Saturday, March 14, 2009

POR LAS HUELLAS DE LOS PASOS DE LA VIDA...


*ILUSTRACIÓN DE RAY RESPALL ROJAS.

Remedio*




Las lágrimas surgían de sus ojos, recorrían el lado izquierdo de su nariz como escape, curiosamente a pesar de la tristeza, le forjaban un cosquilleo cálido en su deslizamiento.
Esas lágrimas de dolores muy intensos, llevaban consigo la prisión de una enfermedad crónica. Irónicamente, en sus mañanas creía que podía mejorar de su artritis, le ponía lo mejor de si, libros de autoayuda, recetas magistrales, remedios caseros como: el aceite de bacalao, gran cantidad de medicamentos homeopáticos como árnica, apis, lisados de cartílago de tiburón, te verde, etc., etc., etc. Pero sus dedos continuaban deformándose, sus rodillas se inflamaban y su columna vertebral se iba encorvando como en un saludo oriental.
Tenía una colección enorme de estampas de santos que resplandecían, donde, detrás de sus imágenes había escritas oraciones de sanación. Se había saturado de leerlas y repetirlas en sus momentos de invocación y reposo forzado.
En la ironía de su cruel padecimiento era su notable lucidez. Sus neuronas no se volvían monstruosas como su corriente sanguínea. Sus células madre envejecían prematuramente.
Ella quería ponerle fin a sus molestias, no deseaba quedar tullida en una silla de ruedas o postrada en una cama mirando el techo.
Por lo cual decidió dar un vuelco a su historia, le habían facilitado otra opción más de la medicina moderna. Le ofrecieron cambiar su sangre, buscó un donante del grupo A positivo. Le hicieron una transfusión que duró un corto período de tiempo.
Su cero negativo se esfumó.-



*de Nora Azul del Rosario Akimenco azulaki@hotmail.com
14/3/09.





POR LAS HUELLAS DE LOS PASOS DE LA VIDA...





Tristezas, pero baldosas*



*Por Osvaldo Bayer



La última noticia que leí al dejar Alemania me invadió de tristeza e indignación. El Centro de Conversión Internacional Bonn publicó su crítica a la cesión de licencias para la producción de armas alemanas en el exterior.
Se ha comprobado que los crímenes cometidos contra la población africana de Darfur fueron llevados a cabo por milicias armadas con el fusil de asalto alemán G-3. Esas armas fueron vendidas por Irán, que ha obtenido licencias para fabricar armas alemanas. Dichas armas no sólo fueron empleadas contra
la población civil de Darfur, sino que también pueden haber costado la vida de integrantes del proyecto Ayuda al Desarrollo -en gran cantidad, alemanes voluntarios de ese servicio civil- y a soldados de las misiones de paz. Se señala en la protesta del instituto citado que dichas armas alemanas fabricadas en Irán han sido vendidas ya a Arabia Saudita, a Pakistán y a otros países. Es decir, explica, "a países con una comprensión problemática de lo que significan los derechos humanos". Con esto se fundamenta un
peligro inimaginable que puede provocar la reexportación de armas a terceros países, sin control alguno.
Pienso mientras vuelo sobre el océano en viaje de regreso: cómo Alemania, que en un cuarto de siglo tuvo dos guerras, que perdió a millones de jóvenes en los frentes, que vio caer a miles de mujeres y niños en los bombardeos a sus ciudades, puede ganar dinero al vender armas o dar licencias por ellas.
¿No ha aprendido nada? ¿No respeta ni siquiera a sus muertos? ¿Cómo un gobierno de coalición demócrata-cristiana y socialdemócrata usa esos términos: democracia, cristianismo y socialismo para luego ganar divisas vendiendo armas a los pueblos del Tercer Mundo? Los diarios titularon:
"Armas alemanas en Darfur". El título lo dice todo: ganar dinero con la muerte en el país más pobre de la Tierra.
Cuando llego a Buenos Aires leo la masacre que el estudiante Tim Kretschmer cometió en Winnenden. Dieciséis personas muertas a tiro limpio. Su padre tenía dieciséis armas de fuego en su casa. Su gobierno vende armas soslayando el Criterio 7 del código de conducta de los Estados europeos referido el peligro de "la incontrolable reexportación de armas a terceros países". El adolescente aprendió lo que permite su sociedad.
Pero el viaje fue acompañado por otra información que ya llegó a demostrarme lo que es la obscenidad del mundo que nos toca vivir: el remate en Nueva York de las sandalias, los anteojitos y una taza con plato del mahatma Gandhi, que fue comprado nada menos que por un multimillonario de Baandalore, la India, por 1,8 millón de dólares. Esas humildes pertenencias del hombre de la paz y el voto de pobreza se vendieron por millones y millones de dólares. Y el que los compró es nada menos que el rey de la
superficialidad. Se llama Vijay Mallya y le gusta llamarse el "rey del placer". A él le pertenece al más grande negocio de licores, la productora de cerveza Kingfisher, una empresa aérea y el stud de coches de carrera de Fórmula 1 Force India. Posee el yate más grande de todos los millonarios, que se llama "Indian Express", donde le gusta fotografiarse con jóvenes bellas de todos los países. Bueno, basta. El compró la humildísima herencia del mahatma Gandhi. Claro, por supuesto, dijo que iba a donar esos efectos a un museo de su país. Pero esto no vale para explicar la máxima humillación hacia ese hombre que todos amamos en nuestra adolescencia: mahatma Gandhi, el ejemplo inmortal de la bondad y el renunciamiento a todo lujo. La obscenidad, la banalidad de un mundo que compra y vende todo. Mahatma
Gandhi, Vijay Mallys. El multimillonario compra las sandalias de Gandhi.
Roberto Arlt hubiera escrito un libro genial con este tema.
Llego a Buenos Aires y me vienen ecos de lo que había ocurrido en El Bolsón, una de esas regiones patagónicas que viví en mi juventud y que siento como si siguieran esperándome. A algunos kilómetros de allí me tocó, hace ya medio siglo, defender como periodista a un plantador de nogales que había sido atacado por los representantes de los latifundistas de la región, apoyados por la policía local, que destrozaron todos sus plantíos y lo pusieron preso. Por defenderlo, en mi periódico La Chispa, fui expulsado de esa región, donde yo vivía con mi mujer y mis cuatro hijos, por la Gendarmería nacional acusado de que yo conspiraba contra la seguridad.
Ahora había ocurrido algo parecido. Pese a que había pasado tanto tiempo de mi experiencia, volví a sentir la misma tristeza e impotencia. Siempre ganan los así llamados dueños. Recibí la información de Radio Nacional de Bariloche por su periodista, Leonardo Jalil. Y esto fue corroborado por la
delegación Río Negro del Instituto Nacional contra la Discriminación y la Xenofobia, el INADI. Donde se señala que entidades ambientalistas, vecinales y sociales de Bariloche organizaron una marcha hacia la entrada de la estancia Lago Escondido para reclamar el libre acceso a las costas públicas de ríos y lagos de la Patagonia y contra la extranjerización de la tierra.
Esa estancia es propiedad del acaudalado inglés Joe Lewis. Pero la caravana de vecinos, absolutamente pacífica, fue detenida unos kilómetros antes de llegar al lugar y expulsada violentamente por un grupo integrado por el intendente de El Bolsón, del Partido Provincial Rionegrino, por el administrador de la estancia Lago Escondido, Nicholas van Ditmar (que a su vez es un poderoso empresario de negocios inmobiliarios), por el concejal Miguel Angel Gotta y unas cien personas autodenominadas "Amigos de Joe Lewis", armadas con palos. El INADI los calificó como "una banda parapolicial". La situación fue muy violenta, ya que los autotitulados defensores de Lewis propinaron trompadas, empujones, palazos y amenazas de muerte a la gente, sin compadecerse de los niños y mujeres. Al periodista de Radio Nacional le arrebataron la cámara fotográfica y le abollaron el auto, al que trataron de volcar a pesar de que había niños adentro. A otro periodista le pegaron una trompada en el estómago cuando trataba de entrevistar al intendente Romera. La violencia fue en aumento mientras la policía de Río Negro establecía una especie de "zona liberada" y permitía que los vecinos fueran atacados con palos por los civiles, sin intervenir.
Los atacantes llevaban carteles que decían "Gracias Joe". La vocera de la estancia Lago Argentino, Dalila Pinacho, en un comunicado le echó la culpa a Pino Solanas, a la CTA de Neuquén y a Radio Nacional Bariloche como "autores ideológicos" de la manifestación de vecinos.
El grupo defensor del medio ambiente y de la libertad de acceso a ríos y lagos debió volver, golpeado y amenazado, a Bariloche. Un caso más en que la razón la tienen los dueños de la tierra y no aquellos que sostienen los derechos indiscutibles del acceso al paisaje y del cuidado de la naturaleza.
Esperemos que la Justicia esta vez intervenga para defender los derechos de los argentinos a su tierra.
Pero mi regreso a la Argentina me deparó también un buen momento. Me fue entregado el libro Baldosas por la Memoria, obra de los Barrios por la Memoria y Justicia, editada por el Instituto Espacio para la Memoria. Sí, baldosas. Los representantes de los barrios ponen baldosas en los veredas de las casas donde nacieron, vivieron, estudiaron o fueron secuestrados los miles de jóvenes desaparecidos durante la dictadura militar. Allí, en baldosas, se ponen sus nombres y la fecha de su desaparición. Estarán
presentes para siempre. Nadie podrá pasar por allí sin detenerse y pensar sobre el ideal de esos jóvenes y sus sueños. El libro consta del listado de los desaparecidos, barrio por barrio, sus biografías y sus retratos. Me detengo ante el retrato de Silvio Frondizi, profesor universitario y defensor de presos políticos, que fue secuestrado hace 32 años por las Tres A en el barrio de Almagro y luego asesinado en Ezeiza junto a su yerno Luis Angel Mendiburu. Un año y medio después de su asesinato, la dictadura militar ordenó allanar el domicilio de Silvio y destruir su biblioteca. Así comenzó la muerte a rondar por las calles de Buenos Aires. Al colocar la baldosa en Almagro, un vecino dijo: "Los vecinos de Almagro deseamos cambiar el sentido de las marcas de la muerte por las huellas de los pasos de la
vida".
Desde la última página del libro nos mira Eduardo Adolfo Tejedor, maestro de la escuela primaria de Cabrera 3482. También era trabajador social. Tenía 27 años y era amante de la música clásica, la pintura y, señalan los testigos, tenía una "pluma envidiable". Pero su mayor deseo era practicar el oficio de "enseñar-aprender". Fue secuestrado el 3 de mayo de 1978 por una partida del ejército y, desde entonces, está desaparecido.
Cierro el libro. En contratapa avanza una manifestación que lleva adelante un cartel: "Coordinadora Barrios por la Memoria y la Justicia". Un libro, igual que las baldosas, para iniciar una senda hacia el camino a una sociedad de la dignidad. Para lograrlo, la memoria, el no olvidar. La baldosa.


*Fuente: Página/12
http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-121494-2009-03-14.html








EL RACISMO EN EL NUEVO MILENIO, UNA VISIÓN PERSONAL*




*Por Juan Carlos Castrillón. castrillon67@yahoo.com.mx


No podemos percibir ninguna diferencia sustancial
frente a la naturaleza y frente a la muerte,
nos vemos obligados a decir que hay sólo
una especie humana.

Robert Antelme



Hoy, a nueve años de iniciados el nuevo siglo y el nuevo milenio, afirmar irrevocablemente que el racismo y cualquier otro tipo de prejuicio discriminatorio (sea social, cultural, de género, económico, etc.) es una de las peores taras de nuestro espíritu, una estupidez y un crimen contra los derechos humanos, se hace ―aunque debería ser bastante obvio―, urgente y necesario, una vez más.
El siglo XX, con sus guerras interminables, sus masacres anunciadas, sus desorbitadas injusticias, su mortífera devastación de la naturaleza producto de la infinita codicia de unos cuantos, y la lucha eterna de otros por mejores condiciones de vida, es un ejemplo horrible de lo que pueden ocasionar este tipo de “pensamientos” supremacistas, que por lo regular son parte de ideologías fascistas y de extrema derecha. Baste sólo mencionar como indignante ejemplo los nombres de algunos tristemente célebres dictadores, famosos en el mundo entero por sus violentos crímenes de lesa humanidad: Hitler, Mussolini, Franco y Pinochet, entre otros.
Después de los campos de concentración y de los gulags; de la segregación, las bombas nucleares y el alambre de púas; después de la esclavitud, los linchamientos y el movimiento a nivel mundial por los derechos civiles, después de enormes pintores como Picasso, Gauguin o Siqueiros y Rivera; músicos geniales como Charles Mingus, Duke Ellington o John Lennon; después de Ana Frank y de Primo Levi, ambos entrañables cronistas del infierno del totalitarismo; después de poetas y novelistas tan grandes como Aimé Ceasaire y Nicolás Guillén, o James Baldwin y el premio Nobel nigeriano Woyle Soyinka; y aún después de luchadores universales como Ghandi, Martin Luther King, Malcom X y Nelson Mandela, todavía subsisten grupos descaradamente racistas. Esto es peligrosamente estúpido y ridículo.
La ciencias, la biología, la antropología, la genética, la psiquiatría nos han ido aclarando y enseñando que ninguna de estas ideas tiene un sustento serio, más que el miedo irracional y la Ignorancia , así con mayúsculas. El psiquiatra argelino, Franz Fanon, en sus escritos sobre el colonialismo, analizaba al sentimiento racista como parte de un profundo complejo de inferioridad. Yo ―como me siento menos frente a los demás, alejado por algún problema mental, conocido como alienación― para combatir mi malestar busco a alguien a quien pueda menospreciar, usando cualquier tipo de pretexto pueril como el dinero, el color de la piel o la posición social, y así al hacer sentir menos al otro, yo me contemplo superior aunque sea por un momento.
Caer en este atrasadísimo mecanismo mental es de lo más sencillo. En nuestro país, a pesar de ser una nación netamente mestiza ―esto quiere decir mezclada― persiste una “cultura” (o mejor dicho una falta de cultura) de hacer menosprecio de los indígenas originarios de aquí mismo y antepasados nuestros. Es reprobable y corregible escuchar como el adjetivo “indio” es utilizado para hacer burla o desprestigiar a alguien por numerosos jóvenes en la calle. Es muy probable que estos muchachos ignoren que el termino “indio” es producto de una confusión de Cristóbal Colón, que al pisar estas tierras creyó haber llegado a la India.
Tampoco creo que sepan que en México resisten más de 60 etnias con costumbres, lenguas y conocimientos fascinantes, entre otras: nahuas, tzeltales, tzotziles, seris, mayos, huicholes, otomíes, popolucas, tarahumaras, mazahuas, purépechas...; o que conozcan los mitos mayas o los poemas de Nezahualcóyotl. Tal vez si volvieran la vista hacia su propio interior y miraran su parte más profunda, lograrían distinguir algo aún ardiendo entre sus venas. Tal vez el descubrir su rico pasado de mexicanos les ayudaría a entender su pobre presente sin casi identidad.
Por eso hoy, a siete larguísimos años de iniciado este nuevo milenio, yo les urgiría a las nuevas generaciones a exiliar para siempre en un pasado cada vez más lejano cualquier tipo de ideología discriminatoria o supremacista. Ya que desgraciadamente aún subsiste el dañino virus del pensamiento, ese cancer espiritual conocido simplemente como racismo. Quiero terminar éste escrito con las palabras de el poeta Francès de origen judio Edmond Jabés: pues el racismo no es sino expresión repetida de la negaciòn del hombre, de todo hombre en su riqueza y en su infinita pobreza.

¡Sólo existe una especie humana! Busca información. No dejes que te idioticen.
¡No al racismo!


*Por el colectivo La Decena Trágica.
-Contacto: ladecenatragica@yahoo.com.mx







Un trono para el pan*



El apabullante azul del cielo

quedo atrás.

El viento sur traía, a horcajadas,

los distintos grises

de las nubes cargadas de agua.


La tierra sedienta y dura esperaba.

En su vientre, las semillas,

negaban el brote.


El rugido de un trueno

anunció la lluvia.

Se abrieron las compuertas

y el torrente llega por fin.


Los surcos se empaparon golosos.

Ya vendrán los días de parir verdes.

Llegará el amarillear de granos.

Y el mantel será, trono para el pan.



*De Elsa. elsahuf@yahoo.com.ar







*


Suscribase a la edición cotidiana de inventiva social*


Cuota anual 2009 para lectores y/o escritores: $45 en Argentina.
-10 Euros desde el exterior-

*Escribir para mayor información a Eduardo Francisco Coiro.
inventivasocial@hotmail.com





InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/


Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por
Yahoo, enviar un correo en blanco a:
inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar


INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a:
inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar



Para visitar:
www.walkala.priv.at
http://incoiroencias.blogspot.com
http://www.metroflog.com/Lunanoconquistada
http://urbamanias.blogspot.com/
http://remontandosoles.blogspot.com/
http://zonamutante.blogspot.com/
http://www.metroflog.com/Exducere


Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.
Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.
La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor. Inventiva solo recopila y edita para su difusión las colaboraciones literarias que cada autor desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre el escritor y el editor, cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura.

No comments: