Sunday, December 11, 2016

DE FUEGO, DE AGUA Y DE CRISTAL…


*Dibujo de Erika Kuhn.









*


Cómo saber si me sostiene o si sólo

lo creo, por conveniencia o error,

por evitar la duda. Todos los tamaños

de una pregunta terminan

por coincidir en el tono que más tememos.

La distancia talla el espacio

hacia cada lado de lo que fuimos y aún

puedo ver un cuerpo de claridad.

Como el sonido del tren a dieciséis pisos de altura

en la madrugada. Cuando casi dormimos

y confirmamos el amor en su raíz de fe.



(De Sin órbitas, El Ojo del Mármol, septiembre de 2016).

*De Valeria Cervero. valecervero@hotmail.com








DE FUEGO, DE AGUA Y DE CRISTAL…





XX *



Subo a tu cúspide montado en mi bicicleta/
para escalar tu desnudez/
para derretirte/ para saborearte entera/
Monto mi bicicleta
con la odisea en los labios/fuego/ roces/
gemidos/éxtasis/subimos/ bajamos/
Nacimos/ vivimos/ morimos/
Todo/ todo dentro de este inmenso círculo/
que nos mueve/


*De Daniel Montoly. danielmontoly@yahoo.es






GUARDANDO EL JARDÍN DE LAS HESPÉRIDES*



Mis cabellos matan el sol. Son negros mis cabellos; negros como la boca del traidor, como la nariz de un perro en el bosque, negros son como el centro de tus ojos.
Mis cabellos son negros.
Diría que ensortijados, diría que espléndidos en su derrame móvil sobre mi espalda y mis hombros desnudos. La belleza lisa y bruñida de cada cinta de resumida oscuridad es un fustazo de dicha nunca apropiada, nunca gozada por mortal.
Ah mis cabellos. Ondulo mi cintura blanca, tiendo acuáticos brazos fantasmagóricos. Observo con fascinación mi sombra arbórea y móvil. Y aguardo.
Junto a mis hermanas aguardo, y guardo la puerta del jardín donde los hombres no tienen cobijo.

Yo guardo y aguardo y espero.
Te espero.
Con los ojos del corazón te veo, y no con los del peligro. Detrás de los párpados, detrás de los velos te añora mi frágil corazón de hembra sola.
Te llama mi anhelo. Transparentes vahos de deseo te atraen hasta la puerta que no debes cruzar, que no debo permitir que cruces.
Sé que vendrás.
Sé que por tierra y agua marchas hacia mi destino. Y que más pronto que tarde tu sombra dibujará tu belleza sobre mi tierra yerma. Aquí estarás para cumplir la promesa de la muerte y las espadas. No ruego otra baraja ni otros dados.
Sé que vendrás. Me basta.
Sé que puedo recorrer tu cuerpo duro con mis manos, que puedo atrapar el hombre con mi boca anhelante. Pero sé asimismo que la dicha está contaminada de brevedad, que la fugacidad de la carne tibia se transformará en piedra contra mis senos ansiosos. Te matará mi amor, amor. Mi fatal mirada.
Mi amor te transformará en estatua de piedra. Sólo la dicha de contenerme en tus ojos es mi anhelo, y tal dicha, lo sabemos, sería tu sentencia. Mis cabellos de serpiente se retuercen y anudan en deseo e ira.
Mi amado, debieses comprender que Medusa te ama aunque mi amor confluya con la muerte. No será para nosotros la ternura. Morir o destruir al objeto de mi amor, tal es la torpe suerte que me ha tocado.
Perseo, dejaré que me decapites y te ufanes de tu hazaña.


*De Mónica Russomanno. russomannomonica@hotmail.com






*



Después de comer,
mientras los chicos jugaban en el patio,
los grandes
nos quedamos hablando de la ausencia.
De la muerte infinita
de los padres.
De ese hueco en el aire
donde siempre arde el fuego.
No dijimos
me asfixia esta certeza de no poder llamarte
ni mencionamos nunca que abrazamos al viento
con manos de huérfano.

Nos fuimos luego caminando hasta el mar,
buscando el sol, la arena, lo inmenso.


*De Mariana Finochietto. mares.finochietto@gmail.com













Atardecer de otoño en las ventanas*



Atardecer de otoño en las ventanas.
Desconsoladas ráfagas de viento
como caricias somnolientas de la tarde.
Siempre en este minuto me hiere tu memoria
como ávida cuchilla de negro terciopelo.
Una música triste llena el ámbito
pero, ¿qué música no es monotonía
cuando añoro tus manos, tan lejanas ahora?
Atardecer de otoño en los cristales
y en el alma la flor de una nostalgia
desbocándose hacia todos los rincones.
Un trueno, unas gotas de agua,
luego la calma de la lluvia que no cae.
Sólo el otoño atardeciendo en los cristales,
coloreando en gris el horizonte
y grabando en mi pecho las huellas de tu ausencia.



*De Sergio Borao Llop. sbllop@gmail.com











*



Con mamá visitamos
el cementerio de caracoles.

Vonnegut dice que la muerte
solo es para siempre
cuando le creemos

dice que
en algún punto del tiempo
continuamos vivos
mirando el crepúsculo
sorbiendo el café
mirando los ojos de un perro
al que quisimos tanto.

si volviese
si pagara mi boleto de autobús
si empezase a caminar
sobre aquella materia hecha de océano

encontraría a un niño
mirando con alegría a una mujer

y ninguno comprendería
por qué los abrazo
y lloro en medio de aquel
cementerio de caracoles/


*De León Peredo. gustavojlperedo@yahoo.com.ar












Miedo al futuro *



Vi a una vecina caminar al revés.
Si, caminaba hacia la esquina de espaldas. Pensé que se iba a tropezar y sentí desesperación. Pero no, avanzaba con una seguridad demencial sin perder el equilibrio. Cuando llegue a su lado por un momento supuse que debía sujetarla, hablarle o al menos preguntarle el porque de la experiencia. No me animé. Estaba despierta -no en trance- con los ojos muy grandes mirando al pasado. En su mano derecha llevaba un ramo de jazmines y en la izquierda apretaba algo invisible en el puño.



*De Eduardo Francisco Coiro.












ESCRITOR FANTASMA*


"Deja la ira en la ceniza muerta."
María Magdalena Álvarez


Nace la sombra del sol en la ventana.
Apenas lo nota el ojo
difícilmente parpadea
y pesado cae sobre la hoja.

El cuerpo de palabra
desnuda un grito en la boca,
inicia el encabalgamiento de voces
entre la soledad y el goce inmaterial de tinta.

Escribe y fuma. Duelen sus manos.
Ha dejado agonizar el canto de las cerraduras
en el gris de lluvia de la página.

Sepultada su ira en ceniceros
habla consigo mismo. Es un fantasma.
Nadie lo reconoce.

En su boca la alegría es irreal como su vida
como su muerte.



*De Darío Oliva. oliva_angeldario@hotmail.com
- Pertenece al libro "Epígrafes" 2008.













El viaje último de la ilusión*


A Silvia Plath


Sigue sentada en el octogenario sofá, rodeada

... por verdes candelabros encendidos

para golpear el desconcierto.

Escucha el vuelo rasante de los pájaros

y quejumbrosa, ve pasar la ilusión última

de volver a verlo entre sus brazos.

La historia aún le duele con el deseo.

Las retrospectivas de su imagen

la torturan, golpeando su estrella venturosa

con vorágines insípidas.

Ella gravita. La noche avanza

desmenuzando los segundos con su lengua.

Condenándola a vivir

con el error amoroso entre sus sienes.

Hasta que caiga la hojarasca del otoño,

o las burlas risibles de la muerte.

Se levanta y deja volar un fantasmal semblante

con letras empapadas de ternura,

sin volver la mirada, se introduce en la hoguera

con la clara intención, de ahogar su sombra

con la invisibilidad del fuego.



*De Daniel Montoly. danielmontoly@yahoo.es












Hada *



Era como un hada de Rimbaud.

Desde el castillo inaccesible edificado en su interior.
Cercana y distante a la vez, acompañaba con pequeños gestos de amor. Casi imperceptibles

A veces hablaba del después.
Porque para las hadas terrenales siempre existe la preocupación por el después.



*De Eduardo Francisco Coiro.












Tesorito*



Pude sentir el hielo sobre el fuego
pude
en un instante
convertirme en pedazos de mí
sentir
cómo parte de mí
se evaporaba
sobre lo más expuesto del cuerpo
en el centro un ardor profundo
anónimo
una sola cosa amalgamada
amor de cristal y fuego
súbito vos
y desconcierto yo.

Se anula
tragándose en el tiempo las cosas sucesivas
eludiendo la concreción de volver a ser quien era
siendo por vos
un instante después
lo acostumbrado
algo de materia
que se separa de las imágenes que componen los pensamientos
algo de cuerpo
que se siente parte de algo
deshecho
(y esa idea tortuosa de volver a desaparecer).

Nunca sabrás que me rompo en mil cristales
cuando tus ojos no ríen
me vuelvo a armar en segundos
y en ese lapso
la piel y las lágrimas desesperadas
se secan al aire
nunca podrás entender lo que soy cuando sufrís
cuando temblás de dolor
cuando el aire no te alcanza
—no me alcanza—
nunca sabrás
que soy dolor de hielo y agua
me sostiene una fuerza tan grande
una exhalación repentina me arma
y el cristal roto se adhiere a sí mismo
y el agua contornea los bordes que lastiman
y las escamas del vidrio se diluyen
y el aire me da vida

Total, tesorito
nunca nunca sabrás
que soy de fuego, de agua y de cristal.




*De Lorena Suez. lorenarsuez@gmail.com

- Intemperie.  Viajera Editorial. 2016



**


 -Lorena Suez es Lic. en Ciencias de la Comunicación y Psicóloga Social. Nació en la Ciudad de Buenos Aires en 1975 y es madre de Damián y Ana Lucía, de once y seis años. Participa en los talleres de Siempre de Viaje y en los eventos de Viajera Editorial desde el año 2012. Forma parte de la Antología compilada por Virginia Janza, Tetas. Historias de Pecho,  con su relato “Desde el Mandarino” (Textos Intrusos 2015).
Asiste a ciclos de poesía y eventos artísticos de la Ciudad de Buenos Aires. En 2015 y 2016 fue invitada a la Feria del Libro. Participó con sus poemas en muestras de arte en el Centro Cultural Recoleta y fue convocada a escribir y a leer para la Muestra fotográfica Yo Misma. Historia de mujeres que se masturban, de la fotógrafa Julia Flurín. En julio de 2016, presentó un adelanto de este libro en el Museo del Libro y de la Lengua.
Hace más de cuatro años, Lorena dibujó la tapa de un libro y eligió un nombre: Mujerflor. Pintó flores humanas, hojas y rostros detrás de los pétalos. Lo hizo sobre madera, tela, ventanas y objetos hasta que las imágenes empezaron a contarle palabras. Entonces, el sueño de este libro, sin dibujos, sin colores. Una versión a la intemperie de Mujerflor.






*

Uno cree que vive en la ciudad equis en el país equis, porque eso dice en los documentos, papeles convencionales para la sociedad de los mandatos, pero el único lugar de pertenencia es el de las invenciones y los sueños, esa ciudad interior a la que uno pertenece desde que nació y que es única y diferente a las de otros. La casa donde estuvimos de niños, puede haber sido demolida o modificada absolutamente pero sigue habitando nuestra ciudad verdadera, la que no cambia de domicilio.



*De Liliana Díaz Mindurry. lidimienator@gmail.com







InvenTREN






Nuestro último viaje*



1


El tren partió a media noche
lo hizo ruidosamente
arrastrando sobre los rieles
las ruedas oxidadas.
Vos ibas en un vagón
con el vidrio de las ventanillas rotas
por donde el viento frío se colaba
y hería tu carne.
Elegiste el tren de media noche
para huir amparado en la sombra
sordo a mis gritos
oyendo solamente el quejido
y el pitar de un tren que te lleva
sin rumbo.
En un amanecer llegarás a una estación
Llamado el olvido
será eso
cuando yo haya dejado de llorar.




2


Cuando llegaste
a la estación del olvido
yo partí en raudo tren
hacia la estación de las aves de fuego
y en exorcismo purificador
me volví cenizas
mas tarde renací
con piel nueva
y el corazón fortalecido
con la desmemoria
listo para otro viaje
en tren bala
hacia estaciones desconocidas.



*De Patricia Dajruch. lalupayelbuho@outlook.com.ar





***
Próxima estación para escribir por Ferrocarril Provincial:

ÁLVAREZ DE TOLEDO

POLVAREDAS.  JUAN ATUCHA.   JUAN TRONCONI.    CARLOS BEGUERIE.
FUNKE.   LOS EUCALIPTOS.     FRANCISCO A. BERRA.
ESTACIÓN GOYENECHE.    GOBERNADOR UDAONDO.   LOMA VERDE.
 ESTACIÓN SAMBOROMBÓN.   GOBERNADOR DE SAN JUAN RUPERTO GODOY.
GOBERNADOR OBLIGADO.   ESTACIÓN DOYHENARD.   ESTACIÓN GÓMEZ DE LA VEGA.
 D. SÁEZ.    J. R. MORENO.     EMPALME ETCHEVERRY.
ESTACIÓN ÁNGEL ETCHEVERRY.  LISANDRO OLMOS.  INGENIERO VILLANUEVA.
ARANA. GOBERNADOR GARCIA.  LA PLATA.


***
Próxima estación para escribir por Ferrocarril Midland:

ENRIQUE FYNN.

PLOMER.   KM. 55.   ELÍAS ROMERO.  KM. 38.
MARINOS DEL CRUCERO GENERAL BELGRANO.
LIBERTAD.  MERLO GÓMEZ.   RAFAEL CASTILLO.
ISIDRO CASANOVA.  JUSTO VILLEGAS.  JOSÉ INGENIEROS.
MARÍA SÁNCHEZ DE MENDEVILLE.  ALDO BONZI.
KM 12.  LA SALADA.  INGENIERO BUDGE.
 VILLA FIORITO. VILLA CARAZA.  VILLA DIAMANTE.
 PUENTE ALSINA.  INTERCAMBIO MIDLAND.



InventivaSocial
Plaza virtual de escritura
Para compartir escritos escribir a: inventivasocial@yahoo.com.ar



No comments: