Wednesday, February 04, 2015

LA LENGUA DEL VIENTO...

*Obra de Claudia Marting.
Rosario. Argentina.







*

La inutilidad de la poesía es su resplandor agregado, su secreta sabiduría, lo que la sustrae como la gracia de un mundo pragmático y capitalista, regido por la violencia como forma de eficacia.


*De Liliana Díaz Mindurry. lidimienator@gmail.com






LA LENGUA DEL VIENTO…









PAJAROS*



No siempre los pájaros que buscaban refugio al atardecer, como para buscar el sueño tenían lugares fijos. En nuestra  despreocupada atención los estudiábamos con minuciosidad. Era difícil que se nos escapara un hábito, una costumbre, una modalidad que difería de otros, que ostentaban tal vez algunos plumajes más vistosos, que aquellos que eran de nuestra preferencia .Los humildes y laboriosos horneros que tan bien pintó Leopoldo Lugones en páginas que tal vez hoy son el olvido, porque sería bueno que los niños volvieran a esas páginas, a esas observaciones  del poeta simple que, como todo grande, también fue. Estos poemas sobre pájaros está en su Libro de los paisajes, que salió en 1917, donde con exquisito encanto y no poca gracia hace un largo inventario de los pájaros que acompañaron nuestra niñez, y mis preferidos son: El Chingolo y obviamente, El hornero.
Ignoro cuántos quedarán hoy volando los libres, porque ya en el siglo XIX, W.H. Hudson se lamentaba cómo se iban perdiendo las especies, y cómo él se jactaba de ser uno de los últimos que podía admirar esa “última belleza que reinaba sobre la tierra”. Tal vez por eso los estudió con obsesividad  amorosa que hoy le agradecemos. Un gran poeta nuestro que nos acaba de dejar, Arnaldo Calveyra, lo homenajeó en 2012, en su libro Allá en lo verde Hudson.
El que sabe mucho de pájaros es mi amigo, entrerriano de Federación, que mora en Santa Fe, quien graba sus cantos y sigue con la mirada celeste de sus ojos tranquilos el vuelo nervioso  o calmo con que suelen cortar esa pátina “que no es cielo ni es azul” como escribió una vez uno de los hermanos Argensola, allá lejos y hace tiempo, diré parafraseando a Hudson.
Yo no sé nada de pájaros, sólo que me gusta cómo hacen sus nidos, y cómo vuelan libres, mientras nosotros estamos encadenados”  escribió José Pedroni para siempre.
En el devenir  de mi vida tuve diversas relaciones con los pájaros que formaban nuestro entorno, muy natural junto a lo sembrados, las pocas calles polvorientas  y los perros vagabundos  que las recorrían en toda su extensión. Primeramente sólo queríamos matarlos con nuestras hondas asesinas, cosa que yo logré bastante tarde, porque era muy torpe y tomaba mal la horqueta que cortábamos de los gajos de los paraísos .Hasta que Toto Míguez me instruyó un día, y ya mis tiros no salieron tan desviados. En la adolescencia tuve una pasión corta por cazarlos y meterlos dentro de un jaulón  que me habían regalado, y que estaba bajo la sombra de un ceibo que ya no existe en mi casa paterna. Las pasiones en esa edad temprana mutan rápido y un día me sentí bueno y los liberé a todos. Y arrojé ese jaulón al gallinero donde las lluvias, el sol y el tiempo lo destruyeron no sin dejar en mi memoria el color rojo con que lo habían pintado.
La matanza de pájaros de mi primera infancia y la prisión posterior son dos de las culpas de las cuales intento liberarme. Lo diré para autoexculparme: era corta mi edad e imitaba a los más grandes para ser aceptado.
Hoy, cuando la oportunidad es propicia disfruto de ellos, de sus vuelos, de sus nidos sobre lo árboles que por suerte hay en la ciudad. A veces voy a verlos cruzar el río, cómo van a refugiarse en las islas, como lo hacían en los  numerosos cañadones  que rodeaban mi pueblo antiguo de entonces.
Lo cierto es que cuando vuelvo a mis pagos –lo digo con culpa- ya casi no los reconozco , salvo  los más obvios, es decir las insoportables calandrias, los industriosos horneritos, las corbatitas , las pirinchas bochincheras y algunos más. Si trigo a colación a los pájaros aquí, es porque son d mi experiencia, los que habitan mi provincia y ayer justamente buscando en internet se aparecen tres nombres que tenía  olvidados. La viudita, blanca con sus alas y su cola negras, el carpecho –negro con su trazo rojo como una gran herida sobre el pecho- y la tijereta con esa larga cola abierta en dos que cruzó impoluta todos los cielos de mi infancia. Con ese vuelo rápido, como cortando en dos el aire, desapareciendo alto, muy alto hasta ser un puntito que es más ilusión que realidad o recuerdo. Y ya que estamos con el recuerdo, una tarde que volvíamos de casa con mi padre en uno de esos crepúsculos únicos que tiene mi pueblo, cayó no sé de donde un bracita de fuego sobre un inmenso mar de trigo que lo tragó como si nada.
Casi, casi como una ilusión óptica y que hoy me permite haber escrito sobre los pájaros de mi infancia.


*De Jorge Isaías. jisaias46@yahoo.com.ar









*


La piel busca  piel

con la gula del tacto

y  una  memoria  verde

entre los flecos del bosque lejano.


La piel  reaviva interiores.

tantea bordes

humedades o luces


Roces entre el silencio y la palabra.



*De Cristina Villanueva. libera@arnet.com.ar









*


ejercer el pleno derecho a la melancolía.
otros no tienen ciertamente qué comer
qué dormir
qué soñar
pero quiero declarar que uno
aunque tenga todos sus dientes en su lugar
aunque tenga pan que morder
aunque goce de lecho tibio donde tirar de noche los huesos
uno aunque sea un burgués consumado
y posea su propia biblioteca
y sus albricias de pájaros que mordisquean el cielo
uno tiene, por acción y gracia del espíritu santo,
uno tiene el pleno derecho cívico
de ejercer, como mejor le quepa, su melancolía.
la alegría es una lamparita intermitente.
una luz de giro que a veces hay que golpear para que funcione/



*De León Peredo. gustavojlperedo@yahoo.com.ar










Muchos emprendieron este viaje*



Muchos emprendieron este viaje
pero llegar
no es sólo una cuestión de fe
o de resistencia,
no es tan sólo el deseo de arribar
o la esperanza ingenua
de un puerto que finalmente nos acoja.

La ruta es muy compleja
y los viajes no son lo que parecen.

Por el camino
vas dejando jirones de tu esencia
y tras unas etapas ya eres otro.

Y comprendes entonces
que ya no sabrás nunca
si vas a terminar lo que empezaste,
no sabrás nunca
si allá en el horizonte existen Ítacas
o fue sólo una ilusión desdibujada
por las certeras llagas
que adornan tu costado.

Pero la fiera voz de tus entrañas
exige un nuevo paso, pues no en vano
hay sangre nómada corriendo por tus venas.


*De Sergio Borao Llop. sbllop@gmail.com
-De Por si mañana no amanece









Un canto para ser devorado, y devuelto*



La lengua del viento
afilada
como el cabello de tus sueños,
de tus pensamientos
nos humedece verde musgo.

La lengua del viento
se embarra en la cara
lame tus ojos,
los llena con su saliva.

Saliva fina,
desempleo,
tarjetas de crédito.

Canta en las tardes
que tan sólo tenemos
una oportunidad para hacerlo bien,
aún cuando esta oportunidad
dure toda una vida.

Lengua de viento
chupa y embadurna rocas,
cuerpos
que salen a las calles
sabiendo que una avalancha
es capaz de cambiar la historia,
girar aquel arrullo
que devasta nuestras vidas.

La lengua del viento
no será más lengua,
cuando comprendamos
que no necesitamos presidentes,
será garganta
y un pulmón y medio
construyendo consejos comunitarios
hablando de autogobierno.

Es ahora o nunca.

Siempre ha sido ahora o nunca.

Lengua del viento,
existe en un sol atrapado
entre corteza mojada.

Es idioma originario,
carnoso coágulo de aire
que nos llena de tierras por dentro
para enfrentar un gobierno
que sólo voltea a vernos
cuando reclama
que hay qué pagar impuestos:
existencia deforme de nuestros nombres.



*De hugo ivan cruz-rosas. quetzal.hi@gmail.com



Nota del autor: Los acontecimientos recientes en México, de la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa por elementos del estado mexicano; así como los casos de corrupción por parte del presidente Peña Nieto entre otros, no son casos nuevos que evidencian la corrupción y prácticas ilegales en el gobierno mexicano actual. Son la reiterada confirmación de la putrefacción de la clase dominante que se ha instaurado en el gobierno y son la clara dirección que tiene el desarrollo capitalista de México desde hace ya varias décadas. El proceso organizativo NO puede detenerse, pues si lo hace, seguirá tras de sí el asesinato de los demás estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, de los padres de los ahora desaparecidos, el cierre de las Escuelas Normales Rurales... Incluso no les sorprenda que, si esto se detiene, si somos derrotados por el gobierno, quizás en algunos años, quien escribe esta nota les esté avisando que lo están amenazando de muerte, como lo han hecho ya con escritores críticos al desarrollo capitalista: http://martinmartinezpoesia.blogspot.mx/


-Seguirán los fraudes electorales: http://www.losangelespress.org/fraude-electoral-en-mexico-un-problema-economico/

-La corrupción del “gobierno”: http://aristeguinoticias.com/0911/mexico/la-casa-blanca-de-enrique-pena-nieto/

-Los policías corruptos: http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2014/10/14/exhiben-en-redes-presunta-extorsion-de-policias-de-cuautitlan-izcalli-a-jovenes-8671.html

-Asesinatos políticos: http://www.animalpolitico.com/2014/02/encuentran-muerto-al-periodista-veracruzano-gregorio-jimenez/

-Represión policíaca: http://www.animalpolitico.com/2015/01/por-falta-de-pruebas-liberan-tres-estudiantes-detenidos-durante-protesta-contra-pena-nieto-en-puebla/

-Impunidad en los asesinatos de los manifestantes: http://plumaslibres.com.mx/2015/01/08/liberan-policias-involucrados-en-muerte-de-menor-de-chalchihuapan-puebla/

-Despojo de tierras y espacios comunitarios para favorecer intereses de empresarios:
http://subversiones.org/archivos/112566

https://www.youtube.com/watch?v=YZ4MtvGRsJI

http://www.critica.com.mx/vernoticias.php?artid=57122&mas=1

-Asesinato y desaparición de activistas y de estudiantes:
http://www.jornada.unam.mx/2013/05/19/edito
http://revoluciontrespuntocero.com/las-autoridades-y-la-delincuencia-organizada-asesinan-y-desaparecen-coinciden-miles-de-ciudadanos/






***
INVENTREN
http://inventren.blogspot.com/



Estación San Sebastián*

(De la Estación San Sebastián – ferrocarril Midland)


Querido hijo:

He recibido la carta donde me sugieres que vaya a vivir con ustedes. Tienes razón, ya no es bueno que viva solo en esta casa donde me crié, desde donde mi madre,  apretando sus labios en un rezo,  me veía correr para subir al tren y luego saltar al vacío.


¿Qué hubiera hecho yo sin los trenes?
Cuando las piernas me lo permiten, me acerco a ver ese camino de hierro que se pierde,  más allá del horizonte… en el cielo.
Entonces,  miraba las vías de otro modo.  Apretaba fuerte las estampitas entre los dedos y subía y bajaba del tren,  cuando estaba en movimiento,  sin ninguna dificultad.
Eran años difíciles. Los turistas venían desde  Buenos Aires y viajaban en plan de baños a Carhué. Por lo que se sabía, allí había las aguas termales más curativas de  Argentina. Entonces,  la gente era compasiva. Al verme descalzo, con poca ropa,  me daban monedas, comida,  golosinas y yo volvía a casa feliz y le prometía a mi madre que cuando fuera mayor, le compraría un sombrero y la llevaría a las termas,  para que se cure del reuma.
Mi madre acariciaba mi cabeza y me miraba con ternura y yo me sentía más hombre que nunca.
-Tienes que aprender mucho sobre el ferrocarril, así cuando se los cuentes, los turistas te pagarán la información -  insistía mi maestra. A la señorita le pareció muy buena la idea de que practicara la lectura y me prestó,  de la biblioteca escolar,  una revista con la historia del tren. Apenas había aprendido a leer  y por eso me costaba bastante hilvanar las palabras y el sentido de las frases. Me hacía pasar al frente y me obligaba a practicar en voz alta, hasta que conseguí hacerlo de corrido y  luego memorizar lo escrito:

“En la línea de rieles, San Sebastián,  es la última estación en haber sido levantada,  desde Puente Alsina,  por la firma constructora Hume Hnos. Esta firma,  edificaba las estaciones del FC Midland. Al llegar el tendido a San Sebastián, la sociedad constructora,  quedó en bancarrota como resultado de largas disputas, por intereses, con la Compañía General Buenos Aires. En ese momento (mediados de 1908) el Ferrocarril del Sud y el Ferrocarril del Oeste,  absorbieron al Midland y continuaron la construcción, reemplazando a la Hume por la Clarke, Bradbury y Co., lo que le da a las estaciones de aquí a Carhué, un diseño arquitectónico totalmente distinto, similar a las estaciones del Ferrocarril Sarmiento”

De pie,  en el centro del vagón, cada vez con mayor seguridad,  recitaba lo aprendido. Luego pasaba mi cajita de cartón por todos los asientos y la gente depositaba sus colaboraciones. Los clientes me respetaban y las ganancias eran mayores. Dejé de vender las estampitas y  compré,  a mi mamá y a la maestra,  un bonito adorno para colgar de la pared.

Aquel día,  lo recuerdo bien, viajaba una señora,  sentada  junto a una de las ventanillas. El vagón estaba completo pero el lugar, al lado de ella,  vacío, sin ocupar. El viento movía su cabellera,  que era  del mismo color del  sol cuando cae. Un vestido con motitas verdes y sus anteojos ovalados,  de ancha armadura blanca. Encendió un cigarrillo, a la vez que escuchaba mis palabras con atención.
Por su aire distinguido,  no tuve dudas,  venía de la gran ciudad.  Sobresalía entre nosotros, la gente del pueblo  pero también, era diferente a los otros viajeros que la miraban fumar casi con desprecio.
El caso es que ella estaba en el tren cuando yo lo abordé y me puse a recitar, mi memorización de rutina.  Me preguntaba qué hacía esa dama viajando en este tren,  indiferente a los susurros y chismes de los pasajeros que no le quitaban la vista de encima. También yo la observaba mientras me escuchaba,   sus hermosas uñas pintadas y su bolso adornado, de resplandecientes moños dorados.
No recuerdo de  otra persona que no fuera de mi familia o mi maestra,  que me haya sonreído, con tanta amabilidad,  al momento de pasar mi cajita y tan generosa pues,  tampoco  recuerdo, haber recibido tamaña cantidad de dinero por el mismo trabajo.
Ese día  como pocos,  salté del tren, exultante por la recaudación.
Nunca volví a verla pero mi madre,  se ruborizó cuando se la mencioné y me dijo que era de las mujeres que venían a trabajar,  en un lugar de lucecitas rojas, detrás de la estación  La Rica, unos kilómetros más adelante.
Cuando terminé la primaria ya estaba hecho al ferrocarril y pude conseguir un empleo como mozo de carga. La muchedumbre se arremolinaba en el andén y yo debía correr de un lado al otro para cumplir con mi tarea.
Los años me hicieron guardabarreras  y jamás me aburrí  de ver pasar las formaciones, de esperar que llegaran  y de despedirlas al  partir.

Ahora que el calendario de mi vida consume sus últimas hojas, mi querido, mi buen hijo, no me pidas que abandone los trenes.
Ha pasado la vida. Aunque el tren ya no regrese, sigo sentándome en el viejo banco, debajo del alero de la estación,  a esperar  el pitido que anuncia su llegada.  El servicio se ha suspendido desde hace  años y yo,  he aprendido que la soledad,  es una estela de humo en el recuerdo, restos de una memoria  de papel que el tiempo ha borrado,  un desierto sin norte, olas de arena en un mar seco, un extenso camino de hierro que marcha paralelo, desde mi niñez a la muerte.

Tuyo, tu padre.



*De Ana María Broglio. anamariabroglio@gmail.com
República Argentina


Próxima estación para escribir:

GOBERNADOR ORTIZ DE ROZAS

 JOSE RAMÓN SOJO.  ÁLVAREZ DE TOLEDO.    POLVAREDAS.
JUAN ATUCHA.   JUAN TRONCONI.    CARLOS BEGUERIE.
FUNKE.   LOS EUCALIPTOS.     FRANCISCO A. BERRA.
ESTACIÓN GOYENECHE.    GOBERNADOR UDAONDO.   LOMA VERDE.
 ESTACIÓN SAMBOROMBÓN.   GOBERNADOR DE SAN JUAN RUPERTO GODOY.
GOBERNADOR OBLIGADO.   ESTACIÓN DOYHENARD.   ESTACIÓN GÓMEZ DE LA VEGA.
 D. SÁEZ.    J. R. MORENO.     EMPALME ETCHEVERRY.
ESTACIÓN ÁNGEL ETCHEVERRY.  LISANDRO OLMOS.  INGENIERO VILLANUEVA.
ARANA. GOBERNADOR GARCIA.  LA PLATA.


Estaciones literarias por visitar en el Ferrocarril Midland:

 INGENIERO WILLIAMS.

GONZÁLEZ RISOS.  PARADA KM 79.  ENRIQUE FYNN.
PLOMER.   KM. 55.   ELÍAS ROMERO. 
KM. 38. MARINOS DEL CRUCERO GENERAL BELGRANO.
LIBERTAD.  MERLO GÓMEZ.   RAFAEL CASTILLO.
ISIDRO CASANOVA.  JUSTO VILLEGAS.  JOSÉ INGENIEROS.
MARÍA SÁNCHEZ DE MENDEVILLE.  ALDO BONZI.
KM 12.  LA SALADA.  INGENIERO BUDGE.
 VILLA FIORITO. VILLA CARAZA.  VILLA DIAMANTE.
 PUENTE ALSINA.  INTERCAMBIO MIDLAND.

***


InventivaSocial
Plaza virtual de escritura
Para compartir escritos escribir a: inventivasocial@yahoo.com.ar


No comments: