Friday, June 03, 2016

COMO SI TODAS LAS PIEDRAS FUESEN A DAR CONTRA LA PIEL DEL MUNDO...

-Fermín Lima, luthier. Buenos Aires 1936.
Documento Fotográfico del Archivo General de la Nación Argentina. Caras y Caretas. Inventario 407908.









*



He decidido preguntarle a un luthier
cómo se llama el agujero
que tienen en el medio
las guitarras.


*

-Agujero acústico.


*

Mi padre solía cantar en las calles
y en los colectivos.
En las fiestas privadas
y en las fiestas públicas.
Al final de cada canción,
agarraba la guitarra por el mango.
La pasaba por delante del público.
Y -en el agujero acústico
a veces,
alguno
depositaba dinero abollado.


*


Al llegar a casa,
nos llamaba eufórico
a mi hermana y a mí.
Nuestro trabajo consistía
en meter la mano
en ese agujero
y, sin dañar las cuerdas,
rescatar los bollitos.


*


Un día encontré un billete falso.



Viaje a Lituania, 2009.


*De María Belén Aguirre.
(Tucumán – 1977)








COMO SI TODAS LAS PIEDRAS FUESEN A DAR CONTRA LA PIEL DEL MUNDO...








LILITH *


Cáliz de tela, el grial se solaza con la alquimia.

La estrella bocarriba
Raúl Aguiar



Soñé que era Lilith
No aquel personaje de “La estrella bocarriba”
Sino la otra, la Lilith de antaño.

Y no era la postura que ofendía,
Sino la sumisión, el dolor de haber sido diseñada
Para no ser más que un artefacto.

Alcé la vista al creador, lloré mi rebeldía:
¿Por qué un ser de luz
Ha de servir a un ser hecho de barro?

Y fui condenada a renacer, siglo tras siglo,
Abatir la frente y ser mujer, vida tras vida,
Para ver repetirse la historia entre mis manos.

Snvi, Snsvi, Smnglof…
Esta noche hay luna negra, mis hijos andan sueltos,
No se atrevan a buscarme.



*De Marié Rojas.
La Habana. Cuba










Cisne negro*



De pronto, solo, fui dejando detrás,
la espesura de unos matorrales y vi:
un lago enorme de aguas nocturnas,
tan lentamente mansas y silenciosas.

Una brisa cargada
con jirones de algas y vapores
cruzaba la superficie
desde el norte.

Sobre el oleaje
con brillo de alquitrán observé:
la quilla de un único y perfecto
cisne negro.

Contemplaba,
infinito en sí, embelesado,
el irregular reflejo ondulante
de un sol casi ciego.

Y emergió entonces un grito triste,
un cristal que quebró los silencios,
el llamado postremo de un cuerno
de eterno oro recubierto de sangre.

Y desde las sombras,
distinguí maravillado,
su pupila de púrpura avidez
esperándome.



*De Jorge Lacuadra.  jorgelacuadra@hotmail.com
- 2016











LLANURA Y ESCAMPE*




Los días de lluvia eran una aventura en la chacra. Se suspendían las tareas en el campo, y más descansados los hombres ganaban los galpones y cosían y reparaban los arneses que se iban deteriorando con el uso del tiempo. Se reemplazaban las maderas rotas de las barandas de los carros y se ponían clavos a las que estaban flojas .Las mujeres venían con sus pavas y sus mates y sus frituras saltadas en fina grasa de cerdo para la delicia de todos, empezando por la gente menuda, como nosotros.
Si era la época de la juntada de maíz las familias que habían venido del pueblo o de otros o de otras provincias repasaban sus maletas y sus guantes—quienes los tenían—o reponían el cuero del deschalador al que llamaban “aguja”. Si el temporal tardaba días en irse había que aprovechar el escampe para la caza de patos, perdices y hasta liebres. Se cargaban los cartuchos, pues todo se hacía en la casa y con sólo silbarle a los perros la emprendían hacia el cañadón más cercano. A mí en particular me gustaba acompañar a Pichón, que se calzaba unas botas de caña alta y mientras iba pisando negligentemente los charquitos que tenían un fondo de gramilla cantaba por lo bajo el tango “Patotero sentimental”, mientras yo lo seguía con mis botines “Patria” con suela de cuero muy grueso o de simple madera, el pecho se me henchía de felicidad y excitación porque estaba en un lugar donde el rigor y las órdenes estaban ausentes. Seguramente mi  padre había tomado otro camino, hacia el Canal Hondo, entre pajonales y espadañas que escondían nutrias brillosas de agua.
Pichón tenía una ventaja muy grande sobre el  resto de los hombres jóvenes como mi padre, de todos modos su edad se estaría acercando a los treinta o tío Domingo más de cincuenta o Nando o Sete, muy cercanos a él, y también estaba Chiquín, que pasaba los setenta, pero Pichón era un adolescente muy sumiso y muy juguetón que había sido criado por los tíos.
Esos días de lluvia eran los más lindos, con los pastos que pisoteaban los perros y los animales estrenaban sus cueros nuevos: los caballos corriendo hacia el sol que moría, las vacas llamando a sus crías con un mugido triste, las gallinas que aparecían debajo de los palos donde dormían
Y los pájaros entre los alto sauces verdes que no habían cedido esta vez una sola rama al fragor inusual de las tormentas que habría estremecido el trigal y levantado la chapa de una parva donde se guarecían las ancas de los caballos a su reparo que amparaba un ejército de pavos que fueron sorprendidos en un alfalfar lejano con sus flores blancas cubiertas de agua.
Ese atardecer, es paz, ese silencio y ese escampe tranquilo como el fin de un planeta al que por esta vez perdonaron las piedras y el furor impiadoso del agua.
En esa paz íbamos Pichón y yo, protegido por sus años que eran pocos pero suficientes para mí, porque pronto lo iría cobrar alguna pieza en el aire en que un silbido hiende el espacio como un látigo presuroso buscando el horizonte tan blando.



*De Jorge Isaías. jisaias46@yahoo.com.ar











Sombra*



esta sombra difusa
que parece la mía
pero que yo no sé
si es mía o de ese otro
ser que vive a mi lado
-si ser es la palabra
si vivir es el verbo-
y junto a mí pasea
y se acuesta en mi lecho
para soñar mis sueños
y amar a mis amantes
y llorar por mis ojos
cuando muere la noche
y la luz desparrama las ausencias
por todos los rincones de la casa



*De Sergio Borao Llop. sbllop@gmail.com
De Por si mañana no amanece

- Publicó “El alba sin espejos”









*


Encendé los fuegos, madre.
¿Escuchás la noche
detrás de las ventanas
creciendo entre la hierba?

Es la sombra
que late bajo tierra,
la oscura certeza boca arriba
esperando las estrellas.

Huelo el miedo en los hombres.
¿Es miedo, madre,
lo que asoma a tus ojos?

Nosotras no temblamos,
me dijiste. No sabemos temblar.


*De Mariana Finochietto. mares.finochietto@gmail.com









TRASHUMAR*



Han descendido los pasos
hasta tocar el fondo del trapecio invertido
ése que pulula la luna de los siglos.

Las veces que subieron y bajaron
dejando en cada una la piel
ésa que profana el sepulcro de los sueños y revelaciones.
El caminante dormido irrumpe en el espacio
sostenido sólo por los gritos que enmudecen a las sombras:

Entonces sabrás que llegó el momento
de arrancarte el alma con las uñas, con los dientes, la carne
de trashumar el misterio de la inconsciencia
y palpar y aplacar esa fiera cuyos gruñidos hacen temblar.

Remanentes son mis huellas
¿hacia dónde?


*De Ruth Ana López Calderón. Lopezcalderon20013@gmail.com












ANDAMIOS EN EL VIENTO.*



Yo edifiqué este amor.
Con fragmentos de oscuras inocencias,
con torpes esqueletos de caricias,
con harapos de sueños,
con astillas de heridas sin cerrojos,
con retazos de olvidos,
con silencios,
con este terco corazón obrero
enhebrando
una a una
las miradas
hasta llegar al beso.

Yo edifiqué este amor.
Me desollé las manos
y el alma
para hacerlo.
Desgarré la agonía de mis pieles
en el seco perfil de tus misterios,
en tu salvaje lluvia de raíces,
en tu escasa ternura,
en la eterna aspereza de tus miedos,
en el rencor marchito de tu zarza,
en la estirpe indomable de tus fuegos.

Yo edifiqué este amor.
Establecí mi sumisión descalza
como piedra y cimiento,
lo parí con la fuerza de la tierra
en la orilla de enero,
lo afirmé como hiedra a tus murallas
de aguijones sin tiempo...
y lo sostengo
a pura garra y dientes
entre racimos de cuchillos negros.


*De Norma Segades Manias. directoragaceta@gmail.com











Des-vivir *


Como casi todas las mañanas
florece la luz en el umbral del día.
Un asalto de trinos se hace responsable
de escandalosa alegría.

(Dentro de la casa escribo,
versos, historias
que nunca serán leídas...)

En el rectángulo de luces y colores
las noticias precipitan
su porción de todo tipo de miserias.
Desenfunda el viento sus látigos.
Azota a su paso la realidad de miles.

Y los hombres ¡ah, los hombres! ocupados
en la dura fatiga del desencuentro.

Me convierto en cazadora
de sombras esquivas.
Impotente.

¡A un lado los versos,
las historias!

Otra vez
un asalto de pájaros desmiente
el gris-el dolor-el infortunio-el desigual lenguaje
de esta raza humana
que sigue sin entender...
Des-vive.


*De Miryam Colombotto Seia. miryamseia@cablenet.com.ar









*


Como si todas las piedras

fuesen a dar contra la piel del mundo,

en una pequeña aldea

del norte de Shanghai,

un niño llamado Zhao

grita arrodillado

su primera pregunta a Dios.


*De Valeria Pariso.





InvenTREN
http://inventren.blogspot.com/



La crisis del chocolate*



*Por Hugo Iván cruz-rosas. quetzal.hi@gmail.com

& Eduardo Francisco Coiro. inventivasocial@hotmail.com



-1-


¿Por qué íbamos a preveer errores, si avanzábamos sobre teorías sólidas?... La crisis del chocolate se extendía a nivel mundial. Parecía que las plantas de cacao se hubiesen puesto en huelga hasta que las especies transgénicas, introducidas a cada país con tratados de libre comercio, renunciaran a sus patentes en el mercado.

Eran esos tiempos futuros, o arcaicos (nadie lo sabe bien), en que el chocolate era valorado más que el oro u el cobre en estos días. El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional se vieron obligados a intervenir para rescatar al país de lo que los expertos ya llamaban "La Crisis del Chocolate", elaborando un oportuno plan, como en casos similares suelen ser elaborados.
Las ya tradicionales opciones fueron consideradas: instaurar una dictadura militar, despidos masivos, privatizaciones, permitir que una potencia invada al país para rescatarlo, incrementar la deuda externa... Incluso la opción de dejar al mercado nacional sin protección del Estado, para que por un milagro del mercado mundial se estabilizara el país y lo sacara de esta terrible crisis; algo así como cuando los extraterrestres secuestran a las personas (principalmente mujeres, aunque luego suele haber equivocaciones), y usando técnicas de inseminación artificial les dejan preñadas, solo que en este caso: usando dinero y países para los experimentos.

La crisis avanzaba rápidamente, y el plan debía ser definido; pero la experiencia histórica frenaba cada opción al recordar que ninguna de ellas, ni todas implementadas al mismo tiempo, resolvían crisis alguna y sólo protegía los intereses de los grandes capitalistas. Fue entonces que la respuesta que se buscaba, aquella que aportaría la evidencia rotunda de lo acertado de las doctrinas neoliberales, apareció para salvar al país: se adoptarían todas las opciones tradicionales, pero además, y ésta fue la gran respuesta, se construiría una fábrica de chocolate.

Y así fue: la construcción se inició un par de horas después de consumado el golpe militar. La localidad elegida fue el pueblito de Herrera Vegas, junto a la vieja estación abandonada del ferrocarril. Su construcción traería desarrollo y empleos a la localidad, además de chocolate a la nación.

Lo que causó la primera sorpresa fue el gran letrero a la entrada de la fábrica, que anunciaba el nombre: "Alfonso Luis Herrera"; que hacía recordar esos tiempos de la revolución mexicana de 1910, donde el tercer mundo había intentado definir una ciencia que se distinguiera del resto por haberse originado en un país llamado "subdesarrollado", y por haber intentado unificar la experiencia y expectativas del pueblo con las explicaciones naturales del Universo:


FÁBRICA DE CHOCOLATE "ALFONSO LUIS HERRERA"

Auspiciada por el Banco Mundial.

Herrera Vegas, Buenos Aires. República Argentina.

"El patriotismo tiene una base química, pues nuestras cenizas irán a formar parte de nuestros descendientes; estamos formados con detritus de nuestros antecesores y otros seres y minerales de nuestra patria. Después de una guerra, las sales de los muertos, por medio de los vegetales, el trigo, el pan, etc., nutrirán los futuros pobladores de la región en que se dieron las batallas, lo que significa una reconciliación química profunda de las razas combatientes" (Alfonso L. Herrera)



-2-


A poco de andar, nos dimos cuenta con Astrid que el proyecto real no iba a ser aceptado ni entendido. Aún en ese mismo Centro de Investigación Avanzada, donde se desarrollaban ideas muy audaces.

¿Cómo podíamos aceptar ser auditados por los organismos que financiaran las obras y el equipamiento? Tuvimos que fabricar chocolate -el oro de la época- para poder sostener la investigación básica.

¿Como explicar que el proyecto contaba con la colaboración de una civilización extraterrena?

¿O que nuestras creaciones genéticas estaban poblando el planeta incubadora Gl 581 C?



-3-


Al poco tiempo, las cosas marchaban como era de esperarse: la crisis poco o nada se había resuelto, las medidas adoptadas sólo habían logrado dar estabilidad a los grandes capitalistas, los pobres trabajaban más y comían menos, y la deuda externa se había incrementado en algunos millones de dólares. Todos llegaban a la estación Herrera Vegas con la curiosidad de saber qué se hacía en la fábrica, pero quienes lograban entrar salían siendo personas completamente distintas, aún cuando seguían siendo los mismos (algo por demás extraño de explicar).

Los rumores comenzaron a causar desconfianza, pues nadie había visto por la región algún chocolate de los producidos por la fábrica, y regularmente eran observados cargamentos que llegaban al ferrocarril, transportando equipos de laboratorio, secuenciadores de genes, sustancias químicas y demás cosas que pasarían inadvertidas, si a donde eran llevadas no fuera una fábrica de chocolate.

Y es que dentro de ésta, colocado inmediatamente en la entrada, se encontraba un espejo que tenía la curiosa propiedad de invertir la simetría de las moléculas en todo aquello que se reflejara en él. Este espejo era utilizado con el fin de invertir la simetría quiral en los seres vivos, pues una propiedad de todos ellos es que los elementos moleculares que los constituyen, en cuanto a los aminoácidos que forman parte de las proteínas y los azúcares que componen el material genético (ADN y ARN), se orientan a un lado en particular: los aminoácidos en los sistemas biológicos son izquierdos (levógiros), y los azúcares son derechos (dextrógiros). Bien, el espejo invertía esta simetría (esta quiralidad), en todo ser vivo que se reflejaba en él.



-4-

Nosotros trabajábamos en la inversión y/o modificación genética de la vida. No imaginábamos que nuestros procedimientos alteraran la ideología de los sujetos. El marco teórico nos llevaba a suponer que la ideología de los sujetos es más dura e inmutable que su genética.

Así pensábamos hasta poco tiempo atrás, cuando en el marco de la visita de un economista, jefe del Banco Mundial, ocurrió un acontecimiento imprevisto: Mientras el hombre recorría la línea de producción de monedas de chocolate -las cuales pueden ser consumidas o utilizadas como medio de pago hasta la fecha de vencimiento, pues vale aclarar que en nuestra época, el dinero es comestible y tiene fecha de vencimiento en su utilización- fue entonces cuando notamos que el espejo inversor había quedado descubierto por una esquina, y sin poder evitarlo, el economista se reflejó en él. Cruzamos miradas de pánico pero no ocurrió nada, todo siguió aparentemente igual.

Al final de la visita, Astrid acompañó al hombre hasta la estación. Para el horario de llegada del tren faltaban unos 20 minutos. Al rato de llegar, el hombre se disculpó un momento para ir al baño de la estación. Caminó hasta el muro lateral -pintado impecablemente de color arena- y allí, a la vista de muchos pasajeros que aguardaban el tren al igual que él. Extrajo de sus ropas un aerosol de pintura. ¿Lo había robado de nuestra fábrica, en la sección donde rotulan la producción embalada en cajones?

Astrid saco fotos con la cámara de su teléfono celular mientras el tipo pintaba el muro, y al graffiti finalizado:


"La burguesía ha despojado de su aureola a todas las profesiones que hasta entonces se tenían por venerables y dignas de piadoso respeto. Al médico, al jurisconsulto, al sacerdote, al poeta, al hombre de ciencia, los ha convertido en sus servidores asalariados"

-Marx y Engels-


"El capitalismo es una mafia"

"Lea El Capital y El Manifiesto Comunista".

Ha pasado algún tiempo y todavía no tenemos una explicación confiable a este suceso.

***


Próxima estación para escribir por Ferrocarril Provincial:

ÁLVAREZ DE TOLEDO

POLVAREDAS.  JUAN ATUCHA.   JUAN TRONCONI.    CARLOS BEGUERIE.
FUNKE.   LOS EUCALIPTOS.     FRANCISCO A. BERRA.
ESTACIÓN GOYENECHE.    GOBERNADOR UDAONDO.   LOMA VERDE.
 ESTACIÓN SAMBOROMBÓN.   GOBERNADOR DE SAN JUAN RUPERTO GODOY.
GOBERNADOR OBLIGADO.   ESTACIÓN DOYHENARD.   ESTACIÓN GÓMEZ DE LA VEGA.
 D. SÁEZ.    J. R. MORENO.     EMPALME ETCHEVERRY.
ESTACIÓN ÁNGEL ETCHEVERRY.  LISANDRO OLMOS.  INGENIERO VILLANUEVA.
ARANA. GOBERNADOR GARCIA.  LA PLATA.


***
Próxima estación para escribir por Ferrocarril Midland:

ENRIQUE FYNN.

PLOMER.   KM. 55.   ELÍAS ROMERO.  KM. 38.
MARINOS DEL CRUCERO GENERAL BELGRANO.
LIBERTAD.  MERLO GÓMEZ.   RAFAEL CASTILLO.
ISIDRO CASANOVA.  JUSTO VILLEGAS.  JOSÉ INGENIEROS.
MARÍA SÁNCHEZ DE MENDEVILLE.  ALDO BONZI.
KM 12.  LA SALADA.  INGENIERO BUDGE.
 VILLA FIORITO. VILLA CARAZA.  VILLA DIAMANTE.
 PUENTE ALSINA.  INTERCAMBIO MIDLAND.




InventivaSocial
Plaza virtual de escritura
Para compartir escritos escribir a: inventivasocial@yahoo.com.ar


1 comment:

Pilar said...

Placentera, valiosa compilación de poemas y cuentos, que a su calidad literaria le agregan el particular encanto de la brevedad, la sencillez y la creatividad. Me gustó encontrarme con Norma Segades, Miryam Colombotto, Jorge Isaías, Sergio Borao Llop, Ruth Ana Calderóan, entre todos los excelentes escritores de esta entrega. Felicitaciones.
PILAR ROMANO