Monday, November 29, 2010

LO INASIBLE...


*Ilustración: "Los cuatro elementos. Agua" de Walkala. Luis Alfredo Duarte Herrera.






Lo inasible*


*ZULMA MOLARO. diasfelices59@yahoo.com.ar




Al que amé
A los que amo






El cielo desprendía una parte de sí
y a la tierra regalaba un velo,
portador de todos los azules.
Los ojos miraban
tal encantamiento,
quedaban prendados
y no preguntaban porqué
merecían tanta distinción.
Los ojos transmitían el deseo,
y el deseo era poseer,
poseer lo que fuere
que trajera el azul.
Y el azul traía una ilusión,
la de ser felices.
Los ojos deslumbrados
desprendían miradas atrapantes
ansiosas de tomar una parte,
tanta era la urgencia…
no fuera que olvidaran
el recuerdo de otros días.




*



No pude distinguir su mirada
porque sus ojos espejaban el cielo
y el cielo estaba cubierto de aves,
dirigió sus ojos a los míos
pero nada cambió.
Cómo pudo ser tal prodigio le pregunté
y su respuesta fue: sólo hay que quererlo.
Sonrió y murmuró la propuesta de las aves:
si con tanto amor nos contemplaste
te ofrecemos nuestros ojos
la de todas y así tu mirar
no terminará en el horizonte,
las aves migradoras traerán continentes
y nosotras el paisaje que tanto amas,
tu mirada será penetrante como el halcón
y dulce como la torcaza,
la paloma de la Trinidad será tu allegada
y no juzgarás
porque únicamente lo bueno verás,
es así de fácil cuando quieres de verdad,
tan sólo nuestro vuelo alegraba tu corazón.
Te aseguramos que si la mirada de los hombres
espejaran el cielo
las llamas del infierno
se apagarían.




*



Eras mi barco
porque estabas en mi puerto
y tan grande
que mi mirada no alcanzaba a contenerte
con hombres de todos los colores
y palabras de todas las lenguas.
Arriba, muy arriba
se asomaban las cabezas detrás de las barandas
ofreciendo cigarrillos
por monedas argentinas.
Bajaban de noche
por la planchada movediza de madera
en busca de mujeres.
Yo no lo sabía.
Las mujeres
que a los marineros respondían
eran las baratas, sin idioma conocido.
Los capitanes en sus camarotes
recibían los mejores apellidos
pero cuando todo se veía
los conocidos de la noche
se desconocían en el día.
Yo no lo sabía.
Pero ahora sé
que la noche esconde
y la luz de la verdad revela.





*



La baratura del azul
hizo al químico su oferta
y sus avezados patrones
sugirieron a los diseñadores
hacer del cielo una esperanza
y traerlo a las telas un acierto.
¿Qué mejor que jugar con sus colores,
meterlo dentro de la mujer
por el camino de sus ojos
y ser ese año una codicia?
Como regalo fueron devoradas
las últimas imposiciones
del viejo negocio.
Sin discernimiento aceptaron
lo grandioso de la novedad
y siguieron sumándose
temporadas de vulgaridad.
El cuerpo del animal hombre
no tiene desperdicio,
cualquiera de sus partes produce dinero
más aún cuando la moda ilusiona
una nueva apariencia.
En las pasarelas lo único abolido
son los cerebros.





*




Las dos piernas vacías del pantalón
sugieren la ausencia del ocupante
que otrora fue.
¿Qué caminos habrá transitado,
qué manos femeninas
sintieron la carne
a través de la tela,
cuántas veces las marcas desgastadas
de sus rodillas
tocaron la tierra?
En el secreto de sus bolsillos tal vez
se guardaron prendas de mujer no conquistada
cobijándose en lo profundo
aguardando la caricia del recuerdo.
Y ahí está
con los roces de los años vividos
mostrándose
para quien pueda verlo.




*



Equilibrista,
la naturaleza toda,
a veces el hombre dentro de ella,
también.
Cuando no lo es
porque saca el pie
osadamente de su camino,
la balanza se inclina
cargada de osamentas
entonces, entonces…
repartimos los platillos,
tantos vivos
por tantos muertos.
Llegan otras generaciones
con púrpuras y negros
con historias contadas
de los sentimientos vividos
y otra vez los platillos
vacilan,
llenos de ideas ahora,
ocupando lugares
desalojando otras.
Las ideas pesan más que los cuerpos
el fiel desvaría en su balanceo.
El que se aparta y mira desde lejos
se salva del paraíso
y del infierno en la tierra





*



No sabía que el rojo de mi vaso
era sangre,
tanto andar
en buena parte
derramé su contenido.
Cuando supe que el rubí
era mi vida,
miré su fondo transparente
y vi el mundo del después
creyendo ver
el que había sido.
Mis ojos deslumbrados
no advertían el engaño
hasta que comprendí
que las vidas anteriores
no existieron.
Era el vaso complaciente de mi vida
fingiendo lo que pretendía.





*



Además del rostro
se te arruga el corazón
y no poéticamente
sino con la verdad tajante
del tiempo inventado por los hombres.
En medio del cosmos
una arruguita condolida
no importa más que al dueño
y tal vez al dios que la implantó.
De golpe se presenta
como si hubieras cambiado los anteojos
pero en profundidad se avizora lo vivido
que viene cantando desde dentro.
Para que ellas se presenten
tienes que haber subido y bajado,
caminado mucho
y haber dejado tu huella
tu marca, tu firma
aunque nadie la vea.





*



Por un orificio
en el muro de un alcázar
sale un sonido
montado en una pena
se supone que es amor
lo que reclama
nunca hubo un nombre
que diera idea
a quien llamaba.
Era un espíritu el que allí moraba
mientras el otro
en libertad lo escuchaba.
Ser de dos uno
por un instante
era lo que deseaban.
La condena en apariencia era leve
porque cada uno
día por medio la cumplía
así en la mitad se reducía.
La justicia que es ciega
no dejaba ver
la astucia de su condena:
vedar que se encuentren
los que se aman.




*



Pregúntome
pero no hay respuesta.
Miro mi ser insondable
las manos se tiñen de sangre
buscando vacías entrañas,
indago
por si alguna sombra de idea queda
y un susurro me responde:
todo fue mentira,
solamente un engaño.
Es mi otro yo
el que agazapado está
mi enemigo
el que murmura en mi oído:
no te esfuerces
sólo transcurre
déjate llevar por el río
de los reflejos dorados.
Qué importa,
todos llegan al mar.




*



Modelo el aire con mis manos,
hago el vacío en torno
y lleno de colores las formas,
puedo hacer los cuerpos deseados
y con deseo darles un nombre.
Las yemas de mis dedos tiemblan
al sentir lo imaginado,
recorro sus caminos
y sus cavidades me detienen.
Veo su pelo movido por el viento
y me dejo llevar en su liviandad etérea.
No quiero que interrumpan otros cuerpos,
éste salió de mi costilla inventora
que llevo resguardada en mi cerebro,
éste es más mío que cualquier otro,
yo soy su amante.





*



Me apoderaré de su imagen
y haré que la mirada del otro,
cuando la vea y crea verla,
descubra las misteriosas profundidades
y los alegres pináculos.
La luz será del sol de mis ojos
que desnudarán de las sombras
el escondido tesoro.
Quién podrá ser más poderoso
que aquél que mude las formas a su antojo,
mía será mil veces
y mía su yema florida.
Pero temo,
temo que crezca en demasía
y se apropie de mi con sus encantos,
temo ser yo el que mude los poderes
y la imagen tome vida,
la mía,
y trastocando los papeles
juegue conmigo
como yo lo hacía.




*



Qué hacían hilerando tantos pezones,
(pensé en el hombre y sus dedos torpes)
me acordé de una hembra rosa
tirada sobre el pasto seco
con muchos cerditos
mezclados en una contienda ciega,
igual que ahora.
Tal vez mejor es comer
lo que menos se parezca a nosotros,
me siento menos culpable,
una luz incandescente y despiadada
muestra la faena de la madre
convertida en tropezón de la gula tentadora.
Me surgen vegetales y sin pudor los ingiero
apagando los rugidos del hambre
para luego sumergirme
en el agua pura de la inconciencia
y dormir en un colchón de lana
mientras las ovejas tiritan
en la negrura helada del invierno.




*



Mírame, esto es verdad
no hay otra verdad
esto es así
como se muestra.
Siempre de frente
los ojos, de puros, blancos
aún en la noche oscura,
pero sin miedo
porque la simulación
se huele,
y esto es claro como la luz.
No dobles el pie
puedes torcer el camino
fíjate, todo indica hacia delante
la mirada buscando el horizonte
los labios sonriendo
a otros labios su llegada
los brazos recibiendo
los que vienen a su encuentro.
Sólo tienes que estar presente
porque ésta es la única verdad.





*



¿Quiero paz?
la paz de la inacción
de la silla caliente
del sol al mediodía
del lánguido cariño
de las flores en la tumba
de la piel con huesos insinuados
la paz del obediente
que nunca dijo no.
No,
quiero la guerra
de las manos unidas
de las manos pequeñas
de los besos que cubren un país
de la furia de los ojos en los ojos.
Quiero la guerra
que no me da sosiego
que mueve mis días
más allá del tiempo.
Porque quiero la guerra
voy a morir en paz.





*



Y Dios al preguntarse
se conoció,
y dijo:
si es que soy,
puedo,
y de la nada la luz apareció
y así todas las cosas de la nada aparecieron,


pero eran nada,


vio Dios que lo bello era vacío,
a sí mismo se miró
y se vio lleno y luminoso,
mas a su obra
algo le faltaba


¿no todo estaba dicho?


faltaba su última creación
entonces dijo:
hágase el amor
y el vacío se llenó.




*Zulma Molaro ~ Santafesina

Su labor estuvo dirigida a las artes visuales siendo la pintura de caballete uno de sus principales intereses, también al dibujo y a la fotografía le dedicó parte de su tiempo así como al arte digital y a la
escultura en arcilla.

Retomando lo inconcluso de sus años juveniles y como completando la imagen suma en poemas las inquietudes del hombre sentidas a lo largo de su vida.


*Fuente: Cuadernos y Palabras nº8.







Lunas sencillas*




*TERESA GUZZONATO. teressaguzz@yahoo.com.ar




A mis hermanos Juan y Mary, por todo y por tanto


A Jorge


A quienes hacen



respetando
amando, soñando, creando
sonriendo



que la vida
merezca ser vivida.



a mis padres, que siguen estando
y a Horacio Rossi






Eco de la niebla



Sobre la laguna
la niebla,
como si las blancas garzas
como si el agua blanca
como si el cielo,
como si ninguno fuese lo que es.


Eco de la niebla,
repetida pregunta de los amaneceres:


¿se evaporan las garzas?






Desgrana el alba




Desgrana el alba

la mazorca del rocío.


Por un grano la luz se hilvana

mariposa

y liba la flor de la mañana





Maderamen



Le pedí al sol sus frutos



Y los puso a mi consideración

en el corazón del árbol.






De los ibirapitá




Brota un campanilleo de siesta
ebullescente
desde los racimos.


Toca el aire
besa el aire
su amarilla osadía.


Y es del árbol
de los rumores verdes
de todo el día
el sonido amarillo
color de siesta
de sus racimos de verano.


Toca el aire
besa el aire
su florecimiento.


Y allí se quedan
mis ojos de enero
mariposados.






Ella cuida las flores...

-a Mary, mi hermana-



Ella cuida las flores,
hay sol en sus manos
y agua en su mirada.


Entre quehaceres
bautiza jazmines,
guía las volubles intensiones
de las campanillas celestes,
y a pesar del compromiso
con la mesa del mediodía,
señala las lluvias de pétalos
o se demora
en los abismos de las azucenas.


Sé que tiene amores secretos
con los helechos
y una cita ineludible
con las diminutas flores de la vid
cada primavera,
…y que perdona
las espinas de un cactus
que añora la montaña.


Ella cuida las flores
y en su alma
se refugian las mariposas


todas las mariposas.




Mediodía




Puerta de sol


pido pasar


al otro lado del día
para saborear la tarde.






El picaflor que visita mi patio



El picaflor que visita mi patio,
la intimidad
dulce de mis flores,
las habitaciones de las arañuelas
en los claveles del aire,
mis lluvias del atardecer,


no sabe
que también visita mi alma.





Dos poemas para un mismo gato




El gato


Relampaguea
ojos de miel


el custodio del silencio




El gato


Juega a morder la cuerda
araña
su zarpa de rosas,
domina y estira…
Espina la torción de las hebras.
La luz recostada en el aire
acaricia
el felino juego de las sombras.






Humo de mayo



Caricia gris
la del humo entre los árboles,
surgiendo entre verdes
chimeneas coposas,
mitad serpentina,
mitad mariposas….
mitad tristeza
la caricia gris del humo
aleteando por el cielo de la tarde





Travesía


Aspas de sol ventean luz en la tarde.


Molinero voy
al pan de la noche.






La Luna en la nueva casa



Ella se asomará
desaguando luz sobre las cosas,


detenida en el cielo,
mirando azul.


Quizá pida entrar,
le diré que sí…


Su líquida presencia
verterá plenilunios sobre los objetos.
Con lento tacto
lamerá el reposo de los cuerpos,
y despertará
estremecidas memorias verdes
de nidos y de encuentros
en las maderas apagadas
por los barnices del tiempo.


Por el toque de la Luna…


crecerán azucenas las paredes
y los techos solo serán
inestables palabras
en el límite de los vuelos…


Caracola en la ventana
recostará arenales en la cocina
y la reunión de las frutas
se constelará fresca en la mesa
bajo la claridad selenita.


Sí, la Luna
azaharando la nueva casa…



Pasará,
lunando con su aroma las plantas,
diluyendo las corolas
y las fronteras de las hojas,
esfumando mariposas
de cera entre las sombras


y será el jardín
por su agua luminosa
un estanque
donde abrevar sueños…




A la Luna le diré que si
cuando pida entrar a la nueva casa.






Luciérnagas




Luciérnagas,
yemitas de luz
en primavera.


Por ellas el verano
se prende al aire
como suelta hiedra.


Luciérnagas
frutitas de luz
que el otoño traga.



-¿Y el invierno?
-Él las guarda en su escarcha.






20 de septiembre




Vi al ángel
sentado en el borde de la luna,
recostado en la curva
de la luminosa hoz.


Sonreía dulcísimo
balanceándose,
enlazando,
atrapando destellos
y acomodándolos sobre sus piernas.


Pasada la medianoche
abrazó el manojo brillante,
emprendió vuelo
y en una amorosa búsqueda,
diseminó
harina de luz
en los senderos
por donde arribaría la primavera.





En la mansedumbre del agua




En la mansedumbre del agua
como una flor
desprendida de la luna llena
una garza azul
confirma
el día.




Teresa Guzzonato
Nací en Santa Fe, un 11 de diciembre de 1956. Soy Licenciada en Edafología y laboralmente estoy vinculada al manejo de la basura en la provincia de Santa Fe.
Los poemas que integran este “mi” primer libro/cuaderno fueron parte de distintas publicaciones, entre ellas: Silencio a cinco luces, En bandada, Arena de nueve cantos, La luz de los decires IV (realizada
en el 2008 por alumnos de la Escuela Mantovani), Luz en el alba, y varios etc. entre los que se encuentran las antologías de autores santafesinos del Banco Bica (resultantes de la convocatoria de
Miriam Morcillo). En mi patio se gestó el Grupo Orión, grupo de –amigos- escritores independientes, y allí también, bajo la parra, junto a Cacho Agú y Horacio Rossi, decidíamos “La Red”, pequeña
publicación propuesta por Cacho.
Y qué más?, jurado de concursos literario, integrante de la Comisión Directiva de SADE, Santa Fe, otros etc.; algunas muestras individuales de pintura (mi técnica preferida es el pastel), algunas muestras
de fotografía y de collages de hierbas, ...., y seguir haciendo. Email:
teressaguzz@yahoo.com.ar

*Fuente: Cuadernos y Palabras nº 7



*Cuadernos y Palabras. -Colección LuzAzul- es una Edición Cooperativa de los Autores
-Coordina: Oscar A. Agú. oscarcachoagu@yahoo.com.ar



*


Inventren Próxima estación: HERRERA VEGAS.



Colaboraciones a inventivasocial@yahoo.com.ar

http://inventren.blogspot.com/


InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/



Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por
Yahoo, enviar un correo en blanco a:
inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar




INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a:
inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar



Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.


Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.

La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor.

Inventiva social recopila y edita para su difusión virtual textos literarias que cada colaborador desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre escritor y editor. cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura.

No comments: