Wednesday, March 16, 2011

UN LENGUAJE PARA ABRIGARNOS DE LA NADA...



-Ilustración: Ray Respall Rojas (dibujo a plumilla)




FANTASÍA*



Como dos amigos, tomamos un café. La cita de las 12:30 fue una hora después, a modo de excusa, justifiqué bromeando que ésta era la diferencia entre el DF y mi ciudad... ¡Tantos sueños de vivir allí, acariciados durante tan largo tiempo, me tenían como trasladado al lugar equivocado!

Gracias al aroma de tres inciensos de pino y del café humeante, puse de nuevo los pies sobre la tierra.

Mi amiga Maribel tiene un defecto muy grande: es capaz de leer el pensamiento. ¿Se imaginan? Sabe lo que tramas, pero en son de amistad es muy bueno, por los consejos útiles que puede dar sin siquiera plantearle los problemas... Pero, ¿se la imaginan de novia?

En fin, habíamos quedado en almorzar en su casa, espaguetis con parmesano. Al parecer, los planes habían cambiado, ya que Maribel no mencionaba el tema. Yo me extrañé, dada su formalidad, pero ella callaba y miraba el humo del incienso elevarse lentamente.

Al rato, ella se levantó, dispuesta, y expresó:

- Te invito a navegar en las nubes.
- ¿Como? – pregunté sorprendido.
- No te asustes, aunque es sin paracaídas, será agradable... Además, el lugar me trae recuerdos inolvidables, y quiero hacer realidad aquel sueño que me contaste: anhelabas “subirte a una nube y tocar el sol, aunque fuera por un instante”.

Además de las nubes, deseo otras cosas en mi vida, pero no estoy seguro de si mi amiga, que todo lo adivina, desea también que suceda, porque nunca toca el tema... Lo cierto es que sus detalles siempre me transportan más allá de la realidad... Acepté.

¿Se imaginan mi curiosidad? Avanzando por la avenida, no pude más y le pregunté.

- ¿No me vas a decir la dirección?
- Es en 1ra y 18, justo a la orilla del mar.

Pensé que sí, que el mar estaba ahí, tocando el cielo, pero la nube... ¿tendría una parada en el lugar? Y después de todo, ¿cómo subir a ella? Sin duda, Maribel sabía.

Al llegar, encontré un restaurante de gusto refinado, una construcción de estilo. Había sido el hogar de dos seres especiales, escuché algo de su historia de labios de Maribel.

Nos dirigimos al interior por un pasillo ancho, lleno de aire fresco que nos renovaba del calor del camino. Al fondo de la casa, encontramos una vista fenomenal. Nos sentamos en una mesita frente al océano.

Miré a la lejanía y vi solo tres nubes, una con imagen de llave, la otra decía “sí”, y una allá lejos, que cambiaba de repente, como para no la pudieran dibujar, ¿cual será la del viaje?

Ella, con sonrisa de niña, disfrutaba la fantasía de estar de regreso en el lugar donde tantas cosas recordaba. Parte de su diario estaba impreso en ese espacio de costa, y su futuro, en letras muy pequeñas, se adivinaba en el horizonte... Desafortunadamente, mi vista no es muy buena, hubo muchas cosas que no pude leer.

Comencé a divagar, disfrutando de la llave, el sí, la nube misteriosa, el exquisito plato de camarones que estábamos saboreando y, de pronto, sin saber cómo, estaba encima de la segunda nube, mirando todo el litoral.

Pensé que estaba soñando; desde lejos, la voz de Maribel me decía: “¿Te gusta?”... Pero mi voz no le llegaba, ella intentó hablarme en lenguaje de señas, y yo decidí mandarle un mensaje dentro de mi botella. Tomé el último sorbo de mi cerveza, un pequeño papel y una pluma llegaron a mis manos, y yo me pellizqué, era increíble.

Tiré la botella al mar y seguí navegando, podía escoger a donde ir, si quisiera iría a México, lugar de mis sueños; sin embargo, era tanta la realidad que dejaba atrás...

La nube me dijo: “Pide tres deseos y serán cumplidos”. Quedé pensando, reaccioné y le pregunté si realmente me llevaría a donde yo quisiera. “Sí”, respondió ella…

“Llévame con mi amiga, junto a sus sueños de infancia; después quiero ver a mi hijo, oír su voz, y algo más, dime qué figura tiene la nube que se ve a lo lejos”.

“Cumpliré tus deseos”, afirmó la nube, “el último, que es más bien una pregunta, la responderás tú en un rato”.

Cuando miré a mi lado, estaba Maribel, con el mensaje en la mano, sonreía y le dije: “Gracias”.

“No tienes que agradecerme, solo quería que vieras cómo se puede vagar en una nube”... La miré y comprendí... Ella, como siempre, leía mis pensamientos.

Todo lo que quise se cumplió. Pasado un tiempo fui a México, pero ese día conocí la infancia de mi amiga; mi hijo me abrazó y me dijo: “Papá, cómo te quiero”... Pero aún faltaba algo, la imagen de la otra nube. Comencé a formar un mapa en mis pensamientos mientras manejaba hacia su casa y solo me llegaban colores en fuga.

Maribel me dio su diminuto pañuelo para que me secara el sudor de la frente. Al tomarlo en mis manos, contemplé aquellas flores y hojitas de colores, formando guirnaldas… ¡No era posible! Al llegar a su casa, ella se bajó y extendió su mano: “Quédate con él, te lo regalo”.

Me marché y comprendí que ella me había obsequiado la tercera nube, llena de colores y fantasías. Avanzaba en el camino de regreso cuando me pregunté: “¿Por qué me regaló una nube que, como ella, es una flor?”



*De Mario Quiroga Fernández. jossuexy56@yahoo.com









NACER EN LUNAS*


A mi amiga Marta Zabaleta


No se de donde me viene esta veta oscura.
Sospecho que es la sombra de viejas cimitarras.
Una sombra. Un desolado atardecer en el desierto.
Acaso una cueva. Un deseo en la noche.
Una oscura mentira. Una terraza. Un silbido.


No se de donde me viene esta veta oscura.
Como si nacer ya no fuera posible.
Pero hoy, justo a las 7 de la tarde.
Mi cardenal. Ella, me regaló la luna.
Hubo un parto glorioso en la llanura.
Vientre de nueve meses. Más allá de la carne.
Más allá de la noche. Más allá de la sombra.
Y la luna y los trinos y los espejos de agua.
Y la interminable oscuridad trizada.
Y la memoria del alba, tan hermosa, tan pura.


Borradas cicatrices y lamentos.
Cansancios y desolaciones
Y una vergüenza de no vivir se me alojó en el pecho
Y pensé en las mujeres, al borde de si mismas.
En los grises villorrios.
En el bebé de los gitanos, muerto por hipotermia.
En la mierda, hecha tristeza de algas.
A la metástasis de la pobreza.
En los exilios. Miedos que te despiertan en la noche.
Y jadean y asfixian y ahogan y sofocan.


No se de donde me viene esta veta oscura.
Pero aun, no redimida. No salvada.
Puedo nacer de nuevo.
En la luna, en los trinos, en los espejos de agua.
Gota a gota, trino a trino, luna a luna.


*De Amelia Arellano. arellano.amelia@yahoo.com.ar








De la realidad y sus plugins*



*Por Marcia Bredice. bienvenidacassandra@hotmail.com



Los hipertextos y su aproximación a lo infinito, las actualizaciones de los hardwares, la tenaz advertencia de los programas antivirus, las notificaciones que nos ponen al tanto de las publicaciones de los caralibros, los incansables inicios de sesión, los ávidos pedidos de reactualización tecnológica, los alertas de archivos dudosos, las configuraciones de las páginas, sus extensiones y sus plugins. El sistema se atiborra de información y exige de paciencia. Entonces, para consuelo del usuario que insiste en abrir tantos archivos a la vez y demandarle al sistema más de lo que puede dar, aparece el malogrado mensaje sentenciando la espera. "Este programa no responde". La red se satura y uno se satura en la red.
Fuera de la red, el mundo sigue su curso: las campañas publicitarias, la ilusión óptica de los nadies, los reality shows, los concursos por un sueño, la taza soft, los descuentos en planes de adelgazamiento, el llame ya, la enumeración anquilosada y errabunda del discurso moralista, los asuntos de la Nación, el inquebrantable luto, las campañas electorales y ecológicas, las catástrofes naturales, la mala literatura, la histeria de los consorcios, el simpático síndrome de resolución totalitaria de los taxistas, los corredores inmobiliarios, los empleados públicos, las negociaciones salariales, los legisladores inaugurando sesiones ordinarias, la moza contando su propina, los que se emocionan hasta las lágrimas recibiendo el llamado de los sorteos televisivos, los que responden encuestas en la vía pública o atienden respetuosamente el llamado de los fastidiosos telemarketers. Este programa tampoco responde.
Detrás de la pantalla o del otro lado de la línea, apabullados por los movimientos indeliberados del mundo de la virtualidad y el mareo escandaloso de una realidad mediática y mercenaria, vamos digiriendo la dispepsia esnob e intentando deshacernos de la banalidad de lo cotidiano y de la mordacidad
de las últimas noticias.
Encastrados en el rompecabezas de lo virtual y lo irreal, lo versátil y lo azaroso, nos resulta difícil preservar la naturalidad y no caer en lo frívolo.
Vamos imbuyéndonos en el bullicio del desahogo, sacudiéndonos la resaca de lo real, encauzando nuestra urgencia por decir, reincidiendo en el maquinal gesto del exabrupto. El espacio que nos abre el desencanto de nuestra cotidianeidad babélica, nos acerca, nos iguala, nos democratiza en la histeria y el desasosiego.
Todo parece volverse vacuo en el vil escenario social de la red, de la información y de la imagen. Su balburdia macilenta nos fatiga; su bullicio inconsistente nos agravia.
No hay prórroga en la maleabilidad de las formas, ni sistema que no sature.



*Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/14-27845-2011-03-16.html







Asunto de palabras*



Entonces es así, me pregunté.
Se cuenta para espantar el fantasma de la muerte o el de ser tan pequeños y solos, en la historia que nos precede y nos va a continuar, así sin paraíso, casi ciegos, entre templos y ciudades perdidos y ganados. Migajas en la naturaleza que nos aterra y nos consuela. Espejos rotos que se juntan inventando ficciones para llegar a una verdad: verse en la mirada de los otros, un lenguaje para abrigarnos de la nada.



Assumpte de paraules*


Llavors és així, em preguntí.
Es conta per a espaventar el fantasma de la mort o el de ser tan petits i sols en la història que ens precedeix i ens va a continuar, així sense paradís, quasi cecs, entre temples i ciutats perduts i guanyats. Engrunes en la natura que ens aterreix i ens consola. Espills trencats que s’ajunten inventant ficcions per a arribar a una veritat: veure’s en la mirada dels altres, un llenguatge per a abrigar-nos del no-res.



*De Cristina Villanueva. libera@arnet.com.ar
-Versión en Catalán: Pere Besso.





HOMENAJE*


El hombre abre un libro y descubre la siguiente frase: "...es inútil, en el mundo no hay nada tan sólido como un buen culo", la lee un par de veces, cierra el libro y se pregunta si será cierto, medita largamente sobre el asunto, intenta rescatar imágenes de cosas sólidas, cosas que alguna vez ha
visto o sobre las cuales ha leído, las recorre mentalmente una a una, descarta, llega a la más sólida de todas, Egipto, la Gran Pirámide, compara una y otra vez, no está conforme, no está seguro, por lo tanto decide comprobar con sus propios ojos y sale a la calle, seis y media de la tarde, hora fatal, y ve de todo, los ve de toda forma y color, hay algunos que tienen la luminosidad de un faro abriendo las tinieblas de una costa marítima y que acá, en esta calurosa hora de la ciudad, ofuscan la luz del
día e igual que el faro atraen a los navegantes solitarios y a los gimientes pájaros extraviados, y son sólidos, muy sólidos, hay otros que, en cambio, parecen revestirse de neblina, se ofrecen y se ocultan, aparecen y desaparecen y tratan de convencer a todo el mundo de su inexistencia, pero dejan en la imaginación heridas profundas e incurables, y también los hay tristes, que son una gran lágrima y tienen aspecto de penitentes y es como si se acusaran permanentemente y se golpearan el pecho y se sintieran
culpables por existir y estos son realmente los más peligrosos para los caminantes incautos y de corazón tierno, sólidos, perfectamente sólidos, y los hay juveniles, desenfadados, inocentes como una mañana primaveral, pero basta mirarlos un par de segundos para sentirse manejando a cien por hora en
un camino de cornisa y con los ojos vendados, hay otros que son como brasas y a su paso despiden estelas similares a los fuegos artificiales en la noche del 31 de diciembre, dejan el mismo fugaz chisporroteo y después se extinguen y lo que queda en el aire es un sabor de desencanto y de cosas inasibles, hay otros que son declaradamente bélicos, están pertrechados con múltiples armamentos, usan exóticos camuflajes, avanzan igual que a través de una selva asiática y nadie que entre en contacto con ellos está libre de
conflictos, hay otros que son evidentemente felices, están satisfechos de sí mismos, transmiten bienestar y todo el tiempo tienen buenas nuevas para comunicar y aletean de acá para allá como bien alimentadas palomas de la paz, y están los cínicos, una raza especial, que llevan una sonrisa grabada y esa sonrisa es puro veneno, practican la magia negra, la hipnosis, y cuando eligen a su víctima la dejan marcada para siempre, sólidos, muy sólidos, los hay anarquistas, que se deslizan entre la gente con una aparente indiferencia, pero que en realidad no hacen más que conspirar, los hay maternales, óptimos para los tímidos y los desamparados y que son como la imagen de un establo de Navidad, los hay malignos, que surcan la ciudad como aletas de tiburón a flor de agua, suscitando peligros y malos pensamientos, los hay difusos, difíciles de apresar, que se desplazan a distancias irreales, lentos y esquivos como peces de aguas profundas, todos sólidos, sumamente sólidos, en fin, el hombre los ve de todas clases,
armoniosos, agresivos, creyentes, ateos, exaltados, levemente espirituales, apáticos, trágicos, antiguos, farsantes, apasionados, tímidos, arrojados, prepotentes, y siempre sólidos, perfectamente sólidos, y después, hacia el final de la tarde, en una calle cualquiera, inesperadamente, broche de oro
de una larga y productiva cacería, el hombre se topa con uno tan uno que después de ese uno ya no tiene sentido seguir buscando otro, y ese uno es alto, solemne, una catedral gótica, dobla una esquina, cruza una avenida, es como un barco cargado de preciosas mercancías desafiando el mar con todas
sus velas desplegadas, va enfundado en una tela vaporosa, azul, transparente, y cuando un pie avanza en su sandalia y se apoya y después el otro avanza en su sandalia y se apoya, dentro de la tela azul cada vibración de ese uno es una nueva afirmación del universo, el hombre lo sigue durante un trecho, después se detiene y lo mira alejarse en el resplandor del último sol, se sienta en el primer bar, pide una cerveza, se rasca la cabeza y definitivamente resignado razona: "Es inútil, en el mundo no hay nada tan
sólido como un buen culo."


*de Antonio Dal Masetto.




largo de aquí largo de aquí criollo doblado al castellano neutro*



1

¿así que...
"se descubre cayendo"?



2

en efecto
pega seco donde duele seco
perfecta maría felix cual la calamidad
examina
william burroughs
sin congoja ni furia



3

el camino desencamina
la montaña monta
el valle va
el río ríe
el viento avienta
y a medias medio
irresoluto
por naturaleza



4

¿coger crudo o cocido?
cuándo y con quién
bajo diez mil bujías

me da nervio
verte
en la penthouse magazine
así tu cofre en plano túrgido
tu cofre

(apabullante despliegue de manifestaciones
con el que venía hacia mí
a interceptar otros influjos
apabullante venía a interceptar)



5

silencioso
me hago el esperma silencioso
y que no se sepa que me domicilio en la floresta
que soy el mismo que ayer tuviera un complique
en estéreo con mae west
y delinquiera sin saber que era su amor
(confieso:
cuando sus clímax no advenían
mi esperma horrísonamente me endeudaba)



6

monógamo hasta la muerte
he nacido en tanganika
digo, cerca:
¿he nacido en buenos aires?
género de duda

concebir la nieve apasionada
aros de cleopatras en proserpinas
cleopatras séptimas en proserpinas
a su vez en cleopatras
las almas a los barquinazos



7

mujeres para toda una noche
(e incluso hombres)
mujeres para todo un fin de semana
(e incluso para todo un fin de semana largo)
mujeres para un lunes y jueves
(e incluso sólo para un jueves)



8

yo busco a la hermana del filósofo
y no la puedo hallar
la busco por las inmediaciones del estadio de excursionistas
la busco por las inmediaciones del estadio de nueva chicago
yo busco a la hermana del filósofo
y no la puedo hallar

yo busco ahora al filósofo hermano de la hermana inhallada
y no lo puedo hallar
lo busco por el empiriocriticismo
lo busco por el neokantismo con orientación psicologista
yo busco al filósofo hermano de la hermana inhallada
y no lo puedo hallar



9

¿sentís la música, el gusto que tiene, mis manos, este olorcito?
¿ves?...



10

los orgasmos vienen y van
pasan
se van como de quien vienen
¡y nadie se queda con los que no llegan!

los orgasmos reivindican
(lanzo la apostilla)
procesión de orgasmos en el infinito
donde dios nuestro señor detenta falos caros
y morrocotudos
(no sólo caros)



11

lluvia sobre los pechos de mary pickford
recuperan el poema
loquitos ellos por la lluvia y la contemplación
mis ojos contemporáneos sobre ellos



*De Rolando Revagliatti. revadans@yahoo.com.ar





Correo:


Querida gente,

les transmito la invitación para la presentación de la novela Cuando Virginia Woolf desató la cinta azul, de mi amiga Susana Sisman. Susana es autora además de No te enamores de Oscar Wilde, excelente ficción sobre Constance, la esposa de Oscar Wilde. Aquí un enlace
http://www.revistafledermaus.com.ar/Numero_7/Nota_6.htm

Desafortunadamente estoy lejos, pero ustedes pueden asistir, no se la pierdan.
Muchos abrazos


*Esther. esther@andradi.de


Presentación

Susana Sisman

Cuando Virginia Woolf
desato la cinta azul.


Martes 29 de marzo 19 horas.

El Ateneo.
Grand Splendid.
Av. Santa fe 1860 2º piso.


*


Inventren Próxima estación: HORTENSIA



Colaboraciones a inventivasocial@yahoo.com.ar

http://inventren.blogspot.com/

El Inventren sigue su recorrido por las siguientes estaciones:


ORDOQUI.

CORBETT. / SANTOS UNZUÉ. / MOREA. / ORTIZ DE ROSAS. / ARAUJO.

BAUDRIX. / EMITA. / INDACOCHEA. / LA RICA. / SAN SEBASTIÁN.

/ J.J. ALMEYRA. / INGENIERO WILLIAMS. / GONZÁLEZ RISOS. / PARADA KM 79.

ENRIQUE FYNN. / PLOMER. / KM. 55. / ELÍAS ROMERO. / KM. 38.

MARINOS DEL CRUCERO GENERAL BELGRANO. / LIBERTAD. / MERLO GÓMEZ.

RAFAEL CASTILLO. / ISIDRO CASANOVA. / JUSTO VILLEGAS. / JOSÉ INGENIEROS.

MARÍA SÁNCHEZ DE MENDEVILLE. / ALDO BONZI. / KM 12.

LA SALADA. / INGENIERO BUDGE. / VILLA FIORITO. / VILLA CARAZA.

VILLA DIAMANTE. / PUENTE ALSINA. / INTERCAMBIO MIDLAND.


InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/



Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por
Yahoo, enviar un correo en blanco a:
inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar




INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a:
inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar


Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.

Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.

La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor.

Inventiva social recopila y edita para su difusión virtual textos literarias que cada colaborador desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre escritor y editor. cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura.

No comments: