Sunday, March 13, 2011

LA GUERRA EN CURSO...



*Ilustración: Walkala. -Luis Alfredo Duarte Herrera- http://galeria.walkala.eu




LA GUERRA EN CURSO...


-Textos de Leonor Silvestri. leonorsilvestri@yahoo.com







I. El don de creer


"Astillas, clavos miguelitos, cabezas de tormenta, marabunta suelta y errante en el panal psíquico del orden burgués.fogoneros de un tren fantasma.Los anarquistas creían. Eso es un don que no se concede a
cualquiera."
Christian Ferrer





1936


frágil y delicada como la felicidad
nada dejo que no doliera
en el recuerdo
no hay propaganda
como la memoria de un mi abuelo
sólo palabras, quieto aletear
de golondrina, voces de la noche
la milicia, el frente
y nada más





media clase


cuando el miedo visita
envuelvo mis juguetes
en un ovillo de miedo
nada se mueve
nada se muda
nada conmueve
ni el frío ni las hojas
ni este otoño celeste
como torbellino
de polvo pobre hambre
muerte quieta allí
estoy bien






Amas de Casas


Somos muy afortunadas
No podemos estropear nuestra fortuna
Con la preocupación por personas
Desafortunadas
No es nuestra culpa
Toda esa gente muerta de hambre

Somos recompensadas
Con la ropa interior sucia
De nuestros maridos
En una cesta y con las emociones
Desechadas de
Nuestros hijos

En el jardín hay unas prímulas para cortar
Y disponer en un vaso sobre la mesa de la cocina

Al final del día
Se habrán marchitado





Doppelganger



I


soy Clint Eastwood
mi pelo es rubio y largo
visto tacones roja falda corta
media red
no deseo haberlo hecho
pero he asesinado con mi revolver ardiente
a la bella adolescente
igualita a mi, es un espejo
escapo disfrazada de madonna en mameluco
me interceptan en el colectivo
me delata mi tacón
corro hacia el laberinto de ese monobloc costero
no grito antes de morir
de un disparo
abro los ojos y te miro de frente


Nuestras vidas tampoco tienen interpretación





II


una vez
aunque no lo creas
fui LUCHO AVILÉS.

entraba a mi oficina,
llena de televisores, y en todos había
imágenes mías (Lucho),
programas antiguos, y una secretaria rubia
de rulos, brillante y de cera,
hermosa. y yo (Lucho) me la apretaba,
no puedo aseverarlo, pero me parece,
me la quería coger.

¿acaso no hay nada mejor en este mundo
puñetero? todavía me acuerdo
y flasheo.






La Sociedad Rural



sangre y serrín
sobre la carne troceada
envuelta en una corteza de grasa
blanca y tendones
manotones de vísceras retorcidas
dispuestas en bandejas metálicas
lívidos los cuerpos colgando de ganchos
cera que se derrite en rojo
bombas de sangre contra el piso
tic tic tic enloquecedoramente
nuestro placer basado en la superioridad
justificando el dolor de quien no se puede
defender, la carne picada se sienten
acompañadas de costillares, extremidades y
espaldas fueron de alguien sin vida
hoy heladas en las fuentes de plástico
pollos anónimos ya no sufren
la espera sin poder tocar nunca el piso
en su prisión sacándose los ojos
con el pico atenazado
pasan el tiempo
matan la espera
la carne aumentó hoy






El anarquismo es un amparo

Para Leandro

Los lugares o creencias que nos brindan refugio y certeza a veces caben en la cabeza de un alfiler



Sé que no se usa ser militante este verano
-se dejó de usar como el flequillo de Betty Page-
pero no puedo evitar el destino que me permite
dormir más o menos tranquila a la noche
sin evaporarme en una buena
dosis de rivotril, clonazepan, centralina
¿te acordás de entonces? allí,
donde yo vivía, no quiero volver.
Sé que no está de moda, ya no se usa.
Sabrás entender si me ausento
sino no llego a cuidar la planta de aloe vera como
quisiera, como se lo merecería
porque lo anticuado, los vestidos
de flecos, las faldas tubo y los guantes largos,
lo infructuoso así y todo ineluctable
me hacen juego con esta franca sonrisa
llena de contradicciones a superar
y sueños que te tanto te encanta.





2007


cada casi 100 años nieva
en buenos aires
el pueblo, no sé de que clase,
se atreve recién
a tomar las calles
celebra o festeja
el mundial de nieve
frente a la ventana
con la calefacción central
los ideales se derriten
los poetas de cierta edad
se sonríen
esta misma noche
la gente
estará muerta
o ya se han muerto
no lo sé
en el día de ayer

tapa la chapa la nieve
embotamiento adentro en el hueso
frío el colchón
o la catrera congelada
la habilidad de sentir
nada nada
excepto felicidad
los poetas de mi edad
no leen libros rojos y negros
forrados con papel araña
burócratas del reformismo
votan vetan desalientan
a quienes resisten
la estupidez





Sea side town


Observada por
un tenebroso público
la imagen se congela
ante la casa, sin dejar
de aplaudir, me espían
por la rendija de mis parpados
entornados al amanecer

La angustia es plomo
en las venas, una placa de mármol
cae sobre mi pecho
en algún lugar una flor se abre,
los pétalos se abren apretujados
en el interior vivir y desear
ya no son la misma cosa


Un montón de ropa abandonada
farsante, como restos de un suicidio
el timbre se confunde con las olas
perfora los pliegues grises de la mañana
la lentitud de los sucesos penetran
la inmensa marisma de la vida
provocan profundas palpitaciones

El rostro es un novio formal y afligido
al que sucumbir en enamoramiento
obsesivo y fútil, quisiera arrojarme delante
de él para protegerlo de las balas,
perdida, y yo
tengo el pecho tan agujereado,
como si me hubieran cagado a tiros

El viaje es aterrador y turbulento
días y días y noches enteras
sin detenerse jamás
sin saber qué significa vivir
adelante, aferrada
sin soltarse jamás
a esta duración sin sentido






La curtiembre



acostada en la cama
de la pieza de mi hermana
me hurgo los pelos del pubis
negros y crespos
dudo aún pero creo
voy a masturbarme
5 barra bravas me violan
abiertos y fijos
los ojos en las cortinas
cascada de plumetí rosa
se derrama sobre la cómoda
montaña de cueros curtidos con cromo
hedor de vacas pútridas abyecta topadora de hegemonía humana
coágulos de brea espesa sangre repta río abajo de la ventana
afuera el sol
no lo puedo ver
estoy ocupada






Intersex en el programa de la tarde frente a su cirujano



no tengo problemas en presentarme
frente a mil ojos, reflectores y cámaras
el frío helado, la refrigeración
del estudio de TV
nos recordará
a vos y a mí
la camilla y la sala
nuestro lecho nupcial
me desposaste
penetrándome
treces veces al mes
durante 26 años
mi tejido elastizando
con un tutor
reeducándome
corrigiéndome
adolescente o niño
dormido fui
vos, susurrándome al oído
palabras de enamorado
vos, Pigmalión con bisturí
yo, un mármol ardiente
un angelito, anestesiado
el tajo, irreversible
despellejarme la vida
para que me quieran
antropofagia de la tele audiencia
zanjar, lijar, hurgar
asir mi cuerpo
hacerlo concha
valva salada la herida
sobre mí
tu
tratamiento
me extrañás, lo sé
Turco Julián con su antifaz
científico
tiene sentimientos
me echa de menos
objeto de su pasión
mi padecimiento
tu apetito
del cuerpo+del sexo
del cerebro
herramientas, técnicas
cierras para cimentar
mi materialidad
mi subjetividad
tu lugar en la saciedad
no tengo problemas le digo señorita
de asistir a sus programa
en esos términos
de todos modos cicatriz
insensible es lo que abunda
y no le temo
ni a pedófilos ni a carniceros
el deseo se agota
la sangre no es maná
toda herida se cierra
toda marca es poderosa






Luna Park

En el ring de tu locura Quiero parir este hijo tuyo por la boca al que llamo con voz de tango vapuleo sentimental De pie ululando y aullando tomás tomás tomás de mí para luego arrojarme al estante vacío de tu pieza de servicio donde la camarera se llama rubia y es oprimida por tu amigo y el patrón habita allí un cajón polvoriento de viejos zines que vos y yo coincidimos cambiaron nuestras vidas pero que ya nadie lee y todo el mundo olvidó (¿todo el mundo o solo vos?) vos, en esa habitación
iluminada por la lamparita de tu llama que se extingue yo, doy a luz las campanadas, cascabeles, sonajeros o caballos desbocados que quedaron sueltos en mi habitación cuando te fuiste no hay en mi ni cofres relegados ni viejos juguetes tirados, tampoco promesas de un mundo nuevo en
mi corazón de eterna inocencia, pathos pathos pathos nada pedí que no quisiera dar, nada fingí que no pudiera ser armado, un modelo, ya no más de tu verbo mi
masaje, ya no más de tu boca de fuego la escansión, jamás en la frente el tatuaje de esclava (¿otra más?) cincelado a fuerza de amor, . ay patriarcado, si pudiera ser otra, toleraría esta afrenta y todas sería linda limpia buena madre esposa amante que incondicionalmente amamanta a tu hijo - un acto de amor- durante 4 años tirando cuchillas al aire, pegando mal la piña, adrede, pero no. Stop. No voy a permitir que te hundas en el cieno de hacerme blasfemar "me cagaste la vida". "todo esto es por tu culpa". No. La citación llega a mi casa, no me entrego. stop. ¿Qué parte de no quiero hablarte quiero dejarte no entendiste qué parte? Todo es ficción. stop.


¿Qué ciñe lo que ciñe y constriñe la entraña abierta por el ave de rapiña carroñera que devora de allí Es la pérdida del padre y su golpiza la casa familiar el grito de la madre la traición del hermano Es acaso la soledad más desolada en procesión encaminada al funeral Qué es lo que pega qué daga hiende la sien y estalla el vibrante cristal de la demencia en el pecho, no me dejes, ¿quién habla? Senil el padre la madre el hermano la casa yo ¿quién dice lo que dice que decís que dije? y vos,
te volvés ellos. No me abandones. Es una performance El género El melodrama. Él. brote redivivo de la letra familiar, y el puño hecho de lengua en la cara Bofetón de acciones varias ¿Me dejás escapar de esto? reproche tácito, no quiero pagar las cuentas de la propiedad privada de una familia que no concebí ¿Un acto de amor? Así se llama al desatino en esta canción.


El sexo es el dispositivo por donde emerge el poder. El poder. Agarrarlo, tomarlo por su lado resbaladizo, al sexo como un bat de baseball, meter un home round. Ser un skinhead, pegarle en la cabeza a quien supo ser sujeto y hoy. reificación. El proceso por el cual nos convertimos en res. La cama se convierte en un lecho nupcial. Algo peor. Ring de box. Camión rectangular que transporta ganado. Matadero. Juego, timba, asado, choripán. ¿Cómo es? Me repetís que no entendí. Lo que te gusta en mi es lo que querés doblegar. ¿Y si me aceptas en tu vida en todo sentido? Sentido es lo que hiere, tu imperio sobre mi tiempo, fantasía de un valiente mundo nuevo. Continuará.





Alto Palermo


chicas con lentes de sol
sobre los reflejos amarillo-naranja
chicas enfundadas en minúsculas remeras
y musculosas chicas
chicas de pelo teñido, permanentado o alisado
chicas gordas de blancas piernas de paquidermo en minifalda
chicas que hablan ríen y juegan a gritos
chicas adiestradas que lloran por celular rosa
por el novio
un bosque carnoso y parlanchín
serán algún día señoras de bien
madres de familia
que le hacen agujeros en las orejas
a sus bebas
no duele no
se reproducirán en una ciénaga de carne, cuerpos
confinados durante tanto tiempo
que como gusanos y bacterias
generan otros cuerpos
frente a las hileras de camas matrimoniales,
desnudas y adustas, como tumbas abiertas
en las vidrieras de los centros comerciales






Kronstadt, no te olvido no



El joven anarquista dogmático y febril no lo entenderá
El tonto y mesiánico troskista no lo entenderá
El limitado militante limitante no lo entenderá
El anacrónico enamorado de santos, mártires y pseudo glorias
del pasado no lo entenderá.
Que se sepa, que se sepa:
El marinero de Kronstadt era puto,
amaba a otro marinero, puto, como él
le gustaba otro varón, con olor
a arenque marinado,
le gustaba, insisto, calentarse cucharita,
pija contra culo, barba contra barba
piel contra piel
puto puto puto
para mí no es un dato menor,
contra toda evidencia
como señoras de barrio avergonzadas
de la pasión que otra pasión excita y alimenta
no querrán ver no, no querrán





Kronstadt, o acerca del centralismo democrático en el deslizamiento de la masa en los espacios públicos


La gente camina
por los pasillos de los subtes
por veredas y calles
por andenes y terminales
como perdida
la gente anda
por pasillos, corredores y
plazas, perdida

Yo no les pido que se muevan y circulen
como si los guiara
el Mesías redivivo, o como si
en el horizonte naranja
se divisara
una gran estrella roja, la vanguardia
como si el gran León
Troski estuviera otra vez
vivo, al frente
de la revolución
que aplastará el derecho
inalienable de 30.000 marineros
anarco rusos, finlandeses
sin contemplaciones
sin miramientos
¿todo el poder a los soviets
o
todos los soviets al poder?

caminan, si, perdidos

solo les pido que circulen
respetando derecha
e izquierda
por escaleras y espacios
públicos.






Santiago del Estero al 600



En el balcón de la ventana de enfrente
una paloma gris, urbana
ha hecho su nido dentro de
una maceta abandonada
debajo de un cantero colgante
de plástico verde donde unas flores
se secan.
Todas las mañanas
el vecino gordo y velludo abre los postigos
Y con su aliento a fernet con coca delante
de la televisión de plasma
de su departamento reciclado a nuevo
ahuyenta sin verla a la paloma
que se adelgaza empollando
y vuelve
rápida a posar el culo sobre su cosecha.
La sirvienta del gordo de musculosa
con mancha de tuco y ropa interior (bóxers) blanca
pasa el trapo todas las mañanas
no ve o no le interesa
la paloma gris flaca
y también la espanta.
Ella regresa, presa de un destino
que no concibe, ni comprende
a echar raíces sobre unos huevos
removidos por el dedo, gordo, del
vecino gordo de la musculosa
manchada, asombrado ante "el milagro"
de la naturaleza, que no nacerán
por la interrupción constante del calor.





Margaret Hassan


I


Una mujer se pone un velo
Un velo en el rostro
Impudicia del pie desnudo de la modelo
De la planchita y del rouge lancom
Una mujer se pone un velo

Una mujer elige y habla otra lengua
Elige y piensa otra lengua
Elige y usa otro apellido
Elige el apellido del varón que más le gusta
Inmundicia de mi nombre occidental
Que violó todos mis sueños de mujer

Una mujer se pone un velo
Que dice no
Que aprendió a decir no
Lo estabas pidiendo
A gritos
Deberías aprender
A decir NO
Sobrevivir a eso
Una mujer se puso un velo



II


Explicarte lo que siento ante la evidencia incuestionable
La respuesta es simple.
La respuesta es fácil.
Sonreía, lisonjeaba, suplicaba ante las cámaras.

¿Tenemos derecho a decir que ya te has muerto?
Se nos olvida cuántas antes han estado en tu lugar
Ese lugar, del que no se sale

Este es mi cuerpo,
Estos, mis orificios
Con los que te levanto
Con los que me acuesto


Margaret, llora
Margaret, se desmaya
Un vaso de agua, a la cara
Para que vuelvas, a mí
Margaret, implora
A una mujer le sacaron su velo




III


Soy una muñeca vestida de musulmana
Soy una parte de mí
Una mujer
¿Por el resto de mi vida?
Que no se olvide
Soy una boca de arroz y leche
Una mueca horrible
Un pastel y un caballito
Soy preciosa
Una marioneta
Vestida de azul


A falta de lengua
Me dieron manos
De yegua
Para escribirte mejor




IV


Esta es mi lengua
Vivo, muero, hablo, trabajo
Es mi propiedad, mi dirección
Es mi mundo, privado

Yo soy mía, mi dueña, de esta, mi lengua, que me han cortado, para que no
hable, para que no vuelva a crecer, como la cola de una lagartija.

Nos construyo, lengua mía, sin andamios, sin red y sin paracaídas.





Existencia contra la dominación



No seré yo la mujer que no se lleve un gatito a su casa
Para evitar la furia del amante, o quedarse sin marido
Es lo mismo.

Algunos poemas no deberían ser dichos antes de que
Algunas amigas se hubieren ido.





Bakunin


me corto el pelo al rape
para que los ojos no me jalen
por la espalda
siento tras de mi
su jadeo en la nuca
como dardos
y corro sin más datos
para recuperar
la fe en la fe
en la gente
el don de creer
ni buenas ni malos
una posibilidad:
el basurero que comparte
mandarinas con el cartonero
nuevos oficios de esta nueva ciudad
no me alcanza
ni el color ni la hechura
ni los jugos ni sus gestos
de dulzura
clase: una abstracción
tras la cual ya no cabe sujetarse
nada tiene que ver la bondad
con la capacidad ético-amatoria.





Diggers



en cada ciudad del mundo
hay por lo menos
una persona que se reclama
Anarquista
transciende el orden
de la botánica ideológica
partidaria de plantación
fertilizante que con sus pesticidas
y disciplinas desgastan la tierra
un tesoro a compartir por todxs.

Pánico y consuelo
brasa ardiente y don de arder
contra el malestar de la jerarquía
y la dominación
intransigencia y ansia de ir más allá
en un coche que se destartala
con cada cambio
en medio de la noche
en el medio de la nada
un parque en Gualeguaychú
dos bidones de agua
regar un roble enclavado
caprichosamente
en el único pedazo de tierra libre
yerma y agrietada como el cuero
de la cara de cansancio
de esos jardineros nocturnos, improvisados.

La edad del pueblo
en sequía, el valor es un constructo
social.






Translatio


La poesía no es la revolución sino un modo de entender que la revolución es necesaria
Adrienne Rich



Leí tu poema Adrienne
de cuando aún se podía
creer en las mujeres
unidas contra un enemigo
común, el varón;
habla de una traducción de un
poema de otra mujer
para que vos puedas
entenderlo en una lengua que
no es tuya. Esa otra es
una referencia literaria,
la musa de una mujer blanca.

Señalás tres palabras y un tema:
Enemigo Horno Pena
Amor- dan vida a lo tuyo propio
para poder hablar de un tipo de
"dolor compartido, innecesario y político"
de cuando aun parecía lícito
creer en las mujeres unidas
contra un enemigo común:
Patriarcado.
Hoy un slogan
para obtener subsidios, una coartada
que gambetea el pensamiento
crítico, mujer: una ficción contingente
una asignación
política y maniquea.
Biología, una vieja de mierda
que te tira encima
a la policía.

Afino la puntería
mentira secreto silencio
ceden la posta a las ideas
como navajas hiende
la garganta la noche oscura
fogonazo, un faro guía mis acciones
una mira telescópica
asestarle un disparo certero
al binomio.

¿Había acaso modo de saberlo?
La biología no es destino.







II. Guerra Fría


Para Felipe Granados. In memoriam







La hermandad de los hombres

A partir de La Ciudad Ausente de Ricardo Piglia



Tape Burgos troperito
conchabado en Chacabuco para arreo
hacer su trabajo y que los otros
sepan que él sabe hacer
su trabajo, único orgullo bajo el poncho
encerado.


Cuando amaina la lluvia y el cielo aclara
campean vacuno perdido
Burgos ve al ternero que se ahoga y
recuerda la cruz de plata sobre las tetas
duras de la puta alemana de la pulpería
que no se cogió, por vergüenza
giraba y le decía
a los hombres les gusta ver sufrir
al Cristo lo vieron
los atrajo su sufrimiento
su padecer.


Casi como una compadrada
ahora que era menos que nadie
demostrando destreza
enlaza con una mano
sola sin bajarse del criollo
al ternero guacho descarriado
después de la tormenta
con la pata rota el animal no alcanza
a trepar la ladera
de la laguna y se hunde
en la zanja.


Burgos ya de a pie
lo sostiene del cogote en el aire
boquea el bicho
se retuerce desesperado en el vacío
asfixiarse en el agua
jugar a ser pescado
es mejor, pensó.


Los otros, peones,
por primera vez
al pie de la barranca
lo vieron a Burgos
de nuevo
lo enlaza en el aire
ya casi ahogado
el animalito elude el lazo
a nado huye
pero entre chanzas
Burgos lo pesca
sobre el barrial, los ojos blancos
de terror, espuma en el hocico
un paisano se baja de su zaino
hiende el cuchillo como si fuera hembra
lo degüella de un tajo, limpio
se acabó
asado de pez, todos ríen
Burgos siente al fin
la hermandad de los hombres






Libertad es un lugar lejos de casa


Siento la misma náusea que el tigre frente al aro y sin embargo salto e ingenuamente creo que es a mí a quien aplauden.
Felipe Granados

Tegucigalpa-2009.



En San Pedro La Laguna, Guatemala, existe un hostal que mira al monumental bloque de agua volcánica, honda, y habitada por espíritus que ahogan en su centro de gravedad a quienes se descuidan. Ese lugar, donde ahora disfruto una cerveza bien helada contra el calor centraleño se llama Freedom, en
inglés Libertad.
Freedom ofrece agua caliente en todas sus habitaciones que pueden ser compartidas o individuales, comida internacional, típica y vegetariana, water-sports como kayak y ski, happy hour, fiestas con DJ residente, ambiente cool- el mejor de la región-, servicio de habitación las 24 hs y lavandería, fogones, vista al lago y a los volcanes con guías expertos, artesanías y tejidos guatemaltecos, TV por cable, masajes, piedras energéticas, aroma terapia, excursiones, yoga, meditación, et cetera, et cetera. En el mundo del turismo ecológico, esto es la libertad, un lugar que, como dice Loquero, queda lejos de casa, y que, en la confusión entre viajeros y vacacionistas, ofrece un chingo de opciones, el derecho a
libremente consumir.
En el lounge de ensueño de Freedom, lleno de gringos rubios de pieles al rojo vivo, tensas pero hidratadas con cremas reconstitutivas y botellas de agua mineral, un poeta exiliado y bien pensante afirma la libertad y autonomía absoluta del sujeto, y el derecho de lxs menores de edad (de 18
para abajo, todxs iguales) a ejercer el libre comercio sexual sobre sus cuerpos, con adultos, a partir de una interpretación confusa y bastante peligrosa de El Banquete de Platón y de la institución conocida en la Atenas del siglo V como pederastia. Libertad parecería ser trabajo sexual, trabajo infantil y tráfico, donde dos personas son colocadas en una relación isométrica ejerciendo libremente, de nuevo, una transacción económica, de nuevo, también. Él parece no entender que a falta de libertad, el poder se convierte en dominación y el sujeto en objeto, y que, en definitiva, las luchas por liberación (la sexual, por ejemplo) pueden ser una condición necesaria, pero, en todo caso, no son condición suficiente porque abren un campo para nuevas relaciones de poder, donde la libertad del cuerpo y la autonomía del sujeto se convierten en la coartada de las posiciones más conservadores y retrogradas que sostienen que esas decisiones, por lo general desesperadas, y más destructivas forzadas por la supervivencia, se
realizan en plena libertad de elección.
Esa conversación a la vera del lago me recuerda también a Libertad, el más chiquito de tamaño y más fuerte de temperamento de todos los personajes de la tira Mafalda de Quino, con la que algunxs de nosotrxs crecimos veranos infinitos y calientes, en el club leyendo; una infancia donde imprimimos la
cicatriz visible y permanente de nuestra ceja izquierda contra el filo de piedra y a la cual, por muy bellas que hoy puedan ser invocadas las historias de cómo tenemos las rodillas fregadas como baseball de lustradores, no queremos volver. Así, entendimos quizás la mitad de lo que leíamos y pedimos explicaciones sobre las otras cosas, y aprendimos desde bien temprano política. La diminuta e indignada Libertad, la más intransigente, recalcitrante, agresiva y malhumorada de todos los personajes, pero también muchas veces la más acertada y aguda en todas las reflexiones.
Prendo una vela, insurrecta y solitaria, y apuro un poco de guaro ardiente y un purito para pedirle a uno de los pocos santos que venero que me libre de la tentación de creer en la libertad como una coartada individual para engañar a lxs demás, o como una esencia oculta dentro mío, innata a mi alma que pugna por salir a la luz, una libertad abstracta y metafísica, que a la sazón me causa nauseas; le ruego, en cambio, que me permita acceder a un "arte de vivir contra la dominación" para que mi libertad trascienda a través de la de lxs demás, y se múltiple con la de lxs otrxs, por medio de prácticas éticas, críticas, experimentales y de resistencia forjada en el mero mero centro de las relaciones específicas de la dominación y de un poder creativo, que solo existe en tanto soy libre. prácticas de libertad, le pido, hic et nunc, ahora mismo, en este preciso momento, una praxis vital, sin declamación; porque hace ya tiempo que no quiero tan solo vivir libremente aquello que tiende a brotar espontáneamente de mi, ni siento acaso que mi "naturaleza" esté aprisionada.
Y junto con las luces opalinas y cálidas feng shui del bar lounge de Freedom y quizás la posibilidad de que me inviten a un evento poético internacional, abandono ese gran mito humanista, decimonónico, y demodé de la esencia humana que cree y busca una sustancia. Lo abandono en pos de una forma, histórica, pero también espontánea e individual, que se sitúa en la interacción con lxs demás y no sin ellxs; para constituir, y construir, una ética (libertaria, amatoria, sexual, selectiva, electiva, corporal, expresiva.) que abre un abanico de posibilidades y de relaciones de toda clase susceptibles de modificación. Prácticas de libertad que den forma a mi subjetividad, a la par de mis afines, para anarquizar jerarquías corporales, privilegios, afectos, normalidades.
En San Pedro La Laguna el sol se pone, y la temperatura baja. Me cierro el abrigo hasta el cuello, y escondo la boca tras la cafiá. Emprendo el camino, empinado, cuesta arriba, hasta la casa de mi amigo Tz'utuhil. Tal vez todavía muchxs quieran creer en la libertad ideal, abstracta y metafísica como a tierra prometida hacia la cual peregrinar, una libertad, digo, irreal y fantástica, que como cristales soñadores, tal solo imaginarla la hará emerger desde la poza absoluta del nuestro interior a descubrir. Pero, no.
Unas palabras de aliento me acompañan mientras me alejo de lxs turistas, las buenas intenciones, y lxs poetas: "La libertad es la condición ontológica de la ética. Pero la ética es la forma refleja que toma la libertad". Siento la mirada de los volcanes, oscuros y severos, sobre mi. El vendaval comienza a chillar.






Honduras- Nicaragua



Con la delicadeza oriental
de trazo o mano que sueña
o imagina ideograma antiquísimo
y conjura en tinta negra
un caracter que suena a cuerdas
las yemas, palmas de jaguares,
en mi espalda acarician
las hojas, pétalos, cual abrazo
de hiedra enamorada de su muro,
que se enroscan en tu brazo
imperceptibles y finas
nadie se dé cuenta
-ni vos, tal vez -
del roce, mi apetito por
un diminuto pedazo de tu piel
que escapa a la duerme vela
en este viaje interminable
y a la estricta vigilancia de la ropa
por arte de magia
logro posar sobre tus dedos
fingen no saber
fingen incluso ignorarme
no dormiremos, pero nuestros ojos
persisten en mantenerse cerrados
las visiones y las utopías abundan
no serán dichas, jamás pronunciadas
un antídoto contra la soledad
de un bus sofocante
rodeados de enemigos
misioneros y taekwondistas
donde compartimos naranjas
juegos y afanes
en la intimidad del secreto nunca
confesado de anhelarnos


***


Si, soy yo la que te toca
la que hace como si
no te toca pero te siente
desde atrás
sobre la espalda
y arquea el lomo
de gata
Mira me, sí
también yo he querido
que me toques
¿qué soñabas o pensabas?
o fingías no mirarme
y me olisqueabas
como gato, nocturno
que esperando la noche
hace siesta al sol
fiel a un sueño tan claro
y tan negro
-oh tremenda paradoja-
como roja nuestra bandera
y obsesión.







La interpretación de nuestros sueños


Nos queda un largo viaje y mucho que hacer, ahora es cuando, ahora y todo
Héctor Hernández Montecinos




Voy a escribir sobre los poetas, porque ese es mi gremio, mal que me pese, y porque no soy como esas cuarentonas reina de la música indy noventera que cantan, bailan, son investigadoras de las ciencias, periodistas, madres, vedettes. Yo soy poeta y no mucho más. Y voy a escribir esto con lo mejor que tengo en mí. Son dos características que concito y convoco en este viaje. Son dos alhajas, diamantes, rubíes facetados, tallados contra toda doma social que en vano intentó y con su escarnio sigue intentando erradicarlas de mi cuerpo. No son verdes esmeraldas, bilis de envidia o de esperanza. Sino rojo odio y negra violencia. Y con este odio mío más profundo que la garganta escupe fuego de un volcán, odio inconmensurable, eterno, que los hierve en mi sangre, incomprensible en un mundo de "está
bueno", "buena onda", "todo bien", vomito violentas balas, palabras enérgicas con las que pienso a partir de ahora abandonarles a todos ustedes que nuevamente en vano conspiran y conciertan contra quienes resistimos; somos enormes e infinitos en nuestra arrogancia, resistentes y más inmensos que el silencio o el sonido. Pretendo hoy mismo enterrarlos en vida, bajo un basural de wasca, genocidas de la diversidad, de lo distinto, poetas burócratas y reformistas. Mi odio radical e insano, los acompaña, alimento diario y escudo personal cuasi infranqueable con el que repelo sus infundadas, irrisorias infamias e ignominias, flechas, débiles hasta la injuria. Cierto, la violencia no se usa más, excepto que la use el Estado, del cual ellos se vuelven parte, ahora solo queda bien el asistencialismo de los talleres a gente inocente en cárceles. Pero a mí solo me interesan los culpables, los que efectivamente asesinaron y robaron a mano armada, los que mataron a su madre y a toda su familia. Y acá me robo la primera máxima que espero todxs entendamos: la poesía joven no existe, los poetas jóvenes no importan, lo que existe - y pugna por perdurar- son escrituras nuevas, y luego NADA. Y los poemas desencantados, desorbitados de rara rabia ardiente claridad que nos hablan solo a quienes nos hablan y a nadie más, de solidaridad freak para quienes vivimos atormentadxs por los temas y las prácticas de nuestros colegas, y pese a todo sonreímos, y logramos ser felices, sea lo que fuera que eso nos signifique, y sobre todo cogemos, si, cogemos, cogemos, cogemos. Pienso a partir de hoy y para siempre reconciliarme con mi intransigencia absoluta, intransigencia caprichosa, de malos modos y maneras, de codos en la mesa, y pocos amigos, con mi impaciencia en los juicios, rápidos, vehementes y precipitados, y con mi visión: camino junto al tiempo, y todos ellos, dejarles aunque me valga la soledad más absoluta en procesión encaminada al funeral. Hoy todavía tengo 32 y nunca más pediré ni perdón, ni disculpas ni trataré de esconder que veo lo que ustedes quieren esconder, y así congraciarme. Veo lo que veo y punto, y mis ojos basiliscos también los ven a ustedes, odiados y mediocres poetas del poetaje universal. Hoy dejo de postrarme y persignarme y me convierto en raza de maíz a la cual jamás tendrá acceso por que viajan en la ruta con peaje como turistas de la vida con 20 kilos de sobrecarga de equipaje.
Sépanlo, las ideas no son trajes, ni sacos, no se prueban a ver si calzan, a ver si egoístamente podemos darle a nuestras agotadas vidas un sentido. No son ni posibilidades, ni opciones, ni chances, sino existencias contra la dominación, incluso la propia. Y qué decir de las mujeres poetas no van estar toda esta vida cocinándole a los varones, a nuestros varones, cuando por suerte algunas, poetas especialmente, cuentan con el dinero suficiente para adquirir todas las noches comida de delivery, Pizza Hut, Kentucky Fried Chicken, otras tendrán maridos o maridas, para el caso es lo mismo, poetas, con cargos importantes en la agenda cultural de estos países pobres y con ellas comparten su dinero y su cuenta bancaria; y las más privilegiadas tienen a la señora que limpia, que no es otra que la mucama, la sirvienta, la sierva, la empleada doméstica o como quieran llamar a la esclava de casa (y no me vengas con que le hace bien trabajar y necesita el dinero, dinero que podrías estar dándoselo igual, lo mismo que una capacitación en lo que vos sepás hacer) pero es más cómodo que otra te limpie la mierda propia.
Sangrar una lengua muerta. ¿Para qué conocer a estrellas de rock y poetas, malditos? Yo no quiero ni a poetas ni a rockeros conocer, ni ser su compinche, pipi, pana, mano. Deseo que lejos de mi se encuentren quienes disfruto en la lectura o la escucha, como Narciso, un deseo original en un amante. ¿Quiénes leen lo que escribo? Poetas no quiero, ni quienes escriben, ni mujeres, excepto aquellas que tienden las camas para sus hijxs por las mañanas y con ellos hacen la tarea por las tardes, pero dentro bien adentro
de la concha anhelan una vida de bataclana, y no ser novia del nuevo regente del boliche poetil de moda, no deseo ser poeta nacional, y que me lean militantes, ni Buenos Aires no es poesía, y a las cosas por su nombre Bob Dylan era Robert Zimmerman y era judío, y vos sos Santiago, naciste en Almagro en el medio de la más media clase media, y Macri no cumplió, y a los ñoquis no se los sacó de encima. Por eso dejaré pronto de leer hasta que se olviden de mí, de que formé parte de ese gremio infame, dejar de leer hasta que me convierta en nadie, hasta tener la gran suerte de estar solo para mi, de tan sola encontrarme, más sola aun que hoy y noviar con el vacío. Pero soy péndulo de fuego y reacciono. Quiero ser Carlos Martínez Rivas, no tanto para escribir tan, tan bien, que emocionare a las nuevas, y no tan nuevas generaciones de poetas maledicentes, y poner cosas como "la poza absoluta de la infancia" o "cuando tu ya no me quieras" o "te lloré un mar", sino para volarle verga a todo mundo en mi insurrección solitaria, aprender a burlarme de quien me levanta la lengua, una risotada en su cara, una chanza, el grotesco. ¿Por qué me he callado entonces si de todas formas me niego a cooperar y golpearme sola? tampoco podemos hacer poesía de slongan y consigna frases magnánimas grandilocuentes para la eternidad que mueven y conmueven a la acción y la emoción, sino no vamos a vivir a la altura de lo que escribimos. Ay pobrecitos poetas, tan llenos de si, su propia bandera, su propia conmiseración, de entierro cristiano, de nadie nos quiere, nadie nos lee, nadie nos publica, no se nos aprecia, ni se nos tiene en cuenta; pobrecitos poetas chupando pija, sobando verga, aguantando desplantes, negándose a pensar, no vaya a ser que alguien se ofenda si le decimos lo que pensamos, si le pedimos "che, por qué no me hacés bien la liquidación de los libros". Hay que creer en lo que se escribe más que en una misma. Hay que creer en lo que se escribe más que en la propia sangre, en la familia, y en la progenie. Hay que creer en lo que se escribe más que en el amor y en el futuro. Hay que creer en lo que se escribe con la fe en la santa muerte y en la soledad, con la fe de un cementerio para enterrar miedos, poetas y mal
paridos. Los niños pródigos de poetas vírgenes homosexuales entenderán menos que nadie y se mofarán de estas ideas, dirán cosas como "no hay que discriminar ni a los dictadores ni a los fachistas para no discriminar", y tarareando una canción de esas que se usan ahora y comiendo un pancho bailaran en una fiesta gay friendly, y volverán a las mansiones de sus padres con derecho a herencia, y 90 empleados, si, 90, en una gasolinera costera que bancan las publicaciones del comunismo. Y no es que busque un estúpido purismo que no existe, yo también tendré mi culo sucio en algún lado, pero hay límites. Y este es uno. Poetas que de tan ignorantes pasarían por rebeldes frente a quienes entienden nada, y nunca vieron a la cultura popular más que por el filtro de las series de canal once telefe, incluso ostentan palabras todavía más acomodaticias que sus voluntades y sus egos.
Crisis de una generación por ponerle un mote y ser dadivosa "mediocre", y sus excepciones, en su cruzada por la nada misma, huyendo de cualquier idea, se unen entonces, tácitamente a las filas de los que pregonan dos demonios, la baja de edad de la imputabilidad, el que mata tiene que morir, y tanta
otra verborragia en última instancia que no comprende que todo crimen tiene en si el germen de la venganza y de la justicia, que todo crimen es contra la propiedad privada y los derechos de exclusión que ellos concitan. O esos otros poetas más o menos cobardes, siendo amigos de otros poetas a los que
solo cabería el tiro en la nuca y la expropiación, que sueñan con un polvo de existencia en una antología para que alguien sepa que hoy estuvieron aquí e hicieron de su vida tres carajos, pero hoy estuvieron aquí, y fueron amigos de sultano mengano y mamole, y "todo menos mi poco talento me importa algo menos que un bledo". ¿Se entendió? Pero un mundo nuevo crece dentro de nuestros corazones, palpita, y no nos importa construir un nuevo mundo sobre las ruinas que evaden el gesto oligárquico que ellos representan para mí, sean de la clase que sean, me importa poco, si a tu novia sin trabajo de todas formas le hacés pagar las expensas a medias de tu departamento comprado con la herencia de tu padre y los negocios que alquilás en el conourbano. La mala leche, la mala voluntad, y la mala poesía en mucho se parecen a la codicia y a la usura, todos signos a disolver en soda cáustica, y una escritura poderosa que se manifiesta hombro con hombro junto a alguna idea más o menos sólida es un arma filosa, pues prefiero los cuchillos y los lanzallamas, para vengarse y defenderse. Puedo verles a ellos, el poetaje, negando y ridiculizando todo lo que haya de subversivo, y corrosivo, o de tierno en las juventudes incendiarias, solo porque jamás han podido prenderse fuego, y arder. En cambio, se han divorciado, cuando la verdad nadie jamás debería casarse, como dijo Emma Goldman, quien seguro tampoco saben quién es, y discutiendo por dinero y propiedades, han derramado sangre sobre las terrazas de sus propiedades, inmensas compradas con la ayuda de sus padre, y han discutido por las expensas, y los hijos, y los coches incluso vendidos, a posteriori, en trincheras de clase media que se armaron con cacerolas de teflón y las becas conseguidas con las firmas de poetas otrora militantes, hoy tan solo añosos tira mierda embebidos en licor.
Oscilan entre la inseguridad, yo puse dólares quiero dólares, y la culpa de todo la tiene Chabán. Su prepotencia patoteril de patrón de estancia o sindicalista peronista de la CTA, o la CGT aleccionadora, su ninguneo ejemplificador contra quienes eligen no alistarse en sus filas de cenitas en Palermo buena onda y ni siquiera le dejo propina a la camarera. Puedo verlos defender el chabonismo de quien solo ha escrito un libro o dos, ninguno bueno, y sin embargo por decir ser, vaya una a saber, chabon, fierita,
barrio, se vuelve mito, a la vera de sus otros amiguitos, que levantándole a él se levantan entre ellos. Puedo ver como sostienen el progresismo, los pantalones de cuero, las discusiones en los blogs que jamás serán llevadas a la calle y en la cara, siervos de las mazmorras literarias y del clientelismo googlero para llegar a la publicación de qué? de su pura mierda que nadie, de todos modos, leerá, cual cartel macrista lombardiano curado y seleccionado por poetas directores de museo anquilosado, y no te excusa el no haberte informado, el no saber, ni el haber nacido en una familia sin recursos literarios, para haber clavado las guampas y decir "NO, gracias, paso". O la poesía política que de todas formas va y lee en los jardines botánicos. Político solo será lo que cualquiera pueda leer, algún día, y entender, y gozar, y completar con su interpretación en la instancia de la recepción y sienta entonces que aquel día, y tal vez su vida, valió la pena ser vivida, junto con la pena que le llevó a leer ese poema y la pena que
llevó a quien escribió ese poema a escribirlo. Juventud idealista que desde donde puede y con lo que tiene a mano repele y lleva a cabo una revolución tan sutil y hermosa que ciertamente no podrían ellos comprenderla. Por eso, la expansión de su nada no saldrá de esta declaración porque yo aquí hoy
mismo los sepulto con un ladrillo en la boca para tapiarles el mal que hacen. Y todos lxs poetas omitidos y silenciados por su tiempo, algunxs hoy exhumados como letra muerta, jamás como cuerpo vivo, para que algún imbécil pueda coger levantándole la pollera a una nenita confundida de taller literario, todxs esxs poetas despiertan y se alzan y reviven hoy. La palabras reconocen el desafío, ai fierri corti, y sus ataques por espaldas son heridas viejas hechas con un filo de plástico, oportunismo, puesto en peligro, que temió a la diversidad y a la crítica cual doña de barrio delatora de la militante frente al falcón. Del limbo de la década pasada a este texto, pese a mi edad, no me hice cómplice. Mis poemas no forman parte de rankings como listas de radio o revistas teens del corazón, ni me vendí a la novedad ni a tener amigos cool y editores que con la guita de los subsidios de sus padres luchadores en vez de hacer una editorial de agitación estético- política fundaron mini feudos desde donde parapetarse posmodernamente (demodé, y pasados de moda, reeditando lo asegurado y lo fácil) para decirse "eysoyeditormusicopoeta" contra otros feuditos del mercado de la palabra cuya guita fue sacada de lugares aun más oprobiosos que el estado. Mientras esté en contra del mundo más vital seré, mientras esté en contra del mundo menos parecida a ellos seré, mientras más en contra del mundo esté. quienes quieran sacarse los ojos, ponerse el palo en la rueda, pisarse la cola, ponerse el pie, no me tendrán a mi entre sus filas, ni ciega ni muda, ni amiga. Porque ya hace tiempo que deje de confundir lo que me alimenta con lo que me da de comer y la lucha con la pelea.
Esto no es ni violencia, ni un ventilador de mierda, que podría haber sido peor, y en quien no me inspiré para escribir este poema es porque no he querido que se cuelguen de mis tetas. Esto, decía, no es violencia, violencia es lo que ustedes hacen contra la poesía, que es la vida, un tesoro a compartir por todxs. Violencia es su falsa y doble moral, su hipocresía, su otorgar credenciales, sus festivales. Mi odio no te engaña, soy verde mordedura que te encera, lengua bífida sincera, profundo, fiel, mi odio no te engaña. Nunca andás solo, mi odio te acompaña, hasta que el rostro se te vuelva cera, tendré en tu sombra la forma de pantera, mi odio no duerme, mi odio te acompaña.





Felipe



Pido perdón al viejo amor
por amar al nuevo
como si fuera el primero.

Te hubiera conocido antes,
un chingo de años antes
cuento te faltaban menos dientes, cuando
no te habías pegado el bicho.

Cuántas veces he pensado
ojalá te enamoraras de mí, tan fuerte, tan solida-
mente hasta pensar "Por ella, me cuidaré, por ella,
viviré por verla envejecer cerca de mi vida,
en órbita." Ojalá, ojalá ojalá un enamoramiento
fulminante que te sustrajera de la muerte

Pero, el amor jamás ha salvado a nadie
conozco bien el cuento, y contra quién compito
no siempre una yunta de bueyes tira menos que
un pelo de concha
Contra el guaro, sagrado, y la milonga
nada puede hacer esta mujer
ni niguna otra


Y yo tampoco he
-cómo hubiera alguien
podido- salvarte
esta vez.

Viajar de noche






James Towle


A Dariush, en su cumpleaños 34.

Para mis cumpas ticos y los sufrientes por amor.




La cama está vacía
la forma de tu cuerpo
en ella
quedó grabada con un punzón
caliente en mi cabeza
cada vez que me meto.

Pero,
materialmente hablando
no queda
nada de vos.

Así,
pasarme las horas
tratando de recordar
cómo sabía tu piel
qué olor tenías
cuán suaves eran tus manos
cuando me tocabas.


-La razón, ¿quién la posee?
vieja mala, no me permite
pensar. -

La mente nunca ha sido una aliada.
Solo a través de nuestro tacto
la razón se sindica a los sentidos.

Así,
olvido por qué es
de algún modo siniestro
una suerte que esta cama hoy
esté tan solo llena de mí.

...

Amarte así, amarte
¿haberte esperado
toda una vida?
¿seremos los últimos?
destructores de máquinas
amamos como si fuéramos a quedarnos
toda la vida en Liverpool fabril
cuna de paño irlandés.
¿y si fuéramos los últimos?
amarte así
haberte amado
tanto

Hace siglos que juego este juego:
los cuentos no se cuentan rectos
la honestidad propia no existe
nadie puede dar cuenta de si
todo es pura inquietud y desazón.

De memoria
me conozco los mecanismos
con los cuales
quienes aun se aman
escapan al dolor indecible
del fracaso
y de la pérdida.

¿Por qué demorarme ahora en esta historia?

Impelida recodar
el amor es puro intento
propulsión sin resultado.

Testimonios remanentes inconforme:
actas de juicios, informes de autoridad,
sesiones de terapia futuras
dedicadas en exclusividad, poemas y fotos,
algunas canciones.

¿Existe un espacio de audición
cuando el lenguaje es
ecolalia, balbuceo, clausura?

Petitio Principi:
fracaso luego soy
anónimo, frágil, débil
casi absurdo.

Me opongo
a los símbolos de una economía política
triunfante.

El amor sigue siendo una maquinaria imposible
de adquirir y administrar por mis comunidades
me encuentro en una etapa artesanal de la conciencia
amatoria, de nuestra ética.

De todos modos,
Violencia, nuestro pacto ya no se quebrantará.
Atacar la casa del patrón
sabotear sus resortes
siguen siendo mis tácticas.


...


Quien no dobla las rodillas
se le rompe la cerviz
la nuca quebrada
a la fuerza
cae por el pozo de la horca vociferando
un viejo himno libertario
silencio
las cuerdas se anudan en cerrazón
de horca, juego infantil hoy
en horas libres.

En fin,
nada que se acerque a la verdad.
Ned Ludd nunca existió:
solo un nombre pergeñado para despistar
una trampa casa bobos.

Entonces ¿cómo podré encontrarte?

Ludismo, romper la maquina
de lo que nos interpela
ideológicamente,
nuevo crimen legislado
por el deber ser del amor.

Me abrazo al cuello de caballo
de lo que está por devenir
construiré eslabón de un engranaje
que se fragua a fuego lento,
sobre mi regazo reposa
un amante, o un gato mortal.

La paradoja:
fundición alejada de la humanidad,
ama y propietaria,
marcha por la panamericana
hacia el progreso

Ninguna sublevación espontánea
ninguna ficción del espíritu
salvaje emerge del vacío.
Por generaciones se transmite
una herencia de maltrato,
saberes resistentes macerados
para escapar a la lógica maniquea
de las culpas, las reacciones estímulo-respuesta,
el gran dirigente de las facturas a pagar.

Si el juego no es nuevo
habrá otros jugadores
otros últimos destructores de máquinas
tal vez nosotros mismos
seamos otros y volveremos
a jugar.






Epitafio: Wu Shu

A mis amigas en Catalunya por salvarme.



I

Aquí se termina la primera mitad de mi vida
sangre que sangre mane sangre como maná
sangrar una lengua muerta, hacer un tajo
clausurar el pecho
cortarse un mechón de pelo.

Duelo, por la primera mitad de mi vida



II

¿Cuál es el balance?
tragar arena, morder el polvo
todo en el tintero morirá
la hoja no escrita de crepúsculos
puzzle que no encaja en la locura de este encuentro

No hay en tu territorio quien aloje mi querer
tierra yerma para recibir señales
bestia recelosa puro impulso reactividad
noche de mi desesperación que todo mi torso forma
un hueco por donde metés tu puño para extirparme
todo deseo de ser


III

Violenta oscilación, crisis existencial agravada, fobia clisé masculina,
confusión primermundista, envidia de discapacitado anímico, neurosis de
trámite bancario incesante, amor y odio catuliano, sutilezas velos y
opacidades indetectables, inconsistencia emocional, neurosis puta y su
síntoma, su drama de control, intenta resolver algo o matarme, la ansiedad
del hombre está a la altura del corazón



IV

mito
hablar una lengua muerta
el Amor es sólo eso
y todo el mundo lo sabe


V

Presa de un poema de Plath
los espasmos vuelven y vuelven
y vuelven se duplican minuto a minuto
me contraigo la cabeza contra la puerta
la cabeza contra la pared la cabeza contra el piso
la cabeza rota
yo toda chiquita, toda carencia toda muertita en mí

quiero despertar o morir

Apilo la entereza para dirigir ciega
mis radares hacia los faros, migas de pan
nimiedades en una arqueología que me alcanza
para reconstruir mi ciudad
sin torre y sin puerta

Busco en esta mañana de pocos amigos
ramitas secas, hojas en la calle
razones para existir
persisto
no todo es vómito y kebab en las calles de Inglaterra
no todo, hielo y bolsas navideñas
cobarde pacifismo bienpensante
no todo está lleno de buenas intenciones y control

Vuelvo a encontrar los deseos por las cartas entregadas a las amigas
bien dispuestas vuelvo a encontrar a los amigos que me esperan
proliferan en mi sangre militantes de nuestra soledad
colectiva



VI

Será como abandonar un vicio
un cigarro sexy en la boca el humo
Garbo
no contiene, no sostiene
mal conocido, volvemos a él
arrastrando los pies
para aferrarnos y no caer


VII

Cursi y rosa en el último minuto
antes de partir, sí antes de subir a un avión
podría ser el último
cuando los amantes hablan
del amor y del extrañarse
del deseo y del reencuentro
siquiera tal vez de lo bien
que la pasamos la otra vez
vos hablaste de compartir mis libros
con otra persona a la cual hasta ahora
olvidaste mencionar

Esa es tu idea de becario de la deconstrucción

Podríamos haber hablado de la esperanza, del creer, de la fe
mañanas nevadas, mañanas mullidas
edredones y sexo de revoluciones
vislumbrar pequeños fractales de manada
mi barrio el tuyo el nuestro
el futuro aquí y ahora, aquí y ahora

Pero no, mejor, no.
Decidís por mí una vez más
tramitar tu involución destruyendo a mi otra parte



VIII

Aplico la hipótesis del tiempo
¿Qué seremos o volveremos a ser?
un recuerdo o el olvido del anecdotario

A house of brick in Japan using electricity inhabited by lovers

A la noche prendemos una hoguera delante de la audiencia y
sacudimos los cimientos con primeros ruidos
ejerceremos presión sobre la estructura del tiempo
avisamos:
cada quien puede hacer lo que le apetezca mientras esto
dure
- pero no dura-


Ballenas, todo el sonido del mundo en esta sala vacía
sonido, anarquía, Anarquía, Silencio, Amiga, anarquía Poesía, ars politica
el arte de la soledad, el arte:
no dejarme
herir nunca más, zaherir.


Subir la guardia, jab jab, cross, hook, uppercut, frontal al pecho, circular
a la cabeza
te alejo

bajar la guardia
Wu shu, dejar pasar no armar el ring, combate inexistente entre
tu discapacidad y mi carencia



IX

A fuerza de no olvidar
uno a uno los agravios
desaciertos improperios
memoria y olvido
recordaremos por qué
nos fuimos yendo
sostendremos el esfuerzo
la angustia cederá
sutil corte en el vientre
una cesárea impuesta

A fuerza de recordar la soledad infinita
sumida me encuentro

Odio adiós, no todo es perdonable

No volveré



X

Arrastro la pala, sepulturera
el cuerpo al hombro
cavo una fosa
honda oscura ronca profunda
es como el llanto hueco de una amante
como el hambre de amor rancio
ahi dormirá esta fatalidad
clavo una estaca de acero y 3 balas de plata
en tu pecho
incrusto un ladrillo en tu boca
silencio
nunca más me harás callar
echo tu cuerpo adentro
tierra y cal polvo al polvo te cubro
estás muerto
en la superficie trazo un pentagrama con sal
escupo mi última sangre mi último vómito
encima una tonelada de mármol
Carrara para liquidar
este romance para que
jamás vuelva a surgir
ni en forma de poema.






Conventry - La Floresta- Valencia- Barcelona


La poesía lleva tatuado el jeroglífico:
el arte de ver el vuelo de los gansos salvajes
(desde mi ventanita)
como si me perteneciera

Paulina Vinderman



Una casa inglesa
una ventana
un poema de Plath
ramas de arboles fantasmagóricos
manos de hueso de abedul
se ciernen agudas sobre mí

este cementerio
esto que observo entristecida
y lúgubre por la ventana
en esta casa
le dicen jardín

resuena tu voz todavía
aflautada histérica
me demanda un deber ser
esa mayor mierda femenina
"ternura" le dicen
también en este, tu pueblo



durante la noche suben otras voces
hombres
conversan bajo los tejos
bajo la ventana
en idiomas desconocidos
fuman sobresaltos de medianoche

mi verdugo es fascinante
mi verdugo es un incendio
mi verdugo habita la represión de los cuerpos
sin espacio común donde esparcirse
mi verdugo me obliga a convivir
entre tímidos y tibios
mi verdugo me conmina a
despertar allí frente a esa ventana
mi verdugo es despertar a la muerte
es desear morir
pesadilla romántica de amor

una barricada en el medio del camino
entre la libertad y la desesperación
ante mis 33 años
complejo propio de Cristo

por la noche la ventana abierta
le aire es helado y tu pie nervioso
prohíbe conciliar mis sueños
se mueve automático y frenético
como nuestras diferencias
tu pie jamás descansa, se mueve y se mueve

por noche la niebla tiende su mortaja
sobre estos árboles muertos
al compás de la ansiedad
te consume y te carcome

en el piso al lado de la cama
tu botella de agua
tu botella de agua biberón
la botella de agua
es buena el agua
es buena el agua y su botella
es buena el agua y aferrarse a la botella
de agua como tu biberón
la mano del tejo en la garganta
los huesos de rama se enroscan
la traca se estrecha
la glotis hacia adentro
es buena el agua dice
y yo, me ahogo.




esa ventana no es única
no es la única ventana frente a la cual despertaré
viajar es mirar a través de muchas ventanas
viajar es la ventana de la casa de la amante
una ventana que brinda un bosque
su casa tiene siempre un fuego
encendido, un fuego cálido
no sofoca ni hace frío
su casa tiene una puerta siempre abierta
la llave en un velero en la puerta
siempre abierta
viajar es despertar entre amigas
viajar es enfermar de dicha, compartir el pan,
la mesa, los cuerpos
viajar es esa ventana roja de burdel
desde la calle se ve su marco negro
la amante rubia me espera dentro
es valiente como una navaja
sabia, manipula objetos de placer
solo ella conoce para mí
viajar es el cuarto de la amiga exiliada
no tiene ventanas y la cama
es pequeña. Sin embargo, la luz
de manera misteriosa se escabulle
viajar es el cuarto de mi hermana siamesa
salta al vacío la ventana
su gata reposa pletórica de sol
no dan ganas de arrojarse
las paredes tienen fotos de mujeres
enérgicas y desnudas
viajar es dormir con estas amigas
compartir estas, sus camas
viajar es cerrar ventanas, cerrar el amor
romántico abrir la amistad
viajar es vivir
desear.






La casa de la escritura

Para Helen y Paola



Nadie ha escrito nunca a dúo
Marguerite Duras




En una casa, sola como perdida.
Tan en la casa, tan sola.
Esta soledad la hice yo.
Hecha por mí y para mí, esta soledad es mía.
Esta soledad es lo único que algún día
no me va a decepcionar. Es lo único que
poseo. Guardo esta soledad, en un cofre pirata.
Con ella en mi maleta vengo viajando. Ella, conmigo
como el recuerdo de un primer amor. Es un pasaporte
a mi libertad. Adondequiera que vaya
ella viene. Mi viaje es una cama ajena,
una ventana cualquiera, ritos de los cuales no me desprendo
Mi viaje es esta soledad.
Sola en la casa de la escritura.
Mi amante no pudo soportarlo
no puede tolerar leerse en mis poemas.
Soy cruel, le cargo cruces, le hago reproches
y lo abandono, lejos, como deseo sin objeto.
Soledad o muerte. Muerte o viaje.
Literatura y Libertad.
Un agujero, en el fondo, en el fondo de un agujero,
una soledad casi total. Una inmensidad, vacía.
Fatal este momento donde todo se pone en duda.
Esta soledad ha nacido de este momento, de esta interrogante
sobre el sentido de la vida, sobre todo, la duda, sobre el amor
y la vida, sobre la libertad.
Más fuerte que yo misma,
más fuerte que los alaridos de las bestias nocturnas,
perros y lobos, monstruosidades oscuras,
vulgaridad masificante, aúllan en silencio o
clavan por la espalda.
Esta soledad es sincera, franca
esta soledad es fresca, he luchado por ella,
honesta, una palma extendida en un abrazo
una mano que acaricia, dedos en mi coño.
Velo por este inmenso territorio de mi soledad,
también la noche, desesperada, la noche de la escritura,
con la desesperación. Desesperación, no sé tu nombre,
aunque de a ratos te invento uno. Un nombre de paso.
Una posta en el camino, un amante. Solo eso, una parada.
Soledad universal de ser humano,
soledad singular y vida ubicua
en este viaje.





Antiespecismo


una mosca muere en la mesa de mi cocina
una mesa blanca, una mosca negra
el sol es blanco y amarillo
la mosca brilla, tornasol
la muerte de la mosca es la muerte
la muerte del amor no es la muerte
describir el espanto, escribir del espanto,
escribir de tu locura, escribir sin pausa,
sobre la muerte sobre la mosca, sobre nuestro amor
muerto. tengo la atroz lentitud
del olvido y temo el instante de pavor absoluto
la locura también parece muerte, pero no es.
aun veo, aun veo la mosca en la mesa blanca
como si fuera tu voz provocando mi locura en
esa ratonera, contra las paredes, sobra la mesa donde
la mosca elige morir, donde elijo escribir, y
no olvidar el debate entre la soledad y la muerte
entre la vida y el amor, triste pero no trágico,
como dejar un vicio incontrolable
no por eso menos placentero.
elijo vivir el invierno, la vida injusta,
el horror absoluto de la incertidumbre
elijo vivir la calma de tu ausencia.
de a ratos lloro por la irreductible muerte
de esta mosca. no llorar nunca es como no haber vivido
esto también es necesario que suceda, inútil hacer tangible
la desesperación y el desconsuelo que conlleva la vida, la muerte
el recuerdo de la desesperación no nos mata
la escritura avanza es viento, está desnuda,
pasa como nada pasa en la vida, pasa y se vuela
el cuerpo muerto de esta nada, de esta mosca, ya no viva
pasa como nada pasa excepto esto que llamamos vida.






III. Tres amigos




llevo por todo nombre
el de una reina cátara
rebelde
mi papá me llamaba
prince
cita de memoria versos de Darío
Sonatina
mozart y vestidita
o desnuda solita
me metía en el
baño

hoy
tengo algo más de 30 y no sé
usar un lavarropas
había una vez
tiempos que había suficiente
para pagar cualquier cosa
y los dueños del dinero elegía
un colegio inglés
una mucama

deserté
lavo mi ropa
cuando me ducho
el flujo es flujo
casi que no tiene clase

dejo de ser la princesita triste
enclaustrada en sus tules

la propiedad privada es robo
la bioasingación crimen
familiar

aprendo
a convidarme
a regalarme
a compartir
gracias a ustedes




sin vos no hubiera podido
escribirlos
me dice un amigo

quiero creerle
no es que no pueda
solo

su mensaje me recuerda
es posible anular
las distancias entre cuerpos


magia, contagio, afinidad
es posible
el sol esta tarde
ardiendo sobre nuestras caras



el estado de excepción
el placer de este agenciamiento
debe durar más que
un spot publicitario
la amistad y el sabor del encuentro
no debería ser
una propaganda de cerveza rubia




viajo un poco más adelante
que algunos de mis más íntimos amigos
no tan lejos
como de a media cuadra
no más

suficiente
para jugar
a la mancha
a la escondida

puedo verlos

nos saludamos
sonreímos
mostramos nuestros
dientitos de jauría

esta distancia demuestra
cositas
simples

he nacido antes
soy más vieja
moriré
quizás
antes también
me sobrevivirán
no soy indispensable
sin mí pueden vivir

hemos podido contagiarnos
estamos todas infectadas
jugamos en el mismo
parque o potrero


nos esperamos y nos corremos
nos acercamos

fondo y figura
anulamos las distancias
ondulamos
como en una foto
una aventura

sin ellos no quiero
seguir





el corazón no se detiene
cuando pienso en ustedes
el corazón no padece
la enfermedad del AmoR
cathexis/enamoramiento

el corazón es sangre y es vientre
el corazón palpita

pensar en nosotras
un galgo
4 patas en el aire

vivir en el mundo
contra el mundo
atentar

el galgo corre y corre
siente la pena de domingo
detrás de sus talones
muestra los dientes
no se detiene

no va más
no corremos una liebre muerta
la única apuesta es contra el propio orden

nuestro corazón es un galgo que late
fuerte





luciérnagas

para Walter Godoy, S.T. T.L.



mal que mal
visto la misma talla de jeans
y zapatillas
desde los 12 años
ni las tetas me crecieron
siempre fui un poco
insignificante

mi vida tiene poco sentido más
que hacer que puedas
resignificar con palabras de
adulto
las vergüenzas de niño

no encontrabas y nadie
creyó




yo sí creo
yo sí quiero
creer





dicotomía


pelear hasta matarme
o morir peleando

de ningún modo
la angustia rivotrilizada
del desierto de esta ausencia
llamada vida

le decimos mundo
donde viven los zombies
la mujer ya viene sin flexibilidad en la cadera
programada para perder
el varón viene sin flexibilidad en el abrazo
preparado para no sentir

deseo vivir sin perder
esta elongación de corredora
de fondo
deseo vivir corriendo
4 patas en el aire
como un galgo de pueblo
contra los autos
ladrando sin finalidad







kick boxing


a Ian

para Jere y Leo



Gracias
me dice mi amigo
que su hijo me dijo
solo las nenas tiene una soga
para saltar
a la cuerda
solo las mujeres se suicidan
colgándose
yo siempre quise tener una


curioso...
servirá acaso precisar el momento
cuándo el cómo
saltar la soga se convierte
en una elección de género

un nene chiquito
con el nombre de un rockero
suicida y etéreo
a quien solo conozco
a través del relato de su padre
hermoso y afectada por la casualidad
de nuestro encuentro
disfruta de mi mano
un regalo de nena
aprende el placer de saltar
la soga
desafía el vacío y la gravedad

una nena grande
con apodo de hombre
recuerda lo que toda nena sabe
y su madre se esmera en que olvide
el don de sus potentes piernas
la rotación de la cadera
pueden abrirse en loto
pueden rotar la cabeza
como una mantis
partir un esternón
en un salto frontal


saltamos

gano capacidad
pulmonar indispensable
desaprendemos
hacia la alegría
que el placer no tiene
género





Viajo a Rosario
a ver a un gran amigo

tecnicamente tiene
la edad de un hijo

elegimos
definirnos
amantes afines anónimas
resignifico las tres A que mataron a mi tío
amiga anarquista absoluta

maté a mi hijo
y con él
todo instinto maternal
devorando en mí
lo que no nació ni nacerá
nunca más

lo volvería a hacer
sin atisbo de duda

elegir no ser madre
elegir ser amante
elegir ser amiga y afin
de un monito

de todas las mujeres
las que más me gustan
cuidan a sus hijos
como amantes
de todas las mujeres
las que más deseo
quieren a sus amantes
como amigos

de todas las mujeres
las que más me gustan
son las que no tienen
hijos





Cuchulain


La vida de Facundo
pende de hilos
atado con fuerza
a los rayos del sol
de este mundo
su pulmón se debate
entre mascarillas y oxígeno

un Goliat cualquiera fijó la sentencia
patada tras patada

ayer lo desconectaron
de todas las máquinas
dicen que el agua es vida
pero Facundo se ahoga
por dentro
como Darth Vader
solo resta un agenciamiento
maquínico
necesario para los biopoderes

la ciencia no entrega respuesta
cómo los golpes llenan hasta implotar
el cuerpo, y no desinflan

heterosexualidad equivale a
niños en cárceles de noche
y extraños ritos de pasaje
de nuestra civilización agonizante
hacia la adultez y la muerte
enfrentan máquinas asesinas
solo por existir en la masculinidad
hegemónica

hace días su madre
duerme en el hospital
donde puede
donde la dejan
encadenada a la cama
si así fuera necesario

perro -fiel- de Facundo
no hay para ella
horarios, reglas, guardias
es el perro que cuida a
su Amo moribundo






Grupo de afinidad



como la calle es muy angosta
para tomarnos todas
de la mano
elegimos caminar
sin agarrarnos

evitamos las miradas
el dispositivos
pasamos piola
lo que nos une
- el sol, la vida, el enfrentamiento-
opaco
una a la otra a la vida


vamos sueltas
tecno-vivas conectadas






ningún recuerdo es tan potente
para repeler el embate
de una novia celosa

llovizna esta noche en el recuerdo
el frío escarcha
el suelo donde nuestras ruedas pisan
una capa cuasi imperceptible
sobre nuestras narices
heladas
no tengo frío
no hace frío
junto a ustedes esta noche
en Barcelona

como un nene
te demuestro qué puedo
andar la bici que me convidaste
como un varón, un bici-volador

un poco de esto o aquello
para empolvarnos
nos hace más libre
nos hace más veloces

no duraremos toda la noche
de carreritas por las calles
ni las bicis sin dueño
ni este invierno caliente
todo es prestado
o ilegalmente ocupado

cuando su propietaria vuelva
novia sudamericana
reclamará sus derechos de autor


esta semana, ya estoy del otro lado,
las calles arden en tu ciudad
vaga general
¿las habrás tomado?
¿habrás preferido el frío gélido de la pareja?

no es metáfora
el Yo que reclama y clama
justicia
respeto
plagio
robo
indignada

no es metafora el Yo
que se aleja
literalmente abandona

ningún recuerdo puede
contra la misoginia de
una mujer celosa
contra un par de novias
débiles






VI. Un medio para adoptar una posición en la guerra en curso



Primer acto y único acto



La guerra recién ha comenzado
¿Adónde vamos?
Te agarro la mano y comienzo a caminar.
Desertamos, desistimos, avanzamos
hacia el desierto del encuentro con quienes han despertado
aleatoriamente, por arte de magia,
en medio de la noche de la profunda desertificación.

¿Adónde vamos? Pase lo que pase, no nos quedemos en el medio del camino.





A estas horas de la noche
a esta altura del partido
ahora, en este momento
preciso
los grandes vigías han muerto

no es que lo presienta
hemos ido a la evidencia

manifiesto
con los dedos de mis ojos
la inmensidad de la pérdida

nunca la noche fue tan oscura
nunca fue tan de noche la vida
nunca estuvimos tan solas
¿adónde vamos?

Camino.






Pese a las bombas
pese a la confusión
de las bombas
que estallan
silenciosamente
nuestro tiempo
es heroico

Pese a los intentos
desesperados
por distanciarnos
el tedio no ha logrado
capturarnos
enteramente



Camino.








Inquilinas de una existencia exiliada
alquilamos una pieza de servicio
en este mundo
una breve cárcel
una pensión
refugiadas del desierto
fugitivas de la política antigua.

La guerra comienza con la risa brutal
envolvente
quien ríe primero, exilia y gana
la pelea consigo.

La ciudad habitable
por todas las sin techo
esta aquí mismo
aquí dentro
devuelve esa risa
el sonido a las bombas
sacude el sueño
de las encías y las yemas
pulveriza el tedio.

Hemos sido arrojadas
a este mundo
sin previo aviso
hemos sido abandonadas
sin sentido.

¿Adónde vamos?

Experiencia del vacío
esta casa
una nada amueblada.



Camino.







La risa deshace todo pathos
indignado
tolerancia respeto justicia
juicio y castigo
desempleo
precariedad
inflación
precios
marginalidad
inmigración

tu risa colmillos blancos
manchados con mi sangre
la risa, tu risa
es vida




en lo sucesivo
no hay más que noche y silencio
noche silencio
huída de la ciudadela
en llamas que no arden





Camino.






adónde vamos
llevando el desierto
del cuál somos oceánicamente
el único anacoreta






vivir como si
como si hubiéramos
muerto

como sí

¿vivimos?

presas de
la penetrante sexuación no sensual

vivimos
esencialmente
espectrales
naturalmente
pornificadas
siniestramente
ausentes

Noticias
Noticias


Triste esta carne sin misterio que pretende conjurar
la presencia del encuentro inevitable de los cuerpos que persisten en el
exilio.






este desastre no halla en parte alguna
duda, certeza o sostén

partimos
las posibilidades viajan conmigo
la potencia y el acto
una piedra en la cara
del gran bufón que no ríe

¿Adónde vamos?
Camino.





quienes admiran las virtudes humanas
han muerto con el Hombre
han perecido
con él


solo resta asistir al entierro
pico y pala
puñado de tierra en guante

y lanzarlo en la fosa común
donde ha sido arrojado
anonimamente





¿no vivir
único deseo
oponible
al poder
pretende forzar
a vivir?







Celan


somos esta nada
blanca
muda nada blanca
esta nada
rosa
gira en torbellino en rededor
del eje vacío
ese pozo sin paredes
esa nada blanca

somos este remolino
experiencias miserias y sensaciones
henchidas de viento
nos disponemos a saltar
al abismo de la palabra hermética
opaca

experiencia vacía
esta nada amueblada




huérfana de una clase
que nunca existió
huérfana de una ficción peligrosa
contingente

¿qué es peor?
anehlar
la seguridad
burguesa
la dignidad
obrera






nunca tan reunidos
semejante número de totales
extraños
nunca tan enajenados
nunca antes hasta tal punto
separados
por esta promiscua proximidad
de transporte público en hora pico
hacia el conourbano
post jornada de trabajo

Metrópolis

un ejército se alistan
para sobrevivir a la moda
de vivir como si
su única cultura
se obligan a la estricta disciplina
de mentiras
ilusión óptica
de un Yo que elige
deseos que no desea







fetichismo de la diferencia
diversidad
multiculturalismo
género
catalizamos la reacción
en cadena
la zombificación

no hay reconocimiento alguno
como pontífices máximos
de lo ordinario y el reconocimiento






la crisis de la presencia
consume
su fantasma
irrumpe con amplitud
titánica hiperbólica
su criatura
el sujeto
Trabajador





Trabajador obrero fabril
figura de lo civil
en el seno universal
inapelable
de la militarización del desastre
actual






la ausencia
inalterable cemento que nos une
pura inquietud que a nadie inquieta
ni da curiosidad






camino.






qué reside tras esta nada...






desdicha extrema
el apego desnudo
a la supervivencia
sin más objeto que
sobrevivir
este Infierno






desear el vacío
la pura nada blanca
nada es más ordinario que
la propia felicidad
individual





ONG


grave infección
el voluntariado
el granito de arena, hacer algo, salvar una ballena, desde nuestro lugar,
ahorrar agua, y comprar productos del Fair Trade, el boicot en la compra

la guerra en curso
eugenesis nazi de la no contradicción pura
activismo prefabricado de góndala de supermercado
vs.
formas-de-vida, modos-de-afectación-que-atentan
nuevos proceso de subjetivación contra el statu quo




ubicuidad de la vida por doquier
eterna efímera vana e idénticamente
ausente

vida
forma notoria de tortura prolongada
vivir es el camino más largo hacia el infierno
el suicidio no es una salida
lo que acontece tras él
podrían ser aún peor





huyamos juntas te digo
al fondo de la cosa misma
despierta al mundo
despierta
desvía lo tuyo propio
despierta a nuestra condición

distanciarnos y unirnos
desubjetivarnos
devenir juntas te digo

que mi casa no sea mía
un cuerpo donde podamos habitar
todas las sin casa
una nueva forma-








budismo


en la góndola del supermercado espiritual
se nos ofrecen salidas
una repugnante sórdida espiritualidad
de feria americana
para asalariados plenos de
clonazepan
deprimidos y abúlicos
enseñanza ambiciosa
para imbéciles y maravillados
fieles empresarios
privados
el peligroso arte de chapotear
en su propia humanidad
nirvana




no es tanto la estúpida
prostituta que no cobra
confunde emancipación
sexual y construcción
de una nueva educación sentimental
con chupadas de pija
todo el club de rockeros erectos
al ritmo de las becas doctorandas
en tecnocracia
no es tanto la chusma de barrio
aggionarnada y sin ruleros
que con la ropa vintage
se convierte en el equipo más usado
por la troupe de fascinerosos
del underground de la distorsión de la guitarra
gratuitamente
sino
la pobre lección de gramática
del amigo que usa el adjetivo
"interesante"
y el verbo copulativo reflexivo
"me parece"
del amigo que agradece los mínimos gestos
de humanidad
condición sine qua non
y los agradece como si fueran gestos de presencia
algo tan mínimo como no estar muertas
para significar la nada y la doxa
de la femenina vulgaridad masificante
de zaguán nocturno
episteme



memento:
ya lo sentenciaron todas las feministas que valían la pena ser leídas acerca
de la emancipación sexual
lo único peor que vender el cuerpo a los varones
es venderlo una vez y para siempre
es no ponerle precio
y prodigarlo
por nada a cambio






brota el orgullo humano
como petróleo sobre plataforma submarina
aniquilando todo el plancton de la biodiversidad
intestinal de nuestro cansancio





violencia
todo aquello que se quiere dominar mediante la fuerza
humanista que niega la agresividad



el feminismo actual
un cómplice humanista cristiano y envuelto en miedosas buenas
intenciones






tu gesto
acontecimiento
presencia
magia

bailemos
se acaba el tiempo
de la urgencia


se hunde el barco
es tiempo de aprender a nadar





un mundo de esclavos sin amos
un mundo de delatores
colaboradores
un mundo de tiranos
al servicio del
voluntarismo obligatorio
de servidumbre
un mundo de putas impagas
usadas por la patota de rockeros
de la que podrías formar parte
vos

el acto más sencillo contra este mundo
lo dicta una piedra sangrante
que canta tu canción
contra tu irremediable cara de rebelde





afectarnos
vivir juntas
en el corazón del desierto

hacia el corazón caminar
resueltamente
sin reconciliación

prueba y luz
ilumina nuestro andar









¿Adónde vamos? Caminamos.






parto
a partir de mi locura
mi disociación
absoluto abandono
parto
hacia la experimentación
que me salve de este entierro
parto
desde mi locura
desde el desconcierto
desde la intransigencia de no pactar
nunca un mejor final


Esta es la guerra en curso



quien tema
piense en el mar
o
en el beso de su amante




príncipe azul
caballo con alas
milagrosa salida

no creo en mi oficio
no creo en mentiras

se me ha dicho
sexo
raza
género
edad
clase
amor






creo en nosotras caminando juntas

¿Adónde vamos?





por doquiera
en todas partes
ubicuidad meta-física
de secesión
la amplitud del mundo


usted tiene que desistir



el arco de acción
la barricada o el juego
fuera del mundo de la nada
abstracta de la economía
al interior de la situación
de la guerra



mejor que armas y escudo
es el tiempo de las comunas y las afinidades

es tiempo de fuego





circular
puesta en común
atentados
palabras
atracos
encuentros
el acontecimiento, desertamos

el viento sopla liviano
en todas las calles



Camino.





Caminamos.



hasta el fin que nuestra situación contiene como posibilidad

Vayámonos.
Pronto.






la palabra golpe es la casa de citas
de quienes estamos en el camino





una piedra sangrante en la cara de todo lo anteriormente conocido.





helechos
enredaderas
pulverizamos los muros
compost

todo debe ser vuelto
a plantar





todo debe volver a nacer
reverdecido
en la selva del encuentro





caminemos.






-Textos de Leonor Silvestri. leonorsilvestri@yahoo.com
www.eldondecreer.blogspot.com






Correo:



IX CERTAMEN INTERNACIONAL DE MICROCUENTO FANTÁSTICO miNatura 2011


La Revista Digital miNatura convoca el IX Certamen Internacional de Microcuento Fantástico miNatura 2011.


BASES DEL CERTAMEN

1. Podrán concursar todos los interesados, sin límite de edad. Las obras inéditas o no reflejarán temáticas del género fantástico, ciencia ficción y/o terror, pudiendo haber sido publicadas en medios digitales (blogs, webs, etc.). No se admiten trabajos publicados en papel.
2. Los trabajos deberán presentarse en castellano.
3. La longitud de los textos no podrá ser superior de 25 líneas (en Office de Word tamaño papel DIN A4 con 3 cm. de margen a cada lado). Los trabajos se presentarán en Tipografía Time New Roman puntaje 12.
4. Se aceptarán hasta dos obras por autor en un único mensaje. Todos los participantes recibirán acuse de recibo.
5. Los trabajos deberán ir firmados. Dicha firma incluirá: nombre, nacionalidad, edad, dirección postal, e-mail y un breve currículum literario en caso de poseerlo. No se aceptan seudónimos.
6. La participación deberá entregarse únicamente por vía e-mail a: minaturacu@yahoo.es indicando en el asunto: “IX Certamen Internacional de Microcuento Fantástico miNatura 2011” (no se abrirán los trabajos recibidos con otro asunto).
7. La participación y los datos exigidos, deberán ir integrados en el cuerpo del mensaje. No se admiten adjuntos de ninguna clase.
8. Se otorgará un único primer premio por el jurado consistente en la publicación de la obra ganadora en nuestra revista digital, diploma, y una memoria flash de 4gb (que serán enviados vía postal a la dirección de correo que facilite el ganador). Así mismo se otorgarán las menciones que el jurado estime convenientes que serán igualmente publicadas en el número especial de la Revista Digital miNatura dedicado al certamen, recibiendo éstos diploma acreditativo. (La organización del certamen no se hará cargo de la posible pérdida o deterioro del premio o los diplomas en su traslado postal).
9. Dado el gran número de trabajos presentados en anteriores convocatorias de menores de edad, el jurado seleccionará los mejores microcuentos de participantes menores de 16 años, que igualmente recibirán diploma, y serán publicados en la revista.
10. Bajo ningún supuesto el primer premio quedará desierto
11. El jurado estará integrado por miembros de nuestro equipo, y reconocidos escritores del género. El fallo del jurado será inapelable y se dará a conocer el 30 de septiembre de 2011 por correo electrónico a todos los participantes una vez haya sido publicado en diversas y distinguidas páginas web y blogs relacionados con el género.
12. Los autores no perderán los derechos de autor sobre sus obras.
13. El plazo de admisión comenzará el día 15 de marzo y vencerá el día 30 de junio de 2011 a las 12 de la noche hora española.
14. La participación en el concurso supone la total aceptación de sus bases.


Ricardo Acevedo E. y Carmen Rosa Signes
Directores de la Revista Digital miNatura


Ricardo Acevedo E.
Director de la Revista digital miNatura
Si deseas descargar la Revista miNatura en formato pdf, la encontrarás:
http://www.servercronos.net/bloglgc/index.php/minatura/
En este blog encontrarás todo lo relacionado con la revista
http://minaturasoterrania-monelle.blogspot.com/



*


Inventren Próxima estación: HORTENSIA



Colaboraciones a inventivasocial@yahoo.com.ar

http://inventren.blogspot.com/

El Inventren sigue su recorrido por las siguientes estaciones:


ORDOQUI.

CORBETT. / SANTOS UNZUÉ. / MOREA. / ORTIZ DE ROSAS. / ARAUJO.

BAUDRIX. / EMITA. / INDACOCHEA. / LA RICA. / SAN SEBASTIÁN.

/ J.J. ALMEYRA. / INGENIERO WILLIAMS. / GONZÁLEZ RISOS. / PARADA KM 79.

ENRIQUE FYNN. / PLOMER. / KM. 55. / ELÍAS ROMERO. / KM. 38.

MARINOS DEL CRUCERO GENERAL BELGRANO. / LIBERTAD. / MERLO GÓMEZ.

RAFAEL CASTILLO. / ISIDRO CASANOVA. / JUSTO VILLEGAS. / JOSÉ INGENIEROS.

MARÍA SÁNCHEZ DE MENDEVILLE. / ALDO BONZI. / KM 12.

LA SALADA. / INGENIERO BUDGE. / VILLA FIORITO. / VILLA CARAZA.

VILLA DIAMANTE. / PUENTE ALSINA. / INTERCAMBIO MIDLAND.


InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/



Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por
Yahoo, enviar un correo en blanco a:
inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar




INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a:
inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar


Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.

Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.

La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor.

Inventiva social recopila y edita para su difusión virtual textos literarias que cada colaborador desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre escritor y editor. cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura.

No comments: