Monday, April 20, 2009

EL INSOPORTABLE RUIDO DEL SILENCIO...




UÑAS DE LUTO*


“Con un solo pájaro enjaulado
La libertad está de luto”
PREVERT


Mi pájaro olvidado no despierta.
Uñas de luto cavando soledades.
Nadie ha encontrado tu botella de náufrago


¿Dónde buscar tu origen corazón?
Responden, alas rotas silencio..
Después del vuelo trunco, vacío en las entrañas.


¿Qué hacer con tu futuro sin pasado?
¿Qué hacer con la mazorca híbrida inconclusa?
Fábulas vivientes.


Después del fuego, una nidal con perfume de agua.
Barco gimiente, vuelo de la rosa. Esperanza y espera.
Después de la duda la certeza. Ecuación incompleta de vida
Luna nona, un eclipse. El alba grita
Aleluya
Calendarios trasnochados de amor.
Escribir el hijo, plantar el libro, parir el árbol.
Después del caos, heridas en la piedra… y sangre, mucha sangre
En la boca de la bestia, en la plumas del ave.


¿Dónde irás corazón mío?
¿Quien ha lacerado tu costado musical?
¿Dónde llevarte las amarillas retamas de la abuela?
¿Estarás en el maíz, rosa té, trébol blanco?
¿Te crecerán las uñas, rasguñaras la tierra?
¿Tus cabellos, serán largos filamento de algas?
¿Dónde estás? ¿Dónde? ¿Dónde?


¿Dónde yace el hijo, el libro y el árbol?
Franco, Hitler, Bonaparte
Pinochet, Videla, Galtieri
No importa el nombre.
“No hay muertos solo desaparecidos.”
“Ecce huomo”


Después del delito el castigo
Ego te condeno.
Después de la condena la amnistía
Ego te absolvo.


Escribir el hijo, plantar el libro, parir el árbol
Los gusanos devoran los deudores, no la deuda.
Después del grito de la bala un silencio sonoro.
Después del olvido, sangra
Gota a gota
La memoria en la piedra.


*de Amelia Arellano. arellano.amelia@yahoo.com.ar





EL INSOPORTABLE RUIDO DEL SILENCIO...





El ruido*


Estaba cansado de tanto ruido y de tantos golpes. Desde que le habían recluido en aquel sanatorio todo eran reverberaciones, murmullos y gritos.
Tanta algarabía le impedía dormir y se sumía agotado en un duermevela en el que el atronador ruido le mantenía en vilo. Sin duda tenía que ser el aviso de algo, quizás una premonición, pero el envolvente sonido hacía que no pudiera concentrarse.
Llamó a un celador. Lo había hecho ya en otras ocasiones y no le habían hecho caso. Como mucho le amenazaban con encerrarle en aquella habitación blanca y acolchada a la que temía más aún que al ruido. Pero hoy había un celador nuevo y merecía la pena probar. Si conseguía detener aquel suplicio
durante unos segundos ya sería toda una victoria.
Le dijo al celador que escuchara con la oreja pegada a la pared. El hombre de bata blanca y cara rubicunda pegó su oído al muro y al cabo de medio minuto de atención dijo: No oigo nada.
- ¿Lo ves? ¡Pues todo el día así! - respondió cabreado pero contento al fin de que otro hubiera escuchado el insoportable ruido del silencio.


*de Joan Mateu. joan@cimat.es







PEDACITOS DE CIELO*




¿Viste el cielo?
¿Viste cómo el celeste y el azul y el rosa, cómo el blanco, cómo las nubes? ¿Viste las nubes?
¿Viste el mar que corre invertido, esa liquidez de los mediodías, esa lejanía y esas nubecitas que de pronto te bajan el techo antes tan imposible? ¿Viste la luz de fuego, el sol naranja, las capas atravesadas por rayos incandescentes? ¿De veras que vos también viste el cielo? ¿Los borreguitos amontonados, los jirones desgarrados de tules evanescentes, los colores? ¿Viste los colores?
Y las nenas en la terraza. De las nenas en la terraza me contó Rodolfo, esas no las vimos.
Dos nenas en la terraza, magia con palitos, varitas de hadas ingenuas. Haditas pequeñas, hadas.
Dos nenas y una terraza y el cielo perfecto.
Arriba las nubes de algodón, de lirios blancos, nubes de difuso sueño de anémona, nubes de nubes. Nubes sobre fondo de atardecer y en contraste las figuritas bailarinas de las nenas en la terraza.
Las dos niñas. Manos en el aire, manos que trazan círculos que perduran apenas un momento como giro, como rueda invisible, como hechizo en el aire. Palitos, varitas en las manos tiernas.
A las nenas les gustaría comer el mágico algodón de azúcar que venden en ferias y circos. Ellas quieren el algodón de azúcar, y les han dicho que están hechos con pedacitos de cielo. Y entonces ahí están, en la terraza, probando a enredar el cielo en las varitas.
Las nenas giran sus palitos batiendo el aire, giran sus palitos, giran ellas con esperanza, con fe, con los bracitos redondos giran sus varitas para atrapar trocitos de cielo.
Vos sabés, claro. Sabemos que es así, que no hay otra manera. Las nenas atrapan en la terraza recuerdos para el después, cuando lleguen los inviernos del desamparo, los otoños de la melancolía. Las nenas atrapan recuerdos de belleza, danza de aves, sensaciones limpias para esa vida que se les viene. Atrapan felicidades para cuando el algodón de azúcar ya no sea un manjar. Para cuando ya no crean en magias ni en imposibles realizados. Para cuando sepan los cómos y los cuándos pero nunca los por qués.
Y las nenas atraparon, para siempre, al cielo roa, al cielo blanco, azul, celeste. Y se lo metieron dentro como si se lo comieran.
¿Viste el cielo?



*de Mónica Russomanno. russomannomonica@hotmail.com








En memoria de Franco Volpi*




*Por José Pablo Feinmann



No aparecen las palabras para expresar la magnitud de la pérdida, ni la furia por nuestra impotencia ante lo inexplicable, ante lo absurdo. Recuerdo que cuando murió Albert Camus, también en un "accidente vial", Sartre escribió: "Ahora tendremos que acostumbrarnos a ver esa obra incompleta como sus obras completas". La muerte clausura todo. Le pone un sello final y se acabó. Heidegger, en una reflexión descarnada, dice que el Dasein, al morir, "no está muerto". "Estar muerto" sería todavía una forma del ser. El ser que ya no es. El ser que está muerto. Pero esa frase contiene un contrasentido.
El ser muerto todavía está. Está pero muerto. Sería un pequeño consuelo. No, cuando el Dasein muere (¿y quién sino Franco Volpi podría saber esto?) deja de ser. Porque el Dasein es e-yección, arrojo, posibilidad constante. La muerte clausura todas mis posibilidades. Al morir ya nada me es posible. Si
hemos dicho que el Dasein es posibilidad, al no tenerlas por la clausura que la muerte impone sobre ellas, al morir el Dasein deja de ser el Dasein.
Morir no es el pasaje del ser al no ser. Morir es el pasaje del ser (posibilidad) al dejar de ser (ausencia de posibilidad). Nunca más Franco tendrá la posibilidad de salir a pasear en su bicicleta. Sabía que en esa posibilidad, como en todas, estaba la posibilidad de todas nuestras posibilidades, la que las habita a todas, las que a todas puede tornar im-posible. La imposibilidad presente en todas mis posibilidades es la posibilidad de morir. Negar este hecho es la tarea gigantesca de la existencia inauténtica. El Dasein no puede tolerar la idea de que hay una posibilidad que late en todas las otras que pueda elegir. La de la muerte.
Por consiguiente, tiene que aturdirse. Pero Franco Volpi era un filósofo y era un erudito en Heidegger. Había traducido (entre otras obras del filósofo de la Selva Negra) nada menos que Ser y tiempo, la obra maestra de la filosofía del siglo XX, de 1927, aún no superada. Franco no se aturdía para evitar la realidad ontológica de la muerte. Desde que nacemos empezamos a morir. Desde que nacemos estamos e-yectados hacia nuestros posibles. Desde que nacemos en cada uno de nuestros posibles está la posibilidad de morir.
De pronto, las obras de Volpi son sus "obras completas". Bastó que una mañana montara en su bicicleta y saliera a dar un paseo por su solar natal, Vicenza, donde había nacido en 1952. Chocó con un automóvil y perdió la vida. Importa poco -o acaso no tan poco- que las autoridades averigüen si el conductor del vehículo pasó un semáforo en rojo. Están en eso. Pero nada salvará a Franco de pasar a integrar la lista de "filósofos distraídos".
Como Barthes, que no vio un semáforo y lo atropelló un camión de lavandería.
El, Barthes, el gran semiólogo, el hombre que dedicara su vida al estudio de los signos, no vio un semáforo. Franco Volpi (asombrosamente) previó que acaso muriera así. "Debido a su concentración en las cosas últimas, la filosofía nos aleja del mundo de la práctica, nos desvía de la vida concreta, de sus ocupaciones y quehaceres. Desde Tales, que, absorto en la contemplación de las estrellas, cayó en un pozo y acabó puesto en ridículo por una joven tracia, hasta Husserl, Heidegger o Wittgenstein, torpes e incapaces en la simple normalidad, la historia de la filosofía abunda en ejemplos y anécdotas que documentan la aparente inutilidad de la filosofía para la vida" (Prólogo con el que honró a mi libro La filosofía y el barro de la historia). Y más adelante: "La sabiduría popular siempre se ha burlado y siempre se burlará de la filosofía pues la considera un saber abstracto, inconcluyente, ineficaz. Para el hombre de la calle, la filosofía no es sino la lógica de aquel discurso que tiene por tema lo absurdo. O el arte de inventar razones para dudar de lo evidente. Peor aún: es un menú de mil páginas sin nada para comer" (Prólogo en ob. cit.). ¡Tanto podemos encontrar de Volpi en este texto! Primero: su precisión, su humor, su estilo brillante de escritura. Definir la filosofía como "el arte para inventar razones para
dudar de lo evidente" es magnífico. Y luego un desliz delicioso, consciente o no: decir que la filosofía "es un menú de mil páginas sin nada para comer" cuando se está prologando un libro de 814 páginas podría ser leído como un dardo feroz y sarcástico al autor de la obra. No creo que haya sido la
intención de Franco, pero es digno de un fino análisis que esa frase figure en el Prólogo. Por algo estará.
Valoraba el nihilismo porque veía en él un freno a las certezas absolutas, a los fundamentos incuestionables que justifican cualquier acción, a los fanatismos que eliminan la tolerancia, en suma: a eso que llamamos los fundamentalismos. Nuestra época no es la del nihilismo. Se destruye y se mata desde creencias que ninguna duda habrá de erosionar. Se mata desde todo tipo de dioses. Y se mata -muy particularmente- desde Dios. El Dios "ausente" ha desaparecido. Vivimos los tiempos de un Dios omnipresente, de un Dios que se desborda y que todo lo justifica. El Dios de los fundamentalismos. Frente a esto mucho tiene por hacer el nihilismo. Es un gran antídoto contra la concepción fanática de la vida. Un nihilista no pondrá bombas ni habrá de inmolarse. Esto lo hacen los fanáticos, seres tramados por poderosas ideologías imperiales o religiosas. El nihilismo debilita las verdades absolutas y cuestiona las religiones. Su lucha es contra todo totalitarismo, contra toda verdad transformada en dogma. "El
nihilismo nos ha dado la conciencia de que nosotros, los modernos, estamos sin raíces, que estamos navegando a ciegas en los archipiélagos de la vida, el mundo y la historia: pues en el desencanto ya no hay brújula ni oriente; no hay más rutas ni trayectos ni mediaciones preexistentes utilizables, ni
tampoco metas preestablecidas a las que llegar" (Volpi, El nihilismo, Biblos, Buenos Aires, 2005, p. 173). Estaba lejos de las filosofías que -a partir de Heidegger- se refugian en el lenguaje. Quería un compromiso del saber con lo concreto: "La filosofía no piensa abstractamente sino que está hundida hasta el cuello en el barro de la historia. Pues de la historia nacen, y en la historia mueren, todas las filosofías que pretenden explicarla" (Prólogo en ob. cit.).
Solía venir a Buenos Aires y le interesaba la Argentina, país al que quería mucho, de un modo inexplicable para algunos, pero aquí encontraba vida, movimiento, caos incluso, y eso le fascinaba. Fue notablemente generoso conmigo. Se llevó La sombra de Heidegger, intermedió para su traducción y
hasta -junto con Antonio Gnoli- escribió y se incluyó en el texto una postfazione luminosa. Daba conferencias por todas partes. Hablaba cinco idiomas. En mails secretos y valiosos me confesaba su intención inconfesable: matar al monstruo. O, por decirlo con mayor cautela, salir de Heidegger. Pero respetaba al maestro de Friburgo y sus clases sobre él eran destellantes. Visitaba la cabaña de Todtnauberg con alumnos y colegas. Como era afecto a "adosar" fotografías a sus mails, tengo varias de esa cabaña en que Heidegger meditaba y escribía con su prosa rústica, elemento que colaboraba a esa frecuente dificultad para penetrar sus textos. El "escritorio" del maestro de Alemania es de un ascetismo estremecedor. De Todtnauberg, un día de 1967, se fue Paul Celan, el poeta judío, el
martirizado de Auschwitz, luego de haber dialogado con Heidegger un diálogo imposible, y escribió, apenas unos días después, "La línea de una esperanza, hoy,/ en una palabra/ de un pensador,/ que llegue/ al corazón". Nunca existió la "palabra" de ese pensador, mal podría haber llegado a algún
corazón que la esperara. Volpi no aceptó jamás ni justificó el nacionalsocialismo de Heidegger. No sé si lo dijo de modo abierto, terminante. Pero su posición era clara: el nazismo del campesino de Todtnauberg era indiscutible. Ahí está, sin embargo, en la puerta de la cabaña, un día de sol, con sus alumnos, con sus colegas, chiquito, con anteojos, con poco pelo, con una sonrisa dulce, con una mirada serena, calma, la imagen de un hombre que ama la vida, que ama el saber, que nació para pensar y que se dedicó, sobre todo, a enseñar a hacerlo, a enseñar ese amor que recorre la historia de Occidente desde Heráclito, el amor al saber, la pasión por la filosofía, el saber de todos los saberes. Que Franco ya no
esté no sólo nos llena de tristeza; nos deja, sobre todo, más solos, más desprotegidos.


*Fuente: Página/12
http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-123482-2009-04-19.html








"40 cafés con leche. (Alegoría de una de las pandemias argentinas)"*



Palabras claves( Tags): Argentina, transportes, ferrocarriles, historia,


Por estos días del otoño austral del año 2009, se puede asumir como premisa para un desarrollo, nociones tales como la que "la parte está en el todo, o el todo está en la parte".
Así, voy a partir de mis vivencias intensas en un quehacer especifico como son los transportes en Argentina,para intentar escalar monográficamente a totalidades, que actualmente culminan en el devenir global.
Sin prejuicio de hacer énfasis en nuestras vivencias personales o las que nos han sido transmitidas en diálogos directos con otras personas, no se puede desconocer, que hemos abrevado en documentaciones, y esas búsquedas han estado estimuladas por las mencionadas vivencias propias y ajenas; búsquedas que con posterioridad han dado mas perspectiva para las vivencias ulteriores. Una suerte de "Feedback" continuo.
Vayamos pues a la vivencia disparadora de la presente comunicación.
Era un verano, creo que el de 1995. La mujer octogenaria,estaba sentada en el salón de entrada del hotel que había en la localidad de Balnearia, provincia de Córdoba. Podíamos conjeturar que se trataba de la dueña del establecimiento. En nuestras recorridas supimos ver muchos hoteles que evidenciaban pasados esplendores, con sus dueños ya ancianos, lo que permitía presuponer que el cierre de ese hotel coincidiría con el fallecimiento de su dueño. En recorridas ulteriores vimos varios de esos viejos hoteles ya cerrados cuando no demolidos...
También he percibido que en esas recorridas, la gente anciana es mas proclive al dialogo con los forasteros. Es mas, me he encontrado con algunos que hacían preguntas incisivas para tratar de saber quien era uno y cual era el propósito que "cayera" de visita por pequeños pueblos.
La cuestión es que iniciamos una conversación con la señora, y en uno de sus párrafos mencionó con añoranza, cuando en el comedor del hotel se servían "cuarenta cafés con leche" a quienes aguardaban al coche motor que pasaba por esa estación a la madrugada.
Por allí al menos desde finales de la década del treinta, circuló al menos hasta la del sesenta, un servicios de coches motores - adquiridos para los Ferrocarriles del Estado en Hungria- y que unían Laguna Paiva con la ciudad de Córdoba.
El relato de "los 40 cafés con leche" viene a resultar como una alegoría del rol que juegan los ferrocarriles en la cultura argentina, un rol que no hizo mella, la deliberada desestructuración a que habrían de ser sometidos a partir de la sanción de la ley Nacional de Vialidad en 1932, aunque deba reconocerse que hubo una suerte de paréntesis- aunque parcial- entre 1943 y 1955.
Al evocar esa vivencia en Balnearia, mi memoria se retrotrae a finales de la década del 50. Iba a visitar la exposición rural de Magdalena, y al bajar el ómnibus de la empresa "El rápido argentino", vi un coche motor Driewry, rumbo a la estación Atalaya. Esos coches motor-traídos al país en 1939-con su peculiar ruido y su color naranja, eran parte del paisaje cotidiano de mi primera infancia tanto los que abordábamos en la estación Dock Central para ir de paseos con mis padres, como los que llegaban a la estación Ensenada, provenientes de Pereyra pasando por las Estaciones Punta Lara y parada Piria. Alguna vez fui a visitar a Carrasco, un guitarrista amigo de mi padre, en su puesto de cambista en la garita, del acceso que desde Tolosa se empalmaba con este ramal. Y mis recuerdos van hacia el verano austral de 1952, cuando fuimos a bautizar a mi hermana Amalia a Luján. En ese entonces desde la estación de ferrocarril, unos carros a caballo transportaban a los pasajeros hasta la Basílica. Aunque luego nos enteraríamos que cerca de la Basílica, había una parada con ese nombre, que servía para los que descendían de "El peregrino" (Entonces los trenes en muchos casos tenían una denominación), que venía desde Pergamino, y donde lo podían combinar los pasajeros salidos de la estación San Nicolás.
Anticipé que se consignarían vivencias propias como ajenas.
Así una vez un señor tambien octogenario, me contaba que en Coronel Granada- donde mantuvimos el dialogo- una vez se averió una pieza de la locomotora a vapor. Decidieron llamar a un herrero. Y este con sus herramientas recompuso la pieza y el tren pudo continuar su marcha.
Mi entrañable amiga Chola Garasa, contaba la manera que las grandes casas comerciales utilizaban para su sistema de comercialización, al sistema ferroviario. Así su mama que era modista, recibía los catálogos que le mandaban a Arribeños, las grandes casas de Buenos Aires y luego con el sistema de pago contra reembolso, le mandaban las mercaderías.
En la estación de Roque Pérez había un jefe de estación, con vocación de historiador. Allá por 1986, me contaba de la tarifa especial para delegaciones deportivas que existían "en la época de los ingleses". En una larga recorrida que hice ese mismo año, otro historiador aficionado, creo que se llamaba Benítez en la estación de Saladillo, me contó la siguiente anécdota: Resulta que cuando comenzó a instrumentarse el tan nefasto "Plan Larkin", encargado por el presidente Frondizi, que no llegó a aplicarlo en su totalidad, porque se lo entregaron en febrero de 1962, semanas previos a su derrocamiento. Bueno, retomando el relato, resulta que entre los ramales que comenzaron a levantarse, figuraba el que iba desde Empalme General Alvear a Recalde. En una de las estaciones del mismo la empresa ferroviaria, decidió alquilar los terrenos obviamente desactivados a una empresa acopiadora de cereales. Pero hete aquí que aparecieron los herederos, de quien en la primera década del siglo XX, había donado los terrenos para erigir la estación y su respectivo cuadro. Esta persona habia hecha la donación "con cargo"; es decir el cargo era que si alguna vez el tren dejaba de circular,los terrenos volverian a él o sus herederos. Conclusión: que la empresa tuvo que cumplir los términos de la donación y restituírselo a sus herederos, los que instalaron un museo ferroviario privado en las oficinas de la estación".
Ya para la época del relato mencionado mas arriba de Balnearia, tenia conocimiento de una publicación titulada "Guia de las Comunicaciones argentinas y sudamericanas", cuyo recopilador es un señor de apellido Braco, y que se puede consultar a través del "fichero viejo" de la Biblioteca Nacional de Buenos Aires"
Allí se consignan los horarios de los servicios ferroviarios y fluviales de pasajeros en vigencia en el año 1925.
No resulta tedioso leer esos horarios, para quienes como el que escribe esta comunicacion han abrevado tantas vivencias propias y ajenas. Porque allí cobran sentido muchas vidas. Toda una masa de enésimas vivencias, que fueron sedimentado afectos que no fueron tenidos en cuenta con quienes perpetrarían uno de los desequilibrios mas profundos a los habitantes de esta tierra; desajustes cuyos efectos dejaron una dolorosa secuela que debilita a la Argentina, ante las acechanzas del futuro, las que podrían haber sido procesadas menos traumáticamente si se hubiese mantenido aquel esquema que cual foto instantánea, capturó ese esquema de 1925, con los perfecionamientos emergentes del desarrollo cientifico- tecnologico.
Todavía no se ha cuantificado el daño causado y los responsables de esas tropelías, hasta son reverenciados como grandes estadistas o prominentes intelectuales.

Buenos Aires, 20 de Abril de 2009



*de Alfredo Armando Aguirre. choloar@rocketmail.com







Correo:



II Congreso Argentino-Latinoamericano de DDHH

“Un Compromiso de la Universidad ”
22, 23 y 24 de abril de 2009- Rosario- ARGENTINA

En adjunto va programa general del congreso y en el cuerpo del mail, programa Área 7.
Los esperamos
Programa Area 7: Derechos Humanos, memoria y subjetividad
Coordinadores Responsables :Laura Capella, Nadia Cavaglia ,Graciela Kait

Sede de Gobierno de la UNR , Calle Maipu 1065 , Rosario
Jueves 23 de abril de 2009
Salón Vitraux
9 a 10 horas: Coordina Laura Capella
· Las inhumaciones clandestinas y las resonancias sociales en los suburbios de la Ciudad de San Miguel de Tucumán.
Autores: Mercedes Vega Martínez, María Carla Bertotti y Adrián Sergio Iozzi
Adscripción institucional: Instituto de Investigaciones Gino Germani, Facultad de C. Sociales, UBA.
· Resonancias del Centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio (CCDTyE) El Olimpo en la vida cotidiana
Autores: María Laura Trama, Natalia Carolina Altamirano, Fabiana Solano, María Casalins
Adscripción institucional: Facultad de Ciencias Sociales, U.B.A.

10,15 a 12 horas: Coordina Nadia Cavaglia
Mesa redonda: ¿Atenderia Ud. a un genocida? :
Norma Barbagelata (Prof. Y Lic. Filosofía –UNR-, Psicóloga –UC Barcelona-, psicoanalista. Miembro del Centro de Estudios multidisciplinarios dirigido por Graciela Frigerio. Prof. De Maestrías y Doctorados. Supervisora del Equipo de Salud Mental en dispositivos de APS, Infancia y Cárceles, Santa Fe.), Que se referirá al “No matarás” y las Ps. Laura Capella y Stella Maris Orzuza junto a alumnos de la Fac. de Psicología de la UNR

Salón Vitraux
15 a 16,30 horas: Coordina Nadia Cavaglia
· Las entrevistas en un punto de interseccion: entre la historia oral y el psicoanalisis. Una reflexion situada.
Autores: Lic. Cristina Viano (Directora Investigación), Ps. Laura Capella, Ps. Stella Orzuza, y Diego Stechina,
Adscripción institucional: Facultad de Psicología y Facultad de Humanidades, carrera de Historia UNR
Subjetividad y obediencia debida.
Autor: Dr. Ps.Adelmo Roberto Manasseri
Adscripción Institucional: Universidad Nacional de Rosario.
¿Beneficios o Derechos? Estrategias discursivas en torno al régimen de encierro del sujeto encarcelado.
Autor: Lic. Mauricio Carlos Manchado
Adscripción institucional: Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales, Universidad Nacional de Rosario

17,00 a 18,00 horas: Coordina Stella Maris Orzuza
MEMORIA Y DUELO: Procesos De Reparación Subjetivo Y Social.
Autores: Bermúdez Pérez, Helga Natalia. Useche Hernández, Sergio Alejandro
Adscripción institucional :Universidad Nacional de Colombia- Facultad de Ciencias Humanas
Una gota de sangre : huellas de la identidad
Autora: Ps. Nadia Cavaglia
Adscripción Institucional: Facultad de Psicología, UNR

18,15 a 19,30 horas: Coordina Laura Capella
Conferencia: “De víctimas a seres humanos” a cargo de Graciela Kait, psicoanalista, integrante del equipo terapéutico del centro de atención por el Derecho a la identidad de Abuelas de Plaza de mayo, filial Rosario, Doctora de la UNR.




*Laura Capella. elecapella@yahoo.com.ar
…hacer de la caída un paso de danza, Pessoa



*

Apreciadas amigas, queridos amigos,

El número 87 de nuestro Magazín Cultural Latinoamericano XICóATL “Estrella Errante”, edición Abril/Junio/2009, puede ser ya consultado en nuestra página en internet www.euroyage.org bajo el link:
http://www.euroyage.org/es/xicoatl-87


CONTENIDO:
· Resultados del 3er Concurso de Composición XICóATL.

La edición impresa de XICóATL # 87 puede ser puede ser solicitada a YAGE por e-mail a la dirección euroyage@utanet.at al precio de 7.- Euros (incl. envío postal).


Cordial saludo,

YAGE, Verein für lat. Kunst, Wissenschaft und Kultur
www.euroyage.org

Schießstatt-Str. 37 A-5020 Salzburg AUSTRIA
Tel: ++43 662 825067



*


Suscribase a la edición cotidiana de inventiva social*


Cuota anual 2009 para lectores y/o escritores: $45 en Argentina.
-10 Euros desde el exterior-
Consultar por suscripciones con difusión de actividades culturales.

*Escribir a Eduardo Francisco Coiro.
inventivasocial@yahoo.com.ar



InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/


Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por
Yahoo, enviar un correo en blanco a:
inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar


INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a:
inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar



Para visitar:
www.walkala.priv.at
http://incoiroencias.blogspot.com
http://www.metroflog.com/Lunanoconquistada
http://urbamanias.blogspot.com/
http://remontandosoles.blogspot.com/
http://zonamutante.blogspot.com/
http://www.metroflog.com/Exducere


Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.
Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.
La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor. Inventiva solo recopila y edita para su difusión las colaboraciones literarias que cada autor desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre el escritor y el editor, cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura.

No comments: