Friday, September 02, 2011

LA ESCALERA DE LOS ESPEJOS....



*Ilustración: Walkala. -Luis Alfredo Duarte Herrera- http://galeria.walkala.eu



EL NOMBRE SIN PALABRAS*

"Palabra para nombrar lo tantas veces dicho
Y oído apenas como un son lejano de campana."
ANGEL DARÍO OLIVA



Como nombrar al barco que no tiene nombre.
No tiene nombre, pero tiene, matriz y huevo fecundado.



Como nombrar tu barco.
Tu galeón, tu navío, tu palabra incierta.
Tu nave, tu vapor, tu grito ciego.
Tan iguales. Tan opuestos. Tan hallados.
Y tienen remos y tienen quilla y todos los aromas.
Y vientos clausurados y costas y arrecifes.
Como decirte, donde buscar a Argos.
Donde la mirada, si cuando cierra un ojo abre el otro


Como llamar a Argos: el constructor, el arquitecto.
El orfebre, el dador de la vida o de la muerte.
Como nombrarlo, si el pavo real no flota, tampoco la mentira.
Y el perro devora al cazador y al ciervo.

Como nombrarla a ella y no decir brújula.
Bitácora, saeta , cuadrante desangrado.
Como contarte las cosas que no nombra la hiedra
Como decirte madre total, campana enfriada por el viento.


Como nombrarte, amor, el naufragio de palomas muertas.
Como nombrar tu grito más profundo y no decir milagro.
Vida, Vida. Vida.



*De Amelia Arellano. arellano.amelia@yahoo.com.ar










¿Por qué tú nunca estuviste en mi ciudad?*



¿Por qué tú nunca estuviste en mi ciudad?

Siempre otras luces, siempre otras aceras,
salpicando tu paso, siempre otras esquinas
alejándote de mí, como un destierro.

Y aquí en lo cotidiano mirándonos,
día a día mirándonos sin llegar a comprender,
día a día comprobando sin asombro el absurdo
que supone fingir que estamos vivos,
que nunca nada ocurrió, como un silencio cómplice
que parece negar las puertas entreabiertas del pasado.

Pero son otras puertas, otras habitaciones,
nunca es el mismo hotel, nunca la misma calle;
otras son tus palomas, otros tus soportales,
nunca es la misma plaza, aunque sea la misma.

¿Pero por qué jamás estuve en tu ciudad?

Yo quisiera habitar tus parques en secreto,
llenar tus galerías con el tono cansino
de mi voz que te nombra y te celebra
aun cuando nada escuchen tus cornisas;
vagar por los pasillos que nunca conocí
y que acaso ya nunca, nunca conoceré,
porque otra es mi ciudad,
aunque ahora y aquí, mis ojos en tus ojos
crean reconocerse y encontrarse,
pero sé que también esto es mentira,
que es tan sólo mi cruel esperanza de mendigo
y que esos ojos que me miran tristemente
tampoco son tus ojos ni soy yo lo que miran
y esta no es mi ciudad
y acaso tampoco sea tu ciudad, tan lejana,
o tan cercana, ¿cómo vamos a saberlo?
pero en todo caso, en otra parte,
en otro espacio o tiempo
ya irreconciliable.



*De Sergio Borao Llop. sbllop@gmail.com
http://sergioborao2011.blogspot.com/







PIXINGUINHA Y LA INMORTALIDAD*


Crónicas del Hombre Alto n° 70


Si los lectores de estas líneas fuesen invitados a elaborar una lista de figuras relevantes de la música popular brasileña, de inmediato acudiría a su memoria una docena de nombres ilustres. Entre ellos, seguramente, no estaría el de mi tocayo Pixinguinha (Alfredo da Rocha Viana Jr.), compositor carioca que –al menos, a nivel internacional- no goza del reconocimiento masivo que sí ostentan monstruos sagrados más modernos como Vinicius de Moraes, Caetano Veloso o Chico Buarque, por citar sólo a algunos integrantes notables de ese hipotético catálogo.

Yo jamás había oído hablar de él hasta ese viernes en “La Tasca”, la noche del recital de Cacho Hussein y Nilda Godoy. Fue justamente Cacho quien lo mencionó, cuando antes de tocar el tema “Carinhoso” ilustró al público acerca de su autor, refiriéndose a él como una especie de precursor, situado cronológicamente varias décadas antes del fulgurante éxito de Jobim y la bossa nova. Gracias a esa misma introducción, nos enteramos también de que el tema que íbamos a escuchar había sido compuesto aproximadamente un siglo atrás.

La referencia histórica capturó mi atención al instante, abriéndome las puertas a uno de mis acostumbradas dispersiones mentales, de esos que la música suele propiciar. Mientras Nilda y Cacho nos deleitaban con la delicada cadencia de “Carinhoso”, una libre asociación de ideas me condujo a pensar que Pixinguinha había escrito ese tema cuando la menor de mis abuelas era todavía una niña. Imaginé los insondables laberintos de tiempo y espacio que habría atravesado esa melodía hasta llegar a nuestros oídos aquella noche y sentí que su antigüedad le brindaba un valor agregado a su indudable belleza.

El recital siguió adelante, engarzando joya tras joya. No fue “Carinhoso”, por cierto, el tema que más me gustó de todo el repertorio. Sin embargo, antojadizamente, o tal vez a causa de ser el de origen más remoto, fue el causante de que varias veces, a lo largo de la noche, me haya remontado hasta los inicios del siglo XX para seguir hilvanando especulaciones.

¿Habrá imaginado Pixinguinha, al componer su canción, que cien años después, una pareja de músicos extranjeros rescataría esos acordes desde el fondo de los tiempos y el silencio, y un grupo de personas aplaudiría con entusiasmo su interpretación? Desconozco si Pixinguinha era un optimista incurable o un escéptico consumado; desconozco también si fantaseaba con la gloria o si esas materias lo tenían sin cuidado. Poco ayudaría saberlo, de todos modos. Al fin y al cabo, cuando un artista lanza su obra al mundo en busca de quien la reciba, disfrute y valore, lo hace apostando a la posiblidad de que ella trascienda múltiples fronteras. Incluso, las que le impone la finitud de su propia existencia. No importa si lo manifiesta en forma explícita o si se trata de un impulso inconsciente: la pretensión de inmortalidad -tan presuntuosa como conmovedora- anida en el alma de todo creador. “Puesto que el hombre es mortal -nos dice Faulkner- la única inmortalidad que le es posible es dejar tras de sí algo que sea inmortal porque siempre se moverá”. Pues bien, haya sido Pixinguinha un soñador o un pesimista, allí estaban Cacho y Nilda para demostrarnos que lo que él dejó tras de sí se sigue moviendo.

El recital llegó a su fin. Miré a mi alrededor: la gente pagaba sus consumiciones, se paraba, se ponía su abrigo, saludaba a los conocidos, se despedía. Enredado aún en mis reflexiones, pensé que todos los que estábamos esa noche en “La Tasca” habíamos asistido a una experiencia conmocionante: habíamos comprobado -nada menos- la inmortalidad de un alma humana. Me pregunté si los demás también se habrian dado cuenta del prodigio pero no me animé a averiguarlo.

Salimos. La madrugada nos aguardaba afuera con un frío filoso que tajeaba las mejillas.



*De Alfredo Di Bernardo. alfdibernardo@fibertel.com.ar







Campeón de ajedrez*



He desarrollado un sistema para ganar siempre jugando al ajedrez. Me costó encontrar el truco, pero ahora, con el entreno necesario, cuento mis partidas por victorias.

Exijo jugar delante de un espejo. Si no hay espejo no hay partida. Como este juego siempre se me ha dado bien, normalmente gano sin aplicar el truco, pero si eventualmente pierdo, salto raudo dentro del espejo y allí, aprovechando que la partida está invertida, la acabo… Ganando, claro.


*De Joan Mateu. joan@cimat.es







La valija mágica*


*Por Juan Forn




Borges le dice a Bioy: "Cuando le cuento sueños a madre, creyendo que son valiosísimos, ella se pone furiosa. Dice que, mientras ella duerme tranquila, yo estoy soñando disparates, que ni dormido la dejo en paz". Lo que estaba soñando Borges era que alguien lo apuntaba con un arma y le decía: "Voy a matarlo, no puede hacer nada". A lo que Borges contestaba: "Puedo hacer algo: despertarme". Uno se lo imagina abriendo los ojos a las cuatro de la mañana y preguntando en la oscuridad, hacia el cuarto de al
lado: "Madre, ¿está despierta? ¿Sabe lo que acabo de soñar?".
Sospecho no ser el único al que le emploman los sueños ajenos, sean por escrito, en películas o por vía oral. Pero, a diferencia de doña Leonor, los sueños de Borges me enganchan siempre, entre otras razones porque los cuenta tan sencillitos y breves que funcionan como haikus: terminan casi antes de empezar, relato e impacto son casi simultáneos. La otra cosa que me gusta es la combinación de desenfado y familiaridad con que Borges se los cuenta a Bioy. No por nada la recalcitrante doña Leonor le decía a su hijo: "Vos no sos reservado, sos indiscreto. Pero te salen bien las indiscreciones". Véase este otro ejemplo, que ocurre después de un fugaz paso de Borges por el quirófano: "Soñé que era Inglaterra e interpreté unos tironeos en la barriga como el dolor de parir a Australia. Al despertar, me alarmé un poco por haber tenido un sueño así. La operación de la próstata hiere y perturba el amor propio". Bioy, que ha ido a visitar al amigo, recuerda al oír esa confesión un comentario de Borges a la salida de una tarde de trabajo en la editorial Emecé: "Vamos a La Fragata, que tiene un mingitorio donde se logran pises excelentes". Lo urinario es todo un tema entre los dos amigos.
Un día que comen en lo de Bioy, Borges espera que Martita, la hija de su amigo, se levante de la mesa para decir, llevándose a la nariz una rebanada de pan negro: "Ahora que se fue Marta, te voy a confesar que este pan me gusta tanto porque tiene olor a pis".
Fritz Lang le dijo una vez a Godard: "Si me abrieran al medio, saldría un niño viejo, o un anciano joven. Uno cumple los veinticinco y no tuvo tiempo de conocer la vejez de la juventud. Lo mismo pasa cuando uno envejece: el período para conocer la juventud de la vejez es demasiado corto". Borges y Bioy resolvieron ese problema a su manera: "Cometemos el error de creer que los demás son adultos, pero son tan pueriles como uno", le dice Bioy a su amigo. Y éste contesta: "Si uno nació chico, sigue siendo chico. Habría que nacer adulto para ser adulto". Como bien se sabe, Borges le llevaba quince años a Bioy, pero se hicieron amigos enseguida porque ninguno de los dos había nacido adulto: podían ser dos impenitentes niños viejos o dos ancianos púberes igual de impenitentes. En particular con el plúmbeo Manuel Peyrou,
que fue incurablemente adulto toda su vida y que solía decir: "Hay gente que te irrita de antemano por la estupidez que va a decir y te irrita después porque defraudó tu expectativa diciendo algo atinado". Simulaba referirse al común de la gente, pero en realidad estaba hablando del irritante efecto que
le producían Borges y Bioy cuando estaban juntos.
A María Kodama le pasaba lo mismo, razón por la cual se aplicó a "alejar a Borges del señor Bioy", como decía Fanny, la mucama correntina que fue mucho mejor sparring de sueños para Borges que la entonces difunta doña Leonor. Un día, justificándose, Kodama le dice a Fanny: "Es que le hablan mal de mí".
Fanny le contesta: "Pero señora... ni hablan de usted" (es lapidariamente cierto; por la misma época, Silvina está una mañana leyendo el diario en el jardín de su casa en Mar del Plata, lee algo sobre Borges y le dice a Bioy, sin bajar el diario: "Qué caso extraordinario, alguien tan desdichado que llegó a la felicidad... porque mirá que ha sido desdichado". Pausa. "Ahora está en la cúspide de su vida, le va bien, es feliz. Pobre, me da lástima").
Fanny no contaba sus sueños, pero daba su opinión a Borges sobre los suyos, porque le parecían transparentes. En una de las raras visitas de Bioy al departamento de su amigo en la calle Maipú, Borges le cuenta que soñó que al comprar un libro se desplomaba, lo ayudaban a levantarse y descubría que era
un enano. Fanny, que pasa por ahí para llevarse la bandeja del té, dice con ecuanimidad: "Es claro, el señor Frías pasó por acá esta tarde" (Carlos Frías, uno de los directores históricos de Emecé, medía en sus mejores momentos del día un metro cincuenta). Fanny le explicaba cómo dormir a Borges: "Cuando yo me duermo, entro en el profundo. Yo digo que morir ha de ser un profundo más hondo, y creo que más descansado". Doña Leonor le había dicho antes de morir que se le aparecería en sueños para contarle cómo era el otro mundo. "Nunca se me apareció, señor; así que no ha de haber otro mundo". Eso le hace recordar a Borges una frase que parece venirle de un sueño. Se la oyó a su padre setenta años antes, parados los dos en la cubierta del barco que los traía a la Argentina: "Llueve en el mar. ¿Ves que
no hay Dios?".
En 1981, cuando ya llevaban medio siglo de amistad cotidiana, Bioy resume distraídamente en su diario la mecánica de su vínculo con Borges: "A él le interesa todo más que a mí. Siempre está encontrando cosas para comentar: llega a casa como un viajante con su valijita y la abre para mostrar las riquezas que ha encontrado, rasgos absurdos o nobles de la gente, felicidades y paradojas de la literatura". Durante cincuenta años anotó Bioy en su diario lo que Borges traía cada noche en su valijita. Con ningún auditorio se sintió Borges más cómodo que en aquellas noches en que se pagaba la comida en casa de su amigo con su valija mágica. A nadie le mostró tanto de su contenido. Borges es con Bioy como la mayoría de los escritores son sólo consigo mismos, adentro de sus cabezas, cuando se ríen solos, cuando se miran el calzón, cuando creen que nadie los ve, cuando no les importa la opinión ajena. Eso es lo más formidable y lo más impúdicamente escalofriante que tuvo su amistad, y que tiene el libraco sobre Borges que
Bioy dejó para publicar post-mortem. Hay una frase que lo resume en lo alto y lo bajo igual de gloriosamente, y que nadie pescó o nadie se atrevió a citar en las mil semblanzas sobre el libro que se han hecho. Dice Borges que, en medio de un sueño, descubre con furia repentina: "La más clara prueba de que Dios no existe es el acto de cagar. La persona que descubra un modo de sustituir el papel higiénico se hará rico. Entonces verán nuestra época como increíble y bárbara. Dirán: se pasaban papel por el culo y se ensuciaban la mano, qué gente sin Dios". Tal cual. Qué extraordinaria gente sin Dios eran los dos cuando estaban juntos.


*Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-175858-2011-09-02.html







AMANECER DEL TIGRE*



“...desde pequeño me atrajeron los tigres, quizá por su color, ya que el amarillo era de mis colores preferidos, el del amanecer, el del ocaso...y uno de los primeros colores que me fueron arrebatados por su ceguera. Todo el mundo, piensa que los ciegos viven en la penumbra del negro y no es así, es un color azul grisáceo o gris azulado...extraña el color negro y también el granate. A veces entrevero una penumbra rosada, pero añoro el granate...”

-Testimonio de Borges obtenido de Canal Arte.



¿Qué duele más, el desamor, la muerte, la locura?
¿La fuga del girasol y la retama?
¿Del ocaso, de la aurora, del trigal en llamas?
Como un tigre enjaulado, la oscuridad.
Golpea una y otra vez contra garfios de penumbra rosada.
Ronca la boca de la noche como un pez moribundo
Amordazan el grito azul del cuervo.
Solo queda “la vaga sombra, la inextricable sombra”
No ha sido un Polifemo devorador de hombres.
Sin embargo, los Dioses y una atávica herencia
Perforaron sus vertientes de luz, con una estaca ardiente.
Una clepsidra sideral ilumina los espejos perpetuos.
Regresa “el oro de los tigres” y la memoria eterna,
El ocaso, la aurora, los trigales.
….”y no hay fin “….
Como un enemigo abochornado, vencido el crepúsculo huye.
Ante tanta tormenta de amarillo
El día se deshace en girasoles y retamas.



*De Amelia Arellano. arellano.amelia@yahoo.com.ar








LA ESCALERA DE LOS ESPEJOS*



Los pasos son generaciones
perdidas entre necedad
y mansedumbre,
repetidos encantos
duplicadas aberraciones
y la vida corre
como la misma sangre
por distintas venas,
y rostros parecidos
cubren las almas
con el mismo apellido


obras montadas
en el escenario de la vida,
donde los que aplauden
son fantasmas ambulantes
y los mismos aciertos
y los mismos errores,
van bordando
el manto que cubre
cada uno de los caminantes


escalera de espejos
interminable,
mire por donde mire
se divisa la propia imagen,
la de los padres, abuelos,
bisabuelos;
festival de historias
transcurridas en el tiempo,
y el telón
abre y cierra
después de cada acto,
y los aplausos confundidos
con lamentos


dramas y comedias
entrelazadas,
urdidas
por sigilosas manos:
el destino
y los pasos caminando a ciegas,
sobre los peldaños
crepitantes,
y los espejos reflejan
actores incautos,
hundidos hasta el cuello
en la trampa


sin reparos ni enmiendas
con la suerte echada
en el momento
del primer llanto, ingenuo,
y candoroso,
puesto el pie
no hay retorno,
escalera de espejos
cuesta arriba
o cuesta abajo



*De Ruth Ana López Calderón. anilopez20032000@yahoo.es








¡Alumbranos, Candela! *



Que tu muerte sea la pólvora del pensamiento,
la sal de la voluntad,
para emprender una batalla incesante, indomable,
hasta lograr que ningún niño o niña,
ninguna adolescente y ningún joven,
sean víctimas de asesinatos mafiosos.
Sé que ahora vas a estar cerca de Soledad, de Marita
y de miles de otras criaturas.
Por favor, no se olviden de los que quedamos solos
sin ustedes,
los que quedamos débiles y oscuros,
sin ustedes.
¡Alumbranos, porque vas a ser la niña de todos
los que queremos una sociedad justa!
¡Hasta la Victoria Siempre, Candela!


*De Eugenia Cabral. ecabral54@yahoo.com.ar





Correo:



CENTRO CULTURAL BERNARDINO RIVADAVIA
San Martin 1080 –Plaza Montenegro- 2000 Rosario
CICLO 2011
"Del derecho y del reves de letras en tiempos de oscuridad”
Declarado de interes Municipal por el Honorable Concejo Deliberante


Septiembre


Vi, a mi izquierda, un edificio que anunciaba una estación. (...) y yo se los conté a los que estaban alrededor. Me preguntaron si veía el nombre de alguna localidad. Y sí, lo vi: eran dos palabras que a la luz del sol se distinguían perfectamente (…) : Auschwitz-Birkenau, eso leí, estaba escrito con las típicas letras alemanas, altas y onduladas. Trate en vano de acordarme de mis estudios de geografía, los demás tampoco tenían idea de dónde estábamos.
Imre Kertész


Martes 06 /20:00
“La literatura de Imre Kertesz. El dios Auschwitz es un padre encumbrado”
Ps. David Fuks, psicologo, docente, escritor, editor.
Etica, existencia, tragedia y pensamiento antropologico en la literatura de Imre Kertesz (Budapest, 1929).La obra de Kertesz está signada por su deportacion (a la edad de 15 años) a Auschwitz-Birkenau y Buchenwald y por sus vivencias en la Europa Central totalitaria de posguerra .I.K. es el primer escritor hungaro galardonado con el Premio Nobel de literatura (2002). Tradujo ,entre otros,a Nietzsche y Freud.


Martes 13 /20:00
“La literatura de Imre Kertesz. La sobrevivencia jamás sobrevivida”
Ps. David Fuks,
psicologo, docente, escritor, editor.


Martes 20/ 20:00
“Relato sobre la experiencia analítica. De escrituras, tiempos, claros y oscuros”
Dr. Mario Kelman, psicoanalista.
¡Que singular experiencia, la experiencia analitica! Parafraseando el titulo del ciclo: "letras en tiempos de oscuridad"; conversaremos sobre las condiciones de la experiencia analitica.
Esta ultima, tambien incluye la escritura de letras a partir de lo que se dice; una relacion con los tiempos que nunca es simple ni lineal; asi como claros y oscuros que presentan lo sensible mas alla del lenguaje. Hechos que la tornan una experiencia particular y diferente a otras experiencias, que da lugar a la busqueda de una verdad que concierne a cada uno que se embarca en semejante travesia.



Martes 27/20:00
" Desde el psicoanalisis, un intento sobre la Creatividad "
Jorge D’Angelo, psicoanalista
Si bien S. Freud definio como imposible acceder al misterio de la creacion artistica nos permitiremos algunos juegos con dicha cuestion. Sin pretender develacion alguna nos dedicaremos entonces al juego de palabras.
Sabemos que los juegos pueden devenir en trabajo productivo. ¿ Oh no ?


Creacion y coordinacion del ciclo: Ps. Laura Capella, psicoanalista
Martes 20 hs. Sala “C”
Entrada libre y gratuita
Se entregan certificados con el 75% de asistencia
Consultas: delderechoreves@yahoo.com.ar
Blog: http://delderechoreves.com.ar
Cuenta facebook: Ciclo Delderechorevés

Auspician:
· Facultad de Psicología, UNR
· Colegio de Psicólogos de la Prov. de Santa Fe, 2da Circ. y su Foro en Defensa de los Derechos Humanos (FODEHUPSI)
· CEIDH (Centro de Estudios e Investigación en Derechos Humanos-Facultad de Derecho. UNR)
· IPF (Instituto de Investigaciones en Cs. Sociales, Ética y Prácticas alternativas "Paulo Freire" - Facultad de Derecho. UNR.)


CENTRO CULTURAL BERNARDINO RIVADAVIA

*Laura Capella. elecapella@yahoo.com.ar




*

Inventren Próxima estación: DUDIGNAC.



-Colaboraciones a inventivasocial@yahoo.com.ar

http://inventren.blogspot.com/




InventivaSocial
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/



Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por
Yahoo, enviar un correo en blanco a:
inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar




INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a:
inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar


Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.

Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.

La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor.

Inventiva social recopila y edita para su difusión virtual textos literarias que cada colaborador desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre escritor y editor. cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura.

No comments: