Saturday, October 06, 2012

LO QUE HACE HABITABLE AL MUNDO...

*Foto de Verónica Abdala. http://www.lecturasenelaltillo.blogspot.com.ar





EL ENCUENTRO*


Como podía ser visible  a voluntad, el ser diferente no le causaba demasiados problemas, Sólo a veces, cuando se distraía y se olvidaba de controlar su apariencia, oía de pronto un grito espantado que lo hacía volver rápidamente a su mundo de niebla, con lo cual el que había gritado se sentía inseguro, casi ridículo y apresuraba el paso disimulando. Su cuerpo redondo estaba cubierto de pequeñas escamas azules. Tenía manos anchas, de cuero suave, con dedos gruesos, verdes los de la mano derecha y azules los de la izquierda. Sus ojos melancólicos eran tan redondos, que con su color rojo parecían pequeñas linternas brillando tenues entre las escamas.
Llevaba sombrero. Esto le parecía un detalle importante. Un sombrero de lana suave, que se asentaba bien en su cabeza grande y no permitía que los pequeños gorriones que anidaban en ella sufrieran algún daño. Por debajo del sombrero asomaban los extremos de sus largas orejas. Si se lo miraba con cuidado y sin prejuicios, su aspecto no era desagradable.  Tenía una blandura amable, casi cariñosa.
Caminaba las calles con paso tranquilo, volviéndose visible o invisible a voluntad, jugando solo, porque era solo.
Ese día, sus ojos rojos vieron a un delgado joven rubio apoyado contra la pared en una esquina. El joven lo miró y para sorpresa del diferente, lo vio. Él nerviosamente se apresuró a comprobar que estaba invisible, pero el joven lo veía, eso era indudable. Le estaba sonriendo No supo qué hacer. Se detuvo y el otro se le acercó despacio. Sin hablar le preguntó que hacía en ese barrio. El titubeó y contestó: sólo camino y sueño….pero estaba tan asombrado que no sabía que hacer. Está bien, contestó el otro, caminemos juntos. Pero tú puedes verme dijo el diferente tratando de entender, Por supuesto que te veo. Soy igual que tú. Me cansé de volverme invisible, de los gritos, el asombro, los cambios apresurados…. Es más cómodo tomar su forma. Vives con más tranquilidad y menos angustia. A veces cuando extraño, vuelvo a mi cuerpo, para divertirme con las caras espantadas. Luego desaparezco y tomo esta apariencia o alguna otra, si me aburro. Me gusta variar, dijo con voz confidencial, casi íntima. El otro estaba fascinado, También un poco celoso de que la idea no fuera suya, pero comprendiendo las posibilidades que el joven le había abierto, se sintió agradecido.
Caminaron juntos varias calles, en silencio amigable, el nuevo con su apariencia de joven y el diferente invisible para los demás. Cuando anocheció, el joven le preguntó si quería descansar en el cuarto que tenía en una pensión cercana. El aceptó. Se sentía bien el tener un compañero. Hacía mucho tiempo que no encontraba uno, Llegaron a la casa. Subieron las escaleras sin hacer ruido y entraron al cuarto modesto, pero pulcro.
El invisible volvió a su estado natural con satisfacción. El joven también. Las escamas de ambos brillaban intensamente en la penumbra. Las de él azules, las del joven verde oscuro. Los ojos de éste eran luces que lo miraban con cierto humor, Él lo observó con asombro temeroso y fascinado. El otro tenía el radiante brillo de la juventud. Eres muy hermoso, murmuró en voz baja, casi para sí mismo. El otro sonrió, la luz verde iluminando su cara suavemente, la sonrisa amplia pero algo recatada, con un dejo burlón en lo más íntimo.



*De Sonia Arismendi.  soniaris@adinet.com.uy
LOS DIFERENTES. - EL ENCUENTRO.







LO QUE HACE HABITABLE AL MUNDO...





FUTURO*



Planté mi sombra al borde del sendero,
se transformó en álamo
y asimiló el paisaje.
El alimento de mis entrañas
nutrirá sus vivencias
tal vez por mucho tiempo.
Después será la tierra
con su gracia eterna
quien la mantendrá en pié.


*De Emilce Zorzut  zorzutemilce@gmail.com







EL DOLOR*


*Por Antonio Dal Masetto


Mientras caminamos en el anochecer invernal y nos rodea el fragor sordo de la ciudad, la persona que va conmigo se pregunta y me pregunta:
¿Y el dolor? ¿Adónde va a parar el dolor? El dolor producido por los hombres el dolor que desde siempre el hombre inflige al hombre, el hombre verdugo del hombre. El dolor de la carne lacerada por las balas y las bombas. El dolor bajo los instrumentos de tortura en las cárceles del mundo, en los campos de exterminio a lo largo del mundo y del tiempo.
¿Se acumula en alguna parte todo ese dolor? ¿O se convierte en nada, ha sido dolor para nada, va a parar a la nada? ¿Es silencio que se suma al silencio?
¿Se diluye igual que el humo de los incendios, el humo de los hornos crematorios de los inocentes asesinados, y no deja tras de sí más que el balbuceo de algunas memorias espantadas?
¿Sólo la memoria, frágil, siempre a punto de sucumbir, es el receptáculo que intenta conservar la evidencia de ese dolor? ¿O el dolor es algo palpable, algo que una vez lanzado al mundo se independiza, fermenta en secreto y permanece?
¿Se deposita en alguna parte el dolor, grito sobre grito, desgarro sobre desgarro? Y si fuera así, ¿qué lugar es ése donde va a parar el dolor? ¿Se instala en las nubes que vagan por los cielos alrededor de la tierra? ¿Están cargadas de dolor las nubes?
¿O el dolor está en la luz que nos recibe cada día con una promesa nueva? ¿O está en el agua que bebemos, en el agua con que nos lavamos? ¿O está en el aire, oculto detrás del aire, y nos anuncia su presencia con los silbidos del viento?
¿O se va almacenando en la vegetación que nos rodea: selvas, bosques, plazas jardines? ¿Se mueve con la savia que trabaja dentro de los árboles y sube desde las raíces a las ramas? Hojas, flores, pétalos, frutos, ¿albergues de dolor?
¿O está en esas sombras que se deslizan sobre la llanura en la claridad lunar y galopan en el fondo de la oscuridad en las noches sin luna?
¿O el dolor acecha y se agiganta oculto en ese gran vórtice negro del sueño de todos, en el territorio invisible e inexplorado del sueño sin sueños?
¿O busca nuestros cuerpos, se adhiere a nuestra piel formando otra piel, y otra, y otra, capa sobre capa, y lo llevamos a todas partes y en toda circunstancia, en el amor, en el desprecio, en la indignación, en el trabajo y en el ocio, y así andamos por los días en nuestro capullo de dolor que crece año tras año, vida tras vida, generación tras generación?
Zonas ocultas, cosas vivas, cosas en movimiento, ¿habita en alguno de esos sitios el dolor? ¿Hasta cuándo? ¿Habrá un límite para la acumulación de dolor? Y si lo hay, entonces, cuando caiga la gota que hace rebasar el vaso y el platillo de la balanza sucumba al peso, ¿resonará sobre todo esto el aviso de que ha llegado la hora de pagar?
Nubes, aguas, luz, árboles, cuerpos, sueño, sombras lunares, ¿estallarán los diques de contención del dolor? ¿Nos alcanzará, aniquilándonos, un definitivo diluvio de dolor?


*Fuente: http://www.pagina12.com.ar/1998/98-07/98-07-06/contrata.htm





*

 Anoche me leyeron:

"he medido mi vida en cucharitas de café"
Y, pensé, mientras subía seis pisos de escaleras (inhalación y exhalación, suavemente perceptibles. Imiten. Gracias)
He corrido mis plantas de lugar por peleas insidiosas con la vecina, el barro en los guardapolvos, mañana es lunes, mirà las zapatillas. He llamado a la puerta, más de una vez, rogando no me atendieran, roja de vergüenza de pedir tacitas de azúcar, aceite, un poco de hielo. He encontrado en el sinfín desquiciado de la cómoda de abrigos, un papel añejo que fue una carta, nada más. He respirado forzosamente y con un ruido de epitafio, las noches heladas de vuelta a casa, la bicicleta pesada, la noche despertando -la muy noctámbula- con soez pereza. He sentido en el albor de un sábado la felicidad plena, la calma en los bordes frescos de la piel; lo sano, ahí, el mar, una playa, y allí -con ellos- la vida. He marchado con disciplina absurda, hacia direcciones ajenas, hogares de otros, paradas de extranjeros, como quien marcha a un lugar propio. He vacilado en mi intimidad entre dos, entre tres, sin intranquilizarme y sintiendo en mì la suavidad de quien lee un poema (éste). O cualquier otro. De cualquier modo.



*De Emilia Charra.
Santa Fe
-Fuente: LuzAzul nº 115.






Diccionario de estados de ánimo*


La palabra desasosiego es tan bella que acaricia  y se mete un poco en el oido con la tenue suavidad de la tristeza. Tiene la peripecia de un tranvía de Lisboa, una voz de Pessoa que te invita a que finjas en el poema tu propia tristeza. Una especie de lloro, la inquietud por lo perdido junto con la esperanza de que vuelva.



*De Cristina Villanueva. cristinavillanueva.villanueva@gmail.com






Víspera*     

En memoria de Horacio Rossi


Hubo un momento en que creí mejor
que estuviera tendido
para brindar arraigo a nuevas primaveras,
y así guardar por siempre en la memoria
su carcajada limpia, sus abrazos
su sencillez de niño, su respeto,
y nunca verlo declinar.

Pero hoy es tres de octubre, y es de noche.
Y la voz que convoco
me habla de él,
y el poema que llega
lo nombra sin decirlo
y comprendo
que sentimos lo mismo:
hemos quedado huérfanos
porque se fue el cachorro,
el que nos tironeaba de la  ropa
para llevarnos a vivir,
a soltar globos más livianos, coloridos y altos
                                               que otros cualesquiera
porque nos enseñó a llenarlos de utopías.

Mañana volveremos a festejar su cumpleaños.
No asistiré. No puedo.

Pero a pesar de que agradezco
cada momento compartido;
aunque sé 
que como siempre,
tomó la delantera y nos marcó el camino,


hoy, amigos, 
se me cierra de ausencia la garganta
y todas mis teorías se derrumban
al pensar que mañana
no oiré su risa ni tendré su abrazo.
                                                                        

*De María Amelia Schaller. mariameliaschaller@gmail.com






*


La poesía vive dentro de uno,
nunca fuera
porque la poesía es parte de la vida,
de la muerte y el amor.
Ella lo es todo porque no es nada y más que eso,
nos regala alma.


Yo la miro con desden a veces,
tiemblo de solo pensar cuando habla
más ella vive en silencio,
sólo grita cuando calla.
La poesía es la luz de las sombras,
es la sombra que refugia
y es la verdad de uno
cuando el resto del mundo falla.


*De Valeria Elías.
http://alasdelalma.blogspot.com.ar/






El sueño gira*


En el sueño, un hombre la arropa con flores amarillas. Teje una manta con ellas, con sus propias manos de artesano en una aldea lejana de un continente oscuro, mientras le derrama la tristeza densa y luminosa de los poemas de Pasolini. El hombre con su antigua paciencia  termina la obra. Saca una flor del centro y le acaricia el alma, así se desteje la cobertura  tapiz que la cubre. Ella sonríe, mientras el hombre que es un orfebre de la belleza, le prepara collares de madera y pétalos para cubrirla. Todo en el sueño gira, vuelve a las vísperas.


*De Cristina Villanueva. cristinavillanueva.villanueva@gmail.com










Cuando el velero azul*


a Horacio C. Rossi.


Cuando el velero azul levó anclas
estabas con tus sandalias prestas a subir el crujiente maderamen
que hace de escalera. Y sé que no dudaste.
Ya falta poco, decías en tu largo poema de Cachi. Y así fue.
Tal vez  en tus remezones de la vida, lo azul se había presentado disfrazado
de palabra y tu único ademán fue escribirla.
Por ello el "ya falta poco".
Y te fuiste sin nada en los bolsillos o quizás, con migas de ensaimada
o con tu espalda cubierta de abrazos, de esos que los amigos extrañan,
o con poemas  aún volátiles   en tus manos.

Presente aún está
esa imagen de parar el auto /en la banquina/ para ver el atardecer
            a mitad camino de Rafaela
y fijar los matices en algunas fotos de principiantes.
O de verte caminar con lentitud los canteros de boulevard, rumbo a tu
trabajo
anotando lo que acontece en la calle
o regalando poemas a los que iban por trámites.
Supongo que se preguntarán ¿dónde está ese hombre que nos acariciaba el día?
Esa irreprochable manera de gozar los momentos
            alimento sutil para un poeta
para continuar, luego, con el aquí y ahora, saludando a las cosas y a los
hombres.

Y más presente está esa hidalguía de tender lazos entre la gente
sembrando la amistad, modo muy tuyo de habitar el mundo. Hoy
en este hoy con tu ausencia presente, en ronda de amigos, lo sabemos
si, lo sabemos sin nombrarte. Y agradecidos estamos.



*De Cacho Agú. oscarcachoagu@yahoo.com.ar
/2012





*


"LA POESÌA ES LO QUE HACE HABITABLE AL MUNDO"

*Horacio C. Rossi.
(4-10-1953 / 18-5-2008)




***


Inventren Próximas estaciones:

ARAUJO.
-Por Ferrocarril Midland-


BLAS DURAÑONA.
-Por Ferrocarril Provincial-

-Colaboraciones a inventivasocial@yahoo.com.ar
http://inventren.blogspot.com/
 
Al salir de la Estación de empalme Ingeniero de Madrid, el Inventren sigue un doble recorrido por vías del ferrocarril Midland con destino a Puente Alsina, y por vías del ferrocarril provincial con destino a La Plata.


-las estaciones por venir en el ferrocarril Midland:


 BAUDRIX.  EMITA.  INDACOCHEA.  LA RICA.

SAN SEBASTIÁN.  J.J. ALMEYRA.  INGENIERO WILLIAMS.

GONZÁLEZ RISOS.  PARADA KM 79.  ENRIQUE FYNN.

PLOMER.   KM. 55.   ELÍAS ROMERO.

KM. 38. MARINOS DEL CRUCERO GENERAL BELGRANO.

LIBERTAD.  MERLO GÓMEZ.   RAFAEL CASTILLO.

ISIDRO CASANOVA.  JUSTO VILLEGAS.  JOSÉ INGENIEROS.

MARÍA SÁNCHEZ DE MENDEVILLE.  ALDO BONZI. 

KM 12.  LA SALADA.  INGENIERO BUDGE.

 VILLA FIORITO. VILLA CARAZA.  VILLA DIAMANTE.  

PUENTE ALSINA.  INTERCAMBIO MIDLAND.



-las estaciones por venir en el ferrocarril  Provincial:


BLAS DURAÑONA.   LUCAS MONTEVERDE.   EMILIANO REYNOSO.

SALADILLO NORTE.   GOBERNADOR ORTIZ DE ROZAS.

JOSE RAMÓN SOJO.  ÁLVAREZ DE TOLEDO.    POLVAREDAS.

JUAN ATUCHA.   JUAN TRONCONI.    CARLOS BEGUERIE.

FUNKE.   LOS EUCALIPTOS.     FRANCISCO A. BERRA.

ESTACIÓN GOYENECHE.    GOBERNADOR UDAONDO.   LOMA VERDE.

ESTACIÓN SAMBOROMBÓN.   GOBERNADOR DE SAN JUAN RUPERTO GODOY.

GOBERNADOR OBLIGADO.   ESTACIÓN DOYHENARD.   ESTACIÓN GÓMEZ DE LA VEGA.

D. SÁEZ.    J. R. MORENO.     EMPALME ETCHEVERRY.

  ESTACIÓN ÁNGEL ETCHEVERRY.  LISANDRO OLMOS.  INGENIERO VILLANUEVA.

ARANA. GOBERNADOR GARCIA.  LA PLATA.




InventivaSocial
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/
https://twitter.com/INVENTIVASOCIAL

http://www.facebook.com/pages/INVENTIVA-SOCIAL/237903459602075?ref=hl


Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por
Yahoo, enviar un correo en blanco a:
inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar



INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a:
inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar

Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.

Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.

La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor.

Inventiva social recopila y edita para su difusión virtual textos literarias que cada colaborador desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre escritor y editor. cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura.

No comments: