Tuesday, July 03, 2012

LLENADORES DE POZOS, VACIADORES DE PENAS...

*Ilustración: Walkala. -Luis Alfredo Duarte Herrera- http://galeria.walkala.eu




Visitante*


Y vienes,
 Sé  que vienes porque te conozco.
Me sientes, y también traes tu  perfume.
Cerca, para dar un golpe bajo, y,
Haces  saltar mi sangre como lluvia.
 No sè  si puedo soportarlo.
Hasta donde. Hasta cuando.

Susurras, para que traicione el escondite de los sueños.
 Miro como la breve salpicadura de la vida,
 Se vuelve eterna en tus ojos de niño.

Me tocas sin acariciar, la presión en el pecho aumenta.
Vas,
Vienes otra vez.
Para traer lo indescriptible: una muerte repetida.
Y realmente te deseo.
 Porque la espera, se transforma en un ansia triplicada,
Una rebelión sin  huida, la resistencia absoluta del encanto.
En esos momentos daría todo.
Lo que me espera, y lo que nunca  ha pasado,

 Para que lo hagas lento, y te atrases.
 Besándo a todas las mujeres en mi boca.


*De Silvia C. Milos. milossilvia@yahoo.com.ar





LLENADORES DE POZOS, VACIADORES DE PENAS...





Cuerpo Punk*



*De Maria Florencia Tous. florencia.tous@hotmail.com


Viejas con olor a naftalina. Pelucas y perlas falsas. El marco grueso del anteojo desdibuja la cara. El puré de papas en polvo. La tetas siliconadas. Los abrazos a los parientes desconocidos. Vos y yo a veces.
Las figuritas repetidas. La coca light. Los besos a destiempo. El jugo de limón envasado.
El blanqueamiento dental. El raciocinio inventado.
Bañarse solo aunque acompañado. Y dormir repetido. Imágenes que suceden a las que suceden, a las que suceden sin descanso.
Las mariposas viven un día, a lo sumo tres. Son mas días gusanos. La estirpe es lo esencial, la belleza lo transitorio.
Vuelan los murciélagos de día. Los edificios ceden al calor. El invierno decide no dejar paso a la primavera. Pide su derecho a huelga. Necesita que se enamoren.
Nos chocamos. Con distintos costados. Como me gustaria que veas mi medianera. Esa cara boba que a nada ve pero de lo que todo depende.
El césped sintético. El ataque de pánico. Los libros de autoayuda y el ibuprofeno. De eso abunda.
Voy autista por el mundo. Aunque el ruido tape las nueces. Aunque el puente no deje ver el agua.
Los gatos ladran hoy. Como vos y yo a veces.





*


Eso
recién nacido
nada sabe de asesinados armenios, judíos sin aire, débiles y áridos como el amanecer, argentinos rotos en lugares secretos, negros incendiados como antorchas.
nada sabe del torturador que cuida su santa familia mientras la picana le revela misterios: que nada existe, ni su santa familia.

No sabe del continuo horror de ser descafeinado y sin azúcar.
No sabe de ratas multiplicadas por la soledad, ni de los que ayudan a llorar /con el agua de sus ojos.

No ha leído castillos de Kafka, ni pasados de Proust, ni horas de Joyce
Hilos de niebla
Babas
Sobre la piel del mundo.


Más lejos la luna de todos envilece la sombra de los grandes barcos
que lo aguardan.


*De Liliana Díaz Mindurry. lidimienator@gmail.com






El Cisne*


El cisne
en su perfecta inmovilidad de estatua
parece meditar.

No lo turba el bullicio de los patos
ni la inconsciencia de los niños.

Ignora con desdén los comentarios
de los festivos visitantes sonrientes.

¿Es acaso consciente
de su hermosura el cisne?

El cisne se desplaza
sobre las turbias aguas
casi sin movimiento.
(Diríase el sueño de una niña)

Cuando nadie le mira
salvo la luna llena
deja caer el cisne en la laguna
pequeñas lágrimas de ángel desterrado.

Por el día
sufre el cisne en silencio
su soledad de estatua.




-De Metropolicromía

*De Sergio Borao Llop. sbllop@gmail.com
http://sergioborao2011.blogspot.com/






Doble vida*


*Por Miriam Cairo. cairo367@hotmail.com


Los pescadores se balancean en sus barcos, las peluqueras afilan las tijeras, los ahogados beben las aguas del río, los peces vuelan, los dragones suspiran, las montañas se alzan y yo lleno los pozos de la luna. Sé que esta tarea tiene su costado inútil, pero por nada del mundo la abandonaría. La cumplo para forjarme un destino. Así lo entiendo yo cuando no amanezco impertérrita sino más bien dudosa de mi quehacer y sus delicias.
Yo sé que esta recóndita manera de tremolar las manos y echarme a volar en corto vuelo, no es gran cosa. Hay otras tareas notables. La de las criaturas amarillas, por ejemplo, que mantienen encendido el sol, desde el comienzo del tiempo. O la persistencia de los pinos que profesan el verde. O la cooperación generosa de lo mirado que se crea como si fuera real ante los ojos de quien lo mira. No hace falta que alguien más lo diga, yo misma lo sé: mi tarea es menor y prescindible, pero es mi tarea.
Y aunque los que están en la tierra afirmen que no sirve de nada llenar los pozos de allá arriba con magnolias de acá abajo yo no puedo dejar de hacerlo. No puedo dejar de pegar una por una las perlas de nácar sobre el cuello de la luna, ni puedo dejar de enhebrar sus tristezas incandescentes.
Viajo hacia adelante mirando hacia atrás, viajo hacia atrás mirando hacia adelante, he viajado sin nombre, cuando mi nombre no existía y me he deslizado por fuera del sueño, cuando el sueño se rehusaba. He marchado, convencida, incluso en aquellos momentos en que estaba separada de las cosas
por un espacio vacío, y a cuyos confines ni siquiera intenté acercarme. He ido al anochecer, cuando los pensamientos comienzan a ser más libres, pero también a plena luz y a contrapelo.
De tanto llenar los pozos de la luna ya no sirvo para otra cosa. La luna es un ser demandante. Todos los pueblos no bastarían para colmarla. Se necesitaría un dios para soltar a tiempo los dorados pájaros de sus atardeceres.
Pero este imposible a mí no me pesa. Desde temprana edad llevo uno por uno los granos de arena, las escamas, las hormigas. Hago con la luna lo que siempre he hecho con los abismos. Y he bajado con el mismo amor el polvo del cielo, el serrín de las estrellas, las partículas del aire, la grava del silencio. No es como para vanagloriarme, lo sé. No he solucionado el problema de los caminos, ni he hallado petróleo, ni siquiera he cultivado con algo comestible alguno de mis surcos. Otros han hecho cosas mejores, o
más viables, o más plausibles, pero sabrán entender que cada cual siembra con su semilla.
Esta habilidad de llenar los pozos visibles con cosas invisibles acaso sea una fuerza venida del lenguaje, o de los infiernos sagrados, o de los cielos infernales. Hablo desde abajo. Desde el carbón. Desde los metales. Desde la médula espinal, desde los ovillos.
Los astronautas dicen que tendré problemas, que algún día ya no podré bajar ni con las manos colmadas ni con las manos vacías. Dicen que quien hunde las manos en los pozos de la luna no tiene más remedio que convertirse en criatura del olvido. Pero los astronautas les tienen terror a las criaturas olvidadas, en cambio yo he nacido con ellas.
Además, los astronautas tienen transportaciones de las que no participo. Yo viajo a mi modo, sobre un color que ha olvidado su vieja sombra o sobre el sombrero de las tormentas. Viajo con toda la incertidumbre que soy capaz y con todos los temblores del universo. Pero cuando estoy sola frente a mi
tarea, frente al espejo, frente a la historia, frene a tantas cosas sanas y salvas, pierdo noción de lo que son capaces de hacer los cometas, los astronautas o los historiadores y me pongo manos a la obra.
Confío, pese a todo, en mi tarea. En esto me he comportado como cualquier criatura de los abismos, como cualquier dragona, como cualquier palabra.
Pero esta doble vida no me separa del mundo. Cada amanecer bajo corriendo hasta mi cama para despertar como una mujer y corro para alcanzar el micro de las siete, que se llena de maestros que van a la escuela, de enfermeras que aliviarán el dolor de sus enfermos, de mariposas de la oscuridad que
regresan a sus hogares cubiertas de besos. Me mezclo entre ellos con facilidad aurífera. Somos todos del mismo mundo, de la misma esperanza.
Llenadores de pozos, vaciadores de penas.


*Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/14-34464-2012-06-30.html







MI RAMA VIRGEN (II)*



Mía soy señor. Mía. De piel desposeída.
Levante las sábanas que cubren mi cuerpo.
Desnúdeme de escamas.
Como a un lagarto, una víbora.
Ingrese al laberinto de mi cuerpo.
Cruce mis siete mares.
Levante mis uñas y escudriñe.
Despójeme de rostros que no me pertenecen.
Déme nombre, de su pupila, la más pura.
Mírese en la claridad de mis oscuros pozos.
Libéreme de ritos y conjuros.
Descifre el anagrama de viejas cicatrices.
Encuéntreme  en los senos caídos de su madre.
Busque en mi boca el testamento extranjero de su padre.
Abra mis oquedades como si fuera la casa de su infancia.
Sigilosamente, en puntillas, bese mi casta frente.
Llore sobre sus pobres huesos, y los míos.
Tenga piedad de sus antiguas bestias.
De las mías. De todos los que amó u odió.
Vístase con su  piel de simio, casi humano.

Mi señor, mía soy, de ley escrita.
Si puede entender:
Que en cada recoveco tengo un hueco.
Que no he sido, ni seré bautizada.
Si encuentra el prisma llamado corazón
Si entra en el laberinto del espejo.
Si puede acercarse con su agüita,
Consagrar  mi rama virgen.

Y renacerme. Reverdecerme. Purificarme.
Recién entonces, mi señor,  poséame.

*De Amelia Arellano. arellano.amelia@yahoo.com.ar





“VERME Y 11 REESCRITURAS  DE DISCÉPOLO”*


Si vas a Calataiud
como quien va a Dolores de cabeza
pregunta por la Inspiración

Si vas a la Suprema Corte
como quien va a Calataiud
pregunta por el Procedimiento

Si vas a la Academia de Corte y Confección
como quien va a la Suprema Corte
pregunta por esos feos tajos en tu Investidura

Pero si
vas a hacerle la corte a las Palabras
como quien va a
corte por lo sano ese Discurso
pregunta por la Espacialidad.



*De Rolando Revagliatti. revadans@yahoo.com.ar
-A partir del poeta argentino Leónidas Lamborghini.







HEMORRAGIAS*
         
              a mi querido cumpa, Julián Bastías


Con menstruación permanente
dibujaba todo el espacio
de las torturas

¿Pensaba
que la vida
se esfumaría así, rápidamente?

El cabo cuando me llevaba al baño 
se paró y me gritó:
-¿Es posible que usted sea la Sra. de Hinrichsen?

Pude haberle respondido
-Sí, mi cabo.
Pero callé.

Al orinar, la sangre
se arrebató en borbotones
y le ensució las botas.

-Conteste,
hija de puta,
aulló entonces

Y fue su culpa
por no dejarme a solas.
Mi vómito le ensangrentó el bigote.
 


*De Marta Zabaleta. mzabaletagood@gmail.com



-Marta Raquel Zabaleta nació en Alcorta, Argentina, en 1937; fue expulsada de Chile en 1973 y de Argentina en 1976. Desde entonces vive en el exilio en el Reino Unido. Es madre de Tomás Alejo y de Yanina Andrea Hinrichsen. Es economista y cientista social, escritora y poeta. Como tal, figura desde 1992 en más de 30 biografías Who’s Who, de EEUU, y Europa. Coordina, entre otras cosas, desde hace años una red internacional  ‘Mujeres y Palabras en el Mundo’.

Este recuerdo reproduce un evento real que le ocurrió en el Estadio Regional de Concepcion, Chile, el 4 de octubred e 1973. Por entonces, ese estadio era un centro clandestino de detención de prisioneras/os políticas/os del régimen liderado por el Gral A. Pinochet.

http://www.martazabaleta.blogspot.co.uk/2012/06/poeisa-de-marta-zabaleta-hemorragias.html



*

Inventren Próximas estaciones:

ORTIZ DE ROSAS.
-Por Ferrocarril Midland-


BLAS DURAÑONA. 
-Por Ferrocarril Provincial-


-Colaboraciones a inventivasocial@yahoo.com.ar
http://inventren.blogspot.com/


InventivaSocial
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/


Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por
Yahoo, enviar un correo en blanco a:
inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar



INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a:
inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar

Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.

Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.

La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor.

Inventiva social recopila y edita para su difusión virtual textos literarias que cada colaborador desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre escritor y editor. cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura.

No comments: