Tuesday, April 27, 2010

Y COMEREMOS PERDICES...


-ILUSTRACIÓN DE RAY RESPALL ROJAS.


Vida de pulga*






De un salto casi mortal, alcancé el lomo, caliente y sucio, de un perro callejero que pasaba, husmeando las bolsas de residuos.

Yo estaba muy cómodo viviendo entre las largas mechas de aquella perra coqueta, pero tenía que esconderme en lo mejor de mi siesta, cuando el champú y el cepillo invadían mis dominios, dejando mis pobres ojitos ardiendo con tanta espuma.

Y para peor, insistían todos los días con el baño!

Ya todos mis amigos habían emigrado cansados de tanto agua y hoy me decidí: cambié de barrio. De pronto me encontré rodeado de una manifestación de pulgas; eran como treinta que se escurrían cómodamente entre el pelaje del vagabundo, acompañando sus libres paseos por las veredas y la plaza. Estaba bastante gordito, bien alimentado y listo para darnos de comer a toda pulga que se animase a soportar el olorcito a sucio que tenía. Yo venía de habitar a alguien siempre perfumada pero me propuse aguantar el cambio, por la alegría de tanta compañía. Algunas pulgas jóvenes y muy lindas me espiaban a través de los desgreñados pelos del lomo y mi corazoncito aceleraba su toc .toc.

Decidí afincarme en este perro, que aunque descuidado y ruidoso, me ofrecía una futura familia.

El nos trasladaba desde los portones del mercadito, donde había huesos de todo tamaño que le regalaban los carniceros, hasta las distintas puertas de las casas del barrio. Allí aparecían latas con restos de comida o taruguitos marrones, que nuestro “perro colectivo” masticaba con gusto.

El agua la tomaba de una canilla siempre rota que había en la plaza y la cama era un montón de hojas o algún banco desocupado.

Los chicos eran sus amigos, aunque nunca faltaba algún travieso que lo pateara o le acertara con una piedra. El salía corriendo sin pensar en nosotros, que si no nos tomábamos fuerte de algún pelo, caíamos estrepitosamente a tierra. Bueno, eso no era tan grave ,siempre pasaba algún otro vagabundo que cobijaba al que caía.

Teníamos libertad. Claro que había que aguantar las heladas noches, pero nos apretujábamos en las partes mas cálidas de nuestro “perro casa”.

También a veces alguna pulga desatinada, chupaba con más fuerza, y las uñas del vagabundo, rascando con ahínco, desparramaba al grupo que salía a los saltos del refugio.

Pero nos acomodábamos en otro lugar y volvíamos a acompañar el plácido sueño del vago.

Estoy pensando en formar una familia y me quedaré a vivir en este lugar. Me gusta cierta pulguita, rubia y muy linda, y creo que será buena compañera. Y seremos felices y comeremos perdices. Bueno... las comerá el perro, porque a mí no me gustan.







*De Elsa Hufschmid. elsahuf@yahoo.com.ar











Y COMEREMOS PERDICES...







INSTANTÁNEA CON FONDO DE LLUVIA*


Crónicas del Hombre Alto (n° 61)


Ella entra al dormitorio recién bañada, envuelta en un toallón color turquesa, descalza, el cabello ceñido a la altura de la nuca con un elástico negro. No me mira. Abstraída vaya a saber en qué pensamientos propios de un día cansador que se termina, no advierte que yo sí la estoy mirando, que sigo desde la cama cada uno de sus movimientos.
Afuera, marzo se deshace sobre la ciudad en un aguacero noctámbulo y el viento balbucea palabras ininteligibles junto a la ventana. Adentro, sólo los pasos leves de ella y el zumbido del ventilador vulneran el silencio de la casa.
Ella acomoda el toallón húmedo sobre la baranda que rodea el entrepiso y se pone la remera con la que habrá de dormir (una remera que le queda grande porque es mía). Al hacerlo, un mechón ondulado escapa de la prisión de tela que lo retenía y queda suspendido junto a su mejilla izquierda, como un estilizado signo de pregunta que rebota graciosamente en el aire.
A pesar de su simpleza, el hecho logra captar mi atención más profunda y no entiendo por qué la imagen de ese rizo lánguido que se balancea rozándole la cara me conmueve de tal forma. Soy el espectador solitario de un acontecimiento mínimo, sutil, cuyo fugaz fulgor se abre paso entre los pliegues de lo cotidiano y viene a subrayar en mi interior la certeza de que amo a esa mujer.
Ajena por completo a esta epifanía doméstica, ella se sienta en el borde de la cama, programa el despertador, se quita la tira elastica y le devuelve a su pelo la libertad transitoriamente cercenada. Después, se acuesta, apaga la luz y se acurruca junto a mí, tomando mi hombro por almohada.
"Escuchá cómo llueve", murmura, y nos quedamos así, abrazados en silencio, atentos al soliloquio monocorde que la noche derrama sobre las calles y las casas.



*de Alfredo Di Bernardo. alfdibernardo@fibertel.com.ar






LA LLAMA
y el fotógrafo*


*De Eduardo Dalter. eduardodalter@yahoo.com.ar



Pobrecita; pero así, nadie
la azota
ni la hiere; sólo debe andar
disfrazada
como algunos de nosotros
-en su caso
con un sombrero
rojo
y una felpa bordada
sobre el lomo-,
y así toda la tarde, en el
borde
más arbolado de la
plaza,
donde tantas gentes
cruzan, conversan,
o se abandonan
pensativas
en los bancos de madera,
hasta que alquien
desea tener una foto
de su niño
con una llama reluciente
de colores,
y entonces todos se
arraciman
y sonríen, y la llama, por
un momento
libre del cordel,
posa compasiva,
indiferente y bella
para siempre.



De Cuatro momentos
Buenos Aires, 2007-2009
*Fuente: http://www.eduardodalter.com/poemas11.htm










DE LA LUNA Y OTROS INSOMNIOS*



*Por Miriam Cairo. cairo367@hotmail.com



SUEÑOS TRANSPARENTES

Cuando la luna se acuesta junto a mí, yo me convierto en la noche de la luna, en la noche de todos los astros, y si la noche tiene ganas de librarse de sí, dejo que se mire en el espejo de la luna sin pensar que pueda estar tramando algo contra la noche misma. Yo también dejo de ser yo cuando empiezo a ser la luna.


SIGILOS
Mujeres desnudas del color de la luna se esfuman en las cavernas del viento. Fulminadas de estrellas escuchan el redoble del corazón que las convoca. Corren ardorosas y festivas al sitial donde sobreviven los pobres deseos de un fantasma. Venidas de otros territorios, de otros sueños, traen su cuerpo sin armaduras, traen su intemperie de pájaro luz y de pez sombra. El fantasma que sólo tiene un cuerpo a medio morir, se agarra con las dos manos de la larga cola del relámpago que alumbra los albergues. Lo que la luz trae hasta la superficie es una victoria de mujeres empapadas de milagros.


LOS RIZOS RECURSIVOS
Hondo giran los peces de sombra, encadenados a su destino de agua, heridos de luna. Pero el mundo no es sólo eso. También están los hombres encadenados a su destino, desolados en su soledad, y esto, no por común deja de ser sorprendente.


DESAFIOS
La que duerme sobre el lomo de los libros, tiene una enorme sospecha que le impide cruzarse de brazos. Espesa de lluviosos sueños, piensa que una disminución continua no implica necesariamente la desaparición. Pero tampoco es una de esas individuas esclavas de sus palabras. Todo lo contrario: las palabras siempre la transforman. El blanco invisible puede ser visto con los ojos de no ver cosas visibles. La que duerme sobre el lomo de los libros, casi jamás cae de memoria en los versos ni en los abismos.


DESOLADOS EN SU SOLEDAD
Sólo la luna sabe que cada atardecer, el sol lleva su oro, como ofrenda, para la noche.


UNA HISTORIA DE PAJARO
La mano sobre la línea dijo: yo te dirigiré. Vos no tendrás más que seguir mis consejos. No será difícil, te bastará con dejarte llevar, dijo y cerró la puerta de la jaula. Uy, exclamó el pájaro, estoy sofocado, pero protegido. No lo suficiente, amor mío, dijo la mano sobre la línea. Todavía falta un poquito más, día tras día estarás un poquito más sofocado. Y al principio, el movimiento de los dedos de la mano era lúbrico. Cucú, cucú le cantaba la mano, melodiosamente y el pájaro repetía la sonata. Luego, el movimiento de la mano se hizo frío y maquinal. El pájaro estaba aturdido. Pero un día el pájaro se libró de la jaula violenta. Ya no está allí, dijo la mano severa. ¿Dónde, entonces? ¿En las tabernas? ¡Borracho! ¡Y se dice un hombre casado! Fuera de la jaula el pájaro se levantó, soltó su canto y se marchó. Debió estar muy oscuro. No veía nada el pájaro. Acostumbrado a ser llevado por la mano o a estamparse contra los barrotes, caminaba a los tumbos, volaba como astronauta, pero brillaba en un resplandor. Era el recién nacido en la noche de su esperanza.


SUEÑO ALBO
La que duerme sobre el lomo de los libros, lleva a caminar los dedos sobre el tajamar de sus salobres labios. La larga noche de un minuto se juramenta. Toda la ávida carne de una anémona es este barco a la deriva. Piernas largas, piernas largas dispersas en los senderos sin pasos. Y el ave de la memoria aletea saciada, con el pico lleno de espuma blanca. El pecado tiene forma de mujer y vuelo de pájaro.


TINTE DESVELADO
La noche es un espejo solitario donde una lágrima se enfría en la cáscara del rostro como si fuera la última vez.


TOCAR LA LUNA
Para qué le voy a mentir. Yo suelo tocar con bastante frecuencia la luna. A veces en compañía, a veces, en la más absoluta soledad. Tendida como un velo, los insectos brillantes de la noche se me aferran a los muslos, se aprietan al hueso de mi pecho y puedo partirme en dos tiempos y lugares. Qué más le puedo decir, ya que estoy en extremo confidente. Con sus peces redondos y sus piedras danzantes, la luna siempre se deja alcanzar por mi mano, sea en compañía, sea en soledad. La luna y mi mano son una unidad de músculo y misterio que nunca podrían existir por separado. Qué se le va a hacer. Una es una con sus con sus crestas y sus abismos. Negar la realidad sería tan absurdo como nunca negarla.


RON RUBI
La luna saca la cabeza del casco y salta, ebria de esquina a esquina. A latigazos es llevada por la noche a la paz y la armonía. La luna se abraza al viento y cruza las piernas en el aire, como esas mujeres insaciables.


*fuente: CONTRATAPA ROSARIO 12 SÁBADO 24 ABRIL 2010
-Enviado para compartir por Ruben Vedovaldi.







¿QUIEN ES MÁS BRUJA?*




Tómese un mate mientras le cuento.
Creáme, muchos me temen. lo sé. Lo siento. En sus miradas esquivas, en su forma de comportarse cuando se encuentran conmigo. Hacen como que me consideran una vecina más, sin embargo se que todos rumorean a mis espalda
-“Ahí viene la bruja.”
Otros mas incrédulos pero que también caen, dicen:
-“Ahí va la vieja loca”
Y sí todos saben, nadie comenta. Yo también sé y tampoco nada comento. Como tantas cosas del pueblo que se sabe pero permanecen ocultas.

Veo la alarma en sus rostros cuando uno de sus chicos se aproxima. En los niños, que por otra parte estoy segura están amenazados - que no se me acerquen- puede más el deseo que el miedo. Se acercan porque siempre llevo caramelos. Si supieran estas bobas como me río por dentro, cuando disimuladamente le quitan al niño el caramelo y lo esconden.
Son unas hipócritas, si señor. Tienen una doble vida.
Yo, en cambio soy lo que soy, lo que me tocó en el reparto de la vida, una bruja. Así como lo oye, una bruja y a mucha honra. No, no se ría se lo digo en serio.
Ellas dicen honrar a Dios, pero gorrean el marido, cuando pueden roban, ya sea en un vuelto, etc. Maltratan a sus hijos y sus animales. Hablan mal de todo el mundo.
Y lo peor, ellas, que de día apenas me miran, a la noche acuden agazapadas, como una víbora a mi casa para hacer una consulta, dicen. Y saben, créame que saben, que con eso venden su alma al diablo. Pero digo yo ¿Eso se lo confiesan cuando se golpean el pecho?
Las muy zorras regatean hasta para pagar ese servicio, cuando me preguntan.
-”¿Cuánto es doñita? “
Indefectiblemente, humildemente contesto:
-“Lo que sea su voluntad”
Y me divierto viendo como se les arranca el alma cuando me dejan unas pocas monedas roñosas. Yo les digo siempre:
-“Gracias, muchas gracias.”
Y se van muy orondas como si me hubieran hecho un favor, a todo esto yo se que el pago es mucho mayor, con eso estoy juntando almas para mi patroncito.

Mi socio viene, todas las noches de luna llena y yo lo espero con pasión.
No, no ponga esa cara, si yo se que Ud sabe.
¿Sabía Ud, que por cada brujo hay mil brujas? Ah, que ¿cómo hago durante el año? No se sobrepase esas son intimidades que ni a un cura se lo cuento, bueno es una forma de decir, ya se que no voy nunca a la iglesia. A veces toma la forma de un perro negro, otras de un gato, de un viborón negro. Si todo negro. ¿ Vio que al negro se lo asocia con el diablo y las brujas?. Eso lo inventaron los que tienen el alma negra. Si supieran que mi patroncito es rubio y de ojos tan claros que a veces parece que no tuviera ojos. Yo también me transformo. Cuando él viene, la vieja desgreñada, con polleras largas y negras se convierte en una muchacha de pelo rojo y centelleante ojos verdes.
La marca en mi pubis resalta en mi piel de nácar. Lo mismo la marca de él en su tetilla izquierda.
También se que comentan, que en la casa de la bruja entró un perro negro, que entró un viborón negro, que se sienten risas u música, que espié por el ventanuco y vi una mujer desnuda.
Le repito a mi me tienen sin cuidado sus comentarios. Porque sé que a la larga u a la corta terminarán viniendo a mi. Hipócritas, repito, parecen mis amigos políticos que ya ni me preocupo por ellos porque hace rato que el patroncito ya tiene asegurada su alma y mire que son muchos ¿Eh?
Ah, a que Ud no le cuentan lo que me dicen a mi.
Mire le contaré una serie de sucesos y Ud me dirá si tengo o no razón.

La Juanita, si, usted me mira con asombro, si la Juanita con esa cara de mosquita muerta, andaba loca por el Hilario y él ni la hora le daba. La tenía clara el muchacho, los dos casados con hijos, no quería complicaciones.
Bueno, no me mire así, esto es un trabajo y me pagan por ello ¡A Ud también le pagan y bien que le pagan! Así que terminé dándole una ayuda a la Juanita: Orines y menstruación. ¿El Hilario? Loco por ella.

¿Recuerda usted a Nuncio? Si ese mismo. Es que hizo una fortuna del día a la noche. Todo el mundo se lamentó cuando el caballo se retobó y se desnucaron en el barranco. Decían pobre tan trabajador ¡Trabajador! Cuando decía que se iba de changas se iba de juerga, total el dinero lo tenía asegurado.
¿Sabe como obtuvo su riqueza.? Le cuento. Una noche, casi la madrugada unos golpes suaves en la ventana me despertaron. Era el Nuncio, que quería hablar conmigo, me dijo. Lo hice pasar y lo hizo con cierta vacilación. Que creía que le habían hecho algo, que todo le salía mal, que cada vez ,en vez de
progresar iba para atrás. Y le di la receta ¿Qué si funcionó? Pregunte usted, el Nuncio era uno de los vecinos mas ricos del pueblo. Claro, lo que es del agua el agua se lo lleva. Como había juntado tanto dinero cuando murió su familia se reunió para ver que hacían con el ¿Juicio sucesorio?
¿No! M’hijo en ese tiempo la plata no se daba a los cuervos. Que chasco se llevaron cuando el dinero desapareció. Mire hasta la fecha, desconfían del Jesús, que lo tiene escondido -dicen- para sacarlo algún día cuando pase el tiempo. ¡Y claro!, adivinó usted. El dinero lo saqué yo. O acaso no era nuestro, mire que se necesita mucha plata para la causa.
Bueno pero no lo entretengo, voy al grano. Vino el Nuncio y le dije que el próximo viernes tenía que conseguir un gato negro e ir al monte de espinillos, y bien en el medio, cuerear un gato vivo. Poner a secar el cuero y luego con él hacer una billetera, el dinero no le iba a faltar más, cada vez que el sacaba un monto en la billetera se duplicaba. Eso si, le aclaré, su alma ya no le pertenecía.
Me miró, con sus ojos abiertos, me pregunto cuanto me debía, yo le dije cuando tenga el dinero vuelva. ¡Y fue corajudo y cumplidor el mozo. Y Volvió al tiempo y me trajo un lechoncito aliñado y me entregó un fajo de billetes
¡ Si le hubiera visto la cara! Creo que ha sido el único en el pueblo que tomó mis manos y me dijo:
”-¡Gracias, gracias doña Mica!-“
Pobre Nuncio y bueno, mi señor se lo llevó, seguro que lo necesitaba.

Ah, ya veo que se ha entusiasmado ¿Qué cual fue el próximo? Bueno mire, le cuento.
Recuerda usted al Nano, ese muchachito que sabía andar con los mocos colgando. Él nunca me tuvo miedo. Cuando creció se ocupó como peón en la Estancia de don Riquelme ¿Se acuerda? Como será que en la calle me detuvo ¡Hubiera visto como nos miraban los vecinos! Me dijo que el tenía un sueño que era tocar la guitarra y cantar pero que era duro con la guitarra y cuando cantaba hasta los perros ladraban asustados.
Por supuesto que lo hice venir a la noche. Tampoco pareció tener miedo, mire si hasta me recibió un mate. Tampoco a él el cobré en esa oportunidad, Ahora que es artista cada vez que viene al pueblo me tira unos billetes. ¡Bueno, no sea impaciente, ya le cuento!
Esa misma noche hizo lo que le dije: Se fue a la cruz que hacen los caminos en el alto, hay una higuera ahí ¿Recuerda? Con la guitarra bajo la higuera esperó cuando vió un remolino, hizo una cruz en el suelo, la pisó y la escupió.
Cuando pasó el remolino tomó la guitarra y desde ese día fue el mejor guitarrero y cantor de los pagos ¡Si, si, ese mismo! El que ahora le dicen el canario y tiene un grupo de folklore.
Ah y le digo otra, lo mismo pasó con el Cacho, pero resultó un vivito ese.
Me dijo que apenas ganara unos pesos venía y me traía algo. ¡No, que me va a traer! Bueno, no me mire así. El que falló primero era él. ¡Ah…! ¿Ve que usted también tiene su cuotita de malvado? Veo que se ríe. ¡Si, al que le dicen el mudo! ¿A mi me iba a joder? Estaba cantando en un baile de la cooperadora ¿Ah, usted estaba ahí? Bueno entonces vió cuando se puso morado y cayó echando espuma por la boca. Y quedó mudo, si señor. Al tiempo vino a verme , que si podía ayudarlo, que ahora si me iba a
pagar ¡ Minga! ¿Para que lo quiero si su alma ya era nuestra.

Ah que lo veo entusiasmado, bueno deje que me tome este mate y continúo.
No se si UD ha escuchado algo pero se dice que la Chela consiguió a su marido con “males artes” ¡Ah, ya adivinó! Si así fue . Siempre fue mas fiera que la peste y mas mala que pegarle al padre. Si ;Si además ordinaria como papel de cuete.
Pobre Chela Al fin y al cabo ella también tiene su corazoncito. Tenía un julepe la pobre cuando vino a verme. Le temblaban las piernas y las patas ¡Ah, y como sabe Ud! Si, creo que calza del 42. Estaba tan conmovida cuando me contaba, que las lágrimas corrían al lado de su enorme nariz. ¡Que todos
los hombres la querían para una sola cosa! Ah, por lo que veo Ud también anduvo por allí; No no me mienta, que el diablo ...bueno en este caso, la bruja, sabe por bruja pero más sabe por vieja.
Ah, lo veo entusiasmado. Ella estaba enamorada de ese gallego bruto que para lo único que sirve es
para estafar a la gente, pero él ni bola, ni para eso la quería, ni la miraba. ¡No se ría tan fuerte hombre, que va despertar a los vecinos!
Bueno la cosa que me dio lástima la pobre Chela ¡Y claro, yo también siento lástima que cree usted! Además la chica siempre fue gentil conmigo, quizás porque le pasaba lo mismo que a mi, se daba vuelta y encontraba que la gente se estaba riendo de ella. ¡Ah, si! ¡Tiene razón, el que ríe último ríe mejor!
Le dije que esperara la noche de San Juan, cuando el fogón está ardiendo, y las cháncaras revientan, después que se dice:
“¡Viva San Juan y San Pedro y las pelotas del diablo!”
Justo a las doce que lo abrazara. ¡Y así lo hizo! Se puso al ladito de él –después me contó, cuando fueron las doce lo abrazó. Ahí nomás él quedó prendado y la besó en al boca ¡Ah, no! ¿No me cree? Ah, bueno, me esta cargando. Mire como se ha reído que hasta ha llorado. ¡Ah, que el Gallego siempre fue un hijo de su madre con usted! Y bueno ahora tiene que cargar con esos bichitos que son sus hijos, que parecen pichón de lechuzos ¡Con el perdón de mi lechuza!

Bueno le cuento uno más y la cortamos porque ya va a amanecer y usted tiene que ir a trabajar.
Ahora le cuento de la Chabela ¿Qué no puede ser? ¿Por qué se adelanta?
Déjeme hablar. Si ya sé que es buena como el pan ¿Qué no se lo contó? Será buena pero de zonza no tiene un pelo.
Si, la misma. Ella vivió de jovencita con don Pedro. No ese no, este es el Pedro que tiene carnicería. Si, el finado que tenía los campos detrás de la loma alta.
Bueno la cosa iban bien al principio. Si, si, laburaba como burra. ¿Se acuerda que bajaba las medias reses ella solita? Bueno las cosas seguían y mientras ella más trabajaba él se hacia el que tenía que viajar “por negocios decía”
Bueno la cosa es que un día le cae que se está por casar con la maestra de un pueblo vecino. Me contó la Chabela que ella tenía el cuchillo de despostar en la mano, como sería la mirada que le hizo que el retrocedió dos pasos. No lo mató, me contó, por los niños, “pero quiero que desaparezca”, dijo. Como la Chabela era tan buena mi señor dijo que esos son los mejores candidatos: aman u odian. Tenía que brindarle una prueba. Se juntó en la Salamanca con los que siempre iban, rezaron un credo al revés y tuvo sexo con el macho cabrío ¡La hubiera visto a la Chabela, parecía otra!
Al otro día Pedro, se enredó en el estribo del caballo que lo arrastró como dos kilómetros quedó desfigurado, a tal punto que lo reconocieron por la ropa y por el caballo.
Ah, si ¿Se acuerda? Y si, la Chabela resultó muy buena actriz y lloraba a mares a su maridito.

Bueno que le vaya bien ¿Que no puede levantarse de la silla? Y a mi qué?
Ríase ahora. ¿O cree que no sé que así como se ríe de sus feligresas como usted dice, no se ríe de mi?... Que es una vieja inofensiva… Que tiene alterada sus facultades mentales…
Y yo qué le hago ¡Váyase! ¿Que tiene la silla pegada al culo? ¡Padre no sea atrevido! Además eso es cosa suya. ¿Se divirtió con las historias? Ja -Ja-
¿Quiere que le saque la silla?. Bueno pero le quedará un hueco ¿sabe? Vaya ahora, cuente. ¿Qué titulo le ponemos? El padre Juan de la cola rota. ¿Con que se la compondremos? ¡Con un palo que le pondremos! Ja-Ja El que ríe último ríe mejor, padre.
Bueh, hagamos un pacto si usted quiere. Ah no, no. Las reglas las pongo yo…
¿Qué le parece? Ah, ¿no quiere? Bueno vaya a dar misa con la silla en su cola. Apure padre, es domingo y tiene que dar misa.
Vaya padre, por favor. No haga que me ponga en mala.
Si, tiene que ser hoy domingo, y ya es domingo, padre. ¿Que? ¡Por favor!
Usted subestima mi inteligencia padre o quiere que le pase lo que le pasó al mudo, claro que no será cantando sino cuando dé el sermón.
Si, si, Padre no me impaciente ¡Hoy!
¡Bueno! Ah, pero otra cosa antes. El tatuaje, padre ¿Cómo que tatuaje? En su tetilla, izquierda, por supuesto. No se preocupe ¡Tengo lo elementos!
Bueno no se habla más, le abro la puerta y váyase.
Eso, eso. ¡Bueno, pero ahora no se apure!
Bueno, eso es otra cosa, quietito, no le va doler. ¡Ya está!

¿Viste que rápido fue?
¡Ah, picaron que escondido lo tenías! ¡Parecés un volcán en erupción! Pero es tarde mi amor, tienes que irte.
¡Si, hasta la noche mi amor!



*de Amelia Arellano. arellano.amelia@yahoo.com.ar








Correo:


CENTRO CULTURAL BERNARDINO RIVADAVIA
San Martin 1080 –Plaza Montenegro

CICLO: "Del derecho y del reves de la memoria”
Mayo
“…si los pueblos no se ilustran, si no se vulgarizan sus derechos, si cada hombre no conoce lo que vale, lo que puede y lo que se le debe, nuevas ilusiones sucederan a las antiguas, y despues de vacilar algun tiempo entre mil incertidumbres, sera tal vez nuestra suerte mudar de tiranos, sin destruir la tirania”
Mariano Moreno, prologo a su traduccion del “Contrato Social” de J.J Rousseau (1810)


Martes 04 /20:00
“Doscientos años”
Ps. Laura Capella
La creadora y coordinadora del ciclo dara comienzo al presente año con referencias a , al menos dos bicentenarios: la de nuestro “primer gobierno patrio” y el bicentenario que fue desde 1789 con la Revolución Francesa hasta la caída del muro de Berlín en 1989, fecha considerada por muchos como de “fin de la historia” o del comienzo del neoliberalismo o sociedad de mercado. Hara referencia, siguiendo a Andre Gorz a las miserias del presente, pero tambien a la riqueza de lo posible, atendiendo a un texto del mencionado autor, donde se puede ver una etica.


Martes 11/20:00
"En torno al bicentenario: debates acerca de los procesos de autonomia social".
Mgr. Analia Buzaglo. Docente e investigadora, Facultad de Psicologia de UNR. Master en Investigacion en Psicologia Social, Universidad Autonoma de Barcelona. Doctoranda en Psicologia Social (UAB), becaria de MECyT y Fundacion Carolina.
Los procesos de autonomia social implican cambios que abarcan no solo dimensiones economicas, sociales y culturales sino procesos mas amplios como son la produccion de nuevas subjetividades. En torno al bicentenario de las independencias latinoamericanas, nos interesa situar las coordenadas que hoy estan definiendo dichos procesos, entre los cuales podemos situar a los nuevos movimientos sociales como protagonistas.


Martes 18/20:00
“Los galpones del Bicentenario : El crimen educativo”
Andres Sarlengo, docente, periodista y conductor de Contrapuntos (FM Serena 102.1 MHZ Venado Tuerto)
Es imprescindible pensar sobre politicas educativas en este Bicentenario. Y "no se trata - como afirma Paulo Freire- de enseñar sino de aprender con reciprocidad". ¿Quienes diseñan nuestra politica educativa? tambien es una pregunta clave... De ello trata esta charla: pensar juntos como educarnos para ser libres y solidarios. Aunque parezca exagerado: de nosotros depende que las escuelas (hoy convertidas en galpones) contribuyan a fortalecer la democracia. Los esperamos para "aprender con reciprocidad".


Creacion y coordinacion del ciclo: Ps. Laura Capella, psicoanalista
Martes 20 hs. Sala “C”
Entrada libre y gratuita
Se entregan certificados con el 75% de asistencia
Consultas: delderechoreves@yahoo.com.ar
Auspician:
· Facultad de Psicologia, UNR
· Colegio de Psicologos de la Prov. de Santa Fe, 2da Circ. y su Foro en Defensa de los Derechos Humanos (FODEHUPSI)
· CEIDH (Centro de Estudios e Investigacion en Derechos Humanos-Facultad de Derecho. UNR)
· IPF (Instituto de Investigaciones en Cs. Sociales, Etica y Practicas alternativas "Paulo Freire" - Facultad de Derecho. UNR.)


CENTRO CULTURAL BERNARDINO RIVADAVIA

*Laura Capella. elecapella@yahoo.com.ar
http:// ddhhpsi.blogspot.com



*


Este domingo 25 de abril del 2010 presentaremos en la Radiofabrik Salzburg (107.5 FM), entre las 19:06 y las 20:00 horas (hora de Austria!), en nuestro programa bilingüe Poesía y Música Latinoamericana, música del compositor brasilero Jorge Antunes. Las poesías que leeremos pertenecen a Flóbert Zapata (Colombia) y la música de fondo será de Machu Picchu (Andes). . ¡Les deseamos una feliz audición!


ATENCIÓN: El programa Poesía y Música Latinoamericana se puede escuchar online en el sitio www.radiofabrik.at (Link: MP3 Live-Stream).
Tengan por favor en cuenta la diferencia horaria con Austria!!!! (Recomendamos usar http://24timezones.com/ para conocer las diferencias horarias).


REPETICIÓN: La audición del programa Poesía y Música Latinoamericana se repite todos los jueves entre las 10:06 y las 11:00 horas (de Austria!), en la Radiofabrik de Salzburgo!

Freundliche Grüße / Cordial saludo!

YAGE, Verein für lat. Kunst, Wissenschaft und Kultur.
www.euroyage.com

Schießstattstr. 37 A-5020 Salzburg AUSTRIA
Tel.: 0043 662 825067



*


Inventren Próxima estación: CORONEL MARCELINO FREYRE.

Colaboraciones a inventivasocial@yahoo.com.ar

http://inventren.blogspot.com/



InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/



Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por
Yahoo, enviar un correo en blanco a:
inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar




INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a:
inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar


Suscribase a la edición cotidiana de inventiva social*
*Cuota anual (abril 2010 a abril 2011) para lectores y/o escritores: $45 en Argentina.
-10 Euros desde el exterior-
Consultar por suscripciones con difusión de actividades culturales.

*Escribir a Eduardo Francisco Coiro.
inventivasocial@yahoo.com.ar



Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.

Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.

La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor.

Inventiva social recopila y edita para su difusión virtual textos literarias que cada colaborador desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre escritor y editor. cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura.

No comments: