Sunday, July 31, 2011

SANGRE Y SAVIA




-Foto de tapa: Eliseo Miciu Nicolaevici.




Sangre y savia

*De María Amelia Schaller. masch@arnet.com.ar







A quienes me dieron o me dan:

afecto
amistad
aliento
enseñanza
crítica constructiva
ejemplo de vida







I. El oficio





Herida sagital y necesaria
esta vieja locura de poeta.

Efraín Barbosa







Lumbre



lumbre
atesorado y encubierto fuego
sueño
de la palabra en celo
cielo
a conquistar

insomne rescoldo
grávido de versos.







Mis versos


Porque no tengo piel que me defienda
todo lo siento tan intensamente,
que sólo si en palabras se hace ofrenda
cobra sentido, amorosamente.

No pido ni pretendo que mi senda
sea llana y feliz, sino valiente
y que al andar por ella me sorprenda
con mirada infantil y transparente.

Señor, con humildad pido que abras
mis ojos más y más a la belleza,
para cantar en versos tu grandeza

y aunque son una cruz sobre mi hombro
Dios mío, no me quites las palabras
y guárdame, Señor, en el asombro.







Poseída en voces
mecida en el poema.
Lidia Esther Lobaiza



Quiero decir la rosa


A veces en mis noches,
imperiosas, vociferan estrellas,
que me exigen plasmar la eterna rosa...
y llego apenas a la flor concreta.

Siento que tienen las palabras
una inefable identidad secreta
que trasciende el adiós de los sepulcros
y queda susurrando en la conciencia.

Para mi bien y mal, nací poeta.
Cargo una cruz de estrellas
que me exige decir la rosa eterna...
y apenas llego hasta la flor concreta.







Amenaza


Ni una palabra de más
ni una sonrisa forzada
ni un gesto de impaciencia.
Huyamos de los instantes huecos:
son bostezos del alma
que amenazan
nuestro fuego sagrado.







El grafito


Ronda que tiene un sueño de armonía,
se desliza entre roces y asperezas
inmolando ataduras verticales
en la pátina gris de su clemencia.

Es tan blando, tan suave y vulnerable
que le pide a la arcilla fortaleza
y a la madera un rígido esqueleto
que defienda su cuerpo y lo sostenga
en ese apasionado alumbramiento
que agota febrilmente su existencia
cuando sobre el papel traza el camino
que va desde la idea hasta el poema.






Papel



Hoja, callada hoja,
tiéndete, por favor, blanca y paciente;
hay en mi mano un despuntar de letras,
me acosan desafiantes las palabras
y un enjambre de versos en mis sienes
bordonea la ronda del poema.

Entretanto,
evoquemos tu historia de raíces profundas
que mamaban licores de los suelos;
tu pasado de tronco,
que en plegaria creciente
llevaba hacia lo alto
la ofrenda de la tierra.

Juntas en el ocaso
nos espera un destino de cenizas.
Pero antes
recibe en tu faz tersa mi alma de palabras:
tú guardarás sus huellas.
Que mis versos,
sustentados en tu carne de árbol,
se levanten robustos,
generosos,
y se brinden
como apoyo seguro,
como fresco descanso,
como brisa.
Dejarán de ser míos:
estarán en el tiempo, en el canto, en la luz;
con dedos de caricia disiparán la bruma
que aletea en las frentes como pájaros negros.
Y serán esperanza, amistad, compañía.

Hoja,
tiéndete, por favor, como sábana blanca.
Asísteme. Estoy sola
y se asoma el poema.







Contraseña




Hay un hilo sutil que nos conecta,
hay una vibración,
presencia de milagros que no fueron
y que no pueden ser.
Estás,
sabés que estoy
aunque el tiempo amenace la memoria
y me digas tu nombre en cada encuentro
como una cautelosa contraseña.
Sin embargo, nunca nos hace falta
verificar la luz.
Sigue afinada,
tensa,
fiel a su propio ser.

Hay una voz muy tuya de tu canto,
y otra, nacida en mí,
que al fulgor del encuentro se murmuran
un poema de piel.







Anochece



Poco a poco
mi mundo se disgrega
¡tantos nombres habitan el silencio!
Se van borrando rostros de mis calles,
los amables saludos
las voces del teléfono.

Cribada está de ausencias la trama de mis días,
mi agenda se desangra
por agujeros negros del afecto.

Anochece.
¡Y me quedan adentro tantos versos!










II. Amor y desamor






Respiración azul.
Lugar que me concierne de la aurora.


Usted es la primera vez que vivo.
Horacio C. Rossi







Claridad


Floto embriagada entre la luz y el viento.
Leve polvo estelar
invade rigurosos
templos de la razón.
No más dolor. Sólo el prodigio
de ver, sentir, soñar.
Vacía de preguntas
soy un momento indefinido
en que habita el amor
soy la actitud de liberar el miedo
esperar y confiar.
Vivo el milagro del lugar inmenso
que quedó en el después desmesurado.
Llegarán mariposas
ataviadas de luz iridiscente
a poblar este cielo,
claridad que se expande
y disuelve la bruma del recuerdo.
El alma es un recóndito santuario
de recobrado sol.






Adiós



Adiós.
Otro más en la doliente
lista de despedidas.
Alguien
pasó a tu lado y vio tu alma,
que solloza un dolor interminable,
atrincherada en posición fetal.

Arañaste la mano que quiso
acariciar tu soledad.
Apedreaste el espejo que mostró tu amargura
y enarbolaste una sonrisa falsa
en lo más alto de tu displicencia.

El alma que llegó a tu alma
también llora por vos:
por tu ceguera
y por la cobardía del adiós.







Penumbra



Zumbidos de motores se acercan y se pierden
fantasmales
atraviesan los muros campanadas lejanas.
Me envuelve la quietud en la penumbra.

Desde el reloj
acompasadamente se derraman
los delicados pasos de la tarde.

Hay orfandad de voces y miradas.

Hay condena de ausencia
sobre la piel despierta que te llama.





Elegía


(Insp. por Elégie, Op.24, en Do m., de G. Fauré, para vlc. y piano).



Tensión emocionada del silencio.
Gravemente la quiebra el violonchelo
con su voz que es tu voz,
y es el lamento
que anuncia tu partida y mi destierro.

Desde el piano una súplica se eleva:
es el pájaro en llagas de mi pena,
herido al aletear contra tu puerta
pues no entiende de vidrios ni de rejas.

¡Oh, mi amor! ¡Oh mi amor que te estás yendo
con un doliente adiós de violonchelo!
Dialogan mi ilusión y tu argumento
y son las cuerdas nuestros propios ecos.

Profundo el violonchelo, leve el piano
las notas llevan nuestro amor callado,
en el grave dolor que gime el arco,
en la queja que brota del teclado.

La razón amordaza al sentimiento:
el acorde arpegiado de tu duelo
pianísimo desciende hasta el silencio
para enterrar tu voz en el recuerdo.






Este dolor


es viscoso y amargo

como petróleo denso.

Es oscuro,

siniestro.

En él me estoy ahogando

y el sollozo

que desgarra mi entraña,

es coágulo de ausencia

que puja por subir

para estallar como corola en celo

anacrónica

inútil

anclada en el desierto.



El núcleo del dolor tiene tu nombre

y quemando en tu nombre hay un

¿por qué?








Espejismo


Hoy te tuve en un sueño,
amor de siempre,
amor primero.


Tan vívido, mi bien,
tibio y sedeño
el roce de tu piel,
tan verdadero
tu cuerpo en sus relieves,
la ardiente suavidad de tu madero...
Desperté amor.
Busqué tu mano,
mi refugio en tu hombro acostumbrado.
Caía la lluvia,
y en mi desconcierto
la habitación me resultaba extraña.


Desconocí los muebles,
las paredes,
los bordes de mi cama.
Cerré los ojos,
buscando retener el espejismo,
tu amor que se esfumaba...

Y me quedé otra vez
tan sola aquí,
tan viva
y tan enamorada.






Encuentro


Con alforjas henchidas de ansiedades
voy a buscar tu voz
esa piel del recuerdo
y esos ojos
de nobleza profunda
anegados de amor.


Mis ensueños de niña,
entre tus manos,
hebras de mi candor
la luz de una sonrisa
la turbada
caricia de mi aliento
junto a tu corazón;


todo eso traerás, para verterlo
sobre el viejo dolor
de los niños que fuimos,
los que hoy
ungidos de milagro
se adueñarán del sol.







Naufragio


Gravemente la lluvia está contando
el pausado suicidio de las gotas
sobre el naufragio de los sueños grandes
y las pequeñas cosas.

De pie entre los despojos, mi sonrisa
acepta las migajas de tus horas
y no ves que, privadas de tu savia,
se desprenden mis hojas.

Angustia de caer pendiente abajo
costumbre de la piel, que se demora
grilletes de miseria compartida

se nos muere el amor.
Se desmorona.




Micelio



Amor irrealizable

amor como un micelio

oculto, entretejido

de mirada y misterio,

de mano demorada en el saludo

mientras los labios muerden

el beso reprimido.

Amor, bálsamo y sal sobre mis llagas

en vos mi corazón prosigue vivo.

Ay, cómo siento que el micelio crece

y al extenderse envuelve nuestro sino

con su tibia humedad,

hebra inasible, encaje de quimera

tembloroso de estrellas sepultadas

en la raigambre oculta del deseo.

¡Ay, nuestro amor prohibido!

¡Tanta lluvia de llanto y de silencio,

tanto calor de abrazos sin destino!

¿Podrá el arbitrio nuestro

impedir que la fuerza de la vida

se haga fruto turgente del micelio?







Mariposa



Leve,
leve,
levemente aletea.
Asciende, baja, se detiene, gira.
Mariposa de luz,
de luz se viste.
De luz y de mirada que la mira.

Mariposa de luz
leve y efímera.


Aleve,
leve,
deslumbrante,
errátil;
amor sin nido
amor,
amor que gira
se aproxima y vuela
leve
inconsistente amor que hiere
giro de mariposa que se pierde

leve
aleve
siempre.






Nocturno



Pulsa en la noche un péndulo de tiempo.
Un claro manantial besa las grietas
de un añejo desierto y lo fecunda

(amor-dolor trocado amor-caricia)

extensión de clemencia desde la llaga origen
ya casi piel triunfante, casi olvido.

Puntadas insistentes en las sombras
los grillos ribetean el espacio
en derredor, metódicos, distantes.
¿Son, acaso, los dueños de ese canto
o mi propio latido
se multiplica monocorde en ellos
para llegar hasta tu sueño mío?

Se desborda un poema enamorado
recorre el pensamiento
tu ausencia circular que me contiene.

La noche, sustancia del misterio
camino de quietud
lleva mis besos.







Reja


Dame la mano, Amor, que ya se posa
un desmayo lavanda en el ocaso
y en un puñal de reja está cautiva
la hoja que aleteaba en el espacio.

Amor, tú puedes rescatar su sueño;
impúlsala a volar desde tu mano;
danza con ella este minué de otoño
que ya el invierno acecha su cansancio.

Líbrala de esa reja que la clava
¿no ves que tiene corazón de pájaro?










III. Sangre y savia





Calla corazón mío
que estos grandes árboles son oraciones.

Rabindranath Tagore







Rebelde


Es invierno en el sur.
Frente al naranjo
pródigo de dulzuras en sazón,
una margarita
desorientada o rebelde
exhibe su minúscula
primavera a contramano.







El gorrión


Es el gorrión un inmigrante amable,
puñado de tibieza vocinglera
que se adueña a saltitos de la acera
con desenfado ingenuo y amigable.

Fugaz clavel del aire sobre el cable
desconoce la gala dominguera
y hay algo de kermés arrabalera
en la asamblea del gorrión sociable.

Un retazo de sol desmadejado
es el ruedo en que ensaya su pirueta
cuando las golondrinas se han marchado
y la flor se acurruca en su letargo...
Nadie repara en él, y sin embargo,
la ciudad sin gorrión no está completa.







Postal de invierno



Chispas de frutos entre el follaje oscuro y lustroso del naranjo.
En el estero, el cuello de la garza es
un blanco interrogante.


La mirada se tiende hacia la lejanía
entre disciplinadas formaciones de eucaliptos.
El liquidambar
es una fogata de poesía.


En el extremo del plátano flamea una hoja
solitaria.
Sobre una desnuda geometría de álamos
se abre un ojito azul entre las nubes.


Apacible camino de mi Santa Fe
hacia mi Esperanza.







Septiembre



Vibra en el aire un límpido tañido
que esparce alegre la vernal proclama.
Se afina el aire tibio, se embalsama
y arrulla el cuenco grávido del nido.


El mundo se despierta bendecido.
Una luz palpitante se derrama
sobre el pequeño sol que en la retama
despunta perfumado y presumido.


Hay ternura de brotes en el viejo
y amado limonero. La mirada
por escala de verdes llega al cielo.


Duplica el alma con lealtad de espejo
el fulgor de septiembre, y alza vuelo
con alas de esperanza renovada.







Ovillo



Miro.
Tras la mirada se me va la vida,
hilo de ovillo que se desovilla,
que a veces se enreda,
que emerge embarrado de algún charco turbio,
que busca rodando la corriente clara,
que se lava y sigue
cada vez más lejos
cada vez más chico .
Tiene en un extremo la infancia dolida
y en el otro extremo
falta un barrilete,
sobran despedidas.








Una gota



Una gota de amor,
dulcísima, inefable,
concédeme, Señor.


Una gota
que atraviese el abismo
de este grito que soy,
que tapice con seda de clemencia
mi llaga vivencial,
las ascuas de la ausencia;
una gota de luz
que alumbre el infinito
horizonte de amor que has prometido.


No dejes que en la noche pierda el rumbo
no me dejes dudar,
ven en mi auxilio
ya que me diste el ansia
que sólo con tu amor podré saciar.


Cárgame;
estoy cansada de mi propia miseria:
lo que hago sin querer
lo que no hago
lo que dejo pasar
lo que no miro
lo que ayer fue ilusión y hoy es hastío.


Desde siempre me amaste
y siempre me has de amar
(no por mérito mío).


Con tu sangre compraste mi flaqueza;
tómala;
yo no puedo conmigo.


Quiero darte mi falta de alegría
mi egoísmo
la duda,
la pereza
esta inquietud que busca tu infinito
con la torpe razón.


Toma mi mano,
ya no quiero pensar.
Quiero entregarte
toda esta carga que me impide el vuelo;
cautiva de tu amor,
ser el reflejo
de tu dicha y tu paz.
Y en ese cautiverio
parir mi libertad.






Veleros


Para Horacio Rossi y Santiago Torales




Mi amigo
-ése que sueña con un mundo habitable-
en un caparazón halló un velero
fugitivo de gestos ordenados,
de horarios, de silencios.


Y me dijo:

-Su brújula
señala hacia tu puerto.
Lleva un bagaje de bengalas altas
que puede iluminar el firmamento.


Abrí el alma, los ojos y las manos
y conjuré tan sólo al viento bueno
que impulsó suavemente hasta mi costa
la barca errante que albergaba un sueño.

Iba al timón un niño solitario
que derramaba amor desde sus manos
y tenía en el fondo de los ojos
un dolor de naufragio.

Confiadamente se acercó a mi proa
que cabeceaba ausencias y cansancios.

Surcó el aire una orgía de bengalas;
poemas luz cantaban el encuentro
y alumbraban la costa del amigo
con saludo fraterno.

Será por eso
que el soñador, el niño y yo
multiplicamos
la provisión de amor para el trayecto.








Año nuevo, vida nueva



Pedacito completo.
Ternura y esperanza,
maravilla.

Bajo el cielo estrellado
flores de luz estallan
en lluvia colorida.
Se remontan saetas
a recibir el año que se inicia.

Junto a mi corazón
los ojos de mi niña,
capullo de inocencia.
Victoria de la vida.

No hay en toda la noche
una estrella más linda
que tu dulce mirada,
Chiquitita.







Para el amigo Durante la inundación.



Sombra y muy poco sol.
Plomizo valle de melancolía.
Entre tantos escombros
hay que forjar la propia biografía...


Cuando el río transite por su cauce
lavará las heridas
y bordará maduras cicatrices
a tu inquietud solícita
de profesarte amigo del amigo
y compartir tu pan y tu poesía.


El agua limpia de tu propio río
seguirá, peregrina,
horadando fantasmas otoñales
que se zambullen desde las orillas.


Agua que pliega solitaria sombra
te deje en la raíz una caricia.









Terquedad de siembra



Semillas de ternura
siembro a los cuatro rumbos

diáspora aligerada por vilanos de versos;

derramo en el sendero
semillas de esperanza

(son aquellas que huelen a pan justo y fraterno).

Encuentro en mi camino
semillas de mentiras;
suelen mimetizarse entre halagos y besos.

Si puedo las tamizo; si no puedo, me aparto;
el curso de la vida decantará lo auténtico.


Dame un abrazo, amigo. No de varón:
de humano,

y soporta que estalle
este dolor de encierro,

que arrecien
ramalazos de viento encadenado;

ya volveré a mi cauce
de sueños y de esfuerzo.


Y cuando tu mirada, herida de vigilias,

te reclame la altura soberana del vuelo,

podrás dejar tu máscara,
confiado, en mi regazo;

la limpiaré de arena,
de espinas y de espectros.


Dame apoyo en tu hombro
y no nos detengamos.


Hay que seguir sembrando.
Se nos escurre el tiempo.







Hada madrina


En memoria de Amelia María Spuler de Mayoraz



Sobre la alfombra espesa de tu sala,
mi núbil timidez se acurrucaba
muy cerca de tu pie.


Tu voz de raso
era una lluvia mansa,
con dulce gorgoteo de sonrisa
que se hacía caricia en tu palabra.


Un halo de sosiego
trepaba por tu sien hacia tus canas;
bajo la gran tulipa de alabastro
de suave luz dorada,
el sencillo mantel, por tu presencia,
parecía de gala.


Imponente y afable,
señorial y cercana,
lucías en tu dedo tres anillos:
cinco brillantes junto a dos alianzas.


Un áureo tintineo de pulseras
volaba alegremente por la casa
cuando tus manos de piedad y amparo
tejían para el pobre, cocinaban,
y en su quehacer amante
(suave batir de alas)
convertían los muros en refugio
de pulcritud y calma.


¡Cuántas veces te vi con tu rosario
nimbada por la luz de la ventana!
(discretas, tus pulseras, apenas murmuraban).


Pasaste por la vida dulcemente,
sin advertir lo mucho que entregabas:
tu palabra era el fiel de las discordias:
comprensión y equilibrio en la balanza.


Yo, que llevo tu nombre,
tus mismas iniciales enlazadas,
después de tantos años -sólo ahora-
puedo decir lo mucho que te amaba.


¡Cuánto tiempo, después de tu partida,
para poder pasar frente a tu casa!


Tu rosario, que habita en mi cartera,
me acerca cuenta a cuenta hasta tu alma
para tratar de asir tu dulcedumbre,
para aprehender tu ejemplo de matriarca.


¡Si pudiera aspirar ese perfume
del mantel y la casa,
y ver el centelleo de tu anillo
y escuchar tus pulseras que adecuaban
sus voces cantarinas
al gesto que apoyaba tu palabra!


Después de tantos años de guardarte
en soledad callada,
hoy quiero dar a todos la memoria
de la luz que irradiabas,
y mostrar el tatuaje de ternuras
que dejaste en mi alma.


Por eso, si alguien piensa
que no pueden ser santas
las manos enjoyadas,
yo grito que las tuyas sí lo eran,
madrina,
madre,
hada.






El retrato



Amiga, no me cuentes
acerca del modelo
cuya mirada amarga
me esquiva, me persigue
y esparce hostilidad desde tu cuadro.

Vi su rostro, sus hombros y su cuello
esbozados en rápidos apuntes;
percibí la energía de sus músculos,
rebeldes prisioneros de su bolsillo flaco.

No me digas su nombre;
quiero ignorar su vida
su edad y sus costumbres.
Perenne en el retrato, él es la juventud.






Cascarón vacío



Hambre, injusticia, angustia
cuelgan brazos como ramas quebradas.
Mesa triste y sin pan
vidrio turbio y vencido las miradas.

En la tierra de leche caudalosa,
las espaldas mezquinas
y las piernas combadas
son dolor y pregunta: ¿qué nos pasa?

¿Qué satánico monstruo aborta el canto
tritura la esperanza
arrasa tradiciones y culturas
destruye nuestras fábricas?

Hay un manto de sombra y desaliento
sobre la tierra amada.
El obrero ha perdido su salario
pero el patrón perdió también su casa.

Los hombres que apostaron al progreso
los que fundaron fábricas
los del dinero limpio
diplomados con callos de labranza

ellos, empecinados soñadores
con puños de impotencia ven sus máquinas
otrora rumorosas y ahora mudas,
convertidas en sólidos fantasmas.

Hay un rojo de luto en la bandera;
hay cálculos voraces en la planta.
El martillo que baja decidido
es una guillotina de esperanzas.

El edificio, cascarón vacío,
ya ni siquiera alberga los fantasmas.






Decisión



Se desprendió del tedio y del cansancio
emergió renacido desde la piel gastada,
arrojó lejos el miedo a no poder.

Y se irguió desafiante.

Reaprendió la firmeza de sus pasos,
la persuasiva voz.
Se revistió con galas de esperanza,
soñó proyectos, ensayó la risa
y decidió estar vivo
hasta el exacto día
y el momento
preciso
de morir.





Sangre y savia

...me pidió que plantara unos árboles nuevos
para brindar amparo a su futuro techo.
-¿Qué especies? -pregunté-.
-Lo dejo a tu criterio.



Desde entonces mis ojos, amorosos y atentos
aprenden de follajes, de colores, de suelos...


Con la misma ternura del prodigioso tiempo
en que mi entraña grávida era dulce aposento,
hoy preparo otra cuna, que seguirá creciendo
y será su refugio cuando acabe mi tiempo.


Hacia el sur, grevilleas, con hojas como helechos
y unas copas frondosas que sorberán los vientos
y alzarán una escala con avidez de cielo
tapizada de oro en noviembre y febrero.


Algunas casuarinas, con sus trajes severos de luctuosa llovizna
silbarán el lamento
del campo castigado cuando arrecien los vientos.


Hacia el norte y el este
he de pintar de asombro los cambios de estaciones:


junto al grisáceo aromo
fugazmente alhajado con pompones de oro,
la elegante magnolia sostendrá con su tronco
durante el año entero su follaje lustroso.
Cuando el calor comience, le ofrecerá un tesoro de flores perfumadas
(marfileño y sedoso, desplegará el capullo su cuenco candoroso).


Y habrá un palo borracho
-verde y ventrudo tronco, erizado en volcanes menudos y espinosos-
que al derramar la nube de sus flores rosadas
protegerá en un cofre sus granos de esperanza
hasta que se dispersen, arropados en paina.


Quiero también brindarle todo el verdor de un palto
que por el aire claro elevará sus ramas,
preñadas con los frutos que miman la garganta.


Galas de primavera, jacarandá y lapacho:
ha de llegar el lila cuando muera el rosado.


Un ibirá-pitá alzará candelabros de flores amarillas
y junto al encarnado terciopelo del seibo
evocará en verano la bandera de España
(recuerdo del linaje de sus antepasados).


Al mirar al oeste,
donde ya se insinúa la pendiente hacia el río
brillará su poesía la piel del eucalipto
bajo la luz oblicua, contra el cielo rojizo.


Y los robles.
los robles, aislados o reunidos
derramarán frescura sobre charcos umbríos
bajo el sol del verano
y en policromo ciclo,
serán llamas de otoño y osamentas del frío
hasta que nuevamente se asome un verde tímido
a iniciar la aventura circular de su rito.


Más allá, solitario, un ombú como aquellos de mi infancia lejana
un ombú gigantesco de tortuosas raíces,
silueta de la pampa
tangible y corpulento sueño de hierba mansa...



Hijo:
yo siempre quise darme sin tiempo y sin medida
pero no pude hacerlo; ¿cómo pensar que vos me enseñarías?


Te dejo en esta tierra
no sólo protección: te dejo vida
en la callada santidad del árbol, que crece y se prodiga
en sombra, en flor, en fruto...
en la rotunda afirmación de fe de la semilla.



Me quedo
-toda paz-
en esta tierra,
en la raíz oscura y escondida,
profundo y necesario fundamento
de la verde y visible maravilla.


Me quedo en los colores del paisaje
el mismo, pero nuevo cada día.
Sabrás que lo pensé para tus ojos.


Me quedo en esta tierra, tuya y mía
para ser el apoyo de tus sueños
tu descanso, tu punto de partida.


Me quedo en esta tierra aunque me vaya
porque en vos, yo soy tierra florecida.




***



María Amelia Schaller

Nacida en Esperanza, Santa Fe, República Argentina; donde reside.
Madre de tres hijos: Alberto, Guillermo y Diego Ferrer Schaller.
Luego de un breve desempeño como analista clínica, su tarea profesional se canaliza principalmente en la industria (treinta años en desarrollo, producción y control de productos alimenticios), y en la docencia.
En 1994, en respuesta al llamado de su postergada vocación por la literatura, ingresa al Movimiento Esperancino por las Letras. La buena repercusión de sus trabajos y las distinciones recibidas la animan a publicar un primer libro de poemas, Seguidora nostalgia, (Lux, 1999).
En 2003 afronta el desafío de expresar en palabras los sentimientos de un gran pintor internacional, Georg Miciu Nicolaevici. Surgen así los textos que complementan el bellísimo álbum de arte Georg, (Brapack, Buenos Aires, 2005), en sus dos ediciones: español y traducción al inglés.
El presente libro, Sangre y savia, es la búsqueda —ojalá también hallazgo y entrega— de serenidad, belleza y humanismo, después de la demorada aceptación de un don.




Texto contratapa


Como soy conocedor del talento y de las cualidades literarias de María Amelia, leer el conjunto de poemas que integran este libro no significó para mí un descubrimiento, sino una ratificación.
(...)me encuentro nuevamente, durante su lectura, con rasgos y virtudes tan singulares como poco frecuentes: su selectividad exquisita de palabras, que le abre las puertas a un refinado lirismo; sus versos enjoyados con ricas perlas idiomáticas; su manejo de un lenguaje alquitarado y limpio. (...)
No existe en su estilo lo brusco, lo extemporáneo, lo desmedido. Resulta muy difícil alcanzar, como lo hace la autora, esa proporción entre la efusión del sentimiento, la placidez de la palabra y la certeza del disparo intelectual.
La comunidad literaria de la ciudad de Esperanza (...) alista entre sus integrantes a una poetisa de altísimo nivel que dejará, sin duda, una obra muy importante.


Raúl Alberto Rossi
Director del Conservatorio Literario de Rosario
Director del Instituto Rosarino de la Lengua



-Foto de tapa: Eliseo Miciu Nicolaevici

-La autora agradece profundamente a Georg Miciu Nicolaevici la autorización para reproducir su cuadro "Judith y el manzano", (detallle), que ilustra la tapa.



©María Amelia Schaller Copyright 2010
masch@arnet.com.ar







*

Inventren Próxima estación: SANTOS UNZUÉ.

-Colaboraciones a inventivasocial@yahoo.com.ar

http://inventren.blogspot.com/



InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/



Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por
Yahoo, enviar un correo en blanco a:
inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar




INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a:
inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar


Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.

Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.

La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor.

Inventiva social recopila y edita para su difusión virtual textos literarias que cada colaborador desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre escritor y editor. cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura.

Saturday, July 30, 2011

DE LOS PLIEGUES DE LA REALIDAD APARENTE...



*Ilustración: Walkala. -Luis Alfredo Duarte Herrera- http://galeria.walkala.eu



Ciudad*


Vivo en La Plata
En unas ramblas de la ciudad de las diagonales
Están vivos los jacarandas
Con sus colores celestes y lavandas
El cielo se desliza bajo sus sombras
Intercalándose con tonalidades doradas
El perfume del mar salado
Borbotea entre las flores
Haciendo que el andar sea apetecible.
El pececito de oro de mi infancia
Que contaba mi tío inmigrante
Flota en mi memoria fascinada
Por escuchar esas palabras mágicas
De la infancia que brotan
Como un estallido de las olas
De mis tiernos recuerdos inocentes.
El pececito de oro, el pececito de oro
Había que devolverlo al mar
Para que naciera otra bella historia.-



*De Azul. azulaki@hotmail.com
Para Amelia










DERECHO PROPIO*


Hembra soy, y diosa y loba. Por derecho propio.
Soy gacela y ocelote. Mariposa, ceniza de madera.
Puedo amamantar un limo seco.
O nutrir un árbol desmembrado.
Puedo ser néctar o mandrágora.
Desesperada sed. Agua.
Yacer en arpilleras de enero, en andenes de julio.
Puedo ser, y soy. Machorra y madre.
Mantis religiosa y pulpo hembra.
Santateresa o Santa Rita, parra virgen.
Enamorada del muro enredada a tus riscos.
Saciedad. Avena venenosa del oeste.
Meditación de hojas.
Andamios de deseos somnolientos.
Intensos jadeos derramados en lluvia.

Y se postra la noche entre cuchillos.
Y la loba. Ah, la loba. Loba de tierra.
Loba alfa. Copula con el macho dominante.
Y aúlla y delimita el universo de su goce.
Y lame. Lame, amorosamente.
Desnuda vida. Savia. Subsistencia.


*De Amelia Arellano. arellano.amelia@yahoo.com.ar






Crónicas humanas*


*Por Miriam Cairo. cairo367@hotmail.com



Crónica china


Sin voz, bajito, la mujer dice lo que sabe: algún día me matará.
Y yo lo sé.
Eso es lo más terrible.
Y es terrible llegar a esto en Saigón.
(Silencio de mujer china).
Silencio fuertísimo que despierta a los pájaros y los pájaros caen acribillados por un vals desesperado.
Ningún pájaro, ningún hombre comerá el thit kho y el arroz que la mujer china deja sobre la mesa.
Ninguna mano china de un hombre chino la aproximará a lo increíble.


Crónica aciaga

A la hora de siempre llega Helena conjurando pájaros mudos y amores muertos. Nada puede ser más trivial. Un conjuro a imagen y semejanza del dios de la intemperie.


Crónica tremolante


Nunca llegaré a ninguna parte, dice, la mujer brújula.
Se pierde hacia el norte. Viejas imágenes fulguran.
El micro va dejando pueblos olvidados, piquetes de gente nerviosa por el desempleo, accidentes fatales.
Nunca llegaré a ninguna parte, vuelve a decir la mujer brújula.
Y es terrible el deseo de no llegar.
(Silencio de mujer brújula).
Silencio fuertísimo que despierta a lo pájaros chinos que duermen en las ramas del sándalo de Chung Tzu.
La mujer cierra los ojos en el momento en que alguien quiere preguntarle hacia dónde va.
En el cielo las nubes la siguen sin intención.


Crónica animal


Una hora después de lo esperado llega la mujer de pelos rojos que nunca tuvo hijos, pero crió con mucho amor un pájaro mudo y algunos amores muertos. Llega y cierra la puerta. Llega tan nueva, tan intencionada y tan despacio. Se sienta. Se estira y se queda. Se va quedando. Descansa. Se va haciendo descanso y olvida la forma perpendicular de sí misma. Sin levantar los ojos hace coincidir el péndulo con toda la incidencia de los besos. La noche trae a la portátil mariposa de finos labios que se alimenta de sus delicadas papilas vibratorias.


Crónica divina


Al minuto viene la santa sudada que enreda palabras obscenas, virginales, religiosas, viriles, opacas. Viene sin cabeza y con alma. Sin senos y con rodillas. Viene con sus nudos velocísimos que amarran el cielo a la tierra. Viene escoltada por un número cualquiera de ángeles dispuestos a increpar a la casada en grandes apuros que susurra melodías litúrgicas robadas.


Crónica imaginaria

Helena trabaja todo el día. Y trabaja toda la noche. Es Helena o "Helena" según el caso. Triste o alegre según la ocasión. Callada o muda según haga falta. Pasa uniformemente de la habitación iluminada a la habitación oscura. Y el mundo gira.


Crónica gutural

Ayer se le ocurrió a la mujer del quinto piso que nunca había amado a su marido porque se lo impedía la palabra marido. Ayer puso las cartas sobre la mesa, y pensó que la palabra marido convierte al hombre en algo ligeramente hostil, no por él mismo, sino por la palabra, por la esclerosis que la obtura y por el frío que la penetra. Tanto más grave se volvió el pensamiento cuando la mujer del quinto piso advirtió la sutil desviación de la palabra sentimiento hacia el camino sin retorno de la palabra amante.


Crónica diaria

La mujer sale de su casa con instrucciones en el anotador. No es mucho lo que tiene que recordar, pero aún así, olvida. Estaciona el coche detrás de un contenedor de basura. Un dragón subterráneo cuida los tesoros desechados de los hombres. La mujer revisa varias veces el teléfono celular. Al final de una góndola, un recodo. No coinciden los seres ni los colores ni las formas. Se mueve algo en el sector de lácteos. Son los precios monstruosos que pululan. Alguien sacude el letargo mágico de las verduras. La mujer va colocando cosas en el canasto. Desafía al olvido. Se siente autónoma. A estas circunstancias viene a agregarse que la cajera ha salido de un bestiario anglosajón. Sube al coche y saca de la cartera el anotador. No encuentra la página con las instrucciones. En ninguna parte dice cómo volver a casa. Encuentra el listado de compras. Algo compró, algo ha olvidado. Estudia el anotador con cuidado. "Alguien crea silencios para nosotros", copiado de la página 43 de un libro de Bolaño. Como Bolaño, la mujer arranca la hoja, la arruga y la tira por la ventanilla. Como Bolaño mira por el espejo retrovisor y cree ver cómo el viento la arrastra hasta hacerla desaparecer.


*Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/14-29765-2011-07-30.html





Arena*



¿Quiénes seremos cuando el ruido cese
y los cuadernos, ya cerrados, duerman?

¿Qué voz nos llamará por nuestros nombres?

Tan sólo nuestras huellas en la arena
quedarán, si el mar no las engulle.

¿Persistiremos lluvia, trino, rumoroso río?
¿Tal vez ensoñación de una palabra
prendida entre las crines del recuerdo?
¿Ceniza entonces, rescoldo de nostalgias?

Signos apenas en la arena leve.



*De Sergio Borao Llop. sbllop@gmail.com
http://sergioborao2011.blogspot.com/







Entrevista a Marié Rojas Tamayo*



*Por Claudio Landete Anaya. claudiolandete@yahoo.es


7 de Abril de 2011

Presentación:

La escritora que hoy nos acompaña tiene un palmarés ciertamente laureado en los últimos años. Editada en más de cincuenta antologías, ha sido Mención Especial Lazarillo de Tormes 2009; Premio Ana María Matute 2008 y Finalista Andrómeda 2008 con la novela que recién le hemos publicado: En busca de una
historia, dentro de la colección Mundo Imaginario, número 5.
En busca de una historia trata de un adolescente que, tras años sin saber de su padre, recibe una misiva que contiene la noticia de su desaparición y una misteriosa llave. Parte en busca de una historia, sin saber que hallará “algo” que cambiará su vida. Le esperan acertijos que abren puertas a la comprensión del mundo de su padre, al mundo de la magia, de universos que se entrelazan. En sus manos está resolver los enigmas que lo conducirán al desenlace…
Sin más preámbulos, hablemos con la autora.


¿Cómo te enganchaste al carro de la ciencia ficción?

Veo el mundo como una realidad infinita, más allá de lo palpable por los sentidos, planos que se intercambian, se cruzan y se superponen, he vivido rodeada de fenómenos que para otros serían paranormales… es “normal” que escriba sobre ello.


¿Empezaste a escribir: cómo, cuándo, por qué... ?


A los tres años aprendí a leer, imagino que poco después comencé a escribir.
Estaba jugando en la casa de mi tía Josefina – escritora de libros infantiles – cuando nació el primer poema, sobre una aguja y un hilo que iban a un baile. Yo lo llamaba “escuchar las vocecitas”; aún lo llamo así, entre amigos que saben diferenciar musas de esquizofrenia: Emilse Zorzut, Vicente Grande, José Luis Fariñas, mis hijos Sarah y Ray...


¿Cuál fue tu primera publicación?


“Tonos de verde”, libro de relatos que tienen algo de la realidad cubana y mucho de fantasía, hay extraterrestres caminando por las calles de nuestro casco histórico, ángeles que juegan al póquer y dicen no creer en los ángeles… Esta publicación la agradezco a la Fundación Drac, de Mallorca, los primeros en creer en mí y apoyarme.


¿Método de trabajo?


Anoto a toda prisa en una agenda que siempre va conmigo, cualquier idea que me viene a la mente, que brota de la realidad concurrente, o de un sueño. En cuanto tengo cinco minutos libres (soy madre de dos hijos, tengo un gato y algunos amigos), me siento a darle forma literaria y, gracias a la relatividad misteriosa en que vive el creador, los minutos se convierten en horas: he llegado a estar 14 horas al teclado.


¿En qué género y temas te sientes más cómoda cuando escribes?


Me gusta mucho el cuento breve, el microrrelato fantástico. La novela es apasionante, pero me lleva años, es algo que voy haciendo mientras sigo proyectos más cortos como libros de cuentos o poemarios. El engranaje recurrente de mi cosmovisión es lo extraordinario que surge de los pliegues de la realidad aparente.
Leo los textos científicos que me caen en la mano y especulo a través de ellos, incluso en la literatura para niños y jóvenes. Me fascinan las criaturas mágicas: ángeles, vampiros, gárgolas, brujas, dragones, duendes, quimeras. Pero sobre todo, los saltos involuntarios a universos paralelos.


¿Has escrito mucho?

Espero escribir mucho más de lo que tengo escrito, aunque mis archivos están bien poblados de novelas y libros de relatos terminados e inéditos, tengo además un libro de cuentos en fase de revisión final, otro a medias y una nueva novela, aún en fase de creación.


¿Qué me dices de lo publicado?

He publicado poco, más antologías que libros – más de 50 antologías y 3 libros-. Tengo mucha fe en el universo virtual y la posibilidad que ofrece de ser leído por miles, que a su vez difunden aquello que les ha gustado y abren nuevas puertas, como un laberinto infinito. Publico en varios sitios, cuentos breves o poemas, especialmente en Inventiva Social, proyecto virtual argentino que le ha brindado un hogar a mis letras. Invariablemente siento temor ante la reacción del lector, ¿verán lo que yo vi, sentirán lo mismo? ¿Habré logrado transmitirlo? Es un riesgo que hay que asumir. Y me agrada recibir opiniones, anécdotas alrededor de mis libros, correos de desconocidos que terminan volviéndose aliados, cómplices, amigos de letras. Este libro con Andrómeda promete ser una gran aventura.


¿Qué mensaje querías transmitir cuando escribiste En busca de una historia?


Aquello en lo que creemos intensamente puede llegar a tornarse realidad.
Sostener la fantasía es un modo de mantener la fe. Ir en busca de una historia cualquiera puede develarnos enigmas de nuestra propia historia.


¿En busca de una historia es una obra aislada o forma parte de un universo de ficción?


Los personajes no se han repetido, pero no he descartado la posibilidad de escribir una segunda parte. En el reino de Malpuig hay mucho por explorar. Los hijos de Alex, en un futuro cercano, pueden descubrir el manuscrito. Hoy mismo, los hijos de Fabio pueden abrir sus páginas…



¿Crees que cualquier tiempo pasado fue mejor, también aplicado a este género? ¿Que se llegó a los límites de la ciencia ficción y ya no queda nada nuevo sobre lo que ser pionero?


Mi fe en el futuro es casi patológica, creo que cualquier tiempo por venir nos reserva las mayores sorpresas, que mañana puede ser mejor que hoy, cada día. Lo aplico también al arte, la literatura y el género de ciencia ficción. No se puede llegar al límite de lo inconmensurable - ¡hay tanto por descubrir!... y la ciencia ficción suele adelantarse a la realidad -, la mente del hombre dibuja constantemente posibles futuros, alternativas al presente, es capaz incluso de redibujar el pasado a través del viaje en el tiempo, ¿cómo vamos a pensar que no hay nada nuevo por narrar?



¿Admiras a algún escritor en particular? Tanto de idioma extranjero como español.


Mis dos escritores favoritos son Jorge Luis Borges y Lewis Carroll, pero disfruto enormemente e intento coleccionar todo lo publicado por otros: Anne Rice, Andersen, Tolkien, Paulo Coelho, Carlos Castaneda, Brian Weiss… Dentro de la ciencia-ficción, admiro la capacidad de Ray Bradbury de describir un mundo donde la realidad creada se funde con la poesía.



¿Qué me dices del cine y del cómic de ciencia ficción?


Tengo poco acceso al cómic, prefiero los de hace dos décadas, o más atrás…
En los actuales, veo más énfasis en el color y explosión de dibujos, que trama argumental. El cine de ciencia ficción es de mis géneros favoritos, tengo en mis archivos varios que considero imprescindibles.



¿Y el futuro... quizás te planteas una “huida” a la literatura general?


Mi literatura, mientras viva – que equivale a decir mientras escriba - va a rondar el género fantástico, desde el cuento breve hasta la poesía. No puedo evitarlo: así veo el mundo. Si me viera impulsada a escribir una novela histórica, sería una versión de la historia muy atípica, con más peso en la alquimia, la magia y los saltos temporales que lo aceptado por los historiadores.



¿Qué tres libros y tres películas te llevarías a una isla desierta y porqué?


Hay tres libros que se irían conmigo, imprescindibles, inseparables… Si
estuviera en medio de un naufragio – real, onírico, espiritual -, me asiría a ellos como
balsa salvadora:
Alicia en el país de las Maravillas, Lewis Carroll
Páginas escogidas, Jorge Luis Borges
Más allá de la teoría cuántica, Michael Talbot
Es ciencia ficción el hecho de llevarse tres películas a una isla desierta - ¿qué hacer con ellas? – pero si de elegir se trata: Inteligencia Artificial, Steven Spielberg
El jardín secreto, Agniezka Holland
Dark City, Alex Proyas



¿Qué estás leyendo actualmente?


Leo varios libros a la vez: En mi buró están los 3 que me llevaría a la isla desierta, libros circulares, infinitos, donde invariablemente descubro algo… En mi mesa de noche, “El misterio del priorato de Sion”, de Jean-Michel Thibaux… En la sala donde me siento a tomar café por las tardes, “El resto más blanco”, de José Luis Fariñas, tercera o cuarta lectura… En mi portátil estoy releyendo “Brida”, de Paulo Coelho.



¿Cuál es tu definición de Ciencia Ficción?


He leído tan buenas definiciones de la Ciencia Ficción que no me siento capaz de dar una mejor. Pienso que si es buena literatura, si atrapa al lector, si puede llegar a ser creíble a pesar de lo fantástico o hipotético del mundo que estemos dibujando, si fue escrita con la pasión con que se hacen las grandes cosas – un hijo, un árbol, un libro -, puede caer en el género, cuyos límites cada vez se amplían y se funden más con sus vecinos la fantasía especulativa, el terror, y la literatura científica.



-Bibliografía de Marié Rojas Tamayo editada por Libro Andrómeda - Mundo Imaginario.


En busca de una historia (novela). Volumen de mismo título. Colección Mundo Imaginario, Núm. 5. (Segunda época).
La tierra prometida (relato). Publicado en el libro En busca de una historia, Colección Mundo Imaginario, Núm. 5. (Segunda época).
La invisible mano del destino (relato). Publicado en el libro En busca de una historia, Colección Mundo Imaginario, Núm. 5. (Segunda época).
La terminal (relato). Publicado en el libro En busca de una historia, Colección Mundo Imaginario, Núm. 5. (Segunda época).
El centro (relato). Publicado en el libro En busca de una historia, Colección Mundo Imaginario, Núm. 5. (Segunda época).
El coleccionista (relato). Publicado en el libro En busca de una historia, Colección Mundo Imaginario, Núm. 5. (Segunda época).
La luna cómplice (relato). Publicado en el libro En busca de una historia, Colección Mundo Imaginario, Núm. 5. (Segunda época).
El guardián (relato). Publicado en el libro En busca de una historia, Colección Mundo Imaginario, Núm. 5. (Segunda época).
Suicidio (relato). Publicado en el libro En busca de una historia, Colección Mundo Imaginario, Núm. 5. (Segunda época).
La bailarina (relato). Publicado en el libro En busca de una historia, Colección Mundo Imaginario, Núm. 5. (Segunda época).
ADN (relato). Publicado en el libro En busca de una historia, Colección Mundo Imaginario, Núm. 5. (Segunda época).
El corredor de bienes raíces (relato). Publicado en el libro En busca de una historia, Colección Mundo Imaginario, Núm. 5. (Segunda época).
Mimosos (relato). Publicado en el libro En busca de una historia, Colección Mundo Imaginario, Núm. 5. (Segunda época).
Pollitos en el espacio (relato). Publicado en el libro En busca de una historia, Colección Mundo Imaginario, Núm. 5. (Segunda época).
Desde la ventana (relato). Publicado en el libro En busca de una historia, Colección Mundo Imaginario, Núm. 5. (Segunda época).
El sobrino (relato). Edición digital en la web de Libro Andrómeda.
www.libroandromeda.com
El tulpa (relato). Edición digital en la web de Libro Andrómeda.
www.libroandromeda.com
Solo un café (relato). Edición digital en la web de Libro Andrómeda.
www.libroandromeda.com


*Fuente: http://www.libroandromeda.com/PDF/Holopantalla_Marie_Rojas.pdf



La autora…

Libros publicados: Tonos de Verde; Adoptando a Mini, ed. Fundación Drac, Mallorca. De príncipes y princesas, Ed. El Far, Mallorca. Cinco minutos a solas con las musas; Viaje a los astros; Locuras temporales; Algoritmos y ciudades; Incerteza cuántica, ed. Inventiva Social, Argentina. En busca de una historia, Ed. Andrómeda, Colección Mundo Imaginario.
Mención Especial Premio Lazarillo de Tormes, OEPLI, España; XX Premio Ana María Matute, Ed. Torremozas, entre otros. Ha participado en más de 50 antologías internacionales, su obra ha sido llevada a la radio, la televisión y el teatro. Colabora con periódicos y revistas del mundo. Nominada por el American Biographical Institute entre las mujeres destacadas por su relevante aporte a la sociedad. Miembro de la red mundial REMES.



-Para adquirir el libro contra rembolso, contactar a Claudio Landete Anaya, editorial Andrómeda: claudiolandete@yahoo.es


-Para leer tres relatos inéditos de la autora:

http://www.libroandromeda.com/PDF/El_Tulpa_Marie_Rojas.pdf

http://www.libroandromeda.com/PDF/El_Sobrino_Marie_Rojas.pdf

http://www.libroandromeda.com/PDF/Solo_un_cafe_Marie_Rojas.pdf







Cuentos de la realidad...



Brandsen: Cuatro andamios para los cinco jinetes*


*Por Carlos Alberto Parodíz Márquez.



-Dos costillares para los dioses del averno- ordenó "el nene", severo a "el Bocha" un parrillero martinfierrista.

El Chateau Vieux tinto era cantarina y alegre lágrima roja. Brandsen cumplió 127 y la ronda pintaba como para brindar por cada año de la celebración. Por lo menos los cinco jinetes -cuatro del apocalipsis y uno en el banco de suplentes, por si las moscas-, parecían dispuestos. Pergaminos para acreditar tenían.


Tanto "la negrita", como "ani", "wal", "dani" estaban facultados por los someliers más exigentes para pasar la prueba; "el nene", no sabe no contesta. Pero portaba su consabido sobre oficio marrón impermeable, con documentos de procedencia misteriosa, dejado por otra "artera" mano, propietaria de la enigmática "licencia para publicar".

Se acomodaron como para no volver. Mesas desocupadas, ni hablar, menos pedir. Pero "el nene" hace de local y los caballetes, firmes sobre cuatro andamios forrados en papel de almacén (ex estrasa), gris como los muros olvidables, serían soporte para resistir el paso de los vándalos, porque donde ellos pasan, no vuelve a crecer... la lechuga, entre otras delicias.


Antes, una centella sigilosa, según desvelados testigos del diario, había dejado estragos en Lomas. Por lo menos la redacción pareció un campo minado.
La postal chechena resultaba pálida, comparada con la lluvia de revoque fino y grueso, que se abatía lánguida sobre las computadoras.

No era radiactiva, pero "segual".

El entusiasmo de los depredadores de la mudanza, no tenía pausas y todo quedó "estacionado" a 45º, vaya uno a saber porque; lo cierto es que la medición, como los raitings de la TV, eran inciertos. Las medidas fueron tomadas con los teclados cerrados. Por eso a lo hora de "tomar asiento", (algo hay que tomar), ni con forceps se podía entrar a "la compu", pero la resignación es herencia (pa un hijo gaucho) del hombre, en tierras de "pensadores" y magos cibernéticos de consulta "on line". Así nos va. Bueno
si quieren otra lectura: Así... no va. Pero la vida sigue igual y eso es cierto.


Yon, refugiado bajo un alero protector, a salvo de indiscreciones de unos y otros cruzó alguna mirada cómplice con "el nene" que, por supuesto, se me escapó imperceptible igual que el aroma de la mujer dorada. ¿Cómo llegamos a esta fiesta popular, que casi nos emociona como la postal del nunca más, por
portación de paisaje suburbano cruento, salvaje, pero fascinante?, no lo sé.
Lo cierto es que estábamos allí con olores nuevos. Casi de estreno.


Sin saberlo, el sobre "delator" descansaba, aletargado, en los albores de la siesta brandense, mientras los "dioses del averno" se mostraban entrañables con la entraña; resbaladizos con las provoletas, sobre las que caminaban, igual que por tablas de skate; deglutían mollejas como criters; exterminaban chinchulines a mansalva; llenaban los vacios de dientes codiciosos y rascaban costillas relucientes que, al sol, eran fotos sepias de un pasado argentino opulento.


Nosotros, espartanos como nunca, debíamos postergar entusiasmos. Nos esperaban para compartir, yo lo ignoraba en ese momento, un festival de la frivolidad. Pero siempre se aprende, aunque sea para no aprehender y salir indemne del intento.


---


No pude resistir la tentación que me condena. El sobre llamaba la atención.
Supe que, igual a otras veces, no iba a descubrir nada nuevo, tal vez infrecuente u olvidado, porque nadie tiene nociones precisas sobre el orden y las importancias. Pero asomaba un título tentador y premonitorio. Si hoy estamos incomunicados por motivos diversos, con ese contenido, de ser cierto
el documento, más vale prescindir de anticipos y enterarnos, me dije, antes de aclarar lo que oscurece.


"Modificación del idioma castellano".


"La Real Academia de la Lengua dará a conocer próximamente la nueva reforma de la ortografía española, que tiene como objetivo unificar el español como lengua universal de los hispanoparlantes. La reforma hará mucho más simple el castellano de todos los días, pondrá fin a los problemas de ortografía
que tienden trampas a futbolistas, abogados y arquitectos de otros países, especialmente los iberoamericanos y hará que nos entendamos de manera universal quienes hablamos esta noble lengua.
La reforma se introducirá en las siguientes etapas anuales:


Supresión de las diferencias entre c, q y k.- Komo despegue del plan, todo sonido parecido al de la k (este fonema tiene su definición teknika linguístika, pero konfundiría mucho si la mencionamos akí) será asumido por esta letra. En adelante, pues, se eskribirá kasa, keso, Kijote. También se simplifikará el sonido de la c y la z para igualarnos a nuestros hermanos hispanoamerikanos ke konvierten todas estas letras en un único fonema Kon lo kual sobrarán la c y la z: "el sapato de Sesilia es asul."


Por otro lado, desapareserá la doble c y será reemplasada por x: "Tuve un axidente en la Avenida Oxidental". Grasias a esta modifikasión los españoles no tendrán ventajas ortográfikas frente a otros pueblos hispanoparlantes por su estraña pronunsiasión de siertas letras.


Asimismo, se funden la b kon la v; ya que no existe en español diferencia alguna entre el sonido de la b larga y la v chikita. Por lo kual, a partir del segundo año, desapareserá la v y beremos kómo bastará con la b para ke bibamos felises y kontentos. Toda b será de baka, toda b será de burro. Pasa lo mismo kon la elle y la ye. Todo se eskribirá con y: "Yébeme de paseo a Sebiya, señor Biyar". Esta integrasión probokará agradesimiento general de kienes hablan kasteyano, desde Balensia hasta Bolibia.


La hache, kuya presensia es fantasma en nuestra lengua, kedará suprimida por kompleto: así,ablaremos de abichuelas o alkool.

A partir del terser año de esta implantasión y para mayor konsistensia, todo sonido de erre se eskribirá con doble r: "Rroberto me rregaló una rradio".

No tendremos ke pensar kómo se eskribe sanaoria, y se akabarán esas complikadas y umiyantes distinsiones entre "echo" y "hecho". Ya no abrá ke desperdisiar más oras de estudio en semejante kuestión ke nos tenía artos.

Para ebitar otros problemas ortografikos se fusionan la g y la j, para que así jitano se eskriba komo jirafa y jeranio komo jefe. Aora todo ba con jota: "El jeneral jestionó la jerensia". No ay duda de ke esta sensiya modifikasión ará que ablemos y eskribamos todos con más rregularidad y más rrápido rritmo. Orrible kalamidad del kastellano, en jeneral, son las tildes o asentos. Esta sancadiya kotidiana jenerara una axion desisiba en la rreforma; aremos komo el ingles, que a triunfado universalmente sin tildes. Kedaran ellas kanseladas desde el kuarto año, y abran de ser el sentido komun y la intelijensia kayejera los ke digan ake se rrefiere kada bocablo. Berbigrasia: Komo komo, Komo, komo!, Komo?


Las konsonantes st, ps o pt juntas kedaran komo simples t o s, kon el fin de aprosimarnos lo masimo posible a la pronunsiasion iberoamerikana. Kon el kambio anterior diremos ke etas propuetas osionales etan detinadas a mejorar ete etado konfuso de la lengua.


Tambien seran proibidas siertas konsonantes finales ke inkomodan y poko ayudan al siudadano. Asi, se dira: ¿"ke ora es en tu relo?", "As un ueko en la pare" y "La mita de los aorros son de agusti". Entre eyas, se suprimiran las eses de los plurales, de manera ke diremos "la mujere" o "lo ombre".


Despues yegara la eliminasion de la d del partisipio pasao y kanselasion de lo artikulo. El uso a impueto ke no se diga ya "bailado" sino "bailao", "erbido" sino "erbio" y "benido" sino "benio". Kabibajo asetaremo eta kotumbre bulgar, ya ke el pueblo ya no manda, al fin y al kabo; dede el kinto año kedaran suprimia esa d interbokalika ke la jente no pronunsia.
Adema y considerando ke el latin no tenia artikulo y nosotro no debemo imbentar kosa que nuetro padre latin rrechasaba, kateyano karesera de artikulo.

Sera poko enrredao en prinsipio, y ablaremo komo fubolita yugolabo, pero depue todo etranjero beran ke tarea de aprender nuebo idioma rresultan ma fasile.


Profesore terminaran benerando akademiko ke an desidio aser rreformas klabes para ke sere umano ke bibimo en nasione ispanoablante gosemo verdaderamente del idioma de Serbante y Kebedo. Eso si: nunka asetaremo ke potensia etranjera token kabeyo de letra eñe rrepresenta balore ma elebado de
tradision ispanika y primero kaeremo mueto ante ke asetar bejasione a simbolo ke a sio korason bibifikante de istoria castiza epañola unibersal.


A buen entendedor...







"...pero tenerte, tenerte..."



Después de aquella noche de arrebato
sexual me hubiera gustado
volver a verte

No sólo volver a verte
me hubiera gustado después
de esa noche sexual
de arrebato.


*De Rolando Revagliatti. revadans@yahoo.com.ar






Correo:


*


Estimados: En esta dirección encontrarán el PowerPoint de la Propuesta de Proyecto Sur Provincia de Buenos Aires sobre Tren + Territorio = Trabajo (También en Facebook de Mario Cafiero). (Agradecemos reenvío y/o publicación)

http://www.ubikt.com.ar/PBA_PSUR_FC.htm


Por 50 años, la provincia fue perdiendo 7.200 Km de sus 14.500 de ferrocarriles. Los caminos no se asfaltaron; los trenes regionales, los de cargas y los rápidos metropolitanos desaparecieron. Los colectivos "lecheros" dejaron paso a los expresos y éstos abandonaron los pueblos. El trabajo desapareció detrás de esos transportes que se iban.

Proyecto Sur Provincia de Buenos Aires propone trabajar para reintegrar el Territorio; consolidar el uso de la Tierra en el campo y en las ciudades, asegurando el Trabajo digno; la expansión de los pequeños productores rurales frente a los monopolios, y el Tren como Eje del Sistema de Transportes en el campo y la ciudad, buscando su recuperación con mano de obra directa en las vías; créditos a los pequeños transportistas de cargas y pasajeros y la consolidación de los caminos rurales y secundarios."



*Jorge de Mendonça. jorgedemendonca@gmail.com
Ingeniero White - Buenos Aires


*



CENTRO CULTURAL BERNARDINO RIVADAVIA
San Martin 1080 –Plaza Montenegro- 2000 Rosario

CICLO 2011

"Del derecho y del revés de letras en tiempos de oscuridad”
Declarado de interes Municipal por el Honorable Concejo Deliberante

Agosto


Sabemos que habéis dado el pan y el reposo vuestro, vuestra sangre y vuestra libertad por nosotros.
Sabemos que hubo quien dio su vida por nosotros.
Vuestra solidaridad generosa nos reafirma en la fe anarquica y humana.
Vuestro sacrificio heroico, nos hace sangrar el corazón, mas nos sostiene el animo dandonos la certeza de una victoria final del proletariado.
Carcel de Dedham, Mass., 1927
Bartolomeo Vanzetti ( De una carta al proletariado argentino)


Martes 02 /20:00

“Bartolomeo Vanzetti y Pascual Vuotto –uno de los presos de Bragado- Cartas de resistentes”
Carlos Solero, Lic. en Ciencias Políticas, docente de la UNR
El autor se referira a las cartas desde la prision de Bartolomeo Vanzetti y de Pascual Vuotto uno de los conocidos como Los presos de Bragado y de cómo sus cartas reflejan sus ideas sobre la sociedad y sus perspectivas de construccion y reconstruccion de un mundo fraternal y solidario


Martes 09 /20:00

“Presentación del libro apuntes para una historia de los trabajadores de la educación”
Enzo Montiel, el autor, trabajador de la educacion. Leonidas “Noni” Ceruti, historiador y Gustavo Teres, ex Secretario Gral. de Amsafe Secc. Rosario y actual Sec. Gral. de la CTA Secc. Rosario.


Martes 16/20:00

“Cartas hacia la libertad”
Jorge Luis Marcos (militante historico del Partido Revolucionario de los Trabajadores) será entrevistado por Hugo Alberto Ojeda (escritor, integrante del Colectivo Wokitoki) acerca de las “cartas” escritas por un grupo de prisioneros politicos del Penal de Rawson en 1972. El 15 de agosto de ese año, veinticinco presos construyen su libertad al lograr fugarse y son protagonistas de uno de los sucesos mas importantes de la construccion emancipatoria argentina. Seis compañeros logran volar hacia el Chile de Salvador Allende, el resto es cercado en el aeropuerto de Trelew y deben entregarse al ejercito que había violado nuestra Constitucion Nacional. Una semana despues, los protagonistas del Terrorismo de Estado que habian mostrado su rostro en la Campaña del desierto, la Semana Tragica y la Patagonia Rebelde, volvian a quitarse la máscara en la Masacre de Trelew.


Martes 23 /20:00

“El robo de las palabras: Su necesaria y posible recuperacion”

Ps. Analía B. Ortega. Psicoanalista. Profesora Adjunta de la cátedra EPIS I de la de la Facultad de
Psicología de la UNR. Miembro fundador y actual integrante del Instituto de Adolescencia del Colegio de Psicologos de la Prov. de Santa Fe, 2ª Circ.
Partiendo del derecho que tiene el niño a ser depositario del legado humanizante de las palabras, la disertante planteara interrogantes y reflexiones respecto al lazo que establecen actualmente con ellas adolescentes y jovenes. La autora vincula esta modalidad de lazo con un modo primitivo de funcionamiento de lo psiquico y lo enlaza con los efectos en la subjetividad que la ultima dictadura militar y posterior neoliberalismo -tiempos de oscuridad en nuestro pasado reciente- han producido, donde las consignas “El silencio es salud” y “Los argentinos somos derechos y humanos”, mostraban desde la siniestra ironia su faceta mas cruel. Lo relacionara tambien con la Convencion Internacional de Derechos del niño e intentara introducir en el discurso social la idea de que las palabras estan en algun sitio, a la espera de ser recuperadas, siendo necesario apostar a su capacidad de escurrirse, deslizar y escapar de su cautiverio, porque,nos dice la autora: Los jovenes nos demuestran que eso es posible, a pesar de todo.


Martes 30/20:00

"Martin Heidegger: pensar lo impensable", proyección de video de la BBC.

Lic. Adriana Paloma, Licenciada en Filosofia, docente del Seminario de Pre-Grado del Ciclo Superior "Martin Heidegger y Herbert Marcuse: controversias sobre el nazismo" y de las catedras Epistemologia, Filosofia de la Facultad de Psicologia UNR y Nadia Davidovich, estudiante de Psicologia.

Creacion y coordinacion del ciclo: Ps. Laura Capella, psicoanalista
Martes 20 hs. Sala “C”
Entrada libre y gratuita
Se entregan certificados con el 75% de asistencia
Consultas: delderechoreves@yahoo.com.ar
Blog: http://delderechoreves.com.ar
Cuenta facebook: Ciclo Delderechorevés
Auspician:
· Facultad de Psicología, UNR
· Colegio de Psicólogos de la Prov. de Santa Fe, 2da Circ. y su Foro en Defensa de los Derechos Humanos (FODEHUPSI)
· CEIDH (Centro de Estudios e Investigación en Derechos Humanos-Facultad de Derecho. UNR)
· IPF (Instituto de Investigaciones en Cs. Sociales, Ética y Prácticas alternativas "Paulo Freire" - Facultad de Derecho. UNR.)
CENTRO CULTURAL BERNARDINO RIVADAVIA



*Laura Capella. elecapella@yahoo.com.ar




*


Inventren Próxima estación: SANTOS UNZUÉ.

-Colaboraciones a inventivasocial@yahoo.com.ar

http://inventren.blogspot.com/




InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/



Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por
Yahoo, enviar un correo en blanco a:
inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar




INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a:
inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar


Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.

Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.

La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor.

Inventiva social recopila y edita para su difusión virtual textos literarias que cada colaborador desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre escritor y editor. cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura.

Friday, July 29, 2011

LA TIERRA ES AZUL COMO UNA NARANJA...



*Ilustración: Walkala. -Luis Alfredo Duarte Herrera- http://galeria.walkala.eu



LA PROMESA DE LA ROSA*


“La muerte es una quimera: porque mientras yo existo, no existe la muerte; y cuando existe la muerte, ya no existo yo.” Epicuro de Samos (341 AC-270 AC) Filósofo griego.


La miseria cae en grandes goterones en los techos de chapa.
La ventana observa desde el grisú amurallado de unos ojos.
No resignados. No sumisos. No amansados.

La mujer es una mano empañada.
Empuja un mundo donde no siempre gana.
El hambre no admite competencias.
Un miedo soterrado evapora la leche de sus pechos.
El niño intenta ingresar en los subsuelos de la carne.
Una biografía impúdica, espera.
-No decaigas mi niño-
Hay que descender a los abismos.
Enfrentar los túneles del miedo.
Desgarrarse las uñas. Sacar el zumo de las piedras.
Parir en los despeñaderos de la muerte.
Desordenar los puzzles y ordenar los latidos.
Has desangrado espigas y amasado nanas.
-Hay que volver, mi niño-
La vida no admite pausas ni descansos.
Volver.
Cumplir con la promesa de la rosa.
Vivir y florecer, hasta tocar el suelo


*De Amelia Arellano. arellano.amelia@yahoo.com.ar










Relojes*


Todos los relojes de la casa están parados.

Unos se detuvieron
hace ya mucho tiempo
en el páramo angosto
de una juventud ida
sin lágrimas ni estrépito.

Otros fueron dejando
de latir poco a poco
como templados bueyes
que se acuestan y duermen
su estirpe fatigada.

El último rompióse
al filo de un otoño
que el olvido atesora.

Desde entonces, mis ojos
permanecen anclados
en las saetas muertas
-detenidos con ellas
repitiendo el instante
como una foto vieja
con los bordes quebrados-


*De Sergio Borao Llop. sbllop@gmail.com
http://sergioborao2011.blogspot.com/







El poeta en ciernes*




*Por Juan Forn



Pasé el otro día al lado de un joven poeta. Estaba en una de las mesas de afuera de un bar, sentado con otro y con un par de chicas que lo escuchaban. Alcancé a oír parte de una frase nomás, ni siquiera las palabras, sólo la entonación, pero eso bastó para que sintiera en la espalda el escalofrío de la familiaridad. Como campanadas en mi cabeza resonaron las viejas consignas: “El que quiere nacer debe destruir un mundo”, “Di tu palabra y rómpete”, “Si puedes vivir sin escribir, no escribas”. Y su perfecto anverso: las horas interminables frente al espejo hasta finalmente ver lo que uno buscaba en su cara y entonces repetirse a sí mismo hasta convencerse: “Soy un gran poeta, siento lo que otros no sienten”. Las chicas eran feas, el otro pibe de la mesa era de telgopor, pero él, el joven poeta, estaba en otra película: él era Rimbaud definiendo los colores.
El poeta en ciernes, así lo llama Auden, y es la definición perfecta: el que cree (como se cree a esa edad, con furia) que poeta no es aquel que meramente escribe versos sino aquel que está llamado a escribirlos. Aquel que cree que sólo un poeta puede reconocer en otro poeta esa llamada, porque sólo un hermano es capaz de reconocer en otro la marca secreta de su estirpe. Pero al mismo tiempo quiere ser único: no único en su especie, porque todo poeta en ciernes quiere pertenecer a una estirpe, a una estirpe sagrada. Pero sí único en su época, en su tiempo: encarnación solitaria de esa estirpe que da sólo un ejemplar por generación (Auden de nuevo: “Un joven poeta no puede leer un libro de poesía sin comparar esa obra con la propia. Sus comentarios mientras lee son los siguientes: mi dios, mi bisabuelo, mi tío, mi enemigo mi hermano, mi hermano idiota”). Después viene la vida y entendemos eso que decía Jaime Gil de Biedma: que en la juventud lo que más le interesa a uno de uno mismo es lo que cree tener de único y con el tiempo descubre que lo más interesante es lo que tiene de común con los demás. Joseph Brodsky lo dijo a su manera: la primera etapa de un poeta es aprender a ser él mismo, y la segunda etapa es aprender a no serlo.
El problema del joven poeta es que rebasa de consignas y tiene que cumplirlas todas (el que quiere nacer debe destruir un mundo, di tu palabra y rómpete, si puedes vivir sin escribir no escribas). Así que decide que no puede vivir sin escribir, y dice su palabra, a ver si se rompe, a ver si destruye un mundo. No hay escena más temible para un joven poeta que el triste dolor de no haber sido, que atraviesa la vida y la muerte de los malos poetas, esa legión innumerable de quienes publicaron un libro y después otro y años más tarde otro y otro y otro más, y mientras tanto no les quedó más remedio que ser otra cosa, y al final no fueron ni serán en la memoria colectiva más que esa pobre otra cosa, es decir nada (“Poesía, mala yegua que me has acompañado a traición todos estos años”). Mucho menos temible le resulta al poeta en ciernes la suerte de aquellos que encontraron su palabra, y la dijeron, y se rompieron, literalmente. El Humboldt de Bellow, envenenado con el mun-
do porque ya no escribe más como supo escribir, cuando estuvo “habitado”. Y se desquita con el mundo (y en particular con el Charlie Citrine que es Bellow en esa novela) porque sabe que es eso o morirse: sólo le queda morirse, lo que tenía que decir ya lo dijo, no le queda más que decir. Todo joven poeta que lee ese libro se fastidia y mira al techo tal como los poetas jóvenes miran furibundos a los poetas viejos, como diciéndoles: ¿por qué no te morís de una vez? (el imberbe Klaus Mann a su padre Thomas: “Me dicen que el hijo de un genio no puede ser él mismo un genio. De manera que no eres un genio, padre”).
Kundera, en sus novelas checoslovacas, convierte al joven poeta en delator: en el Estado totalitario, el que no sabe callar es el bocón por excelencia. Bolaño aprende la lección y le hace decir a uno de sus lampiños visceralistas: “Hoy no pasó nada y si pasó algo mejor callarlo, pues no lo entendí” (ese mismo personaje ha confesado en su diario, pocas líneas antes: “Llevo escritos 55 poemas, son 76 páginas, 2453 versos, ya podría hacer un libro, mi obra completa”). El serbio Charles Simic dice que un joven poeta es un realista que aún no ha decidido qué es la realidad. El peruano Antonio Cisneros dice que el joven poeta es el rey de los pálpitos: tiene uno por minuto, aunque la mayoría sean errados o los interprete mal (por eso no hay joven poeta que no tenga al menos una estrofa que no parezca suya, de lo asombrosamente bien que suena). El viejo Faulkner dijo, cuando recibió el Premio Nobel, que el que no puede escribir poesía escribe cuentos, y el que no puede escribir cuentos escribe novelas, o que al menos ésa era la historia de su vida (aunque a la hora de los brindis posteriores a su discurso, y ya convenientemente etilizado, agregara: “El problema de los jóvenes poetas es que aman su caligrafía como el olor de sus propios pedos”). En un poema extraordinario titulado “Cartita rosa a Amado Nervo”, José Emilio Pacheco primero le prende fuego y después le dice: “No te preocupes si sonreímos con tus versos dolientes / y nos sentimos hoy por hoy superiores / Tarde o temprano vamos a hacerte compañía”.
Mejor que googlearse en Internet, todo escritor debería dejar cada tanto salir de su mazmorra al Joven Poeta Que Fue. Abrirle el candado, dejarlo corretear un poco entre los muebles, contemplar la suma de defectos que es esa criatura informe que renguea, babea, choca contra todo y no aprende nada de esos golpes, sigue girando en círculos con los ojos desorbitados y una energía loca que da escalofríos y risa y sorna y compasión al escritor, y le sirven para recordar ciertas cosas que necesita recordar, y cuando eso ocurre arrea de nuevo a su mazmorra al Joven Poeta Que Fue y le apaga la luz y vuelve a su silla a escribir como es debido, mientras en otro rincón de la ciudad, en ese mismo momento, un poeta en ciernes acierta sin querer uno de sus mil cuatrocientos cuarenta pálpitos diarios y escribe: “Estoy bajo el agua, los latidos de mi corazón producen olas en la superficie”; “Soy insomne, hasta en mis sueños más profundos estoy despierto”; “La tierra es azul como una naranja”.


*FUENTE: http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-173265-2011-07-29.html







NOCHE DE PERROS*



*Por Reynaldo García Blanco. regabla@cultstgo.cult.cu



Yo también tuve un perro lanudo
que volteaba la puerta al septentrión

Una vez enfermó
y me costó casi tres salarios
dos vacunas y un suero
eso fue en una farmacia llamada La complaciente

Mi perro se llamaba País
Y yo le decía País muerde a mi vecino
y lo mordía
yo le decía País siéntate
y obedecía como un perro lanudo

Mi País odiaba al ruso del cuarto piso
no lo podía ver
se ponía furioso cuando escuchaba la balalaika

Mi País amaba los negros
Pero ellos le tenían cierto temor
un temor ancestral al perro lanudo
que los mordió hace siglos
en otra aldea en otra conquista.



- Reynaldo García Blanco (Venegas, Cuba, 1962). Escribe para CMKC Radio Revolución los espacios Andar la librería y Comentarios de SuperShow. Ha obtenido los premios José María Heredia, América Bobia, Pinos Nuevos, Calendario y La Gaceta de Cuba, entre otros. En el 2006 apareció su poeario Campos de belleza armada ( Unión). Actualmente coordina el Centro de Promoción Literaria José Soler Puig y el Taller Literario Aula de Poesía.






Fuerte, abajo y lejos de Michel Foucault.*



*Cuento por Eduardo Pérsico. epersico@telecentro.com.ar



Cualquiera que atajara la pelota que a Jorgito Chopin le sacudieron aquel sábado en San Isidro, no hablaría de otra cosa. Pero en el vestuario él solamente acarició sonriendo los guantes color rosa que protegían sus dedos de pianista y no dijo ni media palabra… .
El partido contra esos locales de dientes apretados con gente siguiendo el juego en cuatro escalones de un costado, a los Once Corazones no los entretuvo. A pesar del bienhechor sol de octubre y tantas minas vistosas alrededor, - sin atender a los pibes que los insultaban- ellos como siempre salieron a jugar prolijo y sin revolear la pelota a cualquier parte. Y de inicio nomás chocaron con unos atletas con camisetas de rugby y pierna fuerte que protestaban todo, así que el plan de juego fue no discutir con nadie y bien protegidos atrás, el Nene y Cacho de punta ya tendrían su contragolpe. Pero el ambiente se iría calentando; jugadores, socios y familiares del San Isidro le reclamaban al referí un reglamento propio, el ‘¿qué cobrás hijo de puta?’ a él y sus líneas los hacían tres temerosos personajes, en tanto a los Once los irían identificando como ‘negro de mierda’ o ‘judío asqueroso’. Y al habilidoso narigón Aguilera una señora, - buenísima y embutida en un conjunto deportivo blanco- le aconsejó ‘zurdo putito, no te hagas el vivo que te hacemos desaparecer’.
Con poco juego y menos palabras se fueron al descanso empatados en cero, y por la mitad del segundo tiempo el Nene embocó un derechazo de unos veinte metros y un golazo que casi ni gritaron. Entonces sin gran despliegue se irían retrasando buscando que la bola anduviera lejos de Jorgito Chopin y fuera pasando el tiempo. Once Corazones tenía muy ejercitado ese libreto y sacarlos de eso le era difícil a cualquiera, así que sin grito ni exhibición porque la hinchada íntegra local ya les puteaba la tercera generación, llegando el final uno a cero el referí agregó dos minutos de descuento. Que luego de transcurrir y volver a mirar su reloj, unos tipos de pelo corto entraron al campo y chau con la elegancia y el ‘fair play’; uno de bigote le recordó al referí cierto reglamento no inglés ‘vos de aquí no salís, la puta que te parió’, otro le manoseó el cuello y reglamentariamente, el partido prosiguió dos minutos más.
Así que seguirían centros desprolijos al área de Once Corazones, despejes ya sin orden para salir jugando y llegó por ahí una bola inocente, y penal a favor de San Isidro cometido por el hombre invisible. Fervoroso griterío de aprobación y en segunda escena Jorgito Chopin ajustando sus guantes rosas y los Once Corazones mirándose en silencio. El petiso número seis de San Isidro alisó con la pelota el pastito exigiendo ‘que no se adelante el arquero’, el referí cerca de Jorgito le gritó ‘usted no se mueva de la línea’ y algo menos estridente antes de la ejecución. Jorgito se hamacó en un reflejo, el zurdo retacón con tres pasos de carrera sacudió un disparo seco abajo a la izquierda y la bola hizo ‘chaf’ contra los guantes rosas de Chopin. Además de irrepetible, una atajada espectacular que al desplomar un silencio metálico en el entorno ni advirtió que Jorgito sin ostentar ni mostrando la pelota sacó rápido para el Nene, solo allá adelante, y ya sin querer más el referí heroico pitó el final. Lo mismo jugadores y público del local, perdiendo entusiasmo, lo manosearon y putearon hasta el vestuario pero el hombre sobrevivió.
El penal que atajó Jorgito Chopin debió ser el comentario pero enseguida la tarea fue ducharse para irse lo antes posible. El arquero apenas se sonrió consigo mismo ante sus ‘guantes mágicos color rosa’ y recién comentó el asunto en el tren de vuelta con el Quelo Varela, el vendedor de libros.
- Ese referí resultó un turro de no creer. El tipo sabía como pateaba el petiso y me gritó ‘no se mueva de la línea’, y entre dientes ‘abajo, a tu izquierda’.
- Es increíble; esa fue una demostración de Poder con mayúscula,
- … y qué lástima Quelo no preguntarle ahí mismo si era un lector de tu amigo Foucault - y se cagaron de risa.


-Eduardo Pérsico nació en Banfield y vive en Lanús, Buenos Aires, Argentina.






La visitante*


Desde aquí la veo, moviéndose de un lado al otro, ignorándome a pesar de saber que la observo, ¿lo hace para mortificarme? Ella no conoce bien a este hombre, no voy a permitir que se burle de mí.

- A ver, ingenua, no estoy pintado en la pared, ¿sabes? ¡Aquí soy el dueño! ¿No me vas a contestar? ¡Cómo si pudieras atormentarme! Detén tu marcha, respeta mis canas y recuerda: estás en mi casa... ¡Mírame a los ojos!
- ¿Le pasa algo, señor?
- ¿Qué va a pasarme? ¿Cómo permiten la entrada de esta atrevida?
- Señor, le traigo su medicina, para que pueda descansar... tome, el agua es fría como le gusta y hoy son solo seis pastillitas.
- Gracias, sé que me comprendes, ella me vigila y quiere ocupar mi lugar... no tengo privacidad, sólo espero que pueda ser expulsada de mi casa, ya descansaré cuando logre eliminarla...
- Pero señor, perdone estas inofensivas hormiguitas, no le hacen daño...
- Tienes razón, Leonor, siempre tienes la razón – y aplastando con un dedo a la hormiga más cercana, quedó rendido.




*De Mario Quiroga Fernández. jossuexy56@yahoo.com
Cuba, residente en México





CUENTOS DE LA REALIDAD...




EL CELULAR DE DIOS*


*Por Carlos Alberto Parodíz Márquez. parodizlaunion@gmail.com


Graciela vive en La Plata. Que no es lo mismo que vivir con plata. Es casi "olaldesa", del lugar donde vive. Un nuevo rango que sustituye a la "alcaldesa". También suele ser "olaldeana", en esto de la aldea global y virtual, a la hora de bajar -sin exagerar-, niveles. Además, los tonos rojizos del cabello, son toda una advertencia para quien sepa mirar.
"El ayatollah" de la redacción, se miró en el espejo de su militancia y descubrió el fantasma de la memoria. Ese que hace saltar tapones de remotos poemarios y abre paso al desenfreno que se vuelve gráfico. Por ejemplo para escribirle, "la fotografía robada en aquel almuerzo tomó vida en mis silencios"...
Cuando estos "cortos" ocurren, estallan instalaciones y se dinamitan puentes, para que el torrente de ciertas imposibilidades, encuentre cauce. Es entonces cuando construye lazos virtuales que lo traspolan y comienza a vagar de página en página, para rescatar respuestas. A veces las encuentra. A veces lo sorprenden.
No es grave. Depende la altura de la vida en que uno se zambulle y la profundidad del curso. Pero es incansable en estos avatares del "romancero criollo", ya que la fiebre literaria lo llevó -sin proponérselo- al muelle equivocado.
Es que Adriana, una morena bahía de arena blanca, tucumana y cierta como su tierra, del muña muña -el viagra nacional-, leyó algunos mensajes codificados de estos poemarios públicos y decodificó, para incomodidad del "Ayatollah", quien abrió así, una segunda línea poemática, camino casi del juglar.
A ella le recordó "te invito a que me invites... si te queda claro y sin más detalles", ese despliegue de artilugios literarios, presagiaba el fragor de las tormentas del alma, listas a desatarse.

---

Así lo encontré‚ de atribulado una mañana. Portando el infaltable bolso de cuero que se carga en el hombro, como a los antiguos compañeros de lucha que ya no descansan.
-Me voy a La Plata... tengo que hacer una nota- anunció contrito. ¿Me llevan?- Yon asintió. El Alfa gris siempre está disponible.
Las diagonales y la ciudad son marca registrada de Pierre Benoit. La masonería agita, sobre este nombre, algunas certezas y muchas dudas, sobre todo si de su nacimiento se discute. Un destino de "Delfín" del trono francés que merodea y la toma de La Bastilla, se agitan y renuevan, hoy, con cada piquete ruidoso.
Graciela no pensaba en estas cuestiones mientras estudiaba el paso del tiempo en el Ayatollah, en ese segundo piso con vista al baldío lujurioso y urbano. Tomó en cuenta algunos detalles y las cuarenta veces que sonó el celular, para interrumpir el reencuentro de la incomunicación. La flema del personaje no fue suficiente y de allí nació la diabólica idea poética y para peor gráfica, que los vincula.
Las llamadas, salvo la de Dios, alejaban acercamientos. Quiso ser presuroso. Pero oscurecía cada vez que aclaraba. Lo que no es nuevo ni totalmente cierto. Hoy anda en negociaciones metafísicas sobre el triángulo de las Bermudas, donde los amores naufragan y desaparecen.

---

La ruta dos y la rotonda de Alpargatas, cuando volvimos con el vasco, fueron un giro poco postal. No quisimos estropear la bucólica escena y marchamos rumbo al discreto parador, donde se llega si se tiene el dato preciso.
En medio del oasis, el lugar aísla de ruidos, imágenes y olores no deseados. Hasta la pareja de cardenales, en vuelo gentil, parecen trasladados de un remoto paisaje.
La grácil mesera nos condujo a un sitio umbrío, donde destacaba el M0albec purpura, propiedad de la bodega finca con nombre de princesa rusa, misteriosamente dispuesto, junto a dos cazuelas de cobre, anfitrionas del potage de hígado al jerez. Comimos en silencio. La torta de frutillas que descansaba sobre un colchón de crema, llegó para quedarse y formar parte del inventario gastronómico. Un semi champagne de tres letras, fue solidario. El café, fue otra remota circunstancia a la que ninguno de los dos se quería aproximar. El lugar y la atención exigían morosas decisiones. Yon habló recién a la segunda copa. Esa es la historia, sin histeria.

---

Los navarrenses, navarreutas, navarrónicos, se puede elegir, son habitantes de Navarro, trasplantados a Lomas de Zamora. Miguel y Fernando, dos esperanzados que buscaron instalarse por este suburbio del sur. Nadie es perfecto. Resisten en la frontera de Chaco Chico y Villa Niza, muy promocionada por algunos episodios contados aquí, pálido reflejo de lo que en estos sitios ocurre.
Miguel, un viernes, media hora antes de la medianoche, decidió su rutina ciclística, para abaratar la vida, claro, resolviendo que Larroque era iluminada y segura. Cuando llegó a Gutierrez, leyó en una pared de las pocas fábricas que trabajan y se sorprendió de la cantidad de saludos, post mortem de los chicos, pintados en sus paredes. Leer, no siempre es un placer.
Cuadras después del reconocimiento, allá por Castelli y Vétere, su inocencia campesina, jugó las fichas al color (negro) en el casino de la vida. El auto silencioso y sin luces que lo seguía, no era ninguna buena garantía. La calle ofrece huecos y en uno, el auto se le adelantó.
El flaco que se bajó del lado del acompañante, fue convincente al arrebatarle la bici, -único medio de transporte para ir a laburar-, la guita y la campera, recuerdo de tiempos mejores, seguramente.
-Caminá y no te des vuelta porque si no te meto un cohetazo- para aumentar su seducción le mostró el arma niquelada, más elocuente que el mejor discurso.
Miguel resignó, otra vez, la esperanza. Es un hombre grande habitado por el niño que todos debemos cuidar, aunque algunos lo hayamos perdido y otros no recuerden haberlo tenido.
Tiene un compadre, Fernando, de la misma cepa geográfica, estentóreo de a ratos, rara avis, si se conviene que la vida en el campo y en los tambos, por ejemplo, suele ser solitaria. De nuevo a empezar simulando la esperanza.

---

Los argentinos cuestionariados, por ahora viven en Chubut y Santa Cruz, nos cruzamos virtualmente el tenor de las preguntas que la inocente empresa formulara, para legitimar una radicación extranjera en la región.
-¿Vería mal que Argentina cancelara la deuda externa con territorios? ... fue una de las consultas, dispersa convenientemente, la otra relevante apuntaba, ¿le preocuparía un gobierno tripartito (triunvirato) integrado también por un representante del FMI?
-!Gente grande!, esta de la consultora, podrían haber incluido las cláusulas secretas de los acuerdos que contienen ciento once puntos y que vamos a firmar con el FMI y el Banco Mundial, si no lo hicimos ya ... total ... - fue la prolongada explicación del vasco, reclinado en la butaca izquierda del Alfa, rumbo a Lomas.
Lo miré comprensivo, igual es barato.
-¿Y con que se quieren quedar ahora?- le pregunté. Mejor no lo hubiera hecho.
-Por empezar la Antártida. Después, cuando logren que se privaticen dos bancos oficiales -Nación y Provincia- los van a comprar-, respiró y aproveché.
-¿Y eso que tiene que ver?-, fue mi segundo error. Me miro impaciente, para ser prudente en la descripción.
-Todas las tierras fiscales y la cartera de comercial de operaciones, todas aquellas que tengan garantía hipotecaria, es tan grande, que entre los dos bancos tienen buena parte del territorio, sobre todo el productivo. ¿Te va?- Preferí dispersar la densidad. Sonó su celular y se cortó la llamada. Nada marchaba hacia la avenida de la conciliación.

---

"Vela" desvela cuando devela. La rubia, todavía tostada y totalmente vestida de negro, le entregó en la sede de "la oficina", -apostada detrás de una gigantesca copa de helado multi sabores y de cara a Plaza Grigera-, las planillas con cuestionarios y correos electrónicos, probando que los chicos de la encuestadora iban sembrando en serio. Ella con su aire displicente, leve, casi ausente, es velocísima aunque su celular, como en este momento, la tenga ocupada. Puede hacer varias cosas a la vez. No me pregunten cuales. Pero la información estaba prolijamente ordenada. El mohín por la comunicación frustrada, me hizo dudar si, "El", estaba ocupado. Porque el celular de Dios, este día, ni siquiera tenía contestador.





CANCIÓN PARA UNA PRINCESA MAJADERA*



Quisiera que mis manos
fuera palomas
para abanicar tu estío.

Y mi eterno desvelo...
ese pertinaz insomnio,
sirviera a tu tiempo sin prisas,

para contarte las mil historias
que guardo escondidas
en un rincón de los recuerdos.

Antes de conocerte
te sabía de memoria.
Mis labios pronunciaban tu nombre

Incansables, empecinados,
porque ya presentía
la certeza del cuerpo compartido.

Ahora estás conmigo,
llenas los espacios,
ocupas los silencios.

Recortas arco iris en las sábanas,
pintas duendes en las paredes,
rompes todo lo superfluo.

Vas quedando solo tú, la maga
que encuentra plumas de elefante
sepultadas en la arena.

Hablas al viento con el idioma
que sólo tú y él conocen,
que apenas yo entiendo.

Inventas una danza antigua,
exiges más juegos, un cuento...
No importa si llega la reina de la noche.

De pronto, al borde ya de la locura,
sin previo aviso
arriba el silencio...

Veo como al fin, vencida,
partes a ese viaje misterioso
a solas con tus sueños.

Y te miro, sin que llegue el hastío.
Feliz porque no recuerdo un mundo
anterior a tu llegada.



*De Marié Rojas.
La Habana. Cuba.
(Dedicado a mi hija Sarah a los 2 años, este poema fue mi primer premio literario, El Arte en Septiembre, Argentina)




*


Inventren Próxima estación: SANTOS UNZUÉ.

-Colaboraciones a inventivasocial@yahoo.com.ar

http://inventren.blogspot.com/



InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/



Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por
Yahoo, enviar un correo en blanco a:
inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar




INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a:
inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar


Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.

Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.

La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor.

Inventiva social recopila y edita para su difusión virtual textos literarias que cada colaborador desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre escritor y editor. cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura.