Thursday, June 04, 2009

IMAGINACIÓN DE SHAMBORAK, KEBBE Y PIEDRA...


*ILUSTRACIÓN DE RAY RESPALL ROJAS.


Faltan piedras*




Salíamos a la calle a jugar a fútbol con una piedra como pelota y los agujeros de las alcantarillas como porterías. Con cada gol se perdía una piedra, pero no había problema, en la misma calle encontrábamos fácilmente otra.

Mediante un cordel cualquiera, trenzándolo hábilmente y añadiéndole un trozo de tela, o en su versión de lujo, un pedazo de cuero, construíamos una honda y con otra piedra disfrutábamos dándole a todo aquello que no apuntábamos. Con una rama debidamente pulida con la navaja y machacando con una piedra la varilla de un paraguas hacíamos un arco terrible con el que disparábamos a los enemigos de la otra banda del pueblo.

Estaba claro que nuestra base para construir juguetes eran las piedras. Pero hoy en día las piedras han desaparecido de las calles y los niños deben ingeniárselas con otro tipo de juguetes. No es que no tengan imaginación es que les hemos quitado la materia prima.

Pongamos piedras en las calles y así evitaremos los chats, las aburridas play stations, los robots de tercera generación y los aburrimientos supinos de nuestros hijos.



*de Joan Mateu. joan@cimat.es





IMAGINACIÓN DE SHAMBORAK, KEBBE Y PIEDRA...







Los vecinos*


No conocíamos a nuestros vecinos ya que nunca habíamos coincidido, seguramente debido a la diferencia en los horarios de trabajo y a que en los días de fiesta no salían de casa.
Sin embargo, sin haberlos visto nunca, conocíamos sus gustos, sus hábitos y sus defectos. Las paredes, tan delgadas en las nuevas construcciones, ayudaban a que oyéramos retazos de conversaciones y ruidos de sus movimientos.
Sabíamos que se acostaban pronto y que se levantaban a las seis de la mañana. Desayunaban té, ya que el "kettle" en que calentaban el agua pitaba a las seis y cuarto. Uno de ellos se lavaba los dientes diariamente y el otro de vez en cuando se olvidaba. Conocíamos sus siestas, sus programas favoritos de televisión y sus aficiones radiofónicas y musicales.

Todo nos indicaba que tenían una existencia gris, con pocas relaciones de amistad y escaso sexo (concretamente los martes alternos a las 9,30 de la noche). En este apartado sabíamos a ciencia cierta que ella se quedaba a medias la mayoría de las veces y que le recriminaba a él por las prisas y su poca resistencia.

Hoy hemos tenido reunión de vecinos y esperábamos encontrar a la parejita en ella. ¡Esa curiosidad por conocer la cara de la gente!. Sin embargo, quien se presentó fue una señora que superaba los 50 años, muy arreglada y con una educación admirable. Se presentó como propietaria del piso y comunicó que lo tenía alquilado por lo que a las reuniones asistiría siempre ella.
Después de las discusiones normales en toda comunidad, se aprobaron las cuentas y se decidió efectuar una derrama para una mejora en el ascensor. La reunión se dio por concluida y al despedirnos, comentamos con la señora, entre otras cosas, lo importante que era al alquilar un piso, tener la suerte de que los inquilinos fueran cumplidores y buena gente.
- ¡Oh!, eso no es problema en mi caso - nos dijo muy tranquila - los inquilinos del piso son mis hijos.



*de Joan Mateu. joan@cimat.es






NOS LOS “REPRESENTADOS”*

-opinión profana-


I

En épocas de dictadura militar muchos ciudadanos argentinos no distinguían cómo se llaman y qué función cumplen las diferentes partes que forman las Fuerzas Armadas, y los distintos y hasta compulsantes o rivalizantes intereses internos que juegan o jugaron cada una de ellas, a saber: Ejército, Marina y Aeronáutica.
A veces ni siquiera se distinguía o se distingue bien la función específica de los militares de la de la policía, la de los gendarmes o la de los agentes de los servicios de inteligencia del Estado.
Tampoco sabe mucha gente nombrar a cada parte de cada cadena o escala de mando castrense, como tampoco sabe mucha gente distinguir bien cómo se llama y qué función cumple cada parte de la jerarquía eclesiástica.
Y aún hoy, con veintiséis años seguidos de democracia, muchos ciudadanos argentinos obligados a votar todavía no distinguen bien las distintas funciones de esa estructura que en conjunto llamamos Gobierno de la Nación Argentina. ¿Por qué?
No comprenden bien de qué partes está hecho el gobierno y cómo y por qué razón funciona cada parte, porque no tuvieron acceso a la educación, a los estudios secundarios, donde otros como yo pudieron en los años sesenta y setenta del siglo pasado tener profesores de Instrucción Cívica o Educación Democrática. Y no pudieron estudiar historia Antigua, Edad Media, y Edad Moderna, Historia institucional argentina e Historia de América. Todo eso los limita mucho en su conciencia y en su razonar y en el poder expresar su ciudadanía plenamente, lo cual para nada significa que los indios aimará no sepan votar en Bolivia o los indios que quedan sobremuriendo en este país no sepan lo que pasó.
Pero acá mucha gente interrogada de golpe por encuestadores, a juzgar por lo que responden, supone que un legislador puede ejercer función ejecutiva y quieren que un candidato a senador o a diputado tome desiciones ejecutivas como si fuera el dueño de una empresa. Hay un solo legislador que puede ejercer y sólo interinamente, el poder ejecutivo y solamente en el caso excepcional de vacante presidencial por fallecimiento o renuncia y es el presidente del Senado. Todos los demás se limitarán en el mejor de los casos a legislar o a discutir ante-proyectos de leyes.
¿Y Por qué la mayoría de la gente opina sin pensar?
¿La mayoría de la gente bajo la dictadura pensaba sin opinar y ahora opina sin pensar?
Si sucede eso es porque no le han enseñado a seguir atentamente y analizar el pensamiento de otro o a pensar y sacar sus propias conclusiones diferentes, y hasta muchas veces a mucha gente en su infancia y adolescencia y juventud la han desalentado cuando intentó expresar un sentimiento íntimo o un pensamiento propio o se han burlado menospreciativamente cuando expresó una duda o un desconocimiento.
Sin embargo es muy importante tener dudas y es muy importante tener conciencia de nuestros desconocimientos, ya que sólo de esa conciencia de no saber vamos después a ponernos en condiciones de preguntar o investigar.
A la gente no la alienta su familia para que investigue porque un saber también es un poder y en el núcleo de la familia, como en la sociedad, hay una disputa profunda sobre el poder. En toda familia sus miembros pelean por el poder o sucumben a la tiranía de otra u otro miembro de su familia.
Por ejemplo, la más importante materia de investigación para una niña o un niño es averiguar cómo nacemos, por qué los novios se abrazan, se acarician, se besan o por qué nuestros padres no se besan. Averiguar si nuestros padres se desean sexualmente y si tienen relaciones sexuales placenteras. Muchas veces se han asustado nuestros abuelos y padres ante esta curiosidad de las niñas y los niños y han desalentado la investigación del tema sexual donde más interesaba, que es en la propia familia.
Inclusive muchas directoras y muchos directores de escuelas y colegios y muchos profesores y muchas maestras en nuestro país todavía hoy se asustan por la curiosidad de los chicos, por miedo a enseñar mal o a no saber responder a las urgentes demandas de educación sexual que manifiestan hoy los niños, los pre-adolescentes y adolescentes.


II

Volviendo al plano político, mucha gente cree hoy que todo el nacionalismo se concentra en un polo, sea en “la oposición” o en “el poder establecido u oficial”. Y por ejemplo, en la circunstancia actual, mucha gente supone que oficialismo es nacionalismo y oposición es neocolonialismo o neoliberalismo o volver a los noventa, a las privatizaciones de la época de Margaret Tatcher y Martínez de Hoz o Cavallo. A ello contribuye un periodismo entongado que chiva al poder ejecutivo cuando toma medidas nacionalizadoras, ( porque el periodismo mercenario vive del dinero que la empresa privada le da para publicidad y para defender los intereses empresariales y sostener diarios, revistas, conferencias, radios, canales de tv, etc)) También contribuyen a ello los pensadores u opinadores oportunistas o referentes mediáticos que por el contrario proponen al actual poder ejecutivo como el lugar de la más pura conciencia nacional por tomar esas medidas.
Para no quedar entrampado en tantos preconceptos o discursos que deliberadamente intentan confundirnos, hay que volver a preguntarse qué entiendo yo por pueblo, qué entiendo por nación y qué entiendo por Estado.
También, para entender mejor las cuestiones legislativas hay que volver a preguntarse y preguntarle a otros qué entiendo o qué entendemos por ley o a qué le llamamos orden.
Y para comprender mejor qué es el Poder Judicial, de qué partes está constituido y cómo funciona, hay que reflexionar sobre qué entiendo yo por justicia, qué entiendo por derecho, qué entiendo por defensa, qué entiendo por acusación y qué entiendo por defensa en cuanto a tribunales y juicios, jueces, camaristas, abogados, etc.
Mucha gente tendría que meterse en la vecinal de su barrio, esa es una foma de aprender algo de política.
Valga, a propósito de que "el pueblo" no gobierna ni delibera sino por medio de sus representantes, preguntarnos:
¿Es lo mismo la gente que el pueblo? ¿Hay dueños de los partidos políticos? ¿Se puede comprar la dirección de un partido político con dinero del narcotráfico? ¿A quiénes votan los curas y obispos y de qué nos sirven sus votos? ¿Votan los genocidas?
¿Son de verdad nuestros representantes o en la práctica del poder representan a otros intereses?
¿El pueblo no gobierna pero los que tienen mucha guita y grandes monopolios gobiernan más que "nuestros gobiernos"?.
¿Somos todos iguales ante la ley? ¿La justicia es la misma para todos? ¿Todos pagamos impuestos?
¿Hasta dónde las empresas privadas llamadas argentinas son realmente de los argentinos? ¿Lo Estatal, es lo público?



III

En los hechos no hay dos polos puros y extremos sino que, dentro del actual poder Ejecutivo argentino, hay funcionarios y funcionarias que hoy son vistos como parte compacta de este gobierno pero en los noventa fueron vistos como parte del gobierno del plan Cavallo y del menemismo neoliberal.
¿Son una cosa o son la otra?
Fueron una cosa y ahora pueden seguir siendo aquello o pueden haber cambiado para adaptarse, para no quedar fuera de carrera, lo cual para el político es la muerte.
En esto hay que distinguir entre lo que se tuvo por verdad establecida en los años setenta de este país de lo que se tuvo por verdad establecida en los años ochenta, y de lo que se tuvo por verdades establecidas en los años noventa y de lo que se tiene por verdades establecidas en estos años de la primera década del siglo XXI.
¿Qué significa la democracia, no en los papeles sino en los hechos, hoy, aquí, entre nosotros y esta clase política a la que les pedimos que se fueran y ninguno se fue?


IV

Algunos o muchos atletas o veletas políticos bien pudieron adaptarse a un estado de cosas oficial en los años cincuenta y a otro estado de cosas establecido en los setenta y luego, mal o bien, pudieron haber cambiado ya en los años noventa y seguir cambiando de verdad o mimetizándose como el camaleón hoy, en estos años. ¿Son oportunistas, forros, acomodaticios?
Sí, todos buscamos oportunidades, todos cambiamos y todos queremos poder y joder. Cuando el poder está todo o casi todo concentrado en manos de un Uriburu o de un Aramburu o de un Onganía, la actividad política descubierta está proscripta, prohibida, suspendida por el estado de sitio que no ofrece garantías constitucionales sino que impone ley marcial, cárcel, fusilamiento o exilio.
Después, en 1973 por ejemplo, cuando el poder político pasa a manos de el ascendido a general Perón, que habilita o prescribe un sindicalismo azopardista, esos camaleones están con la CGT acuerdista.
Y si el poder lo hubiera tenido el sindicalista de los gráficos Raimundo Ongaro, se habrían encolumnado detrás de la CGT de los argentinos.
Cuando el poder lo tiene la Triple A, y masacra a cinco mil personas entre 1974 y 1976, esos sinditruchalistas no confrontan. Y si la Triple A asesina al padre Mujica o a Ortega Peña o a Agustín Tosco, bien que se callan para no perder en el reparto del poder. Y cuando el poder económico y político y armado pasa a mano militar con el golpe del Proceso, son colaboradores, siguen en sus cargos porque pactan con el nuevo gobierno de facto.
Varios gobernadores, intendentes y presidentes comunales radicales y peronistas y demócrata-progresistas siguieron en su cargo colaborando con el gobierno de facto, y no dijeron que ese gobierno de facto era ilegítimo, lo dijeron después.
Y cuando vuelve la democracia y el alfonsinismo se predica opuesto al balbinismo, o al delaruismo,
los camaleones se mimetizan con el ganador, y se acercan y colaboran con esa Renovación y Cambio alfonsinista. Y cuando el poder otorgado por el triunfo electoral de Alfonsín pasa del alfonsinismo a los carapintadas, a Seineldín, a Rico, a Patti, al menemismo, muchos gobernadores, diputados, senadores y otros funcionarios o aspirantes a acceder al poder se vuelven menemistas de la primera o segunda hora. Y cuando el poder joder pasa a Duhalde, y Duhalde deja de ser menemista, los muchachos de arriba para trepar se vuelven duhaldistas. Yo me acuerdo de varios.
Y cuando Duhalde se gasta en el poder, el movimiento inventa su oposición y lo llama kirschnerismo.
Asi es como, aunque muchos no se acuerden, los kirschner fueron vistos como montoneros en los primeros años setenta,
Fueron vistos como solapados o manifiestos isabelista tras la muerte de Perón, o fueron presos vip, o fueron después sumisos prestamistas de dinero en el sur en el Proceso, luderistas o herminioiglesistas en el 83, menemistas en el 88, duhaldistas en el 2001 y kirschneristas en el 2004.
Es lógico que la gente diga: yo ya no entiendo nada, en el cuarto oscuro lo veo todo mezclado.
Si mañana aquí un dinosaurio blindado resucitara y diera un golpe, o las fuerzas armadas norteamericanas o el narcotráfico dieran un golpe, los que hoy se ven como frentekirschneristas para la victoria del poder, pasarían a ser vistos como interlocutores válidos o pactistas, negociadores o acuerdistas o neo-gorilistas, o camellos del mercad negro si no pueden morder más que eso. Porque si no transan, si no negocian, si no pactan mueren o les dejan lugar a que pacten otros, radicales, macristas, neo-socialistas o sojeroexportadores, barrionuevistas, prostitutores, barrabravistas, mafia de la timba o lo que quede, si es que queda torta para tanto arrebato y tan peleado reparto. etc.
¿Está mal que la mayoría de los candidatos y fórmulas ya no tengan programa ni camiseta ni fidelidad?
Para mi sí, eso está mal.
¿Están mal los testimoniales, las listas sábanas o las boletas espejo o el clientelismo?
¿Y está mal que los muchachos no diriman sus luchas internas antes de las elecciones, en vez de venir a presentarse como varios bandos separados cuando cantan la misma marchita que jura que “todos unidos triunfaremos”?
Sí, para mi está mal porque esas peleas son circo trucho para confundir a la ciudadanía bastardeada y una vez que uno de ellos caza la manija, todos quieren ir a compartir los negocios o lo que se va a acabar si nos cansamos y liquidamos y nos vamos o nos liquidan y se van o no se van.
Por último, valga preguntarnos antes de ir o no ir a emitir el voto: ¿Qué significa el mal llamado sufragio universal, no en los papeles sino en los hechos, hoy, aquí, entre nosotros y esta tan cambiante y tan poco creible clase política a la que les pedimos que se fueran y ninguno se fue?



*de Rubén Vedovaldi. rubenvedovaldi@netcoop.com.ar











La guerra*







Y latías tierra.



Y en cada latido parias vida,



la sangre corría loca por los brotes.



El sol se regocijaba planeando calor.



Y las hembras danzaban



los hijos crecían



los machos mutaban en frutos.



Y el mundo nacía.



Pero la guerra sangraba... quemaba... borraba.







*de Elsa. elsahuf@yahoo.com.ar








PESOS PESADOS*



*Por Juan Gelman


El maltrato que algunos maestros propinan en clase a niños minusválidos no es exclusividad de un solo país. Pero difícilmente se encontrará alguno donde una docente de 103 kg arroja al suelo a un púber discapacitado de 58 kg, lo pone cara al piso, se le sienta encima durante 15 minutos y al levantarse comprueba que está muerto. Ocurrió en Killen, Texas, en el año 2002. La maestra se llama Dawn Marie Hamilton y la víctima, Cedric Napoleon, 14 años, afroamericano. Toni Price, su madre adoptiva, aún busca justicia. Ante un panel del Congreso testificó en mayo pasado que en el informe de la autopsia de Cedric el médico a cargo señala: “Nunca había visto algo así, excepto en occisos como consecuencia de un accidente automovilístico” (www.cbsnews.com, 19-5-09). Cedric tenía el pecho destrozado. El está muerto, pero la maestra que lo empujó al otro lado sigue teniendo licencia para “enseñar” en Virginia (www.patriciaebauer.com, 20-5-09).
El informe 09-719T de la Oficina General de Contraloría de EE.UU. (GAO, por sus siglas en inglés) da cuenta de “centenares de acusaciones de casos de abusos y muertes” relacionados con casos de alumnos, incluidos minusválidos, castigados física y/o psicológicamente y/o sometidos a encierros prolongados en alguna habitación, tanto en escuelas públicas como privadas (www.gao.gov, 19-5-09). El informe proporciona algunos ejemplos denunciados: un niño de 7 años agonizante porque el personal docente lo forzó a permanecer durante horas boca abajo; otro de 5 que la maestra ató con cuerdas a un par de sillas causándole fracturas de brazos y abundante flujo sanguíneo nasal; uno de 13 que se ahorcó en el cuarto donde lo habían encerrado.
La GAO testimonió ante la Comisión de Educación y Trabajo de la Cámara de Representantes que “informaciones recientes indican que niños vulnerables son objeto de malos tratos... hay casos documentados de alumnos obligados a permanecer inmóviles en el piso durante horas o con las manos atadas o encerrados en un placard o sometidos a otros actos de violencia”. Una niña autista de 4 años, nacida con parálisis cerebral, fue sujetada a una silla por hacer berrinche: necesitaba ir al baño; un niño de 9 con dificultades para aprender sufrió 75 encierros en seis meses por silbar y agitar las manos en clase. Cabe la pregunta: ¿qué tipo de vocación llevó a estos maestros a ejercer la docencia?
El informe 09-719T señala que diversos malos tratos produjeron al menos 200 muertes de alumnos desde 1990. Quién sabe si no más. Sólo en Pennsylvania fallecieron 50 escolares en el 2008 “como resultado de abusos y negligencias”, señaló la secretaria de Salud Pública del estado, Estelle B. Richman (www.gantdaily.com, 4-5-09). Agregó que el mismo año se produjeron unas 25.000 denuncias de malos tratos en las escuelas, “1600 casos más que en 2007”. No es difícil sacar conclusiones sobre la situación en la materia: el total de la población estudiantil de todos los niveles asciende a poco más de dos millones. La proporción de abusados es ciertamente alta.
El Unicef o Fondo de Naciones Unidas para la Infancia emitió en 2005, con base en sus investigaciones, un informe global sobre la violencia contra niños minusválidos en escuelas, instituciones, el sistema penal y en el trabajo (www.unicef.org, 28-7-05). Las conclusiones son escalofriantes: esos niños corren mayores riesgos de maltrato porque se los percibe como “víctimas fáciles”. Es improbable que se investigue o juzgue a los abusadores y éstos presumen que un pequeño con discapacidades intelectuales o psicosociales siempre se mostrará “confuso”. Pueden ser asesinados “porque los padres los consideran la vergüenza de la familia o porque piensan que ‘estarán mejor’ muertos que minusválidos”. A veces se los esteriliza a la fuerza a los 8 o 9 años de edad. El Unicef formula recomendaciones para prevenir tales atropellos, pero las 33 páginas de su informe estremecen.
La Convención sobre los Derechos del Niño es el tratado de derechos humanos de las Naciones Unidas que cuenta con el mayor número de ratificaciones de los Estados Parte. No parece que surta mucho efecto. En el 2006 fallecieron diez millones de menores de 5 años en todo el planeta, es decir, uno cada 3 segundos. Murieron –y mueren– de hambre, de pobreza, de enfermedades curables, discriminados y explotados, sin protección de los gobiernos (www.unicef.org/sowc06, 14-12-06). Son invisibles.
La mitad de los estados de EE.UU. carece de leyes que amparen a la niñez de abusos y malos tratos. El representante demócrata Lynn Woolsey, que formó parte del panel que escuchó el testimonio de Toni Price, preguntó indignado: “¿Acaso necesitamos leyes contra la tortura en las escuelas?” (www.chron.com, 20-5-09). Tal vez.


*FUENTE: Página/12 jueves 4 de junio 2009
-Enviado para compartir por Ruben Vedovaldi. rubenvedovaldi@netcoop.com.ar






LAS VOCES DEL ESPEJO*



Figuras, rostros,
sonrisas, miradas sin tiempo,
reflejos que nunca más vivirán
preguntas
que se coagulan en el ayer.
Fidelidad de cristal

Incansable repetir
de glorias y profecías,
esperanzas y sonrisas,
que la plata
recrea y devuelve
sin sus almas


Hay distancias
entre las luces y brillos
entre alegrías y miedos.
Las pasiones se fueron
sin dejar el rastro
de sus miradas sin tiempo,
y abandonaron preguntas
que se hicieron reflejos.


*de Héctor Bruno Alvarez. hectorf@amc.com.ar







“El juego de su escritura”*




*Por Julio Pino Miyar. isla_59_1999@yahoo.com
4/6/009
http://juliopinomiyar.blogspot.com


El escritor Luis Miranda, radicado en Fort Lauderdale, Florida, es descendiente del general Francisco de Miranda, el llamado “Precursor”, en la primera mitad del siglo XIX, de la Independencia de América del Sur. Una ilustre figura a la que la memoria histórica y el imaginario latinoamericano han conferido un lugar un tanto ambiguo -anfibológico- en el discurso de la tradición secular.
No existe en nuestras naciones una separación diáfana entre leyenda e historiografía. Por el contrario, casi siempre el gran imaginario continental termina poniéndole cerco a la razón cultural, resignificando los contenidos de la historia y el papel que en ella jugaron las grandes personalidades. La historia individual del Generalísimo es altamente ilustrativa de esta mixtura entre leyenda y fundamentos históricos. Por medio de la historia se trasciende a ese sueño humano de las grandes empresas colectivas -aquellas que desde la Independencia aún abrazan el corazón de América-, aunque por medio de la sexualidad el hombre opone a la claridad histórica su intransferible vocación de animal nocturno, donde la historia misma -devenida en leyenda- se confunde o se deshace. Y la vida del “Precursor” supo unir, de un modo acaso indisoluble, como quien redacta para su tiempo un memorial magnífico, los temas básicos de la existencia: historia y sexualidad…
Por otra parte, sexualidad y escritura se complementan desde los primeros momentos de la cultura universal, en la justa medida en que la palabra escrita es una inscripción indeleble en la que se adosan los males y los bienes del cuerpo y del espíritu. Pero la escritura es, en su condición más original, el baluarte de nuestra memoria histórica. Gracias a su invención fue posible la historia y finiquitaron los tiempos inmemoriales. Sin embargo, la historia de la sexualidad es la memoria más antigua de la escritura y la que nos acompaña siempre en su perenne condición de latido.
Pero, ¿existe, en definitiva, un fundamento filogenético en Luis Alberto Miranda que explique el constante periclitar de la línea de su escritura entre la historia aviesa y una vocación de deseo que se construye siempre en espiral? No puedo saberlo. Lo que sí creo saber es que nuestras relaciones con el pasado -los grandes muertos de la tradición secular- pueden llegar a tener, en ocasiones, un significado trágico. Sin embargo, hay un lado hilarante, ambiguo, cotidiano en la literatura de Miranda que parece salvarlo de todos esos excesos. Lo que parece cumplirse en él es que la historia narrada asume, en ocasiones, un cariz marcadamente exegético, cual un memorial redactado como un parte de batalla, y que el goce sensual de las palabras recompone.
Todo verdadero escritor es un animal anfibológico que medra entre el sueño y la historia; entre el deseo, la vocación de juego y su escritura. Luis Miranda tiene el hábito literario de engendrar significados, de ser un escritor culto en polisemias. Por eso, si partimos del criterio de que el arte es el arte de eludir los énfasis, el autor de Geografía de lo Invisible y otra Narrativa Breve… convierte el énfasis en parte de una muy singular polivalencia narrativa. Y una vez construido ese espacio en el que la escritura revela su vocación de deseo, todo adquiere sentido, cada trama incorpora sus múltiples significados, y lo diverso entonces se cristaliza entre las márgenes del texto.
Hay relatos que son como un acto progresivo de la memoria lúcida que va desgajando metódicamente el objeto del recuerdo hasta dejarlo expuesto a la mirada del lector, sin embargo, hay otros en los que las usuales relaciones de la memoria con la realidad se encuentran bastante particularizadas, pues ahí el recuerdo ha quedado reticulado mediante la exégesis y la ironía. Y si bien es cierto que el escritor tiende a hacer constante gala de los ceremoniales de la escritura, cuando se aproxima a esos curiosos personajes que afloran en sus textos no ignora que sólo lo evocado puede convertirse en sustancia dramática del deseo. Veamos, por un instante, una cita que parece reflejar este curioso juego simbólico que se despliega, cual memoria evanescente, sobre una realidad apenas insinuada:
“Ella sabía que había sido amante de un pintor del siglo XIX especializado en envolver la figura humana de manera irreverente con colores y formas contradictorias, con trazos incompletos de ropajes apenas anunciados por el pincel. A veces la había dibujado con lápices de colores sobre telas remendadas con yeso (…)”
Es como si la realidad se nos presentara como el breve apunte a lápiz de un artista, o como la huella que deja en nuestra retina una visión adrede inconclusa: “telas remendadas con yeso; incompletos ropajes…” Haciendo con esto elíptica alusión a una capa de realidad mucho más profunda que quizás se halla debajo del yeso, oculta, cual un palimpsesto, y donde subyace una forma desconocida; una historia aún no contada. Pienso además que una cita, como la antes transcrita, pone en evidencia la existencia de un arte concomitante a la literatura, y que el narrador convierte en porción del tejido formal de su obra: La pintura.
Pocos títulos guardan una relación tan estrecha con su contenido como Geografía de lo Invisible… el cual señala hacia los espacios en blanco de una narrativa, lo esencialmente omitido de una escritura. ¿Qué es lo omitido? ¿El alegre vodevil donde se exhiben las carnaciones más insólitas en una Bogotá de ficción? ¿Lo no dicho en el texto, pero que habita borgianamente en sus intersticios? ¿Su inusual vocación de juego?
Para abundar en lo que digo, Luis Miranda nos da en el singular cuento del Sofómano…, su versión erótica del palimpsesto, como si le propusiera al lector un hilarante y heterónimo diccionario del deseo: “Debajo de la falda; Alzar las faldas; Levantar cualquier cosa para descubrir otra.”
No obstante, el autor parece construir su literatura como un ejercicio fabulatorio. Y digo fábula en su acepción más original: como fue entendida desde los tiempos clásicos de Esopo, o del francés La Fontaine; una parábola moral. Se hace realmente paradójica esta disposición moralizante, pero es que el discurso narrativo posee dos niveles de significación, el primero, esencialmente expositivo, suele estructurar el relato como una historia convenientemente dotada de una solución predeterminada; mientras el segundo, se desliza en silencio, en su inalterable condición de latencia, por debajo del discurso narrativo; es lo “inesperado” que pudiera encontrarse debajo de una falda y viene a configurar el lado insólito, reticente, obscuro de una literatura. Para eso elabora no sólo nuevas palabras, sino nuevos significados para palabras que no existen, más que se agrupan como preciados y hedonistas objetos, en el círculo joyciano del deseo.
Si la literatura en James Joyce es el resultado de una previa cosmovisión cultural que convierte a sus protagonistas en piezas involuntarias de un mecanismo abstracto y universal, las fábulas de Miranda, aunque nos remiten al orden inmediato de los acontecimientos, padecen de la misma alergia ante la historia y el decursar indiferenciado de los días, y se proponen, como respuesta, una curiosa voluntad de desciframiento ante el orden esencialmente difuso de la vida:
“(…) sentí que podía empezar a descifrar el jeroglífico de lo que la realidad circundante quiere comunicarme, sentí que podía escuchar los mensajes secretos del lado oscuro de la luna, lo elemental de las plantas, el comerciante que vuela entre la arenilla de la playa, la sombra algodonosa de las nubes…”
Estimo que en la petición de tratar de acercarnos a estas narraciones como si fueran un sólo corpus -un sólo texto- es decir, partiendo de su condición más radical de simple escritura, pudiera sustentarse la perentoria singularidad de una interpretación como esta. Miranda construye con sus palabras una visión específica del mundo y un modo en particular de entender la literatura… la narrativa para él es ese lugar común donde transcurre todo, y donde, incluso, eros y conocimiento suelen aparecer como entidades contrapuestas. -Aunque esto último lo afirmo no sólo por lo leído en sus textos, sino por lo que de él conozco, pero creo ver gravitar inobjetablemente sobre el horizonte especulativo de su literatura.
Historia y sexualidad son, en resumen, entidades permeables que se retroalimentan mutuamente y nutren así nuestro gran imaginario cultural. La escritura, entre tanto, reinscribe, en el cuerpo húmedo y poroso de su más íntima ejecución, los más antiguos y fecundos nexos de la historia y la sexualidad; del deseo y la ensoñación cultural. Hay algo ensoñado en los textos de Luis Miranda. Por vías del sueño él teje y desteje las lunas de su propio maleficio -el asco proverbial, joyciano, de la historia y de la vida-, mientras amplía, con estimable fortuna, el horizonte ficcional donde radica su juego… su juego pertinaz: La vocación de narrar.





Tarea para el hogar*



En una tarde otoñal de un fin de semana. Aburrida, desganada, cansada de mirar la TV.
Comencé a hojear el libro Sexualidad de Alexandra Rampolla. Diosa del espectáculo, famosa por su incursión en el mundo de la tele que presenta con su innata simpatía a los órganos reproductores, creo yo, de espuma de goma amplificados en su tamaño. También exhibe con gran maestría, un conjunto de
juguetes eróticos, indispensables para una mejor producción sensual. Según ella.
En su texto, existen miles de recomendaciones para la satisfacción unipersonal, en pareja y otros más (hum).
Es un libro de autoayuda me dije. Allí leí con mis ojos un tanto prejuiciosos, como explica la ternura, el compartir la intimidad, el erotismo. Recomienda el uso de artefactos manuales, a pila y eléctricos.
Describe las posiciones óptimas de rendimiento, en las cuales, hombres y mujeres, pueden disfrutar con mayor virtud y eficacia. Indica, además, la importancia de sorprender al amante para no caer en la rutina. Para ello, propone el uso de disfraces como el de Caperucita roja, Blanca Nieves, Gatúbela, para las chicas. Y para los muchachos el de Nerón con su lira, Peter Pan, Pulgarcito... Para los sadomasoquistas aconseja el de Drácula, Dr. Frankestein, Dr. Hanniball Lexter y Anaconda, entre otros.
En su información general, sugiere el uso de aceites aromáticos, ideales para masajes relajantes con esencias de lavanda, vainilla, coco y chocolate.
Agrega, también, el perfumar el ambiente con sahumerios traídos especialmente de la India. Exclusivos por su aroma vivificante como el incienso, maderas de oriente, jazmín del cabo, patchuli, frutillas, limón, miel, etc. etc .etc.
En sus recetas, recomienda comidas especiales para la ocasión. Con instrucción enciclopédica manifiesta el beneficio de ingerir: langosta chilena, pulpo español, casquiña de ciri (pasta de cangrejo), ciervo
ahumado a la cazadora, shamborak y Kebbe crudo típica comida Armenia. Todas ellas con cualidades afrodisíacas refrendadas en su tratado.

Me sentí tan mal!!! Ese manual resultaba incompleto. Faltaba la famosa cucharita (del latín cucharitum lindun dormirum acurrucadun ), luego de la ingesta del famoso choripan (chacinado de cerdo y carne con perfil alusivo). Acompañado de un tinto Malbec oriundo de Mendoza.

¿Será porque la especialista Alexandra es de Puerto Rico y no conoce nuestras costumbres argentinas?



*De Nora Azul del Rosario Akimenco azulaki@hotmail.com






*

Queridas amigas, apreciados amigos:

Este domingo 7 de junio de 2009 presentaremos en la Radiofabrik Salzburg (107.5 FM), entre las 19:06 y las 20:00 horas (hora de Austria!), en nuestro programa bilingüe Poesía y Música Latinoamericana, música del compositor argentino Jorge Liedermann. Las poesías que leeremos pertenecen a Luisa Futuransky (Argentina) y la música de fondo será de Machu Picchu (Andes).
¡Les deseamos una feliz audición!


ATENCIÓN: El programa Poesía y Música Latinoamericana se puede escuchar online en el sitio www.radiofabrik.at
(Link MP3 Live-Stream. Se requiere el programa Winamp, el cual se puede bajar gratis de internet)!!!! Tengan por favor en cuenta la diferencia horaria con Austria!!!! (Recomendamos usar
http://24timezones.com/ para conocer las diferencias horarias).


REPETICIÓN: La audición del programa Poesía y Música Latinoamericana se repite todos los jueves entre las 10:06 y las 11:00 horas (de Austria!), en la Radiofabrik de Salzburgo!

Freundliche Grüße / Cordial saludo!


YAGE, Verein für lat. Kunst, Wissenschaft und Kultur
www.euroyage.org

Schießstatt-Str. 37 A-5020 Salzburg AUSTRIA
Tel: ++43 662 825067






InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/


Suscribase a la edición cotidiana de inventiva social*
Cuota anual 2009 para lectores y/o escritores: $45 en Argentina.
-10 Euros desde el exterior-
Consultar por suscripciones con difusión de actividades culturales.

*Escribir a Eduardo Francisco Coiro.
inventivasocial@yahoo.com.ar


Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por
Yahoo, enviar un correo en blanco a:
inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar


INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a:
inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar


Para visitar:
www.walkala.priv.at
http://incoiroencias.blogspot.com
http://www.metroflog.com/Lunanoconquistada
http://urbamanias.blogspot.com/
http://remontandosoles.blogspot.com/
http://zonamutante.blogspot.com/
http://www.metroflog.com/Exducere


Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.
Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.
La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor. Inventiva solo recopila y edita para su difusión las colaboraciones literarias que cada autor desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre el escritor y el editor, cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura.

No comments: