Thursday, July 16, 2009

LO QUE VINE A BUSCAR NO EXISTE...




Lo que él *



No le enseñaron a denominar sueños
a lo que él tiene

No lo indujeron a persuadirse
de que lo que él tiene
son sueños

No lo guiaron al vocablo

Y por las propias no se autorizó

No claudicará:
está en eso.




*de Rolando Revagliatti. revadans@yahoo.com.ar












LO QUE VINE A BUSCAR NO EXISTE...













LA PECERA*



Los ojos oblicuos destilaban recelo, la recién llegada no era bien recibida, ella pensó que venía a alterar la paz, su paz. El desparpajo con que se movía era augurio de problemas.
La miraba desde su rincón, estática, sin mover un solo músculo, como un púgil antes de iniciar la pelea del siglo. El gran trofeo era él que estaba con candidez flotando sobre una nube de fantasías.
Hasta ese momento la vida había sido tranquila, habían convivido mansamente compartiendo el pan diario, los requiebros, los coqueteos. También ella sabía mover su cuerpo audazmente y seducirlo, entonces los ojos de él se agrandaban para mirarla, para decirle cuánto la deseaba. ¡Y cómo gozaban los acercamientos y esos contactos piel a piel mientras se dejaban estar disfrutando su intimidad!

Ella no necesitaba más para ser feliz.
Pero ahora llegaba “esa”, entraba por la puerta grande, desplegaba sus encantos en ese contorneo rítmico; sus ojos se convertían en dardos dirigidos hacia él y su boca se entreabría sensualmente y se volvía a cerrar ofreciendo un largo beso apasionado.
Él parecía no darse cuenta, estaba quieto pero blando; ella quiso creer que miraba sin ver pero no podía evitar estar a la espera de un signo, una señal que le indicara que ella seguía siendo la preferida. Pero esa señal no llegaba y sus dudas crecían como plantas en tierras recién abonadas.
Esperó el tiempo que su inquietud juzgó indispensable, luego, lentamente se fue colocando entre la recién llegada y él; sin darse cuenta sus movimientos eran sinuosos, sensuales. Estaba compitiendo, quería ensombrecer los encantos de la rival.
De pronto, a través del cristal, se insinuaron dos grandes ojos azules trasparentes de inocencia. Luego surgió una sombra larga y delgada que descendió amenazante y cinco diminutos dedos asieron con firmeza el pequeño cuerpo de él sacándolo de su elemento. Entrecortados resoplidos indicaron su agonía. Ella paralizada sólo atinó a mirar a la recién llegada, sus ojos la acusaron de todo lo que ocurría; sólo ella podía tener la culpa. La otra siguió nadando sensualmente en la pecera, no había perdido nada.





*de EMILSE ZORZUT. zurmy@yahoo.com.ar













RETRATO*



Poco antes de morir, mi padre escribió un cuento titulado "La luz mala". Me lo dio a leer y recuerdo que le hice una crítica despiadada. Me escuchó un poco intimidado porque yo acababa de publicar mi primera novela y unos meses después se murió sin decirme qué debía hacer con su cuento. Desde entonces, cada vez que encuentro esas páginas con su membrete, siento que estoy en deuda con él. Son ocho carillas escritas a máquina y corregidas con una Parker de los años cuarenta. Ya están medio amarillentas y dos por tres se me pierden en el desorden de los papeles. No tienen otro valor que el sentimental y sólo pueden interesarme a mí, que soy su único hijo.
Además del cuento dejó sus herramientas de trabajo: una máquina de escribir que me robaron en los primeros días de este diario, algunos lápices y varias gomas de borrar. Unos días después del entierro cayó por casa un tipo alto, pelirrojo, que me presentó un pagaré con la redonda firma de mi padre. Quería cobrar o llevarse una cámara Rolleiflex que decía haberle vendido en cuotas. En otro tiempo le habían quitado una Leica por falta de pago y también un torno italiano que tenía atado con tres cadenas para que nadie pudiera llevárselo.
Busqué en vano por toda la casa. El manual estaba en un cajón, pero la cámara no apareció. El cobrador quería que se la pagara yo como heredero que era de los bienes y obligaciones de mi padre. Bienes no dejó ninguno, salvo los lápices, las gomas de borrar y la máquina de escribir que después me robaron. No sabía ganar dinero aunque le hubiera gustado tener el suficiente para pagarse unas entradas al Colón y comprarse la Enciclopedia Británica. Le conté todo eso al vendedor, que a cada rato me daba sus condolencias para congraciarse.
Para él una cámara de fotos era algo que se compra y se vende; en cambio mi padre tenía verdadera pasión por lo que él llamaba "objetos animados" y que aquí, por comodidad, yo llamaré chirimbolos. Amaba los autos, los ventiladores, los grabadores magnetofónicos y hasta las pilas de las linternas. Si caían en sus manos, tarde o temprano los desarmaba para comprender su mundo. No podía entender cómo alguna gente manejaba un coche o una licuadora sin antes haberlos deshecho.
Había amado tanto su Rolleiflex que a fines de los años sesenta escribió un memorial de sus andanzas con ella. Ese fue el único antecedente narrativo de "La luz mala" y, como el cuento, es de escaso valor literario. Está escrito a lápiz, en diez hojas de almanaque que abrochó junto a una pila de fotos, y empieza con una frase pretenciosa: "Nada se consigue sin dolor". Después viene una larga tirada que habrá sacado de sus tardías lecturas y al fin se interna en los vericuetos del universo fotográfico. En una ficha verde intenta cultivar el artede la paradoja que fascinaba a Joyce: "Me fue revelado que son buenas aquellas cosas que no obstante están corrompidas y que no podrían corromperse si fueran supremamente buenas o si no fueran buenas".
El cobrador dejó de lado los escritos de mi padre y miró con detenimiento las fotos. Después de todo, lo que él quería era que le pagaran la Rolleiflex. En una de las tomas estoy yo, el pelo cortado al rape y la mirada aburrida. En otra se ve un río encabritado por la tormenta. Llueve y al fondo, en la otra orilla, un jinete huye hacia el bosque. El cielo ha quedado fuera de cuadro aunque se adivina el horizonte oscuro. ¿Quién es el jinete? ¿Por qué mi padre apretó el disparador en el exacto momento de la huida? Nunca lo sabré. son tantas las cosas que ya no sabré que intento leer retazos de su vida en estos textos que conservo y en aquellas fotos que miraba el cobrador.
En "La luz mala" mi padre narra una noche de jóvenes en el Delta. El cuento no tiene mayores pretenciones pero en la nebulosa del relato se adivinan la incertidumbre de Dios y el inconfesable miedo del improvisado narrador. Intuyo al hombre que escribe: busca en su pasado rastros y rostros que proyectará hacia el futuro. Rostros queridos, odiados, caras imaginarias. Toda escritura aspira vanamente a fundar y perdurar. Mi padre persigue al joven que fue allá en el Delta y me deja un misterio repetido: dónde, cuándo, por qué.
A veces salía con la cámara por las calles de Morón. Tomaba paisajes tontos en los que parecía buscar otra cosa, algo que se escapaba como el agua entre los dedos. Un día de hace veinte años fui a visitarlo y lo encontré apenado. Le pregunté si tenía problemas y me dijo que lo había mordido un perro. Así, de sopetón, mientras se paseaba con la cámara. Insistí para que fuéramos al hospital a que le pusieran la vacuna. Recuerdo lo indefenso que parecía. Tenía un enorme tajo en el pantalón y, aunque trataba de mantener un aspecto de dignidad, su orgullo estaba más herido que su pierna. En el memorial escribe, muy orondo: "Perro que ladra también muerde", pero se olvida de mí. Me excluye de su pequeña tragedia. Tomamos un colectivo hasta el hospital y yo le guardé la cámara mientras en la guardia lo hacían retorcer de dolor. Sin embargo, en su testimonio yo no estoy a su lado. Va solo, hombre de pelo en pecho, asumiendo las bofetadas del destino.
Es curioso que necesitemos excluir al otro para engrandecer nuestra módica epopeya. Mi padre se encariñaba con los cachorros igual que a mí se me apegan los gatos. Decía, riendo, que el suyo era un destino de perros. Pamplinas. Puro neorrealismo italiano: tal vez no tenía coraje suficiente o le faltó talento para afrontar lo suyo. Así lo describe: "Una luz mala me perseguía con insistencia, como si Dios me hubiese señalado entre la multitud".
Hay una foto en la que aparecemos sentados en la escalinata del casino de Mar del Plata. Mi padre estaba convencido de que podía ganar porque había desarmado un par de esos chirimbolos que llaman ruletas y creía haberles encontrado la vuelta. Habrá sido allá por el año setenta. Le pidió a un turista que nos tomara la foto y entramos a jugarnos su sueldo y el mío. En un santiamén lo perdió todo. Coronaba números absurdos que, según decía, evocaban lo esencial de su vida. La fecha de casamiento, la caída de Perón y el día que yo nací. Adicionaba o restaba y las fichas se le iban por más que cambiara de color. Yo gané lo suficiente para salvar el viaje y camino de vuelta nos peleamos porque sostenía que en un descuido le había copiado su martingala. Tampoco eso figura en el memorial de la Rolleiflex. Ahí dice que era él quien ganaba y se atreve a arriesgar el seis como su número de la suerte.
El cobrador se aburre de mirar fotos ajenas. Sospecha que antes de partir el difunto ha escondido la cámara para que no se la lleven. Es una idea que yo no descarto, pero ¿qué puedo hacer? Pagar, me dice el tipo alto, pelirrojo. Pagar por él. Ahora no recuerdo cómo me lo saqué de encima esa vez, pero unos días más tarde volvió a tocarle timbre a mi madre que vivía sola. Medio de prepo, con frases de pesadumbre y cuentos leguleyos, se metió en casa y la revisó de cabo a rabo. como no encontró la cámara quiso llevarse la tele pero entonces mi madre lo echó a escobazos.
Por entonces yo ya sospechaba la verdad. Revisé el memorial de la Rolleiflex y en la última página encontré, agarrada con un alfiler, la boleta del banco de préstamos. La había empeñado pocos días antes de caer enfermo. Tantas veces lo acompañé al santuario de los ahorcados, cerca de Plaza de Mayo: dejaba el reloj, el teodolito o la máquina de escribir; a veces todo junto y una gargantilla de mi madre. A fin de mes junté la plata y fui a rescatar la cámara. En un bar de la calle Reconquista, mientras esperaba a un fotógrafo del diario, le eché un vistazo y me di cuenta de que estaba cargada.
No quise tocarla de miedo a que el rollo se velara. Eran las últimas fotos que había tomado pero su memoria estaba demasiado fresca y esas cosas todavía carecían de importancia para mí. El fotógrafo era un vietnamita seriote, que no hablaba ni una palabra de español. Hizo girar una manivela de la Rolleiflex, extrajo la película y me dio a entender que la revelaría en el laboratorio del diario.
Le llevé la cámara a mi madre para que la devolviera y tratara de sacar unos pesos por las cuotas pagadas. Al tiempo, el vietnamita me trajo un sobre con los negativos y una copia de cada foto. Eran cosas banales: un autorretrato en el que mi padre finge leer un grueso volumen de estadísticas y censos; un perro rascándose al sol; la desierta plaza de Versalles. En la última del rollo, algo nubosa y fuera de foco, se distingue un riacho entre la vegetación del Tigre. Ahora que ha pasado tanto tiempo puedo mirarla mejor. Mi padre está sentado en la orilla, con los pies en el agua. Detrás, casi imperceptible, el jinete huye bajo la lluvia.





*de Osvaldo Soriano.

Publicado en la contratapa de Página/12. en octubre de 1993.













EL IMPACIENTE INGLÉS*

(una nota de color)




‘el corazón del hombre es una senda más

áspera que la piedra desnuda….’ (1)



Hace más de diez años, exactamente en marzo de 1997, tuve la oportunidad de deleitarme en el cine con la película ‘El paciente inglés’, acompañada por unos amigos.
Las largas cuadras, ya de frío, hasta el café, fueron silenciosas y también conmovidas. No pude opinar hasta pasado largo rato.
Era y sigue siendo, para mí, mucho más que una película. Incluso mucho más que un tratado de psicología.
Nunca supe si el realizador perseguía esta intención, ya que de sus otras obras ninguna pasó para mí de un entretenimiento.
¿Qué es lo que uno ve cuando ve, no?

Este mapeador de desiertos, una misión tan aparentemente inconcebible. Trazar la morfología del desierto sometido a la intemperie más erosiva imaginable, en mutación permanente y generando una tópica de espejismos desafiantes y adrenales que se confunden con la vida a cada instante. Efímero el instante, como la vida.
Exonerado de un amor que lo ligaba a la vida, otro amor, más cerca de la muerte, lo convida a querer vivir.
Requiere para esa tarea demostrar quién es. Pero descubre que no lo sabe hasta el momento en que debe recurrir a sus más preciosas metáforas para que alguien ‘atrape’ esa nota sublime, persistente, indeleble, que sinfonice con el significado de ese solo sentido íntimo.
Recurre entonces a la expresión más enigmática y compleja de comprender. Al probar una ciruela que aparece en su boca, boca y rostro deformados por el fuego junto a todo su ser y su deseo de vivir, dice: ‘es una ciruela…..muy ciruela…’
Alguien, tan o más destituido del deseo que él mismo, amarra ese significado total, pleno, y lo transforma en todas las metáforas.
Sólo en ese trance que lo devuelve a la vida, él consigue pedir morir. Y esa mujer que lo ha percibido, se hace un regalo para ella: la vida.

Hace apenas unos días, un ser sometido a metamorfosis menos grotesca que la kafkiana, pero tal vez más cruel, murió sin pedirlo, antes de alcanzar su estado óptimo para verse y ser visto como deseaba.
Estimo que no ha habido allí un deseo que supo o quiso entreleer y atrapar esa búsqueda y transformarla en metáfora. Se murió como un boludo, pero que esto no quede escrito. Desentona.
Buscando deshacerse, impaciente, para poder hacerse, impaciente, murió sin ser una cosa ni la otra.
La paciencia del paciente inglés fue quedarse del lado de la vida mientras le era permitida.
La impaciencia del impaciente ¿inglés? buscó en la muerte la plasmación del recuerdo, que es más efímero aún que la vida misma; porque además no estará allí para verlo.
Es como quien fantasea con su velorio para ver quién lo llora. Es inútil.
En nuestra muerte nadie llora. Ya no estamos allí.

Me pregunto, en esta dilación de energía y deseo, que caracteriza a una humanidad aplazada de sí misma en satisfacción: ¿Somos la construcción para estar allí y degustar la resina de la ciruela? O ¿Somos la destrucción que sueña la realización tras la muerte?
Se oye mucho el rumor ‘yo… no sé si lo veré, pero tal vez mis hijos, mis nietos….’
Pues yo, debo se nieta o biznieta de alguien, porque quiero verlo y estar allí cuando suceda, cuando lo hagamos.


(1) Canción ‘Junio’, Jorge Fandermole. Del disco ‘Pequeños Mundos’





*de LUCÍA A. CINQUEPALMI lccnqplm@yahoo.com.ar

















ESTABA CANTADO*



Llegó y dijo, hoy no soy Ernesto soy el pintor loco. Los girasoles que traía parecían irreales por lo desmesurados. Eran como soles abiertos al delirio, ventanas del insomnio. Elegí el más grande de una
belleza casi despavorida. Mi amiga me susurró: -vos siempre enloqueciendo a los hombres -.

Me brillaban los ojos que entraban y salían del mar inabarcable.
El malecón era como el borde de un sueño.
Tiempo después olvidamos la belleza casi subversiva de las flores en la guardia del hospital donde lo dejamos. Me ayudó a sobrellevar la situación, saber que en el neuropsiquiátrico de Cuba lo iban a tratar bien, pero por sobre todo, lo que me decían mis amigas desde siempre," ya vas a encontrar
otro, si vos "volvés locos a los hombres."






*de Cristina Villanueva. libera@arnet.com.ar












Crónicas de viaje







1. Llegar a Ledesma, marzo 2009*






Estoy ya en libertador general san martin
pero es un nombre de fantasia
esto es el ingenio ledesma
hace un calor humedo que voy a intentar explicar en algun otro momento
hay un olor acido permanente en la calle que tiene que ver con el bagaso o algo parecido, que es el fermento de la caña para hacer papel. el olor es nauseabundo.
el pueblo se desarrolla a lo largo de la ruta que vincula el ingenio con el mundo, y no hay un orden conocido, como tipico de la colonia o tipico de lo que fuera, aqui es "tipicamente Ledesma"
me entere que todo el pueblo vive de la fabrica, lo que es bueno por un lado ya que paga quincenalmente siempre, pero para cualquier cosa tenes que pedir permiso, son los dueños de 40 km a la redonda del
ingenio.
el lugar es algo como un pozo entre montañas selvaticas bellisimas y con unas plantas maravillosas y flores de colores intensisimos, como el olor, como la humedad... como los recuerdos de la masacre del
ingenio ledesma en la dictadura.
lo que vine a buscar no existe
con lo que me veo en un problema
veremos si mañana la vida dice otra cosa, sino volvere rapido a casa
beso
to be continue
analau





2. mañaña pegajosa desde el feudo*





pero para recordarme que soy una buena atea, diosito me puso en elcamino de lo imposible una entrevista - imposible tambien- con el ministro de gobierno de la municipalidad de ledesma (le llaman
libertador gral san martin) quien personalmente toma la busqueda ensus manos porque hace mas de diez años que esperan que venga unjuzgado al pago.
me voy ya de ledesma.
creo que si hubiera nacido aqui estaria desaparecida.
el clima es asfixiante despues de 24 hs y pasada la emocion de la adrenalina que descarga la selva, los olores, los colores y esa mezcla de sensaciones que se tienen al estar bañado en sudor que nunca se
evapora, y que en realidad no se sabe si es propio o adquirido, del cielo o del tipo de al lado.
para aventura tuve suficiente.
rumbo ... no se el avion sale mañana a la tarde desde jujuy
por ahi rumbeo a san salvador
por ahi me desvio un poco
pero el punto es salir de ledesma.
ademas vengo a enterarme a partir de una tosecita que no me deja desde que llegue, que ese badaso o como se llame, ademas del olor nauseabundo, produce un acido que se evapora (con el olor) y que hace
que casi todo el mundo tenga asma, es corrosivo, me mostraron las chapas de los autos (y no es de viejas como yo suponia) sino de corroidas por el acido este que respiramos, entre otras cosas, la viuda de aquel medico desaparecido en la epoca del proceso, denunciaba justamente esto. Lo insalubre del aire que se respira, mientras el ingenio se ufana de haber sido promotor o no se bien que de la declaracion de la zona como biosfera del mundo...
en fin, cuanto mas me quedo , mas me entero y ya con lo que se... se bastante. esto es demasiado intenso para una mujer entrada en años ya :)
necesito menos adrenalina
un poco de cotidianeidad ciudadana y aburrida
aunque me voy con alegria ya que senti que le movi un suspiro a un par de indios bien bonitos :) que a esta altura de la vida y con este calor, no esta tan mal :))
seguramente la civilizacion me permitira terminar el relato con serenidad.
a menos que el libro de sasturain "pagaria por no verte" que me traje de compañero me chape de tal forma que prefiera ininterrumpidamente mantener con el mis suspiros
es todo para este boletin :)
analau







3. En San Salvador*






ya estoy en el camino de la vuelta
en san salvador
disfrutando del maravilloso encanto del anonimato
esto parece chinatouwn por la cantidad de gente
no se si es que las veredas son chicas, si la gente es realmente mucha o el comparar con ledesma, todo es mucho.
cuando llegue al hostel, me siento mas nadie en un hostel que en un hotel, y el sr, me pregunto la profesion dije ama de casa y me sorprendi de lo lindo que es ser ama de casa por un rato.
en fin, que mañana sale mi avion a buenos aires.
ya estuve en la plaza a conocerla
no solo es fea, todo san salvador es feo, sino que esta tomada una esquina los guardacarceles y los policias retirados, otra los maestros secundarios y en otra esquina los del congreso pedagogico...
la verdad es que charle un rato con los que menos conozco para entender un poco mas y despues me dije que ya entiendo demasiadas cosas y los misterios tienen lo suyo, y todos estos conflictos podian
seguir en el misterio para mi.
me meti en la galeria de artesanos que hay a media cuadra, todo frente a la iglesia, ahora si una iglesia como diosito manda-
solo a desangrar una vieja enfermedad que comparto con mi cuñada y es delirar la cabeza con cosas bellas e inutiles que luego nos ponemos en todos lados, pero esta vez. la verdad es que le hice honor a mi
hermanito, comiendo unas empanadas locales, a las que le agregue buen picante y una h2o sabor citrus que es de seven up y no de coca cola :))
y ahora con la panza resarcida de tanta espera me dedico a contarle a la barriada que me desdigo de mis despotriques cotidianos con la puta ciudad de buenos aires y el subterraneo y el obelizco y que amo
colegiales y ser nada ni nadie en buenos aires tiene un encanto tan tan especial que solo cuando se sale de eso es que se puede recordar.
ya se que en ledesma, a falta de cualquier otra fiesta, se celebra el festival del mango. y en caliligua hay una casa, la casa del mango, donde se venden hechos escabeche. digo, porque ni iglesia, ni
virgencita... en fin, algo hay que festejar ya que no la semana santa.
tanto extrañe que voy a comprar algo rico para llevar a la oficina, como para hacerles saber que son soporte del otro lado del mundo.
algo rico para julian, y me voy a disponer a encontrar un buen bar para dejar pasar el dia terminando el libro de sasturain, que se compro mi hermano y me encanto el nombre, entonces aunque no tuve vuelta de sus impresiones, ahora no va a tener mas remedio que darme bola y hablar de etchenique y su pesquisa de muertes con la cana.
bueno, para los que no lo leyeron, es super entretenido.
despues lo comentamos.
beso y sera mañana desde casa a menos que me embole demasiado con tanta paz de muchedumbre que me acerque a otro ciber




*de Analau. analaublejer@gmail.com

http://estaredeviaje.blogspot.com/

"Cada atardecer las recolectoras de estrellas salimos a iluminar la noche"







Correo:







Invitación a la Marcha del Apagón en Ledesma - Jujuy, el 23 de Julio de 2009.*


-QUERIDOS AMIGOS: Un año mas en esta interminable lucha en la búsqueda de Verdad y Justicia, por este medio quiero hacerles llegar la invitaciòn y el afiche de nuestra marcha en un lugar llamado Ledesma, en la provincia de Jujuy, al norte de la República Argentina.

Ruego amplisima difusión del mismo.

Un saludo

Los espero con todo corazòn, para serguir aportando ideas, solidaridad, aprendizaje, y sueño que es posible vivir mejor en esta vida.





*Ricardo Ariel Arédez. raredez@mail.fsoc.uba.ar
Militante de DD.HH.
Ledesma - Jujuy
con lugar de residencia en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
CeL. 0054 11 15 64 72 24 11







MADRES DE DETENIDOS DESAPARECIDOS DEPTO LEDESMA JUJUY

Marcha del apagón del terror. 23/7/2009

Convocamos a la XXIV Jornada de Derechos Humanos del NOA.
En Libertador San Martín (Jujuy)


Día 19/07 -Vigilia en plaza central por la memoria, verdad y justicia.
Proyección de películas, muestra de fotos y lectura de poemas.

Día 21/07 -Taller de gérero dictado por el frente Dario Santillán.

Día 22/07 -Taller de criminalización de la protesta dictado por Pañuelos
en Rebeldía.

Día 23/07 -8.30 hs. Acto en la escuela normal, homenaje a los estudiantes
desaparecidos y a la profesora Lis Amado.

-15.00hs Marcha desde Calilegua a Libertador.

-18.30 hs. Acto cierre en Plaza Central.

-21.00 hs Festival solidario en Plaza Central.


"El camino es difícil, pero con paciencia y perseverancia construiremos una sociedad con justicia para todos" (Agustín Tosco)




*

XICóATL Nr. 88 está ya en internet!


El número 88 de nuestro Magazín Cultural Latinoamericano XICóATL “Estrella Errante”, edición Julio/Septiembre/2009, puede ser ya consultado en nuestra página en internet www.euroyage.org bajo el link:

http://www.euroyage.org/es/xicoatl-88


CONTENIDO:

ENSAYO: Marcos Ana, el Quijote viviente. Cristina Castello.
POEMARIO: Poemas. Marcos Ana.
Poemas. Alfredo Pérez Alencart. CRÓNICAS: Dos Crónicas sobre Cartagena de Indias. Gustavo Tatis Guerra.
AUSTRIA: Poemas. Peter Blaikner.


La edición impresa de XICóATL # 88 puede ser puede ser solicitada a YAGE por e-mail a la dirección euroyage@utanet.at al precio de 7.- Euros (incl. envío postal).


Cordial saludo,

YAGE, Verein für lat. Kunst, Wissenschaft und Kultur
www.euroyage.org
Schießstatt-Str. 37 A-5020 Salzburg AUSTRIA
Tel: ++43 662 825067




*


Poesía y Música Latinoamericana 393


Este domingo 19 de julio de 2009 presentaremos en la Radiofabrik Salzburg (107.5 FM), entre las 19:06 y las 20:00 horas (hora de Austria!), en nuestro programa bilingüe Poesía y Música Latinoamericana, música del compositor español Ángel Arranz. Las poesías que leeremos pertenecen a Manoel Alves Calixto (Brasil) y la música de fondo será de Wayna Picchu (Andes).
¡Les deseamos una feliz audición!


ATENCIÓN: El programa Poesía y Música Latinoamericana se puede escuchar online en el sitio www.radiofabrik.at
(Link MP3 Live-Stream. Se requiere el programa Winamp, el cual se puede bajar gratis de internet)!!!! Tengan por favor en cuenta la diferencia horaria con Austria!!!!
(Recomendamos usar http://24timezones.com/ para conocer las diferencias horarias).



REPETICIÓN: La audición del programa Poesía y Música Latinoamericana se repite todos los jueves entre las 10:06 y las 11:00 horas (de Austria!), en la Radiofabrik de Salzburgo!

Freundliche Grüße / Cordial saludo!


YAGE, Verein für lat. Kunst, Wissenschaft und Kultur.







*



Inventren Próxima estación: Rolito.

Colaboraciones a inventivasocial@yahoo.com.ar



InventivaSocial
"Un invento argentino que se utiliza para escribir"
Plaza virtual de escritura

Para compartir escritos dirigirse a : inventivasocial(arroba)yahoo.com.ar
-por favor enviar en texto sin formato dentro del cuerpo del mail-
Editor responsable: Lic. Eduardo Francisco Coiro.

Blog: http://inventivasocial.blogspot.com/


Suscribase a la edición cotidiana de inventiva social*
Cuota anual 2009 para lectores y/o escritores: $45 en Argentina.
-10 Euros desde el exterior-
Consultar por suscripciones con difusión de actividades culturales.

*Escribir a Eduardo Francisco Coiro.
inventivasocial@yahoo.com.ar


Edición Mensual de Inventiva.
Para recibir mes a mes esta edición gratuita como boletín despachado por
Yahoo, enviar un correo en blanco a:
inventivaedicionmensual-subscribe@gruposyahoo.com.ar


INVENTREN
Un viaje por vías y estaciones abandonadas de Argentina.
Para viajar gratuitamente enviar un mail en blanco a:
inventren-subscribe@gruposyahoo.com.ar


Para visitar:
www.walkala.priv.at
http://incoiroencias.blogspot.com
http://www.metroflog.com/Lunanoconquistada
http://urbamanias.blogspot.com/
http://remontandosoles.blogspot.com/
http://zonamutante.blogspot.com/
http://www.metroflog.com/Exducere


Inventiva Social publica colaboraciones bajo un principio de intercambio: la libertad de escribir y leer a cambio de la libertad de publicar o no cada escrito. los escritos recibidos no tienen fecha cierta de publicación, y se editan bajo ejes temáticos creados por el editor.
Las opiniones firmadas son responsabilidad de los autores y su publicación en Inventiva Social no implica refrendar dichos, datos ni juicios de valor emitidos.
La protección de los derechos de autor, o resguardo del copyrigt de cada obra queda a cargo de cada autor. Inventiva solo recopila y edita para su difusión las colaboraciones literarias que cada autor desea compartir.
Inventiva Social no puede asegurar la originalidad ni autoria de obras recibidas.

Respuesta a preguntas frecuentes

Que es Inventiva Social ?
Una publicación virtual editada con cooperación de escritores y lectores.

Cuales son sus contenidos ?
Inventiva Social relaciona en ediciones cotidianas contenidos literarios y noticias que se publican en los medios de comunicación.

Cuales son los ejes de la propuesta?
Proponer el intercambio sensible desde la literatura.
Sostener la difusión de ideas para pensar sin manipulación.

Es gratuito publicar ?
En inventiva social no se cobra ni se paga por escribir. La publicación de cada escrito es un intercambio de libertades entre el escritor y el editor, cada escritor envia los trabajos que desea compartir sin limitaciones de estilo ni formato.

Cómo se sostiene la actividad de Inventiva Social ?
Sus socios lectores remuneran con el pago de una cuota anual el tiempo de trabajo del editor.

Cómo ayudar a la tarea de Inventiva Social?
Difundiendo boca a boca (o mail a mail ) este espacio de cooperación y sus propuestas de escritura.

No comments: