Sunday, February 25, 2007

NATURALEZAS BIEN MUERTAS...

VIENTOS DEL PUEBLO ME LLEVAN*


Vientos del pueblo me llevan,
vientos del pueblo me arrastran,
me esparcen el corazón
y me aventan la garganta.

Los bueyes doblan la frente,
impotentemente mansa,
delante de los castigos:
los leones la levantan
y al mismo tiempo castigan
con su clamorosa zarpa.

No soy de un pueblo de bueyes,
que soy de un pueblo que embargan
yacimientos de leones,
desfiladeros de águilas
y cordilleras de toros
con el orgullo en el asta.
Nunca medraron los bueyes
en los páramos de España.
¿Quién habló de echar un yugo
sobre el cuello de esta raza?
¿Quién ha puesto al huracán
jamás ni yugos ni trabas,
ni quién al rayo detuvo
prisionero en una jaula?

Asturianos de braveza,
vascos de piedra blindada,
valencianos de alegría
y castellanos de alma,
labrados como la tierra
y airosos como las alas;
andaluces de relámpagos,
nacidos entre guitarras
y forjados en los yunques
torrenciales de las lágrimas;
extremeños de centeno,
gallegos de lluvia y calma,
catalanes de firmeza,
aragoneses de casta,
murcianos de dinamita
frutalmente propagada,
leoneses, navarros, dueños
del hambre, el sudor y el hacha,
reyes de la minería,
señores de la labranza,
hombres que entre las raíces,
como raíces gallardas,
vais de la vida a la muerte,
vais de la nada a la nada:
yugos os quieren poner
gentes de la hierba mala,
yugos que habéis de dejar
rotos sobre sus espaldas.
Crepúsculo de los bueyes
está despuntando el alba.

Los bueyes mueren vestidos
de humildad y olor de cuadra:
las águilas, los leones
y los toros de arrogancia,
y detrás de ellos, el cielo
ni se enturbia ni se acaba.
La agonía de los bueyes
tiene pequeña la cara,
la del animal varón
toda la creación agranda.

Si me muero, que me muera
con la cabeza muy alta.
Muerto y veinte veces muerto,
la boca contra la grama,
tendré apretados los dientes
y decidida la barba.

Cantando espero a la muerte,
que hay ruiseñores que cantan
encima de los fusiles
y en medio de las batallas.


*De Miguel Hernández

*FUENTE: http://sauce.pntic.mec.es/jbaf0008/PAGINAMIGUEL%20NERNANDEZ.htm




NATURALEZAS BIEN MUERTAS...




Terratenientes*


*Por Juan Gelman


Parece increíble: uno de los terratenientes más grandes del mundo es el Pentágono. Según cifras oficiales de 2005, sus 737 bases militares en todo el mundo más las que posee en territorio propio ocupan una superficie de 2.202.735 hectáreas. Tales datos figuran en el Base Structure Report (BSR,
por sus siglas en inglés, www.defenselink.mil, 2005), un inventario anual del Departamento de Defensa de EE.UU. que registra la proliferación de tales bases a partir del 2002. El colonialismo, antes, consistía en la ocupación militar permanente de países enteros. Ya no.
El historiador Chalmers Johnson señala en Nemesis: The Last Days of the American Republic (Metropolitan Books, 2007) que las cifras del BSR no incluyen las 106 guarniciones estadounidenses instaladas en Irak y Afganistán desde mayo del 2005 ni las construidas en Israel, Qatar,
Kirguizistán y Uzbekistán. Tampoco las 20 que las fuerzas norteamericanas comparten con tropas locales en Turquía, de propiedad del gobierno de Ankara, pero bases norteamericanas al fin.
Ni la mayoría de las que en Gran Bretaña se dedican al espionaje de las comunicaciones mundiales: su valor total asciende a 5000 millones de dólares y están convenientemente disfrazadas de bases de la Royal Air Force. O la enorme base Camp Bondsteel de Kosovo, edificada en 1999 por una subsidiaria
de la Halliburton que aún se ocupa de su mantenimiento. "Si la cuenta fuera honesta -subraya el autor-, la dimensión real de nuestro imperio militar probablemente ascendería a unas mil bases en el extranjero, pero nadie -tal vez ni siquiera el Pentágono- conoce su número exacto."
Un velo espeso envuelve operaciones como el desplazamiento de armamento nuclear y Johnson cita a una autoridad en la materia, el columnista de temas militares de Los Angeles Times, William Arkine, quien escribió que la Casa Blanca viola las obligaciones impuestas por los tratados de los que es Estado Parte: "EE.UU. ha estado mintiendo a muchos de sus aliados más cercanos, incluso a la OTAN, sobre sus designios nucleares. Decenas de miles de armas nucleares, centenares de bases y docenas de buques y submarinos existen en un mundo secreto especial, sin justificación militar racional y menos con fines de contención". La construcción de un imperio ofrece éste y otros detalles.
EE.UU. ha desplegado silenciosamente unos cinco mil efectivos en las fronteras de Jordania con Irak y Siria, lo cual no impide al rey jordano Abdullah II declarar que no hay tropas ni bases norteamericanas en el país.
Antes de la retirada de Arabia Saudita en el 2003, la Casa Blanca negó con pertinacia que mantenía una flota de bombarderosB-52 -reconocibles a simple vista por su gran tamaño- estacionados en Jeddah, frente al Mar Rojo. "Mientras los burócratas militares sigan implantando la cultura del secreto para protegerse a sí mismos -propone Johnson-, nadie sabrá la verdadera latitud de nuestra red mundial de bases, y menos que nadie los representantes elegidos por el pueblo estadounidense."
Nemesis, el libro del que se extraen estas citas, es el último de una trilogía que desnuda prolijamente las entrañas de las políticas de W. Bush y sus acólitos. Su autor es un personaje particular.
Historiador y catedrático brillante, reconocido no sólo en EE.UU., Chalmers Johnson sirvió como teniente en la Marina a principios de los '50 y fue consultor de la CIA en el período 1967-1973. Se ocupaba de la URSS y demás países del "socialismo real": "Fui un soldado de la Guerra Fría -afirmó en
una entrevista que concedió a TomDispatch.com, sitio del Nation Institute de Nueva York (19-2-07)-. Nunca tuve la menor duda. Creía que la Unión Soviética era una verdadera amenaza. Lo sigo pensando". Y también confesó: "El problema es que yo sabía demasiado del movimiento comunista internacional y no lo suficiente acerca del gobierno de EE.UU. y su Departamento de Defensa... mirando hacia atrás, ojalá hubiera acompañado el movimiento contra la guerra (de Vietnam). Con toda su ingenuidad y turbulencia, tenía razón y la política estadounidense estaba equivocada".
Cifras siempre del Pentágono indican que posee 32.327 cuarteles, hangares, hospitales y otros edificios en sus bases del extranjero y que alquila además 16.527 instalaciones. Durante el año fiscal 2005-06, casi 200.000 uniformados y un número igual de empleados y funcionarios civiles del Pentágono fueron desplegados en esos verdaderos enclaves en territorio ajeno y se contrató a más de 80.000 nacionales de diferentes países, un medio millón de personas en total para ser breves. Chalmers Johnson pensaba que el colapso de la Unión Soviética en 1991 tornaba inútil la alta concentración de tropas estadounidenses en Alemania, Italia, Japón y Corea del Sur. El estudio de la realidad le mostró otra cosa: a fines de los '90 y dos años antes de los atentados del 11/9, "los neoconservadores desplegaron su grandiosa teoría de que la 'única superpotencia' debía adoptar abiertamente una postura imperialista, incluyendo las operaciones militares preventivas y unilaterales, la imposición de la democracia en el extranjero a punta de pistola, la neutralización de cualquier país o bloque de países que podrían desafiar la supremacía militar de EE.UU. y la visión de un Medio Oriente 'democrático' que nos abastecería de todo el petróleo que quisiéramos".
Parece que no es fácil.


*Fuente: Página/12
http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-80836-2007-02-25.html







Picturale*


Confisquées par Gauguin cinq jolies sphynges assises d’Océanie
Cézanne ne cesse de mourir, sur la table vive d’une alcoolique nature morte

avec les quatre saisons se jetant des toits de Pissarro
c’est incontestablement dans le jardin que nous déjeunerons avec Monet

les personnages de Daumier se murmurent de rapides secrets
relatifs au pont de Corot
alors que Delacroix guide le peuple
et Gainsborough la charrette du marché

grandiloquent conséquent Courbet penché entre tes courtisanes
(servante comme maîtresse et Goya masqué avec l’épée)
tandis que nous dérobons une splendide grosse avec Toulouse-Lautrec

qu’adviendra-t-il de la célèbre “excessive vérité” du Velázquez portraitiste dans les tons de l’infante?

ah! si avec les ciseaux du tailleur de Moroni
nous pouvions réussir à couper une mèche de cheveux de la Vénus couchée du Titien

ah! comme il nous plairait d’assister avec Giorgione à son concert offert sous le soleil et le feuillage
prenant la main blanche de Lucrèce Panciatichi, qui tiendra plus fermement Bronzino par la main
qui tiendra à son tour Marguerite de Parme la femme du gouverneur qui tiendra la main de son More
pour que triomphe —et ne triomphe pas— Bruegel l’Ancien avec les bataillons
Le Bosco satirique instruisant sur les délices et les délires
(n’effrayons pas la dentellière du catholique Vermeer)
s’aperçoivent-ils, Matisse, de tes ostentatoires aubergines?
admettraient-ils la représentation de raisins dans cette grappe de Braque?

ombre dans le regard de la mulâtresse de Portinari
quand Manet nous entraîne et nous abandonne à Stéphane Mallarmé

les travailleurs de Derain occupent le paysage
et dort se détend se repose dans le lit que couvre son rouge écarlate l’artiste Van Gogh.




Pictórica*


Confiscadas por Gauguin cinco bonitas esfinges sentadas de Oceanía
no cesa de morir Cézanne, sobre la mesa viva de alcohólica naturaleza muerta

con las cuatro estaciones arrojándose desde los tejados de Pissarro
es incuestionablemente en el jardín donde desayunaremos con Monet

un rápido secreto susúrranse personajes de Daumier
atinente al puente de Corot
y a que Delacroix guía al pueblo
y Gainsborough la carreta del mercado

grandilocuente consecuente Courbet recostado entre tus cortesanas
(dama como maja y el embozado Goya con el estoque)
mientras robamos a una bella gorda con Toulouse-Lautrec

¿y qué viene siendo de la consabida “demasiada verdad” del Velázquez retratista en tonos de infanta?

ah, si con la tijera del sastre de Moroni
lográramos cortar un mechón del cabello de la repantigada Venus de Tiziano

ah, cómo nos agradaría asistir con Giorggione a su atribuido concierto bajo el sol y el follaje
tomados de la blanca mano de Lucrezia Panciatichi, quien tomará con mayor firmeza a Bronzino de la mano
quien tomará a su vez a Margarita de Parma, la gobernadora, quien a su Moro tomará
para que triunfe —y no triunfe— Brueguel el Viejo con los batallones
El Bosco satírico aleccionando sobre las delicias y los desvaríos
(no espantemos a la encajera del católico Vermeer)
¿se percatan, Matisse, de tus deliberadas berenjenas?
¿admitirían la representación de uvas en ese racimo de Braque?

eclipse en la mirada de la mulata de Portinari
cuando Manet nos trae y nos deja a Stéphane Mallarmé

trabajan en el paisaje las gentes de Derain
y duerme reposa descansa en la cama que cubre su rojo escarlata el artista Van Gogh.


*de Rolando Revagliatti. bsarlo@viva.clarin.com.ar
Traducido al francés por Jacques Canut





Naturaleza muerta americana*


*Beatriz Sarlo bsarlo@viva.clarin.com.ar


Paseábamos por un mercado de La Paz, mordisqueando dulces, mareados por el olor a hojas de coca, frutas maduras, hierbas y condimentos desconocidos por los que sentíamos, a causa precisamente de esa ignorancia, una instantánea atracción positiva. Los quesos envueltos en hojas frescas, las masitas que
se vendían en cucuruchos de papel, los choclos ocres o marfilinos, el maíz violeta, las paltas y las frutas de la pasión, los polvos de colores intensos y las papitas en miniatura, las raíces y las flores, formaban una naturaleza muerta americana que nosotros admirábamos por su exotismo tanto como por su vibrante misterio. El ruido del mercado mezclaba el quechua con un castellano nítido y sibilante, lleno de diminutivos y de interjecciones.
De un puesto a otro, las conversaciones repetidas nos parecían diálogos que debíamos aprender.

Por supuesto, andábamos con una cámara y pedíamos permiso para sacar fotografías, en las que una mujer en primer plano, con su chico a la espalda y su redondo y tieso sombrero de paño, extendía la mano con dos tomates brillantes; en un segundo plano, la balanza romana, con pesitas, y una pirámide de calabazas. Nos atraían los puestos que ofrecían canastos que imaginábamos en algún departamento de dos ambientes porteño. Lo que en el mercado eran "objetos útiles" nuestra imaginación de turistas los
transformaba en piezas de una decoración latinoamericana: cucharas de madera, cuencos, cestos de mimbre, mantas, formaban parte de la entonces nueva moda urbana, en la que se perdía el recuerdo de que habían sido fabricados para el uso.

Al costado del mercado, sobre las veredas, algunas mujeres, en cuclillas frente a un calentador donde hervía el aceite en una sartén de hierro, ofrecían milanesas por un precio bajísimo, especialmente adecuado a nuestros recursos de turistas sin presupuesto. Eran milanesas de mortadela, delgadas
y grasosas, que se cocinaban en dos segundos y pasaban a un plato donde ya se había servido mucha cebolla roja y unas rodajas de tomate. Se comía rápido, se devolvía el plato, que las mujeres limpiaban con un trapo mojado, y ya estaba listo para el próximo cliente. Detrás de esa línea de anafes que
operaban a toda velocidad, un bar ofrecía dos o tres mesas al aire libre, todavía perfumado por los olores del mercado que estaba a pocos metros.
Nos sentamos a tomar, en altos vasos de refresco, unos jugos del trópico (no pudimos enterarnos de qué frutas) y a mirar lo que habíamos comprado: sombreros, una panera de junco, como la que hoy se vende en cualquier bazar de Buenos Aires, poca cosa.

A la tarde íbamos a la casa de gobierno, el Palacio Quemado, una cita sorprendente pero no tanto. En 1970 era presidente de Bolivia el General Juan José Torres, un militar popular y nacionalista, y el Palacio Quemado estaba abierto casi todo el día: entraban las manifestaciones de mineros llegados de Oruro, con sus ponchos y sus cartuchos de dinamita, los campesinos de Cochabamba pidiendo las tierras que ocupaban, los sindicalistas de La Paz que mantenían una relación tensa con el gobierno.
Habíamos asistido a debates en la Confederación Obrera Boliviana y escuchábamos los argumentos como si se tratara de una obra de teatro revolucionario puesta en escena allí, en un país limítrofe con el nuestro.
Se vivía un clima de insurgencia popular que nos entusiasmaba, quizá con el mismo entusiasmo que sintieron los turistas europeos durante la crisis de 2001 frente a los piquetes.
El gobierno de Torres cayó poco después y una noche su ministro de Vivienda, un arquitecto que nos había recibido en su despacho e invitado a su casa, apareció en la de uno de nosotros, con toda su familia, sus chicos, su mujer embarazada, escapando de la represión. Aunque parezca mentira, no tenía un contacto mejor que nosotros en Buenos Aires.

Sentados en ese bar, junto al mercado, tomábamos nuestros jugos de fruta y esperábamos la hora de ir al Palacio Quemado. La cámara de fotos estaba sobre la mesa, al alcance de la mano. Incluso antes de las cámaras digitales, un turista a veces puede moverse como una bestia de músculos elásticos y reflejos instantáneos. Un hombre se acercó a nuestra mesa. Era la persona más arruinada por la miseria que yo hubiera visto hasta entonces: muy bajo, con los huesos de la cara sobresaliendo debajo de una mancha de pelo engrasado, las manos temblorosas, descalzo y cubierto con pedacitos de diferentes telas, harapos en los que no se podía descubrir ni el rastro de la prenda original. Se quedó parado frente a nosotros sin hablar, observándonos probablemente con la misma extrañeza con que nosotros lo veíamos. De puro reflejo, hicimos dos gestos: le ofrecimos uno de nuestros vasos y le sacamos una foto. Hoy lo pienso y me parecen dos actos incompatibles: el reconocimiento de su individualidad en la miseria y la documentación de una imagen que no se nos ofrecía para ser transformada en souvenir, sino que nosotros arrebatamos sin pensarlo, como si el mercado, las frutas, ese mendigo, todo en fin fuera una especie de estudio de
curiosidades con acceso libre.



*FUENTE: CLARÍN-REVISTA VIVA
http://www.clarin.com/diario/2007/02/25/sociedad/s-01369717.htm





"VIAJE A IR"*



Cuando le digo "te quiero tanto"
yo me percibo abarrotado

"Te quiero tanto" es el excipiente
de lo incalculable
Es la fórmula imprecisa que afirma que
[amo
"hasta el cielo"
Es el modo de traspasar el cielo con mi
[felicidad
cuando fustiga

Es en grumos que me fustiga la felicidad
Engastado en mi humanidad soy disparado
hacia mi objeto de pasión
No filtro
no decoro las declaraciones

Soy más
el inconsciente.


Texto concebido a partir del poemario "VIAJE A IR" de Jorge Leonidas Escudero, Fós-Epsilón Editora, Buenos Aires, 1996.


*de Rolando Revagliatti. revadans@yahoo.com.ar





*
Esteban Peicovich
Semana 08 de 2007


Zas: habemus Homo Lázaro. Un esbozo. Pero haylo. Es aquel primer sueñito que tuvimos en la cuna. Quedarnos. De allí tan loca fabricación de parientes.
Frankestein (algo feo), El Robot (algo ridículo), El Biónico (algo frío). El aura, Jano, el fantasma, el otro yo, no fueron más que anticipos simbólicos del Pelele Final a cuyo regazo queremos llegar. No hay objeto más oscuro del deseo de un terrícola que liberarse del Sujeto. (Ese pegajoso animal interior al que misioneros y filósofos buscan troquelar e insuflarle un contrato moral.) El deseo que más flipa al Homo 2007 es eyectarse de sí mismo. Verse por fuera (soponcio que le dará). Por ahora (y este comienzo de año pegó el campanazo) se tira a autoclonarse. Ya no la oveja Dolly o la vaca Eusebia. Es él mismo prolongado en otro mismo. Un croata de Split (la Spalato de Dioclesiano) con su equipo de biólogos franceses acorraló a una bacteria que "muere" unas horas ¡y pega la vuelta! El retador de los dioses se llama Miroslav Radman. Y deinococcus radiodurans, la bacteria que le dio la pista para convertir a Lázaro en pionero de la especie. De aquí en adelante las puertas de la medicina regenerativa no se cerrarán más. Radman y quienes prosigan desnudando a tamaña bacteria no se detendrán hasta llegar a los arrabales de la vida eterna. Por ahora saben lo suficiente como para afirmar que neuronas y el mismísimo corazón tienen mucha esperanza de sucederse a sí mismos. El complejo viaje hacia la resurrección pasa por un laberíntico batido celular que traspasa un gen a otro de modo que la vida
recomienza y la muerte (como soñó Dylan Thomas) pierde su señorío. Quizás lo tengamos merecido. Tanto jugar con sueños nos hace arder en ellos. Por años la palabreja mundial fue "clonación". De clonar perejil se llegó a la multiplicación de bebas y bebes. Tanto se avanzó que la monarquía del sexo
derivó en gélidos principados. Desde el aburrido del mirón absoluto a la erótica "in vitro". Y ahora este genio de Split y esta bacteria que nos la manda Lázaro. Radman dice que pedirá dinero al Vaticano para trabajar en la base molecular de la resurrección. Que le den. Mucho y pronto. Eh... ¡Cómo que no!

En la República de Anodinia las cosas extraordinarias se toman por ordinarias. Y al revés. O viceversa. A un rey lo llaman Presidente. A un afrancesado, licenciado. A una fortaleza medieval, Casa Rosada. A "Los borrachos del tablón", unos "sujetos insociables que empañan el buen nombre y honor del club". A una brutal canallada, "El misterio del Pituto". A un apuro político, "Embellecimiento de plazas, veredas y jardines". Al juego nacional de la Piñata, "El próximo acto electoral". Y así. Es de lamentar que la corriente mundial de turistas venga y se vuelque por el entero territorio a gozar de la más sorprendente comarca del planeta. Que se empalaguen con el palo borracho, el museo de Xul Solar, el cordero
patagónico, Dolores Barreiro, el chimichurri y el valsecito "Yo no sé qué me han hecho tus ojos", y se pierdan nuestra habilidad top: engullirnos la realidad vuelta y vuelta y sentirnos tan gozosos como ellos ante un "ojo de bife".

The Licenciado Press: 1) vivimos confundidos de príncipe: no descendemos de Hamlet (con lo bien que nos sonaba) sino de Mishkin, el Idiota de Dostoievsky. "Idiota" en su acepción de tipo que no se entera de nada ¿O no?; 2) tras ocultarse en la Mesopotamia sumando hectáreas y rogando lo olvidaran, Pedro Pou escuchó "Lo dejó un señor llamado Ujier, patrón" mientras le entregaba el Sobre Tan Temido; 3) encuesta en 27 países probó que los pueblos son más inteligentes que sus líderes: la mayoría descree del
"choque de civilizaciones" y "guerras religiosas" y coincide en que crisis y "money, money" van de la mano; 4) ante 2.500.000 (sic) asesinatos y abandonos de niñas el gobierno indio inició campaña humanitaria instalando cunas en todos los distritos del país; 5) la tala ilegal de árboles no se detiene: la Amazonia pierde cada 3 años tanta selva como la superficie de Irlanda; 6) como no sabía qué regalo hacerle a su nieto en el día del cumpleaños el príncipe japonés Akihito le escribió un poema sobre ¡La
Sucesión! (sic).

"Entonces preguntó: ´¡Estás de acuerdo en que el sexo es el comienzo de la filosofía? Pero Dios, que es el más viejo de los filósofos, contesta a su manera críptica y cansada: ´Más bien piensa en el Sexo como Tiempo, y en el Tiempo como conexión de nuevos circuitos " (Norman Mailer).


*FUENTE: LA NACIÓN
Link permanente: http://www.lanacion.com.ar/886328





Invitando a Reescribir y opinar:
-Como verán no pierdo la esperanza de recibir colaboraciones sobre noticias que lástiman-queman-duelen hasta a los ojos que puedan leer.-




*
Apelan ante la Corte por el fallo que autoriza el aborto a una adolescente violada. Amenazan a los médicos
sábado 24 de febrero, 3:11 PM

(Periodismo.com) - Los sectores ultraconservadores de la ciudad de Mar del Plata iniciaron una embestida legal para evitar que se le practique una aborto legal a la adolescente que fue violada y quedó embarazada del agresor, su propio padrastro.

Luego de que una jueza de menores autorizara la práctica del aborto en este caso, argumentando que se está poniendo en riesgo la vida de la adolescente y se la está sometiendo a una situación que podría proporcionarle un daño psicológico irreversible, el Fiscal General y la "asesora de menores del
bebé por nacer", como la llama el diario La Nación, apeló la medida ante la Corte Suprema bonaerense.
El Fiscal General, Fabián Fernández Gallo, sostiene su apelación en el hecho de que "no exista ninguna pericia técnica", sino que la decisión se habría tomado basándose en el primer estudio psicológico de la adolescente. Varias asociaciones de derechos humanos denuncian que el Fiscal, que estaría ligado a los sectores ultraconservadores de la Iglesia marplatense, busca retrasar la decisión para que el aborto no pueda realizarse por el grado de desarrollo del feto.
Ahora la Corte bonaerense deberá expedirse al respecto. Mientras tanto, las autoridades del Hospital Interzonal Especializado Materno-Infantil (HIEMI), donde se practicaría la interrupción del embarazo, afirmaron haber recibido amenazas. También fue amenazado el Juzgado de Menores a cargo de Silvina Darmandrail, que tomó la decisión inicial. El violador, continúa prófugo.


*FUENTE YAHOO NOTICIAS
http://ar.news.yahoo.com/s/24022007/14/politica-noticias-apelan-corte-fallo-autoriza-aborto-adolescente-violada-amenazan.html





Cuándo lo Honesto es Siniestro y la Psicosis es Normal*


*Por Slavoj Zizek


Desde el principio de The Straight Story (Una historia sencilla)[1] de David Lynch, las palabras que introducen los créditos, "Walt Disney presenta: una película de David Lynch", proveen, quizás, la mejor síntesis de la paradoja ética que marca el fin de siglo: el montaje de la transgresión con la norma.
Walt Disney, la marca de los valores familiares conservadores, lleva bajo su paraguas a David Lynch, el autor que representa la transgresión, iluminando el submundo obsceno del sexo pervertido y la violencia que florecen debajo de la respetable superficie de nuestras vidas.
Hoy en día, cada vez más, el aparato cultural económico mismo, para reproducirse en las condiciones de competitividad del mercado, no sólo precisa tolerar, sino directamente incitar efectos y productos de choque cada vez más fuertes. Basta recordar las recientes tendencias en las artes visuales: ya pasaron los días en los que teníamosThe Straight story de David Lynch simples estatuas o cuadros enmarcados - lo que tenemos ahora son exposiciones de los marcos mismos sin pinturas, exposiciones de vacas muertas y sus excrementos, videos del interior del cuerpo humano (gastroscopías y colonoscopías), inclusión de olores en la exposición, etc., etc. (Esta tendencia lleva a menudo a la confusión cómica, cuando una obra de arte es confundida con un objeto cotidiano o viceversa. Recientemente, en la Potsdamer Platz, el sitio de construcción más grande en Berlín, el movimiento coordinado de docenas de grúas gigantescas se organizó como un performance artístico - indudablemente percibido por muchos transeúntes desinformados como parte de una intensa actividad de construcción... Yo tuve la confusión opuesta durante un viaje a Berlín: noté a los lados y anteriormente que en todas las avenidas principales había un largísimo tubo azul y cañerías, como si fuera una telaraña intrincada de tubos de agua, teléfono, electricidad, etc., no estaba oculto bajo la tierra, sino expuesto al público. Mi reacción fue, por supuesto, que esto probablemente era otro de los performances de arte posmodernos cuyo objetivo era, en ese momento, hacer visible el intestino de la ciudad, su maquinaria
interna oculta, en una especie de equivalente a la exhibición en video de la palpitación de nuestro estómago o pulmones - sin embargo, yo estaba equivocado, ya que unos amigos me señalaron que lo que yo veía era meramente parte del mantenimiento standard y la reparación de los servicios subterráneos de la ciudad de una red informática.) Aquí, de nuevo, como en el dominio de la sexualidad, la perversión ya no es subversiva: los excesos chocantes son parte del sistema mismo, el sistema se alimenta de ellos para
reproducirse a sí mismo. Quizás esta sea una de las posibles definiciones del arte posmoderno como opuesto al arte moderno: en el posmodernismo, la transgresión excesiva pierde su valor escandalizante y esta totalmente integrado al mercado artístico establecido.

Así que, si los tempranos films de Lynch también hubiesen caído en esa trampa, ¿qué hay entonces con The Straight Story, basada en el caso verdadero de Alvin Straight, un viejo granjero lisiado que condujo a través de las praderas americanas en un tractor John Deere para ir a ver a su afligido hermano? ¿Implica esta lenta historia de persistencia, la renuncia a la transgresión, el regreso hacia la cándida inmediatez de la permanencia ética y directa de la fidelidad? El mismo título de la película de refiere sin duda a la obra previa de Lynch: esta es la honesta historia respecto de las "desviaciones" del submundo siniestro desde Eraserhead hasta Lost Highway. Sin embargo, ¿qué sucede si el héroe "honesto" del reciente film de Lynch es efectivamente mucho más subversivo que los excéntricos personajes que poblaban sus anteriores películas? ¿Y si en nuestro mundo posmoderno en el cual el compromiso ético radical es percibido como ridículamente fuera de tiempo, él es el verdadero marginal? Uno debería recordar aquí la vieja anotación de G.K. Chesterton en su A defense of Detective Stories, sobre como el relato de detectives "recuerda previamente en cierto modo que la civilización misma es el más sensacional de los comienzos y la más romántica de las rebeliones. Cuando el detective en una novela policial se queda solo y de algún modo tontamente valeroso entre los cuchillos y los puños de un hueco de rateros, sin duda sirve para recordarnos que es el agente de la justicia social aquel que representa la figura original y poética, mientras que los ladrones y salteadores son meramente plácidos y arcaicos
conservadores, felices en la inmemorial respetabilidad de simios y lobos. /La novela policial/ se basa en el hecho de que la moralidad es la más oscura y atrevida de las conspiraciones."

¿Y qué sucedería si ESTE fuera el mensaje final de la película de Lynch -que la ética es "la más oscura y atrevida de las conspiraciones", que el sujeto ético es aquel que efectivamente amenaza el orden existente, en contraste con la larga serie de excéntricos pervertidos lyncheanos (el Barón Harkonnen
en Dune, Frank en Blue Velvet, Bobby Perú en Wild at Heart...) que finalmente lo sostienen? En este preciso sentido el contrapunto a The Straight Story es The Talented Mr. Ripley de Minghella, basada en la novela de Patricia Highsmith, novela del mismo nombre. The Talented Mr. Ripley cuenta la historia de Tom Ripley, un ambicioso joven neoyorquino en bancarrota, que es ubicado por el rico magnate Herbert Greenleaf, quien piensa erróneamente que Tom ha estado en Princeton con su hijo Dickie.
Dickie se encuentra vagando en Italia y Geenleaf le paga a Tom el viaje a Italia para que haga entrar en razón a su hijo y tome el lugar correcto en los negocios de la familia. Sin embargo, una vez en Europa, Tom queda fascinado no sólo con Dickie mismo, sino con la brillante, canchera y socialmente aceptable vida adinerada en la que vive Dickie. Todo lo que se dice acerca de la homosexualidad de Tom está fuera de lugar: Dickie no es para Tom el objeto de deseo, sino su sujeto ideal deseable, el sujeto transferencial "que supone saber/cómo desear". En pocas palabras, Dickie se convierte en el ego ideal de Tom, la figura de su identificación imaginaria: cuando repetidamente le mete una mirada de reojo a Dickie, no traiciona su deseo erótico para emprender un comercio erótico con él, para POSEER a
Dickie, sino su deseo de SER como Dickie. De esta manera, para resolver ese problema, Tom concibe un elaborado plan: durante un viaje en bote, asesina a Dickie y luego, durante un tiempo, asume su identidad. Haciéndose pasar por Dickie, organiza las cosas de manera que luego de la muerte "oficial" de Dickie, herede su riqueza; una vez cumplido aquello, el falso Dickie desaparece, dejando tras de sí una nota suicida alabando a Tom, mientras éste reaparece evadiendo exitosamente a los suspicaces investigadores e incluso ganándose el agradecimiento de los padres de Dickie, para luego salir de Italia rumbo a Grecia.
A pesar de que la novela fue escrita a mediados de los 50s, uno puede decir que Highsmith se adelanta a la reescritura terapéutica actual de la ética en "recomendaciones" en la que uno no debe seguir las reglas demasiado a ciegas. "No cometerás adulterio - excepto si eres emocionalmente sincero y sirve a tu meta de tu plena autorrealización." O: "No debes divorciarte - excepto cuando tu matrimonio en los hechos haya fracasado, cuando sea experimentado como una carga emocional insufrible que frustra su vida plena" - en pocas palabras, ¡excepto cuando la prohibición para divorciarse haya justamente recobrado su pleno significado (ya que, ¿quién se divorciaría cuándo el matrimonio aún florece?)! No es ninguna sorpresa que hoy se prefiera al Dalai Lama que al Papa. Incluso aquéllos que "respetan"
la posición moral del Papa, no obstante, normalmente acompañan esta admiración con la calificación de que él permanece desesperadamente anticuado, medieval incluso, pegado a los viejos dogmas, fuera de toque con las demandas de los nuevos tiempos: ¿cómo puede uno hoy ignorar los anticonceptivos, el divorcio, el aborto? ¿No son estos simplemente hechos de nuestra vida? ¿Cómo puede el Papa negar el derecho al aborto cuando una monja queda embarazada por una violación (como fue efectivamente el caso de las monjas violadas durante la guerra en Bosnia)? ¿No está claro que, incluso cuándo uno está en contra del aborto, uno debe en tales casos extremos torcer el principio y aprobar su transgresión? Lo qué nosotros encontramos aquí es un caso ejemplar de la ideología de hoy de "realismo": nosotros vivimos en la era del fin de los grandes proyectos ideológicos, seamos realistas, dejemos las inmaduras ilusiones utópicas - el sueño del Estado de Bienestar ha terminado, uno debe seguir los términos del mercado
global... Uno puede entender ahora por qué el Dalai-Lama es mucho más apropiado durante nuestros tiempos permisivos posmodernos: él se nos presenta con un vago buen espiritualismo sin ninguna obligación ESPECÍFICA: cualquiera, incluso la estrella de Hollywood más decadente, puede seguirlo
mientras continúa con su promiscuo estilo de vida adinerado.

Ripley se detiene sencillamente en el último escalón en esta reescritura. No matarás - excepto cuando no haya otra manera de encontrar la felicidad. O, como la misma Highsmith declara en una entrevista: "Podría ser calificado de psicótico, pero no lo llamaría demente porque sus actos son racionales.
/.../ Lo considero más bien una persona civilizada que mata porque tiene que hacerlo". Ripley no se parece así en nada al "American Psycho": sus actos criminales no son frenéticos passages a l'acte, estallidos de violencia en los que descarga la energía acumulada por las frustraciones de la vida
cotidiana yuppie. Sus crímenes están calculados con un razonamiento pragmático sencillo: hace lo que es necesario para alcanzar su objetivo, la vida acomodada de los suburbios exclusivos de París. Lo que es realmente inquietante en él, por supuesto, es que de alguna manera parece perder el más elemental sentido ético: en la vida diaria, es en general amigable y considerado (aunque con un toque de frialdad), y cuando comete un asesinato, lo hace con el mismo remordimiento que uno siente cuando tiene que realizar una tarea desagradable pero necesaria. El es el psicótico final, la mejor ejemplificación de lo que Lacan tenía en mente cuando decía que la normalidad es la forma especial de la psicosis -de no estar atrapado traumáticamente en la telaraña simbólica, de mantener "libertad" respecto del orden simbólico.

Sin embargo, el misterio del Ripley de Highsmith trasciende el motivo ideológico norteamericano estándar de la capacidad del individuo de "reinventarse" a sí mismo, de borrar las huellas del pasado y asumir a fondo una nueva identidad, que trascienda el "yo proteano" postmoderno. Ahí reside la falla final de la película respecto de la novela: la película "gatsbyíza" a Ripley en una nueva versión del héroe norteamericano que recrea su identidad de manera sombría. Aquello que aquí se pierde se encuentra mejor ejemplificado por la diferencia crucial entre la novela y la película: en esta última, Ripley posee los meneos de una consciencia, mientras que en la novela, los síntomas de una consciencia están sencillamente más allá de su entendimiento. Es por eso que la explicitación de los deseos homosexuales de Ripley en la película también yerra en el punto. Lo que Minghella implica es que, para los años 50, Highsmith se vio obligada a ser más circuspecta para hacer al héroe más digerible respecto de un público masivo, mientras que hoy en día podemos decir las cosas de una manera más abierta. Sin embargo, la frialdad de Ripley no es el efecto de superficie de su postura gay, sino más bien lo opuesto. En una de las últimas novelas de Ripley, nos enteramos que le hace el amor una vez por semana a su esposa Heloise, como un ritual habitual -sin ninguna pasión de por medio, Tom es como Adán en el Paraíso previo a la caída, cuando, según San Agustín, Adan y Eva sí tuvieron sexo, pero realizado a la manera de un simple ritual instrumental, como quien siembra semillas en el campo. Una manera de leer a Ripley es decir que es angelical y que vive en un universo que precede a la Ley y sus transgresiones (el pecado).

En una de las últimas novelas de Ripley, el héroe ve dos moscas en la mesa de la cocina y al mirarlas de cerca y ver que están copulando, las aplasta con asco. Este pequeño detalle es crucial -el Ripley de Minghella NUNCA hubiera hecho tal cosa: el Ripley de Highsmith está de algún modo desconectado de las cosas relativas a la carne, disgustado con lo Real de la vida, de su ciclo de generación y corrupción. Marge, la enamorada de Dickie, da una adecuada caracterización de Ripley: "De acuerdo, tal vez no sea
marica. Simplemente no es nada, lo cual es peor. No es lo suficientemente normal como para tener algún tipo de vida sexual". Tanto como dicha frialdad caracteriza cierta postura lésbica, uno está tentado de alegar que, en vez de ser un homosexual reprimido, la paradoja de Ripley es que es un varón lésbico. La frialdad desentendida que subyace debajo de todas las posibles variables de identidad de algún modo desaparece de la película. El verdadero enigma de Ripley es por qué persiste en esta gélida conducta, manteniendo una psicótica falta de compromiso con cualquier apego humano pasional, incluso luego de alcanzar su meta y recrearse a sí mismo como el respetable art-dealer que vive en un rico suburbio parisino.

Quizás la oposición entre el héroe "honesto" de Lynch y el Ripley "normal" de Highsmith determina las coordenadas extremas de la experiencia ética del capitalismo avanzado de hoy - con el raro giro de que Ripley es misteriosamente "normal" y el hombre "recto/honesto" es misteriosamente siniestro, incluso pervertido. ¿Cómo vamos a salir entonces de este camino sin salida? Los dos héroes tienen en común la inclemente dedicación en alcanzar sus metas, de modo que una manera parece ser el abandonar este
rasgo en común y rogar por una humanidad más "cálida" y compasiva lista para aceptar compromisos. Pero ¿acaso no es dicha "débil (es decir: sin principios) humanidad" el modo predominante de la subjetividad de hoy en día, al punto que ambas películas proveen sus dos extremos?

A fines de los años 20, Stalin definió la figura del bolchevique como la unión entre la apasionada obstinación rusa y el recurseo norteamericano. Tal vez, siguiendo las mismas líneas uno pueda alegar que la salida está más bien en la imposible síntesis de ambos héroes, en la figura lyncheana del hombre "honesto" que persigue su objetivo, junto al sabio recurseo de Tom Ripley.


Título Original: When Straight Means Weird and Psychosis is Normal.
Extraído de: LACAN.COM
http://www.lacan.com/ripley.html



NOTAS
[1] The Straight Story, la película de David Lynch fue titulada en español como Una historia sencilla, pero se debe acentuar que dado al uso que el autor da del término "Straight", esté es traducido como "honesto", aunque los sentidos del vocablo es más amplio y puede referirse a: directo, derecho, honesto, recto y también coloquialmente, heterosexual. [N. del T.]



*
Queridas amigas, queridos amigos:

El domingo 25 de febrero del 2007 presentaremos en la Radiofabrik Salzburg (107.5 FM), entre las 19:06 y las 20:00 horas (hora de Austria!), en nuestro programa bilingüe Poesía y Música Latinoamericana, música de los compositores colombianos Rodrigo Restrepo Pabón, Luis Alejandro Olarte y Eblis Javier Álvarez. Las poesías que leeremos pertenecen a Francisco Azuela
Espinoza (México) y la música de fondo será de Yawar Inka (Andes).
¡Les deseamos una feliz audición!


ATENCIÓN: El programa Poesía y Música Latinoamericana se puede escuchar online en el sitio www.radiofabrik.at (Link MP3 Live-Stream. Se requiere el programa Winamp, el cual se puede bajar gratis de internet)!!!! Tengan por favor en cuenta la diferencia horaria con Austria!!!!


REPETICIÓN: ¡La audición del programa Poesía y Música Latinoamericana se repite todos los jueves entre las 10:06 y las 11:00 horas (de Austria!), en la Radiofabrik de Salzburgo!
Cordial saludo!


YAGE, Verein für lat. Kunst,Wissenschaft und Kultur.
www.euroyage.com

Schießstattstr. 44 A-5020 Salzburg AUSTRIA
Tel. + Fax: 0043 662 825067



*

Reescribiendo noticias. Una invitación permanente y abierta a rastrear noticias y reescribirlas en clave poética y literaria. Cuando menciono noticias, me refiero a aquellas que nos estrujan el corazón. Que nos parten el alma en pedacitos. A las que expresan mejor y más claramente la injusticia social. El mecanismo de participación es relativamente simple. Primero seleccionar la noticia con texto completo y fuente. (indispensable) y luego reescribirla literariamente en un texto -en lo posible- ultra breve (alrededor de 2000 caracteres).

Enviar los escritos al correo: inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar



InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.
Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.
La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor. Inventiva solo recopila y edita para su difusión los escritos que cada autor desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas, solo verificar que un autor con nombre Y/o seudonimo , y una dirección personal de mail nos envia un trabajo.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre el escritor y el editor, cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura

¿ Otras preguntas o consultas? escribi a inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar

No comments: