Thursday, September 20, 2007

ESA ES LA VERDADERA MARAVILLA...


LAS HAMACAS DE FIRMAT



Se mueven solas las hamacas en la plaza, se hamacan las hamacas, pero sin niño montado, sin niña, sin madre o padre que las empuje, se diría que sin propósito.
Un hombre detiene el baile de una de las hamacas para sacarle una foto, la hamaca, diligentemente, reanuda su balanceo. Las filman, las miden, las huelen, las vigilan. Las hamacas se siguen hamacando a si mismas, sin niño visible, sin mano fantasmal. Sólo se cantan quedo a sí mismas mientras transcurren los espantos, los asombros y las indiferencias. Salen por la televisión, hablan de ellas en la radio, veo la noticia al abrir mi correo en internet.
Las hamacas de Firmat se hamacan, se hamacan, y no saben que se hacen famosas.
Probablemente, se sienten solas. Y no es la Virgen que se aparece en una mancha en la pared, no es el Jesús que sangra en un altar ni los pasos en la escalera donde murió, y aún no lo sabe, el abuelito.
No, las hamacas no tienen ningún mensaje. Al menos el mensaje no es evidente. Qué puede significar un juego infantil que se juega a sí mismo.
Qué quiere decir esa ausencia de niños en esas tres porfiadas hamacas de Firmat. Ellas no lo dicen. Se mueven hacia atrás y hacia adelante. Es el único lenguaje que poseen, efectúan su signo incomprensible, empeñosamente, dibujando una y otra vez tres pequeñas curvas en el aire que no guarda escritura.
Un anciano se acercó el otro día en el geriátrico, y me dijo con enorme convencimiento algo que no pude entender. Le dije que si, que si, y él se fue vacilante con su gorra de fieltro y una sonrisa desdentada. Un nene lloraba en la escuela, y no pude saber por qué. No supo decirlo, quién sabe
qué pasa en su casa, qué angustia difusa se le extiende alrededor y él no sabe por qué necesita llorar, pero llora. Una planta se secó y no le faltaba agua ni luz pero se empecinó en ir muriéndose de a poco. Un perro me miró en la calle, y parecía que quería decirme algo; los ojos eran demasiado humanos
en esa inhalación, en ese instante previo a la palabra. Pero no pudo decirme nada.
Puedo intentar poner palabras a los silencios o a los sonidos que no logran transmitir un significado. Puedo inventar. Pero no puedo saber.
Los ancianos, los perros, los niños, todos nosotros nos balanceamos, nos hamacamos, escribimos en el aire con el anhelo. Tratamos de poner palabras al silencio.
A veces nos escuchan, nos huelen, nos miden o nos vigilan. Y, algunas veces, cuando el viento es favorable y alguien se detiene un momento para mirarnos a los ojos, nos comprenden.
Esa es la verdadera maravilla.


*de Mónica Russomanno. russomannomonica@hotmail.com






Esa es la verdadera maravilla...





Las calles de mi barrio*


Las calles de mi barrio
le ponen música a mis pasos,
acompañan mi recorrido
compartiendo mis sueños.
Conocen todos mis secretos
y sonríen con picardía
cuando me acerco a la esquina
donde los han escondido.
Me acarician con ternura
cuando me ven triste
y un destello de magia
baña en luz mi rostro.
Encienden mis ilusiones
derramando su encanto,
festejan con melodías
la presencia de mi alegría.
Son un pedacito de mi vida
y siempre me esperan
para rociar mi camino
con gotas de amor.



*de María Griselda García Cuerva. mg_cuerva@yahoo.com.ar







Jueves, 20 de Septiembre de 2007
SOBRE LAS POSTURAS ETICAS EN LA VIDA COTIDIANA

En el nombre de la moral*


Cuando una persona toma una decisión no guiada por la certeza o el capricho, sino por una convicción y además asume sus consecuencias, aparece un responsable y se produce un sujeto.


Por Miguel Ferrero *


Hace un tiempo, durante una estadía en un lugar cercano a Esquel, ocurrió un episodio de la vida cotidiana que me permitió comprender ciertas relaciones entre el acto y la ética. Una mujer llamada Rosa, se encontraba trabajando en ese momento como mucama de las cabañas en que nos hospedábamos. Al preguntarle como había llegado hasta allí desde un pueblo remoto, me cuenta que arribó tentada por un contrato de trabajo como cocinera de una mina de oro cercana a Esquel, pero al enterarse de que en esa mina se usaba arsénico para extraer el metal y que ello producía consecuencias indeseables en la salud de los operarios y la gente del lugar, decidió renunciar al contrato y tomar el trabajo de mucama por el cual ganaba cuatro o cinco veces menos.
Al oír esto la felicite. No se me ocurrió otra manera de reconocimiento para lo que estaba oyendo. A lo cual me responde sorprendida: "Es lo que tenía que hacer, como voy a trabajar para los que enferman a la gente, primero dudé un poco pero después me dije, lo que es no, es no". No dio más explicaciones y siguió hablando de otro tema. A partir de ese día esperaba a Rosa con cierta ansiedad para escuchar sus frases concisas y agrestes que me mostraban a una mujer que estaba donde pisaba.
Me quedé pensando en ese "no" que no se sostenía ni en un mandato superyoico, ni en una predicación moral acerca del bien y del mal, o en una ideología que llenara la causa de sus razones. Era por el contrario un "no" que se sostenía en la fuerza de la confianza en su decisión, un "no" sostenido en el "no". Este hecho me permitió conjeturar algunas cuestiones en relación a lo que ocurre cuando una persona toma una decisión no guiada por la certeza o por el capricho, sino por una convicción (en este caso que el otro en tanto prójimo es más valioso que el dinero), y además asume las consecuencias de esa decisión.
Cuando esto se da hay allí un responsable y en tanto tal se produce un sujeto. Este responsable lo entiendo no como la persona que llega a una conclusión fruto de elucubraciones acerca de lo que y como hay que ser. El sujeto responsable es el que resulta del momento de concluir en una toma de posición ante los hechos con que lo confronta la vida, el que queda implicado en la medida en que declara lo que quiere en su propio nombre, sin esperar autorizarse en el saber y las garantías del Otro. El sujeto responsable es correlativo a la ética que interesa en psicoanálisis.
Pienso que si esta mujer podía transmitir que tenía más para decir acerca de lo humano, esto fue posible porque sus palabras no tenían la intención de pontificar o enseñar a vivir. Podemos considerar entonces, que cuando la relación al otro se caracteriza, porque se admite en principio, que hay una dimensión en ese otro que esta irreductiblemente fuera de nuestro poder de educarlo, transformarlo o gobernarlo, es que a ese otro se le ha dado el estatuto de prójimo.
A esto es a lo que llamo también una posición ética: al resultado de un hacer que pone entre paréntesis lo que "se debe ser" y "el como ser", en fin todas las imposturas propias de la desesperación narcisista por ser valioso para el Otro, y todas las imposturas a que llevan el creerse poseedor de una verdad, o predicador de ella. Un acto que define a una ética no es calculable ni aprehensible, si podría decir que quien no se ha aliviado de tener que ser tal o cual cosa y de tal o cual manera, tiene pocas posibilidades de hacerle lugar al hacer, en tanto acto en el que el sujeto este representado y puede sostenerse.
En estas reflexiones va también mi gratitud a alguien que pudo conmoverme y a quien pudo decir "no", cuando fue necesario.



* Psicoanalista. Miembro de la EPSFROS.

-Fuente: Rosario-12
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/21-10334-2007-09-20.html







El corredor del corazón*



*Ariel Scher ascher@clarin.com



Juan Pablo Juárez es experto en vivir, en sobrevivir, en correr y, sobre todo, en mirar hacia adelante. Supo mirar y sabe mirar hacia adelante. Lo hizo hasta los 20 años, cuando sudaba y trabajaba como changuito cañero en su Tucumán querido. Lo hizo en cada carrera que disputó entre 1981 y 1998,
en una historia como fondista de alto rendimiento que lo llevó, por ejemplo, a ser campeón argentino en trece pruebas distintas. Lo hizo a partir de marzo de 1998, cuando le diagnosticaron leucemia, lo trataron con todos los cuidados y le trasplantaron la médula. Y lo hace ahora, también ahora, porque es ahora que continúa mirando hacia adelante mientras, firme y trasplantado, sigue corriendo y sigue siendo un campeón.
Fue un control de rutina, uno idéntico a los que su condición de atleta lo obligaba cada tres meses, el que permitió que a Juárez le detectaran la enfermedad que le dio vuelta las rutinas. "Tal vez porque era corredor, me tomé la noticia con la misma actitud con la que tomaba cualquier lesión. O sea que puse toda la energía allí hasta que me trasplantaron. Por un tiempo no hice deportes, pero en 1999 me avisaron que existían competiciones para trasplantados. Y no dudé: volví a correr".
Entonces, de nuevo miró hacia adelante. Puso el ojo, el coraje y las piernas rumbo al Mundial de Trasplantados que se realizó en Japón, en el 2001. Se consagró en tres categorías: 800, 1.500 y 5.000 metros. No paró: repitió logros en el Mundial de Francia, en el 2003. Sumó tres records mundiales,
mil elogios y una decisión de no quebrarse por nada. Mirando hacia adelante, otra vez, acaba de sacarle brillo al suelo de Tailandia en el Mundial de ese país. Casi un hábito, a los 46 años y con el nombre de sus tres hijos en los labios, venció en tres pruebas. Pero, más que eso, ratificó que querer ayuda
a poder. Y que querer y poder se parece a la felicidad.

"Yo corro con el corazón", dice sin metáforas Juan Pablo Juárez, que cuenta futuros, reivindica al deporte, invita a la vida y certifica que hay hombres que pueden cambiar hasta de médula pero no de identidad. Por eso corre, corre y corre. Corre y, como mira hacia adelante, correrá siempre.



*Fuente: Clarín
http://www.clarin.com/diario/2007/09/20/deportes/d-06603.htm







Más de 50 mil matanceros sobreviven gracias al cartoneo*


Recolectan un promedio de 50 kilos de basura por día, cifra que pone en funcionamiento un negocio millonario del que ellos apenas se quedan con migajas. El valor de lo que recogen en las calles se sextuplica cuando termina la cadena.


"La vida del cartonero es muy dura y muy poca la paga que recibe en relación a la riqueza que genera", sintetiza Oscar Montiel, representante de la Coordinadora de Cartoneros y Recicladores MOCAR de La Matanza, un Distrito que alberga a más de 50 mil personas que subsisten gracias a esta actividad.
El alude al comercio que se origina en torno al "cirujeo", porque cuando alguien levanta de la calle una botella de plástico o una caja de cartón, activa el negocio del reciclado, que mueve 500 millones de pesos al año.
"En esta cadena informal existen actores que se llevan el bocado del león relegando al que realmente es la fuerza productiva, el cartonero", acusa.
Pese a que ponen en juego su salud en la calle, el recuperador urbano -tal como los denominan los académicos- se lleva la porción más chica. Ni que hablar del esfuerzo físico y las condiciones laborales.
El plástico común, por ejemplo, es vendido por el cartonero a 50 centavos el kilo. El eslabón que continúa en esta cadena cobra 1,20 pesos por el "cargo" de acopiarlo. Quien lo recibe lo revende a dos pesos al que lo muele; éste, finalmente, lo comercializa desde 3 pesos a las industrias. Si las
matemáticas no fallan, el valor se ha sextuplicado.
La diferencia es abismal: mientras la industria del papel, cartón y derivados celulósicos embolsa unos 40 mil pesos por mes, los cartoneros se quedan con entre 600 y 700 pesos mensuales. Se calcula que quienes "cartonean" ganan un promedio de 3,12 pesos por hora. "Nuestra mano de obra está muy desvalorizada", se queja el dirigente.
Y su capacidad de ganancia tiene el tope de su resistencia física: carga los kilos que aguanta transportar.

El truco de la balanza
El cartonero no sólo debe padecer la tiranía del capitalismo, sino también la famosa "viveza criolla". Cuando completa el recorrido callejero y llega al depósito para convertir lo recogido en dinero choca con otro escollo: la balanza. Paradójicamente, el ícono de la justicia le tiene reservada una mala pasada. "Siempre 'hay tongo' (trampa) con el pesaje", denuncia Gustavo "Fleco" Salas, un cartonero de Lomas del Mirador que acusa 80 kilos de peso pero que, si subiría a una balanza de acopio, "no superaría los 25", grafica.
"En el galpón, un kilo pesa 700 gramos, todos te duermen", acota con resignación frente a lo que parece formar parte de las reglas del juego.
"Como el diario pesa mucho con poco volumen, entones lo agregan en un 20 por ciento al cartón más valioso. Esa es la yapa", revela este conocedor de los más íntimos secretos del rubro.
Asimismo, si un recolector pretende vender el cartón mojado por alguna lluvia imprevista, el material será recepcionado a la mitad de su valor. Le descuentan "mitad por mitad", dando por entendido que el 50 por ciento del peso corresponde a la humedad absorbida. Pero resulta que "el cartón no puede absorber la mitad de su propio peso", explica.

Reglas de papel
En La Matanza pululan los acopios. En Lomas del Mirador, "en un radio de 40 cuadras hay seis lugares donde compran cartón. Además, hay tres de características medianas, metaleros hay dos y después cuatro que son pelagatos que donde te descuidaste te ensartaron", advierte Salas.
En el verano pasado, Rentas bonaerense y el Gobierno de la Ciudad detectaron "irregularidades impositivas y laborales" en acopios del conurbano. La falta de limpieza y la inexistencia de matafuegos es moneda corriente en los galpones donde se apiñan elementos inflamables.
Esta situación no es novedad en el Distrito. A Alejandro Grompone, propietario de Recicor S.R.L., una fábrica de cartón que funciona desde el año 2000, lo perjudica la existencia de "acopios truchos" porque "desatan una competencia totalmente desleal, ya que no corren con los mismos gastos
económicos que un emprendimiento regulado".
Para mantener abierta su empresa debe cumplir con ciertos requisitos que le exige el municipio. "Tenés que hacer una categorización de impacto ambiental y un estudio de agua. Te piden la presencia de matafuegos, el seguro del galpón permanentemente vigente y una desratización mensual", detalla.
"Todos los meses tenemos que negociar un descubierto con el banco para abonar las cargas sociales. Los otros no saben lo qué es una carga social, qué es la ART, cómo liquidar un sueldo, ni qué es un empleado en blanco", dispara el empresario que compra 250 toneladas de cartón por mes a grandes compañías como L'Oréal y Laboratorios Roche.
Pero el descontento también alcanza a los vecinos que viven cerca de los galpones. La casa de Ana Grillo linda con el acopio de residuos ubicado en la esquina de Perú y Arriola, instalado "hace 20 años". "Ocupó la vereda. La mugre que se junta atrae ratas y cucarachas - despotrica-. A la noche, cuando terminan de trabajar, acomodan más de 20 carros en la calle, de esquina a esquina, y no podés pasar".
A raíz de la problemática, el mes pasado, junto a otros vecinos, remitió una carta de denuncia al Concejo Deliberante, cansada de que "rompan botellas delante de su puerta durante todo el día".


Números
Una persona genera entre 800 gramos y 1,2 kilos de basura por día, según su nivel económico. La Matanza tiene una producción de 1,2 millones de kilos de residuos diarios. Si bien es difícil establecer cifras concretas para esta actividad, el cirujeo representa un 25 por ciento de la recolección de residuos.
En consecuencia, 300 toneladas de basura son recicladas y reingresadas al mercado. Por ejemplo, la producción y comercialización del papel se nutre de material reciclado, en alrededor de un 30 por ciento.

¿PODRÁ EL CARTONERO LLEGAR A SER CONSIDERADO UN TRABAJADOR FORMAL?

El cartonero es mal visto. Remueve la basura y es tachado de delincuente por vastos sectores. Sin embargo, existen cooperativas y asociaciones que, además de luchar para que los "cirujas" puedan obtener un mejor rédito, se ocupan de fortalecer su imagen como trabajador.
En ese sentido, el Movimiento Nacional de Trabajadores Cartoneros y Recicladores (MOCAR) de La Matanza busca consolidar institucionalmente al cartonero para que pueda acceder a un empleo en blanco y así mejorar su capacidad de formalización y gestión.
Pero también favorecen el acceso al crédito y promueven su articulación con las políticas de los gobiernos locales, brindando herramientas para optimizar esta actividad.

Sortear eslabones
Virginia Pimentel explica que el organismo que integra, la Asociación Abuela Naturaleza de Ituzaingó, "almacena los residuos de más de 200 familias de la zona, considerados 'clientes', quienes ceden su basura ya clasificada para luego venderla directamente a los recicladores". De esta manera, saltean
varios eslabones de la cadena "Como la gente no está preparada le dan menos plata", apunta. En los acopios, el engaño también sucede cuando se enfarda el material. El cartón tiene un valor mayor al papel de diario; pero al prensarlo es recurrente encontrarlos juntos. Al momento de la paga, el cartonero cobra distintos valores por ambos materiales. Claro está, el galponero luego vende todo a precio de cartón.
En La Matanza, un cartonero debe trabajar al menos 8 horas para alcanzar la suma de 25 pesos diarios. Pimentel propone una organización innovadora: "Con la colaboración de unas 100 familias, un cartonero puede vivir dignamente y en tres horas tiene que levantar la mercadería y clasificarla".
"Pero para ello es necesario establecer lugares específicos y no andar cirujeando en la calle". La asociación realizó una experiencia en Castelar donde, en un circuito cerrado, "se puede obtener 150 pesos por semana trabajando seis horas".


UN OFICIO ADOPTADO POR ELECCIÓN Y POR NECESIDAD
La historia de Gustavo "Fleco" Salas es particular. Este cartonero de 38 años nació en Recoleta en el seno de una familia adinerada. Así es como este hombre que hoy recolecta cartones en su barrio de Lomas del Mirador recorrió el mundo y a los 19 tuvo a su cargo la empresa familiar, hasta que un día
las cuentas "empezaron a dar mal" y el negocio naufragó en la crisis económica.
Haciendo gala de su espíritu aventurero relató a uno como entró al mundo del cartoneo: "Siempre me gustó eso de agarrar una mochila y salir a la ruta para ver qué había más allá de las paquetas casas del barrio porteño", se ufana.
Sin embargo, fue la solidaridad de "un viejito", el mismo al que él le daba el papel que no le servía en sus épocas de empresario, quien le brindó "casa y comida" a cambio de que lo ayudara a empujar su carro.
"No sabés la vergüenza que fue para mí, a los 28 años, tener que juntar basura, de día y en mi barrio". "Fleco" sentía las miradas inquisidoras de aquellos que antes lo admiraban. Dos años de psicología y un dejo de bohemio completan el perfil de este cartonero "por elección".
Lo que lo enorgullece no son los 1.200 pesos que obtiene a fin de mes con una actividad de "cirujeo con mirada empresarial", sino que en su nuevo hogar, Lomas del Mirador, sus vecinos lo conocen y lo aprecian.

La división de trabajo
Para la socióloga Verónica Paiva, la mayoría no ha elegido esto y, en muchos casos, toda la familia tiene que "salir a cartonear" para subsistir. Cada uno de sus miembros cumple un rol. Tal como lo enseñó Frederick Tylor y lo puso en práctica Henry Ford, la prole cartonera divide su trabajo:
* Las mujeres reemplazan a los hombres cuando éstos consiguen "una changa".
* Los hijos de la pareja apelan a la sensibilidad de la gente. Son ellos los encargados de pedir la comida que sobra de algún restaurante o ropa para algunos de sus hermanitos.

Por otro lado, la economía hogareña se sostiene con los planes que les otorga el gobierno, las changas que puedan conseguir los padres y con el propio cartoneo.


LA RUTINA
El cartonero tiene el hábito de trabajar de lunes a jueves, mientras que los viernes y sábados acumula y separa lo que junta para venderlo los lunes. A diferencia de Capital, donde el cartonero trasporta a pie grandes bolsas o arrastra carros con el material reciclable, en el Conurbano bonaerense es habitual que circulen en carros "tirados" por caballos o bicicletas.


NEGOCIO DE EXPORTACIÓN
Las familias de cartoneros recorren el Conurbano. "Los chinos y los brasileños vienen a comprar el plástico crudo acá. Y después nosotros compramos juguetes importados fabricados en China con plástico argentino. Estamos en los albores del nacimiento de la industria del reciclado", reprueba el titular del MOCAR.
En referencia a la exportación, Virginia Pimentel puntualiza que "lo que se vende al exterior es el material peletizado. Se manda a China, donde se emplean para producir fibras".
El país asiático, uno de los mayores compradores, "manda para acá la tela polar hecha". El negocio del reciclado, al parecer, tampoco escapa al régimen económico impuesto en la época colonial: "Ellos se llevan la materia prima y después nos venden el prodecto terminado, en lugar de elaborarlos nosotros mismos". Por ejemplo, el material reciclado de PET (polietileno tereftalato) que se vende a unos 5 pesos por kilo. Siguiendo este razonamiento, no es errado pensar que aún los "espejitos de colores" nos
deslumbran.


*Fuente: Periodico Uno.
http://www.periodicouno.com.ar/index.php?page=2&resultadopage=2&idNoticia=3392



-Enviado para compartir por Mo.ca.r. (Movimiento Nacional de Trabajadores Cartoneros y Recicladores) La Matanza. Contacto: Oscar Montiel 011-15-6021-5334
cartoneros@gmail.com







CAMINOS DEL ESPEJO*



I
Y sobre todo mirar con inocencia. Como si no pasara nada, lo cual es cierto.



II
Pero a ti quiero mirarte hasta que tu rostro se aleje de mi miedo como un
pájaro del borde filoso de la noche.



III
Como una niña de tiza rosada en un muro muy viejo súbitamente borrada por la
lluvia.



IV
Como cuando se abre una flor y revela el corazón que no tiene.



V
Todos los gestos de mi cuerpo y de mi voz para hacer de mí la ofrenda, el
ramo que abandona el viento en el umbral.



VI
Cubre la memoria de tu cara con la máscara de la que serás y asusta a la
niña que fuiste.



VII
La noche de los dos se dispersó con la niebla. Es la estación de los
alimentos fríos.



VIII
Y la sed, mi memoria es de la sed, yo abajo, en el fondo, en el pozo, yo
bebía, recuerdo.



IX
Caer como un animal herido en el lugar que iba a ser de revelaciones.



X
Como quien no quiere la cosa. Ninguna cosa. Boca cosida. Párpados cosidos.
Me olvidé. Adentro el viento. Todo cerrado y el viento adentro.



XI
Al negro sol del silencio las palabras se doraban.



XII
Pero el silencio es cierto. Por eso escribo. Estoy sola y escribo. No, no
estoy sola. Hay alguien aquí que tiembla.



XIII
Aun si digo sol y luna y estrella me refiero a cosas que me suceden. ¿Y qué
deseaba yo?
Deseaba un silencio perfecto.
Por eso hablo.



XIV
La noche tiene la forma de un grito de lobo.



XV
Delicia de perderse en la imagen presentida. Yo me levanté de mi cadáver, yo
fui en busca de quien soy. Peregrina de mí, he ido hacia la que duerme en un
país al viento.



XVI
Mi caída sin fin a mi caída sin fin en donde nadie me aguardó pues al mirar
quién me aguardaba no vi otra cosa que a mí misma.



XVII
Algo caía en el silencio. Mi última palabra fue yo pero me refería al alba
luminosa.



XVIII
Flores amarillas constelan un círculo de tierra azul. El agua tiembla llena
de viento.



XIX
Deslumbramiento del día, pájaros amarillos en la mañana. Una mano desata
tinieblas, una mano arrastra la cabellera de una ahogada que no cesa de
pasar por el espejo. Volver a la memoria del cuerpo, he de volver a mis
huesos en duelo, he de comprender lo que dice mi voz.



*de Alejandra Pizarnik.
-Fuente: http://amediavoz.com/pizarnik.htm






Correo:



LA ONZA DE ORO A 732 U$S Y EL BARRIL DE PETROLEO A CASI 82 U$S*



Uno podrá parecer monotemático, pero no obstante que la información esta siendo profusamente difundida por los mass media, en el día de ayer (18 de setiembre de 2007), las cotizaciones del oro y el petróleo, llegaron a esos guarismos.
Ante los mismos, uno no puede dejar de olvidar que hasta 1973 el oro se cotizaba (previo ajuste de 1968) a 32 dólares, y hasta 1973, el barril de petróleo se cotizaba a 2(dos) dólares el barril.
Es sabido que a partir de esas fechas ambas cotizaciones se dispararon, pero no habían alcanzado
en combinación cotizaciones como las de ayer. Se admite, el argumento que se trata de algo episódico en
función de la rebaja de tasas de intereses generada por el gobierno de Estados Unidos. Pero abundan los
análisis en el sentido que en función de un probable petrocolapso, el barril llegara pronto a los cien
dólares.
Es evidente que entre 1972 y 1973, cambiaron los parámetros del acontecer mundial, y ello se hizo mas
transparente luego del final de la "Guerra Fría".
Las situaciones de las que estas cotizaciones configuran una suerte de iceberg, están en las agendas
de los gobiernos del mundo y de muchos cenáculos académicos y de las denominadas ONGs. Pero se me hace que en Argentina, no hay una conciencia generalizada de las implicancias de lo que aquí volvemos a
enfatizar, quizás porque nuestras traumáticas problemáticas domésticas, nos han venido sustrayendo
de ese acontecer, que se hizo sentir atenuadamente en Argentina, en parte porque Argentina se autoabastecía de hidrocarburos. Más allá de las coyunturas, eso ya no sucede y por ello volvemos a insistir en la significación de estas cotizaciones, porque no tardara mucho tiempo para que sus efectos se hagan sentir en la Argentina. Y cuando mas preparados estén los espíritus para cuando ello acontezca, hacemos nuestro aporte, convencidos de la sentencia hernandiana que:
"Hasta el pelo mas delgado/Hace su sombra en el suelo".


*Alfredo Armando Aguirre. choloar@rocketmail.com

Página personal: http://choloar.tripod.com/choloar.html
Mi Blog - Bitácora: http://choloar.tripod.com/Alfredo_Aguirre/



*



Reescribiendo noticias. Una invitación permanente y abierta a rastrear noticias y reescribirlas en clave poética y literaria. Cuando menciono noticias, me refiero a aquellas que nos estrujan el corazón. Que nos parten el alma en pedacitos. A las que expresan mejor y más claramente la injusticia social. El mecanismo de participación es relativamente simple. Primero seleccionar la noticia con texto completo y fuente. (indispensable) y luego reescribirla literariamente en un texto -en lo posible- ultra breve (alrededor de 2000 caracteres).

Enviar los escritos al correo: inventivasocial( arroba)yahoo. com.ar



InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/


Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por Yahoo, enviar un correo en blanco a: inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar

INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a: inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar


Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.
Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.
La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor. Inventiva solo recopila y edita para su difusión los escritos que cada autor desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre el escritor y el editor, cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura

No comments: