Friday, October 03, 2014

JUEGAN A ROPA DE LA VIDA DESNUDA...


*Obra de Claudia Marting.
Rosario. Argentina.
http://www.facebook.com/#!/pages/Claudia-Marting-pinta/313325418684014?fref=ts




Hermanos del camino*


*De Horacio C. Rossi
(1953/2008)


Hermanos del camino:
la vida presta un turno feliz: aprovechemos.
Larga es la ausencia, luego. Y mucho más, después.
Estemos juntos aquí y ahora haciendo
aquí y ahora un siempre, un mañana, un por qué…

Es hermosa la ronda ante el fuego encendido,
dejando que el silencio nos llovizne su paz.
Traigamos a la mesa común cantos y penas,
brevas y espinas. Respetuosamente.

Los dioses se encargarán de consagrar…
Ellos están de acuerdo. Ellos sonríen.
Y esperan que aprendamos también a sonreír.
Que es el lenguaje mejor del cielo…

Si los dioses sonríen es de día.
Es de día porque hemos trabajado bien…
Con nuestro rito de mate en rueda hablemos
la palabra azul que dice: estamos listos
para el Amanecer…

Y compartamos la sangre enamorada
la lleganza
la luz
puntual e inexorable.

El abrazo semilla de las lágrimas en flor…


Somos toda la voz del mundo en silencio.





JUEGAN A ROPA DE LA VIDA DESNUDA…






La suave tentación del viento*


Él olvidó la memoria verde del Nilo mientras miraba a la turista sobre la pequeña embarcación. Ella veía el arte de la túnica blanca del negro ondulándose con la suave tentación del viento. La túnica voló desamparándola de todo lo conocido. El río, esa cintita de paz, se desvaneció. La oscuridad del cuerpo alto y delgado se recortó como una paradoja en el vértice de la luz. Las palabras, puro sonido.
Sostuvieron un duelo. Sol negro sobre blanca, blanco sol sobre negro. Ganaron los dos.


*De Cristina Villanueva. libera@arnet.com.ar
-De “Relaciones textuales”, Ediciones Patagonia, año 2009








A mis hermanos*


*Horacio C. Rossi
(1953/2008)


Ustedes son mi casa y mi lámpara y el espejo de todo mi camino.
Haberlos encontrado
me muestra y me confirma la siembra que he venido haciendo.
Ustedes son otro nombre de la vida.
Cuando me encontraron yo estaba cantando
y nos pusimos a cantar
y todo ha sido entre nosotros canto.
Cantando hemos atado y hemos desatado
y estamos aprendiendo a comprender
a sonreír.
Si ustedes no estuvieran en la terraza
la luz mía sería una foto sepia
al margen y ya estéril para siempre.
Del mate en rueda y del riego desde los hermanos mayores
cada uno seguirá su rumbo
que nos mantendrá juntos en la participación del tiempo.
Mi parte del puente ha sido inmensamente completada.
Cantando agradezco el regalo que ustedes me son
y la sonrisa mejor insuperable de la luz
consciente…







Menesteres mínimos*



tengo los recuerdos de la infancia
tendidos al sol, en un patio con malvones
como la ropa blanca que mi madre lograba
–sólo con sus manos- darle fulgores azulados
patio con higuera y limonero que, muy temprano
en tiempo inesperado, se puso a echar flores
como loco, con desconcierto. Como un enamorado.
Creo que por allí aún anda mi padre, en su mundo
de rudas, tomillo y menta, albahaca y poleo...
Seguro traigo de ellos
los menesteres mínimos
para hacer los versos.
Inaugurada la sangre
con sus largos silencios.


*De Miryam Colombotto de Seia. miryamseia@cablenet.com.ar









Sombra*



esta sombra difusa
que parece la mía
pero que yo no sé
si es mía o de ese otro
ser que vive a mi lado
-si ser es la palabra
si vivir es el verbo-
y junto a mí pasea
y se acuesta en mi lecho
para soñar mis sueños
y amar a mis amantes
y llorar por mis ojos
cuando muere la noche
y la luz desparrama las ausencias
por todos los rincones de la casa


*De Sergio Borao Llop. sbllop@gmail.com
-De Por si mañana no amanece










Diamelas*


*De Horacio C. Rossi
(1953/2008)



Nunca antes había contemplado diamelas.


Las tengo ante mí, tan virginales, preciosas, aromando,

envueltas en la hora vespertina como una fiesta latente de luz y redención,

de tranquila y fundada esperanza.


Mis palabras les labran un saludo al que ellas buenamente, sí, consienten

con el gesto de feliz placer que importan nomás existiendo.


Me han regalado diamelas. Las miro cautivado.

Y entiendo mejor de algo que hay, s i e n d o .

Que sigue, sin pasar.

Que, tan amando: suena.


Danzan con quieto modo y honda gracia,

enamorantes, vibrátiles, intensas,

las diamelas,

regaditas apenas, puestas ante este enorme atardecer,

por ellas, sí, diré que por ellas, sin ocaso.


Suscitan levemente.

Arden existencia.

Mueven la casa de la fe.

Juegan a ropa de la vida desnuda in son dable.


Diamelas:

Nunca antes me habían hablado así de la paz…









El HOMBRE QUE NO ENVIDIA LOS DELFINES (*)



Esa mujer tiene los ojos sabor uva moscatel.
A ella le gustan los hombres oscuramente tristes.
Que, caminen desnudos, en la noche de los cementerios.
Que sus obsesiones se plieguen en el cauce del Leteo.
Hombres que no envidien los delfines.
Que arrastren su ternura por el aquilón.
Que hablen con los perros vagabundos.
Que la tristeza haga nido en su barba.
Que beba, ávidamente, las lágrimas de mi ombligo.
Que deje cerrados los postigos de la noche.
Un hombre que se esconda en los campanarios.
Que le muerda los pezones a la lluvia.
Que sea cobra, bamba y coral, al mismo tiempo.
Que me muerda la boca, el girasol y la locura.
Un caballo de pezuñas negras que me hable al oído.
Que me deje dormir en sus zapatos.
Un hombre intemporal y eterno.
Que me pueble ambos hemisferios de roedores tristes.
Que camine a mi lado con zapatillas rotas.
Beba vino barato y devore pan sin levadura.
Un hombre que comparta mis harapos y mi duermevela.
Un hombre que sea fronda y me deje aovar entre sus brazos.
Un hombre que sea lluvia y mar y diamante mojado.
Un hombre terrenal, levemente corvo.
Que corte mis espejos y multiplique panes.
Mis panes y mis peces, multiplique.



*De Amelia Arellano. amelia.arellano01@yahoo.com.ar
(*)Los romanos comparaban la envidia con la anguila pues estaban en la creencia que este pez tiene envidia a los delfines.






*


Era mi voz
-aquella voz que tuve
cuando dios cabía en mi mano-,
la que nombró
los signos olvidados
mientras el mundo
se caía,
se hacía pedazos.
Era la inocencia
que perdí en el laberinto.
Era mi voz,
con el alma de rodillas,
buscando
a ciegas
en mi fe deshabitada.


*De MARIANA FINOCHIETTO.








CELAJE*


De sus propias herrumbres reo,
ruge o se queja por su muerte:
sabe que no son los barrotes
los que hoy le duelen.
Francisco José Cruz


En la punta del cristal desnuda y primitiva savia
cabellera de nísperos niños derramados en silencio
aurora empapada de blancuras desde el hondo cielo.

Gajo de luces matinales sobre el trigo
una casa de flores, fragancias inhaladas por los huesos
el ángel de pan y sus paseos en bicicleta.

Sendero quebrado incendiado con el tiempo
la noche incrustada con sus llaves en las lámparas
derrumbe del alba, de puertas, de sueños.

El cigarrillo encendido pisando espaldas congénitas.
Oculta la soga en la lengua repleta de sangre.
Un labio muerto sepultado en el filo de la mesa.

Recobrar el violento celaje, ebrio de amarguras
transformarlo en una estrella oculta bajo la nieve.
Regresar a la niñez, efímera heredad.



*De Natalia Lara. cpc.larag@hotmail.com









Desayuno en sueños*


*Horacio C. Rossi
(1953/2008)
(Escrito en su cuaderno de apuntes el último día que escribió.)
Mayo 2008



Estoy hombreando hondo.

Y soñé como que había escrito.

Prolijo. Encuadernado con cuero.

para nunca más.

Como que esa “oscuridad” se fue.


Realmente, cosa de sueño

pero indicando turno cumplido

tarea hecha.

Cabeza fregada

a chorro de algo que lava

nutriendo luz.

Es como una claridad blanca

una claridad limpia

frotada a paño – repasado digamos.

Y escribo, escribo

en la cocina de mi hermana

sonriendo.




***

*El 4 de octubre era el cumpleaños de Horacio C. Rossi, los textos incluidos en esta edición de Inventiva Social son parte de la antología realizada por Oscar Ángel Agú con obra de siete autores santafesinos: Gastón Gori, Hugo Mandón, Beatriz Vallejos, Elda Massoni, Adriana Díaz Crosta, Oreste Abbiate y Horacio C. Rossi.




***


INVENTREN
Próximas estaciones:

J.J. ALMEYRA.
-Por Ferrocarril Midland-


GOBERNADOR ORTIZ DE ROZAS
-Por Ferrocarril Provincial-

-Colaboraciones a inventivasocial@yahoo.com.ar

Al salir de la Estación de empalme Ingeniero de Madrid, el Inventren sigue un doble recorrido por vías del ferrocarril Midland con destino a Puente Alsina, y por vías del ferrocarril provincial con destino a La Plata.

-las estaciones por venir en el ferrocarril Midland:
INGENIERO WILLIAMS.
GONZÁLEZ RISOS.  PARADA KM 79.  ENRIQUE FYNN.
PLOMER.   KM. 55.   ELÍAS ROMERO. 
KM. 38. MARINOS DEL CRUCERO GENERAL BELGRANO.
LIBERTAD.  MERLO GÓMEZ.   RAFAEL CASTILLO.
ISIDRO CASANOVA.  JUSTO VILLEGAS.  JOSÉ INGENIEROS.
MARÍA SÁNCHEZ DE MENDEVILLE.  ALDO BONZI.
KM 12.  LA SALADA.  INGENIERO BUDGE.
 VILLA FIORITO. VILLA CARAZA.  VILLA DIAMANTE.
 PUENTE ALSINA.  INTERCAMBIO MIDLAND.

-las estaciones por venir en el ferrocarril  Provincial:

 JOSE RAMÓN SOJO.  ÁLVAREZ DE TOLEDO.    POLVAREDAS.
JUAN ATUCHA.   JUAN TRONCONI.    CARLOS BEGUERIE.
FUNKE.   LOS EUCALIPTOS.     FRANCISCO A. BERRA.
ESTACIÓN GOYENECHE.    GOBERNADOR UDAONDO.   LOMA VERDE.
 ESTACIÓN SAMBOROMBÓN.   GOBERNADOR DE SAN JUAN RUPERTO GODOY.
GOBERNADOR OBLIGADO.   ESTACIÓN DOYHENARD.   ESTACIÓN GÓMEZ DE LA VEGA.
 D. SÁEZ.    J. R. MORENO.     EMPALME ETCHEVERRY.
ESTACIÓN ÁNGEL ETCHEVERRY.  LISANDRO OLMOS.  INGENIERO VILLANUEVA.
ARANA. GOBERNADOR GARCIA.  LA PLATA.



InventivaSocial
Plaza virtual de escritura
Para compartir escritos dirigirse a: inventivasocial@yahoo.com.ar



No comments: