Tuesday, August 14, 2012

NI UNA GOTA DE SOMBRA PARA ESCONDER LOS MIEDOS...

*Ilustración: Walkala. -Luis Alfredo Duarte Herrera- http://galeria.walkala.eu






FIDELIDAD DE MADRESELVAS*



“El mar, que para la mirada humana no es nunca tan bello como el cielo, no
nos abandonaba.”
ANDRÉ BRETON



Cuando Breton dijo que le gustaría vivir en una casa de cristal.
Él; arquitecto de sueños tomó la idea.
Que no haya secretos. Que todos puedan verse.
Y construyó la casa transparente al filo de un acantilado.
El mar le hizo un guiño, pero aun no podía descifra su voz.
Si, entendía la desnudez de la voz del trueno y del cielo.


 De cristal los muebles, las telarañas, los leños.
Por galerías pálidas un pez de humo y una niña de niebla.
Y los ojos…ah. Los ojos.
La madre, las hermanas, las esposas.
Solo el padre faltaba.
Y el Padre bajó del paraíso y se instaló la vergüenza.
Quien ríe, quien llora, quien ama, quien odia.
Ni una gota de sombra para esconder los miedos.

Él, arquitecto de sueños y quimeras.
Tomó su mano de alborada. Se miraron…
La empujó suavemente, con una fidelidad de madreselvas.
Era domingo de misa y la soledad y el mar, acompañaban.


*De Amelia Arellano. amelia.arellano01@yahoo.com.ar






NI UNA GOTA DE SOMBRA PARA ESCONDER LOS MIEDOS...




 LA GLORIA POSIBLE*



*De Jorge Isaías. jisaias46@yahoo.com.ar
          

La oscuridad era más que tenue, por la hora, miré el reloj: la siete de la mañana, pero parecía más temprano.
La calle era larga, orillada de paraísos añosos, acacias y alguna que otra casuarina oscura y atravesaba de este a oeste el pueblo.
            Algo sin embargo llamó mi atención en ese gran silencio. Era un haz de luz potente que volcaba sobre la calle su chorro resplandeciente. Salía de una ventana no muy grande y al acercarme percibí un momento las desafinadas notas musicales que eran trabajosamente extraídas de un acordeón y un par de guitarras lastimeras. Cuando me fui acercando pude ver los cuerpos de los bailarines en el pleno esplendor de un goce extremo, como si todos y cada uno estuvieran representando un papel previamente marcado por un dramaturgo un poco loco y otro poco decadente.
            En cierto momento algo más  llamó mi atención. Eran los faros de un vehículo que se asomaba al principio de la calle. Creí ver un ómnibus de esos urbanos que tienen su recorrido prefijados en las grandes ciudades. Me paré para verlo mejor porque en verdad lo tenía a mis espaldas y solo podía verlo si giraba la cabeza, y de pronto las luces desaparecieron un instante para dar lugar a otro vehículo más pequeño. Pronto reapareció, pleno con sus números titilando en lo alto y caí en cuenta que tal vez tuviera un recorrido por ese pequeño pueblo. De sólo pensarlo me avergoncé porque no tenía sentido. Pregunté a un par de mujeres (una adolescente, otra mayor) y me miraron como a un caído del cielo.
            - Sí que tiene un recorrido –me dijo una, con una voz que yo sentí con algo de reconvención o reto.
            -Usted para qué lado quiere ir –me dijo la otra con naturalidad.
            -Para cualquier lado -dije, me da lo mismo, sólo quiero pasear.
            Yo tenía un cuaderno muy chico en la mano y con él quise pararlo, pero antes de cruzar la esquina, dobló. Se dirigió hacia el norte, y al rato reapareció por la otra calle, hacia el sur. Venía a toda velocidad, vacío, como una bola de fuego con sus luces y yo pensé que si fuera humano estaría por echar todos sus dientes, tal era la amenaza de hierros que hacían ruido como si fuera a desarmarse en ese pueblito perdido, enclavado entre sembrados y árboles umbrosos, con sus zanjones hondos para el desagote de las lluvias que eran prolíferas en los inviernos crudos. Seguí caminando en la oscuridad difusa hasta que una luz me cegó y luego otra y después muchas.
            Era algo que parecía una ciudad, para mí desconocida. Pregunté a un par de muchachos y me dijeron que era un barrio nuevo. Y yo les dije que si era así  era más grande que el pueblo. Ellos me invitaron a pasar a una gran sala vidriada donde exhibían unos implementos agrícolas flamantes. Pero eran reproducción de araditos que se tiraban antiguamente con caballos.
            Me costó arrancarme de allí porque los jóvenes eran muy amables, cuando les pedí  que me dejaran ir, porque supe que todo era un sueño extraño.
            La calle que yo trajinaba era aquella larga que tiene mi pueblo, que nace en el Boulevard Vollenweider y muere en la chacrita de Indelángelo. Y aquellas luces que yo creí ver en ese local donde se bailaba fue el antiguo boliche El amanecer  que regenteó don Carlos Mancinelli, de felicísima memoria en el pueblo antiguo. Fue el barrio que soñé, todo flamante de cemento y luces de neón  estaba enclavado entre el antiguo taller de herrería de don Domingo Scarinci, las casas de la familia Villarreal y la carpintería de mi amigo El Pelado Bellini, único bastión que le hace pata ancha a todo progreso incluso a todo sueño futurista o a toda alucinación de pueblerino que se alejó del pago.
            Pero yo debí pensar que algo raro pasaba antes de llegar a esas luces brillantes, cuando aún venía por la calle de Mancinelli, porque en todo ese trayecto especial no había visto el portoncito de mi amigo José Pichichello, a quien los jóvenes hoy llaman El rey del cabaret, porque hace sesenta años que los visita a todos los que fueron  fama en la zona y su mítica libretita donde anotaba todas sus novias nuevas y luego con orgullo nos mostraba a aquella barrita bullanguera que lo admiraba, sus nuevas conquistas.
            Pero eso fue mucho antes, cuando sus padres vivían y los nuestros, y nosotros nos reuníamos en esa cortada del Barrio El Jazmín, cuando el mundo tenía el suave temblor de un silbido. Aquél con que nuestros padres nos llamaban a sosiego, es decir al almuerzo o a la  cena si era verano o porque debíamos hacer un mandado o simplemente porque en su arbitrario autoritarismo  se les cantaba y suponían que uno debía dejar de callejear, como nos repetían.
            Porque eso era lo que más nos gustaba precisamente estar en la calle polvorienta, o en la cortada de gramilla verdosa donde soñamos vestir un día la camiseta de la selección nacional, mientras perseguíamos esa pequeña pelota de goma  que era como la materialización de cualquier gloria posible.


           



LA MARCA EN EL ORILLO*



mi abuela me decía
que "el que camina
mantiene intacta las alas"

...

un amor tibio es un amor
seguro.

Mi mamá solía decirme:
"el sol de la siesta
es malo"
-no te expongas
cuidá la piel aunque te tiente
esa lujuria con que se ostenta
a las dos de la tarde.

Esta espada de Damocles
pendiendo sobre nuestras cabezas,
esta sed de fuego
que no hay sombra, ni unguento
que la desmadre.

Esta piel y esa mancha.
Mi abuela la escondía,
mi mamá no mostraba,
yo no hablo.
De esta cofradía de los dedos,
recorriendo el recuerdo,
esta marca que no calla
alguna siesta
el sol nos dió un beso en mitad de la boca.


*De Alejandra Morales.






*


Quiero verte aunque sea en mis desvelos
Ellos que hacen de la noche un cántico de grillos

Respiro el aire con neblinas
Tu estampa tan solemne  y despojada
Tu figura varonil y  considerada
Es aquella de las estatuas que cobran vida

En este instante de incertidumbre
Te pienso con tu calma y tu hombría

Quizás ya  nunca llegues a enterarte
El inmenso amor que te convido
Ese que pulula en mis sentidos
Ese que hace trizas  el pensamiento

Si te vas te  guardo en mi silencio
Se te vuelves mi amor es desatino
Es tan intenso el calor de tus recuerdos
Que mi vida se lleva en tu camino

No me dejes te lo ruego amado mío
Que sin ti soy la sombra y el hastío

Pero bueno si te vas y yo me quedo
En un clavel de aire y en la punta de tus dedos
Miraré con tal devoción los amaneceres
Que el sol será preso del deseo
No habrá lunas que quieran ocultarte
No se animarán los cielos  detenerte
Sólo los dioses podrán cobijarte
En ese sitio premiado perdurable.-


*De Azul. azulaki@hotmail.com






PENSAMIENTO 43*


No es que llegues siempre tarde,
es que tengo muchas ganas de verte.


*De Joan Mateu joan@cimat.es





Cuadernos y Palabras Nº 20




Más allá
de la primavera

GRACIELA E. FERREYRA





DESDE EL VOLCAN



Elixir
casi perfecto,
anillo de fuego,
fosa
de hiedra y barro.
Avanza.
El perfil plomizo
de una luna
inquieta
parece hundirse
en el vientre
febril
buscando el océano.
Allí
bebí la copa
de la ira
y pude gritar de pie
la locura de estar vivo.





ALBURAS



Cae el alba;
el verde parece hundirse
en el frío paisaje,
mientras,
sus blancas manos
blancas,
rozan,
alcanzan,
por fin,
el último pétalo.
Mañana,
ella,
será distancia.




***



Galopa la noche, en su yegua sombría, desparramando
espigas azules sobre el campo.
PABLO NERUDA.


Y
mientras la soledad,
anudada al silencio,
descansa en un libro,
otras flores beben
las primeras gotas de rocío.
Hay pequeños pájaros que palpitan ebrios,
buscando
la mitad de la luna
en un cielo escondido.
Algo del paisaje
está muriendo
y, yo,
"te recuerdo, amigo,
con esa tristeza
que tú me conoces".




***



El tinte
casi ceniciento
del cielo
opacó las últimas rosas,
haciendo surgir
desnuda
la luna.
Como espigas
las manos se alzaron
buscando la noche.
Así
madurará su canto
una esencia
nueva.




***



Llueve. El viento del mar caza
errantes gaviotas.
PABLO NERUDA.




En tanto
viejas barcas
mecen su hastío,
un lejano crespúsculo anunciará otras mañanas.
Qué traerá el mar
a la orilla
que aún no haya visto?...
En la arena
unos pies desnudos
esperarán
el nuevo sol.






PAISAJE EN MI




Anoche
vi el otoño
caer sobre el campo,
mientras los pájaros azules
adormecían
un instante.
A veces
el murmurio del viento,
otras
la quietud.
Después,
amanecida,
pude ver el sol
trazar apenas
un círculo dorado.





***



Se abrió el cielo
y en mis manos cayó
la vid más pequeña,
de la primavera anunciándose,
mientras
la tierra buscaba afanosa
la rosa que perdió.
Ancló el crepúsculo,
desnudando las primeras gaviotas
que emergen de la nada.
En mí.
el mar,
un libro,
me recuerdan
tus ojos bienamados.




***


"Ya existía la noche;
y el día / ya existía
antes que tú vinieras."
OMAR KHAYYAM.




¡Oh, Khayyam!
quizás la primera noche
de aquel primer día,
tú y yo fuimos rocío,
arcilla,
o pétalos escondidos.
Mar y desierto,
lluvia o fuego,
habitamos la nada
en un todo construído.
Buscamos
entre la luna y el sol
la flor que perdimos.
ya no importa, amigo,
bebe
la sed de tu copa
y calla.





***



El alcor dorado
amaneció en primavera;
encerró en su seno virgen
un pájaro nocturno.
Y allá,
más allá de la nada,
el Hombre espera.




***



PRIMAVERA MUSTIA




El crepúsculo de setiembre
Nos sorprende;
ya no hay rostros,
ni manos,
que acaricien.
Acaso una mirada
y un sillón
que espera en el rincón
a un anciano más:
tal vez hoy
la primavera
muera
descalza.





***




QUIETUD



Allí
donde el vértice descansa,
el plateado pino
desnuda sus ramas
y hace girar blanca,
libre,
única la luna.
Como ostras encendidas
las estrellas se esfuman.
Y en la selva
esmeralda
acunan sueños
los habitantes de la nada,
allí,
donde el vértice descansa.





***


"Imposible observar el cielo, ¡llevo en los ojos un cendal
de lágrimas ! / Gráciles chispas son las hogueras del infierno
frente a las llamas que me consumen. / El paraíso, para mí,
no es más que un instante de paz.
OMAR KHAYYAM.




Mira el cielo, Khayyam;
no dejes que el velo
del dolor
te consuma en el ocaso
infinito.
La sal de tus ojos
madurará un día
el canto nuevo,
un día.amigo, espera.
Y ese instante de paz,
que aún no bebes,
llegará, Khayyam,
cuando Ese, que tú llamas
El Alfarero
te sonría.




***



LA LUNA ENTRO EN MI CUARTO



En la agonía
del silencio,
el reloj de la vieja capilla,
dio la hora,
( me regaló una hora más )
en tanto
mi mano distraída
trataba de alcanzar
el libro preferido.
Afuera
la ciudad pintada de azul,
espera la alborada.
Hoy
la luna
entró en mi cuarto.





***



Mi amor ¿te acuerdas del sol yerto y humilde
En la mañana que brilla y tiembla roto sobre
una fuente helada?...
ANTONIO MACHADO.




Mas mis ojos grises
recuerdan también
la cálida estepa
solitaria,
las raíces de mi ciudad
y el aroma de los cipreses
en una blanca mañana.
Tal vez allí
florecida
me refleje en aquella
fuente helada.




***




VERTIENTES




Cuando se anude el silencio
al cuerpo etéreo,
o a la vertiente
virgen
de un lugar cualquiera,
cuando mi noche
larga,
luzca en todos los mediodías
su fulgor,
antes o ahora
del último tiempo,
en que pájaros y nidos
sean uno,
más allá.
estaré yo.




***



EL DILUVIO


Engarzada de geranios
una estrella palpita;
es el último día
del primer hombre.
Todos allí
madurando un momento
la plegaria más bella.
Y de pronto emerge
en el crepúsculo
La única sobreviviente:
el arca.





***



"Matilde ¿Dónde estás?, noté hacia abajo,
entre corbata y corazón, arriba,
cierta melancolía intercostal:
era que tú de pronto eras ausente"
Pablo Neruda.



Recordándola
se apagó el crepúsculo.
¿Dónde estás?, repites.
Tal vez en el aroma
de una nueva primavera,
o arracimando tus últimos sonetos,
esos que ella le diera vida.
No la busques en la sombra
inerte de la noche,
ésa, tu eterna compañera.
¿O acaso crees que es la lluvia del Sur
en Isla Negra?
Todo es ella,
más hoy que las hojas frías
te anuncian un camino de un nuevo otoño
pero.
sin ella.




***



DE MI CIUDAD



Más allá de la primavera
el astro se asoma gris
y los pliegues
de la vieja ciudad,
descubren otra presencia.
Niños envueltos en polvo
azulan sueños
entre el hambre y la miseria.
Seres
engendrando dolor,
día a día
marchan en mi ciudad.
Hoy vi los ojos
cansados y tristes
del astro
más allá de la primavera.





***



Graciela E. Ferreyra

Nací en el sol de abril de 1961. Apenas dejaba la adolescencia cuando empecé a escribir y cajonear las primeras poesías, las que años más tarde le dieron forma en antologías o en algún certamen.
Obtuve varias distinciones: un Tercer Premio en el Certamen del Círculos de Prof. Arabes (1988) ; 1ª Mención de Honor Certamen de Poesía San Cristóbal (1988); Mención Cuento y Poesía Santo Tomé (1989); 1er Premio Plaqueta San Cristóbal (1990); 3era Mención Certamen de Poesía "Hugo Mandon" (1993).
La vida me lleva a obtener mi mayor premio, que me otorgaran Matías y Leisa (mis dos hijos) el título de "mamá". Hoy buscando otros senderos, me animo después de un recreo de casi 23 años a volver a soñar.
Mi domicilio actual, Balcarce 1813 (Santo Tomé).




Cuadernos y Palabras.
Edición Cooperativa de los Autores
-Coordina: Oscar A. Agú. oscarcachoagu@yahoo.com.ar

Colección LuzAzul.




***


Inventren Próximas estaciones:

ARAUJO.
-Por Ferrocarril Midland-


BLAS DURAÑONA.
-Por Ferrocarril Provincial-

-Colaboraciones a inventivasocial@yahoo.com.ar
http://inventren.blogspot.com/


Al salir de la Estación de empalme Ingeniero de Madrid, el Inventren sigue un doble recorrido por vías del ferrocarril Midland con destino a Puente Alsina, y por vías del ferrocarril provincial con destino a La Plata.


-las estaciones por venir en el ferrocarril Midland:


 BAUDRIX.  EMITA.  INDACOCHEA.  LA RICA.

SAN SEBASTIÁN.  J.J. ALMEYRA.  INGENIERO WILLIAMS.

GONZÁLEZ RISOS.  PARADA KM 79.  ENRIQUE FYNN.

PLOMER.   KM. 55.   ELÍAS ROMERO.

KM. 38. MARINOS DEL CRUCERO GENERAL BELGRANO.

LIBERTAD.  MERLO GÓMEZ.   RAFAEL CASTILLO.

ISIDRO CASANOVA.  JUSTO VILLEGAS.  JOSÉ INGENIEROS.

MARÍA SÁNCHEZ DE MENDEVILLE.  ALDO BONZI. 

KM 12.  LA SALADA.  INGENIERO BUDGE.

 VILLA FIORITO. VILLA CARAZA.  VILLA DIAMANTE.  

PUENTE ALSINA.  INTERCAMBIO MIDLAND.



-las estaciones por venir en el ferrocarril  Provincial:


BLAS DURAÑONA.   LUCAS MONTEVERDE.   EMILIANO REYNOSO.

SALADILLO NORTE.   GOBERNADOR ORTIZ DE ROZAS.

JOSE RAMÓN SOJO.  ÁLVAREZ DE TOLEDO.    POLVAREDAS.

JUAN ATUCHA.   JUAN TRONCONI.    CARLOS BEGUERIE.

FUNKE.   LOS EUCALIPTOS.     FRANCISCO A. BERRA.

ESTACIÓN GOYENECHE.    GOBERNADOR UDAONDO.   LOMA VERDE.

ESTACIÓN SAMBOROMBÓN.   GOBERNADOR DE SAN JUAN RUPERTO GODOY.

GOBERNADOR OBLIGADO.   ESTACIÓN DOYHENARD.   ESTACIÓN GÓMEZ DE LA VEGA.

D. SÁEZ.    J. R. MORENO.     EMPALME ETCHEVERRY.

  ESTACIÓN ÁNGEL ETCHEVERRY.  LISANDRO OLMOS.  INGENIERO VILLANUEVA.

ARANA. GOBERNADOR GARCIA.  LA PLATA.


InventivaSocial
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/


Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por
Yahoo, enviar un correo en blanco a:
inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar



INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a:
inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar

Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.

Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.

La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor.

Inventiva social recopila y edita para su difusión virtual textos literarias que cada colaborador desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre escritor y editor. cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura.

No comments: