Sunday, April 01, 2007

ESAS PESADILLAS CÍCLICAS

CRÓNICAS DEL AGUA II



Vino Mary del refugio improvisado en la escuela. Tiene los ojos rojos
Mary, y va formando imágenes en el aire la Mary; cuenta y cuenta mientras
toma leche con tostadas en la mesa de la cocina.
Dice que la buscaron en canoa, y cuando llegaron a la "San Cayetano" los
encerraron con llave, y no los dejan salir por miedo a que se metan otros y
rompan, o roben, o vaya a saber qué cosas que puede hacer la gente cuando es
mala y se siente impune, y afuera está el caos. Dice la Mary que no comieron
desde la noche que llegaron hasta la otra noche, un día entero estuvieron
sin comer, y las tripas le hacían ruido y se le quejaban.

Cuenta la Mary que no les dan comida para los perritos, pero los
perritos son la familia, también, así que de su ración come, y esconde un
poco, y con eso le llena las tripitas al cuzquito que pobrecito, también es
gente o al menos más gente que algunos.

Y cuenta que si tenían frazada no les daban colchón, a pesar de que a la
noche se vino el frío, y eso de estar arriba de la frazada pero sin nada
para taparse no abriga, y el suelo además de duro estaba helado. Así que lo
peleó la Mary al hombre, y le dieron un colchón para los cinco de la familia
que se juntaron allá en el refugio. Y adónde, pregunta la Mary, adónde van
los colchones que quedaron en el camión ¿No? Y es la misma pregunta que
hacía ella y que hacía tanta gente hace cuatro años.

Y dice la Mary, y le da un poco de vergüenza y le cambia la voz cuando
lo dice, que tienen que mentir para que les den agua caliente. Tienen que
decir que hay un bebé y una mamadera para que les den agua caliente. Pero
cómo, cómo se aguanta sin el mate el hambre, el frío, la angustia; cómo se
comparte y atenúa, sin mate, tanto sufrimiento. Le da vergüenza decir que
tiene que mentir para que les den agua caliente.

Los baños bien, limpios, bien por suerte. Pero es una escuela, las
escuelas no tienen calefón ni termotanque, hay que lavarse con el agua fría
y de ducharse ni hablar, claro, lavarse un poco para ir tirando, y escuchar
por ahí "estos negros mugrientos".

A lo mejor la heladera vuelve a andar, si la sopletean con agua y
compresor como la otra vez, eso si no estalla la puerta de entrada y las
cosas se van flotando, se pierden en la calle donde se van a juntar todos
los peces muertos de la resaca. Dice que la heladera a lo mejor ande, pero
no puede imaginarse la casa y la heladera, tan pesada, que flotará
extrañamente como los buques de hierro y toneladas excesivas. La heladera
flotando por la casa es intolerable. Cambia de tema. Mejor hablar de ahora,
de acá, al futuro todavía no tiene el coraje de enfrentarlo. Ya llegará con
las aguas servidas, los cimientos que ceden, el olor y la podredumbre. Otra
vez, un futuro que exuda pasado de pesadilla, esas pesadillas cíclicas que
cambian las leves circunstancias pero no el terror de fondo que siempre es
el mismo.

Cuenta que la Negrita se aburre, la nena encerrada en un gran dormitorio
de colchones y gentes deprimidas. Me pide un mazo de cartas para la Negrita.
Todos se aburren, con la desesperación del que siente que algo urgente lo
requiere, pero tiene la pesada tarea de aguardar. Afuera tiene que bajar el
agua.

Y la Mary cuenta, con los ojos rojos cuenta y cuenta, y no quiere más
tostadas. Y mamá que le ofrece más tostadas porque qué se puede hacer sino
ofrecer tostadas, y escuchar, y sentir. Y yo que salgo a comprar cosas.
Cosas, a prepararle un bolso de cosas. Qué poco podemos hacer salvo ofrecer
cosas que le faciliten un poco la jornada. Pero no está en mí el poder de
hacer milagros. Le armamos con mamá unas bolsas de cosas y le deseamos buena
suerte. Y nos quedamos con los relatos y los ojos rojos en la mente y en el
corazón. Hasta pronto. Mejor suerte. Hasta pronto Mary.



*Dibujo y texto de Mónica Russomanno. russomannomonica@hotmail.com








LOS ÁNGELES BAILAN ENTRE LA HIERBA*


Los ángeles bailan entre la hierba.
Ondula un frío que relampaguea
y que cortaría la tarde.
La tarde dura como un diamante
que desvalora de pronto una nube efímera.

Los ángeles de Cocteau sentados en las cornisas
miraban caer la tarde con ojos violetas.

Es dura la vida. La vida es triste.
Como un mar la muerte viene del sur y anda en el sol.

Los ángeles bailan entre la hierba
y sonríen con una sonrisa filosa,
un poco lúgubre ¿cierto?
Sí, lúgubre, y breve.



*de Juan Laurentino Ortiz. (1896-1978)
-Fuente: http://www.abanico.edu.ar/2005/02/juanl.htm







La corriente*



Una anciana baja al pavimento y vuelve a subir a la vereda, sosteniéndose en
un Ford Falcon bordó estacionado sobre J. A. Pacheco de Melo (y casi avenida
Pueyrredón). El semáforo está descompuesto. Muchos taxis ocupados. Otra
anciana, aferrada a una mujer con anteojos ahumados, cruza Pacheco de Melo,
y recién entonces la primera, la amedrentada, emprende el esfuerzo superior
de cruzar, más bien descuajeringándose.
Hoy, en análisis, me quedé en el repaso sustancioso y pormenorizado de mis
padecimientos físicos. Y en que ayer conocí al médico de la familia de Su,
especialista en huesos. Le llevé las radiografías de espalda y rodilla
derecha que me saqué a fines de septiembre por indicación del traumatólogo
de la obra social, quien, además, determinara tratamiento kinésico en base a
masajes, onda corta, ultrasonido, lámpara y ejercicios. Me preocupa la
rodilla: molesta tanto al subir escaleras. Lo de la espalda es ya crónico,
estoy resignado, hace media vida que me duele en ciertas posiciones y cuando
escribo a máquina. El tratamiento kinésico resultó un paliativo, y
exclusivamente para la rodilla. Pero desde hace dos semanas está la rodilla
como antes de haberlo comenzado. Por otra parte, este médico le otorgó
trascendencia a los vestigios de sangre detectados en la orina. En el examen
de la rodilla localizó la movilidad excesiva de la rótula, me explicó la
función de los ligamentos, confirmó que las radiografías no evidencian
lesión, y encomendó placas de ambas rodillas con piernas flexionadas.
Aseguró que no hay nada definitivo que pueda hacerse, ni por la espalda ni
por la rodilla. Está al acecho un proceso de artrosis. Y él considera que la
rótula podría, alguna vez, fisurarse.
A mi analista le hablé del Genozim. Y de la muestra de semen que el viernes
llevé al laboratorio por prescripción del andrólogo, a propósito de la
escasa movilidad de mis espermatozoides. Y claro, cuando oí "escasa
movilidad de mis espermatozoides", me resonó "excesiva movilidad de la
rótula". Me siento raro no tomando el Genozim. Percibía ternura por ese
remedio escrupulosamente ingerido durante meses, junto con uno de los tres
(Control K, Holomagnesio y Vegestabil) ordenados por el nuevo cardiólogo
(extrasistolia ventricular cumpliendo un lustro).
He bebido té de boldo (el cardiólogo me prohibió el café, el té común, el
mate), y estoy con hambre. Me rondan ideas e ideítas, algunas sugerentes,
¿en cuál incursionar? ¿En la que abriría con un introito reflexivo sobre el
enturbiamiento de algunos de nuestros mejores recuerdos? ¿En la concerniente
a la ingratitud, a las bruscas o paulatinas desvinculaciones que nos
inferimos irresponsablemente los unos a los otros? El caso de Jorge en el
setenta y cinco (¡diez años ya!), o el de Ramón Guldris en el sesenta y
tres. Y la disolución, la pulverización. Con mujeres con las que salí me
quedó un sedimento...
He pedido un sandwich de pan negro, de crudo y queso, a un mozo zombie de
esta confitería Alabama. Empecé garabateando en verde, pero la Edding 1700
agotó su tinta y la sigo en azul con una Sylvapen. Mi consumición en esta
sentada ascenderá a un austral con treinta, según los tickets. Se sorteó la
lotería de Navidad y no parece que nos hayamos favorecido Su y yo con
nuestras participaciones. Pasó una muchacha ofreciendo Curitas y ahora
invaden el local chicos mendigando. Me solazo con el tarjetón de un
instituto de investigaciones agropecuarias y bromatológicas recibido por
nosotros para la ex-propietaria de nuestra casa. Al lado de un dibujito con
personajes aureolados, reza: "¡Paz y Bien! Con la confianza plena en el Amor
Providente del Señor y en la intercesión omnipotente de la Santísima Virgen,
ruego a Ud. y familia ante el Niño Dios, encareciéndole al Salvador del
Mundo los colme de sus mayores Gracias durante 1986. ¡Que Dios les Prodigue
sus Prístinas Bendiciones!" Y firma un otro señor cuyo apellido nombra al
instituto. Hum... Pergeñar las características probables de alguien capaz de
redactar en serio o disponer la impresión con su clisé comercial de eso,
supone un tránsito peligrosísimo y por ello fascinante, por los desfiladeros
de lo írrito (para expresarlo con intriga).
Redondear, redondear la crónica antes de que la corriente me abandone.
Pienso en esta materia prima, en estos enunciados. Pienso en la novela que
planeo. Y especulo, también, organizando un relato con esta recortada
información: En una aldea siciliana, Enzo Gennaro Basunca es agraviado por
dos amigos, hermanos entre sí. Jura vendetta. Ofensores y familia
desaparecen sin dejar rastros. Dos décadas después, Enzo se entera de que
esa familia reside en la capital de una provincia norteña. Llega a esa
ciudad, los descubre, y asesina a cinco integrantes. Es condenado a cadena
perpetua. E indultado, tras cuarenta y seis años en la cárcel, excelente
conducta y precaria salud. Viaja a Buenos Aires para visitar a su único hijo
vivo, su nuera, nietos, bisnietos y tataranietos. Y en un hospitalito de
Gerli muere, antes de cumplir los cien. Fin. Desde dónde el planteo, allí
hay una historia; seca, brindarla económica; toquecitos para clima, alguna
línea de diálogo, y tal vez un título a obtener del remate.
Fin, fin. Dejaré en la mesa una cifra en billetes y monedas que incluirá
propina, me levantaré, le haré un gesto al mozo y me iré cantando, remando,
sin dolor, transportado por mis ensoñaciones, plausible, sagrado, y también
yo atravesaré J. A. Pacheco de Melo, reafirmando imprescriptibles
condiciones, de prisa.


*de Rolando Revagliatti. revadans@yahoo.com.ar






*

Queridas amigas, queridos amigos:

El domingo 1 de abril del 2007 presentaremos en la Radiofabrik Salzburg
(107.5 FM), entre las 19:06 y las 20:00 horas (hora de Austria!), en nuestro
programa bilingüe Poesía y Música Latinoamericana, música del compositor,
guitarrista y cantante argentino Atahualpa Yupanqui. Las poesías que
leeremos pertenecen a José Martí (Cuba) y la música de fondo será de Wayanay
(Andes). ¡Les deseamos una feliz audición!


ATENCIÓN: El programa Poesía y Música Latinoamericana se puede escuchar
online en el sitio www.radiofabrik.at
(Link MP3 Live-Stream. Se requiere el programa Winamp, el cual se puede
bajar gratis de internet)!!!! Tengan por favor en cuenta la diferencia
horaria con Austria!!!!


REPETICIÓN: ¡La audición del programa Poesía y Música Latinoamericana se
repite todos los jueves entre las 10:06 y las 11:00 horas (de Austria!), en
la Radiofabrik de Salzburgo!
Cordial saludo!


YAGE, Verein für lat. Kunst, Wissenschaft und Kultur.
www.euroyage.com

Schießstattstr. 44 A-5020 Salzburg
AUSTRIA
Tel. + Fax: 0043 662 825067




*

Reescribiendo noticias. Una invitación permanente y abierta a rastrear
noticias y reescribirlas en clave poética y literaria. Cuando menciono
noticias, me refiero a aquellas que nos estrujan el corazón. Que nos parten
el alma en pedacitos. A las que expresan mejor y más claramente la
injusticia social. El mecanismo de participación es relativamente simple.
Primero seleccionar la noticia con texto completo y fuente. (indispensable)
y luego reescribirla literariamente en un texto -en lo posible- ultra breve
(alrededor de 2000 caracteres).

Enviar los escritos al correo: inventivasocial( arroba)yahoo. com.ar

InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial( arroba)yahoo. com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio:
la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada
escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se
editan bajo ejes temáticos creados por el editor.
Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación
en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor
emitidos.
La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada
obra queda a cargo de cada autor. Inventiva solo recopila y edita para su
difusión los escritos que cada autor desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras
recibidas, solo verificar que un autor con nombre Y/o seudonimo , y una
dirección personal de mail nos envia un trabajo.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y
noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de
cada escrito es un intercambio de libertades entre el escritor y el editor,
cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de
estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de
trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus
propuestas de escritura

No comments: