confesional es necesario o recomendable insertar un pastor rezando.
Obama, que fue votado por las minorías, que por ser de raza negra uno imagina que conoce las dificultades de las minorías, en su discurso exalta los valores norteamericanos tradicionales como los de los vaqueros que conquistaron el oeste. Horrible ejemplo para alguien que, si representa a las minorías, habrá sido votado por los escasos sobrevivientes de esa conquista del oeste que fue una masacre y una expoliación. O será que las minorías son las de la inmigración y no entran en ellas los aborígenes.
Obama se inclina por los recursos energéticos limpios, anuncia que se apostará a la energía solar y eólica ya que el petróleo les da poder a sus enemigos. Emociona tanta conciencia ecológica, tanto amor desinteresado por el planeta. Asusta la definición de los enemigos por los recursos que poseen.
Obama anuncia la retirada de las tropas de Irak. Bien. Será que ya no queda nada más que pérdidas por ese escorial, ese inmenso cementerio derruido. Va a prestarle atención a la India y a Afganistán. Tiemblen por esos lados, porque el imperio lleva la palabra libertad escrita en los tanques, y la igualdad es la de las tumbas, donde por igual se enciman los cadáveres desfigurados de niños y de adultos.
Obama es negro, habla bien, tiene carisma y por alguna razón todos están muy entusiasmados. Yo no soy norteamericana. Ojalá pudiese no importarme en absoluto la suerte de este hombre o de ese país. Pero no soy tan incauta. Pero los sueños y las pesadillas del imperio mueven ejércitos, crean hambrunas o dan un respiro a los miserables del mundo.
Me asusta que Obama le haya prometido al pueblo norteamericano la continuidad del estado de bienestar, la no renuncia al american way of life.
Eso se logra sobre la miseria de los subdesarrollados. Nosotros. Para que haya riqueza en EEUU, debe de haber pobreza en las antípodas. Para que algunos coman de más, muchos deben pasar hambre en las noches destempladas.
Me encantaría que Obama sea un mago maravilloso, el héroe de comic que en dos o tres viñetas soluciona todos los problemas. Pero ni el ejército, ni la CIA, ni parte del Congreso, ni las aspiraciones del ciudadano medio, ni siquiera Barak Obama en sus propias palabras hacen suponer tal prodigio.
Ojalá me equivoque y la luz rosada abarque el imperio y todos seamos felices para siempre. Pero no suena muy convincente, la verdad.




*de Mónica Russomanno. russomannomonica@hotmail.com





Sentidos*


La distancia entre el


perfume y la luz

el gusto y el sonido

es la piel.

El tacto se abre

como estrella terrestre

oímos el luminoso


sonido, la nariz toca


partículas impalpables


ojos en la boca


para gustar.



A veces (no es fácil)

ese resplandor llega.


Ángeles caídos

rodamos

con el rojo brillante de la manzana

en el hueco de las alas.



*de Cristina Villanueva. libera@arnet.com.ar






El ahorcado*



Los dos niños jugaban al ahorcado en la plaza del pueblo, bajo el olmo centenario que prácticamente la cubría por completo.

- La "a".
- No, no hay, una pierna
- A ver... La "c"
- No, tampoco, un brazo.

Los dos niños seguían jugando a la sombra del árbol, ensimismados y concentrados en la partida de aquel juego infantil que estaba de moda en el pueblo.

Al atardecer, los tres hombres, con el carro tirado por una mula, se acercaron al olmo. Descolgaron al perdedor, lamentando que el maestro no les enseñara a jugar a fútbol; pero el maestro dice que es imposible porque, quitando los colgados, no le da para hacer un equipo completo.



*de Joan Mateu. joan@cimat.es






Mandarse a mudar*


En su adaptación de la novela, Cazaux dio un lugar mayor a algunos personajes femeninos, rescató la ironía pero trató de “no arreglar lo que funcionaba bien”. Y ahora es el actor de la versión teatral dirigida por Lía Jelín.



*Por Rodrigo Fresán
Desde Barcelona



UNO


Mientras ustedes leen estas líneas, un eficaz comando compuesto por 83 profesionales altamente calificados –seguramente entrenados en algún bunker top-secret– vuelven a entrar en acción como lo hacen cada cuatro u ocho años. Gente que podría haber trabajado en versiones más o menos reales de Alias o 24, pero a la que su formidable sentido del deber patriótico y un valor casi suicida les ha empujado a seguir una vocación todavía más extrema y asumir la misión más imposible de todas.
Sí, este martes por la mañana vuelven a sonar las alarmas y a activarse todas las alertas.
Este martes, apenas superada la hora del de-sayuno, vuelven a correr los relojes y se inicia la cuenta regresiva.
Y esos 83 valientes tienen apenas cinco horas para lograr su objetivo: sacar al presidente saliente y entrar al presidente entrante en la Casa Blanca y a todas esas cajas que vienen y se van con ellos. Operación Doble Aguila para, en un movimiento, congeniar la compleja movida del mandarse a mudar con el mandar a que te muden.



DOS

Se sabe, ha sido publicado varias veces: la mudanza es ese acontecimiento en la vida de todo ser humano que suele figurar, estadísticamente, en lo más alto del Top-3 de motivos para tener un bonito brote psicótico seguido de cerca por un divorcio (cuestión que implica una mudanza) y la muerte de un ser querido (también, apenas metafóricamente, una mudanza a ese lugar del que ya no se vuelve mientras uno se queda de este lado preguntándose que hará con todo ese amor y todos esos restos mortales). Buena parte de las especies animales lo tienen más sencillo (esa súbita necesidad de desplegar alas o mover patas siguiendo el curso hasta hace poco –el cambio climático promete complicar las cosas– bien definido de las estaciones) y los presidentes norteamericanos lo tienen más fácil que nadie. Les hacen –como de costumbre– el trabajo sucio. Y si se rompe algo, no es culpa de ellos. Así, no me canso de leer sobre el milagro y de contemplar segmentos informativos sobre el asunto en los noticieros. Insana envidia. Salen de ahí los Bush apenas masticada la última tostada y para la hora del almuerzo ya están las fotos en las paredes y la ropa en los armarios de los Obama y Michelle –pocas veces he visto una mujer con mayor ambición en sus facciones y ya lista para marcar territorio– patrullará pasillos y recámaras asegurándose de que todo ha sido hecho de acuerdo con sus especificaciones. Abracadabra y presto. Y toda la maniobra se realiza con la aceitada perfección con la que siempre sueñan los jefes militares norteamericanos perdidos como zombis por las calles de Saigón o Bagdad. Para las 5 de la tarde (cuando Obama y los suyos regresen del desfile por las calles de Washington para prepararse para los bailes de la noche), ya todo estará en su sitio como si llevara años allí. Y si esto no es prueba fehaciente de que el presidente de los Estados Unidos es el hombre más poderoso del planeta, entonces...



TRES

Buena parte de los muebles los presidentes los traen de sus casas. El resto es intocable por su carácter histórico. Un fondo especial financiará las remodelaciones que harán de la Casa Blanca una estructura ecológica y limpia y el Congreso aprueba una remesa de 100.000 dólares para que los nuevos inquilinos puedan solventar modificaciones personales como alfombras y cortinas. Si se pasan de ese límite, tendrán que pagarlo de sus bolsillos mientras –miembros especialmente calificados– determinaran si los que se van no se están llevando cosas de valor que no son suyas (en su momento se acusó a los Clinton de apropiación de 190.000 dólares en vajilla y televisores) o desechos tóxicos que oportunamente deciden olvidar (cuentan que Ford se encontró con una caja de Nixon llena de cintas grabadas donde se leía NO TOCAR). ¿Qué encontrará Obama como legado de su antecesor? Espero que no sea una caja con esos mini-pretzels con los que Bush casi se ahoga mientras miraba cualquier canal en el que no apareciera él bailoteando con exóticos jefes de Estado.



CUATRO

Michael Smith es el poco original nombre del fashionista de interiores escogido por los Obama para que les llene de colores la Casa Blanca. Decorador de las estrellas de Los Angeles –entre las que se cuentan Cindy Crawford y Steven Spielberg– Smith fue elegido por Michelle Obama por su “enfoque familiar” o algo por el estilo. Y, por lo que veo en fotos y filmaciones, lo suyo es una mezcla un tanto barroca de estilos. Smith declaró haber sentido el llamado de su vocación cuando “a los 10 años, no podía dejar de cambiar de sitio los muebles de mi cuarto”. Después dice varias cosas más por el estilo y me pregunto qué hago yo leyendo sobre Michael Smith y escribiendo sobre Michael Smith, preocupándome por quienes van a estar en las diferentes fiestas que hoy a la noche engalarán Washington a la hora en que yo ya estaré durmiéndome o despertándome para acometer una nueva jornada con renovado optimismo y energía democrática. No es fácil, no es sencillo. Días atrás, el inefable Pedro Solbes –inmutable e inmudable vicepresidente segundo y ministro de Economía español– dijo con ese tono un poco Oblomov y un poco Valdemar que lo caracteriza que las cosas no están saliendo como se suponía, que no se sabe por qué no están saliendo y, atención, que “vivimos una situación insólita y distinta de lo ocurrido nunca” y que “vamos hacia algo muy excepcional” y que “yo creo que en una situación como la actual no hay que descartar nada”. Y hablaba como si se refiriera a una mudanza. O tal vez sea yo. Así que quizá por eso yo esté tan interesado en esta mudanza in/out a la velocidad de la luz y con máxima eficiencia. Sí: la fascinación ante algo que sale bien, que funciona, que se cumple en los plazos establecidos.
Después, al día siguiente, la fiesta habrá terminado, el ultracomando habrá regresado a sus cuarteles de invierno y Obama comprenderá que ha terminado esta luna de miel con quienes lo eligieron para que los mude rapidito a un mundo mejor. Change y todo eso. Y se dará cuenta de que aquel romántico y colectivo Yes, we can a partir de ahora tendrá que ser un Yes I can y nada de I think I can o I hope I can. Buena suerte para él y para nosotros.
En cualquier caso, fue lindo mientras duró.
Y quién le quita lo mudado.



*Fuente: Página/12
http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-118529-2009-01-20.html



*


Queridas amigas, apreciados amigos:


El domingo 18 de enero de 2009 presentaremos en la Radiofabrik Salzburg (107.5 FM), entre las 19:06 y las 20:00 horas (hora de Austria!), en nuestro programa bilingüe Poesía y Música Latinoamericana, música del compositor cubano Tulio Péramo. Las poesías que leeremos pertenecen a María Denis Valle (Cuba) y la música de fondo será de Pachakuti(Andes). ¡Les deseamos una
feliz audición!



ATENCIÓN: El programa Poesía y Música Latinoamericana se puede escuchar online en el sitio www.radiofabrik.at
(Link MP3 Live-Stream. Se requiere el programa Winamp, el cual se puede bajar gratis de internet)!!!! Tengan por favor en cuenta la diferencia horaria con Austria!!!!



REPETICIÓN: La audición del programa Poesía y Música Latinoamericana se repite todos los jueves entre las 10:06 y las 11:00 horas (de Austria!), en la Radiofabrik de Salzburgo!

Cordial saludo!


YAGE, Verein für lat. Kunst, Wissenschaft und Kultur.
www.euroyage.com
Schießstattstr. 37 A-5020 Salzburg AUSTRIA
Tel. + Fax: 0043 662 825067



Convocatoria*


El trilingüe Magazín Cultural Latinoamericano XICóATL "Estrella Errante" (impreso y digital), que desde hace 17 años se edita en Salzburgo, Austria, convoca a ensayistas, narradores y poetas a colaborar con el trabajo de difusión cultural que llevamos a cabo.

Las colaboraciones deben tener una extensión máxima 4 páginas para ensayo y cuento. Para poesía se ruega enviar una selección de poemas de un máximo de 10 páginas. Los escritos deben acompañarse de un breve curriculum vitae (que contenga la dirección postal) y una foto digital del escritor a la dirección euroyage@utanet.at
Los textos seleccionados serán traducidos al alemán y publicados de manera digital e impresa.

Más informaciones sobre nuestra labor cultural sin ánimo de lucro en Europa encontrarán en nuestra página de internet www.euroyage.com
Cordial saludo,



*Dr. Luis Alfredo Duarte-Herrera
Director de YAGE, Verein für lat. Kunst, Wissenschaft und Kultur.
www.euroyage.com

Schiessstattstr. 37 A-5020 Salzburg AUSTRIA
Tel: ++43 662 825067


InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/

Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por Yahoo, enviar un correo en blanco a: inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar

INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a: inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar

Para visitar:
www.walkala.priv.at
http://incoiroencias.blogspot.com
http://www.metroflog.com/Lunanoconquistada
http://urbamanias.blogspot.com/
http://remontandosoles.blogspot.com/
http://zonamutante.blogspot.com/
http://www.metroflog.com/Exducere

Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.
Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.
La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor. Inventiva solo recopila y edita para su difusión las colaboraciones literarias que cada autor desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre el escritor y el editor, cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura.

Sunday, January 18, 2009

EN LA ESPERA DE UN SOL O DE UNA ESPADA...



*Ilustración de Ray Respall Rojas.



“POR QUIEN DOBLAN LAS CAMPANAS”



Han sonado las campanas de mi pueblo.
No han sonado por mi, ay, no por mí.
Tampoco, ay, tampoco han sonado por ti.


Concierto y pesadumbre.


Ha cubierto:
Plazas .Playas. Calles.
Niños moribundos, perros flacos.
Desnudez de árbol, féretros abiertos.
Jarrones sin flores, atrios.
Cruces madera anónima.
Cancelas tiempo cosecha salitral.
Escaleras derruidas.
Pechos pasajeros. Frigidez.
Ratas y flautas rotas.


Han sonado las campanas de mi pueblo.
Por un instante, solo por un instante.
Me creí salvada de la luz
Mortal urna de girasoles.
Niebla carne oscura, zafiro caracol.
Rosa invertebrada. Pajonal relincho.
Agua barro. Polvareda.

Han sonado las campanas, ay.
No han sonado por mi. No han sonado por mi.
Ay, tampoco corazón, han sonado por ti.




*de Amelia Arellano. arellano.amelia@yahoo.com.ar







EN LA ESPERA DE UN SOL O DE UNA ESPADA...




LABERINTO



En nuestro propio laberinto
podríamos creer que somos dioses.


Pero es una ilusión. Aunque lo hayamos
arduamente creado, tejiendo encrucijadas,
edificando muros y abriendo galerías,
no nos es dado conocer su centro
ni descifrar su nebuloso código
de circulares ecos y vastas soledades.



*De Sergio Borao Llop sergiobllop@yahoo.es







Dr. RANEL*


Entró en la habitación un hombre con cara de pocos amigos... A medida que se fue acercando al escritorio, su expresión se fue transformando.

- Buenas, Dr. Ranel - dijo mientras se frotaba las manos sudorosas y examinaba el pequeño cartel con el nombre del doctor que colgaba de la puerta del closet.

El de la bata blanca le hizo un ademán de saludo, mientras se acomodaba los espejuelos, que insistían en resbalar por su nariz. Tomó el recetario, la estilográfica y le preguntó qué le ocurría.

- Padezco de excesiva timidez, tengo miedo a hablar en público, siento temor ante los extraños - exclamó el paciente atropellando las palabras, mientras se sentaba con las piernas cruzadas.

El médico se levantó de la silla de escritorio, le dio unas palmadas en la espalda al hombre, que lo miraba con cara de "yo no fui", de nuevo se acomodó los lentes, y le extendió una receta mientras le daba varios consejos. Luego lo acompañó a la puerta y le deseó buena suerte.

"Pobre diablo, suerte es lo que va a necesitar, al igual que yo si el próximo paciente tampoco escucha los golpes que le he estado dando a la puerta. No sé como pueden creer que un psiquiatra de prestigio pondría un cartel garabateado con su nombre en el closet, además, mis espejuelos y mi bata no le quedan"




*de Ray Respall.










OPERACIÓN PLOMO IMPUNE*







*Por Eduardo Galeano




Para justificarse, el terrorismo de Estado fabrica terroristas: siembra odio y cosecha coartadas. Todo indica que esta carnicería de Gaza, que según sus autores quiere acabar con los terroristas, logrará multiplicarlos.


- - -


Desde 1948, los palestinos viven condenados a humillación perpetua. No pueden ni respirar sin permiso. Han perdido su patria, sus tierras, su agua, su libertad, su todo. Ni siquiera tienen derecho a elegir sus gobernantes. Cuando votan a quien no deben votar, son castigados. Gaza está siendo castigada. Se convirtió en una ratonera sin salida, desde que Hamas ganó limpiamente las elecciones en el año 2006. Algo parecido había ocurrido en 1932, cuando el Partido Comunista triunfó en las elecciones de El Salvador. Bañados en sangre, los salvadoreños expiaron su mala conducta y desde entonces vivieron sometidos a dictaduras militares. La democracia es un lujo que no todos merecen.


- - -


Son hijos de la impotencia los cohetes caseros que los militantes de Hamas, acorralados en Gaza, disparan con chambona puntería sobre las tierras que habían sido palestinas y que la ocupación israelita usurpó. Y la desesperación, a la orilla de la locura suicida, es la madre de las bravatas que niegan el derecho a la existencia de Israel, gritos sin ninguna eficacia, mientras la muy eficaz guerra de exterminio está negando, desde hace años, el derecho a la existencia de Palestina.
Ya poca Palestina queda. Paso a paso, Israel la está borrando del mapa.


- - -


Los colonos invaden, y tras ellos los soldados van corrigiendo la frontera. Las balas sacralizan el despojo, en legítima defensa.
No hay guerra agresiva que no diga ser guerra defensiva. Hitler invadió Polonia para evitar que Polonia invadiera Alemania. Bush invadió Irak para evitar que Irak invadiera el mundo. En cada una de sus guerras defensivas, Israel se ha tragado otro pedazo de Palestina, y los almuerzos siguen. La devoración se justifica por los títulos de propiedad que la Biblia otorgó, por los dos mil años de persecución que el pueblo judío sufrió, y por el pánico que generan los palestinos al acecho.


- - -


Israel es el país que jamás cumple las recomendaciones ni las resoluciones de las Naciones Unidas, el que nunca acata las sentencias de los tribunales internacionales, el que se burla de las leyes internacionales, y es también el único país que ha legalizado la tortura de prisioneros.
¿Quién le regaló el derecho de negar todos los derechos? ¿De dónde viene la impunidad con que Israel está ejecutando la matanza de Gaza? El gobierno español no hubiera podido bombardear impunemente al País Vasco para acabar con ETA, ni el gobierno británico hubiera podido arrasar Irlanda para liquidar a IRA. ¿Acaso la tragedia del Holocausto implica una póliza de eterna impunidad? ¿O esa luz verde proviene de la potencia mandamás que tiene en Israel al más incondicional de sus vasallos?


- - -


El ejército israelí, el más moderno y sofisticado del mundo, sabe a quién mata. No mata por error. Mata por horror. Las víctimas civiles se llaman daños colaterales, según el diccionario de otras guerras imperiales. En Gaza, de cada diez daños colaterales, tres son niños. Y suman miles los mutilados, víctimas de la tecnología del descuartizamiento humano, que la industria militar está ensayando exitosamente en esta operación de limpieza étnica.
Y como siempre, siempre lo mismo: en Gaza, cien a uno. Por cada cien palestinos muertos, un israelí.
Gente peligrosa, advierte el otro bombardeo, a cargo de los medios masivos de manipulación, que nos invitan a creer que una vida israelí vale tanto como cien vidas palestinas. Y esos medios también nos invitan a creer que son humanitarias las doscientas bombas atómicas de Israel, y que una potencia nuclear llamada Irán fue la que aniquiló Hiroshima y Nagasaki.


- - -


La llamada comunidad internacional, ¿existe?
¿Es algo más que un club de mercaderes, banqueros y guerreros? ¿Es algo más que el nombre artístico que los Estados Unidos se ponen cuando hacen teatro?
Ante la tragedia de Gaza, la hipocresía mundial se luce una vez más. Como siempre, la indiferencia, los discursos vacíos, las declaraciones huecas, las declamaciones altisonantes, las posturas ambiguas, rinden tributo a la sagrada impunidad.
Ante la tragedia de Gaza, los países árabes se lavan las manos. Como siempre. Y como siempre, los países europeos se frotan las manos.
La vieja Europa, tan capaz de belleza y de perversidad, derrama alguna que otra lágrima mientras secretamente celebra esta jugada maestra. Porque la cacería de judíos fue siempre una costumbre europea, pero desde hace medio siglo esa deuda histórica está siendo cobrada a los palestinos, que también son semitas y que nunca fueron, ni son, antisemitas. Ellos están pagando, en sangre contante y sonante, una cuenta ajena.




(Este artículo está dedicado a mis amigos judíos asesinados por las dictaduras latinoamericanas que Israel asesoró.)





*FUENTE: Contratapa Página/12 del 18 de enero 2009.

-Enviado para compartir por Ruben Vedovaldi. RubenVedovaldi@netcoop.com.ar













Bombas, niños y cemento*






*Por Osvaldo Bayer
Desde Berlín




Cuatrocientos niños muertos ya en Gaza. (Y seis niños quemados en La Boca.)
Todas las noches, en la pantalla podemos ver el siniestro espectáculo: bombas que estallan en medio de poblaciones, llamaradas, columnas de humo, rostros trágicos cubiertos de miedo y de impotencia. Tanques por las calles habitadas por mujeres, niños, vendedores, gente sin destino. Luego, el rescate de las víctimas en medio de ruinas, ruinas, ruinas, ruinas.
Cadáveres de niños: caras ensangrentadas y ojos abiertos de sorpresa, ya muertos. Niños destrozados. (Seis niños mueren quemados en La Boca, en extrema pobreza; sí, en La Boca, allí donde Maradona ganó millones, donde van los domingos a gritar gol cada vez más fuerte y pagamos miles por cada gol y cada pase. Allí mueren niños desalojados. Medio millón de seres humanos en villas miseria. Record argentino. Producto genuinamente argentino. Sigamos rogando a Dios. Por algo monseñor Angelelli salió a la
calle, y así le fue.)
En Alemania no se quiere hablar de Gaza. El drama es demasiado grande. Un lector ha escrito en un diario: "Qué les vamos a reprochar a los judíos lo de Gaza si nosotros les enseñamos ese camino, con Auschwitz. Gaza es el nuevo Auschwitz". Muros, guardianes, hambre, y la muerte siempre presente.
Más los bombardeos impunes. Los cohetes de Hamas parecen esos petarditos de primero de año comparados con las bombas israelíes que desmoronan manzanas enteras en una ciudad abierta y sin defensas.
Todos los responsables de la política mundial miran para otro lado. Sí, algunos hacen tímidas gestiones y salen sonrientes en los noticieros. Obama espera. ¿Y si Obama, el primer día del bombardeo de Gaza, se hubiera trasladado allí y gritado: "¡De aquí no me muevo hasta que terminen los bombardeos!"? ¿Qué hubiera pasado? Se hubieran salvado cuatrocientos niños.
¿Y si esa actitud la hubieran tenido todos los jefes de gobierno europeos y se hubieran reunido en sesión permanente en una escuela palestina? La primera ministra alemana Merkel, demócrata cristiana ella, dijo solemnemente: "Todo es resultado de los ataques de Hamas". Así de sencillo.
Es que si tal vez hubiese dicho la verdad, habría sido acusada de nazi-racista por los judíos. Hay que cuidarse. Pero, ¿y los cuatrocientos niños?
Sí, 2009 empezó mal. Primero la amenaza de la crisis económica mundial, que ya empieza a mostrar sus lados malos aquí en Alemania; después la guerra de Palestina; y por último el problema de Rusia y el gas. Se cierra la canilla y a otra cosa.
El Deutsche Bank tuvo en el último trimestre 5 mil millones de euros de pérdida; sería larga la lista de los establecimientos fabriles que han disminuido su producción, un clásico rubro como la construcción de buques de ultramar está casi paralizado. Y entonces salió el gobierno federal a poner el pecho y justamente esta semana se aprobó el Segundo Programa Coyuntural para enfrentar la crisis. El Estado, para ello, se va a endeudar en 50 mil millones de euros para solventarlo. Este plan se propone hacer inversiones en la construcción y ayudar a empresas; más 17 mil millones para una rebaja de impuestos; también algo para una menor cuota del seguro de salud, y para un bono -por única vez- de cien euros por niño. Y 2500 euros para todo aquel que entregue al desguace a su automóvil que sea más viejo de nueve años y se compre otro nuevo.
Estas dos últimas cifras definen a las claras la ética del sistema económico que domina el mundo. Por un niño, la familia recibirá 100 euros; por un automóvil viejo que vaya al desguace, 2500 euros, pero siempre que compre uno último modelo. ¿Un auto o un niño? Y... si me dan 2500 euros...
Es para vender más, para incitar a tener más automóviles. Se piensa que así de los 40 millones de autos que circulan por Alemania se podrán eliminar 19 millones que tienen más de nueve años. Es una manera de "mover el mercado".
Si me compro un auto recibo 2500 euros. Si tengo un niño, 100. Está todo dicho. Lo que se llama con jactancia: "La sociedad de consumo". ¿Y la ecología? ¿Cómo? No le oigo bien...
¿Quiénes van a tener que pagar luego esa deuda que contrae el Estado? Por supuesto, la mayoría del pueblo, como ha ocurrido siempre con todas las deudas externas. Con inflación, con impuestos. Sí, subas de jornales, pero que no alcanzan a cubrir las cifras de la inflación.
Es patético lo del Commerzbank: el Estado ha intervenido con una cifra millonaria para salvarlo de la quiebra, se resolvió darle 18 mil millones de euros, pero al mismo tiempo se anularon 7 mil plazas de trabajo. El Partido Izquierda (Linkspartei) ha pedido que el Estado sólo ayude a las cooperativas de trabajadores y no a los empresarios, ya que ellos siempre han sostenido que el Estado no debe intervenir en la economía (salvo cuando esa economía fracasa, como es la realidad del mundo actual).
Es el más caro Programa Coyuntural que enfrente un gobierno alemán en toda su historia. Y se ha calculado que va a costar 625 euros a cada ciudadano, desde los recién nacidos hasta los viejos.
Desde que hace unos días se suicidó el quinto magnate más rico de la economía alemana, Adolf Merckle, reina cierta inseguridad. El todopoderoso señor, dueño de 9200 millones de dólares, compró acciones de la empresa automotriz Volkswagen en una cantidad increíble, creyendo que al poco tiempo iban a subrir a su anterior nivel. Y perdió todo. Al día siguiente, los diarios trajeron en primera página el suicidio de este barón de la riqueza.
Cerca de su residencia, a medianoche, se tiró a las vías ferroviarias cuando se acercaba un tren. En las fotos del sepelio se ven las tristes rostros de políticos de la Democracia Cristiana y del Partido Liberal. Ese hombre de tanta fortuna ayudaba en las elecciones al triunfo de esos dos partidos -la derecha y el "centro", claro está- con subvenciones importantes. Cosas de la democracia. "Igualdad de oportunidades." Un sistema que parece un casino. Ni siquiera ese sistema soluciona, al parecer, los problemas de los todopoderosos, como el caso de Adolf Merckle. Pensemos entonces en los miles de desocupados en Estados Unidos, el centro apocalíptico del capitalismo.
Claro, ahora la culpa allá la van a tener los trabajadores extranjeros emigrados que vienen "a robar puestos de trabajo". Me acuerdo de una foto cuando en Buenos Aires se constituyó la Liga Patriótica Argentina: están allí el diputado radical Manuel Carlés, el almirante Domec García, el perito Moreno y monseñor De Andrea. Se reunieron para terminar con toda idea extranjerizante de igualdad de los obreros inmigrantes, justo en la Semana Trágica, de la que se acaban de cumplir noventa años. Esa organización de extrema derecha iba a ayudar a la policía en la represión contra las manifestaciones obreras y de paso iba a ser la responsable del primer pogrom antijudío en nuestro país, allí, en Plaza Once.
Panorama del mundo. Aquí, los bosques nevados. Pero es como si sonaran lejanos los estruendos de las bombas arrojadas por aviones, bombas que matan niños, allá en Tierra Santa. Me pregunto: ¿Por qué el papa Ratzinger no invita a los representantes más altos de las otras dos religiones -la mahometana y la judía, que también, como el cristianismo, nacieron en esa tierra- a realizar en Palestina una interminable Marcha por la Paz, hasta lograrla finalmente?
No, es que todo está basado en algo distinto. Los intereses. Con sentido del humor macabro, un lector del diario alemán Frankfurter Rundschau escribió: "No, señores, hay que ayudar a que triunfe Israel y así formar el 'Gran Israel', y que a los palestinos les dé de comer la ONU y dar a Israel ayuda
económica de Alemania para la construcción de un muro en toda la frontera con Palestina, aún más grande del que ya existe, y de esa manera el cemento para el muro lo compren a la empresa alemana Heidelberg-Zement y así podríamos salvar a esta empresa de sus problemas actuales. Es decir,
aprovechar la 'coyuntura'".
Humor sarcástico que deja bien al desnudo lo amoral del sistema dominante.







*Fuente: Página/12
http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-118387-2009-01-17.html











*





Gatea la cicatriz su desventura
Hablan los pinos del desborde.
A la comadreja se le escapó la presa
Cuando cerró sus ojos el ombligo.
Una mosca tumbera olía a armani
La respiración me habló de su cansancio.
En la muda tormenta
El vacío de palabras
El susto desolado no iba a pasar otro verano!
El holograma anticipaba muecas espectros.
Extraviados silbidos de las lápidas.
La ocasión de deglutir el hígado.
Piedra sobre piedra lavando convocatoria.
Atosigados naipes de agua atestiguan
Fe de errata de tu nacimiento.
Escolleras putrefactas de sobornos.
El impermeable en oídos de etiqueta-





*de NOELIA JUDITH GUIÑAZÚ.





*


Queridas amigas, apreciados amigos:


El domingo 18 de enero de 2009 presentaremos en la Radiofabrik Salzburg (107.5 FM), entre las 19:06 y las 20:00 horas (hora de Austria!), en nuestro programa bilingüe Poesía y Música Latinoamericana, música del compositor cubano Tulio Péramo. Las poesías que leeremos pertenecen a María Denis Valle (Cuba) y la música de fondo será de Pachakuti(Andes). ¡Les deseamos una
feliz audición!


ATENCIÓN: El programa Poesía y Música Latinoamericana se puede escuchar online en el sitio www.radiofabrik.at
(Link MP3 Live-Stream. Se requiere el programa Winamp, el cual se puede bajar gratis de internet)!!!! Tengan por favor en cuenta la diferencia horaria con Austria!!!!


REPETICIÓN: La audición del programa Poesía y Música Latinoamericana se repite todos los jueves entre las 10:06 y las 11:00 horas (de Austria!), en la Radiofabrik de Salzburgo!

Cordial saludo!


YAGE, Verein für lat. Kunst, Wissenschaft und Kultur.
www.euroyage.com
Schießstattstr. 37 A-5020 Salzburg AUSTRIA
Tel. + Fax: 0043 662 825067



Convocatoria*


El trilingüe Magazín Cultural Latinoamericano XICóATL "Estrella Errante" (impreso y digital), que desde hace 17 años se edita en Salzburgo, Austria, convoca a ensayistas, narradores y poetas a colaborar con el trabajo de difusión cultural que llevamos a cabo.

Las colaboraciones deben tener una extensión máxima 4 páginas para ensayo y cuento. Para poesía se ruega enviar una selección de poemas de un máximo de 10 páginas. Los escritos deben acompañarse de un breve curriculum vitae (que contenga la dirección postal) y una foto digital del escritor a la dirección euroyage@utanet.at
Los textos seleccionados serán traducidos al alemán y publicados de manera digital e impresa.

Más informaciones sobre nuestra labor cultural sin ánimo de lucro en Europa encontrarán en nuestra página de internet www.euroyage.com
Cordial saludo,



*Dr. Luis Alfredo Duarte-Herrera
Director de YAGE, Verein für lat. Kunst, Wissenschaft und Kultur.
www.euroyage.com

Schiessstattstr. 37 A-5020 Salzburg AUSTRIA
Tel: ++43 662 825067


InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/

Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por Yahoo, enviar un correo en blanco a: inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar

INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a: inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar

Para visitar:
www.walkala.priv.at
http://incoiroencias.blogspot.com
http://www.metroflog.com/Lunanoconquistada
http://urbamanias.blogspot.com/
http://remontandosoles.blogspot.com/
http://zonamutante.blogspot.com/
http://www.metroflog.com/Exducere

Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.
Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.
La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor. Inventiva solo recopila y edita para su difusión las colaboraciones literarias que cada autor desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre el escritor y el editor, cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura.