Saturday, July 20, 2013

ERA UNA TUERCA DEL CIELO...



*Obra de Cecilia Aguado.
Villa Gesell. Argentina.
 
 
 
 
Encontré una mujer a medio armar*
*De Leonardo Pez. leonardopez@gmail.com
 
 
Encontré una mujer a medio armar.
Descansaba en una caja de olvidos.
Su sonrisa, si es que había, parecía disuelta,
como si hubiera sido perforada por la sombra
de otro hombre.
No hablaba, sólo emitía sonidos de forma irregular.
Cada noche desabrochaba sus miedos, dispuesta
a blandir sus labios tal como si fuera a pronunciar una palabra,
una hipótesis de enunciado, o un simple corcoveo espiritual.
Su palabrita fantasma me atravesaba entero.
Nunca antes había sido tan feliz con tan poco.
 
 
 
 
 
ERA UNA TUERCA DEL CIELO…
 
 
 
 
 
 
CUADRATURA DEL VINO.*
 
 
 
Teoría de los grafos: Tres vértices y siete aristas.
Tres vértices perfectos.
Pecados capitales.
Un ave magnífica, su nombre es obsesión.
Liba. Paladea. Sorbe. Bebe.
Se atraganta de fuego. Arde.
... Se enciende en un vino redondo. Guindas.
Cuadratura del vino.
Embriaguez intemporal.
Hembra soñada
Pecados capitales. Asmodeo es un hombre.
Hembra delirada. Extraviada. Soñada.
Y ya no importa si es otoño o primavera.
Acaso invierno.
Bebe. Ávido del estío.
Coronado de espigas. Grano y fruto maduro.
Ríos. La mujer cierra los ojos y goza.
Altas cornisa. Clímax.
Umbrales yaciendo entre las hierbas.
Manzanas olorosas.
Y no hay hoy, ni ayer. Ni que, ni cuando.
Hoy, es mañana, aun. Hoy es mañana.
Hoy es mañana, amor y aun… estamos solos.
 
 
*De Amelia Arellano. amelia.arellano01@yahoo.com.ar
 
 
 
 
 
 
 
La Puelcheana*
 
 
 
*Por GRACIELA VEGA. cielavega@yahoo.com.ar
 
 
 
Al pie de la sierra más alta de Lihué Calel, debajo de un alero de piedra, Puelcheana y Kurá guardaban las mantas de piel de guanaco y una pila de leña. El hombre salía a cazar animales y la mujer recolectaba semillas. Sobre la roca habían dibujado sus nombres con ceniza y raíces. Por las mañanas les gustaba subir a la montaña, haciendo equilibrio entre las piedras. Saltaban esquivando las espinas. Se desafiaban para ver quién de los dos llegaba primero a la cima. Siempre ganaba Puelcheana que conocía los atajos y las huellas de los animales como nadie. Arriba, mientras esperaba al marido, se detenía a mirar la inmensidad.
En ese amanecer de agosto, el sol —como una flor naranja— subía frente a las sierras. Puelcheana se refregó las manos para entibiarlas y las miró. Eran pequeñas y ásperas como el desierto. Cielo y sal por todos lados, solo las sierras protegían del viento y ofrecían un poco de agua para beber. Esta vez algo le oprimió el pecho. Se estremeció y buscó abrigo en el viento. Esta vez Kurá se demoraba. A lo lejos, Puelcheana percibía la voz del volcán mientras un poco más abajo los jotes volaban alborotados. Apretó la frente entre las rodillas y así, acurrucada, sintió los latidos del corazón. Respiró profundo y levantó la cabeza. Por el desfiladero, allá abajo,venía Kurá.
 
Quiso mirar y la sal, extendida como un manto sin límite, la encandiló. Siendo niña la había llevado por primera vez a la boca y ahora la sed le volvió a la memoria. Amaba ese lugar en donde había nacido y era feliz. Solo que a veces, cuando rugía el volcán, ella y Kurá pensaban en partir hacia el llano en busca de un lugar más estable. Pero Puelcheana no estaba convencida, no podía imaginar una vida fuera de las sierras.
 
Se frotó los ojos con los dedos y estiró el cuello. Kurá subía, menos mal, por el desfiladero y ella, aliviada, planeó bajar a escondidas para sorprenderlo. Pero de pronto, la montaña se sacudió. El volcán estaba vivo. Puelcheana quedó paralizada. Debajo de ella las piedras se partían. El susto le contrajo una pierna como a los flamencos de la laguna del salitral. Atenta estaba. Oyó nuevamente la voz del volcán. Hubiese querido estar en el refugio con Kurá, entibiando el cuerpo a su lado. Bajó el pie y la montaña volvió a temblar. El volcán no callaba. Puelcheana se puso en cuclillas y nuevamente se rodeó con los brazos. Otro sacudón y se puso de pie y gritó. Después corrió, saltó de roca en roca, arañándose las piernas al tropezar. Cayó. Volvió a levantarse una y otra vez. Kurá la llamaba para bajar y huir.
—Puelcheanaaaa...
Entonces la montaña se dividió en dos. Kurá cayó también y la grieta los separó.
—Puelcheanaaaa...
Ella detuvo el paso. Se detuvo. Quieta. A un paso de saltar hasta él. Hubo un nuevo temblor y la grieta se hizo más profunda. La lava no tardó en bajar. Ella quedó de un lado, él del otro. Puelcheana lloraba ahora. El cuerpo no le respondía. Saltar o quedarse. No tuvo tiempo para pensar y el corazón decidió. Si sus pies hubiesen huido antes... Kurá era su compañero... pero el deseo de permanecer había sido más fuerte.
Primero fueron los brazos los que se extendieron hasta terminar en puños de los que brotaron espinas. Toda ella se balanceaba sobre la roca. Le siguieron los pies que como raíces se hundieron en las uniones de las piedras. Y Puelcheana se fue abandonando a su deseo. Pronto todo el cuerpo se puso verde y fue cubierto por esas blancas y filosas agujas. Del pecho le brotó una flor naranja como el sol que se levanta cada mañana frente a las Sierras de Lihué Calel.
 
 
...............................................................................................
 
 
El cactus llamado Puelcheana solo crece en estas sierras. Los paisanos suelen llamarla también "Traicionera" porque, bajo el aspecto inofensivo de
las flores, las espinas asoman como dientes. Si alguien la toca, ella teme que la saquen de su lugar.
Solo entonces usa las espinas para lastimar al osado, abriéndose en la carne y desgarrándola sin compasión.
 
 
-Graciela Vega (Argentina). Trabajó como docente, bibliotecaria, tallerista en promoción lectora y educación ambiental en Buenos Aires, Entre Ríos, La Pampa y Chubut. Escribió cuentos para niños, y algunos libros para adultos (manual, novela, cuentos y ensayos). Coordinó el Programa de Lectura de Libros y Casas de Cultura de la Nación. Y desde allí fomentó la promoción Lectora en Familia. Viajó en bibliomóvil animando a la lectura en lugares no convencionales: cárceles, hogares, hospitales, entre otros. Capacita docentes y coordina actividades de literatura infantil. Investiga y da talleres sobre la estimulación perinatal de la Lectura. Fue redactora especial de la revista Billiken. Fue jefa editora de Primer Ciclo en Macmillan, Puerto de Palos. Trabajó como editora externa para El Barco de Vapor y editora de Segundo Ciclo en Editorial SM. Trabajó como editora de material didáctico de ciencia para Estación Mandioca. Escribe literatura y material didáctico para las editoriales: Estrada, Puerto de Palos, Tinta Fresca, Guadal, Mandioca, Atlántida, Beeme Elefantino, Estelar. Colabora con el periódico Noticias de Lomas. Dicta talleres de escritura.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
La amistad de las palabras*
 
 
 
*Por Miriam Cairo. cairo367@hotmail.com
 
 
"El arte no necesita plantearse revoluciones
es revolucionario por naturaleza, como es de inquietante
y temerario el propio acto de vivir"
José Soler Puig, en "Ideas", Santiago de Cuba, Mayo 2013.
 
 
 
El 27 de mayo de 2009 recibí el primer correo de Rey: "Mi nombre es Reynaldo García Blanco, le escribo desde Santiago de Cuba. Sus textos breves y profundos me han gustado mucho. Es una verdadera lenta desnudez de musa". Por entonces, andaban mis textos enredados con la musa soledad.
Respondí inmediatamente (siempre lo hago aunque a veces me cueste llevar el correo al día). Creo, como Aleixandre, que la naturaleza de la poesía es comunicar, si bien, desde otras regiones y con fines ensimismados:
"A través de la poesía pasa prístino el latido vital que la ha hecho posible, y en este poder de transmisión quizá esté el único secreto de la poesía, que cada vez lo he ido sintiendo más firmemente: no consiste tanto en ofrecer belleza, cuanto en alcanzar propagación, comunicación profunda del alma de los hombres".
En el correo siguiente de Rey supe algo más sobre los procesos expansivos de la palabra lanzada al universo cibernético: "Hola Miriam: gracias por responder a mi saludo. De vez en vez leo Inventiva Social, no siempre, pues no tengo mucho acceso a Internet. Acá en Santiago de Cuba coordino un Centro de Promoción Literaria y un Taller literario llamado Aula de Poesía. Si usted, un amigo o familiar viene a Cuba y en lo particular viene a Santiago de Cuba me pueden ubicar en... Soy un gran admirador de la literatura argentina. Comencé leyendo a Julio Cortázar, Olga Orozco y Manuel Mujica Láinez. Me gustaría seguir recibiendo noticias de usted. Un abrazo solidario".
Así me enteré de que el lazo comunicante entre Reynaldo y mis textos fue la página digital Inventiva Social tutelada por Eduardo Francisco Coiro, la cual llega sostenidamente a Cuba, porque de tanto en tanto recibo noticias de lectores desde la isla. Supe por ellos, que los archivos con fotos resultan muy pesados para la capacidad del sistema informático con el que cuentan, por ello no siempre pueden acceder directamente al diario. La página de Coiro circula en cuerpo de mail y facilita mucho las cosas.
Tampoco puedo olvidar otro gran difusor de estos textos de las orillas, que andan en puntas de pie por la literatura argentina, como el querido Aníbal Sciorra, quien ha abandonado, en forma aparente, este mundo, pero que nos ha dejado La máquina de escribir, territorio que sigue generando lecturas y encuentros.
Por su parte, en Uruguay, Carlos Echinope Arce, sostiene Letras Uruguay al ritmo que la salud y la propia economía se lo permiten, pues cada uno de estos propagadores de buenas nuevas misionan desde el corazón y suelen ser invisibles a los ojos institucionales.
Pero volviendo al correo de Rey, en el que abría las puertas de su territorio, busqué mi respuesta de aquellos días, porque sin dudas lo que hubiera dicho en ese momento sería más vívido y espontáneo de lo que pienso ahora, tanto tiempo después: "Reynaldo, los autores argentinos que ha nombrado, también son muy admirados por mí. De su tierra, es insoslayable nombrar a Martí, como verdadero iniciador de la renovación poética en Latinoamérica, además, de su figura inigualable. Luego, veo en Silvio Rodríguez un artista mayúsculo. Sus letras son de alto nivel literario, y su música, una verdadera sinfonía. Ojalá alguna vez tenga la dicha de conocer la isla y lo buscaré, obviamente. Mientras tanto, sigamos tendiendo el puente de las letras, que siempre acortan la distancia. Fuerte abrazo. Miriam". (Observo que no he abandonado nunca mi fe en la amistad de las palabras). Pero hoy encuentro imperdonable no haber mencionado a Lezama Lima, Alejo Carpentier, Cabrera Infante, ¡Nicolás Guillén! ¡Dulce María Loynaz!, quienes han rozado con resonancias y humo (según palabras de Reynaldo) mis propias letras.
Rey prometió enviarme el libro de poemas inspirados en canciones de Silvio, pero nunca llegó. Yo prometí enviar Culonas, y a esta altura de los años y los mails, no recuerdo si arribó a destino, o si se evaporó en el aire, o si descansa en paz en algún sótano aduanero, o si ya es ceniza. Pero lo que sí he recibido al ritmo de los caracoles y las mariposas, al ritmo tenue de los demorados en el centro del verbo, es el boletín literario Ideas en el que desde entonces trabaja Rey.
Esta mañana mientras leía y escribía, escribía y leía, vi desde la ventana que da al jardín que el cartero arrojaba correspondencia sobre el césped. Fui a buscarla con cierto disgusto por la displicencia del empleado de correo. Sin embargo, el enojo se disipó al instante porque la carta llegaba desde la isla. Busqué en la memoria el último mail de Reynaldo. Recordé que estaba mejor de salud, pero el correo en el que me anticipaba el envío del boletín, era muy anterior a ése. Pasaron, desde entonces, varios mails y varios silencios hasta hoy. En el margen superior derecho del sobre, la fecha de envío rezaba el 6 de mayo. (El tiempo, en el mejor de los casos, es un carrusel monótono. Fraccionado en años, meses y días deviene una máquina de impedir encuentros).
Como dije, llegó Ideas con sus ocho páginas de medidas sutiles pero férreas, en la que se da cuenta de una actividad pródiga: desde los Juegos Florales de Santiago de Cuba, hasta el Concurso Caridad Pineda de Promoción de la Lectura, por ejemplo, pasando por presentaciones de libros, tertulias, peñas, hasta el espacio de poesía Cualquiercosario, que me remitió a los juegos de palabras de Compañía de Animas (otro territorio de encuentros, esta vez, en Rosario), amén de reseñas de libros, crítica de cine y nómina de premiados en un sinfín de concursos. Todo, insisto, en ocho páginas sutiles.
Por estas zonas siempre han transitado nuestras charlas con Rey, y en el día del amigo, al que sumo el día de la amistad de las palabras, me permito presentárselo a ustedes, amigos lectores, y comparto textualmente otro mail que me parece se ilustra mejor que por mi intermedio, con su intrínseca y resplandeciente voz cubana: "Gracias Miriam por esas palabras tan bellas. A inicio de esta semana le hago llegar el Ideas. Yo he tenido 15 días de vacaciones. Comienzo a trabajar el próximo miércoles. He estado viajando por unos pueblitos al Norte de la provincia de Holguín. Leo como dios manda y escribo un poco menos. He podido dormir a pierna suelta como no hacía en tiempos. Aquí sigo en espera de sus señales de humo y resonancias. Mi corazón a la izquierda. Mi amor a la izquierda. Un abrazo solidario. Reynaldo".
Así es. Rey siempre responde con su esencia cubana. Por ello ahora, mientras escribo este texto, pienso en Jung, en su idea de que la tierra es constitutiva del alma: "Aunque parezca misterioso, increíble, es un hecho evidente en la historia, que el hombre suele ser asimilado por el país. En el aire y en el suelo de un país hay una 'x' y una 'y' que lentamente invaden al hombre y lo conforman". Por lo tanto, no sólo me escribe Rey sino una parte del corazón de Cuba, parte de una revolución.
Pero ya es hora de ir dando fin a esta página que pretende homenajear hoy el concepto de amistad y expandirlo hacia las palabras. Para ello, me he permitido parafrasear a Beatriz Vignoli, cuando allá por el 2011 tituló su nota "La hermandad de las palabras", con el fin de dar a conocer el Primer Encuentro Internacional de Escritores, que se llevaría a cabo en Ecuador, al que fui convocada junto a Patricio Raffo y Eugenio Previgliano, y cuyo hacedor fuera Manuel Ismael Duarte Bravo, otro testimonio viviente de la resistencia literaria latinoamericana.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
*
 
 
cuando
 
dijiste
 
que
 
la
 
luna
 
era
 
una
 
tuerca
 
del
 
cielo
 
me
 
dije
 
esta
 
mujer
 
ajustará
 
todos
 
mis
 
tornillos
 
 
*De León Peredo. gustavojlperedo@yahoo.com.ar
 
 
 
 
 
 
 
 
Proa al rojo*
 
 
Cómo decir desde la terraza de la galería de arte
el río tiene el color exacto
del hombrecito del semáforo cuando te impide el paso
o algo así
como si en tus ojos se incendiara el sol y volcara su turbado rojo contra el agua.
Cómo?
Ese después conversado paisaje es ese mismo río
O su memoria?
Cafecito, se te deshace el color -río,
la sfogliatella, hojaldre de lenguaje,
delirio
 
Creada- ciudad-río –tarde-roja-amigos.
Invento
Locura, deseo, tela.
Así se dice así.
Un instante que nunca sucedió, pero pudo,
En tu cabeza escenario las migas de la sfoglia tela,
Arman la trama golosa, lúdica,
Hasta el teatro griego de Sicilia
Juntando indicios, el mar acosando las columnas,
Desembocando, desembarcando, en un río
Rojo
Que por asociación ilícita de palabras
se disuelve en la Boca.
 
 
*De Cristina Villanueva. cristinavillanueva.villanueva@gmail.com
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Nosotros, no*
 
 
A Ernesto Guevara

 
 
No hemos sido nosotros
quienes entre 1600 y 1850 hemos asesinado
sistemáticamente a más de 30 millones de indígenas
durante la colonización de Norteamérica
ni quienes a partir de 1619
legitimamos y establecimos el uso de prisioneros africanos como esclavos
situación que jurídicamente sólo vino a terminar en 1995;
no hemos sido nosotros quienes nos apoderamos
de Texas, California y Nuevo México entre 1846 y 1848
tras promover y financiar un movimiento de secesión en esos territorios
mexicanos
ni quienes anexamos a Hawai en 1898 e intervinimos
en la política de los países centroamericanos, anexando
también a Filipinas, Guam y Puerto Rico;
no hemos sido nosotros quienes, por supuesto, innecesariamente
atacamos con bombas atómicas
a ciudades de Japón, como muchos recuerdan, en 1945
ni quienes una y otra vez
nos involucramos en guerras foráneas
y conquistando nuevas áreas de influencia
declaramos la guerra a Corea
intervinimos en la política sudamericana
y masacramos en la guerra de Vietnam;
tampoco hemos sido nosotros
quienes invadimos a la República Dominicana en 1965
y reiteramos la experiencia en Panamá y Granada,
Afganistán e Irak
ni quienes en los primeros años del siglo veintiuno
mostramos abierta y sangrientamente la pretensión de dominar
a todas las razas y culturas;
de ningún modo somos nosotros
los que devoramos cerca del 40% de toda la Energía
incluyendo combustibles, alimentos y agua
ni quienes apostamos al sustento del mayor arsenal operativo nuclear de todo el
Planeta
Repudiamos nosotros, no sin énfasis
que se nos endilguen estos dichos, y aun otros, y otros
con esa liviandad, animosidad manifiesta
y afán estigmatizante que a ustedes los caracteriza
al tiempo que denegamos
haber ido deviniendo en el Supremo
Energuménico
Enemigo de la Humanidad.
 
 
*De Rolando Revagliatti. revadans@yahoo.com.ar
 
 
 
 
 
***
 
 
 
Inventren
 
 
Próximas estaciones:
 
 
 
EMILIANO REYNOSO.
 
-Por Ferrocarril Provincial-
 
 
 
INDACOCHEA
-Por Ferrocarril Midland-
 
 
 
-Colaboraciones a inventivasocial@yahoo.com.ar
http://inventren.blogspot.com/
 
 
Al salir de la Estación de empalme Ingeniero de Madrid, el Inventren sigue un doble recorrido por vías del ferrocarril Midland con destino a Puente Alsina, y por vías del ferrocarril provincial con destino a La Plata.
 
 
-las estaciones por venir en el ferrocarril Midland:
 
 
LA RICA.     SAN SEBASTIÁN.  J.J. ALMEYRA.  INGENIERO WILLIAMS.
 
GONZÁLEZ RISOS.  PARADA KM 79.  ENRIQUE FYNN.
 
PLOMER.   KM. 55.   ELÍAS ROMERO.
 
KM. 38.  MARINOS DEL CRUCERO GENERAL BELGRANO.
 
LIBERTAD.  MERLO GÓMEZ.   RAFAEL CASTILLO.
 
ISIDRO CASANOVA.  JUSTO VILLEGAS.  JOSÉ INGENIEROS.
 
MARÍA SÁNCHEZ DE MENDEVILLE.  ALDO BONZI.
 
KM 12.  LA SALADA.  INGENIERO BUDGE.
 
VILLA FIORITO. VILLA CARAZA.  VILLA DIAMANTE.
 
PUENTE ALSINA.  INTERCAMBIO MIDLAND.
 
 
 
-las estaciones por venir en el ferrocarril  Provincial:
 
 
 
SALADILLO NORTE.   GOBERNADOR ORTIZ DE ROZAS.
 
JOSE RAMÓN SOJO.  ÁLVAREZ DE TOLEDO.    POLVAREDAS.
 
JUAN ATUCHA.   JUAN TRONCONI.    CARLOS BEGUERIE.
 
FUNKE.   LOS EUCALIPTOS.     FRANCISCO A. BERRA.
 
ESTACIÓN GOYENECHE.    GOBERNADOR UDAONDO.   LOMA VERDE.
 
ESTACIÓN SAMBOROMBÓN.   GOBERNADOR DE SAN JUAN RUPERTO GODOY.
 
GOBERNADOR OBLIGADO.   ESTACIÓN DOYHENARD.   ESTACIÓN GÓMEZ DE LA VEGA.
 
D. SÁEZ.    J. R. MORENO.     EMPALME ETCHEVERRY.
 
ESTACIÓN ÁNGEL ETCHEVERRY.  LISANDRO OLMOS.  INGENIERO VILLANUEVA.
 
ARANA. GOBERNADOR GARCIA.  LA PLATA.
 
 
 
 
 
 
InventivaSocial
Plaza virtual de escritura
 
 
 
Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.
 
Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/
https://twitter.com/INVENTIVASOCIAL
 
http://www.facebook.com/pages/INVENTIVA-SOCIAL/237903459602075?ref=hl
 
 
Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por
Yahoo, enviar un correo en blanco a:
inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar
 
 
 
INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a:
inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar
 
Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.
Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.
La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor.
 
Inventiva social recopila y edita para su difusión virtual textos literarias que cada colaborador desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.
 
Respuesta a preguntas frecuentes
 
Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.
 
Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.
 
Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.
 


No comments: