Sunday, April 19, 2015

¿LA SORPRESA SERÁ LA ÚNICA SALIDA?


*Dibujo de Erika Kuhn.








Humo*


aun fumaba la última vez que sentí amor.
recuerdo
que tenía siempre
demasiado humo alojado entre las pestañas y
las manos
exudaban el color a la nicotina bajo la lluvia.


dejé de fumar porque el amor ya no era
suficiente excusa para mi muerte
y la dignidad
de consumirme lejos del dolor
se hacía pesadilla
dentro de mi boca.


después,
ya nada valió la pena, el mundo
se convirtió en una oruga verdeagua al sol
y el olor
se enmarcó en la resplandeciente infamia
de la ausencia.



*De Lila Biscia. lilabiscia@gmail.com








¿LA SORPRESA SERÁ LA ÚNICA SALIDA?







Pequeños habitantes*


-Poemas de Eduardo Dalter-





TEJE LA ARAÑA…


Teje la araña su día
y engulle voraz,
pacientemente todo
lo que ya no podrá volar;
y de resultas simula,
teje y simula,
que ama las alturas.
Es casi una mariposa presa
de la tela
de su aracnidad triste.
Y murmura
–nadie la escucha–
y reza en las noches
mientras teje.






COLIBRÍ, COLIBRÍ



El azul no es plumas;
el rojo no es herida;
colibrí, colibrí.
Rema el viento tibio
en la brisa; reinventa;
no es un sueño; es
un sueño; está ahí;
no está ahí; el azul
no es plumas; el rojo
no es herida; arde;
nunca estuvo y volverá.





OH MARIPOSA


La mariposa aletea
sobre el riel
y ninguna pradera
le es posible. Pero
aletea
y su destello
azul
parece abrirse
ante un abismo
de piedras, maleza
y lejanía.



*De Eduardo Dalter. eduardodalter@yahoo.com.ar








*



Ser
esta sustancia
que piensa
es habitar
la urgencia
de persistir.

Pero somos
árboles
de frágil madera.

Como el amor,
esa curiosa
esencia
siempre
a la intemperie,
siempre
indefensa
al desgaste
de los vientos.

Sólo la lluvia
tiene un después
que huele a fiesta.



*De MARIANA FINOCHIETTO. mares.finochietto@gmail.com










Subsuelo*


En el puesto de diarios del subte, me sobresalto, las tapas de los diarios de ayer son una pregunta callada. Me mira el diarero, un rostro inexpresivo con ojeras y barba incipiente.
Nadie sale, las mujeres se retocan el maquillaje ajado.
Pido en el bar un café con medialunas, están viejas. Todos circulan con la ropa arrugada. La señora elegante inmóvil con el último rastro de Paloma Picasso desvaneciéndose.
Desde el celular un hombre avisa que va a faltar a una cita. Se lo pido prestado, dejo un mensaje "Estoy cerca, no puedo llegar"




Fisuras siempre hay*

Por la fisura salgo, claro que no a la superficie. Del cielo se sabe poco, algo algodonoso, un poco celeste, pero no. Siempre ando en el aire, pero hay un dejo de tristeza en ese lugar. Es una manera de no estar, quisiera entrar en el mundo, caer, hacerle el amor, meterme, dejar en alguna piedra roseta unos jeroglíficos. Quisiera.





Tierra*

Esa selva húmeda de lluvia corrupta, esas escaleras, esos diarios que te regalan, esos uniformes ¿Ahora seré como todos, salida de mi misma? Desde mi  interior, desde el cielo de cuadernos perdidos me muevo hacia la calle. Ruidos, tipitos, listo el dedo que toca el botón donde se forman las mentes. Atentos a cualquier desvío me miran. Los que gritaron tierra desde los barcos y encontraron gentes extraña, tenían una mirada así. La angustia sigue.




Fuego*


El incendio de la llanuras pone en rosa la tarde. Un escenario de fuegos cruzados. El calor relee mi pensamiento rojo de ira, de amor, de lucha, de banderas, las llamas iluminan el cielo posmoderno. Todo se mezcla en la intimidad ¿la sorpresa será la única salida?



*De Cristina Villanueva. libera@arnet.com.ar











SUPERVIVENCIA*




Te busqué.
Hambrienta. En las bocas de las rocas.
Olfateé. Lujuriosa. Obsesivas lianas
Desvergonzadamente. Pajonales de soles escondidos.
He seguido mi cansancio en el olor circular de tus huellas.
He buscado tu boca en las rayas de la cebra.
He lamido los rastros de tus garras en la sed del lapacho.
He rastreado tu orina. He dejado vestigios de la mía.
Te encontré en la pausa del deseo.

He bebido el agua de tus fauces.
Nos bebimos. Arenillas con siglos de desierto.
Bosque pelaje ansia castaño claro.

Mordidas, revolcones, savia, fuego, lucha de tornasoles.
Diente a diente. Pelo a pelo .Hambre a hambre.
La pasión es un juego cruel y tierno.
-También el hambre lo es-
Rugidos. Quietud. Saciedad.

Agazapados, alertas, en vigilia.
Nuevamente al acecho del hambre y de la sed.
Ceñidos. Esperando. Antesala del tiempo.
Nudos de sierpes en las manos. Nudos.
Ven, amor, amor… sobrevivamos. Sobrevivamos.


*De Amelia Arellano. amelia.arellano01@yahoo.com.ar










Manos*



Salimos de la iglesia un sábado a la tarde. Como en los últimos meses de su vida el tío venía caminando sosteniéndose con mano izquierda en mi antebrazo derecho casi llegando a la muñeca, todavía me parece sentir la fuerza con la que su mano se aferraba. Al llegar a la parada del colectivo que lo llevaba a su casa en el barrio de jubilados, el tío vio pasar en bicicleta a la mujer con calzas. Ahí nomás soltó su piropo con rima:
"Como quisiera ser asiento para llevar ese flor de pensamiento".
Hizo el gesto de acariciar en el aire a la belleza imprevista que se iba indiferente pedaleando. Nos reímos.
Pero sentí otra vez una tristeza que no me permitía disfrutar del instante, de la gracia perenne de mi tío a sus 89 años. Me amargo la intuición de que podría ser aquella la última vez que compartíamos una caminata.
A poco llegó el colectivo, lo sostuve con una mano en su espalda para que superara los dos primeros escalones. Pude ver cuando se sentó en el primer asiento y saludó desde la ventanilla levantando su bastón con la mano derecha mientras el colectivo se ponía en marcha.


*De Eduardo Francisco Coiro.











DOS COMPAÑEROS*



¿Se puede ser amigo, hermano, compañero de alguien sin haberlo conocido?
Nunca pude conocer personalmente a Benedetti ni a Galiano. Sin embargo, los he tenido y los tengo como eso que llamamos: compañero.
¿Leerlos? sí los leí, y mucho.
Los dos ya se han ido, pero sé donde están. Intentaré conocerlos, cuando yo llegue.
Pienso  que será  más fácil encontrarlos y creo, sin creer, que nos juntaremos en el lugar al que van los buenos,  además,  estarán mucho menos ocupados.
Y aunque he oído que  allá todas las distancias son largas, también se dice  que al llegar como todos son buenos le colocan alas.
El mayor  problema que tendré para encontrarme con ellos, aunque reviente volando, es que ellos volarán  mucho más alto y rápido. Tendré que esperar  que se detengan  para beber su mate, porque las alas que a mí me entregarán, sin duda,  serán más cortas.



*De Miguel Crispín Sotomayor. arcomar@cubarte.cult.cu








ENTRE LOS CAÍDOS*



Les dejo los pájaros a los pájaros por un tiempo y me bajo de las nubes para alquilar un pedazo de tierra en el suelo, cerca de los otros. Olor o hedor, me da lo mismo, los quiero cerca.

Nos alejamos por tanto tiempo que casi se me olvidan sus rostros, los ojos, las manos que me alimentaron y de los que construyen. Almacenan tiempo dentro del tiempo sin tomarse un respiro, una mordida de vida por un segundo.

Esos seres laboriosos de la vida, héroes y heroínas de muchas guerras. En sus duros semblantes, templados por el calor, por el frío o por el hambre, me ofrecen una sonrisa de oxígeno, entre ahogados hipócritas, asesinos de hombres, animales y árboles.

Creo que de otro modo ni saben que dejé el cielo, sin excusas, sin candados y con la puerta de enfrente abierta para que entre todo el mundo, enfatizo, todos, salvo yo mismo.

Ah, los pájaros. Casi los olvidé por completo decirles que vuelan ahora libremente, sin la interferencia de un ilegal, sin alas, infiltrado entre ellos.


*De Daniel Montoly. danielmontoly@yahoo.es





*


Caí.
Laceré
mi cuerpo
contra la hondonada.

Sangré.
Lloré
y me levanté
para trepar
de nuevo.
Los ojos al cielo.

Ni loca
ni cuerda
ni ángel caído.

Soy esa mujer
que frente al abismo
levanta los brazos
y sueña volar.


*De MARIANA FINOCHIETTO. mares.finochietto@gmail.com




***


INVENTREN
http://inventren.blogspot.com/



Que todos los dioses te acompañen, excepto uno*


(De la estación Coraceros – Ferrocarril Midland)



Transportamos la tierra en los zapatos:
Hemos revuelto el polvo
Y las estaciones del tren han quedado
En desorden por todas partes.


También la tierra de los pueblos
Se acumula en nuestros hogares:
Traemos los zapatos cubiertos
Con diminutas partículas de donde pasamos.


En unos cuantos días
Una persona
Sería capaz de acumular
Todas las estaciones ferroviarias bajo su cama,
Si no fuera
Porque de regreso a las vías,
La tierra de los zapatos
Se despide en silencio.


Si pudieran ser como los polvos de tierra
La gente que vive olvidada en cada pueblo,
Sin duda se bajarían del zapato que las transporta,
Las gira y las revuelve,
Para buscar una historia que incluya sus nombres.


Y parecieran sabias
Las partículas de polvo,
Que no pierden oportunidad
De viajar con nosotros…
Pero se pierden en los ascensos y los descensos,
Se equivocan de estación,
Y ninguna de ellas
Logra regresar a su lugar de origen.


Parecieran sabios
Los letreros con los nombres de las estaciones
Colocados en su debido lugar…
Pero la tierra a la que nombran
Nunca es la misma:
Viaja siempre en tren,
Y no sabe leer los letreros, ni dónde bajarse…


Del mismo modo,
Pareciera sumamente sabia
La decisión de nombrar a los países
Como “desarrollados” y a otros “subdesarrollados”,
Cuando el desarrollo y el subdesarrollo
Sólo se conservan
Si se hace depender del primer mundo
A la economía de los demás países.


… Y la tierra viaja en trenes,
Se confunde de estación de origen y de llegada,
Se pierde en el tercer mundo,
Y nadie le mira,
Hasta que los zapatos están demasiado sucios,
Y se les limpia con un trapo
Que también tiene su historia…


*De hugo ivan cruz-rosas. quetzal.hi@gmail.com



***

Próxima estación para escribir por Ferrocarril Provincial:

 GOBERNADOR ORTIZ DE ROZAS

 JOSE RAMÓN SOJO.  ÁLVAREZ DE TOLEDO.    POLVAREDAS.
JUAN ATUCHA.   JUAN TRONCONI.    CARLOS BEGUERIE.
FUNKE.   LOS EUCALIPTOS.     FRANCISCO A. BERRA.
ESTACIÓN GOYENECHE.    GOBERNADOR UDAONDO.   LOMA VERDE.
 ESTACIÓN SAMBOROMBÓN.   GOBERNADOR DE SAN JUAN RUPERTO GODOY.
GOBERNADOR OBLIGADO.   ESTACIÓN DOYHENARD.   ESTACIÓN GÓMEZ DE LA VEGA.
 D. SÁEZ.    J. R. MORENO.     EMPALME ETCHEVERRY.
ESTACIÓN ÁNGEL ETCHEVERRY.  LISANDRO OLMOS.  INGENIERO VILLANUEVA.
ARANA. GOBERNADOR GARCIA.  LA PLATA.


***


Próxima estación para escribir por Ferrocarril Midland:

GONZÁLEZ RISOS. 

PARADA KM 79.  ENRIQUE FYNN.  PLOMER.  
KM. 55.   ELÍAS ROMERO. 
KM. 38. MARINOS DEL CRUCERO GENERAL BELGRANO.
LIBERTAD.  MERLO GÓMEZ.   RAFAEL CASTILLO.
ISIDRO CASANOVA.  JUSTO VILLEGAS.  JOSÉ INGENIEROS.
MARÍA SÁNCHEZ DE MENDEVILLE.  ALDO BONZI.
KM 12.  LA SALADA.  INGENIERO BUDGE.
 VILLA FIORITO. VILLA CARAZA.  VILLA DIAMANTE.
 PUENTE ALSINA.  INTERCAMBIO MIDLAND.


InventivaSocial
Plaza virtual de escritura
Para compartir escritos escribir a: inventivasocial@yahoo.com.ar


No comments: