Sunday, January 25, 2015

MÚLTIPLES MÁSCARAS CUBREN EL BOCHORNO...

*Dibujo de Erika Kuhn.








UN DIBUJO LUMINOSO*

-Carta a Eduardo Coiro-


Te propongo para la próxima edición
       de Inventiva,
a la sombra de estas horas crudas o
       bestiales,
como apertura o comienzo, un cielo
       límpido,
en medio de la temperatura bochornosa.
       Un dibujo
te propongo, amigo, esta semana en
       que la gente
habla de lo mismo y se pregunta lo
       mismo,
como sintiéndose en los bordes, o en
       medio
de una hora pico que no ofrece ya
       resguardo alguno.
Un simple dibujo (¿será muy poco?,
       ¿será nada?),
un cielo dibujado, tan luminoso
       como sea posible,
para no perder de vista los puntos
       cardinales
cuando la idea misma de horizonte
       está algo confusa.
    
                      
*De Eduardo Dalter. eduardodalter@yahoo.com.ar






MÚLTIPLES MÁSCARAS CUBREN EL BOCHORNO…







Dos sanguinarias guerras*



Dos sanguinarias guerras hay en marcha.

La más antigua enfrenta
al hombre contra el hombre
desde el alba difusa de los tiempos.

Pero hay otro combate más terrible,
más irreal, más lento, más certero:
Es la lucha irracional del hombre
contra la tierra que le dio la savia
para formar ciudades hasta el cielo.

Yo vengo a hablar por boca del herido,
del que sufre el horror, del mutilado,
de la mujer que espera, del soldado,
del suelo amenazado de exterminio.

Yo invoco la pasión y las palabras
para hablar de los golpes recibidos,
para nombrar los nombres olvidados.

Quiero ser del caballo la herradura,
del águila las garras carniceras.
Quiero tener los hilos de la araña
y el salto repentino del animal salvaje
y la tenacidad inamovible
de la pequeña hormiga.

Quiero tener la fuerza del torrente
y la elevada altura de los riscos
y el poder permanente de la lluvia.

Quiero tener las olas oceánicas,
la furia del volcán y la lava candente.

Quiero estar en la sangre de los pobres,
en la resina espesa de los pinos
y en la herida mortal del combatiente.

Quiero ser trigo, tigre, peregrino
en sendas donde no haya bombardeos;
ser eucalipto, menta, ardilla, grajo,
luciérnaga fugaz, caballo, avena,
hoja perenne, oliva, jornalero,
aroma, niña, tallo, crisantemo,
amapola radiante, gorrioncito,
y nunca, nunca, nunca
________________ennegrecido cráter.



*De Sergio Borao Llop. sbllop@gmail.com
-De El horizonte traicionado









*


Las noticias golpean el muro de la vida.
Se oye ese murmullo de locura
escondida detrás de creencias.

Múltiples máscaras cubren el bochorno.

Así estamos
tú me invades, yo te invado
tú me pegas, yo te pego
tu me mueres, yo te muero

Juego de espejos.

Alguien se ríe detrás de este tablero.

Y vive en esta tierra.


*De Oscar Ángel Agú. oscarcachoagu@yahoo.com.ar











ESTACIÓN DEL DESVELO *


“…hoy tampoco ha soñado imposibles mi cabeza: en el fondo del vaso se ha dormido, borracha, la tristeza…”
EVARISTO CARRIEGO



Batir de alas. Mil hijos engendrados. Adormideras.
El hombre se mira en los ojos mustios de las vacas.
A veces en una leona amarilla, cebada.
Un ángel de ceniza interpreta blues.



ESTACIÓN DE LAS AUSENCIAS


Y no hay bata, sedal o lienzos que cubran mis despojos.
Sobra o falta una manga. Manga de langostas que devoran.
Los botones están, pero no la camisa. ¿La camisa de fuerza?
Un zapato vuela, está roto o falta un pie.



ESTACIÓN DE LAS FRONTERAS


La corbata marca fronteras en mi pecho.
Anillos de amatista y muñones. Dame una mano, amigo.
- No quiero guantes, sombrero, ni uniformes-
De los besos morados, huye la boca.



ESTACIÓN DEL DESVELO


Mi madre habla por la boca de un hombre.
Me pinto la boca con “uñas de gato”
El agua y la arena se separan. Alguien mueve el piso.
No he aprendido, aun, a caminar en arenas movedizas.

Partidas. “Borracha la tristeza” Un humano desvelo.



*De Amelia Arellano. amelia.arellano01@yahoo.com.ar









LOS CONJURADOS*



Orinamos juntos
para que la soledad de un muro
fuera el territorio común
de nuestra causa;
compartimos un cigarrillo electrónico,
y con la mano izquierda
colocada sobre un vaso de whisky
juramos no conocernos
a pesar de orinar juntos
en el mismo lado
de la noche.



*De Daniel Montoly. danielmontoly@yahoo.es










Mujer dentro de una botella*



ella dentro de una botella de whisky.
la veo deslizarse de un extremo a otro
en esa pecera sonríe y me arroja besos
que van a dar contra el vidrio que la contiene,
acerco mi rostro a su casa transparente
con el dedo doy pequeños golpecitos acompasados
ella sonríe y mueve su gran cola de sirena
y emite un sonido que puebla el aire de alegría,
tomo la botella ente mis manos y bebo lentamente
el whisky tiene el sabor de sus cabellos
el color de su piel
el olor de su cuerpo, vuelvo a apoyar la botella
sobre la mesa,
ella nada alegre de un extremo a otro
sus pequeños senos azules se mueven produciendo oleajes
y yo sonrío y vuelvo a tomar la botella
y a echarme dos tragos,
ella se va nadando hacia el fondo de su pecera,
enciendo un cigarrillo y la contemplo,
esa sirena enana es una belleza pienso,
apoyo mi boca contra el vidrio y ella viene a besarla,
miro sus ojos abiertos en el whisky y me sonríe,
extasiado loco sin sentido ya
empino la botella y me la trago,
y la felicidad inaudita al sentir su cola de sirena
deslizándose en mi garganta/


*De León Peredo. gustavojlperedo@yahoo.com.ar










OBSTINADOS EN LA FELICIDAD*



Hay quien desea ser feliz, quien ha renunciado a ello, quien se debate cada día entre la desesperanza de los ocasos perpetuos y la cegadora luz del mediodía.
La vida nos trae a cada brazada un aroma confuso. Y mientras en algún lugar un niño empuña un fusil, en otro la suave mano de una madre aparta con gentileza un mechón de cabello de la frente de su hijo.
Todo transcurre ahora, y no es imposible que ambos niños sean el mismo. Todo transcurre ahora. La vida se despliega en alas y garras. Y la sangre es símbolo del asesinato tanto como del amor.
Desde el autobús en movimiento las imágenes se fragmentan en fotografías inconexas. El propio espíritu fragmentado entre pasadas derrotas y calideces. Fragmentos del universo, fragmentos de uno mismo.
Y un hombre sonríe con tristeza, y alguien llora de felicidad, y todo vale la pena por un momento, y de pronto nada tiene sentido. La paloma torcaza muerta en el cordón de la vereda, si, pero también esos adolescentes que se confunden en un beso que es el primero, el único beso que ha confundido dos cuerpos.
Un pueblo muriendo por la sequía, un sobreviviente. El mar que da y que quita. La ancestral sorpresa que nos causa el caótico universo. Todo transcurre ahora.
Y las cosas se marchitan, mueren, se confunden con el pasado nivelador. Pero también la germinación. Para qué, si al final; pero también la germinación.
Esa atávica frase del tiempo de la siembra y el tiempo de la cosecha. Nacer y morir. Y vivir entre medio, la maravillosa y atroz tarea del vivir entre medio. Hoy, ahora, cuando todo y todos y nosotros transcurrimos. Ahora.
Los auténticos viajeros del tiempo, los verdaderos astronautas; somos los protagonistas de nuestro relato y nos vamos moviendo junto con la galaxia.
Nada es simple ni fácil, nunca los dados repiten el golpe de fortuna, hay puertas que se cierran para toda la eternidad, frases que ni dijimos ni diremos, cansancio acumulado y a futuro, fantasmas en el vano de la puerta a medianoche. La esperanza del amor, el agua que se dispersa en diamantes leves una tarde en el jardín, la sensación maravillosa de estirarse luego del sueño. Los anhelos; que a veces se encabalgan en los dos territorios, y hacen sufrir, y también impulsan hacia la vida.
Sorteando los manchones de sombra, la tristeza, esperando el alba. Mientras la rueda de la vida rotura las generaciones; sabemos que por ahora estamos en nuestro ahora, que este tiempo de maravillas y espantos nos ha salido en suerte, que estamos aquí entre bodas bautizos y funerales. Ahora.
Y aunque no nos concedan los hados el éxito en nuestra empresa, seguiremos obstinados en la felicidad.


*De Mónica Russomanno. russomannomonica@hotmail.com








Epílogo *

...una pena andante la acompañaba
con su montaña y su abismo.
Se detuvo a pensar si ella
era sombra o luz.
Vegetal o risco.
Simiente o fruto.
Una urgencia de la vida.
O el cuerpo de un ave equivocada.
Decidió que era
habitante de lo absoluto.

*De Miryam Colombotto de Seia. miryamseia@cablenet.com.ar







***
INVENTREN
http://inventren.blogspot.com/


Una pequeña historia de trenes y hielos*

(De la estación Rolito – ferrocarril Midland)


Fue entonces, después del escándalo, cuando el gringo se fue a vivir allí. En medio del campo, aunque no era campo sino una franja de tierra rodeada de agua. Su fiel asesor comercial Graham compró lo que pudo o lo que le vendieron: 15.000 hectáreas de las cuales más de 10.000 son de lagunas permanentes no parece un negocio razonable. Tenía la intención de vivir alejado del mundo, dispuesto a vivir de la caza y la pesca. Con la tranquilidad de los Apalaches, pero en Argentina.
El inventario incluía la antigua estación de tren Rolito, con un edificio habitado por una familia. La laguna “del Venado” y parte de la “Paraguaya”.
Aprendió como pudo algo de español. Mando construir una vivienda pequeña, y ya instalado, dedicaba sus días a tallar frases de la cultura popular que le enseñaban los peones de la estancia en unos durmientes que se hacia traer para ese fin.
“No hay mal que por bien no venga” fue una de las primeras frases talladas en quebracho.


En ese invierno cayo nieve después de 42 años. El campo venía con meses y meses de seca.
Eran señales débiles. Lo había anunciado un científico ruso unos años antes pero la advertencia pasó de largo. O no se comprendió bien la complejidad de la relación entre efecto invernadero y el ciclo de declinación de la energía solar. Khabibulló Addusamatov. No fue él único, pero si el más conocido de los científicos que anunciaron la cercanía de una pequeña edad de hielo en el siglo XXI.
El gringo mientras tanto seguía tallando frases, pescando y según decía –aunque nadie encontró ni una línea en un anotador: escribiendo un libro. Más o menos por esa época encargo un proyecto a Glenn, su amigo arquitecto de Carolina del Sur.
El arquitecto le contesto estaba chiflado o algo por el estilo, pero él insistió: “El futuro está en el sur” estas tierras y ese proyecto eran el resultado del diálogo a solas –sin asesores espirituales- con su Dios. La noticia de la construcción de un complejo hotelero de cinco estrellas frente a la estación Rolito corrió rápido entre los pueblos vecinos, más aún cuando la obra –un complejo hotelero para pasajeros y albergue transitorio- se hacía en medio de la nada o casi al borde de una laguna sólo frecuentada por pescadores de pejerrey.

Fue años después, cuando el complejo ya estaba construido cuando ocurrieron acontecimientos imprevistos, o los milagros, según como quiera verse.
En la primavera del 2018 volvió el tren.
El gringo seguía tallando, de esa época es la frase “Nunca seremos dos sin lastimarnos” de la desconocía autor pero que dedicó mentalmente a su ex mujer, a la que seguía amando, aunque detestara en ella esos símbolos comunes que la acercaban a la estética de las mujeres republicanas que llevan collar de perlas en el cuello.
La llegada del tren empezó a generar las condiciones para abrir el complejo hotelero.
El gringo Mark se había hecho devoto de la imagen de la Virgen de Lujan que encontró bajo el alero de la estación. Los paisanos le explicaron que era la patrona de los ferrocarriles y “muy milagrosa”. El ex gobernador hacia gestos visibles de orar y tocaba la base del pequeño oratorio. Nuestra señora del amor a distancia, como la llamaba delante de los paisanos de Guaminí que oraban como él antes de subir al tren, le devolvería lo perdido y más.
Al hombre quizá no le pasaba desapercibido la esencia egoísta del rezar, pero no le parecía del todo mal ese individualismo de las personas que ruegan por sus seres queridos y por sí mismos y no tanto por el buen destino de la humanidad.


Durante el más crudo invierno del que se tenga noticia. Mientras en el parlamento se discutía un posible cierre de los ferrocarriles de fomento por el gasto excesivo que generaban al Estado.
Fue cuando la virgen de la estación lloró perlas de hielo. Los caminos se congelaron y los camiones se quedaban varados en la nieve. El tren mixto de Carhué a Puente Alsina circulaba sin problemas. Un conjunto de locomotoras provistas de un vagón barre nieve aseguraban que las vías estuvieran despejadas y confiables. A pocos meses de una previsible clausura el tren se volvió imprescindible. La humanidad había dilapidado gran parte de sus reservas de combustible fósil y la imprevista llegada de una pequeña edad de hielo que duraría décadas obligaba a que el transporte colectivo tuviera la tecnología más apropiada para afrontar el duro racionamiento que permitía abastecer al consumo industrial y doméstico.


Mientras tanto el complejo de hoteles del gringo prosperaba. Los turistas llegaban en tren para hospedarse, disfrutar y aprender patinaje sobre hielo en las lagunas. Las parejas venían también en tren para hacer el amor en el albergue por horas.
El gringo, además de manejar la caja, atornillaba sus maderas con dichos populares y frases por todas partes. En los jardines se hacían concursos de tallado de obras de arte en hielo y los premios convocaban a artistas de todo el mundo.


Al llegar en el tren desde la oscuridad de la noche, impresiona ver a lo lejos las luces que los hoteles proyectan al cielo. De cerca asombraban sus torres y murallas de aspecto medieval recubiertas en hielo. Sólo hay que cruzar una calle para hospedarse en el Stanford Palace Rolito.
Y allí, arriba del dintel, sobre la mesa de recepción del conserje, quien preste atención podía leer uno de los dichos que el gringo aprendió de los paisanos del lugar:

 “Un pelo de concha tira más que una yunta de bueyes”



*De Urbano Powell.



Próxima estación para escribir:

GOBERNADOR ORTIZ DE ROZAS

 JOSE RAMÓN SOJO.  ÁLVAREZ DE TOLEDO.    POLVAREDAS.
JUAN ATUCHA.   JUAN TRONCONI.    CARLOS BEGUERIE.
FUNKE.   LOS EUCALIPTOS.     FRANCISCO A. BERRA.
ESTACIÓN GOYENECHE.    GOBERNADOR UDAONDO.   LOMA VERDE.
 ESTACIÓN SAMBOROMBÓN.   GOBERNADOR DE SAN JUAN RUPERTO GODOY.
GOBERNADOR OBLIGADO.   ESTACIÓN DOYHENARD.   ESTACIÓN GÓMEZ DE LA VEGA.
 D. SÁEZ.    J. R. MORENO.     EMPALME ETCHEVERRY.
ESTACIÓN ÁNGEL ETCHEVERRY.  LISANDRO OLMOS.  INGENIERO VILLANUEVA.
ARANA. GOBERNADOR GARCIA.  LA PLATA.


Estaciones literarias por visitar en el Ferrocarril Midland:

 INGENIERO WILLIAMS.

GONZÁLEZ RISOS.  PARADA KM 79.  ENRIQUE FYNN.
PLOMER.   KM. 55.   ELÍAS ROMERO. 
KM. 38. MARINOS DEL CRUCERO GENERAL BELGRANO.
LIBERTAD.  MERLO GÓMEZ.   RAFAEL CASTILLO.
ISIDRO CASANOVA.  JUSTO VILLEGAS.  JOSÉ INGENIEROS.
MARÍA SÁNCHEZ DE MENDEVILLE.  ALDO BONZI.
KM 12.  LA SALADA.  INGENIERO BUDGE.
 VILLA FIORITO. VILLA CARAZA.  VILLA DIAMANTE.
 PUENTE ALSINA.  INTERCAMBIO MIDLAND.

***


InventivaSocial
Plaza virtual de escritura
Para compartir escritos escribir a: inventivasocial@yahoo.com.ar




No comments: