Sunday, March 22, 2009

DE PRINCESAS, GORILAS, OSOS, PATRONES, Y ARPONEROS...


*ILUSTRACIÓN DE FREYJA. freyja_walkyrien@hotmail.com


Princesa secuestrada*



Montado en su brioso corcel, divisó desde la mitad del páramo el castillo que se dibujaba a contraluz en la cima del altozano. Decididamente se dirigió hacia él con la esperanza de poder guarecerse durante la noche.

Al acercarse alcanzó a oír unos gritos de socorro que salían de una de las torres. Una mujer estaba solicitando ayuda con la voz desgarrada y un tono lastimero que le indujo a espolear su caballo y acercarse a galope hasta la muralla.

Una vez allí, levantando su yelmo, preguntó .

- ¿Quién sois y que os ocurre?
- Soy la princesa Stefany Plumkier y he sido secuestrada del castillo de mi padre por un dragón que me tiene prisionera.
- No os preocupéis bella princesa, que ha llegado el caballero que os salvará de vuestro encierro.
- Si me liberáis, caballero, me casaré con vos.

Y dicho lo anterior, el caballero se dirigió hacia la poterna del castillo mientras increpaba al Dragón a que saliera para batirse en duelo. Al poco, asomó por el rastrillo un Dragón de color verde esmeralda, que arrojando llamas por la boca y volutas de humo por la nariz arremetió contra el caballero con aviesa intención.

El caballero logró esquivarlo haciendo que el caballo cabriolara, y de un certero golpe hirió al dragón en la espalda hiriéndole en el lomo. El dragón cayó al suelo aparatosamente levantando una enorme nube de polvo. IOR al caballero y salió huyendo hacia el bosque Tiró el combate, dejando claro que le habían vencido. Seguidamente liberó a la princesa y montándola a la grupa de su corcel se encaminó al reino de su padre para recibir su bendición, desposarla y vivir en el castillo.

Cuando llegó ante el rey se extrañó de la escasa alegría que manifestó éste al ver a su hija, pero supuso que sería por la emoción y la sorpresa. En pocos días se preparó la boda y el festejo, cumpliendo la bella princesa la promesa realizada.

El cabo de medio año, avanzaba un caballo con el caballero por el páramo en dirección al castillo. A la grupa, amordazada, una princesa hermosa como una rosa gimoteaba y daba pataditas. Al llegar a la puerta del castillo, el caballero se arrodilló implorando al Dragón que encerrara de nuevo a la princesa en la almena del castillo y la amordazara para que nadie más cayera en el error de querer salvarla.



*de Joan Mateu. joan@cimat.es






DE PRINCESAS, GORILAS, OSOS, PATRONES, Y ARPONEROS...






DIARIO MOJADO DE MEMORIA*



Mi amiga aun no ha vuelto.
Quizás no vuelva ya.
Está aquí, entre nosotras.
Pero esta no es aquella.
No es la que caminaba conmigo bajo la lluvia.
La que es la de la barra del mate amargo.
La que relojeaba los chicos de la facultad.
La que pintaba pesebres y árboles azules.
La que leía Sarte, el Che, Artl.
La que amaba la teta buena, hasta que conoció la mala.
La que llevaron porque estaba pintado paredes.
Leyendas limpias en ciudades sucias.
La que recibía cartas y promesas de amor.
La que, creímos, pertenecía al país de los N N
La que se me apareció un día tras percheros de tienda.
Lloré. Lloré de miedo, de alegría, de amor.
No!. Lloré de dolor.
Sin dientes, sonrisa mueca contorsión.
Sin amor. Mentira, cartas basuras. Roña. Homínido.
Luego, universo coma. Registro en blanco.
Blanco guardapolvo. Blanca tiza. Blancos dientes.
Blanca nada.
Fábulas.
“Trece fábulas y media”
“cuanto mas canalla es la doctrina mejor el discípulo.”
Blanco corcel/ matungo rengo. Padre de la Patria.
Mariano claro muerte oscura Moreno.
Había una vez un continente de oro.


La m de mamá. La m de mentira.
La d de dedo .La d de dolor
La p de picana. La p de papá.
La o de oso. La o de olvido.
¿30 mil? ¿30 mil? (+) x (+)= (-) (-) x (-)= (+)


Me duele el robo, amiga. Aun me dueles.
No en el corazón
En la panza me dueles.
En la panza, todos los días.
Todos los días, cuando leo el diario.
El diario de hoy, amiga, está mojado de memoria.



*de Amelia Arellano. arellano.amelia@yahoo.com.ar







Escribas a sueldo…*



Un amigo (¡Guarda, no yo, un amigo dije!) trabaja, o hace como si, en una empresa mediana del ramo - digamos - plástico, en la periferia de - pongamosle - Córdoba. Ocupa allí un puesto gerencial, dentro de una estructura bastante reducida de dirección. Su salario, si bien no es comparable al de puestos similares en empresas multinacionales, le alcanza para sostenerse con decoro, y hasta para verse asiduamente con la mujer que ama, que vive - supongamos - unos 300 km. al sur de la docta.
La marea, o tsunami, de la crisis global del capitalismo no perdonó a la empresa en la que trabaja mi amigo - llamémosle Gerardo - que vió disminuidos sus pedidos en un módico 80 y pico %. Después de una reducción de personal drástica (- 50 %), adelanto de vacaciones y dos periodos de suspensión en febrero y marzo, la empresa - sus titulares, bah - decidió solicitar la colaboración de los trabajadores remanentes, los registrados y de mas antigüedad, proponiendo que estos aceptaran una reducción de algo asi como 1/4 de sus haberes, los cuales - recordemoslo - dificilmente les permitan nadar en la abundancia.
La propuesta ¿como calificarla? invocaba como razones valederas la necesidad de mantener la competitividad y sostener un costo de producción no demasiado ruinoso, dada la baja de precios a la que tuvo que recurrir la empresa para mantener un mínimo de presencia en los mercados.
Atendiendo a la inquietud que esta propuesta generaba en los trabajadores respecto a sus futuras posibilidades de cumplir con funciones tales como alimentación, vivienda, salud, y educación de la prole, la empresa comunicó su intención de recuperar, paso a paso, los niveles nominales de remuneración, vinculando los plazos a la obtención de aumentos en sus principales productos. El objetivo, de este modo, se cumpliría en la medida en que se produjese el ingreso al círculo virtuoso de mayor demanda, mayor producción, baja de costos, reanudación de la inversión, mejora de la productividad, crecimiento de la rentabilidad empresaria, y - last, but not least - retorno a los niveles salariales previos.
A los efectos de generar una fórmula que refleje los movimientos que en la economía de la empresa produciría el antes citado círculo virtuoso, convocó el titular a mi amigo Gerardo, quién posee algunos rudimentos de analisis de costos y sistemas productivos. La consigna fue demostrar que los numeros de la empresa demostraban pérdidas. Pero, pero, resultó que no era asi, y para demostrar eso habia que - ejem - dibujar algunos guarismos y aplicar un poco de creatividad. Mi amigo, de una mentalidad muy convencional y poco dado a los vuelos imaginativos, se dirigió al titular de la empresa y le explicó los resultados a los que habia arribado.
Y aquí, mis estimados, se revela - ya cerca del final - el conflicto, el nudo, que todo relato que se precie, por chapucero que sea, debe tener: la patronal le pidió a mi amigo - reitero: “mi amigo” - que obviara ese detalle menor, la verdad.
Gerardo, a quién con el paso de los años y la estrecha cercanía he llegado a apreciar, carece de imaginación, como ya fue consignado, pero no de ética, miren ustedes, y ante la presión empresaria dijo “No, tengo un límite de conciencia que me impide mentirle a los trabajadores”.
Tomá pá vos ! Si bien el riesgo de sufrir algún tipo de represalia por su decisión (léase: ser despedido) no era muy elevado, la actitud - conjeturo - no es de las más ruines que se ven hoy por hoy.
¿Cuánto periodista podrá exhibir conductas similares? Se pregunta este polígrafo, sin dobles intenciones.



*De Udi. udi.cuatro.catorce@gmail.com

"Los momentos en que somos más libres e iguales en este sistema son aquellos que dedicamos a la consecución de la utopía. El resto del tiempo somos meros esclavos."






Los arponeros también lloran*



*Por Adrián Abonizio. abonizio@hotmail.com


Del Mole se decían tantas cosas que no entrarían en un libro. Que fue arponero, boxeador y buzo. Ostentaba un tatuaje velludo en su antebrazo. Estaba dentro de mi libro. El que yo quería escribir y que había situado en Africa, con el hijo de Tarzán en caravana, de liana en liana y de pronto arribar a la ciudad, polizonte de un bote de esos que uno veía en los laterales de los barcos y llegar pero en vez de al Continente Negro a Rosario. Y caer en mi barrio. Y refugiarse, por ejemplo en lo del Mole. Quien, fascinado por su descubrimiento lo protegía, le daba una nueva identidad y lo ponía a trabajar en la gomería.
Luego, sucedían cosas terribles: un gorila que escapa del zoológico y deguella a una vieja y le echan la culpa al Mole y sin querer descubren que tiene un protegido que era ni más ni menos que el hijo de Tarzán. Porque además -y en esto radicaba mi efecto literario- ambos, por las noches salían en Rastrojero a recorrer los barrios salvando indefensos, socorriendo heridos y huyendo de la cana. En esto estaba, camino a lo del Mole, pelota en mano, desinflada. Era una hora rara: la siesta de otoño y ni un alma. Como jugábamos a las seis y yo era el otario encargado de la redonda no me quedaba otra que llegarme al taller para que me la viese si estaba pinchada o le pegue una inflada. No es que no me gustase el Mole: solo que apenas saludaba, olía a chivo y siempre estaba en camiseta, invierno y verano ?la misma además? y bufaba cuando debía atender una tarea menor como la de este boludito pelota sucia en mano.
Me daba rabia que lo hiciera de favor y sin saludar. El, justamente él que no sabía que yo lo iba a poner de protagonista. Que iba a saber si ambos apenas hablábamos y hasta dudo si sabría escribir. Ni se enteraría de mi libro. Pero los escritores éramos asi: incomprendidos. Caminaba, cabeza baja, pateando durante cuadras una chapita de cerveza que se empecinaba en los rebordes de la veredas. Por las ventanas semicerradas se irradiaba la pantalla de la tele difundiendo la novela, algunas cabezas en los livings quietas atravesadas por reflejo suave, el olor a herrumbre de algún depósito, el moho de la lluvia precedida, el sol sobre los caracoles y las hojas de las veredas. En el bolsillo me tintineaba la de veinte para pagarle la pinchadura. El Mole y su olor a perro sudado, carne de guerrero vikingo, remero de los galeotes hecho esclavo y liberto, carnaza blanca sin mujer ni hijos ni vida social quien en cuanto llegaba el viernes clausuraba el taller de un topetazo y ya nadie lo veía hasta el amanecer del lunes. Un desapercibido, un nadie de 120 kilos, colorado y ausente, sin familia ni corazón ni nada. A ese Mole era al que yo me referiría en posteriores y millonarios libros de aventuras como lo hacía Roy Rockwood en su colección Bomba, el hijo de Tarzán, con Gibo y Wafi de laderos.Yo le había asignado uno a mi protagonista y era él.
Entré por el trajinado corredor de piedritas distraído, las suelas de goma amortiguaron mis pisadas. Allí en medio del taller estaba el Mole sentado sobre un cajón de fierro y madera mirando la novela Estrellita esa pobre Campesina. Caminé hasta que lo tuve cerca como para que me oyera. El Mole tenía fija la mirada y además estaba llorando. Una masa elefantiásica sollozante. Mi héroe gimoteaba silenciosamente, su espalda estaba tiesa a su lado, una maza con cabeza de goma cual la espada cantarina del Rey Arturo, como la daga de Tarzán o la cimitarra de Nippur. Por el perfil entreví que se movía con desconsuelo llevándose la bombilla a la boca. El Mole lagrimeaba con el mate en mano. Pude haberme ido, pensé en mi libro, todo se derrumbaba, pero también pensé en todas las veces que el Mole no nos inflaba. Finalmente tosí, justo detrás suyo y dí palmadas como quien entra de forastero. El Mole se dió vuelta levantando los hombros de sorpresa.
-Dice mi viejo que va a pasar con los dos camiones después y de paso si me puede inflar o arreglar, en cuanto termine el asunto, dije, apuntando con el mentón la pantalla del televisor sucio que tenía delante.Se limpió la moquera con su antebrazo y sin dejar de mirar la pantalla dijo algo así como que a los hombres les suceden estas cosas.Me preguntaba cuales.
-Estas, dijo con simplicidad anticipándome a mi duda. Señaló el aparato.
-Hace bien de vez en cuando mandarse una buena llorada. La propaganda sobrevino como una campanada de round y solícitamente me la infló, sin dejar de espiar la reanudación
-Lisita, che, ni una pinchadura. Y se sentó de nuevo, cual guerrero oteando desde la proa del barco no a la ballena blanca, arpón en mano, sino la cara infantil de Marta González que empezaba a moquear y a moquear de nuevo.



*Fuente: Rosario-12
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/14-17797-2009-03-22.html






LA JUSTICIA PROHIBIO LAS FUMIGACIONES CON GLIFOSATO EN CAMPOS DE UNA
LOCALIDAD DE SANTA FE
La salud, más importante que la soja*


La medida suspende la utilización del producto en la ciudad de San Jorge, corazón del monocultivo de soja, ante un recurso de amparo presentado por vecinos. Productores marcharon al juzgado en defensa de las fumigaciones.


*Por Darío Aranda


Ailén tiene sólo 2 años, pero ya conoce la faceta más silenciada del cultivo de soja: cuando tenía cinco días de vida sufrió su primera intoxicación con agrotóxicos. Desde ese momento, cada fumigación es un camino directo al hospital, y todos los días recibe un cóctel de medicamentos para poder respirar. Ailén tiene los ojos color miel y la tez blanca, vive en San Jorge, centro-oeste de Santa Fe, pleno corazón del monocultivo, y su casa está a diez metros de una plantación de soja. Cada vez que las avionetas rocían los campos, se repiten las alergias, intoxicaciones y problemas respiratorios. En base a estos padeceres y estudios médicos, la Justicia acaba de prohibir las fumigaciones con el agrotóxico Roundup, pilar de la
industria sojera mundial y propiedad de la multinacional Monsanto. La medida privilegia la salud por sobre la actividad económica. Los productores agropecuarios santafesinos estuvieron lejos de aceptar el fallo: marcharon hacia el juzgado en defensa de las fumigaciones.
San Jorge está ubicada a 144 kilómetros de la capital provincial. Viven 25.000 personas y se la conoce como la "capital de la industria alimentaria", por su pasado con gran variedad de cultivos, aunque desde hace una década reina la soja. En el barrio Urquiza, en las afueras de la ciudad, frente a campos con la oleaginosa, predominan las casas bajas aún sin terminar. "No estamos contra los sojeros, sólo queremos cuidar a nuestros hijos. Y todos acá sabemos que cuando fumigan, los chicos sufren", resume Viviana Peralta, mamá de Ailén e impulsora del recurso de amparo, que fue acompañada por otras veintidós familias y el Centro de Protección a la Naturaleza (Cepronat).
El juez Tristán Martínez -del Juzgado Civil, Comercial y Laboral 11- hizo lugar al amparo el lunes último y ordenó la suspensión inmediata de las fumigaciones en adyacencias de la zona urbana de la ciudad, hasta que el Concejo Deliberante y el Municipio se hagan eco de la ley 11.273 (sancionada
en 1995) y determinen qué zonas pueden ser rociadas con agrotóxicos.
La soja sembrada en el país ocupa 17 millones de hectáreas de diez provincias y tiene nombre y apellido: Soja RR, de la empresa Monsanto. Se llama así porque es "Resistente al Roundup", nombre comercial del glifosato, herbicida vendido por la misma empresa. El químico se rocía sobre la maleza, que absorbe el veneno y muere en pocos días. Lo único que crece en la tierra rociada es soja transgénica, modificada en laboratorios. La publicidad de la empresa clasifica al glifosato como inofensivo para el hombre. La abogada patrocinante, Gabriela Ferrer, piensa diferente. "Los cuadros de broncoespasmos se agravan en épocas de fumigación. Los médicos han recomendado abandonar las casas cada vez que haya fumigaciones. Aunque se encierren en sus viviendas, se repiten durante días los dolores de cabeza,
los problemas de garganta y la irritación de ojos", detalla en la presentación judicial, que apunta contra los productores sojeros, la Municipalidad de San Jorge y el Ministerio de Producción provincial -que
rechazó hablar con este diario-. Ambos espacios gubernamentales son responsables, por ley, de delimitar qué zonas deben ser destinadas a cultivos y qué espacios estar libres de agrotóxicos.
El amparo también avanza contra el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria. "Según el Senasa, el principio activo del glifosato está clasificado en la categoría de menor riesgo toxicológico, pese a que investigadores nacionales e internacionales han probado su alto grado de toxicidad y sus nefastas consecuencias sobre la salud", detalla el amparo.
Las familias denunciantes y el Cepronat forman parte de la campaña "Paren de Fumigar", iniciativa que denuncia los efectos sanitarios de los agrotóxicos y busca detener el uso de herbicidas perjudiciales a la salud y al ambiente.
Su fundamento es el artículo 41 de la Constitución nacional. "Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras."
Ayer a la tarde, tres días después de la prohibición judicial, Viviana Peralta (la impulsora de la denuncia) aún no había salido de su casa por temor a represalias. El pueblo, zona de monocultivo por excelencia, estaba convulsionado por el veto a las fumigaciones. Los productores sojeros no paraban de llamar a las radios locales, criticaban a las familias fumigadas y hasta se reunieron fuera del juzgado, para exigir que el juez se retracte.
"Los 'gringos' (productores de soja) andan diciendo por todos lados que nosotros dejamos mal parada a la ciudad. Es mentira, sólo queremos cuidar la salud de nuestros hijos", explica, preocupada, la mamá de Ailén. "Soy nacida aquí. Mis seis hijos nacieron aquí. Siempre vivimos tranquilos, pero desde que llegó la soja todo cambió. Ya no se puede vivir por el veneno y no se puede hablar mal de la soja porque te saltan encima, te declaran enemigo.
Les importa más el dinero que la salud de nuestros hijos", lamenta.


*Fuente: Página/12
http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-121878-2009-03-21.html






La lluvia‏*


Una sugestiva llovizna nocturna calmó la sed de la tierra quebrada por la gran sequía.
El sonido del caer de las letras sobre el teclado del techo de chapa, inundó la noche con célebres melodías.

Pero, se volvió tan ególatra que:
Aún cuando era muy oportuna. La lluvia, en su prepotencia por esconder durante tanto tiempo la delicada luz de las estrellas…
Los charcos comenzaron a enloquecer y agitarse por el fastidio.-



*De Azul azulaki@hotmail.com







LA REALIDAD SE MIRA Y SE TRASTOCA*




*Por Miriam Cairo. cairo367@hotmail.com



¿LOS POSESIVOS TIENEN QUE MORIR?

Ella dice que nadie, con dos dedos de frente, va haciendo por ahí esta pregunta: "¿Es tu esposo?" En principio, porque todo bien nacido tiene cierta aprensión por los posesivos: ser dueño de algo implica capitular, como el más mórbido capitalista, ante las luces de colores de la propiedad privada.
Dentro de todos los males, ella admite que tener un auto es más aceptable que tener un marido, porque al auto, uno lo posee con claros fines de estatus y egolatría y, además, lo cambia sin ningún remordimiento.
Sin embargo, lo del esposo es distinto porque, aunque algunos logren disimularlo, un esposo es un ser. Y ahí es cuando se entiende que a todo bien nacido le estorbe tanto el posesivo.
Ante aquella capciosa pregunta, una bien nacida responderá que ese ser trabaja, ronca, se queja, duerme, se aburre, respira y habla como esposo, pero ella nunca quisiera tener que decir "sí, es mío". Porque si él es de ella, ella es de él. Y ella no sólo carece de la domesticidad pertinente para pertenecerle, sino que por sobre todo, ser propietaria de un ser no la estimula en lo más mínimo. A ella sólo le gustan los seres que son dueños de sí mismos.


¿LA TERCERA PERSONA TIENE QUE MORIR?

Sobre todo, él quiere que yo escriba como si 'vos' fuera la tercera persona porque dice que cuando la lingüística mete las narices en la verosimilitud nos hace comer su grupa amarga.
El cree que cuando digo 'yo', la gente lee yo, y cuando divo 'vos', piensa que se cae de maduro que es él. Entonces, se siente más tranquilo cuando digo 'él', porque 'él' es distinto de vos. 'El' es lo mismo que nadie.
Es cierto que la tercera persona deja tranquila a mucha gente, porque cuando digo 'él' es como si él no existiera, como si nunca se hubiera movido de su casa para llegar a ser mi vos.
Pero en lo que se refiere a mí, yo ya no niego nada, porque estoy tratando de hacerme una vida más cercana a la señal de mi presencia. Tampoco me empeño en decir que mi vida es una vida, porque las vidas, así como así no me interesan. Yo ya tuve una hecha y derecha. La lingüística podía meter sus
narices donde quisiera que mi vida sintáctica nunca estaba desordenada. Pero esas no eran para mí buenas noticias porque por entonces, mi 'yo' era un 'yo' en tercera persona. Un 'yo' lo mismo que nadie.


¿CIERTAS VERDADES TIENEN QUE MORIR?

El no es proclive a ocultar el dolor con una pierna fracturada bajo las ruedas de un camión, en cambio tiene facilidad para fingir que no siente otros dolores más evidentes.
El sólo tiene sus manos para estar solo y una mueca aprendida para la foto de la fiesta de San Patricio.
Si un hombre sonríe para la foto nadie le pregunta si esa sonrisa es de verdad. Si no sonríe, tampoco le preguntan si esa tristeza es de verdad. La verdad es una materia que evalúan otros.
Pero lo que nadie sabe es que él tiene un anzuelo clavado en el corazón. Se cuida de que nadie vea sus gemidos de placer-dolor. Hace un aprendizaje musical del silencio.
Todos ven la pierna rota y aprecian esa mueca benevolente que ofrece para el portarretrato, pero lo que está clavado en su corazón no lo ve nadie porque no debe verlo nadie. Además de que nadie crea ya, que él tenga todavía algo clavado en el corazón.


¿LOS QUE ESCRIBEN TIENEN QUE MORIR?

¿Qué visión de la vida puede transmitir la maldita en su escritura, al incluir en el mundo criaturas tan carcomidas? Aunque éstas provengan de la más prominente realidad, en sus textos no logran seguir mereciendo la misma lástima.
Si bien es cierto que cada renglón escrito nos confirma que ella nunca debió escribirlo, nos preguntamos de qué otro modo nos encontraríamos renegando de penetrar en terrenos tan peregrinos.
Lo principal es que ella sabe bien que la conciencia no la respalda. Y que su monstruosa desmemoria le ayuda a sabotear toda omnisciencia dobladora de sombras.
Dos cosas debemos notar a esta altura del desconocimiento. En primer lugar, que el lector maldito está dentro de la mente de la narradora maldita. En segundo lugar, que la tercera persona tiene valor de primera, que la primera tiene valor de tercera y que con el vértice filoso de su escribir traza la
costura que cose un esperanzado nosotros.


¿LOS QUE TIEMBLAN TIENEN QUE MORIR?

Quede claro que cuando llegue el momento de empuñar las armas, a la que mira y trastoca, le va a temblar el pulso.


*Fuente: Rosario-12
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/14-17784-2009-03-21.html






*

Queridas amigas, apreciados amigos:


Este domingo 22 de marzo de 2009 presentaremos en la Radiofabrik Salzburg (107.5 FM), entre las 19:06 y las 20:00 horas (hora de Austria!), en nuestro programa bilingüe Poesía y Música Latinoamericana, música del grupo brasilero Quadro Cervantes. Las poesías que leeremos pertenecen a Óscar Ángel Agú (Argentina) y la música de fondo será de Wayanay (Andes). ¡Les
deseamos una feliz audición!


ATENCIÓN: El programa Poesía y Música Latinoamericana se puede escuchar online en el sitio www.radiofabrik.at
(Link MP3 Live-Stream. Se requiere el programa Winamp, el cual se puede bajar gratis de internet)!!!! Tengan por favor en cuenta la diferencia horaria con Austria!!!!


REPETICIÓN: La audición del programa Poesía y Música Latinoamericana se repite todos los jueves entre las 10:06 y las 11:00 horas (de Austria!), en la Radiofabrik de Salzburgo!

Freundliche Grüße / Cordial saludo!

YAGE, Verein für lat. Kunst, Wissenschaft und Kultur.
www.euroyage.com


Schießstattstr. 37 A-5020 Salzburg AUSTRIA
Tel. + Fax: 0043 662 825067




*


Suscribase a la edición cotidiana de inventiva social*


Cuota anual 2009 para lectores y/o escritores: $45 en Argentina.
-10 Euros desde el exterior-

*Escribir para mayor información a Eduardo Francisco Coiro.
inventivasocial@hotmail.com





InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/


Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por
Yahoo, enviar un correo en blanco a:
inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar


INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a:
inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar



Para visitar:
www.walkala.priv.at
http://incoiroencias.blogspot.com
http://www.metroflog.com/Lunanoconquistada
http://urbamanias.blogspot.com/
http://remontandosoles.blogspot.com/
http://zonamutante.blogspot.com/
http://www.metroflog.com/Exducere


Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.
Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.
La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor. Inventiva solo recopila y edita para su difusión las colaboraciones literarias que cada autor desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre el escritor y el editor, cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura.

No comments: