Friday, July 24, 2009

AL UNO MISMO QUE CADA QUIEN OLVIDÓ...



-ILUSTRACIÓN DE RAY RESPALL ROJAS.


RIESGO*


esa que siempre ha sido
ruleros y un par de chancletas
esta noche puede ser
la odalisca de los siete velos o
viejos ruleros y un par de viejas
chancletas como siempre


este que siempre es
saco, chaleco y corbata,
celular, portafolio y reloj pulsera
con pasaporte a infarto del miocardio
esta noche puede ser
Tarzán en su liana salvaje,
Alicia en Wonderland,
Gulliver en el país de los enanos o
infarto del miocardio y arrivederchi


ese que insiste en ser
pesada sotana y frío rosario,
misa gris
pálidas confesiones y teneme la vela,
esta noche puede ser
adivinen que
adivinen con quien


este que marca el paso como manda el poder
podría hoy danzar
desnudo y bello en la escollera
entrar en el mar y volver
fresco y feliz
o subordinación y valor,
orden, sistema y odio como siempre


esta noche es una puerta
siempre es la puerta
no a la eternidad
no a la libertad absoluta
no a la gloria;
tal vez no sea esta hora una llave de paso
al amor absoluto, al horror absoluto o la salvación
pero este día esta noche esta tarde
esta mustia mañana de muñones
pueden ser una puerta a uno mismo,
al uno mismo que cada quien olvidó
para que todo siga normal y mal


o un portal a lo otro de los otros,
una salida una entrada a lo otro de las otras;
una ventana de fuego o diamante
un pasillo a otros mundos
o el mismo viejo miasma
temor tumor tumefacta mortaja
angustia rata y rutina somnífera,
olvidado fantasma
negado sueño y despertar perdido



*de Rubén Vedovaldi.





AL UNO MISMO QUE CADA QUIEN OLVIDÓ...





Meditatio*



Una está viva porque se perdona
"no sabe cómo ni por qué
la vida cada día" (1)
está viva
por insistencia, por obcecación
porque amanece y aunque duelen
los huesitos rotos
la piel responde al asombro
de este día
como al de ayer al de mañana
y se abren como corolas
las preguntas.
Una confía
y está bien que confíe
aunque el instinto alerte de seguros
abandonos
de egoísmos en puerta
y soledades en vilo.
Una está viva porque es tan intenso
ver vivir a los hijos
y porque se siente necesaria imprescindible
aunque el mundo bien andar pudiera
sin esta esperanza a trabajo forzado
que es una a toda costa y sin desmayo.


Una cree que cada día será bello
aunque a mitad de la mañana
nada pase más que el tiempo
nada suene más que el deber
y el teléfono urgente
nadie especial llame a la puerta
y la derribe
para entrar a saco en el derroche
de pasión y ternura que es la sangre
de una
tan terca en esto de vivir
y derramarse.



*De Verónica M. Capellino. veroaleph@hotmail.com

(1) parafraseando a Miguel Hernández: "no sé por qué, no sé por qué ni como
me perdono la vida cada día"- Poema: Me sobra el corazón.







OJO POR OJO*




- ¿Es tu primer día?
- Si.
- Estás asustada ¿no?
- Un poco.
Alfredo, cuarentón amable, miraba a la jovencita que esperaba en secretaría con gesto protector.
- No temas, acá nadie se come a nadie, ni ese simio que está en la pecera – agregó señalando el despacho del jefe rodeado de vidrios. – Allí donde lo ves con esa apariencia de gorila listo para el ataque, es inofensivo.
Alicia sonrió tímidamente mientras apretaba una mano contra la otra.
Me llamo Alfredo Ríos, cualquier cosa que necesites llámame.
La joven lo miró alejarse con paso displicente y apoyando al caminar en cada pierna el peso de su cuerpo alto y robusto. Debía medir más de 1,80 y tenía dos enormes manos que le daban a sus brazos la expresión de gran fuerza. Luego miró hacia la “pecera”, el jefe a quien debía entrevistar estaba sentado en su escritorio mirando papeles, tenía el entrecejo fruncido y cara de muy pocos amigos; “es inofensivo”, dijo Ríos, pero ella no pudo evitar que su pulso se acelerara.
La puerta del despacho se abrió, se asomó un empleado y la invitó a pasar.
- ¿Señorita Miranda? – preguntó el jefe con un tono de voz que ella sintió que la incrustaba contra la pared.
- Si.
- Siéntese, por favor. – Y volviéndose hacia el empleado ordenó – Dile a Rosa que venga. ¿Sabe dactilografía, no? Porque eso es lo que necesito.
- Si, señor.
Rosa entró en el despacho después de golpear la puerta, dio la sensación de haber cumplido una orden militar; era bajita, menuda y de ojos negros e inquisidores.
- Rosa, la señorita Miranda trabajará con usted, es dactilógrafa. Solucionado el problema ¿no? Ya no se quejará más porque se le atrasan los expedientes. Indíquele la tarea.
El tono seco del jefe aumentó su incertidumbre, ni siquiera un “por favor”, todo lo dicho era una orden.
- Ven conmigo – dijo Rosa sonriendo que ya se había hecho cargo del pánico de la joven.
Ese primer día ni siquiera fue al baño, no se animó a levantarse de la silla aunque por momentos sentía que se orinaba encima. Dos o tres veces Alfredo pasó junto a su mesa.
- Despacio, nena, te estás suicidando – le dijo la primera vez, la segunda se limitó a guiñarle un ojo.
Los días siguientes no fueron tan duros, sobre todo porque fue disminuyendo su inseguridad y su miedo. Además Ríos con su actitud paternalista la alentaba, le ofrecía un café, le hablaba de sus dos hijos y de las ilusiones que había depositado en ellos. Impresionaba como un muy buen padre y marido y logró que a medida que pasaba el tiempo Alicia Miranda comenzara a sentirse en familia. Rosa también era agradable, le corregía el trabajo sin hacerla sentir mal y le señalaba sus aciertos; así poco a poco todo tomó un buen ritmo.
El tiempo comenzó a pasar rápido, días, meses y hasta años se fueron acumulando mientras Ríos se iba convirtiendo en una especie de padre sustituto a quien la jovencita se animaba a confiarle algunas cosillas privadas. Él escuchaba y aplicaba su criterio certero cuando cabía que hiciera alguna observación; sin darse cuenta Alicia lo fue colocando en un pedestal y se transformaba en una leona furiosa cuando alguno de sus compañeros emitía juicios desfavorables sobre él.
- Me voy al campo, Alicia – le dijo una mañana, - voy a inspeccionar los bienes de un fulano que tiene más plata que los ladrones. ¿Quieres que averigüe si tiene algún hijo soltero?
- Ni se le ocurra. ¡Estoy tan bien sola! Vaya a saber si no me resulta un psicópata.
- ¡Qué exagerada! Todavía quedan tíos buenos en este mundo, no seas tan desconfiada.
A la mañana siguiente cuando ella llegó la oficina era un caos, Ríos había tocado un alambre electrificado, sus manos se habían quemado totalmente y debieron amputárselas. El impacto fue tan fuerte que Alicia se dejó caer en una silla y se puso a llorar.
- ¿Por qué lloras? Son designios de Dios, todo se paga en esta vida – comentó Sebastián con cierta satisfacción.
- ¿Cómo puedes ser tan cruel? – gimió ella entre sollozos.
- ¿Cruel? ¿Sabes lo que hicieron esas manos? Destruyeron vaginas con la picana eléctrica, hicieron que fetos inocentes bailaran un can-can furioso en el vientre materno, bajaron dientes en bocas que se animaron a reclamar ante injusticias.
El rostro de la joven adquirió un intenso color blanco, era incapaz de mover un solo músculo y nadie podía haber explicado cómo seguía aún consciente.
- Ríos fue torturador de la policía durante el gobierno anterior. ¿Imposible creerlo, no? Pues créelo, es la verdad, no éramos muchos los que lo sabíamos y no me animé a romper la imagen que te habías forjado de él. ¡Lo admirabas tanto!
Alicia cerró los ojos, como una película de terror comenzaron a proyectarse en su cerebro las escenas descriptas por Sebastián; mujeres retorciéndose sobre una plancha metálica y emitiendo alaridos que nadie escuchaba. ¿Y los fetos? Él tenía hijos, decía amarlos, cuidaba de ellos. ¿Cómo no tuvo piedad por quienes aún no habían nacido?
- ¡Y me dijo que no fuera desconfiada! – sólo atinó a decir.




*de Emilse Zorzut. zurmy@yahoo.com.ar








FRAGMENTO DE "ALMACEN LAS COLONIAS"
Unas pequeñas rémoras*




*Por Jorge Isaías. jisaias46@yahoo.com.ar


En ocasiones los tiempos fueron altos, libres de suciedades, de manchas flotando como un lento magma oscuro, imperiosos en su presencia, opresivos en su obcecación y permanencia.
Y otra vez fue el canto ronco de los gallos ascendiendo el hueco grisalba de luz evanescente, cuando el pueblo era un gran lagarto dormido sobre el pasto.
Tal vez primero fuera uno, solitario en el desierto del amanecer, cuando el paso del sueño a la vigilia es un hilo tan delgado que se torna irrelevante, luego son dos o tres y luego se vuelve un desconcertante contrapunto ubicuo e incontable que rasga el amanecer como si fuera una tela frágil, invisible como una capa transparente de cebolla.
Cuando aparezca el sol, el canto de los gallos será mero recuerdo, como un sueño que en la vigilia ya olvidamos.
Después empiezan las torcazas, zureando al día caluroso que vendrá; las torcazas que aprovechan ese primer silencio en la hora prima cuando callaron las cigarras y cuando llega el grito cerril, estridente y casi odioso, de la pirincha que corta el aire con su látigo áspero, inesperado en esa lava quieta de aceite que se vierte sobre el pueblo y que empieza a moverse como un inmenso animal que sale de su letargo y se incorpora poniendo sus músculos, de a poco, en movimiento.
El silencio entonces, esa gran caja protectora que en grandes bloques se posa como una mancha, como una campana al abrigo de las estridencias, empezará a crujir de a poco cuando la actividad comience tranquila, rutinaria pero inexorable, inficionando hasta aquel monte de sauces añosos que dan sombra protectora, benéfica, al caminante que se apropia de ella como una bendición nada ritual, nada solemne, tan natural como ese aire y esos pastos que tranquilamente trisca un grupo de vacas pachorrientas.
Lo demás es ya sabido: amor y odio; vida y muerte; celos, envidia y tal vez algunos gestos solidarios, generosos, que la nerviosa vida urbana olvidó para siempre.


*Fuente: Rosario-12
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/subnotas/19447-2313-2009-07-22.html








EN PAZ*



Los restos descansan

No los míos

Tan en guerra están
como yo.


*De Rolando Revagliatti. revadans@yahoo.com.ar








Saga*



Tengo que realizar un trámite y me acuerdo de que en esa repartición trabaja un conocido de otros años, Jorge Angélico Pizarro, delicado poeta, faja de honor de la SADE. Ubico su despacho para que me oriente. En la penumbra y el silencio, rodeado de expedientes, Pizarro tiene algo de minje medieval. Enchufa un calentadorcito eléctrico que está en el piso, junto al escritorio, y me ofrece un té. Le pregunto para cuándo el próximo libro.
-Estoy trabajando, quizá en seis o siete años lo tenga listo.
-Eso se llama tomarse las cosas con calma.
-Soy un funcionario de carrera. Esta es una profesión que favorece a la poesía. Acá se aprende a medir el tiempo con otra vara. Mi próxima obra trata de ese tema. La titulé: "medialuz y mansedumbre". En cierto sentido es mi historia familiar.
-Una saga.
-No sé si sabrá que a mi esposa la conocí acá y que también acá vio la luz nuestra primera hija, ya que el parto se adelantó y nació en la repartición. No tengo duda de que los chicos seguirán la carrera de la familia. al varoncito no necesito comprarle juguetes. Se entretiene con los sellos y los formularios. Le encanta sellar. La nena hace verdaderos bordados con el cosido de los expedientes. Y tiene solamente seis años.
-¿No le preocupa que en algún momento se vuelva a hablar de cesantías, de despidos en masa en las reparticiones públicas?
-Siempre se habló de reformular -Pizarro sonríe con benevolencia-, pero es imposible, nos necesitan, nosotros somos la verdadera sangre del Estado. Existe una raza de engreídos que se van turnando y ostentan un ratito la autoridad conferida por el cargo. Pero los que dominamos la organización somos nosotros. Mi abuelo y mi padre fueron funcionarios, así que entre los tres vimos pasar muchos de civil y de uniforme. Son los vanidosos de turno. Asoman la cabeza un instante, brillan un segundo y luego se eclipsan para siempre. Nosotros en cambio somos sencillos y austeros, y duramos. Somos como los mares que han sido testigos de florecimientos y desapariciones de imperios. Mares siempre iguales a sí mismos, inalterables, tenaces y eternos.
-Medialuz y mansedumbre.
-Así es.
Agradezco el té y pregunto cómo llegar a la oficina donde deberé realizar mi trámite. La oficina está en otra ala del edificio, pero hay una forma de cortar camino y Pizarro me lo explica en versos: "Por el pasillo, ciento catorce pasos hacia la derecha,/ y se topará con una puerta insólitamente estrecha, / detrás lo esperará una escalera algo empinada/ y aquí muévase con cuidado ya que está mal iluminada, / afírmese bien en cada uno de los nueve escalones/ para evitar peligrosos resbalones, / veintiocho pasos lo separan de un balcón/ al que recorrerá hasta subir un único escalón, / gire a la izquierda y si es diligente / llegará a destino en dieciséis pasos solamente".
-Perfecto. Imposible perderme. Pizarro elige un expediente y me lo da.
-Llévelo, así evitará que alguien lo pare y le pregunte qué anda haciendo por los pasillos. Un expediente bajo el brazo es el mejor salvoconducto.
Agradezco, salgo al pasillo y mientras empiezo a contar los primeros 114 pasos me viene a la memoria un párrafo de Conrad, en La línea de sombra: "La atmósfera administrativa es de tal naturaleza que mata todo lo que vive y respira energía humana, y es capaz de apagar la esperanza, como el temor, bajo la supremacía de la tinta y el papel". Me digo que sin duda Conrad es grande, un escritor enorme, aunque tampoco él, como se puede deducir de esta cita, podía sustraerse al peligro de ser injusto de tanto en tanto.



*de Antonio Dal Masetto.
Publicado en el diario Página/12 el 3-1-2003.







Una modesta proposición*



*Por Juan Forn


Difícil pensar en alguien más lejano a Roberto Arlt que el ilustre políglota George Steiner. Allí donde Arlt se sentía un ignorante y un resentido,
Steiner ha adorado siempre su reflejo en el espejo ("Nací en París, me educaron en tres lenguas, estudié en Harvard y Oxford, di clases en Cambridge, Ginebra, Princeton, Yale, la Sorbona, Bolonia, Siena, Berlín, Praga y Copenhague"). Sin embargo, Steiner ha creído toda su vida en la misma ética del esfuerzo que Arlt resumió en la frase: "El futuro será nuestro por prepotencia de trabajo". Steiner es un miembro conspicuo de la tribu de los que sienten que un día sin escribir es un día perdido. Así ha
llegado a los ochenta años. Y ha de andar sintiendo el aliento de la parca muy cerca de su cuello, porque acaba de publicar un libro titulado Los libros que nunca he escrito, donde cuenta, en siete capítulos, lo que habrían sido los siete libros que quiso escribir y no le dio el tiempo, o el conocimiento, o el coraje, para hacerlo.
No juzgo los otros seis, pero puedo dar fe de que uno de esos siete es evidentemente una asignatura pendiente para Steiner. Se trata de "la cuestión educativa". Steiner es un mandarín del mundo del conocimiento: su inteligencia y erudición muchas veces han dejado sin habla a sus lectores.
Otras veces han corrido a la par de su vanidad y exhibicionismo intelectual pero, por encima y por debajo de su divismo, Steiner es un profesor, un gran profesor, un tipo que se ha pasado la vida en el frente educativo. La transmisión del conocimiento es un valor supremo para él. Razón por la cual es un poco imperdonable que en todos estos años haya hecho diagnósticos apocalípticos sobre el estado de la enseñanza, al estilo de otros mandarines de la cultura, pero nunca haya ofrecido el menor aporte constructivo al problema. Ahora, sin embargo, con ochenta años cumplidos y apelando a un astuto dispositivo de camuflaje (contar los libros que no escribirá), Steiner por fin se mete con la cuestión educativa y propone cuatro pautas básicas para una pedagogía alternativa a la actual que, a mí al menos, me parecen tan novedosas que algún defecto han de tener porque, en caso contrario, ya tendrían que estar aplicándola en alguna parte del mundo, al menos como globo de ensayo.
Para empezar, y pese a definirse como un humanista terminal, Steiner cree que es ilusorio seguir añorando, en el proceso educativo, lo que él llama la cultura letrada (en inglés, literacy). La pantalla electrónica se ha convertido en el nuevo espejo del hombre: el rito de pasaje de la ignorancia al saber, hoy, consiste en la alfabetización informática (lo que Steiner llama numeracy). Por alfabetizado, Steiner entiende al egresado de la escuela secundaria con capacidad para estar al tanto y poder responder a los desafíos y a las oportunidades del mundo actual. Casi no hay mecanismo del mundo actual en el que las operaciones matemáticas (que son el abecé de la informática) no desempeñen un papel importante. Sin embargo, para la inmensa mayoría, "la matemática es un repelente misterio o un vago recuerdo de clases escolares pésimamente dadas y gustosamente olvidadas". La pérdida va más allá de lo pragmático: Steiner sostiene que es en el reino de los números donde es más fácil de ver la equivalencia entre verdad y belleza (Leibniz decía que el álgebra "es la música que Dios tararea para sí mismo"). Pero para ello es necesario que la matemática se enseñe "históricamente": es decir, exponiendo la historia intelectual de la mente humana de una solución a otra, incluyendo los fracasos, las frustraciones, las rivalidades, incluso los desafíos que quedan sin develar. "Despertemos al estudiante a la inagotable diversión y provocación de lo no resuelto y habremos abierto de par en par el acceso a los mares del pensamiento", dice Steiner, después de recordarnos la frase de Heidegger: "La ciencia es aburrida porque sólo ofrece respuestas".
A cualquiera que tenga relación con la música le resultará evidente la relación entre ésta y la matemática: la notación musical y los números son las únicas dos lenguas universales que tenemos. Dos personas que no hablan el mismo idioma pueden entenderse a través del pentagrama o las fórmulas
matemáticas. La música, como bien sabemos, no se limita a ofrecer respuestas y por eso logra efectos que a la matemática le están vedados (terapéuticos, por ejemplo). Pero, a diferencia de la matemática, la música no se puede explicar. Salvo quizás a través de la danza, como creían los derviches. O a través de la arquitectura, nos dice Steiner. La arquitectura ha sido definida como música congelada y también como geometría en movimiento. Pero en un terreno concreto también permite enfrentarse a los dilemas cardinales de la vida contemporánea, desde lo económico a lo ecológico. Incluso nos permite dilucidar "qué ideales podemos albergar todavía en materia de justicia social y asistencia sanitaria", dice Steiner. Y así llega al cuarto elemento del sistema de alfabetización que propone: una introducción a la biogenética.
El descubrimiento del genoma promete mutaciones de la condición humana que reformularán la política, el derecho e incluso la ética. Redefinirán la memoria, la identidad, la responsabilidad personal y la expectativa de vida.
"Toda conciencia adulta y responsable necesitará tener acceso, aunque sea a nivel introductorio, a los conceptos de la nueva alquimia. O quedará excluida de todos los debates importantes de nuestra sociedad", dice Steiner. En suma, podría llegar a rescatarse la educación del naufragio en que se encuentra desarrollando un programa de estudios basado en esos cuatro puntos: la matemática, la música, la arquitectura y la ciencia de la vida, enseñadas en lo posible históricamente y desde la primera enseñanza, con la computadora tejiendo las contigüidades entre esos cuatro ámbitos, para que interactúen con la mente, la imaginación y el sentido lúdico de cada alumno (ya que, según Steiner, su proposición garantiza sorprendentes posibilidades de diversión y deleite estético).
Beckett decía que la vida consiste en fracasar, y fracasar de nuevo, y otra vez, tratando de fracasar mejor en cada caso. El sistema educativo actual ha demostrado de sobra ya su ineficacia. ¿No es hora de arriesgarnos a fracasar mejor? ¿Por qué no intentar de una vez que la educación intente hacer lo que
siempre debió: abrir las puertas hacia adentro de cada alumno? Esa es la modesta proposición del profesor Steiner después de toda una vida dedicada a la transmisión del conocimiento.


*Fuente: Pagina/12
http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-128748-2009-07-24.html







Este día necesita un poema*



Este día, reclama la ofrenda
el necesario homenaje de estar vivo.
Este día exige música de latido.
Este día requiere un ramillete de fresias amarillas:
sus soles en campanitas, titilando sobre la mesa
aroma de leños ardiendo, de pan horneándose,
muñecas enredadas entre sábanas y risas,
despertándose.


Este día, reivindica el ocio
Impone treguas al vértigo
Festeja al pensamiento que se desliza
liviano,
plumita sin prisa viajando
bajo un cielo diáfano.
Este día invita a escuchar
la escarcha crujiente
la blanca vibración de su canto de hielo,
a contemplar el mundo
y distinguir lo trascendente
desde sus fragmentos.

Este día exige la salvación de la belleza.



*de Marta Goddio. martagt46@yahoo.com.ar




*

Queridas amigas, apreciados amigos:


Este domingo 26 de julio de 2009 presentaremos en la Radiofabrik Salzburg (107.5 FM), entre las 19:06 y las 20:00 horas (hora de Austria!), en nuestro programa bilingüe Poesía y Música Latinoamericana, música del compositor venezolano Mirtru Escalona-Mijares. Las poesías que leeremos pertenecen a Clara Rebotaro (Argentina) y la música de fondo será de Only Instrumental
(Andes). ¡Les deseamos una feliz audición!


ATENCIÓN: El programa Poesía y Música Latinoamericana se puede escuchar online en el sitio www.radiofabrik.at
(Link MP3 Live-Stream. Se requiere el programa Winamp, el cual se puede bajar gratis de internet)!!!! Tengan por favor en cuenta la diferencia horaria con Austria!!!!
(Recomendamos usar http://24timezones.com/ para conocer las diferencias horarias).


REPETICIÓN: La audición del programa Poesía y Música Latinoamericana se repite todos los jueves entre las 10:06 y las 11:00 horas (de Austria!), en la Radiofabrik de Salzburgo!

Freundliche Grüße / Cordial saludo!

YAGE, Verein für lat. Kunst, Wissenschaft und Kultur.
www.euroyage.org

Schießstatt-Str. 37 A-5020 Salzburg AUSTRIA
Tel: ++43 662 825067





*



Inventren Próxima estación: Rolito.

Colaboraciones a inventivasocial@yahoo.com.ar





*


XICóATL Nr. 88 está ya en internet!


El número 88 de nuestro Magazín Cultural Latinoamericano XICóATL “Estrella Errante”, edición Julio/Septiembre/2009, puede ser ya consultado en nuestra página en internet www.euroyage.org bajo el link:

http://www.euroyage.org/es/xicoatl-88


CONTENIDO:

ENSAYO: Marcos Ana, el Quijote viviente. Cristina Castello.

POEMARIO: Poemas. Marcos Ana.
Poemas. Alfredo Pérez Alencart.
CRÓNICAS: Dos Crónicas sobre Cartagena de Indias. Gustavo Tatis Guerra.

AUSTRIA: Poemas. Peter Blaikner.


La edición impresa de XICóATL # 88 puede ser puede ser solicitada a YAGE por e-mail a la dirección euroyage@utanet.at al precio de 7.- Euros (incl. envío postal).


Cordial saludo,

YAGE, Verein für lat. Kunst, Wissenschaft und Kultur
www.euroyage.org
Schießstatt-Str. 37 A-5020 Salzburg AUSTRIA
Tel: ++43 662 825067





InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/


Suscribase a la edición cotidiana de inventiva social*
Cuota anual 2009 para lectores y/o escritores: $45 en Argentina.
-10 Euros desde el exterior-
Consultar por suscripciones con difusión de actividades culturales.

*Escribir a Eduardo Francisco Coiro.
inventivasocial@yahoo.com.ar


Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por
Yahoo, enviar un correo en blanco a:
inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar


INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a:
inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar


Para visitar:
www.walkala.priv.at
http://incoiroencias.blogspot.com
http://www.metroflog.com/Lunanoconquistada
http://urbamanias.blogspot.com/
http://remontandosoles.blogspot.com/
http://zonamutante.blogspot.com/
http://www.metroflog.com/Exducere


Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.
Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.
La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor. Inventiva solo recopila y edita para su difusión las colaboraciones literarias que cada autor desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre el escritor y el editor, cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura.

No comments: